Cómo las mujeres de países en desarrollo pueden aprovechar el comercio electrónico

Un funcionario introduce datos en el almacén de la empresa de compras en línea Konga en Lagos (Nigeria).
Imagen: REUTERS/Akintunde Akinleye

Por:

  • El comercio electrónico tiene el potencial de establecer condiciones de igualdad económica para las mujeres en los países en desarrollo.
  • El gobierno, el sector privado, los programas de ayuda y la sociedad civil deben unirse para garantizar el acceso digital de las mujeres.
  • Se necesitan acciones tanto en la política como en la base de habilidades.

La diseñadora de moda ugandesa Daphine Kyaligonza vende sus coloridos vestidos, tops y ropa de hombre en varias tiendas que dirige en Kampala. Ahora también vende sus artículos a través de su sitio web a personas de todo el mundo. Pero ella no habría hecho el cambio al comercio electrónico sin mentorización y capacitación.

El comercio solía consistir en el intercambio de bienes por dinero, donde un cliente visitaba físicamente una tienda, elegía entre una variedad de selecciones y pagaba una cantidad específica. Ahora, sin duda alguna, esa presencia física es cada vez más innecesaria con el surgimiento y la creciente consolidación del comercio electrónico, que ofrece más oportunidades para que empresas de todo el mundo, como Kyaligonza, vendan en cualquier momento del día o de la noche.

Para las microempresas y las pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) propiedad de mujeres, especialmente las de los países menos adelantados (PMA), el potencial de beneficio es aún mayor. ¿Por qué motivo? Porque los espacios digitales deberían proporcionar a hombres y mujeres las mismas oportunidades. Asimismo, habida cuenta de las barreras culturales existentes en algunas sociedades que exigen que las mujeres se queden en casa, el comercio electrónico ofrece a las mujeres la libertad de trabajar desde casa mientras amplían su negocio.

¿Cómo pueden las mujeres de los PMA aprovechar esto? ¿Están en condiciones de cosechar los beneficios que ofrece el comercio electrónico? ¿Qué necesitan para tener éxito?

La principal razón entre las mujeres para no usar Internet es la falta de conocimientos
La principal razón entre las mujeres para no usar Internet es la falta de conocimientos
Imagen: Webfoundation.org

 

La brecha de conectividad femenina

Si bien existe un potencial significativo de crecimiento para las empresas electrónicas en los PMA, el entorno de muchos de estos países no es propicio para que estas empresas se desarrollen y prosperen, y esto es especialmente cierto para las MIPYME propiedad de mujeres.

El primer requisito fundamental para un negocio electrónico es el acceso a Internet. Los datos de la UIT demuestran que una de cada siete mujeres en los PMA usa Internet, en comparación con uno de cada cinco hombres. Además, la mayoría de las transacciones de comercio electrónico se realizan por teléfono, y los estudios muestran que todavía hay una brecha en la conectividad femenina. Aunque la conciencia de Internet móvil está creciendo en la mayoría de los mercados, sigue siendo claramente inferior en el caso de las mujeres con respecto a los hombres. Una vez en línea, las mujeres tienen entre un 30 % y un 50 % menos de probabilidades que los hombres de usar Internet para aumentar sus ingresos o participar en la vida pública.

Las MIPYMES en el espacio de comercio electrónico se enfrentan a desafíos básicos de infraestructura como establecer cadenas de suministro funcionales y una logística confiable. Los estudios de preparación para el comercio electrónico realizados por la UNCTAD revelan deficiencias en diversas áreas, como estrategias y políticas para el desarrollo del comercio electrónico, pagos, marcos legales y normativos y acceso a financiación, entre otros. Solo 14 de los 47 PMA tienen legislación para la protección del consumidor en línea. En el caso de las mujeres, estos retos se acentúan debido a las limitaciones que sufren, como el acceso a las finanzas y las habilidades y las barreras culturales.

Para garantizar que nadie se quede atrás en este espacio, los gobiernos, el sector privado, los programas de ayuda para el comercio, como el Marco Integrado Mejorado (MIM) y la sociedad civil, desempeñan funciones complementarias. Es necesario priorizar las siguientes acciones, algunas de ellas aceleradas en vista de la rápida tasa de cambio de la tecnología.

Camboya lidera el camino en política

El espacio político es el ámbito donde se necesita un cambio más importante. Los gobiernos de los PMA deben mejorar y actualizar los marcos legislativos y reglamentarios que abarcan la protección del consumidor, la seguridad privada de las transacciones, las TIC y las infraestructuras de pago. El MIM apoya actualmente a nueve países para llevar a cabo evaluaciones de preparación (eT Ready) para el comercio electrónico, un proceso que permite a los países priorizar las acciones necesarias para aprovechar el potencial del comercio electrónico. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta que apenas el 1 % de toda la ayuda para el comercio se asigna a soluciones TIC.

Camboya fue uno de los primeros países en someterse a una Evaluación de preparación para el comercio electrónico en 2017, y ha estado utilizando el análisis para guiar sus esfuerzos de comercio digital. El Ministerio de Comercio elaboró las recomendaciones de la evaluación y ha trabajado para ajustarlas mejor a las prioridades de los donantes. El estudio sentó las bases de capítulos sobre comercio electrónico y TIC en la Actualización de la Estrategia de Integración Comercial Camboya para 2019-2023 lanzada recientemente. Sobre la base de esto, el MIM está apoyando actualmente a Camboya para desarrollar un ecosistema de comercio electrónico sólido y un mercado gestionado y de propiedad de Camboya. Este apoyo está especialmente dirigido a empresas propiedad de mujeres y MIPYMES provinciales para abordar los obstáculos identificados y hacer crecer sus negocios en línea.

Capacidades para el futuro

La capacidad es crítica para empoderar a las MIPYME a fin de que prosperen en el espacio de comercio electrónico. Las empresarias digitales potenciales en los PMA no pueden poner en marcha las empresas a menos que tengan las capacidades necesarias. ¿Pero qué capacidades necesitan?

Es esencial identificar primero esas necesidades y luego proporcionar la capacitación en consecuencia. El MIM está trabajando no solo para identificar y mejorar las capacidades de los empresarios, sino también para ofrecer a los gobiernos de los PMA lo que necesitan para garantizar que puedan formular y ejecutar políticas que creen un entorno adaptado al comercio electrónico.

En el sur de Asia, el MIM ha unido fuerzas con UNESCAP para desarrollar la capacidad de las mujeres empresarias para unirse a las plataformas de comercio electrónico a fin de impulsar sus exportaciones comerciales y participar en las cadenas de suministro locales, regionales y mundiales. De manera similar, en Gambia, la iniciativa SheTrades del Centro de Comercio Internacional está brindando capacitación individual a empresarios en el sector de la moda, para que puedan dirigirse a clientes internacionales en línea.

El ofrecimiento de oportunidades de coaching y mentorización a los emprendedores para que tengan el conocimiento y la experiencia que necesitan para tener éxito ha permitido a las emprendedoras hacer crecer sus negocios en el espacio digital.

En Uganda, los jóvenes emprendedores de la moda están comercializando sus productos fuera del país a través de redes sociales como Facebook, Instagram y Pinterest. Kyaligonza es una de las personas que recibió mentorización y capacitación, y ha abierto una tienda de ropa virtual además de sus tiendas en Kampala. A su vez, ha transmitido su conocimiento a los jóvenes diseñadores de moda que trabajan con ella, lo que les permite satisfacer la demanda en línea de ropa y telas africanas. En consecuencia, posee clientes internacionales que hacen pedidos virtualmente, pagan directamente a través de sus teléfonos utilizando WorldRemit y otras plataformas y reciben sus productos a través de correos internacionales. Su base de clientes internacionales está creciendo exponencialmente.

El comercio electrónico debe considerarse una de las fuerzas impulsoras del empoderamiento económico de las mujeres. Asegurémonos de posibilitarlo.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/03/como-las-mujeres-de-paises-en-desarrollo-pueden-aprovechar-el-comercio-electronico?fbclid=IwAR1OLrB92DDJI0RJ30Gu_Bb3mTH7H8La0ezCsFs8PNQA0JxpDTRkaVtIac8

México puede ser líder en la Cuarta Revolución Industrial

People look at an app on the new iPhone inside the new Apple Store, before its official opening on September 28, during a media tour in Mexico City, Mexico September 25, 2019. REUTERS/Carlos Jasso - RC120E4B7F60

Imagen: REUTERS/Carlos Jasso – RC120E4B7F60

Por: Karime Kuri Tiscareno

La velocidad y la escala del cambio introducido por la Cuarta Revolución Industrial (4IR) genera cada vez más presión sobre nuestras sociedades, gobiernos y empresas. Pero la presión puede crear diamantes.

Ha llegado el momento de que México inicie un nuevo tipo de crecimiento. Aprovechar las oportunidades que presentan las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial ofrece una oportunidad para que una de las 20 economías más importantes del mundo entre a la siguiente fase de su desarrollo y muestre liderazgo en un mundo en evolución.

En los siguientes 2 años, México será el país líder en América Latina en crecimiento a la inversión en Internet de las cosas, con una tasa compuesta anual del 28.3%. En 2018, el país se sumó a algunas de las naciones tecnológicamente más avanzadas y ambiciosas del mundo, como el Reino Unido, Singapur, China y Francia, al lanzar una estrategia nacional de inteligencia artificial (IA), y la primera en América Latina, para proporcionar recomendaciones para aprovechar esta tecnología e impulsar crecimiento económico y bienestar social.

El mayor activo de México es su gente y su ímpetu de abordar los problemas sociales de manera innovadora. El país puede ser pionero en innovaciones técnicas no solo por contar con el ecosistema Fintech más grande de América Latina, sino también gracias a su crecimiento demográfico, desarrollo en infraestructura, crecimiento de la clase media, contribución de las mujeres a la economía, y una cultura del emprendedor que continúa expandiéndose.

Ciudades como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey están construyendo múltiples start-up hubs que están incubando contribuciones a tecnologías emergentes como automóviles eléctricos, hogares ecológicos inteligentes y dispositivos médicos inteligentes. Desde 2010, el número de nuevas empresas tecnológicas mexicanas se ha triplicado. Los sectores público y privado ya están comenzando a adaptarse a los cambios tecnológicos, como pilotear blockchain para rastrear las ofertas de contratos públicos e implementar tecnologías de ciudades inteligentes para movilidad y calidad del aire.

La inversión de México en fintech y tecnologías emergentes podría cosechar beneficios en los próximos años si el progreso continúa. Las tecnologías de ciudades inteligentes tienen el potencial de mejorar la seguridad de los ciudadanos, disminuir los niveles de contaminación, reducir la congestión y transformar la experiencia de nuestras ciudades. Para avanzar hacia este futuro, se requiere una gran cantidad de datos, el oxígeno de esta Cuarta Revolución Industrial.

Desde su uso para aplicaciones de Inteligencia Artificial y secuenciación de genes, hasta robótica y mejora de rendimientos agrícolas, los datos aumentan de valor cuanto más se comparten. Pero esta oportunidad aún requiere esfuerzos para acelerar nuevas industrias y combatir retos como la protección de la privacidad, el acceso y manejo de datos de forma inclusiva y segura. Si México actúa rápidamente, podría estar a la vanguardia de esta industria de intercambio de datos.

Los cambios disruptivos de la Cuarta Revolución Industrial están remodelando los sistemas públicos y privados y corren el riesgo de dejar atrás a muchos jugadores si no logran mantener el paso. Liderazgo en la Cuarta Revolución Industrial exige a los actores aplicar una combinación inusual de habilidades para movilizar acciones a gran escala. Se necesita la colaboración entre empresas y líderes gubernamentales para identificar conjuntamente las mejores estrategias para acelerar la adopción de tecnologías como la movilidad autónoma y el intercambio de datos de una manera segura, ecológica e inclusiva.

México ya ha comenzado este proceso aumentando la inversión en investigación y desarrollo tecnológico, reformas y políticas dinámicas que promueven una cultura de innovación y han dado como resultado incremento a la inversión en este sector. Sin embargo, el camino hacia la innovación sostenible y responsable es largo.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/02/mexico-puede-ser-lider-en-la-cuarta-revolucion-industrial?fbclid=IwAR0iEWVI6j5CrljuDXzcUpbc3CS5zC5XWim0brlmq0ATyxh8V8GeyEzrMPw

Tres maneras en que la inteligencia artificial cambiará la atención sanitaria hasta 2030

Por: Carla Kriwet

  • En 2030, la inteligencia artificial tendrá acceso a múltiples fuentes de datos para revelar patrones de enfermedad y ayudar a su tratamiento y atención.
  • Los sistemas de atención sanitaria podrán predecir el riesgo de que una persona sufra determinadas enfermedades y proponer medidas preventivas.
  • La inteligencia artificial reducirá los tiempos de espera de los pacientes y mejorará la eficiencia de hospitales y sistemas de salud.

Es un típico día frío de enero de 2030, en el momento álgido de la temporada de gripe. En esta época del año de hace una década, las clínicas y las consultas médicas estarían a rebosar de personas enfermas esperando a que las atendieran; hoy, médicos y pacientes circulan fácilmente por el sistema.

¿Qué ha cambiado? La atención conectada se ha convertido en realidad, tras años de tremenda presión sobre los sistemas de salud mundiales sin suficientes profesionales médicos capacitados para atender a poblaciones que aumentan y envejecen rápidamente y grandes avances en potentes tecnologías como la ciencia de datos y la inteligencia artificial (IA).

 

La inteligencia artificial puede ahora revelar patrones entre ingentes cantidades de datos que son demasiado sutiles o complejos para que los detecte el ser humano. Lo hace agregando información de múltiples fuentes que en 2020 permanecía atrapada en silos, como dispositivos domésticos conectados, historiales médicos y, cada vez más, datos no médicos.

La primera gran consecuencia de ello en 2030 es que los sistemas de salud pueden prestar una atención sanitaria verdaderamente proactiva y predictiva.

1. Atención predictiva basada en la IA

La IA y la analítica predictiva nos ayudan a comprender mejor los diferentes factores de nuestra vida que influyen en nuestra salud: no solo cuándo podríamos enfermar de gripe o qué problemas médicos hemos heredado, sino cosas relacionadas con nuestro lugar de nacimiento, lo que comemos, dónde trabajamos, los niveles de contaminación atmosférica que sufrimos o si tenemos acceso a vivienda segura y una renta estable. Estos son algunos de los factores que la Organización Mundial de la Salud denomina «los determinantes sociales de la salud» (DSS).

En 2030, esto significa que los sistemas de atención sanitaria pueden anticipar si una persona está en riesgo de desarrollar una enfermedad crónica, por ejemplo, y proponer medidas preventivas antes de que empeore. Este proceso ha tenido tanto éxito que las tasas de diabetes, insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedad cardíaca obstructiva crónica (ECOC) —todas ellas muy influenciadas por los DSS— tienden por fin a la baja.

Entender la dimensión del reto sanitario mundial
Imagen: Imagen: Philips

2. Hospitales conectados en red, atención conectada

La atención predictiva va acompañada de otro gran avance relacionado con el lugar donde se presta dicha atención. En 2030, un hospital ya no es un gran edificio que abarca una gran variedad de enfermedades; por el contrario, centra su atención en los enfermos agudos y los tratamientos más complejos, mientras que los casos menos urgentes se observan y tratan a través de centros y ramales más pequeños, como pequeñas clínicas, centros de cirugía ambulatoria, clínicas de especialidades e incluso los propios hogares de los pacientes.

Estos lugares están conectados a una única infraestructura digital. Los puestos de control centralizados analizan los datos clínicos y de localización para observar la oferta y la demanda en la red en tiempo real. Además de utilizar IA para detectar pacientes en riesgo de deterioro, esta red también puede eliminar los cuellos de botella del sistema y velar por que los pacientes sean encaminados a los puntos donde puedan recibir mejor atención y los profesionales sanitarios adonde sean más necesarios.

El pegamento que mantiene unida esta red ya no es la localización. En su lugar, son las experiencias de las personas a las que atiende, lo que nos lleva a la tercera gran diferencia existente en 2030.

3. Mejor experiencia de pacientes y personal

¿Por qué son tan importantes las experiencias? En el caso de los pacientes, ya hace tiempo que los estudios demuestran que la experiencia puede tener consecuencias directas sobre si mejoran o no. En el caso de los médicos, mejorar la experiencia laboral se hizo urgente hace una década, cuando empezaron a registrarse elevados índices de depresión, causada principalmente por el estrés que implica intentar ayudar a demasiados pacientes con recursos demasiado escasos.

En 2030, las redes de atención predictiva basadas en IA ayudan a reducir los tiempos de espera, mejorar los flujos de trabajo del personal y asumir la siempre creciente carga administrativa. Cuanto más se utiliza la IA en la práctica clínica, más médicos confían en ella para aumentar sus conocimientos en ámbitos tales como la cirugía y el diagnóstico.

Al aprender de cada paciente, cada diagnóstico y cada procedimiento, la IA crea experiencias que se adaptan al profesional y al paciente. Esto no solo mejora los resultados en términos de salud, sino que también reduce la escasez de médicos y la incidencia de la depresión en estos profesionales, al tiempo que permite que el sistema sea financieramente sostenible.

Este sistema conectado en red cubre distintas comunidades y se basa en la atención conectada, que une personas, lugares, hardware, software y servicios para crear verdaderas redes de atención que mejoran la salud y el bienestar durante toda la vida.

De vuelta a la realidad

De nuevo en 2020, estamos muy lejos de alcanzar esta visión. La implacable complejidad de la tecnología, la informática y los sistemas de datos siguen dificultando los flujos de trabajo del personal y amenazan la continuidad de la atención en las áreas clínicas en las que se utilizan para ayudar a diagnosticar, tratar, observar y, con suerte, prevenir y curar enfermedades.

No obstante, aprecio claros indicios de que estas tres ideas pueden convertirse un día en realidad. Ya existen sistemas inteligentes capaces de realizar tareas expertas y potenciar las capacidades humanas. Algunos ejemplos incluyen inteligencia artificial capaz de detectar lesiones cancerosas en una imagen, analizar y cuantificar las notas tomadas por los médicos u optimizar el flujo de pacientes en el servicio de urgencias. En los hospitales, la aplicación de la analítica predictiva basada en IA ya está contribuyendo a salvar vidas en las unidades de cuidados intensivos. Fuera de los hospitales, ayuda a identificar determinados grupos de riesgo, de manera que la atención primaria o comunitaria preventiva pueda reducir la necesidad de realizar ingresos hospitalarios.

Pero es un camino largo y complicado que ninguna empresa u organización puede recorrer por sí sola. Yo creo que los gobiernos, los sistemas de salud y las empresas privadas deben continuar trabajando conjuntamente para que los sistemas de IA sean plenamente interoperables y transparentes y evitar sesgos y desigualdades. A medida que continúe la globalización de la atención sanitaria, será urgente adoptar normas internacionales que regulen el uso de los datos personales para la IA.

Tal vez lo más importante sea, en mi opinión, que no debemos olvidar que el mejor uso de la IA es potenciar las capacidades humanas, no sustituirlas. La esencia de la atención conectada no está en la nueva tecnología, sino en las personas: las personas que necesitan cuidados y las personas que trabajan incansablemente para proporcionarnos dichos cuidados a todos nosotros.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/01/tres-maneras-en-que-la-inteligencia-artificial-cambiara-la-atencion-sanitaria-hasta-2030?fbclid=IwAR35wDUpF3_G0sYqaq_ImdkkNQRMZmSasc6YIiyJZr2Da-OiGkSqO8g7_ck

¿Qué es la 5G y qué beneficios traerá al mundo?

An engineer stands under a base station antenna of 5G in Huawei's SG178 multi-probe spherical near-field testing system at its Songshan Lake Manufacturing Center in Dongguan, Guangdong province, China May 30, 2019. Picture taken May 30, 2019. REUTERS/Jason Lee     TPX IMAGES OF THE DAY - RC1B87A91DB0

Imagen: REUTERS/Jason Lee

Por: Javier Arreola-Rosales

La 5G se refiere a la quinta generación de tecnología celular para proveer acceso a banda ancha. Tiene un estándar para incrementar la velocidad y el volumen de información de las redes inalámbricas. Para lograrlo, se basa en un conjunto de microprocesadores con antenas que envían rápidamente paquetes de información entre ellos.

El espectro de la 5G abarca tres categorías principales de frecuencia. De acuerdo con la FCC, los 5G reconocidos y con licencia son:

  • Baja frecuencia: 600 MHz, 800 MHz y 900 MHz
  • Media frecuencia: 2.5 GHz, 3.5 GHz y 3.7-4.2GHz
  • Frecuencia milimétrica (o alta frecuencia): 24 GHz, 28 GHz, 37 GHz, 39 GHz y 47 GHz

De éstas, destaca por su efectividad la frecuencia milimétrica, que tiene gran capacidad para soportar ancho de banda, aunque es más sensible hacia variables externas y obstáculos físicos. Las bajas frecuencias tienen mejor uso en áreas extensas urbanas, concentraciones masivas y zonas rurales.

¿Cómo es diferente a las tecnologías previas?

Con la idea de aumentar la velocidad del procesamiento de datos, cada generación de tecnología móvil ha permitido una mejor señal de conexiones móviles. Además, le ha dado ventajas competitivas a los países que las dominaron, como podemos ver a continuación:

  • 1G (1979-1980s): Fue desarrollada en Japón y permitió la comunicación móvil de voz entre celulares.
  • 2G (1991-2000): Fue desarrollada en Finlandia y permitió la encriptación de mensajes, la habilitación del estándar GSM y el envío de mensajes SMS.
  • 3G (2001-2008): Fue ganada por Japón. Permitió telefonía de voz, acceso móvil a internet, video llamadas y transmisión de TV por celular.
  • 4G (2009-2018): Fue ganada por EE.UU. Permitió telefonía de voz, acceso rápido a internet, servicios de videojuegos, TV de alta definición y 3D, así como videoconferencias de alta resolución.

Desde el desarrollo de la 3G, llegar a la siguiente generación de telefonía celular se convirtió en una carrera multipartita, donde los países que no ganaron se desmoralizaron y perdieron ventajas competitivas para sus industrias de telecomunicaciones.

Beneficios que traerá la 5G a los usuarios

En primer lugar, la 5G tiene una menor latencia que las generaciones anteriores, por lo que los dispositivos se tardarán menos tiempo en ejecutar una orden, además de que tendrían menos intermitencias visibles. En la práctica, las respuestas se verán casi instantáneamente, al grado que esto beneficiará enormemente a la aparición de vehículos autónomos, a aplicaciones de realidades virtual y aumentada sin interrupciones, así como a los dispositivos manejados a distancia como manos robóticas manejando bisturís.

En segundo lugar, los usuarios se verán favorecidos con rapidez, ya que el espectro alcanzará velocidades de entre 10 y 250 veces las actuales. En el caso de velocidades de 20 Gbits por segundo, la tecnología permitirá bajar una película en alta definición en segundos, ver televisión 8K, así como ver hologramas o a aplicaciones de realidad virtual.

La velocidad se verá impulsada por la tecnología full duplex, una serie de circuitos especializados que garantizan que los transmisores y dispositivos envíen y reciban datos en la misma frecuencia, sin interferir unos con otros.

A visitor to the Sydney Botanical Garden's inaugural contribution to the Vivid Sydney light festival takes a picture of the 'Cathedral of Light' during a preview of the annual interactive light installation and projection event around Sydney, Australia May 25, 2016. REUTERS/Jason Reed      TPX IMAGES OF THE DAY      - D1AETGBAZAAA

Imagen: REUTERS/Jason Reed

Anteriormente se mencionaron los microprocesadores con antenas, lo cual lleva al tercer beneficio. Dichos dispositivos, del tamaño de una caja mediana y también conocidos como “células pequeñas”, contienen una tecnología conocida como “múltiple entrada, múltiple salida” —MIMO, por sus siglas en inglés—, que permite que las células trabajen paralelamente entre sí y densifiquen un área que tiene diferentes obstáculos físicos.

Este beneficio no solo abarca la densificación, sino también permite ampliar significativamente la cobertura espacial y el ancho de banda de toda la red inalámbrica, por lo que el cuarto beneficio es la cantidad de dispositivos y sensores conectados simultáneamente. De acuerdo con las especificaciones actuales, la 5G podría soportar unos 20 mil dispositivos conectados en apenas un área equivalente a un campo de fútbol, unas 100 veces la capacidad actual.

Sin embargo, ni esto es tan sorprendente como el cálculo de Cisco, que estima que para 2030 habrá 500 mil millones de dispositivos conectados a una red inalámbrica —unos 66 por cada habitante que hay en la Tierra al día de hoy—.

Los beneficios anteriores se redondean en el valor que traerá la 5G a la economía mundial, ya que creará millones de empleos y, de acuerdo con la Comisión Europea, tendrá ingresos equivalentes a 225 mil millones de euros para 2025, además de crear hasta 114 mil millones de euros en beneficios repartidos en las industrias automotriz, de la salud, de transporte y energía.

Igualmente, así como la 4G permitió la expansión de Facebook y YouTube, la ubicuidad y la nube, así como la aparición de Uber y Didi, la 5G permitirá el desarrollo de toda una nueva fauna de empresas que apenas nos podemos imaginar.

Beneficios de la 5G para la creación de empleo

De acuerdo con Ryan Gorostiza, de Qualcomm, la compañía espera que la 5G cree 22 millones de empleos a nivel mundial solo por construcción y mantenimiento de las redes. Además, en una economía desarrollada, por cada empleo 5G generado por la industria de las telecomunicaciones, se crearían 2.6 empleos en otras industrias por efectos positivos.

Parte del impacto positivo pasará por digitalizar y hasta transformar sectores de la economía que aún siguen offline, por lo que el impacto también podría llegar a ciudades pequeñas. Además, se apuntalarán nuevos trabajos alrededor de las ciudades inteligentes.

Pero quizá lo más interesante es las posibilidades que puede traer la 5G para las minorías. En diferentes sociedades con inequidades socioeconómica o racial, el menor acceso a banda ancha impide un acceso mínimamente equitativo a los menos privilegiados, lo cual les quita oportunidades que les podrían cambiar la vida.

La 5G facilitaría conectar lugares remotos y explotar en mejor forma tanto las aplicaciones remotas como las videoconferencias. En EE.UU., esto beneficiará a la población africo-americana y a los hispanos, mientras que en México ayudaría a desempleados y a los deciles más bajos de la población, incluyendo la indígena.

Beneficios de la 5G en educación

Mucho se ha debatido alrededor de la necesidad de reentrenar a muchos trabajadores dado el avance de la Cuarta Revolución Industrial. La 5G podrá ser parte importante de este readiestramiento dado que, para muchos puestos de trabajo, la capacitación se podría dar a través de cursos en línea, por lo que las personas en comunidades de poca conectividad tendrán acceso a nuevas posibilidades. De esta conectividad también disfrutarán los niños que tenían la “brecha de tarea”, aquella barrera para tener acceso a banda ancha en casa.

Otra faceta que verá un impulso relevante será la educación personalizada, ya que la implementación de tecnologías de Big Data y Machine Learning permitirá que los hallazgos de los análisis se aterricen en aplicaciones puntuales y más integrales, que requieren gran ancho de banda. Por ejemplo, mayor recaudación de datos, lecciones personalizadas y adaptación al estilo de aprendizaje.

Pupils of Berlin's Hausburg European school use a Microsoft Surface multi-touch computer in a digital classroom at the Microsoft stand during a presentation at the CeBIT exhibition centre in Hanover March 1, 2010. The new Microsoft Surface does not require a keyboard and mouse to operate, providing users with a new way of dealing with digital content. The world's largest IT fair CeBIT opens its doors on March 2 and runs through March 6.       REUTERS/Fabrizio Bensch (GERMANY - Tags: SCI TECH BUSINESS) - BM2E63117TS01

Imagen: REUTERS/Fabrizio Bensch

Asimismo, también vendrá una revolución en los dispositivos alrededor de la escuela, que van desde geolocalización en trayectos hacia y durante la estancia en la escuela, dispositivos para mejorar la seguridad, pizarrones interactivos, impresoras en 3D, simulaciones de situaciones, entre otras. Algunos dispositivos ya existen, pero la nueva generación será mucho más precisa, potente y asequible.

Beneficios de la 5G al cuidado de la salud

El principal beneficio que traerá la 5G en esta materia será la disminución de los costos por dispositivo conectado, lo cual incluso podría traer ahorros a las infraestructuras y los sistemas de salud. A este respecto, hay muy altas expectativas sobre la monitorización de las enfermedades crónicas no transmisibles —como diabetes, cardiopatía isquémica, presión alta y otras derivadas de la obesidad— que han elevado exponencialmente los costos de atención.

Nuevamente, los deciles más bajos son los que más las padecen, por lo que el 5G permitirá una monitorización de cara a una prevención más efectiva a través de diagnóstico remoto, fomento de toma de medicamentos, el seguimiento a tratamientos y niveles de la persona, transmisión de datos de la salud, así como la administración de servicios médicos. Muchos de ellos se podrán instalar en casa, lo cual ahorrará vueltas al hospital o a consulta.

Beneficios de la 5G al transporte

La 5G permitirá una revolución a partir de su capacidad para soportar comunicaciones máquina con máquina, vehículo con vehículo y vehículo con infraestructura (M2M, V2V y V2I, respectivamente y por sus siglas en inglés). Esto permitirá no solo tener acceso a internet durante todo un recorrido carretero o dentro de la ciudad, sino que permitirá la proliferación de vehículos autónomos que se comunican entre sí.

Dicha tecnología ha estado por largo tiempo en las noticias y sus implicaciones requieren un análisis aparte, pero en caso de implementarse satisfactoriamente, podría disminuir la congestión de tráfico, aplicar tarifas dinámicas dentro de ciudades, mejorar la movilidad de la población y disminuir los accidentes mortales.

Esto sería benéfico para los sectores populares, que tienen un índice más alto de muerte por atropellamiento, y especialmente, porque la correlación de datos como el PIB per cápita, muertes por polución y la exposición a partículas, muestra que las personas con menores ingresos viven en áreas urbanas con ambientes más contaminados.

Beneficios de la 5G al sector energético

En este sector, el principal beneficio será para las energías limpias a través de redes inteligentes que integren fuentes renovables como solar y eólica. Las dos últimas, altamente dependientes del estado del tiempo, se verán ampliamente beneficiadas para lograr el switcheo dinámico para maximizar la eficiencia, eliminar los picos de explosión de tarifas y potencialmente, bajar los costos para la población. También facilitará la proliferación de una nueva generación de parques eólicos y centrales eléctricas.

Otras aplicaciones en el sector energético incluyen la posibilidad de tener alumbrado inteligente tanto en casas como en la calle, el desarrollo de sensores específicos para atender afectaciones por el cambio climático, la monitorización a distancia de sitios clave para la industria.

Bootcamps de programación: ¿Cuáles son sus resultados y qué futuro tienen en la región?

Por: Juan Carlos Navarro

Los bootcamps de programación han surgido como alternativa eficaz para abordar la escasez de talento digital, creando una industria que en 2018 generó ingresos por US$ 240 millones. ¿Qué son y cuáles son las claves de su éxito? ¿Cuáles son sus resultados y cómo aseguramos su calidad? ¿Los impulsamos desde las políticas públicas? Una nueva publicación del BID explora este fenómeno con una mirada en el contexto latinoamericano. En este blog analizamos los puntos principales.

La economía está en una transición hacia un modo muy diferente de producir y de innovar, fuertemente influenciado por la difusión de tecnologías digitales. De aquí en adelante, todo lo que pueda volverse digital, se volverá.

Las habilidades digitales avanzadas son cada vez más requeridas y ya no están reservadas a las empresas de tecnología. Con la proliferación de plataformas digitales que se encuentran en el corazón del funcionamiento de industrias como el entretenimiento, la banca, el transporte, la construcción e ingeniería e incluso los servicios gubernamentales, los programadores de software/código se han convertido en profesionales altamente demandados. En las economías avanzadas, más de la mitad de estos programadores ya no trabajan en firmas especializadas en tecnología, sino que en las demás industrias.

Estos cambios rápidos se han vuelto en una preocupación generalizada entre los líderes empresariales, quienes indican una escasez de capital humano con las habilidades digitales necesarias para apoyar la transformación digital de las empresas. La difusión acelerada de tecnologías como la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas, el blockchain y los datos masivos agregan más elementos de presión. Esta preocupación ha sido documentada en numerosas encuestas en todo el mundo y América Latina y el Caribe no son una excepción.

bootcamps de programación

Escasez de Talento como Restricción para la Innovación. Datos del Global Innovation Barometer 2018 indican que la gran mayoría de los gerentes de innovación y tecnología de las más grandes corporaciones alrededor del mundo piensan que el talento es la más seria restricción para innovar en cada una de las industrias a las que pertenecen.

 

Bootcamps de programación, aceleradores de habilidades

¿Qué haría usted si pudiese inscribirse en una capacitación intensiva de unas 15 semanas para aprender habilidades digitales avanzadas (lenguajes de programación, nuevas tecnologías), en la que le aseguran que al final del curso va a recibir múltiples ofertas de trabajo con un salario aproximado de 70.000 US$ al año (al menos en el contexto Estados Unidos)? ¿Lo haría? ¿Le recomendaría a sus hijos que lo hagan?

Cada vez más gente está siguiendo ese camino, matriculándose en lo que hoy se conoce como bootcamps, un tipo de capacitación tecnológica que ha surgido con fuerza en la última décadaGeneral AssemblyFlatiron SchoolUdacity o Laboratoria, son solo algunos nombres de proveedores de estas capacitaciones que tal vez le suenen conocidos. Básicamente son programas de entrenamiento intensivo en tecnologías digitales con una duración aproximada de 3 a 6 meses, que están siendo ofrecidos por startups innovadoras del ámbito educativo, ya sea para la actualización y reentrenamiento de trabajadores, o como alternativa o complemento para jóvenes que buscan cursos técnicos y universitarios.

bootcamps de programación

La floreciente industria de los bootcamps ha crecido de unos pocos proveedores en el año 2011 a más de 300 alrededor del mundo en 2018 con ingresos estimados de US$ 240 millones.

 

Fortalezas y desafíos de los bootcamps

No faltan dudas acerca de la calidad de la educación que ofrecen los bootcamps. Se trata de un fenómeno lo suficientemente reciente como para que exista una evaluación en profundidad de su impacto. Pero hay evidencia de resultados que es muy prometedora: sus graduados son muy bien recibidos por los empleadores.

En Estados Unidos, más del 70% de las empresas que los han contratado están satisfechas con el desempeño de los graduados de bootcamps, y están de acuerdo con que su desempeño está a la par de un egresado universitario en ciencias de la computación. El 12% de esas empresas indica que los graduados de bootcamps tienen desempeños superiores inclusive. Y el 99% por ciento afirma que planea seguirlos contratando.

Otro elemento significativo es que, en ausencia de regulación pública, la propria industria ha generado espontáneamente mecanismos de aseguramiento de la calidad: buena parte de los bootcamps se someten a un régimen de rendición de cuentas que se nutre de verificación voluntaria por parte de terceros, y de la membresía en el Consejo de Integridad en los Reportes de Resultados, que desde 2016 publica periódicamente datos de tasas de graduación de los bootcamps, así como de inserción laboral y salarios posteriores.

¿Cuáles son los componentes claves del éxito de los bootcamps?

  • Su agilidad para evolucionar y adaptar los planes de estudio al ritmo y la velocidad con las que las tecnologías digitales están cambiando las necesidades de la industria.
  • La existencia de programas de apoyo para la colocación con empleadores y de becas para promover la participación y graduación de minorías y mujeres.
  • Lejos de ser escuelas en el sentido tradicional, son empresas con un paquete de servicios que incluye, por ejemplo, recursos remediales y de nivelación para los postulantes.
  • La existencia de un riguroso proceso de admisión y la disponibilidad de recursos (usualmente gratuitos) para que los aspirantes puedan nivelarse hace posible que los bootcamps carezcan de prerrequisitos académicos al ingreso.
  • En consecuencia, si bien muchos de los que se inscriben en bootcamps son ingenieros en busca de actualización profesional, una buena proporción de los inscriptos no tienen de antecedentes en programación o en educación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas).

El éxito de la metodología de los bootcamps puede resultar un recurso útil para el sistema de educación formal, incluidas las universidades. Sin embargo, hay una pregunta abierta sobre si su existencia y proliferación pueden ser el presagio de una disrupción mayor de las escuelas técnicas y vocacionales, así como de al menos algunos programas universitarios. Los bootcamps parecen ofrecer lo que los sistemas educativos tradicionales han tenido serias dificultades para hacer: capacitación técnica de alta calidad, actualizada, relevante para el mercado y rentable, respondiendo claramente a las necesidades de la industria y de los individuos.

Además, los bootcamps están reescribiendo las reglas habituales que hicieron de las habilidades y trabajos de alta tecnología un monopolio para ingenieros o matemáticos altamente capacitados, abriendo la posibilidad de una carrera en tecnología a individuos con pocos o ningún antecedente de educación tecnológica.

¿Cómo estamos en la región?

Hasta ahora, los bootcamps tienen una presencia limitada en América Latina y el Caribe (ALC), aunque algunos proveedores están ofreciendo sus cursos en línea en la región. Solo dos bootcamps del Ranking Top 50 elaborado por Switch Up están en la región, con cursos presenciales en Argentina, Brasil, Colombia y México. Al mismo tiempo, existen signos de un creciente interés en promover bootcamps en la región: Un reciente concurso del BID Lab, para apoyar bootcamps en América Latina y el Caribe recibió más de 50 propuestas provenientes de la mayoría de los países de la región.

bootcamps de programación

Bootcamps en América Latina y el Caribe (ALC). La publicación del BID incluye un resumen de proveedores de bootcamps de programación en ALC.  Le Wagon y Ironhack están clasificados como los dos mejores bootcamps internacionales y se encuentran en Argentina, Brasil, Colombia y México.

 

En nuestra reciente publicación sobre este tema, se sugiere que los esfuerzos para transferir la tecnología de capacitación de los bootcamps a firmas e instituciones de países de ALC puede requerir una política pública deliberada que combine financiamiento público y regulaciones, en conjunto con la incorporación del know how de los bootcamps internacionales en alianza con organizaciones locales. Sin dudas, desde el BID es un tema importante en nuestra agenda operativa y de diálogo con los países para impulsar el talento para la innovación y la transformación digital.

bootcamps de programaciónSi queremos que nuestras empresas y economías en general sean protagonistas de la actual revolución digital, pareciera que debemos encontrar formas de corregir la relativa escasez de bootcamps de alta calidad en nuestra región.

Descarga la publicación: La disrupción del talento: Los bootcamps de programación y el futuro de las habilidades digitales

 

 

Fuente:https://blogs.iadb.org/innovacion/es/bootcamps-de-programacion-america-latina-y-el-caribe/

El futuro de las cadenas de bloques: el empoderamiento a través de los datos personales

Por: Vineet Malhotra

article-img

Músicos, poetas y filósofos han pasado vidas enteras preguntándose “¿quién soy yo?”. En un futuro no tan distante, la respuesta a esa pregunta podrá almacenarse en nuestros perfiles personales de cadenas de bloques, especie de “arcas” que contienen los detalles de cada decisión, acción y compra que hemos hecho desde el día en que nacimos. Dígale adiós a su acta de nacimiento, al historial crediticio, al pasaporte, a su currículum y a su historia clínica, y dígale hola al futuro de las cadenas de bloques: su perfil de cadenas de bloques. Su única respuesta a la pregunta “¿quién es usted?” será un registro cronológico, totalmente detallado e inalterable que dirá con más certeza que nunca “este soy yo”.

La tecnología de cadenas de bloques no vivirá en nuestros pensamientos, emociones, sueños o pesadillas, ni capturará los diálogos íntimos que la gente revela en diarios personales o mientras habla con el espejo del baño por la mañana. Sin embargo, la tecnología de cadenas de bloques nunca olvidará el momento en que se rompió el brazo subiéndose a un barandal cuando tenía cinco años, cómo se disparó su ritmo cardíaco cuando conoció a su cónyuge, volcando su bebida, o que pagó un extra por la entrega urgente de un nuevo par de zapatos negros. Esos, los de la boda de su prima.

Quizás, la tecnología de cadenas de bloques no sea el “usted” que los filósofos griegos tenían en mente, pero sí que será el “usted” que ve el resto del mundo; idealmente, con su permiso.

Conozca sus derechos en un mundo digital

Las empresas quieren tener acceso a sus decisiones. La información acerca de por qué elige ir de vacaciones a Vietnam, comer mejillones en su lugar italiano favorito todos los martes por la noche o solo usar un cepillo de cerdas medianas es valiosa para las empresas que desean venderle boletos de avión, mariscos frescos y pasta de dientes (a usted y a la gente como usted). Cada decisión que toma en línea y cada acción que emprende constituyen datos que revelan parte de su personalidad y de sus procesos de pensamiento.

En los últimos años, tanto empresas como legisladores han debatido sobre cuánto acceso deberían tener las empresas a las decisiones personales de un individuo, especialmente acerca de lo que leen, dónde hacen clic y qué compran en línea. Si bien hay fuerzas poderosas que intentan retener el control sobre los datos que los individuos generan al utilizar servicios en línea, los vientos están cambiando y el impulso normativo está comenzando a favorecer al individuo.

En mayo de 2018, la Unión Europea promulgó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que establece firmemente los derechos legales básicos con respecto a la privacidad, propiedad, control, consentimiento y portabilidad de los datos para todos sus ciudadanos, independientemente de dónde vivan.1 En los Estados Unidos, la Ley HIPAA de prácticas de confidencialidad dictamina las normas nacionales para proteger los historiales médicos de los individuos y otra información personal relacionada con la salud2.

Estas normas se implementaron para proteger a los ciudadanos de organizaciones que puedan tratar de usar datos personales para fines distintos a los de su recopilación o para los que el usuario haya dado explícitamente su consentimiento, y proporcionan instrumentos para imponer sanciones considerables a las entidades que violen esas leyes. En una era de transformación digital, es fundamental que las personas aprecien el valor de sus datos personales y el alcance de su derecho a la privacidad.

En venta: Hábitos de sueño y rutinas de ejercicio

Los datos personales ya forman parte de la dinámica de oferta y demanda que mueve a las empresas capitalistas. Los consumidores no solo poseen poder adquisitivo, sino también acceso a los pensamientos y actividades que preceden a las compras particulares, una información que resulta invaluable para las empresas que se valen de estrategias basadas en datos para venderles sus productos y servicios a consumidores específicos.

Antes de la existencia de la tecnología de cadenas de bloques, no era posible tener un registro completo que hiciera un seguimiento de las compras y comportamientos de un individuo dentro del contexto de todas las otras cosas que suceden en su vida. Ahora, en cambio, sí es posible. En la actualidad, la tecnología de cadenas de bloques hace posible que la gente cuente con un perfil inalterable, con detalles inimaginables, que comienza en el día del nacimiento de la persona y se desarrolla a lo largo de su vida entera, registrando todo: desde el momento de la caída del primer diente hasta los nombres de los nietos, así como cada consulta médica, cada pregunta de las tareas escolares, cada clic de su ratón y cada página visitada.

Obviamente, las empresas van a desarrollar innumerables formas de incentivar a la gente para que permita el acceso a sus datos. Con los derechos individuales establecidos como norma legal, los consumidores mantendrán el poder en esta relación y podrán monetizar sus datos rentando el acceso a varios aspectos de sus perfiles de cadenas de bloques, desde sus hábitos de sueño hasta las rutinas de ejercicio. Al otorgar un acceso más amplio, más fuentes de datos se conectarán y se podrán predecir los comportamientos con mayor precisión, lo que aumentará el valor del perfil de un individuo.

En efecto, los individuos podrán autodefinirse como objetivos de mercadotecnia que voluntariamente ofrecen sus perfiles descriptivos integrales a la venta en un mercado digital emergente de datos personales, un desarrollo que alterará radicalmente el negocio de la publicidad, la investigación de datos y el análisis.

Un mundo de 8.500 millones de registros personales

En 2030, se espera que la población mundial alcance los 8.500 millones de personas. Para entonces, la tecnología de cadenas de bloques quizás pueda organizar de manera consistente, confiable y segura los datos de los individuos que constituyan las distintas comunidades y naciones del mundo. Esto hará que las sociedades centradas en la persona se vuelvan técnicamente posibles. En ellas, las acciones y las conductas de los ciudadanos se registrarán digitalmente en su registro personal: un registro inalterable que servirá como única fuente de la verdad para sus experiencias y sensibilidades.

En principio, la gente creará regularmente datos en tiempo real que se agregarán cronológicamente a su perfil colectivo. Estos datos incluirán registros de salud, antecedentes educativos, credenciales profesionales, registros electorales, licencias de conducir, antecedentes penales, estados financieros y cualquier otro aspecto significativo de lo que implica ser una persona. Así, el registro personal podría llegar a convertirse en el registro universalmente aceptado al que se puede vincular toda la información relacionada con la identidad. El perfil completo de cadenas de bloques de un individuo reemplazaría todos los procesos que alguna vez se necesitaron para validar su identidad. Esta mercantilización de los datos personales tendrá un impacto profundo en la forma en que las personas se relacionan con las empresas y entre sí.

¿El hecho de ser responsables de nuestro registro personal (además de saber que los detalles de nuestras vidas estarán registrados para siempre en nuestro perfil de cadenas de bloques) cambiará nuestra manera de comportarnos? ¿Tratar de incrementar el valor de nuestro registro personal se convertirá en una extensión de nuestros intentos por mejorar nuestras propias vidas? ¿O será a la inversa? El auge del registro personal podría cambiar nuestra comprensión colectiva de la propiedad en modos que la raza humana nunca conoció desde que surgiera el concepto de los derechos de propiedad personal.

Los retos del futuro para un mundo de cadenas de bloques

Los grandes avances tecnológicos siempre producen bajas. Con la proliferación de la tecnología de cadenas de bloques y el incremento en el valor de los datos personales, las sociedades corren el riesgo de polarizarse aún más en términos financieros y de clase. Las personas con mayor poder adquisitivo poseen datos que les son inherentes y que resultan muy valiosos para las empresas que venden productos y servicios o, incluso, para instituciones gubernamentales que podrían beneficiarse de su apoyo o influencia financiera. Quienes no tengan dinero o acceso a tecnologías modernas se verán en seria desventaja, a menos que los gobiernos, especialmente los de las economías en crecimiento, implementen normas que protejan a los ciudadanos vulnerables de quedar rezagados. Si bien las tecnologías basadas en cadenas de bloques se volverán más populares, las economías en crecimiento deberán también encontrar cómo integrar a los intermediarios que luchen por no quedar obsoletos.

Por más que el futuro es difícil de predecir y que el cambio siempre genere desafíos, la historia nos enseña que, cuando se genera valor, la tecnología termina por imponerse. El futuro de las cadenas de bloques nos brinda a los seres humanos la oportunidad de entendernos unos a otros, y a nosotros mismos, en formas sin precedentes. Al compartir nuevos conocimientos sobre los comportamientos humanos, las relaciones y las interacciones comerciales, podemos aprender unos de otros y mejorar las condiciones para todos.

Probablemente, los datos de cadenas de bloques demuestren convincentemente a la humanidad hasta qué punto nos parecemos todos. En el futuro, la pregunta más importante que la gente se formulará no será “¿quién soy como persona?”, sino “¿quiénes somos como sociedad?”. La respuesta a esa pregunta puede crear el tipo de civilización que músicos, poetas y filósofos alguna vez soñaron.

Para obtener más información acerca del impacto de la tecnología, lee Mercer Digital’s Blockchain 101 Overview.

1Palmer, Danny. “What Is GDPR? Everything You Need to Know About the New General Data Protection Regulations.” ZDNethttps://www.zdnet.com/article/gdpr-an-executive-guide-to-what-you-need-to-know/.
2
“The HIPAA Privacy Rule.” Office for Civil Rights, https://www.hhs.gov/hipaa/for-professionals/privacy/index.html.

Fuente:https://voice-on-growth.mercer.com/content/mercervog/es/articles/innovation/the-future-of-blockchain-empowerment-through-personal-data.html?ms=y&mkt_tok=eyJpIjoiWkRBNU5tTTNNbVEwTkRjMyIsInQiOiJqdXduZ1ZqRTRXZ2hldkptQnVLZm5Zb0dcL2crYWNxWnJmSzFiNFYxRHV0R256TFllNGtpdHBRZXNiYXpQUzVQU3FpMUVjanBnaDlEOENxcFBzZWY0SEJVZkNRWGdKT01mWWhpMTJSWmNrdndUWW1sMWRWMTZDZlB0VGNGZHYwSjhadEV6T09VVW1oWTI2am9TdUhmNDZRPT0ifQ%3D%3D

Índice de un Internet Inclusivo 2019 vía The Economist

A pesar de que a nivel global la brecha entre quienes tienen acceso a Internet y aquellos que no, continúa reduciéndose, en los países de bajos ingresos hay una marcada desaceleración en la penetración de este servicio, revela el Índice de un Internet Inclusivo 2019 de The Economist Intelligence Unit.

El índice analiza la penetración del Internet a través de cuatro categorías: Disponibilidad, Asequibilidad, Relevancia y Capacidad. Esta edición abarca 100 países que representan el 94% de la población mundial. Además, el estudio también se compone de una encuesta que evalúa las percepciones de 5 mil 69 personas de 99 países sobre el uso del Internet y sus efectos en la vida cotidiana.

Estos son algunos de los hallazgos más relevantes del estudio: 

  • La brecha digital parece estar ampliándose en la parte inferior de la pirámide de ingresos, arriesgándose a revertir el progreso pasado.
  • Las suscripciones de banda ancha móvil están estancadas y los costos de datos móviles en relación con los ingresos han aumentado en casi la mitad de los países en el índice.
  • El Internet se ha convertido en una herramienta crucial para mejorar en el ámbito laboral, pero los emprendedores, los subempleados y las personas en los países de bajos ingresos son especialmente vulnerables a la mala conectividad.

  • Las brechas de género en el acceso a Internet continúan reduciéndose a nivel mundial, lideradas por países de ingresos medios y bajos.
  • Los estándares de accesibilidad web han mejorado a nivel mundial, liderados por países de ingresos medios y bajos.
  • Las preocupaciones sobre la privacidad en línea siguen siendo altas, y en occidente la desconfianza en la información y sitios web de los gobiernos ha disminuido.

 

Los países mejor ubicados en este índice son Suecia, Singapur y Estados Unidos, mientras que los peor calificados son Malaui, Níger y la República Democrática del Congo.

 

Resultados para México:

  • En el Índice de un Internet Inclusivo 2019, México se ubica en el lugar 45 de 100 países analizados.
  • Por categoría, México ocupa el lugar 50 en Disponibilidad, el 56 en Asequibilidad, el 25 en Relevancia y el 19 en Capacidad.
  • A nivel regional, nuestro país está por detrás de Chile (16), Brasil (31), Argentina (33) y Colombia (35).

Fuente:https://imco.org.mx/temas/indice-internet-inclusivo-2019-via-the-economist/?fbclid=IwAR2zwi_EQqPNLoFrEgir9vCUhMkUHvZtCI5LcnAtSFsdyyqCMw45qzxewrw