Cómo las mujeres de países en desarrollo pueden aprovechar el comercio electrónico

Un funcionario introduce datos en el almacén de la empresa de compras en línea Konga en Lagos (Nigeria).
Imagen: REUTERS/Akintunde Akinleye

Por:

  • El comercio electrónico tiene el potencial de establecer condiciones de igualdad económica para las mujeres en los países en desarrollo.
  • El gobierno, el sector privado, los programas de ayuda y la sociedad civil deben unirse para garantizar el acceso digital de las mujeres.
  • Se necesitan acciones tanto en la política como en la base de habilidades.

La diseñadora de moda ugandesa Daphine Kyaligonza vende sus coloridos vestidos, tops y ropa de hombre en varias tiendas que dirige en Kampala. Ahora también vende sus artículos a través de su sitio web a personas de todo el mundo. Pero ella no habría hecho el cambio al comercio electrónico sin mentorización y capacitación.

El comercio solía consistir en el intercambio de bienes por dinero, donde un cliente visitaba físicamente una tienda, elegía entre una variedad de selecciones y pagaba una cantidad específica. Ahora, sin duda alguna, esa presencia física es cada vez más innecesaria con el surgimiento y la creciente consolidación del comercio electrónico, que ofrece más oportunidades para que empresas de todo el mundo, como Kyaligonza, vendan en cualquier momento del día o de la noche.

Para las microempresas y las pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) propiedad de mujeres, especialmente las de los países menos adelantados (PMA), el potencial de beneficio es aún mayor. ¿Por qué motivo? Porque los espacios digitales deberían proporcionar a hombres y mujeres las mismas oportunidades. Asimismo, habida cuenta de las barreras culturales existentes en algunas sociedades que exigen que las mujeres se queden en casa, el comercio electrónico ofrece a las mujeres la libertad de trabajar desde casa mientras amplían su negocio.

¿Cómo pueden las mujeres de los PMA aprovechar esto? ¿Están en condiciones de cosechar los beneficios que ofrece el comercio electrónico? ¿Qué necesitan para tener éxito?

La principal razón entre las mujeres para no usar Internet es la falta de conocimientos
La principal razón entre las mujeres para no usar Internet es la falta de conocimientos
Imagen: Webfoundation.org

 

La brecha de conectividad femenina

Si bien existe un potencial significativo de crecimiento para las empresas electrónicas en los PMA, el entorno de muchos de estos países no es propicio para que estas empresas se desarrollen y prosperen, y esto es especialmente cierto para las MIPYME propiedad de mujeres.

El primer requisito fundamental para un negocio electrónico es el acceso a Internet. Los datos de la UIT demuestran que una de cada siete mujeres en los PMA usa Internet, en comparación con uno de cada cinco hombres. Además, la mayoría de las transacciones de comercio electrónico se realizan por teléfono, y los estudios muestran que todavía hay una brecha en la conectividad femenina. Aunque la conciencia de Internet móvil está creciendo en la mayoría de los mercados, sigue siendo claramente inferior en el caso de las mujeres con respecto a los hombres. Una vez en línea, las mujeres tienen entre un 30 % y un 50 % menos de probabilidades que los hombres de usar Internet para aumentar sus ingresos o participar en la vida pública.

Las MIPYMES en el espacio de comercio electrónico se enfrentan a desafíos básicos de infraestructura como establecer cadenas de suministro funcionales y una logística confiable. Los estudios de preparación para el comercio electrónico realizados por la UNCTAD revelan deficiencias en diversas áreas, como estrategias y políticas para el desarrollo del comercio electrónico, pagos, marcos legales y normativos y acceso a financiación, entre otros. Solo 14 de los 47 PMA tienen legislación para la protección del consumidor en línea. En el caso de las mujeres, estos retos se acentúan debido a las limitaciones que sufren, como el acceso a las finanzas y las habilidades y las barreras culturales.

Para garantizar que nadie se quede atrás en este espacio, los gobiernos, el sector privado, los programas de ayuda para el comercio, como el Marco Integrado Mejorado (MIM) y la sociedad civil, desempeñan funciones complementarias. Es necesario priorizar las siguientes acciones, algunas de ellas aceleradas en vista de la rápida tasa de cambio de la tecnología.

Camboya lidera el camino en política

El espacio político es el ámbito donde se necesita un cambio más importante. Los gobiernos de los PMA deben mejorar y actualizar los marcos legislativos y reglamentarios que abarcan la protección del consumidor, la seguridad privada de las transacciones, las TIC y las infraestructuras de pago. El MIM apoya actualmente a nueve países para llevar a cabo evaluaciones de preparación (eT Ready) para el comercio electrónico, un proceso que permite a los países priorizar las acciones necesarias para aprovechar el potencial del comercio electrónico. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta que apenas el 1 % de toda la ayuda para el comercio se asigna a soluciones TIC.

Camboya fue uno de los primeros países en someterse a una Evaluación de preparación para el comercio electrónico en 2017, y ha estado utilizando el análisis para guiar sus esfuerzos de comercio digital. El Ministerio de Comercio elaboró las recomendaciones de la evaluación y ha trabajado para ajustarlas mejor a las prioridades de los donantes. El estudio sentó las bases de capítulos sobre comercio electrónico y TIC en la Actualización de la Estrategia de Integración Comercial Camboya para 2019-2023 lanzada recientemente. Sobre la base de esto, el MIM está apoyando actualmente a Camboya para desarrollar un ecosistema de comercio electrónico sólido y un mercado gestionado y de propiedad de Camboya. Este apoyo está especialmente dirigido a empresas propiedad de mujeres y MIPYMES provinciales para abordar los obstáculos identificados y hacer crecer sus negocios en línea.

Capacidades para el futuro

La capacidad es crítica para empoderar a las MIPYME a fin de que prosperen en el espacio de comercio electrónico. Las empresarias digitales potenciales en los PMA no pueden poner en marcha las empresas a menos que tengan las capacidades necesarias. ¿Pero qué capacidades necesitan?

Es esencial identificar primero esas necesidades y luego proporcionar la capacitación en consecuencia. El MIM está trabajando no solo para identificar y mejorar las capacidades de los empresarios, sino también para ofrecer a los gobiernos de los PMA lo que necesitan para garantizar que puedan formular y ejecutar políticas que creen un entorno adaptado al comercio electrónico.

En el sur de Asia, el MIM ha unido fuerzas con UNESCAP para desarrollar la capacidad de las mujeres empresarias para unirse a las plataformas de comercio electrónico a fin de impulsar sus exportaciones comerciales y participar en las cadenas de suministro locales, regionales y mundiales. De manera similar, en Gambia, la iniciativa SheTrades del Centro de Comercio Internacional está brindando capacitación individual a empresarios en el sector de la moda, para que puedan dirigirse a clientes internacionales en línea.

El ofrecimiento de oportunidades de coaching y mentorización a los emprendedores para que tengan el conocimiento y la experiencia que necesitan para tener éxito ha permitido a las emprendedoras hacer crecer sus negocios en el espacio digital.

En Uganda, los jóvenes emprendedores de la moda están comercializando sus productos fuera del país a través de redes sociales como Facebook, Instagram y Pinterest. Kyaligonza es una de las personas que recibió mentorización y capacitación, y ha abierto una tienda de ropa virtual además de sus tiendas en Kampala. A su vez, ha transmitido su conocimiento a los jóvenes diseñadores de moda que trabajan con ella, lo que les permite satisfacer la demanda en línea de ropa y telas africanas. En consecuencia, posee clientes internacionales que hacen pedidos virtualmente, pagan directamente a través de sus teléfonos utilizando WorldRemit y otras plataformas y reciben sus productos a través de correos internacionales. Su base de clientes internacionales está creciendo exponencialmente.

El comercio electrónico debe considerarse una de las fuerzas impulsoras del empoderamiento económico de las mujeres. Asegurémonos de posibilitarlo.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/03/como-las-mujeres-de-paises-en-desarrollo-pueden-aprovechar-el-comercio-electronico?fbclid=IwAR1OLrB92DDJI0RJ30Gu_Bb3mTH7H8La0ezCsFs8PNQA0JxpDTRkaVtIac8

No puede haber derechos humanos sin igualdad de género

La gente asiste a una protesta en el Día Internacional de la Mujer en Seúl, Corea del Sur.

La gente asiste a una protesta en el Día Internacional de la Mujer en Seúl, Corea del Sur.
Imagen: REUTERS/Kim Hong-Ji

Por: Bjorn Andersson

  • Los recientes avances globales en materia de género están amenazados por el creciente conservadurismo.
  • El lenguaje universalmente acordado de la igualdad también está sufriendo ataques.
  • Los gobiernos deben liderar la lucha contra las fuerzas retrógradas, con el apoyo de la sociedad civil.

«Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos.» La memorable frase de Charles Dickens describe perfectamente el mundo de hoy.

La salud y la ciencia han realizado avances sin precedentes. Sin embargo, los sistemas de salud de muchos países siguen estando mal equipados para combatir el brote actual de COVID-19.

Estamos más interconectados que nunca a través de plataformas digitales. Pero el pegamento en línea que nos une virtualmente tiene, irónicamente, divisiones diseminadas y amplificadas de la vida real, incluido el odio.

El mundo cuenta con más democracias que nunca, pero el último informe de Freedom House también indica que la democracia y el pluralismo están siendo objeto de crecientes ataques.

Hay muchas víctimas en este desafiante escenario global: la verdad, la compasión, el decoro básico.

Pero, sobre todo, los derechos humanos y la igualdad de género.

Estos pilares gemelos han sustentado marcos mundiales históricos desde la fundación de las propias Naciones Unidas hace 75 años, desde la Carta de las Naciones Unidas de 1945 y la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, hasta el Programa de Acción que surgió a partir de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) celebrada en 1994 en El Cairo y, un año después, la Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing.

Las mujeres siguen estando muy poco representadas en los niveles de liderazgo.
Las mujeres siguen estando muy poco representadas en los niveles de liderazgo.
Imagen: Sustainable Development Goals Knowledge Platform

 

La visión colectiva y complementaria de todo esto guía la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida la Igualdad de Género.

En efecto, en las últimas décadas se han logrado avances en varios frentes a nivel mundial, incluyendo en Asia y el Pacífico.

Pero los esfuerzos para avanzar en la CIPD, la Plataforma de Beijing y los ODS sufren un ataque sostenido y concertado en múltiples frentes en esta era de creciente conservadurismo.

El lenguaje acordado universalmente en la ONU y otros documentos globales relacionados con la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, según lo previsto por la CIPD, está siendo atacado por diversos agentes que buscan volver atrás en el tiempo, lo que conlleva consecuencias perjudiciales para la salud de las mujeres en la mayoría de países con escasos recursos.

El propio concepto de igualdad de género está amenazado, y el «género» más que nunca sirve como grito de guerra para quienes perpetuarían el patriarcado, el sexismo y las prácticas nocivas contra las mujeres en varios niveles del gobierno y la sociedad civil.

Estos ataques también tienen como objetivo los derechos y el bienestar de las personas de diversas identidades sexuales, las personas con discapacidad y los pueblos indígenas, grupos que durante mucho tiempo han sido marginados y excluidos por la sociedad.

¿Cómo podemos contrarrestar todo esto?

Necesitamos que los gobiernos demuestren un verdadero liderazgo y rindan cuentas ante la CIPD, Beijing y los ODS como criterios para medir y juzgar sus actuaciones. En la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25 celebrada el pasado noviembre, 145 países, incluidos 26 de Asia y el Pacífico, se comprometieron a lograr el Programa de Acción, reconociendo su importancia con respecto a los ODS, aunque tan solo es un comienzo.

Necesitamos que la sociedad civil y las comunidades estén empoderadas y sean cada vez más audaces y valientes, para hacer lo correcto para las mujeres y niñas de todo el mundo. El movimiento #MeToo para combatir el acoso sexual, por ejemplo, ha ganado impulso a nivel mundial, pero todavía hay demasiadas voces silenciadas.

Necesitamos forjar una coalición de los que ya son campeones y los que aún necesitan ser convencidos permitiendo un verdadero diálogo utilizando nuestro entorno interconectado online para unir, no dividir. Hemos visto algunos avances en el tratamiento de la violencia de género a través de coaliciones de gran alcance como UNiTE a nivel mundial y Socios para la Prevención (P4P) en Asia-Pacífico. La observancia de Beijing25 de este año busca reunir a los gobiernos, la sociedad civil y la ONU bajo los auspicios de #GenerationEquality .

Necesitamos datos sólidos y desglosados sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género para identificar las necesidades más acuciantes y garantizar la inclusión de los más rezagados. La iniciativa kNOwVAWdata Asia-Pacífico, que recopila datos sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres para estimular a los gobiernos a actuar, constituye un buen ejemplo.

Debemos recordar siempre que los progresos realizados nunca deben darse por sentados. Sin derechos humanos, simplemente no habrá igualdad de género ni empoderamiento de las mujeres, y sin igualdad de género, no se podrán hacer realidad los derechos humanos.

Veinticinco años después de la CIPD y la Plataforma de Acción de Beijing, mantengámonos fieles a los ideales de los notables marcos que, después de todo, fueron elaborados colectivamente por los propios países.

Hablar no cuesta nada. La igualdad de género, los derechos de las mujeres y los derechos humanos no pueden ser valores a los que simplemente aspiramos, sino que deben considerarse como los cimientos sobre los que se construye la humanidad. Estos deben servir como faro y guía colectivos mientras navegamos en esta década de acción sobre los ODS hacia un futuro mejor.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/03/no-puede-haber-derechos-humanos-sin-igualdad-de-genero?fbclid=IwAR2bN5rPvZFS_awRsDfXySDDUw1GMMXupi7uD356pr4cqpcooV3eulh4n-k

Cinco tendencias en bienestar financiero para los empleados: lo que debe tener en cuenta

Por: Simon Coxeter

article-img

El factor financiero puede influir en cada puesto de una empresa, así como en la vida personal de sus empleados, ya que el hecho de enfrentar una dificultad económica puede ser perjudicial en términos de satisfacción laboral, actitud y desempeño. Los trabajadores estresados por problemas financieros se ausentan más del trabajo e incurren en mayores gastos por atención médica que el resto de sus colegas. Estas circunstancias afectan inevitablemente los niveles de compromiso de los empleados de una empresa y, en última instancia, los resultados, especialmente si hay un número importante de colaboradores con dificultades financieras.

Los profesionales de recursos humanos saben que las personas no solo trabajan por su salario y que el simple hecho de brindar un aumento de sueldo no aumentará necesariamente la satisfacción laboral. De hecho, los trabajadores se esfuerzan, además, por forjar una cultura empresarial positiva, obtener horarios flexibles, reconocimiento, oportunidades de aprendizaje y desarrollo (L&D), planes de jubilación y otros beneficios. Es natural que la ambición de los trabajadores no pase tan solo por la cifra salarial, sino también por trabajar en una empresa que los valore y les ofrezca un futuro brillante.

Si bien el desempleo alcanza en todo el mundo su punto más bajo en 40 años y la economía es de corte laboral, los empleadores se enfrentan a un panorama de contratación cada vez más competitivo en el cual el paquete de beneficios es una herramienta cada vez más importante para atraer y fidelizar a los mejores talentos. Desde esta perspectiva, un programa estructurado de bienestar financiero es un beneficio que sigue ganando terreno.

Las soluciones de bienestar financiero permiten a los empleados recibir capacitación financiera por medio de cursos sobre planificación de objetivos, educación financiera básica, presupuestos, gestión de deudas y alivio del estrés financiero. De hecho, el objetivo de un programa de bienestar financiero consiste en guiar a los empleados para que estén en condiciones de llevar adelante acciones con miras a alcanzar las metas de cada etapa de sus vidas financieras, como ahorrar para comprar una casa o un automóvil, pagar estudios universitarios o planificar su retiro. El informe “Healthy, Wealthy and Work-wise” de Mercer constató que los empleados (así como los empleadores) están más satisfechos con sus planes de beneficios cuando se les ofrece un programa de bienestar financiero. Más aún, las empresas informan haber generado un retorno de 3 a 1 en su inversión en bienestar financiero.

Los empleados están preocupados por sus finanzas.

Para muchos empleados, la causa principal de estrés no es otra que el dinero. La encuesta Inside Employees Minds de Mercer solicitó a 3 000 trabajadores que especificaran en qué medida el estrés financiero afectaba su trabajo y encontró que, para el 62 % de quienes tienen problemas financieros, la mayor preocupación pasaba por poder cubrir los gastos mensuales. Esto incluía a las personas con un ingreso anual familiar de 100 000 USD o más.

El estrés financiero varía en función de la demografía. Los adultos jóvenes enfrentan altos niveles de deuda, especialmente por los gastos relacionados con su educación universitaria. En el caso de las familias, las dificultades para alcanzar las metas financieras pueden deberse a problemas de flujo de efectivo o a gastos inesperados. El estrés financiero está también presente entre los adultos mayores, quienes a menudo deben responsabilizarse del cuidado de padres o hijos mayores que se mudaron a sus hogares. En este panorama, también hay que mencionar a los padres solteros, quienes cuentan con sus propios factores de estrés financiero. Por lo tanto, al diseñar un programa de bienestar financiero, es importante que tome en cuenta la complejidad de su personal y la diversidad de vidas financieras que puede abarcar.

Tendencias en bienestar financiero para tener en cuenta

Pese a todas las contrariedades que provocan las dificultades económicas, podemos esperar que los programas de bienestar financiero ayuden a resolver estas situaciones, para beneficio tanto de empleados como de empleadores. Un sondeo de Gallup descubrió que, independientemente de los niveles de ingresos de las personas, el bienestar financiero tiene un estrecho vínculo con cambios de comportamiento positivos y el establecimiento de relaciones más sólidas.

Cuando los empleadores implementan programas de bienestar financiero, también se benefician, al contar con un personal más feliz, saludable y productivo. De hecho, un estudio que Morgan Stanley y Financial Health Network llevaron a cabo en conjunto determinó que el 75 % de los empleados encuentran que un programa de bienestar financiero es un beneficio importante y que el 60 % de ellos se sentirían más inclinados a permanecer en una empresa que ofrezca soluciones de bienestar financiero.

Si bien los empleadores reconocen la importancia de combatir el estrés financiero entre los empleados, es probable que deban incrementar sus esfuerzos a la hora de brindarles este tipo de ayuda. La encuesta sobre bienestar mundial de Cigna, realizada entre empleados de la región Asia-Pacífico, Europa, África, Medio Oriente y América del Norte, encontró que el 87 % de los empleados sufren de estrés en el trabajo, y que las finanzas personales son su principal factor de estrés, mientras que el 38 % de ellos afirman que su empresa no les brinda ningún apoyo en términos de gestión de estrés. Por más que un 46 % de los empleados encuestados declare recibir apoyo por parte de su empleador, solo el 28 % considera que ese apoyo es el adecuado.

Ha llegado el momento de elevar el nivel de los beneficios de bienestar financiero. Estas son algunas de las nuevas tendencias y estrategias que las empresas tienen en cuenta a fin de maximizar las soluciones de bienestar financiero para los empleados y destacarse en el mercado.

1. Los usuarios exigen soluciones tecnológicas personalizadas.

Para los usuarios, una solución de planificación financiera debe presentar una interfaz moderna y simple que les brinde un panorama integral de su situación financiera y que, al mismo tiempo, los guíe a través de un itinerario personalizado que les permita alcanzar sus objetivos financieros y llevar sus cuentas.

Según un estudio reciente de Forrester, los clientes de las empresas dedicadas a la gestión de la riqueza requieren soluciones de planificación financiera con más funcionalidad y un mayor procesamiento digital de la información. Esta exigencia hace que características como agregar cuentas, entregar contenido personalizado y efectuar rendiciones de cuentas se vuelvan elementos estándar en un programa de bienestar financiero exitoso. Así, las herramientas de “Ayuda para ayudarme a mí mismo” se personalizan cada vez más en función del usuario, ofreciéndole panoramas financieros, planificación de presupuestos y calculadoras para el pago de préstamos.

Un estudio de Morgan Stanley y Financial Health Network reveló que el 42 % de los empleados encuentran que su empleador no les brinda información adecuada acerca de los beneficios y programas que les ofrece. Es más, muchos de los empleados que no usan todos los beneficios dijeron que se sentirían más aptos para utilizarlos si se les facilitara el acceso a ellos y se les explicara más claramente su funcionamiento. Según Thompsons Online Benefits Watch, al 70 % de los empleados le gustaría acceder a sus paquetes de beneficios por medio de un dispositivo móvil, pero solo el 51 % de los empleadores ofrece esta modalidad.

Estas brechas entre los deseos de los empleados y la oferta de los empleadores revelan que las empresas tienen la oportunidad de mejorar sus programas de bienestar financiero y hacerlos más útiles y atractivos para los empleados. Por ejemplo, los empleadores podrían considerar la idea de informar a sus empleados acerca de cada beneficio por medio de seminarios web en vivo, redes sociales o alertas por mensajes de texto. Además, el programa a implementar debería ser totalmente accesible desde un dispositivo móvil y ofrecer herramientas en línea que personalicen la experiencia del usuario.

2. Programas de bienestar financiero personalizados gracias al análisis de datos y a la tecnología digital

En plena era digital, el análisis de datos es fundamental en los programas de bienestar financiero ya que proporciona el nivel de personalización que los empleados esperan. De este modo, el análisis de datos puede ayudar a diferenciar entre tipos y categorías de empleados, permitiendo que los programas se personalicen para que estos reciban eventos y escenarios en tiempo real.

Así como las tiendas en línea hacen recomendaciones y sugerencias basándose en las preferencias y datos demográficos que acumulan, las plataformas de bienestar financiero están comenzando a emplear análisis de datos y algoritmos para determinar si un empleado está progresando o necesita una ayuda adicional para mantener el rumbo.

Algunos programas se valen del análisis de datos para enmarcar los hábitos de ahorro y gasto de los empleados y compararlos con los de sus pares. Estos programas también pueden analizar comportamientos y proporcionar calificaciones para ayudar a los empleados a ver si están mejorando en la gestión de sus ahorros o deudas.

Además, algunos programas pueden brindar a los empleadores la capacidad de crear campañas de marketing específicas para los empleados, centradas en hitos personales, como comprar un auto nuevo o casarse. Estos momentos especiales de la vida se pueden usar para inspirar comportamientos específicos de ahorro y hábitos de gasto, por ejemplo, recomendando un seguro para propietarios de viviendas o abriendo una cuenta de ahorros para educación.

El análisis de datos también se puede utilizar para crear un perfil de cada empleado que, luego, se puede mantener con herramientas de autoservicio personalizadas a fin de ayudar a los empleados a obtener respuestas a inquietudes específicas y planificar mejor los posibles cambios en sus vidas. Por ejemplo, los empleados podrían determinar a cuánto ascendería el seguro de vida adicional que deberían comprar en caso de tener un hijo, gracias a los datos de su perfil y al hecho de tener toda su información financiera contabilizada. De no contar con el análisis de datos, el proceso manual de cálculo de esta cifra sería tedioso, lento y quizás requiera organizar una reunión, probablemente costosa, con un asesor financiero.

El empleador, por su parte, tendría la posibilidad de recopilar datos para determinar qué tan bien está funcionando el programa de bienestar financiero. Estos datos podrían servir de impulso para que el programa ofrezca nuevas características y funciones que satisfagan mejor las necesidades de los empleados.

3. Los empleados no quieren que exagere, solo quieren ayuda real.

Si bien los programas de bienestar financiero siguen dando forma al mundo de los beneficios, cada vez son más los empleados que esperan que los empleadores se preocupen por su seguridad financiera y no se limiten a, simplemente, pagarles el sueldo. Según Thompsons Online Benefits Watch, el 79 % de los empleados confían en que sus empleadores les brinden consejos sólidos sobre planificación, ahorro e inversión. En resumen, los empleados esperan que los empleadores les proporcionen estrategias reales y prácticas que los ayuden a mejorar su situación financiera.

En términos de bienestar financiero, un estudio de Merrill Lynch encontró una fuerte desconexión entre lo que los empleados quieren lograr y lo que los empleadores les ofrecen. Por ejemplo, es común que los empleados quieran trabajar para alcanzar los objetivos finales y prefieran concentrarse en un objetivo a la vez. Sin embargo, los empleadores están adoptando un enfoque integral y agresivo, con la intención de controlar las finanzas generales.

Si bien la estrategia integral de los empleadores es ciertamente bien intencionada, los usuarios tienden a sentirse abrumados. La planificación financiera puede ser intimidante, especialmente para quienes enfrentan situaciones estresantes. Para contrarrestar este problema y ofrecer un enfoque holístico, las empresas dedicadas al bienestar están diseñando programas basados en la perspectiva de los empleados. Estos programas holísticos, que integran la salud financiera con la salud mental y física, pueden ayudar a los empleados a organizar su desorden financiero y hacer conexiones entre los diversos elementos de la salud financiera y de la vida, desde ahorrar para una boda, comprar una casa, administrar la deuda de un préstamo, etc.

Se trata de programas bien diseñados que desmitificarán el tema del bienestar financiero, en lugar de atemorizar a los empleados con una avalancha de información compleja y sugerencias de servicios y productos financieros que no entienden.

4. Construir el caso de negocios para programas de bienestar financiero: compromiso, productividad y éxito.

Poco importa si la gerencia quiere admitirlo o no, los empleados están trayendo su estrés financiero al trabajo y esto está afectando el resultado final de la empresa. En una encuesta de la Society for Human Resource Management, el 83 % de los encuestados informó que, en el último año laboral, los problemas financieros personales tuvieron algún efecto sobre su desempeño general. Esta caída en el compromiso de los empleados se traduce en grandes pérdidas para las empresas. El estrés del personal les cuesta a las empresas más de 5 millones de USD al año.

Dadas las pérdidas comerciales que se han sufrido, apoyar el bienestar financiero de los empleados se está convirtiendo en una prioridad importante para las organizaciones y la tendencia se está imponiendo. Una investigación de GuideSpark reveló que el bienestar financiero es el tercer tipo de programa de bienestar más importante para el 82 % de los empleados, detrás de la gestión del estrés (86 %) y el ejercicio físico (85 %).

Los resultados de los programas de bienestar para los empleados son prometedores. Según Employee Benefit News, quienes participan en programas de bienestar financiero muestran un creciente progreso en sus finanzas. Tras completar un programa de bienestar financiero, el porcentaje de participantes que se sintieron “muy estresados” a causa de sus finanzas personales cayó del 52,4 % al 19,2 %. Del mismo modo, el 56 % de los participantes dijo que, después de completar un programa de bienestar financiero, se siente en una mejor posición para administrar su flujo de caja mensual.

5. Una mayor atención al pago de préstamos estudiantiles y a la educación asequible.

En la industria de los recursos humanos, el desarrollo de los empleados se ha convertido en un impulso para incrementar su compromiso. Sin embargo, para muchos de ellos, el pasado sigue siendo motivo de agobio. Los costos de la educación superior han agravado más que nunca el problema de la deuda estudiantil, tanto en países desarrollados como en desarrollo. Con el aumento incesante de la matricula universitaria, las deudas por prestamos estudiantiles de los profesionales graduados han alcanzado niveles sin precedentes. El Banco Mundial informa que los países en desarrollo enfrentan mayores desafíos en temas de educación superior que los países desarrollados.

La enorme deuda y los altos costos de matrícula socavan las posibilidades de progreso de muchos empleados antes de que puedan comenzar a recuperarse financieramente, ampliando el vacío de talento y reduciendo su presencia en las empresas. Con el aumento de la matrícula universitaria y de las deudas estudiantiles, los profesionales de recursos humanos deben encontrar soluciones a los desafíos que enfrentan tanto las empresas como los empleados. La capacitación para el pago de deudas estudiantiles puede ser un medio para lograrlo, ayudando a los empleados a elaborar estrategias para pagar los préstamos lo más rápido posible. Más aún, algunos departamentos de recursos humanos pueden llegar a convencer a las empresas de ofrecer programas de pago de préstamos y reembolso de matrículas.

Cuando los empleados están preocupados por sus finanzas, pueden verse obligados a cambiar de trabajo y encontrar un empleador dispuesto a darles las herramientas y la compensación monetaria que necesitan. Al ofrecer a los empleados asesoramiento o apoyo para el reembolso de sus préstamos, se les brinda una solución al problema personal que enfrentan. De este modo, es probable que demuestren un mayor compromiso con la empresa, lo que puede reflejarse en un aumento del entusiasmo y la productividad de todo el personal.

El reembolso de la matrícula y el fomento de la educación superior también pueden ser muy útiles y ayudar a las empresas a prosperar en la transformación digital y a promover una cultura de aprendizaje permanente. Con la digitalización, los empleados prefieren desempeñar roles siempre cambiantes y dejar atrás los puestos fijos que responden a un perfil detallado. Al ritmo actual de la evolución tecnológica, es probable que muchas de las habilidades técnicas que, actualmente, gozan de prestigio se vuelvan obsoletas en unos pocos años.

Como la brecha en las habilidades se vuelve cada vez mayor, las empresas no podrán permitirse el lujo de efectuar contrataciones tan fácilmente. En su lugar, deberán concentrarse en mejorar su capacitación y contratar estudiantes eternos que sientan la pasión por integrar las nuevas tecnologías en las operaciones comerciales. Ofrecer reembolsos de matrícula o asesoría en planificación educativa ayudará a atraer y desarrollar un personal talentoso y adaptado a la era digital.

Según el Informe anual del Estado Mundial de las Emociones de Gallup, las personas de todo el mundo están sufriendo niveles de estrés sin precedentes y las finanzas se encuentran entre los principales factores de inquietud. Con mayor estrés, habrá más empresas en las que el resultado personal de los empleados produzca una merma en el resultado general. De no intervenir, el estrés financiero de los empleados aumentará y las empresas sufrirán caídas en la productividad, un mayor ausentismo y bajos niveles de compromiso.

Si se implementan adecuadamente, las soluciones de bienestar financiero pueden representar una corriente que lleve a todos los barcos a buen puerto, lo que beneficia tanto a los empleados como a la empresa. El departamento de recursos humanos está en una posición única para conectar a empleados y empresas, haciéndoles saber que esto es algo que deben resolver juntos.

Fuente:https://voice-on-growth.mercer.com/content/mercervog/es/articles/career/financial-wellness-trends-2019.html?ms=y&mkt_tok=eyJpIjoiWW1Gak9XUXpOMlExTWpJdyIsInQiOiI3Tlo4bVBEV0tzV1wvZVVlbUF3dmtwcUtQaWNLSURTWXlVallIeE9PXC9taWk0TTVpM1hUN0NRTWtDVElPRjJzZFZRend2XC9uOTF4MUZic3F2cDlmRUxtQVBLRjNqY3pWc1dXeXdWbjdPSlRSdnVhOE14SnJFbWc1REc5Z3ZtTVNHWk1lcGR5ZVZEODN5Mldoc3UrWTVhZlE9PSJ9

La megaciudad impulsará el crecimiento económico del futuro

Por: André Maxnuk

article-img

La megaciudad definirá el crecimiento económico en los próximos años. Al tomar como ejemplo a Monterrey y Guadalajara, en México, se aprecia que en estos centros emergentes de negocios y comercio se dan todas las condiciones para que crezcan rápidamente y posiblemente superen a las capitales tradicionales del comercio. También tienen el potencial de aprender de los errores de las ciudades grandes y tradicionales para planificar un crecimiento a largo plazo inteligente y sostenible.

La urbanización se está desarrollando a un ritmo tal que casi la mitad (47 %) del crecimiento del PIB provendrá de 443 ciudades con economía en crecimiento entre 2010 y 2025, señala el informe Primero la gente” de Mercer. Estas ciudades también están en camino de acumular mil millones de nuevos consumidores y, desde ahora hasta 2030, cambiarán significativamente la forma en que sus habitantes viven y trabajan.

Cómo la urbanización cambia las economías locales

Si bien se predijo que la adopción generalizada de Internet y las tecnologías interconectadas permitirían a las personas vivir y trabajar en cualquier lugar, en realidad, tuvieron el efecto contrario. En realidad, las ciudades atrajeron a más personas en busca de trabajo. En la actual economía mundial, de rápida evolución, los trabajadores innovadores se buscan mutuamente para colaborar en el desarrollo de nuevos sectores. Lo que quieren es un entorno en el que puedan ser más productivos y más creativos con compañeros de ideas afines.

Con todas estas mentes brillantes acudiendo a las áreas metropolitanas en crecimiento, las ciudades se han convertido en el crisol de la colaboración. Tomemos Guadalajara como ejemplo. El sector tecnológico de la ciudad tiene sus raíces en la década de 1960, cuando empresas extranjeras de alta tecnología en busca de mano de obra barata trasladaron sus operaciones de fabricación allí. Estas compañías incluían a Kodak, Motorola, IBM, Hewlett-Packard y Siemens. Sin embargo, cuando muchas de estas operaciones se mudaron a Asia a principios de la década de 2000, la ciudad encontró una manera de perseverar como centro de tecnología. Como señala Andrew Selee, del Instituto Smithsoniano, “Guadalajara se reinventó a sí misma como un importante centro para la investigación y el desarrollo, la programación, el diseño y otros trabajos tecnológicos altamente calificados, a partir de la base que se había establecido allí años antes”.1

Los ingenieros altamente capacitados de Guadalajara “invirtieron el modelo”, diseñando componentes en México y fabricándolos en Asia, como le dijo un ingeniero a Selee. Hoy en día, muchas empresas de tecnología con sede en Silicon Valley mantienen instalaciones de investigación, desarrollo y programación en Guadalajara, y la ciudad, ahora conocida por su talento y creatividad en ingeniería, alberga una amplia gama de empresas emergentes tecnológicas.

Cómo pueden las ciudades prepararse y responder

El rápido crecimiento en empleos y oportunidades económicas es positivo, pero desafiante para ciudades como Guadalajara, también conocida como “el Silicon Valley de México”. La población de la ciudad ha crecido hasta superar los 8 millones de personas y es ahora la segunda área metropolitana más grande de México, justo detrás de la Ciudad de México.2 En la próxima década, se espera que crezca aún más (más del 15 %). Además, es la tercera economía más grande de México, con un PIB de 81.000 millones de USD.3

En comparación, Monterrey tiene una población de 5 millones y es la tercera área metropolitana más grande de México.2 También se espera que la población de Monterrey aumente más del 16 % en la próxima década. Su PIB se valora en 123.000 millones USD, lo que la convierte en la ciudad con el mayor PIB per cápita de México y es el segundo más alto de América Latina.3 Tanto Guadalajara como Monterrey continuarán creciendo y expandiéndose, al igual que su mano de obra, por lo que será vital comprender lo que quieren los empleados de hoy y de mañana.

Los nuevos residentes no solo aportan creatividad e interés en colaborar con otras personas de ideas afines, sino que, además, tienen también necesidades de salud, educación, ocio, infraestructura y seguridad. Para mantener a los individuos brillantes en la ciudad, contribuyendo al crecimiento de la economía, una megaciudad emergente debe ser capaz de proporcionar el entorno y los servicios que las personas y sus familias desean para llevar una vida satisfactoria.

Si bien los líderes empresariales a menudo suponen que un buen salario motivará a las personas a mudarse a una ciudad y quedarse allí, los factores sociales y humanos son en realidad más importantes para los trabajadores que deben tomar esas decisiones. Para atraer y retener a las personas, una ciudad debe crear un entorno en el que puedan prosperar en múltiples dimensiones, centrándose en lo que más les importa.

A pesar de su rápido crecimiento económico, la mayoría de las ciudades no está haciendo un gran trabajo para satisfacer las necesidades de las personas que viven en ellas, lo que genera una tensión entre lo que las personas valoran y lo que una ciudad puede ofrecer. Mercer encontró una brecha de más de 30 puntos entre las expectativas sobre la calidad de vida de los trabajadores y la forma en que la ciudad las cumple. Para revertir esta tendencia, los gobiernos de las ciudades deben entender su importancia para el crecimiento económico futuro y adoptar una nueva perspectiva que incluya estos tres componentes:

1.  Centrarse primero en las personas. A medida que la tecnología siga permitiendo a las personas trabajar de forma más inteligente y tomar decisiones más rápidas, los empleos seguirán cambiando. La tecnología, la automatización y la digitalización harán que el trabajo sea más eficiente, pero las capacidades humanas, que son únicas, impulsarán a las ciudades en crecimiento. Si las personas necesarias para operar y administrar la inteligencia artificial no quieren vivir en una ciudad, toda la automatización carecerá de importancia. Las ciudades, así como los empleadores, deben centrarse en el valor de las cualidades y habilidades humanas y en cómo ayudar a esas personas a encontrar satisfacción.

2.  Comprender lo que la gente desea. Más que un buen trabajo y un buen salario, las personas desean una alta calidad de vida. Esto incluye la capacidad de sentirse seguro y el acceso a buenas escuelas para sus hijos, atención médica de calidad, ocio, aire y agua limpios y otros factores relacionados con el estilo de vida. Las empresas pueden atraer a los mejores empleados, pero las ciudades deben centrarse en proporcionar el entorno y el estilo de vida que hará que esos empleados sigan viviendo en ellas.

3.  Priorizar las asociaciones. La mayoría de las ciudades tienen grandes desafíos que superar para brindar la calidad de vida que las personas desean. Ninguna entidad individual puede resolver problemas sistémicos, por lo que las asociaciones público-privadas son cruciales para abordar los problemas y las brechas grandes, como la infraestructura, la seguridad y la vivienda, y superar los desafíos antes de que se agraven. Las asociaciones público-privadas son esenciales para que las ciudades, las empresas y las personas tengan éxito.

En los próximos años, el aumento de la urbanización y el florecimiento de las nuevas megaciudades tendrán un impacto en toda la economía mundial. Pero para fomentar el crecimiento positivo y la innovación, las megaciudades exitosas deben reconocer y responder a los deseos y necesidades de aquellos trabajadores calificados que las considerarán su hogar.

 

Fuentes:

1. Selee, Andrew. “How Guadalajara Reinvented Itself as a Technology Hub” (“Cómo Guadalajara se reinventó a sí misma como centro de tecnología”), The Smithsonian Institution. 12 de junio de 2018, https://www.smithsonianmag.com/innovation/how-guadalajara-reinvented-itself-technology-hub-180969314/#kc531GtO4OwhOKDi.99.
2. “World Urbanization Prospects 2018” (“Urbanización mundial: perspectivas 2018”), Naciones Unidas, https://population.un.org/wup/DataQuery/.
3. Berube, Alan; Trujillo, Jesus L.; Ran, Tao; Parilla, Joseph. “Global Metro Monitor report” (“Informe de Global Metro Monitor”), Brookings, 22 de enero de 2015, https://www.brookings.edu/research/global-metro-monitor/.

https://voice-on-growth.mercer.com/es/articles/innovation/the-megacity-will-drive-future-economic-growth1.html

Combatir la corrupción: ¿espejismo o realidad?

Por: Fernanda Avendaño

Hasta ahora, no hay una estrategia institucional, integral y nacional, para combatir la corrupción. Tampoco se han fortalecido los instrumentos judiciales y fiscales para recuperar activos robados, reparar daños a víctimas y desmantelar las redes de corrupción existentes.

La lucha contra la corrupción en México lleva una década estancada. Esto revela, una vez más, Transparencia Internacional en su Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2019.

México obtuvo una calificación de 29 sobre 100 puntos en el nivel de corrupción percibido dentro del sector público, donde 0 es altamente corrupto y 100 es muy limpio. Esto representa un ligero aumento con respecto a 2018, donde el índice arrojó una calificación de 28 sobre 100, el resultado más bajo en 18 años.

El trabajo realizado por Transparencia Internacional ha sido fundamental para visibilizar y abordar el tema de la corrupción. El IPC ha proporcionado elementos para que la lucha contra la corrupción sea incorporada en reformas gubernamentales e iniciativas de política pública.

Sin embargo, la presencia de corrupción no siempre se puede medir de manera precisa y tampoco existe una noción única de cuáles son los actos corruptos. Por lo tanto, la percepción de corrupción puede arrojar resultados mixtos, pues es más sensible a escándalos, investigaciones periodísticas, reputación del Gobierno o discursos políticos. Complementar esta variable con otras mediciones es muy útil para identificar el panorama completo.

La percepción de corrupción también refleja la frustración, enojo o descontento con el Gobierno, lo que la convierte en un elemento fundamental en la evaluación del desempeño gubernamental y, posteriormente, en información para tomar una decisión electoral.

Con base en los resultados del IPC 2019, ¿podemos concluir que la corrupción en México ha disminuido? La respuesta no es clara.

Si los actos de corrupción disminuyen significativamente, la percepción de corrupción también disminuye. Sin embargo, si la atención pública está centrada en el discurso anticorrupción del Gobierno, la percepción de corrupción puede disminuir sin que necesariamente exista un verdadero combate contra este problema.

Es un hecho que la corrupción en México sigue presente. Las acciones para detectar, sancionar y disuadir la corrupción han sido insuficientes. El Índice de Capacidad de Combate a la Corrupción 2019 (CCC) ubicó a México en la posición número 6 de los 8 países de América Latina evaluados.

Hasta ahora, no hay una estrategia institucional, integral y nacional, para combatir la corrupción. Tampoco se han fortalecido los instrumentos judiciales y fiscales para recuperar activos robados, reparar daños a víctimas y desmantelar las redes de corrupción existentes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador considera el combate a la corrupción como uno de sus principales emblemas. Hoy tiene una oportunidad única de materializar esta promesa y generar resultados. Es un gran pendiente con el país, con la democracia, pero sobre todo, con la ciudadanía.

El gobierno debe hacerle frente a este problema de tal manera que impacte positivamente en las personas, su seguridad y protección. Aún es pronto para señalar el rumbo, sin embargo, la percepción de corrupción es engañosa: en un momento puede jugar a tu favor y en otro puede perjudicarte.

Fuente:https://www.animalpolitico.com/sin-competitividad-no-hay-paraiso/combatir-la-corrupcion-espejismo-o-realidad/

Estos son los 10 países con mayor movilidad social

Half-timbered houses are seen in the old city centre of Wetzlar, Germany, January 16, 2020. Picture taken January 16, 2020.    REUTERS/Fabrizio Bensch - RC2YHE9ZWMER

Imagen: REUTERS/Fabrizio Bensch

Por: Rosamond Hutt

  • Dinamarca encabeza el nuevo Índice Global de Movilidad Social del Foro Económico Mundial.
  • 17 de las 20 sociedades con mayor movilidad social están en Europa.
  • Estados Unidos ocupa el 27º lugar, mientras que China ocupa el 45º y la India el 76º.

El ascenso en la escala socioeconómica lleva generaciones, y se produce mucho más rápidamente en algunos países.

Dinamarca ocupa el primer lugar en el nuevo Índice Global de Movilidad Social del Foro Económico Mundial, que considera que las cinco naciones nórdicas y algunas partes de Europa superan al resto del mundo cuando se trata de dar a todo el mundo las mismas oportunidades de tener éxito.

Imagen: Índice Global de Movilidad Social/ Foro Económico Mundial

Si usted nació en una familia pobre en Dinamarca, le llevaría al menos dos generaciones alcanzar el ingreso medio, o tres en Suecia, Finlandia y Noruega. En Francia necesitaría seis generaciones, y nueve en Brasil o Sudáfrica.

El índice evalúa el estado actual de la movilidad social en 82 economías de todo el mundo, teniendo en cuenta factores como la atención sanitaria, la educación, la protección social, el acceso a la tecnología, los salarios justos y las oportunidades de empleo.

También estima el costo de la baja movilidad social en términos de pérdida de crecimiento económico: más de mil millones de dólares a lo largo de 10 años para China y más de 850 millones de dólares para Estados Unidos.

Imagen: Índice Global de Movilidad Social

Hay una gran disparidad entre las regiones: 17 de las 20 sociedades con mayor movilidad social están en Europa, dos están en Asia (Japón, 15ª y Australia, 16ª), y una (Canadá, 14ª) está en América del Norte.

África al sur del Sáhara incluye cinco de los 10 países más pobres del índice.

Dentro de las distintas regiones, también existen grandes diferencias entre los mejores y los peores resultados. Estados Unidos (27º) y Gran Bretaña (21º) se están quedando atrás con respecto a sus pares.

Imagen: Índice Global de Movilidad Social

 

Entre las principales economías en desarrollo, la Federación Rusa se encuentra en el puesto 39º, China en el 45º, Brasil en el 60º, Turquía en el 64º, México en el 58º, India en el 76º y Sudáfrica en el 77º.

El lanzamiento del Informe sobre la Movilidad Social Mundial 2020 coincide con la 50ª reunión anual del Foro en Davos. El tema de este año es ‘Stakeholders for un mundo cohesionado y sostenible’.

¿Una receta para la movilidad social?

Los países nórdicos ofrecen sistemas educativos de alta calidad y equitativos, redes de seguridad social sólidas e instituciones inclusivas junto con oportunidades de empleo y buenas condiciones de trabajo, según el informe.

Es un modelo económico que describe como “stakeholder capitalism”, o capitalismo de las partes interesadas. En otras palabras, un modelo que tiene en cuenta los intereses de todos los grupos de interés, más que exclusivamente los de los accionistas de las empresas.

“Las economías que siguen un modelo del stakeholder capitalism tienen un mejor rendimiento en el índice que las que se centran en el capitalismo de los accionistas o en el capitalismo de Estado”, dice el informe.

El informe llama a implementar políticas que combinen el crecimiento económico, la movilidad social y la sostenibilidad ambiental, en particular a medida que se acelera la Cuarta Revolución Industrial.

Asimismo, insta a los gobiernos a que hagan más para nivelar el campo de juego para todos sus ciudadanos, ya que las tecnologías como las plataformas digitales, los grandes datos y la automatización siguen reduciendo la demanda de trabajo poco cualificado, al tiempo que recompensan de forma desproporcionada a los más cualificados.

5 hechos impactantes sobre la desigualdad, según el último informe de Oxfam

Imagen: Reuters

Por: Kate Withing

  • El informe de Oxfam ‘Time To Care’ analiza la desigualdad económica y cómo esta se ve agravada en parte por la carga que recae sobre las mujeres, quienes realizan trabajos de cuidados no remunerados o mal remunerados.
  • La organización benéfica propone seis soluciones para “cerrar la brecha entre las trabajadoras del cuidado de personas y la élite rica”.

“Los gobiernos de todo el mundo pueden y deben construir una economía humana que sea feminista y que beneficie al 99%, no solo al 1%”.

Ese es el mensaje de Oxfam, la organización benéfica de ayuda y desarrollo, en su último informe sobre el estado de la desigualdad mundial, ‘Time To Care’.

Se centra en el impacto que el trabajo de cuidado no remunerado o mal remunerado tiene en las perspectivas y los medios de vida de las mujeres y las niñas en todo el mundo, y cómo esto está impulsando una creciente desigualdad.

Oxfam enumera seis recomendaciones para “cerrar la brecha entre las y los trabajadores del cuidado de personas y la élite rica que más se ha beneficiado de su trabajo”, desde poner fin a la riqueza extrema hasta desafiar las normas que resulten perjudiciales y las creencias sexistas.

Estos son cinco de los hechos más impactantes que aparecen en el informe:

1. El 1% más rico del mundo tiene más del doble de la riqueza que 6.900 millones de personas.

Distribución de la riqueza mundial
Imagen: Oxfam

 

Entre ese 1% se encuentran los 2.153 multimillonarios del mundo, que en 2019 tenían más riqueza que 4.600 millones de personas.

Oxfam ha calculado que para amasar incluso una quinta parte de la fortuna media de los cinco multimillonarios más ricos del mundo, habría que ahorrar 10.000 dólares diarios desde la construcción de las pirámides de Egipto.

En realidad, casi la mitad de la población mundial vive con menos de 5,50 dólares al día, según los cálculos del Banco Mundial.

2. Los 22 hombres más ricos del mundo tienen más dinero que todas las mujeres de África

Cómo se compara la riqueza de África
Imagen: Oxfam

 

Y África es un continente muy grande.

Oxfam ha calculado que si los dos hombres más ricos del mundo se sentaran sobre su riqueza amontonada en billetes de 100 dólares, estarían en el espacio exterior.

Compara eso con la gente de clase media de los países ricos, que estarían sentados a la altura de una silla. La gran mayoría de la gente estaría sentada en el suelo.

La brecha de género
Imagen: Oxfam

3. Las mujeres y las niñas dedican 12.500 millones de horas de trabajo no remunerado cada día

Desde ir a buscar leña y agua, para poder limpiar y cocinar para el hombre, hasta cuidar de las personas más pequeñas o mayores, las mujeres a menudo soportan la carga de un trabajo esencial no remunerado, dice Oxfam.

Cada día, las mujeres y las niñas de todo el mundo trabajan un total de 12.500 millones de horas de forma gratuita, según la Organización Internacional del Trabajo.

Oxfam descubrió que las mujeres de los hogares más pobres en los países de bajos ingresos eran las más afectadas, ya que las mujeres de Uganda, Zimbabwe, India, Filipinas y Kenia gastan 40 minutos más cada día en actividades como la recolección de agua y combustible que las que tienen una mejor situación económica.

Con el envejecimiento de la población, el mundo se enfrenta a una crisis de atención y la carga que soportan las y los trabajadores de la salud no hará sino aumentar. Además, la crisis climática afectará de manera desproporcionada a las mujeres, ya que éstas tendrán que caminar más para encontrar agua y pasar más tiempo enfrentándose a enfermedades, dice Oxfam.

4. El trabajo no remunerado de las mujeres tiene un valor monetario de 10,8 billones de dólares al año

El valor monetario del trabajo de cuidado no remunerado.
Imagen: Oxfam

 

Esta cifra equivaldría a tres veces el tamaño de la industria tecnológica mundial, según Oxfam. Todo este trabajo de cuidado no remunerado deja a las mujeres y niñas mayores de 15 años sin tiempo e “incapaces de satisfacer sus necesidades básicas o de participar en actividades sociales y políticas”.

No sólo eso, sino que a nivel mundial, el 42% de las mujeres en edad de trabajar son realmente incapaces de mantener un trabajo debido a sus responsabilidades de cuidado no remunerado, en comparación con el 6% de los hombres.

Pero la buena noticia es que invertir en infraestructuras de apoyo al cuidado, como el acceso al agua, el saneamiento y la electricidad, puede suponer realmente una gran diferencia, dice Oxfam.

“En las comunidades de bajos ingresos de la India, en los hogares con acceso a la electricidad, las niñas dedican media hora menos cada día al trabajo de cuidado… y 47 minutos más para dormir”.

5. Gravar un 0,5% extra la riqueza del 1% más rico podría ayudar sobremanera

Según Oxfam, si los gobiernos aumentaran los impuestos al 1% más rico durante los próximos 10 años, con esa inversión se podrían crear 117 millones de puestos de trabajo en educación, salud y asistencia a las personas ancianas y otros sectores, para paliar la falta de apoyo a las tareas de cuidado.

El informe dice: “Las mujeres ya están hartas de pagar la factura de todos. Todas las personas deberían contribuir según sus medios, incluidas las empresas y los más ricos de nuestra sociedad”. Esto requerirá que los gobiernos se comprometan a garantizar que esto suceda”.

Cómo un poco puede llegar muy lejos.
Imagen: Oxfam

Paliar la falta de apoyo a las tareas de cuidado

Estas son seis soluciones que Oxfam considera necesarias para cerrar la brecha entre las personas ricas y pobres, así como reconocer los derechos de las personas cuidadoras y la importancia de su trabajo para las comunidades. Propone que los gobiernos y las empresas trabajen juntos para ello:

  • Invirtiendo en el acceso universal al agua potable, saneamiento y los sistemas de energía doméstica, así como en el cuidado universal de las niñas y niños, la asistencia a las personas mayores y a las personas con discapacidad.
  • Poner fin a la riqueza extrema para acabar con la pobreza extrema, gravando la riqueza, los altos ingresos y tomando medidas enérgicas contra las lagunas, los vacíos legales y las normas fiscales inadecuadas a nivel mundial.
  • Legislar para proteger los derechos de todas las personas cuidadoras y asegurar salarios dignos para las personas trabajadoras asalariadas en el sector de los cuidados.
  • Garantizar que las personas cuidadoras tengan influencia en los procesos de toma de decisiones.
  • Cuestionar las normas perjudiciales y las creencias sexistas que consideran que el trabajo de cuidado es responsabilidad de las mujeres y las niñas que perpetúan la desigualdad económica y de género.
  • Valorar el cuidado en las políticas y prácticas empresariales, como guarderías, bonos y subvenciones para el cuidado de las niñas y niños, horarios de trabajo flexibles y bajas laborales remuneradas.

Cómo construir una economía más justa es uno de los temas clave en Davos esta semana, mientras que el nuevo informe del Foro sobre movilidad social pone de relieve un fracaso generalizado en la creación de las condiciones adecuadas para que las personas prosperen, sea cual sea su origen.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/01/5-hechos-impactantes-sobre-la-desigualdad-segun-el-ultimo-informe-de-oxfam?fbclid=IwAR3Dcy9SIEpx_kZpnWlaVXXBpRuRb-UexpxXD6z2PTVNphdO5Tv2T8cB3Vg