El desafío del desarrollo de habilidades en América Latina

Minedu Peru / Flickr / CC BY-NC 2.0

Minedu Peru / Flickr / CC BY-NC 2.0

 

La historia de América Latina se ha caracterizado por sus fluctuantes tasas de crecimiento económico, el desarrollo insuficiente del capital humano y altos niveles de desigualdad de ingresos. El final del ciclo de una década de crecimiento impulsado por los altos precios de materias primas señala que los países de América Latina deben enfrentar ahora el desafío de mejorar la productividad como fuente de crecimiento sostenible y equitativo a largo plazo. Esto demanda enfrentar el desafío del desarrollo de habilidades en América Latina.

En este informe, El desafío del desarrollo de habilidades en América Latina, demostramos que, a pesar del notable aumento en los años de escolaridad alcanzado por los adultos en los países latinoamericanos, hay evidencia consistente del desarrollo inadecuado de competencias académicas, técnicas y socio-emocionales en América Latina. Estas brechas representan un cuello de botella para el crecimiento de la productividad y la capacidad de los trabajadores de América Latina para obtener un empleo bien remunerado. Nuestro análisis también muestra la presencia de problemas de relevancia, calidad y eficiencia en la educación secundaria y terciaria que subyacen al desafío del desarrollo de habilidades.

Ofrecemos cuatro recomendaciones que buscan aprovechar los instrumentos de políticas públicas (regulaciones, incentivos, información y asociaciones público-privadas) para (1) alinear mejor el contenido y las habilidades que se enseñan con las demandas del mercado de trabajo (a través de programas de educación basados en competencias y de educación técnica y vocacional), (2) mejorar la calidad (a través del fortalecimiento en los mecanismos de aseguramiento de la calidad y la amplia difusión de información), y (3) aumentar las tasas de graduación en educación secundaria y terciaria (en particular a través del monitoreo de resultados y el uso de soluciones basadas en evidencia).

Fuente:http://www.thedialogue.org/resources/el-desafio-del-desarrollo-de-habilidades-en-america-latina/?lang=es

El futuro de las agencias de innovación

nuevos-caminos2

POR CLAUDIA SUAZNÁBAR Y PABLO ANGELELLI Y FACUNDO LUNA

 

Los lectores de este blog somos todos (o casi todos) creyentes en el potencial de la innovación para lograr transformaciones sociales y productivas. Tampoco tenemos que convencerlos, espero, de que existen importantes brechas en la región en términos de inversión en investigación e innovación, disponibilidad de capital humano avanzado, infraestructura tecnológica, colaboración universidad-empresa, entre otras, que deben ser atendidas.

Sin embargo, existe menos conocimiento y consenso sobre cómo el Estado debe organizarse para diseñar, coordinar e implementar políticas que corrijan estas debilidades, las cuales, por su complejidad, requieren de arreglos y capacidades institucionales específicos según el contexto de cada país.

¿Cómo se organizan los países de la región?

En los países que cuentan con estrategias de largo plazo para fomentar la innovación, estas suelen estar a cargo de consejos público-privados que logran amplios consensos y ayudan a dar estabilidad a estos acuerdos en el tiempo. Por otra parte, el diseño de políticas y la necesaria coordinación multisectorial para trabajar con un enfoque sistémico son responsabilidad de ministerios de ciencia, tecnología, innovación o industria, y de consejos o gabinetes inter-ministeriales. Finalmente, para la implementación de estas políticas, de manera creciente los países han creado agencias de ciencia, tecnología e innovación con el objetivo de operar con los niveles de flexibilidad y especialización técnica necesarios para lograr el impacto deseado en las empresas y los otros actores de los sistemas de innovación.

Estas agencias se han convertido en el corazón de las políticas de innovación ya que tienen en su mano la llave del éxito o el fracaso de muchas de las intervenciones públicas en este campo. Operan con una variedad de instrumentos de apoyo que van desde los subsidios o matching grants, los créditos reembolsables, hasta la inversión directa. Están típicamente encargadas de promover la generación y transferencia de conocimiento científico y tecnológico, la formación de capital humano avanzado, la innovación empresarial, el emprendimiento dinámico y de base tecnológica, así como de impulsar acciones sistémicas de articulación y fortalecimiento de redes y ecosistemas de innovación y emprendimiento.

Gran parte de los países de América Latina cuentan con una o más instituciones con el mandato de promover la ciencia, tecnología e innovación y, si bien se ha avanzado mucho en los últimos años, el desafío sigue vigente: nuestros países están aún rezagados con respecto a sus competidores globales en materia de inversión en innovación y resultados.

Las preguntas que surgen entonces son: ¿Cómo deberían ser las agencias de innovación del futuro? ¿Cómo deberían transformarse para acompañar los desarrollos tecnológicos y las transformaciones productivas que tendrán lugar a nivel global y en América Latina en las próximas décadas?

Hoy por hoy en la región y a nivel internacional, existen agencias de todos los colores y sabores. Algunas clasificaciones diferencian entre agencias que buscan principalmente mejoras incrementales en la productividad empresarial y aquellas otras que están enfocadas en lograr cambios en la estructura económica impulsando el surgimiento de nuevos sectores.

Hay agencias que cubren todo el rango de intervenciones de apoyo a la ciencia, capital humano avanzado, innovación y emprendimiento como la ANII en Uruguay o la ANPCYT argentina, y también agencias especializadas exclusivamente en innovación y emprendimiento (INNOVATE en Perú, CORFO-INNOVA en Chile, INNPULSA en Colombia). Otras se enfocan en actividades científicas y desarrollo de capital humano avanzado, como el CONICYT chileno o el CNPQ en Brasil). Las hay con foco nacional y también con foco territorial como Ruta N en Medellín o Innova Bio Bio en la X región de Chile. Hay agencias con más de 50 años como la CORFO y muchos de los consejos nacionales de ciencia, pero también otras muy jóvenes, constituidas hace menos de 10 años, como la ANII, INNPULSA o INNOVATE.

4 desafíos mirando al futuro

A pesar de este popurrí, las agencias de ciencia, tecnología e innovación de la región comparten muchos desafíos. A continuación verán algunos de los más importantes.

Flexibilidad para adaptarse a los cambios

En primer lugar, la incertidumbre y el riesgo inherentes a la innovación necesitan de una organización flexible con capacidades para la experimentación y el aprendizaje continuo. Tienen que poder identificar oportunidades y lanzar nuevos programas permanentemente, aprender, evaluar los resultados, cerrar los que no funcionan y escalar aquellos exitosos de manera rápida, modificando periódicamente los incentivos para estar siempre un paso por delante de las empresas a medida que maduran, alineándose con sus necesidades y capacidades. A medida que se acelera el cambio tecnológico y productivo, más dinamismo tendrán que imprimir las agencias a su accionar.

Coordinación y articulación

Asimismo, la visión sistémica de la innovación implica que las agencias tienen que ser capaces de generar redes entre los actores del sistema, con un alto esfuerzo de coordinación entre entidades del sector público típicamente sectoriales, sumado a interacciones permanentes con universidades, empresas, emprendedores, incubadoras, inversores, etc. Con un conocimiento cada vez más multidisciplinar, más globalizado y con un mayor número de actores, los desafíos de la coordinación se multiplican.

Gobierno corporativo

En respuesta a los problemas de captura de intereses económicos o políticos de décadas pasadas, las agencias operan cada vez más con mayores niveles de autonomía, implementando esquemas de gobernanza corporativa que los blinden de interferencias y, en algunos casos, también se encuentran implementando mecanismos transparentes para colaborar de manera cercana con actores privados y facilitar los procesos de auto-descubrimiento y surgimiento de nuevos sectores.

Gestión efectiva y financiamiento

Adicionalmente, la creciente importancia de las políticas de innovación en la región en los últimos años, se ha traducido en un incremento notable de los fondos canalizados a través de las agencias, un aumento del número de instrumentos bajo gestión y mayores exigencias de transparencia, eficiencia, cobertura y efectividad.  Por último, la estabilidad en el tiempo del financiamiento de estas agencias, aspecto clave para su desempeño, sigue siendo un reto pendiente para la mayor parte de las agencias de la región.

Fuente:http://blogs.iadb.org/puntossobrelai/2016/10/11/el-futuro-de-las-agencias-de-innovacion/

 

Informe Global de la Brecha de Género 2016 vía WEF

El Informe Global de la Brecha de Género 2016 realizado por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) ubica a Islandia por segundo año consecutivo como el país más igualitario.

Este reporte, el cual mide las brechas relativas entre hombres y mujeres y cuantifica la magnitud de las disparidades basadas en el género, destaca que la “paridad económica entre los géneros podría tomar hasta 170 años después de una dramática disminución en el proceso” debido a los desequilibrios crónicos tanto en salarios como en la participación de la fuerza laboral.

2-170years-768x768

¿Cuáles son los datos más relevantes que se desprenden de este informe?

  • Las naciones nórdicas se ubican a la cabeza de este ranking, aunque también lograron posicionarse dentro de los 10 primeros lugares algunos países en vías de desarrollo, tal es el caso de Eslovenia y Nicaragua.
  • De los 144 países que se midieron en el índice, 68 mejoraron en general su brecha de género comparados con el año pasado y en 74 se observó un deterioro.
  • En el top 10, después de Islandia se ubican tres países nórdicos: Finlandia, Noruega y Suecia (en ese orden). En quinto lugar está Rwanda, seguido de Irlanda, Filipinas, Eslovenia, Nueva Zelanda y Nicaragua.

ranking-top-10

  • México se encuentra en el lugar 66 por debajo de Kenia, El Salvador y Vietnam. Nuestro país disminuyó en cuanto a la proporción femenina de profesionales y trabajadoras técnicas, también se encuentra entre los últimos países en cuanto a la Participación y oportunidad económica de las mujeres, pero obtiene una buena calificación en el subíndice de Salud y Supervivencia.
  • El reporte destaca que en nuestro país las mujeres realizan una mayor cantidad de trabajo no remunerado en comparación con los hombres, asimismo resalta la cantidad de jóvenes mujeres que no estudian ni trabajan.

mexico-1

mexico-2

mexico-3

Fuente: WEF.

 

Consulta todo lo relacionado al Informe Global de la Brecha de Género 2016 del WEF aquí.

Revisa la versión 2015 de este reporte aquí.

Fuente:http://imco.org.mx/competitividad/informe-global-de-la-brecha-de-genero-2016-via-wef/

¿Por qué no avanza la innovación educativa como lo hacen las innovaciones en otros contextos?

fons

Las empresas suelen poner en el mercado productos y servicios más fáciles de manejar que los anteriores, más baratos y eficaces. Por ejemplo, cuando sale una nueva lavadora, ésta lava más blanco, consume menos agua y energía, tiene más programas, mayor capacidad, se adapta a distintos tipos de ropa y, además, todo lo hace más rápido y sencillo que la lavadora anterior. Si compramos esa nueva máquina, el trabajo de lavar la ropa se facilitará. Sin embargo, la empresa que ha desarrollado esa lavadora ha incorporado innovaciones, ha invertido grandes sumas de dinero, dedicado mucho tiempo y esfuerzo. Todo ello para conseguir un producto cuyo ratio coste/prestación resulte atractivo para los usuarios.

Lo mismo ocurre con la innovación educativa. Una cosa es desarrollar un nuevo producto o servicio y otra diferente aplicarla. Realizar una innovación que genere un producto o servicio exportable es costoso, hay que comprobar el impacto en el aprendizaje y, sobre todo, conseguir que al profesorado le merezca la pena utilizarlo; es decir, hay que conseguir un ratio coste/prestación que resulte atractivo para profesorado y alumnado.

Aplicar una innovación educativa debe facilitar (al profesorado y alumnado) la realización de los distintos procesos formativos y de aprendizaje, a la vez que se mejoran los resultados. Así mismo, aplicar innovaciones educativas también es innovar, ya que se puede hacer un seguimiento de la eficacia de esa innovación, contribuir a expandirla e incluso a mejorarla. Así pues, aplicar una innovación educativa debe ser sencillo, reducir el esfuerzo y conseguir mejorar las prestaciones de la formación – aprendizaje.

Sin embargo, en el mundo de la educación, la mayoría del profesorado se empeña en ser desarrollador y usuario a la vez. Cada profesor hace su propia innovación educativa, por él y para él. No suele hacer la innovación para generar un nuevo producto o servicio, sino para su consumo personal.

Es como si en cada casa desarrollásemos nuestra propia lavadora, sin compartir las innovaciones, ni los procesos novedosos, o los dispositivos creados. Evidentemente el coste que tendría cada casa en el proceso de innovación sería muy elevado y muy centrado en las necesidades concretas de cada hogar. Con este método, avanzar en el diseño y producción de nuevas lavadoras se convertiría en el desarrollo más caro, lento e ineficaz del mundo.

¿Piensan que exagero? Pues sí, tienen razón, exagero, ya que el símil no sería una lavadora en cada casa, sino una para cada miembro de una misma familia. Lo cierto es que suena un poco estúpido ¿cada miembro de la familia desarrollando su propia lavadora? Pues eso pasa en el mundo de la educación, cada profesor de un mismo centro desarrollando su propia innovación.

Alguien tendría que decir a esa familia, que se consiguen mejores resultados si se ponen en común las necesidades, se concentran esfuerzos, comparten desarrollos y sobre todo si piensan en otras familias que tienen necesidades similares a las suyas. Alguien debería decir a los centros, universidades y gobiernos que si desean que se mejore el mundo educativo, se debe gestionar de forma mucho más eficaz la innovación educativa.

Consulta la nota en: Innovación Educativa

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/noticias/por-que-no-avanza-la-innovacion-educativa-como-lo-hacen-las-innovaciones-en-otros-contextos

La igualdad entre hombres y mujeres se retrasa 170 años, según Foro Económico

Además, se cita el estancamiento de la participación en el mercado de trabajo, una media del 54 % de mujeres en todo el mundo frente a un 81 % de hombres. Foto: EFE

Además, se cita el estancamiento de la participación en el mercado de trabajo, una media del 54 % de mujeres en todo el mundo frente a un 81 % de hombres. Foto: EFE

 

Según el informe de 2016 divulgado esta madrugada, las mujeres ganan, de media, poco más de la mitad que los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas.

La igualdad de género podría retrasarse 170 años, hasta el 2186, al frenarse de forma drástica los avances en esa materia, según el informe del Foro Económico Mundial, que tiene en cuenta la educación, la salud y supervivencia, las oportunidades económicas y el empoderamiento político.

La brecha actual en la igualdad entre hombres y mujeres, que se situó este año en un 59 por ciento, es la mayor desde 2008, añade el Foro (FEM), una organización sin ánimo de lucro con base en Ginebra.

Según el informe de 2016 divulgado esta madrugada, las mujeres ganan, de media, poco más de la mitad que los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas.

Además, se cita el estancamiento de la participación en el mercado de trabajo, una media del 54 % de mujeres en todo el mundo frente a un 81 % de hombres.

El número de mujeres en puestos de responsabilidad también se mantiene bajo: tan solo hay cuatro países en todo el mundo con igual número de hombres y mujeres legisladores, funcionarios de alto grado y directivos, a pesar del hecho de que 95 países cuentan ahora con tantas mujeres como hombres con formación universitaria.

Las proyecciones basadas en los datos del Informe Global de la Brecha de Género 2015 apuntaban a que la brecha económica podría cerrarse en un plazo de 118 años (2133). Sin embargo, este progreso se ha invertido desde entonces y el periodo se amplía a 170 (2186).

La brecha de género en educación, según el FEM, se ha situado en el 95 %, consiguiendo así que sea una de las dos áreas en las que más se está avanzando hasta la fecha.

Salud y supervivencia, sin embargo, pese a ser de un 96 %, se ha deteriorado ligeramente.

“Dos tercios de los 144 países incluidos en el informe de este año pueden presumir ahora de haber cerrado completamente su brecha de género en proporción de sexos al nacer, mientras que más de un tercio ha cerrado la brecha por completo en términos de esperanza de vida sana”, señala el informe.

El pilar en el que la diferencia de género es más pronunciada, el empoderamiento político, es también el que ha experimentado mayores avances desde que el Foro Económico Mundial comenzó a medir la brecha de género en 2006.

Ahora se sitúa en más de un 23 %; un 1 % más que en 2015 y casi un 10 % más alta que en 2006.

Sin embargo, las mejoras se están produciendo desde unos niveles muy bajos: tan solo dos países han alcanzado la paridad parlamentaria y solo cuatro en cargos ministeriales, según los últimos datos comparables a nivel mundial.

El Foro Económico Global señala que “en un momento en el que las mujeres, de media, apenas se benefician de dos tercios del acceso a la sanidad, la educación, la participación económica y la representación política que tienen los hombres, surgen varios países que empiezan a disputar la tradicional hegemonía de las naciones nórdicas en el ránking de igualdad de género”.

Si bien los cuatro primeros países son Islandia (1), Finlandia (2), Noruega (3) y Suecia (4) (Finlandia adelanta a Noruega), el siguiente mejor posicionado es Ruanda, que pasa a ocupar un puesto por delante de Irlanda hasta llegar a la quinta posición.

Tras Irlanda, Filipinas se mantiene sin cambios en la séptima posición, ligeramente por encima de Eslovenia (8) y Nueva Zelanda (9), que avanzan un puesto.

Suiza desaparece de la lista de los diez primeros y Nicaragua pasa a ocupar la décima posición.

EE.UU. (45) retrocede 17 puestos desde el último año, debido sobre todo a una medición más transparente de la renta estimada, según el documento.

Otras grandes economías en los veinte primeros puestos son Alemania (13), Francia (17) y Reino Unido (20), mientras que España se sitúa en el 29. Italia cae nueve puestos hasta el 50.

La región de Europa Occidental ha cerrado el 75 % de su brecha de género más que ninguna otra, y al ritmo actual podría completar la económica en 47 años.

En el grupo de los BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, el mejor posicionado sigue siendo el último de ellos (15), que avanza dos puestos desde el pasado año, con mejoras en todos los pilares.

Tras Europa y Norteamérica, la región con la tercera brecha de género más estrecha es América Latina y el Caribe, según el FEM.

Con un 70 % de su brecha cerrada, la región cuenta con seis países que han logrado la educativa y de género por completo; más que ninguna otra región.

También puede esperarse que, al ritmo actual, esa región cierre su brecha de género económica en seis décadas.

Nicaragua es el único país que aparece entre los veinte primeros de la lista, mientras que el rendimiento de las mayores economías, esto es, Argentina (33), México (66), Chile (70) y Brasil (79) es variado.

Asia Oriental y Pacífico ha cerrado el 68 % de su diferencia de género.

Cuatro países del África Subsahariana, Ruanda (5), Burundi (12), Namibia (14) y Sudáfrica (15), se cuelan entre los 20 primeros; lo que coloca a la región en segunda posición, por detrás de Europa occidental.

La región peor situada (tras cerrar el 60 % de su brecha total) es Oriente Medio y Norte de África.

Fuente:http://www.sinembargo.mx/25-10-2016/3107966

Las cinco mejores ciudades para ser joven en América Latina

La startup mexicana Dada Room presenta las principales conclusiones del estudio ‘Las mejores ciudades para ser joven en América Latina’.

Dada Room, la plataforma número uno para compartir apartamento, presenta el estudio Las mejores ciudades para ser joven en América Latina, una herramienta para que los jóvenes puedan elegir la ciudad más adecuada para estudiar o comenzar su carrera profesional, de acuerdo a sus objetivos.

Ciudad de México, Buenos Aires, São Paulo, Santiago de Chile y Medellín encabezan la lista, que tomó en cuenta 21 indicadores de bienestar agrupados en tres categorías: oportunidad educativa y laboral, calidad de vida y ocio. Dada Room analizó diversos factores, desde vivienda y transporte hasta oferta cultural, para definir el atractivo de las principales urbes de Latinoamérica.

Los jóvenes ya no son el futuro de la región, son su presente. Sus decisiones tienen un gran impacto en nuestra sociedad y economía, por lo que es importante motivarlos a participar en las actividades ciudadanas. Con este estudio, deseamos reflejar las aspiraciones y retos que viven en su ciudad”, señaló Pamela Olvera, cofundadora de Dada Room.

Aspiración a las mismas (o mejores) oportunidades que sus padres

La juventud latinoamericana está luchando por superar la condición de ser nini (que ni estudia ni trabaja), derivada de circunstancias sociales, económicas, gubernamentales e incluso personales.

emprendimiento jóvenes

Frente a esta problemática, los jóvenes expresan su preocupación por tener una buena educación, empleo estable y bien remunerado, así como un nivel de vida digno que les permita independizarse del hogar familiar. Por esto, Dada Room dio un peso importante a los indicadores de empleo, desarrollo humano y educación en el ranking.

Calidad de vida: moverse, vivir e independizarse sin preocupaciones

Seis de cada 10 encuestados afirman que su ciudad es la mejor para vivir, pero también expresan que existen deficiencias en materia ambiental, de transporte, tolerancia y acceso a la vivienda.

La inseguridad, la movilidad y la falta de empleo figuran entre sus mayores preocupaciones, pues éstas reducen las oportunidades para mejorar sus condiciones de vida. Cuando piensan en su ciudad, ellos proyectan lugares más abiertos y libres, que sean más incluyentes.

Diversión para todos y para cualquier presupuesto

Ocho de cada 10 encuestados reconocen que su ciudad tiene una gran oferta cultural y opciones para salir, ya sea para visitar un museo, ir al cine o realizar algún deporte. La única limitante es su presupuesto.

No obstante, las ciudades latinoamericanas han destacado en los últimos años por ofrecer más opciones accesibles –incluyendo eventos, cursos y talleres gratuitos– para que los jóvenes tengan nuevas experiencias y puedan estar más capacitados.

Los cinco hallazgos principales del estudio fueron:

» 64.5% de los encuestados considera que su ciudad es la mejor para vivir.

» 72.4% piensa que la seguridad es uno de los problemas más grandes a resolver en su ciudad.

» Independizarse y tener acceso a una vivienda propia preocupa a 39.10% de los jóvenes, quienes dedican, en promedio, 225 dólares al mes para compartir apartamento.

» 8 de cada 10 encuestados afirma que hay suficiente oferta cultural y opciones para divertirse en su ciudad.

» La apertura a las diversas sexualidades puede mejorar; en escala de 1 a 5, sólo otorgaron 3.4 a su ciudad por ser gay-friendly.

Medellín.

Medellín.

“Nos dimos cuenta que los jóvenes aspiran a las mismas oportunidades que sus padres en cuanto a educación y trabajo, pero destacan preocupaciones y aspiraciones propias de su generación. Esperamos que este ranking se convierta en un recurso útil para que aquellos que están al frente de las ciudades tomen en cuenta a los ciudadanos jóvenes al momento de tomar decisiones”, expresa Pamela Olvera.

(Lee: Los nuevos talentos prefieren trabajar en startups ¿Por qué?)

Para realizar esta primera edición, Dada Room encuestó a 10 mil personas entre 18 y 30 años en 23 ciudades de América Latina, que fueron elegidas con base en criterios como el número de población, actividad económica y preponderancia en sus respectivos países.

Entre las 25 ciudades seleccionadas para el estudio las cinco premiadas son:

• Ciudad de México – La mejor ciudad para ser joven.

• Buenos Aires – Ciudad con mejor calidad de vida.

• São Paulo – La mejor ciudad para ser estudiante.

• Santiago de Chile – La mejor ciudad para empezar a trabajar.

• Medellín – La mejor ciudad para compartir apartamento.

Las mejores ciudades para ser joven en Latinoamérica en el ranking Dada Room 2016 puede consultarse en este enlace.

Fuente imagen destacada

Fuente:http://pulsosocial.com/2016/09/28/cinco-mejores-ciudades-ser-joven-america-latina/?utm_content=buffer8bcdb&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Qué es un ideatón y cómo organizarlo

POR:

 

Como presentamos en el post de 5 metodologías de innovación abierta, existen diferentes dinámicas participativas y descentralizadas para resolver un problema compartido. Cada una de estas metodologías de innovación abierta ayuda a combinar los recursos internos de una organización con los conocimientos de su comunidad y puede ser asociada con un “evento” dentro de un proceso de intercambios y creación de conocimiento. Para explorar el potencial de cada una de estas metodologías, en este artículo, queremos detenernos en la primera de ellas: los ideatones

Un ideatón es una dinámica que tiene como propósito generar ideas innovadoras para enfrentar o responder a una necesidad. Se puede participar de manera presencial o en línea. Usualmente, un ideatón incorpora  trabajo en grupos y  consignas creativas lideradas por facilitadores.

Vale destacar que los ideatones persiguen un objetivo compartido con las demás metodologías: involucrar a una comunidad de especialistas y participantes en la resolución de un reto de desarrollo. Sin embargo existen aspectos particulares que los diferencian de los datatones, mapatones, hackatones y concursos.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a elegir si lo que necesitas en un ideatón y cómo organizar organizar uno:

1 Elegir un desafío concreto

El primer paso para resolver un problema es comprenderlo fehacientemente. El punto de partida para el buen diseño de un ideatón es elegir un desafío claramente definido que permita a los participantes explorar sus causas e impacto y generar de esta forma ideas innovadoras para enfrentarlo.

Por ejemplo, si estás organizando un ideatón sobre la temática sustentable, asegurate de elegir una línea de acción, como ser “residuos o basura”, y dentro de la misma podrías tomar un aspecto, por ejemplo “residuos domiciliarios” y explorar cuáles son los desafíos asociados. De esta forma, el debate va a estar delimitado en torno a “¿Cómo separar los residuos domiciliarios?

De esta manera, durante el ideatón los participantes van a trabajar empleando sus conocimientos y su imaginación para generar propuestas y soluciones innovadoras enfocados en esa problemática puntual.

2 Involucrar participantes diversos

Al preparar un ideatón, es esencial identificar y convocar a los grupos y actores afectados de alguna manera por el desafío que se plantea resolver. Un problema suele tener diferentes aristas o perspectivas y es valioso tener una mirada global de los mismos. Cuánto más diversa sea la audiencia del ideatón, más completas serán las ideas propuestas que se recopilen.

Por ejemplo, en el Ideatón “Recaudando Bienestar en América Latina y el Caribe ¿Qué ideas tiene la Sociedad Civil para contribuir al crecimiento sostenible?” del próximo 8 y 9 de noviembre, estamos convocando a expertos en políticas fiscales y representantes de organizaciones de la sociedad civil de diferentes países de la región, que trabajen para reducir la pobreza, la desigualdad y la brecha de género.

Si bien los saberes o experiencias son diferentes, durante el ideatón, se eliminan las jerarquías de cada participante y el facilitador tiene la responsabilidad de cuidar que todos los participantes sean tomados en cuenta en pie de igualdad  al momento de exponer sus ideas.

3 Establecer una dinámica de trabajo

El propósito general es claro: generar ideas innovadoras a través de la colaboración abierta. Pero para alcanzarlo es importante encauzar la conversación. Un ideatón no es un espacio de catarsis sino de propuestas.

Para ello, sugerimos abrir el  ideatón  con una presentación temática que brinde un marco de trabajo y objetivos específicos. En algunos casos, y dependiendo de la cantidad de integrantes del ideatón, se puede incorporar un facilitador que ayude a los miembros de cada grupo a generar y ordenar las ideas propuestas.

Además, sugerimos desarrollar una guía de preguntas que los participantes vayan completando ayudados por el facilitador. Un buen ejemplo para organizar la propuesta de valor de un proyecto con interés público es el canvas desarrollado por Govlab Academy, donde a partir de veinte preguntas exploran todas las aristas del proyecto.

4 Definir  los productos generados

A diferencia de otras metodologías, un ideatón tradicionalmente no genera un prototipo funcional o producto viable. Su principal aporte es articular las ideas para generar una propuesta de valor ordenada y clara que permita visualizar un camino a seguir para la solución del problema.

De esta forma, el producto final de un ideatón son las propuestas que cada mesa de trabajo o participante presenta. Al haber encauzado  la conversación y definido un formulario de preguntas común,  las propuestas que surgen de las mesas de diálogo son comparables entre sí.

Con propuestas comparables, es posible articular los ideatones con otras metodologías de innovación abierta. Por ejemplo, Knight Foundation organizó un concurso de ideas para mejorar los servicios que las bibliotecas ofrecen a individuos y comunidades en el siglo 21, donde las iniciativas fueron seleccionadas a través de distintas etapas.

5 Comprender el potencial de la comunidad

Como vimos, a través de las distintas etapas de un ideatón, se elige un desafío acotado, se identifica y convoca a los grupos y actores afectados de alguna manera por el desafío, se ordenan las ideas con la ayuda de los facilitadores y se generan propuestas innovadoras, generando un sentido de pertenencia compartido entre los participantes.

Y si bien el producto final no es un prototipo funcional, tener un grado mayor de conocimiento sobre la problemática y haber construido una propuesta involucrando diferentes actores y stakeholders, es un invalorable punto de partida para seguir trabajando con otras metodologías de innovación abierta.

Ese es uno de los aportes valiosísimos de un ideatón, la generación una comunidad de actores múltiples, involucrados, a partir de ahora, no sólo en la problemática, sino también en la propuesta de solución.

Fuente:http://blogs.iadb.org/abierto-al-publico/2016/10/18/serie-sobre-innovacion-abierta-que-es-un-ideaton-y-como-organizarlo/?utm_source=Newsletter09&utm_medium=EmailKNM&utm_term=Blog&utm_content=Octubre&utm_campaign=Blog