ITESO, tercera universidad más ecológica de México

UI GreenMetric World University Ranking destacó sus prácticas en tratamiento y la reutilización de aguas residuales; ahorro de energía y programas de movilidad

Por: Roberto Larios

Entre las tres universidades más sustentables del país se encuentra el ITESO.

En el UI GreenMetric World University Ranking 2017,la institución educativa se colocó en la posición número 133 de entre 619 escuelas de educación superior del todo el mundo.

La edición, que se publicó este mes, resalta al ITESO en las categorías de Energía y Cambio Climático, Residuos y Transporte.

Cabe destacar que sólo la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) superaron a la institución jalisciense, quien es la universidad privada del país más sustentable.

El documento señaló que el ITESO destaca por sus prácticas como el tratamiento y la reutilización de aguas residuales, el ahorro de energía eléctrica mediante el desarrollo de tecnologías y estrategias para el uso de lámparas ahorradoras, la sustitución de gas por energía solar a través de fotoceldas, la implementación de un programa de separación de residuos con miras a su reducción y el manejo de residuos peligrosos.

Además, consideró que acciones como el reemplazo de tecnologías convencionales por otras más amigables con el medio ambiente, como el uso de luminarias LED; la implementación de sensores que permiten el encendido y apagado de luces y aire acondicionado en aulas y oficinas, y de mecanismos para reducir y medir el consumo del agua, así como el hecho de que los edificios están construidos para aprovechar la luz natural y cuentan con ventilación cruzada, influyeron para avanzar más de veinte puestos en el ranking de este año.

La evaluación está a cargo de la Universidad de Indonesia (UI), quien también tomó en cuenta las políticas institucionales del ITESO para la reducción en el uso de papel y la planta de tratamiento de agua del campus para su reutilización y el riego de las áreas verdes.

Asimismo, apuntó que sus programas académicos relacionados al medio ambiente obtuvieron buena calificación y sus actividades de preservación en el predio que tiene en el Bosque La Primavera, como el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) Anillo Primavera, y el contar con un sitio web orientado a difundir las acciones institucionales en estos temas, son factores que la colocaron entre las tres mejores de México.

Finalmente se puede mencionar que las acciones y programas para fomentar una movilidad sustentable fueron tomados en cuenta la UI.

Advertisements

Un estudio revela que el nivel socioeconómico alto de las escuelas no es una garantía de calidad

Por: 

Algunos padres de familia pueden pensar que las escuelas costosas son mejores que las instituciones públicas o de bajo costo. Algunos pueden creer que la calidad de la escuela está garantizada en las zonas más adineradas. Además, suponemos que la mayoría de los padres pasan por alto estadísticas como la tasa de mejora en el rendimiento de los estudiantes a lo largo de varios años, al escoger la escuela de sus hijos. Sin embargo, ¿por qué es importante analizar esta métrica tan poco común?

Un extenso estudio emprendido por la Universidad de Stanford, EE. UU., mostró que el nivel socioeconómico no está relacionado con la calidad educativa. Sorprendentemente, la eficiencia de la escuela está vinculada a la velocidad a la que los estudiantes mejoran sus resultados en pruebas estandarizadas durante un período de varios años.

alumnos en escuela.jpg

 

El sociólogo de Stanford, Sean F. Reardon, investigó 45 millones de puntajes de exámenes de estudiantes de casi todos los distritos estadounidenses. Su estudio descubrió que la forma más apropiada de medir el éxito de una escuela era examinar la tasa de mejora de los estudiantes a lo largo del tiempo, a través de la aplicación de exámenes estandarizados, y no sólo con la evaluación de exámenes aislados. Al mismo tiempo, notó que no existe una relación significativa entre la eficiencia de la escuela y si la zona escolar es rica o pobre, o si la institución es privada o pública.

Los hallazgos de Reardon sugieren que los puntajes promedio en las pruebas están débilmente correlacionados con las tasas de crecimiento educativo. Por otro lado, las conclusiones indican que es necesario reducir la desigualdad educativa, las comunidades de bajo nivel socioeconómico obtienen también altas tasas de crecimiento y en ocasiones obtienen puntajes superiores a las de nivel socioeconómico alto.

Al respecto, el desafío mundial educativo es evitar la segregación y mejorar los sistemas escolares, sin importar el nivel socioeconómico a las que estén dirigidas.

Fuente:https://observatorio.itesm.mx/edu-news/nivel-socioeconmico-alto-de-las-escuelas-no-garantiza-calidad?utm_source=Newsletter+del+Observatorio&utm_campaign=8a2d9c5d0e-EMAIL_CAMPAIGN_2017_02_24&utm_medium=email&utm_term=0_6e1a145e3e-8a2d9c5d0e-235969733

Las 3 carreras que se necesitarán en los próximos años

Las 3 carreras que se necesitarán en los próximos años

Crédito: Depositphotos.com

Con la llegada de tecnologías como el Internet de las cosas, cómputo cognitivo o el cómputo en la nube, las industrias se encuentran en un proceso de profunda transformación que ha sido bautizado como Industria 4.0 o industria inteligente.

Al integrar esta nueva generación de tecnologías a los procesos de producción, es posible utilizar los datos generados en tiempo real para agilizar y mejorar las operaciones, así como tener una cadena de producción mejor conectada entre sí.

Además de la digitalización de las fábricas para convertirlas en fábricas inteligentes, la industria se enfrenta al reto del déficit de talento tecnológico a nivel mundial. De acuerdo con una encuesta que realizó la firma KPMG a 3 mil líderes del sector tecnológico, un 65% de las empresas cree que los desafíos para contratar talento especializado están lastimando a la industria.

Esto ha provocado que las carreras especializadas sean muy cotizadas por el mercado laboral y que muchos profesionistas volteen al sector de la inteligencia artificial como una opción atractiva de carrera.

El gigante del comercio electrónico, Amazon, por ejemplo, ha implementado una campaña agresiva de reclutamiento de talento en inteligencia artificial, invirtiendo anualmente 227 millones de dólares con 1, 178 trabajos listados.

Para Gustavo Parés, director de la empresa de inteligencia artificial Nearshore Delivery Solutions, el asunto no se trata de si las máquinas reemplazarán a los seres humanos, sino de quiénes serán las personas que guiarán los procesos productivos de estas máquinas inteligentes.

“Son temas muy nuevos pero la industria ya requiere profesionistas con las competencias para comprender y darle valor a las empresas en temas de informática en procesos productivos”, comentó Parés. “La próxima década va a ser crucial para dar el salto del mundo tradicional al digital, y del digital al cognitivo, por lo que estas posiciones van a ser claves para la transformación del mundo en el que vivimos”, agregó.

¿Cuáles son las carreras o profesiones que podrían sobrevivir a la era de la inteligencia artificial? A continuación te presentamos tres de ellas:

1. Científico de datos

Conforme las empresas buscan generar y acceder a más información, la posición de científico de datos se ha vuelto cada vez más cotizada. El trabajo de un científico de datos consiste, a grandes rasgos, en minar, interpretar y encontrar valor en grandes cantidades de información.

Jack Ma, fundador del gigante del comercio electrónico Alibaba, ha dicho que el mundo se aproxima a un periodo de datos, y ha recomendado a los profesionistas aprender tanto de data como puedan, pues de acuerdo a sus proyecciones, conforme se va afianzando el análisis de datos en los diversos sectores, las habilidades relacionadas se vuelven extremadamente valiosas.

En promedio, el salario de un analista de datos en Estados Unidos es de 134 mil dólares al año.

2. Ingenieros de datos

Se le conoce como machine learning a las tecnologías que permiten que las computadoras puedan aprender y posteriormente realizar predicciones a partir de datos. Su uso en la industria consiste en procesamiento de lenguaje natural, recomendaciones o predicciones, así como visión artificial.

Un ingeniero de datos es un perfil híbrido que conoce las nuevas plataformas computacionales y tiene un conocimiento profundo de la plataforma que le corresponde.

Los profesionistas de esta rama se encargan de trabajar con las computadoras para volverlas más veloces, inteligentes y eficientes para los procesos para los que fueron diseñadas, apoyándose en grandes cantidades de datos para lograrlo.

Así como hubo un equipo enseñándole a Watson, la supercomputadora de IBM,  a jugar ajedrez mejor que un campeón mundial, el trabajo de un ingeniero de datos consiste en “educar” a las computadoras de acuerdo a los requerimientos de diferentes industrias.

El salario promedio de un ingeniero de datos es de 131 mil dólares al año en Estados Unidos.

3. Especialista en procesamiento inteligente de imágenes

Los ingenieros en visión artificial se encargan de desarrollar soluciones innovadoras para permitirle a las computadoras obtener información de fotografías y videos, emulando en cierta medida el proceso de visión de los humanos.

A menudo las empresas requieren que los especialistas en visión artificial tengan también entendimiento de machine learning, así como habilidades considerables de programación. Un salario anual en Estados Unidos para esta carrera oscila los 136 mil dólares.

Fuente:https://www.entrepreneur.com/article/307276

OCDE emite recomendaciones a México para potenciar su economía

El secretario general de la OCDE y el titular de Hacienda coincidieron en que esto favorecerá la creación de un mayor número de empleos en sectores que típicamente presentan mejores niveles salariales.

peso

(Foto: Fernando Luna / Forbes)

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) recibió por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) las recomendaciones sobre Políticas de Competencias, Habilidades y Destrezas de la Fuerza de Trabajo en México.

El secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, comentó que con estas recomendaciones se busca impulsar el desarrollo y la formación de las personas, de las competencias, habilidades y destrezas de los trabajadores en México.

“Lo que permitirá generar el capital humano adecuado para el crecimiento de distintos sectores de la economía, especialmente aquellos con mayores niveles de productividad”, destacó González Anaya.

El secretario general de la OCDE y el titular de Hacienda coincidieron en que esto favorecerá la creación de un mayor número de empleos en sectores que típicamente presentan mejores niveles salariales, creando así un mayor bienestar para un número creciente de mexicanos.

La colaboración de la OCDE con el Comité Nacional de Productividad (CNP), cuyo presidente es el titular de Hacienda, es fundamental en la elaboración de recomendaciones de políticas públicas que lleven a la conformación de un Sistema de Formación de Habilidades.

Este Sistema tiene como objetivo articular los esfuerzos de las dependencias del Gobierno Federal, del sector privado, académico, y laboral, y que incorpore la visión de expertos nacionales e internacionales en la materia.

Dichas recomendaciones derivan del diagnóstico “Skills Strategy Diagnostic Report Mexico 2017”, en el que se identificaron y analizaron los principales desafíos del Sistema de competencias en el país.

Los seis ejes de estas recomendaciones son los siguientes:

  1. Ayudar a fortalecer los mecanismos de colaboración entre las dependencias públicas involucradas, a través de un plan estratégico de formación de habilidades y competencias.
  2. Desarrollar competencias laborales con base en la identificación de las habilidades de los trabajadores que hoy requiere el sector productivo, y las que requerirá en el futuro.
  3. Facilitar la incorporación de los trabajadores en sectores cada vez más productivos.
  4. Permitir implantar una certificación de estándares de competencia que asegurará una vinculación más eficiente de los trabajadores con la demanda de trabajo.
  5. Asegurar la inserción exitosa de las personas al mercado laboral con programas de aprendizaje y capacitación en el lugar de trabajo, con apoyos a la inserción profesional, con incentivos financieros para los empleadores y programas de creación de empleo.
  6. Garantizar la capacitación continua y de alta calidad de los trabajadores en activo, mejorando los incentivos para los empleadores y realizando evaluaciones a la capacitación.

Fuente:https://www.forbes.com.mx/ocde-emite-recomendaciones-a-mexico-para-potenciar-su-economia/

La brecha de habilidades: el rezago de América Latina

Por : Julián Messina

Desde una cierta perspectiva, los avances en educación en América Latina y el Caribe han sido notables. En 1900, solo uno de cada tres niños iba a la escuela primaria. Eran muy pocos los que seguían a la escuela secundaria. Hoy en día, la educación primaria en la región es casi universal y la matriculación en las escuelas secundarias se sitúa en torno al 80%.

Desafortunadamente, estas mejoras en el acceso a la educación no se han visto acompañadas por un progreso en la calidad educativa. Al contrario, las diferencias entre los logros académicos en la región y el mundo desarrollado son muy marcadas, y amenazan con socavar las aspiraciones de productividad, crecimiento y reducción de la pobreza en la región.

La mayoría de los países de la región ha participado en evaluaciones internacionales y regionales que permiten establecer comparaciones de los niveles de habilidades académicas. En nuestra última publicación insignia, Aprender mejor: políticas públicas para el desarrollo de habilidades, igualamos los puntajes del Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMMS), una evaluación global de los alumnos de cuarto grado, a la que se sometieron solo Colombia y El Salvador en la región, y el Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (SERCE), una evaluación regional aplicada a los alumnos de tercer grado en 15 países de América Latina y el Caribe. Encontramos que menos de la mitad de los alumnos habrían tenido puntajes superiores al estándar mínimo si hubieran participado en el TIMMS. Es decir, puede que tengan algunos conocimientos básicos de matemáticas, pero no pueden sumar y restar números enteros, ni reconocer líneas paralelas o perpendiculares y formas geométricas familiares o coordinar mapas, ni tampoco pueden leer ni completar gráficos de barras y cuadros simples. En cambio, el 95% de los alumnos de cuarto grado en Estados Unidos y el 66% de los alumnos de países con niveles de matriculación bruta y de desarrollo similares alcanzaron ese estándar mínimo.

La falta de habilidades académicas básicas durante la infancia fija las condiciones para un desarrollo deficiente de las habilidades en la adolescencia, lo que se ve agravado por la baja calidad de la educación secundaria en la región. En 2015, 10 países de América Latina participaron del Programa Internacional de Evaluación de Alumnos (PISA). Entre los 72 países participantes, todos los de América Latina y el Caribe se clasificaron al final de la distribución de competencias: Chile, el país con mejores resultados de América Latina en el PISA, ocupó el lugar 48 en matemáticas, el 42 en lectura y el 44 en ciencias, mientras que República Dominicana fue el país con los peores resultados. Además, más del 63% de los adolescentes de 15 años de América Latina que participaron en el PISA fue incapaz de realizar ni las más sencillas operaciones de matemáticas para el curso que les correspondía y es probable que tengan problemas para aplicar conceptos básicos de matemáticas a lo largo de su vida.

 

 

Los resultados del Certificado de Educación Secundaria del Caribe (CSEC), una evaluación administrada a los alumnos de educación secundaria en cuatro países del Caribe, arroja resultados igualmente bajos para Barbados, Guyana, Jamaica, y Trinidad y Tobago. El CSEC, una prueba que se aplica a aquellas personas que han terminado los cinco años de escuela secundaria, se utiliza para determinar el acceso a la educación superior. Solo el 34% de los alumnos que se sometió a la prueba de matemáticas del CSEC en esos cuatro países pudo aprobar el examen y demostrar que tenía las habilidades requeridas para acceder a la educación superior.

Es igualmente decepcionante ver cómo la desigualdad influye en este problema. Si bien el porcentaje de alumnos con buenos resultados en estas pruebas estandarizadas es muy inferior en la región en comparación con los países desarrollados, la brecha de habilidades entre ricos y pobres comienza de manera temprana, se amplía de la infancia a la adolescencia y perdura en la edad adulta, cuando se refleja en los salarios.

El siguiente gráfico presenta las brechas socioeconómicas a lo largo del ciclo de vida. Las brechas se miden en términos de desviaciones estándar. Para tener una idea de esta magnitud, pensemos que, según un estudio realizado en Estados Unidos, durante el quinto grado los resultados de los niños en las pruebas de matemáticas estandarizadas a nivel nacional mejoran un 0,4 de una desviación estándar, mientras que durante el décimo grado ese desempeño mejora un 0,25 de una desviación estándar. Sin embargo, nótese que las medidas no son comparables entre diferentes instrumentos y que, debido a la escasez de datos, la muestra de países varía en las distintas etapas del ciclo de vida. Sin embargo, las brechas son grandes y perdurables a lo largo de la vida en todos los países en que pudimos medirlas.

 

 

Las tres primeras barras muestran las brechas en el Programa Regional de Indicadores de Desarrollo Infantil (PRIDI), que recopila datos sobre niños de 24 y 59 meses de edad en cuatro habilidades: lenguaje y comunicación, cognitivas, motoras y desarrollo socioemocional, en cuatro países: Costa Rica, Nicaragua, Paraguay y Perú. Cada barra muestra las diferencias en los puntajes entre los quintiles más ricos y los más pobres. Las diferencias en el desarrollo del lenguaje y habilidades cognitivas son grandes, mientras que la variación es más pequeña en el desarrollo socioemocional. Se encontraron resultados similares en un estudio que utilizó datos del Test de Vocabulario en Imágenes Peabody en Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua y Perú.

Estas diferencias entre alumnos ricos y pobres son mucho más pequeñas en los países desarrollados. En la edad adulta, la Encuesta de Habilidades para el Empleo y la Productividad (STEP, por sus siglas en inglés), del Banco Mundial, mide las habilidades en los países de ingresos bajos y medios, entre ellos Bolivia y Colombia, y encuentra gradientes socioeconómicos entre los adultos, tanto en habilidades académicas y socioemocionales como en los salarios. Las personas cuyos padres tienen un mayor nivel educativo llegan a la edad adulta con habilidades en alfabetización y no cognitivas (medidas en términos de curiosidad intelectual y capacidad para la toma de decisiones) que son entre 0,4 y 0,6 desviaciones estándar más altas que las de sus contrapartes cuyos padres ostentan un nivel de educación menor. Dado que tanto las habilidades cognitivas como no cognitivas influyen en los salarios, no es sorprendente que estos gradientes en las habilidades se traduzcan en gradientes en los salarios, es decir, una persona cuyos padres terminaron la escuela secundaria tiene salarios que son un 33% más altos que una persona con el mismo nivel de educación pero cuyos padres no terminaron la escuela primaria. Al parecer, los padres con bajas habilidades tienen hijos con bajas habilidades y bajos salarios.

La pobreza no debería equipararse al destino. Sin embargo, estos resultados no son estimulantes. No solo muestran que la región sufre un rezago importante en relación con el mundo desarrollado en cuanto al desarrollo de habilidades. Las desigualdades inscritas en los sistemas sociales de la región también se perpetúan mediante el proceso de formación de los padres y el sistema educativo, y perjudican a los menos afortunados, incluso en la edad adulta. Los programas de crianza y las reformas educativas pueden comenzar a cambiar esa realidad. Y, para el bien de la región, cuanto antes suceda eso, mejor.

Fuente:https://blogs.iadb.org/Ideasquecuentan/2017/09/28/la-brecha-de-habilidades-el-rezago-de-america-latina/

Índice de Competitividad Internacional 2017: Memorándum para el Presidente (2018-2024)

  • México avanzó una posición en el ICI 2017: pasó del lugar 37 al 36, sin embargo preocupan los niveles de violencia y corrupción.
  • No importa quién gane las elecciones presidenciales de 2018, es fundamental proteger y profundizar la senda de las reformas estructurales.
  • Frenar la reforma energética implicaría sacar más de 190 mil millones de pesos del presupuesto para compensar la inversión privada que se ha detonado hasta la fecha.
  • Solo los trabajadores formales tienen acceso a la seguridad social, lo que implica que casi 60% de los trabajadores no tiene derecho a una pensión.
  • Hay sistemas públicos que pagan pensiones hasta 30 veces mayores que aquellas para los trabajadores más jóvenes del sector formal.  

ÍNDICE DE COMPETITIVIDAD INTERNACIONAL 2017

El ICI 2017 mide la capacidad de las economías más importantes del mundo para generar, atraer y retener talento e inversión. Para medir la competitividad, el índice evalúa 43 países a través de 129 indicadores, categorizados en 10 subíndices.

Resultados generales

Ranking de posiciones del Índice de Competitividad Internacional 2017 (1-43 países)

Resultados de México

México avanzó una posición en el ICI 2017: pasó del lugar 37 al 36, sin embargo preocupan los niveles de violencia y corrupción. Aunque México subió un puesto, el promedio de los países de la muestra presentó mayores avances tanto en inversión y talento, así como en la mayoría de los indicadores de los subíndices. El objetivo no solo es que México mejore con respecto a sí mismo, sino respecto a las mejores experiencias internacionales.

Principales cambios de México 2013-2015

En términos generales, la posición de México en la mayoría de los subíndices es estable. Una reducción en aranceles agrícolas y de manufactura, así como menores barreras ocultas a la importación, llevó al país a subir seis lugares en Relaciones internacionales. Además, un mayor crecimiento del PIB consiguió que México ganara tres posiciones en Economía.

MEMORÁNDUM PARA EL PRESIDENTE (2018 – 2024)

Cinco desafíos que amenazan la competitividad de México:

1. La continuidad de las reformas educativa y energética depende de la implementación de elementos clave en los próximos años.

Educativa

En los últimos dos años se observa un decremento en la aplicación de las evaluaciones de desempeño magisterial: un elemento clave para tener un sistema educativo meritocrático. A la velocidad actual, el total de maestros habrá sido evaluado hasta 2048.

Energética

La parte más complicada de esta reforma se verá en los próximos seis años.

  • Pemex debe generar las condiciones para competir en un mercado abierto: mejorar sus finanzas y cambiar su cultura interna para asociarse y competir con otras empresas.
  • Frenar la reforma energética implicaría quitar más de 190 mil millones de pesos  de otros rubros del presupuesto federal para compensar la inversión privada que se ha detonado hasta la fecha.
  • El sector de hidrocarburos deberá ser más transparente en la distribución de sus beneficios.

2. 57% de los trabajadores están empleados en el sector informal, lo que reduce su ingreso y frena los aumentos de la productividad.

  • De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), los trabajadores formales generan 76% del PIB y en consecuencia tienen mayores ingresos que los trabajadores del sector informal, en promedio 3,773 pesos mensuales más.
  • Solo los trabajadores formales tienen acceso a la seguridad social, por lo que casi 60% de los trabajadores mexicanos no tiene derecho a una pensión.
  • Quienes tienen acceso a una pensión lo hacen en un sistema con gran desigualdad. Hay sistemas públicos que pagan pensiones hasta 30 veces mayores que aquellas para los trabajadores más jóvenes del sector empresarial.  

3. El gobierno no está aprovechando la tecnología para hacer más eficiente su desempeño.

  • México no cuenta con un sistema de identificación digital.
  • Las tarifas eléctricas no reflejan los costos locales de generar electricidad.
  • Las empresas y emprendedores están expuestos a una carga de regulación excesiva.
  • Falta una política para aprovechar los datos que generan tanto el gobierno como la economía digital.

4. La relación México-Estados Unidos debe ver más allá de la crisis que implica la presidencia de Donald Trump.

  • No hay un país más importante para Estados Unidos que México y viceversa. El 81% de las exportaciones mexicanas se van a EUA, mientras que México es el segundo mayor mercado para exportaciones estadounidenses después de Canadá.
  • Por eso, es necesario ampliar y diversificar el número de actores que pesan en la agenda bilateral, así como promover el poder suave (soft power) de México.

5. Existe una falta de Estado de derecho en dos de sus versiones más perniciosas: la corrupción y la impunidad. De no enfrentarse, México será un país más pobre, violento y con menores oportunidades de prosperidad.

  • Para que funcione el Sistema Nacional Anticorrupción deben funcionar los pilares básicos de la democracia: autonomía del ministerio público, un sistema de procuración de justicia y la división de poderes.

IMCO PROPONE

Combatir la corrupción y reconstruir la seguridad pública

  • Reformar el Artículo 102 de la Constitución bajo la propuesta de la iniciativa Vamos por una fiscalía que sirva.
  • Generar estadísticas útiles que permitan evaluar las etapas del nuevo Sistema de Justicia Penal (Ej. delictiva georeferenciada).
  • Crear un sistema de servicio profesional de carrera para ministerios públicos estatales y municipales.

Fortalecer la implementación de la reforma educativa

  • Garantizar el presupuesto de los programas de formación docente y mejorar el esquema de incentivos para aumentar el número de docentes que se inscriben como tutores.
  • Establecer el Sistema de Información y Gestión Educativa (SIGED).
  • Implementar eventos de asignación de plazas y promociones abiertos a la ciudadanía.

Fortalecer la implementación de la reforma energética

  • Reformar los estatutos de Pemex y CFE para que los consejos de administración sean los encargados de elegir a su director general y no por designación presidencial, como sucede actualmente.
  • Establecer una política sectorial que alinee las metas del país en energías renovables con fuentes de financiamiento públicas y privadas para aprovechar la reducción de costos derivada de la disrupción tecnológica.

Cero ISR para asalariados formales que ganan menos de 10,298 pesos mensuales

  • Eliminar las cuotas fijas por nivel de ingreso en la Ley del ISR y la tasa asociada a los cinco primeros rangos de ingreso.

Crear un sistema de seguridad social universal

  • Hacer un pacto político por la seguridad social que universalice los beneficios, corrija las insuficiencias y ponga límites a los déficits pensionarios actuales.
  • Separar, desde la Constitución, las prestaciones económicas (pensiones) de las prestaciones de salud.
  • Viabilidad financiera para garantizar el acceso al derecho a la salud.

CAPÍTULOS DEL ICI 2017

I. Combatir la corrupción y reconstruir la seguridad pública
II. Garantizar la continuidad de las reformas educativa y energética
III. Lograr una sociedad más sana y equitativa
IV. Lograr finanzas públicas responsables, crecimiento económico y prosperidad individual
V. Tecnología para un gobierno eficiente
VI. México es la economía número 15 del planeta: mapa de ruta para comportarnos como un actor global

Fuente:http://imco.org.mx/temas/indice-de-competitividad-internacional-2017-memorandum-para-el-presidente-2018-2024/

¿Qué papel tienen las universidades en la movilidad de los ingresos?

Por: CAROLINA GONZÁLEZ VELOSA

Sin duda, todos los padres aspiran a que sus hijos logren mejores resultados de los que ellos alcanzaron. Pero, ¿cuánto exactamente los hijos avanzan más que sus papás? Es decir, ¿cuál es la diferencia entre la posición socioeconómica de los padres y la de sus hijos cuando son adultos, y qué tan probable es que un niño de familia pobre llegue a ser rico?

Una de las formas tradicionales de estimar esa diferencia es a través de los ingresos o salarios. Gran parte del ‘sueño americano’ está alimentado por la percepción de que los hijos puedan pasar del quintil inferior de ingreso familiar al quintil superior, es decir, del más pobre al más rico si se trabaja duro. En América Latina, la percepción es menos optimista, pues a diferencia del trabajo duro, prevalece la idea de que son las conexiones y la suerte las que contribuyen en mayor medida al éxito. En realidad, esa probabilidad es del 7.8% en Estados Unidos y 11% en Europa. Pero para América Latina no es un porcentaje conocido, dado que no existen registros de población que permitan rastrear los ingresos a lo largo de generaciones, ni registros de impuestos que permitan deliberar el salto de ingresos entre generaciones.

Gran parte del ‘sueño americano’ está alimentado por la percepción de que los hijos puedan pasar del quintil inferior de ingreso familiar al quintil superior, es decir, del más pobre al más rico si se trabaja duro.

La movilidad social en la región

Pulso Social de América Latina y el Caribe 2017, un estudio recientemente publicado por Suzanne Duryea y Marcos Robles, del Banco Interamericano de Desarrollo, agrega valor para cerrar esa brecha de conocimiento, al haber examinado la movilidad social asociada con diferentes universidades de la región y comparado los resultados con el análisis más reciente para universidades de Estados Unidos (Chetty, 2017). A partir de dos bases de datos únicas para Brasil y Perú, observa a los estudiantes provenientes de familias de escasos ingresos al momento de matricularse a la universidad y revisa qué pasó con los ingresos de esos estudiantes cinco o diez años después.

Los datos que el estudio encuentra desafían la percepción de que las oportunidades de movilidad son más estáticas para América Latina y el Caribe. Encuentra que existe más movilidad de los ingresos de la que se conoce en las universidades de esos dos países, incluso más que en las universidades de Estados Unidos. Tan solo en una universidad de Brasil, la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE), la movilidad es más alta (42.6%) que el promedio de treinta y una universidades emblemáticas de Estados Unidos, incluyendo algunas de las Ivy League (33.9%). En igual sentido, se observa que las universidades públicas y privadas de Perú tienen mayor impacto en la movilidad social que las universidades estadounidenses.

El impulso de la educación superior

El hallazgo es relevante porque, contrario a las percepciones, afirma que la educación superior es un vehículo importante de movilidad ascendente, así como que algunas instituciones están haciendo su tarea al disminuir la brecha de la desigualdad de los ingresos en la región. Por otro lado, constata que si la cobertura y acceso de estudiantes con menos ingresos fuera mayor de lo que es, las universidades pueden ser un promotor de movilidad importante. Argentina y Chile han dado notables pasos en ese sentido, al aumentar la matrícula de estudiantes con menores ingresos de un 25% y un 20% en los años noventa a un 62% y un 66% en 2014, respectivamente (Desarrollo en las Américas, 2017). Por último, el estudio invita a disponer de datos similares que puedan extender el análisis al resto de la región.

La educación superior es un vehículo importante de movilidad ascendente, así como que algunas instituciones están haciendo su tarea al disminuir la brecha de la desigualdad de los ingresos en la región.

¿Cuál es tu percepción sobre el papel de las universidades en la movilidad de los ingresos en tu país? ¿Conoces prácticas o datos de universidades que sirvan de ejemplo para medir el avance en la región? Cuéntanos en la sección de comentarios al final de este blog post o sigue la conversación sobre el #PulsoSocial en @BID_Trabajo en Twitter.

Sobre #PulsoSocial

Pulso Social de América Latina y el Caribe 2017 analiza la repetición de comportamientos sociales y condiciones económicas entre padres e hijos y describe las tendencias de un conjunto de indicadores sociales clave a lo largo del ciclo de vida en América Latina y el Caribe.

Fuente:https://blogs.iadb.org/trabajo/2017/12/22/que-papel-tienen-las-universidades-en-la-movilidad-de-los-ingresos/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=5cca8858d5-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-5cca8858d5-189478437