Las habilidades transversales, el eje de la nueva educación para el empleo del futuro

German Chancellor Angela Merkel shakes hands with a humanoid robot at the booth of IBG at Hannover Messe, the trade fair in Hanover, Germany, April 23, 2018.

Image: REUTERS/Fabian Bimmer

En colaboración con nobbot

DronesBig Datacoches que conducen solos… Los periódicos y telediarios se llenan a diario de términos que, hasta hace bien poco, parecían futuristas. Lo cierto es que el despliegue de Internet a gran velocidad y la mejora de las comunicaciones han llevado a los países más desarrollados a vivir un vertiginoso viaje hacia la digitalización que, en muchos casos, todavía no se ha digerido.Aunque la base de esta digitalización es la optimización de los procesos, hay muchos sectores que aún no han sabido cómo amoldarse a los cambios tecnológicos que llegan cada día. Según un reciente estudio del Observatorio para el Empleo en la Era Digital, realizado por la Feria de Empleo Digital, ocho de cada diez jóvenes menores de 30 años encontrarán puestos de trabajo digitales, muchos de ellos que ni tan siquiera existen actualmente. Ese será, pues, el gran yacimiento de empleo del futuro.

Si hay algo en lo que coinciden la mayoría de los expertos, es que si la generación de millennials está realizando trabajos que no se habían inventado ni cuando empezaron sus carreras universitarias, la siguiente generación todavía vivirá cambios más radicales.

Nuevas necesidades educativas para nuevas disciplinas

La Comisión Europea ha realizado en los últimos años diferentes informes para radiografiar el mercado laboral de los países miembro. Uno de ellos, señala que en toda Europa hay hasta 900.000 puestos de trabajo que no se pueden cubrir por falta de cualificación de los trabajadores.

Teniendo en cuenta el tejido empresarial de España y las dificultades históricas que lo han convertido en uno de los ‘campeones’ del desempleo en la UE, las Comunidades Autónomas y el Gobierno han de trabajar junto a la sociedad para que los diferentes sistemas educativos se orienten a las necesidades reales del empleo del futuro.

Otro estudio de la CE sostiene que el 40% de las empresas no encuentra perfiles idóneos para cubrir sus puestos de trabajo. Es decir, que los estudiantes o trabajadores no tienen las aptitudes y conocimientos necesarios para desempeñar plenamente su trabajo. ¿Y cómo se puede solucionar este problema?

Carreras stem para un mundo en cambio

Para acabar con este ‘gap’ existente entre el mercado laboral y las escuelas y universidades, es necesario promover habilidades que realmente capaciten a los estudiantes para asumir responsabilidades dentro del mundo tecnológico y cambiante al que se van a enfrentar.

Los expertos en recursos humanos alaban las enseñanzas técnicas que ofrecen las conocidas como carreras STEM (iniciales en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Este tipo de carreras, a priori, son las que mejor perspectivas laborales auguran a los hoy estudiantes ya que ahondan en disciplinas y conocimientos más técnicos.

Innovación y creatividad para el empleo del futuro

Pese a ello, cada vez más empresas puramente tecnológicas consideran necesarias las conocidas como habilidades transversales. Este tipo de habilidades son aquellas que son necesarias en cualquier puesto de trabajo y que ayudan a los trabajadores a tener un perfil más adaptativo en un mundo de cambios constantes como al que nos enfrentamos.

Dentro de estas habilidades transversales destacan aspectos como la innovación y la creatividad. Ya no se valoran perfiles que sean meramente técnicos y que no sean capaces de innovar. Hay que trabajar en programas educativos que ahonden en la capacidad creativa de cualquier individuo para poder mejorar su desarrollo en cualquier ámbito.

Además de la innovación o la creatividad, la asertividad y el trabajo en equipo son fundamentales. Aunque quizás una de las habilidades más importantes es la flexibilidad. Dado que cada vez los trabajos son más transversales y dentro de una empresa un perfil puede desempeñar funciones en distintos departamentos, es fundamental que los hoy estudiantes sean capaces de adaptarse cuanto antes a los cambios.

Para poder adquirir este tipo de habilidades (también denominadas soft skills, en inglés), las escuelas y universidades deben incidir en estos aspectos dentro de sus planes de estudios con case studies o incluyendo nuevas tareas dentro y fuera del aula.

Por su parte, los ahora trabajadores y las empresas también tienen que trabajar en mejorar tanto la parte técnica como estas habilidades más humanísticas y adaptativas, necesarias para el empleo del futuro. La mejor forma de conseguirlo es a través de la formación continua y las actividades de team building que tan buenos resultados están dando en muchas empresas pioneras, como las tecnológicas de Silicon Valley.

Los perfiles profesionales que se demandan… pero que no se cubren

En la actualidad el propio Ministerio de Empleo de España publica periódicamente algunos puestos de trabajo que no llegan a cubrirse, como mecánicos navales o pastores.

Pero algunas consultoras de recursos humanos van más allá y han detectado algunos de esos puestos de trabajo técnicos que actualmente no se llegan a cubrir en muchas empresas porque no existen los perfiles idóneos para el empleo del futuro. Estos son algunos de ellos:

  • Especialista en seguridad informática: las amenazas cibernéticas hacen necesarios más perfiles de especialistas en ciberseguridad dentro de grandes y pequeñas empresas. En los últimos meses hemos asistido a algunos escándalos de filtraciones de datos, ataques masivos o robo de información sensible. Las grandes empresas están dispuestas a seguir invirtiendo importantes cantidades de dinero en mejorar su seguridad online. La falta de profesionales muy cualificados para pilotar estrategias de ciberseguridad ha llevado a algunas tecnológicas incluso a contratar a hackers.
  • Especialista SEO: el posicionamiento en buscadores se ha convertido en uno de los pilares del marketing pero sigue habiendo muchos perfiles técnicos de este ámbito que no son fácilmente cubiertos, tanto en agencias como en empresas. El problema que aducen la mayoría de los expertos es que los verdaderos especialistas en SEO escasean, sobre todo en su vertiente más técnica.
  • Especialista en Big Data: el volumen de datos que se genera diariamente es muchas veces un cúmulo de ‘ruido’ para todas las empresas que no saben interpretar, cuantificar o cualificar esa información que le aportan tanto sus clientes, como los proveedores o el propio mercado. Cada vez existen más escuelas que ofertan posgrados específicos sobre Big Data pero el mercado aún demanda más profesionales.
  • Especialista en Usabilidad (UX): el uso masivo de los móviles y las tablets ha hecho que Internet tenga que reinventarse. Esto se debe a dos motivos básicamente: la rapidez y la adaptabilidad. Es decir, que los contenidos, servicios y productos que se sirven a través de los teléfonos móviles tienen que ser igual de prácticos que en un ordenador. Por ese motivo, los especialistas en usabilidad (o UX, de las siglas de user experience, en inglés) son cada vez más importantes dentro de cualquier organización que tenga en Internet un pilar de crecimiento.

En definitiva, para conseguir terminar con el gap entre formación y empleo es necesario que tanto las empresas como las instituciones educativas trabajen para fomentar aquellas disciplinas y estudios que realmente necesita el mercado del empleo del futuro. Y para ello será fundamental cultivar las habilidades transversales a todos los niveles educativos.

Fuente:https://www.weforum.org/es/agenda/2018/05/las-habilidades-transversales-el-eje-de-la-nueva-educacion-para-el-empleo-del-futuro

Advertisements

Especialista aborda retos en la empleabilidad de los universitarios

manufactura

El desarrollo tecnológico determinó cambios en los contenidos de trabajo y las relaciones laborales, lo que genera dilemas y retos para el sistema de educación superior, afirmó la especialista del Centro e Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), María de Ibarrola Nicolín. La especialista del Departamento de Investigaciones Educativas del Cinvestav, Sede Sur, aseguró que la economía digital demanda saber cómo es actualmente el mercado de trabajo, y cuáles son los recursos humanos que requieren los sectores.

En un comunicado, el Cinvestav informó que De Ibarrola Nicolín participó en la mesa “Empleabilidad de los Egresados Universitarios”, durante el seminario internacional “Opciones y Desafíos en México para las Instituciones de Educación Superior ante la Sociedad Digital”, que organiza el Cinvestav y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, entre otras instituciones. Expuso que la presencia de diversas tecnologías transforma las relaciones laborales, y citó como ejemplo la experiencia de las fábricas robotizadas o servicios de transporte, así como la burocracia digital que se impone en diversas instituciones gubernamentales, casos que también generan dilemas administrativos, legales y jurídicos.

La investigadora agregó que para proponer planes y estrategias que resuelvan los desafíos de la economía digital se debería plantear: ¿Sabemos cómo es el mercado de trabajo en México?, ¿Conocemos con precisión cuáles son los recursos humanos que requiere ese mercado?, ¿Las instituciones de educación superior responden a la única y exclusiva función de proveer recursos humanos? Destacó que la distribución de la matrícula permite identificar que las necesidades sociales no corresponden a las estructuras de trabajo, pero reconoció que las ingenierías han sido una prioridad nacional que se ha conservado.

Explicó que las áreas administrativas y la carrera de derecho se conservan, a pesar de la supuesta saturación del mercado de trabajo. Los datos indican, agregó, que sí hay trabajo María de Ibarrola planteó la idea de que “la distribución de la matrícula de educación superior responde a proyectos que generan tensiones y contradicciones variadas; las demandas del mercado de trabajo se articulan flojamente con la oferta escolar y pueden ser funcionales o disfuncionales en el tiempo y el espacio”. La especialista agregó que hay una gran cantidad de instituciones y carreras nuevas que no han sido debidamente valoradas. Asimismo, indicó que la escolaridad superior no se relaciona de manera positiva con varios indicadores estratégicos laborales, porque el beneficio de una formación académica no es para todos los que la logran. Los beneficios de la escolaridad se expresan de manera progresiva, en forma equivalente al avance en el desarrollo académico de las personas, pero no en todos los aspectos laborales: empleo, ingreso y formalidad, entre otros, refirió, María de Ibarrola enumeró algunos desafíos para la empleabilidad de los universitarios como fortalecer la cultura digital e identificar y evaluar los cambios que ya están en marcha, como la educación abierta o a distancia y la flexibilidad en los espacios de aprendizaje.

Fuente: https://www.20minutos.com.mx/noticia/367020/0/especialista-aborda-retos-en-la-empleabilidad-de-los-universitarios/#xtor=AD-1&xts=513356

La innovación debe nacer en las universidades de investigación, según encuesta

Por: 

1c2af-james2bbreiner2bteaching2bin2bxi2527an

Un reciente estudio realizado en los Estados Unidos reveló que la vasta mayoría de las personas encuestadas piensa que el liderazgo innovador debe comenzar en las universidades de investigación. No obstante, ¿es en la academia donde actualmente nacen las ideas más transformadoras?

Según datos arrojados en el Foro Económico Mundial 2018, gracias a la investigación realizada por Times Higher Education, 27 de las universidades más prestigiosas e innovadoras del mundo generan más investigación que casi todos los países del mundo (excepto EE. UU. Y China). Sin embargo, no es suficiente, es necesario que más instituciones se sumen al esfuerzo.

Datos del estudio

El Polsky Center for Entrepreneurship and Innovation en la Universidad de Chicago, en una encuesta realizada a 1,086 adultos, descubrió que el 71% de los estadunidenses considera que las universidades de investigación son la fuerza principal de innovación. Así mismo, consideraron que el 60% del liderazgo en innovación se genera en las grandes corporaciones, el 53% pensó que nace gracias al emprendimiento de las startups y sólo el 47% afirmó que surge de la iniciativa del gobierno.

“A pesar de que las ideas innovadoras continúan fluyendo de las universidades y empresas estadounidenses, una mayor competencia global significa que tenemos que hacer aún más para mantener nuestra posición de liderazgo.”

— Steven N. Kaplan, director de la facultad del Polsky Center for Entrepreneurship and Innovation

¿Cómo impulsar la investigación universitaria?

Especialistas de la Universidad de Chicago, señalan que para lograr que las universidades continúen realizando investigación, o que comiencen a ejercerla, se requiere de fondos y apoyo gubernamental para lograr un ambiente de crecimiento. Así mismo, las universidades requieren explorar maneras más efectivas de ayudar a los estudiantes e investigadores innovadores para llevar sus ideas al mercado laboral.

Aunado a lo anterior, vale la pena resaltar la importancia de generar centros e institutos de investigación eficientes, crear ambientes que promuevan la igualdad de oportunidades sin importar género y sumar apoyos de la iniciativa privada para que la investigación arroje resultados que se concreten o materialicen en menor tiempo.

Fuente:https://observatorio.itesm.mx/edu-news/innovacion-universidades-de-investigacion?utm_source=Newsletter+del+Observatorio&utm_campaign=8222723fb3-EMAIL_CAMPAIGN_2017_02_24&utm_medium=email&utm_term=0_6e1a145e3e-8222723fb3-235969733

¿Quién está listo para la era de la automatización? Un informe revela los 25 países mejor preparados

Por:

Los rápidos avances y la sofisticación de las tecnologías automatizadas tendrán serias implicaciones para el trabajo y el empleo, y los gobiernos deberían estar preparados. Corea del Sur, Alemania y Singapur son los países mejor preparados del mundo para la automatización, según un nuevo informe creado por The Economist Intelligence Unit y patrociando por ABB.

El reporte “The Automation Readiness Index (ARI): Who Is Ready for the Coming Wave of Innovation?” evalúa cuán bien preparados están estos 25 países para los desafíos y oportunidades de la automatización inteligente. El análisis realizado concluye que incluso los países más preparados para el futuro del trabajo deben reconsiderar la educación y la capacitación con un enfoque en el aprendizaje permanente para preparar a las personas los trabajos del mañana.

“El informe muestra el patrón de éxito del futuro. Debemos aprovechar estas recomendaciones”, dice Ulrich Spiesshofer, CEO de ABB. “El ritmo de la innovación y el cambio laboral hoy es tan rápido que todos deben tener acceso al aprendizaje continuo. Aumentar el potencial humano con la tecnología de una manera responsable, a la vez que se brinda educación y capacitación continua. Esta es una oportunidad para impulsar la prosperidad y el crecimiento”.

Además de Corea del Sur, Alemania y Singapur, los 10 países mejor posicionados para abrazar la ola de Inteligencia Artificial son, en orden de clasificación: Japón, Canadá, Estonia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

Top 10 de países mejor preparados para la automatización

  1. Corea del Sur
  2. Alemania
  3. Singapur
  4. Japón
  5. Canadá
  6. Estonia
  7. Francia
  8. Reino Unido
  9. Estados Unidos
  10. Australia

El análisis del informe se basa en el índice ARI, creado por The Economist Intelligence Unit, así como a través de una serie de entrevistas con expertos de todo el mundo. Las clasificaciones se determinaron sobre la base de un total de 52 indicadores cualitativos y cuantitativos seleccionados en consulta con expertos en automatización, educación y economía.

El estudio encontró que al día de hoy se ha hecho poca política que aborde específicamente los desafíos de la automatización basada en inteligencia artificial (IA) y robótica. “La gran mayoría de los países dentro o fuera de la OCDE están empezando a pensar en la planificación de los desafíos de la automatización”, dijo Elizabeth Fordham, asesora principal de relaciones globales en la Dirección de Educación y Habilidades de la OCDE. Pero ningún país está genuinamente preparado para la era de la automatización inteligente.

Solo pocos países, incluidos Corea del Sur, Alemania y Singapur, los primeros en el índice, han emprendido iniciativas en áreas como la reforma de los planes de estudio, iniciativas de aprendizaje continuo, programas de formación profesional y flexibilidad en el lugar de trabajo.

Top 25 de países mejor preparados para la automatización

 El Top 25 de naciones mejor preparadas para la era de la automatización.  Imagen: The Automation Readiness Index, de The Economist Intelligence Unit y ABB.

El Top 25 de naciones mejor preparadas para la era de la automatización.
Imagen: The Automation Readiness Index, de The Economist Intelligence Unit y ABB.

El Índice de Preparación para la Automatización se centra en tres categorías:

  1. Entornos de innovación: esta categoría realiza un seguimiento de la medida en que cada país cuenta con políticas y estrategias para promover la investigación, la infraestructura y las iniciativas para aprovechar la automatización inteligente. Japón es el país líder en esta categoría.
  2. Políticas del mercado laboral: la automatización probablemente desplazará a los humanos en diversas áreas, al menos aquellos que se dedican a tareas automatizables. Por lo tanto, los gobiernos requieren políticas que promuevan la movilidad y flexibilidad de los trabajadores, así como también programas que ayuden a desarrollar nuevas habilidades. Corea del Sur, Alemania y Singapur empataron por igual en esta categoría.
  3. Políticas educativas: con la automatización, las habilidades requeridas por los empleadores evolucionarán y con ello, los requisitos educativos de la fuerza de trabajo. Esta categoría sigue la preparación para una educación emergente. Corea del Sur encabeza la lista de Políticas Educativas.

Algunos hallazgos clave del reporte incluyen:

  • Los líderes del índice destinan considerables fondos y apoyo a la investigación fundamental de inteligencia artificial y robótica: los gobiernos de Japón y Corea del Sur, por ejemplo, canalizan cientos de millones de dólares en fondos para organizaciones del sector público y privado que llevan a cabo investigación en IA y robótica.
  • Solo unos pocos países han empezado a abordar el impacto de la automatización a través de políticas educativas: se espera que la automatización aumente la importancia de la educación STEM y las habilidades socioemocionales (o habilidades blandas).
  • El aprendizaje permanente se está convirtiendo en una rica área de experimentación: diversos gobiernos están buscando alentar a los ciudadanos a someterse voluntariamente a la actualización periódica de sus habilidades.
  • La formación profesional no está a la altura de los desafíos planteados por la automatización inteligente: los expertos entrevistados para el estudio advierten que la formación profesional en la mayoría de los países sigue demasiado centrada en ocupaciones poco cualificadas como para preparar a los jóvenes para el lugar de trabajo automatizado.

El reporte advierte que si los países quieren una estrategia a largo plazo para enfrentar los desafíos de la automatización, la educación debe estar en el centro de ella. La automatización y la IA hacen aún mayor la necesidad de programas de educación básica y nuevos tipos de formación docente.

Según los expertos entrevistados, se habla mucho de este tema pero hay muy poca planificación y acción en este frente hoy en día. “Nadie se ha familiarizado con la planificación estratégica requerida para el cambio educativo en este contexto, y existe una gran necesidad”, dice Rose Luckin, profesora de diseño centrado en el alumno del University College London.

Sin embargo, cambiar el currículo es solo una parte de la batalla. La parte más difícil es capacitar a los profesores para que puedan impartir “conocimientos y habilidades del siglo XXI”. “Enormes expectativas se están colocando en los educadores que de alguna manera podrán cambiar qué y cómo enseñan. Pero, ¿quién los preparará para hacerlo?”, señala Luckin. Los cinco países con mejor puntuación en la categoría de educación al menos han comenzado a adaptar sus programas de formación docente.

Además, en una época en que la tecnología a menudo cambia cómo trabajan las personas, ¿cómo se pueden adaptar a estos cambios? Según el informe, el aprendizaje permanente es parte clave de la respuesta. Crear un marco institucional para apoyar el aprendizaje permanente es parte del desafío, y varios países ya han comenzado. Singapur, miembros de la OCDE como Estonia, EE. UU. y Canadá, así como los países de medianos ingresos como Argentina y Brasil ya lo están haciendo.

“La educación y formación profesional es débil en la mayoría de los países en desarrollo. Su desafío es permitir a los trabajadores más maduros continuar su educación. Necesitan establecer incentivos y canales para que los trabajadores más jóvenes y los mayores lo hagan”, aconsejó Francesc Pedro de la UNESCO.

ABB y The Economist Intelligence Unit planean realizar este índice anualmente y revisar los rankings cada año con el objetivo de servir como una herramienta para que los gobiernos identifiquen y apliquen continuamente políticas que respalden una participación exitosa en la nueva economía global automatizada y digitalizada.

Fuente:https://observatorio.itesm.mx/edu-news/top-25-paises-mejor-preparados-para-la-era-automatizacion-ia?utm_source=Newsletter+del+Observatorio&utm_campaign=a7a8f0394c-EMAIL_CAMPAIGN_2017_02_24&utm_medium=email&utm_term=0_6e1a145e3e-a7a8f0394c-235969733

BeDebate Edu: un ecosistema de aprendizaje basado en retos que potencia las habilidades del siglo XXI

Por: 

 Foto: Alumna usando una  tablet  / Â©Jisc and Matt Lincoln.

Foto: Alumna usando una tablet / ©Jisc and Matt Lincoln.

 

No cabe duda que en un mundo cada vez más dominado por la automatización y la inteligencia artificial, las características humanas son y serán más importantes que nunca. Es por eso que uno de los retos que enfrenta la educación actualmente es desarrollar y fortalecer habilidades y competencias meramente humanas que nos distingan de las máquinas. Estas habilidades, conocidas como “habilidades del siglo XXI” o habilidades blandas (soft skills) pueden resumirse en las 4Cs: Creatividad, Pensamiento Crítico, Colaboración y Comunicación (4Cs por sus siglas en inglés).

Con esto en mente ha nacido una plataforma que busca, a través de su original metodología, generar un ecosistema de aprendizaje que además de desarrollar estas habilidades ya mencionadas, empodere a los estudiantes a través de retos reales que los preparen no sólo para la vida laboral sino en todos los ámbitos.

Esta plataforma se llama BeDebate Edu y fue creada por Xavier Pascual con el apoyo de Hubbik, la aceleradora de startups de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

BeDebate Edu es una plataforma digital de aprendizaje por retos que se basa en tres pilares: Design Thinking, conectivismo y aprendizaje por retos, para desarrollar una metodología propia y generar un completo ecosistema de aprendizaje en el que se potencia la formación de las habilidades blandas (soft skills), en específico la creatividad, pensamiento crítico, colaboración,  comunicación y resolución de problemas.

“BeDebate no es una plataforma de aprendizaje, es un complejo ecosistema de aprendizaje donde se combinan metodologías activas, estructura de red social y portafolio digital con evidencias. Por tanto, conlleva un paso adelante en los entornos virtuales de aprendizaje”

— Paul, profesor universitario.

Metodología de BeDebate Edu

BeDebate Edu ha creado una metodología propia que tiene un flujo de trabajo dividido en 7 fases establecidas en el Design Thinking. Cada fase tiene el propósito de empoderar las distintas habilidades que se han comentado anteriormente.

A través de esta metodología, la plataforma busca proveer a los alumnos de una formación integral que les convierta en personas resolutivas, críticas, con capacidad de adaptación, creativas y colaborativas.

Screen Shot 2018-04-27 at 12.41.04.png

Aprendizaje basado en retos

En BeDebate Edu se plantean retos reales presentados de manera pública o privada. En los retos públicos se conecta a estudiantes de todo el mundo con empresas participantes para retarlos a idear soluciones reales que puedan ser implementadas por estas empresas en pro de una innovación de impacto positivo en el planeta. Los retos privados son promovidos por docentes o instituciones educativas dentro de sus propias aulas o instituciones. Estos retos tiene un gran potencial para trabajar con otros centros o intercentros.

Los profesores pueden escoger entre crear retos específicos para un curso o utilizar los que existen en su biblioteca de retos creados en base a los 17 objetivos de la ONU para el 2030.

 Objetivos de Desarrollo sostenible: 17 objetivos para transformar nuestro mundo / Organización de las Naciones Unidas. 

Pero qué mejor que sea su fundador el que nos explique cómo funciona esta plataforma. Para ello, platicamos con Xavi Pascual, fundador de BeDebate Edu, sobre la plataforma, las habilidades que necesitaremos para afrontar los retos del futuro y las claves del aprendizaje por retos.

Observatorio (O): ¿Cómo nació la idea de crear una plataforma como BeDebate?

Xavier Pascual (XP): Estaba trabajando en la escuela primaria y debido a mis investigaciones personales, tenía muy claro hacía donde había que ir y por dónde no estábamos yendo. Veía que seguíamos educando en base a una educación industrial, y yo que personalmente aprecio mucho un libro de Jeremy Rifkin “La sociedad del conocimiento” (creo recordar), tenía muy claro que hacia allí no debía ser. Había que empoderar a los estudiantes a ser más críticos, más creativos, más innovadores y eso, no exclusivamente conlleva innovación digital como podemos pensar, conlleva innovación y disrupción en cualquier sentido positivo. Así, empecé a crear una herramienta que pudiera empoderar a los estudiantes con aquellas habilidades que les facilitarán una competencia funcional y significativa para su día a día, y a más a más, ayudarán a realizar un impacto positivo con sus innovaciones. Es en ese momento que decidí juntar;  Aprendizaje por RetosDesign Thinking y Conectivismo. Creando una metodología significativa, que aporta valor tanto académico, como a la sociedad y el entorno.

O: ¿Cómo definirías el aprendizaje por retos?

XP: El aprendizaje por retos es un aprendizaje explorativo, creativo y signficativo. Implica una exploración de la necesidad del reto, creación de una propuesta, comunicación de esta y ser crítico para mejorar tantas veces como sea necesario según el testeo que se haya realizado de esa solución al reto.

Bajo mi punto de vista, es una evolución del trabajo por proyectos. Me sorprende bastante que el trabajo por proyectos empezó con un discípulo de “Dewey” en 1918, y hoy en día, parece ser que sea algo nuevo e innovador. No acabo de entenderlo. Realmente hay muchísimos retos tanto en las aulas, como fuera de ellas; ¿Por qué motivo no aplicamos los talentos de los estudiantes para mejorar nuestro entorno y sociedad? ¿Por qué se siguen buscando proyectos con resultados cerrados que no dejan pie a la creatividad de los estudiantes? Es cierto que un proyecto bien realizado puede aportar mucho valor, ahora bien, con la experiencia que tengo hasta la fecha, he visto más proyectos “conducidos” por los docentes que no proyectos “explorativos” por los estudiantes.

El aprendizaje por retos pone en práctica aquellas competencias tan importantes para este siglo XXI, las denominadas soft skills.

O: ¿Por qué consideraste importante incluir el desarrollo de soft skills(habilidades blandas) en la plataforma?

XP: Hoy en día encontramos un mundo que todavía no ha tomado la suficiente consciencia de lo que supone la Inteligencia Artificial en el ámbito laboral. Para nada quiero mostrar una visión catastrófica, porque quiero ayudar a empoderar a los estudiantes y las personas que se quieran formar con soft skills para ser competentes en esta sociedad que evoluciona a un ritmo de vértigo y que requiere, sobretodo, que las personas tengan elementos diferenciales respecto a lo que puede aportar una máquina. ¿Qué elementos diferenciales? Aquellos que las máquinas tienen más complicado copiar (por ahora….) que son las habilidades blandas como la comunicación, colaboración, pensamiento crítico, creatividad y la resolución de problemas.

 Metodología BeDebate Edu

O: Veo que el video es un recurso fundamental en esta plataforma, ¿por qué es tan importante este recurso para el aprendizaje mediante retos?

XP: Sin lugar a dudas la herramienta estrella para las nuevas generaciones y las no tan “nuevas” es el video. ¿Hacía dónde han ido las principales redes sociales desde hace unos años hasta ahora? Hacía el video, por lo tanto, hace falta conectar con aquellos elementos que demandan tus usuarios.

A nivel pedagógico, el video es un elemento que puede enriquecer mucho una metodología flipped classroom, por ejemplo. Existen muy buenas experiencias de profesores que trabajan de manera excepcional, incorporando el video a sus clases y usando distintas metodologías de aprendizaje.

Para el aprendizaje por retos, el video facilita mucho la comunicación entre iguales en la plataforma. Hay que tener en cuenta que parte de nuestra metodología proviene del Design Thinking, por lo tanto, tenemos fases que se ven muy enriquecidas con el video;  Debate en Video (asíncrono) y Publicación de la solución al reto.

Fuente:https://observatorio.itesm.mx/edu-news/bedebate-edu-ecosistema-de-aprendizaje-por-retos

 

¿Es la educación la cura de los males del mercado laboral de México?

Es la educación la cura de los males del mercado laboral de México

Por: ELISA LAVORE

Es común en México poner las fallas del sistema educativo como la primera causa de los problemas sociales. Sin embargo, el país ha visto avances que han transformado su capital humano desde la década de los noventa. Por un lado, consiguió la universalización de la educación básica (a nivel de primaria, antes inclusive que la mayoría de los países de América Latina). Por otro, en los niveles medio superior y superior, la cobertura ha incrementado considerablemente. A esto se suma que, desde 2001, la educación preescolar es obligatoria, lo que ha mejorado el desarrollo desde la primera infancia. Además, en lo que respecta al Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA), México ha visto un aumento en sus puntajes superior al promedio de la región. Entonces, si no es la educación, ¿cuáles son los factores que están afectando negativamente el desarrollo económico en el país?

Un problema, muchas causas

Si bien persisten retos enormes para la educación en México, los nada desdeñables avances que ha experimentado en las últimas dos décadas tendrían que haberse traducido en alguna mejora económica. Sin embargo, aun cuando los trabajadores mexicanos hoy tienen más habilidades que hace dos décadas, no tienen acceso a mejores empleos. De acuerdo con estimaciones de Levy y Székely, entre 1995 y 2012 la informalidad en México apenas se redujo en dos puntos porcentuales, lo que afecta el nivel de productividad de los trabajadores. De hecho, según datos oficiales de México, la baja productividad es una de las principales causas del pobre crecimiento económico del país (entre 1991 y 2013, la productividad total promedio fue de -0,33%). Una primera posible explicación a este fenómeno es una economía crecientemente distorsionada que, al castigar la rentabilidad de las empresas más productivas que tienden a demandar mano de obra calificada, reduce las oportunidades laborales para los jóvenes que entran al mercado laboral con mayores niveles educativos.

Aun cuando los trabajadores mexicanos hoy tienen más habilidades que hace dos décadas, no tienen acceso a mejores empleos.

La falta de alineación entre la oferta y la demanda de habilidades es otra posible explicación del problema en México. Teniendo en cuenta que desde 1990 los retornos a la educación superior han decrecido, podemos asumir que la oferta de trabajadores de mayor calificación supera a la demanda (como demuestra el estudio Educación y desarrollo en México, de Székely y Flores, publicado en 2017). Pero, ¿por qué no hay mayor demanda por la mano de obra calificada? Parte de esta historia podría explicarse por la pertinencia de las habilidades que el sistema educativo está desarrollando en los egresados. De acuerdo a la empresa Manpower, el 40% de los empleadores mexicanos tiene problemas para cubrir sus vacantes (lo cual, en el 46% de los casos tiene que ver con falta de habilidades o experiencia). México ha emprendido algunas acciones para atender este problema, entre las que se incluyen programas para el desarrollo de habilidades altamente demandadas en el mercado laboral (como son las socioemocionales). Asimismo, el año pasado el país suscribió un conjunto de recomendaciones de la OCDE para generar políticas que faciliten el desarrollo de habilidades a lo largo de la vida.

Una tercera explicación es la limitada participación laboral de las mujeres. Si bien las brechas de género en educación se han cerrado, la participación laboral femenina sigue siendo muy baja y la mayoría de las mujeres que trabajan lo hace en el sector informal. Esto tiene que ver, entre otras cosas, con una organización social y un marco legal que todavía cargan en las mujeres las responsabilidades familiares (como lo ejemplifica la duración de las licencias por maternidad y paternidad, de 84 y 5 días respectivamente).

Si bien las brechas de género en educación se han cerrado, la participación laboral femenina sigue siendo muy baja y la mayoría de las mujeres que trabajan lo hace en el sector informal.

Más allá de la educación

Para solucionar los problemas del mercado laboral mexicano hay que ver más allá de la educación. Como menciona la OIT y demuestra el Índice de Mejores Trabajos, la informalidad y la estructura productiva del país están limitando la generación de empleos de mayor productividad y mejores salarios, afectando de manera negativa a aquellos trabajadores con más escolaridad. No tiene sentido formar a jóvenes profesionales si no hay incentivos para la creación de empleos formales y bien remunerados a los que estos jóvenes puedan aspirar, así como condiciones legales para que las mujeres puedan emplearse equitativamente. Para fomentar el crecimiento económico en México, es necesario replantear el marco legal, la política fiscal, el sistema de seguridad social y las condiciones de acceso al crédito.

Copyright: antoniodiaz / 123RF Stock Photo

Fuente:https://blogs.iadb.org/trabajo/2018/04/26/es-la-educacion-la-cura-de-todos-los-males-del-mercado-laboral-de-mexico/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=9968c5ebd5-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-9968c5ebd5-189478437

¿Por qué hay 264 millones de niños que no van al colegio?

Un estudiante de 15 años en una escuela de Alepo (Siri) en mayo de 2017.
Image: KHUDR AL-ISSA / UNICEF

 

Por: Tiziana Trotta

Siria ha pasado de rozar una tasa del 100% de escolarización antes del conflicto a contar con 2,8 millones de niños fuera de las aulas. En Yemen, ya son dos millones. Sudán del Sur tiene la tasa más alta de abandono escolar en educación primaria con un 72% de la infancia fuera del sistema escolar. Y lo mismo sucede en Chad, Nigeria, Afganistán y muchos otros países asolados por conflictos u otros tipos de emergencia. Los menores de 18 años de todo el mundo sin escolarizar son 264 millones, según datos de Unicef. De ellos, 75 millones viven en 35 países afectados por distintos tipos de crisis. Sin embargo, desde 2010, menos del 2% de los fondos humanitarios se ha destinado a la educación.

La edición de este año de la Semana de Acción Mundial por la Educación, que se celebra del 23 al 29 de abril en 120 países, reivindica la importancia de que los menores acudan a la escuela incluso en las crisis y pide un incremento del presupuesto de ayuda humanitaria destinado a este fin hasta el 4%.

Uno de cada cuatro niños que no van a la escuela vive en un país asolado por conflicto y las niñas sumidas en estos contextos se enfrentan a una probabilidad 2,5 mayor de quedarse fuera del colegio en comparación con los varones. “Hay que prestar mayor atención a la educación desde el primer momento en el que se produce una emergencia”, sostiene Blanca Carazo, responsable de Programas para Unicef. “Cuando un niño deja de asistir a la escuela, se pone a riesgos a corto plazo como ser víctima de trata, explotación laboral, matrimonios precoces, reclutamiento en los combates. A largo plazo, está perdiendo una oportunidad para el futuro”, añade

Volver a las aulas, además, contribuye a crear una rutina que puede ayudar a superar los traumas, agrega Emilia Sánchez, directora de Incidencia Política y Comunicación de Plan International. “El profesorado se convierte en un aliado clave para la protección ya que puede identificar casos más graves y derivarlos, al mismo tiempo que en las escuelas se atienden otras necesidades básicas como la alimentación, el higiene y el saneamiento”.

Uno de cada cuatro niños que no van a la escuela vive en un país asolado por conflicto

“Si la educación ya vive un momento difícil en general, cuando se produce un desastre natural, un conflicto como el de Siria o una crisis de tracto lento el riesgo es aún mayor para la infancia”, explica Alberto Casado, responsable de campañas de Ayuda en Acción. “Y si garantizar el derecho a la educación entre la población desplazada en asentamientos es complicado, hacerlo entre los que se encuentran en movimiento es prácticamente imposible”.

En 2016, los desplazamientos forzosos marcaron un nuevo récord con 65,6 millones de personas —la mitad de los cuales, menores— que abandonaron sus hogares, principalmente a causa de graves conflictos, pero también por otros motivos como el cambio climático, la situación económica de sus países de origen o por persecución política y religiosa.

Tan solo la mitad de la infancia refugiada o en situaciones de desplazamiento interno va a la escuela primaria y apenas un 25% de los menores asiste al primer ciclo de educación secundaria. Este porcentaje baja al 1% en el caso de los estudios universitarios, según datos de Unicef.

Alumnos de una escuela en Sudán del Sur.
Image: Plan International

 

El conflicto en Siria, que ha cumplido recientemente siete años y que en 2017 se cobró la vida de 910 niños y niñas, solo es la cara más visible de este problema. Un 43% de la llamada generación perdida no está escolarizada. Desde el principio de la guerra, más de 300 escuelas han sido blancos de ataques, mientras que se han perdido más de 180.000 docentes, que han muerto o han huido. Los que se han quedado, además de lidiar con la escasez de infraestructuras y la falta de seguridad, no siempre pueden prestar una enseñanza de calidad, al estar hacinados en clases abarrotadas con alumnos de distintas edades.

La situación no mejora entre los niños que llegan a Europa, donde sus necesidades educativas básicas chocan con barreras legales. Por ejemplo, apenas 10 países miembros de la Unión Europea reconocen el derecho de los menores indocumentados a los estudios, mientras que cinco les excluyen de manera explícita. Una vez dentro del sistema escolar del lugar de acogida, obstáculos culturales o de idioma frenan su integración, al mismo tiempo que a menudo tienen que lidiar con xenofobia y estigmatización.

Pese a las dificultades, la educación se mantiene arriba entre las preocupacionesde las familias desplazadas, pero no siempre recibe la atención adecuada en el marco de la ayuda humanitaria y se destinan fondos escasos y de corta duración. De media, menos del 2,7% de los llamamientos humanitarios globales se destina a la educación.

“Tradicionalmente, la educación se encuentra en un limbo entre ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo y no se considera como algo que salva vidas. Esta visión es muy limitada y poco a poco se está superando, porque las crisis son cada vez más complejas”, asegura Valeria Méndez de Vigo, responsable de Estudios e Incidencia de Entreculturas.

España también está llamada a contribuir a solucionar estos problemas. La actual Semana de Acción Mundial por la Educación exige al Gobierno que se respeten los compromisos marcados por la Agenda 2030, en particular por el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4(garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad).

Para Miriam Toran, responsable de Campañas en Educo, es necesario que se introduzcan asignaturas curriculares para que los alumnos españoles aprendan a conocer los obstáculos que impiden el acceso universal a la escuela y que la educación se convierta en herramienta para la construcción de la paz.

“Tenemos que ser conscientes de lo que pasa en otros lugares del mundo y, como lugar de acogida, tenemos que fomentar los valores de la cooperación y la solidaridad entre los estudiantes”, insiste Cristina Álvarez. La coordinadora de la plataforma española de la Campaña Mundial por la Educación lamenta que su país haya incumplido el compromiso para la acogida de personas refugiadas(solo recibió el 11,4% del total fijado en 2015 al cumplirse el plazo el año pasado) y pide que para 2020 se destine el 0,4% de la renta nacional bruta a la ayuda al desarrollo, en particular a educación.

Valeria Méndez de Vigo, responsable de Estudios e Incidencia de Entreculturas, sabe que es difícil que se alcance tal nivel de ayuda en solo dos años. España está lejos todavía de esa cifra tras años de recortes de la ayuda oficial al desarrollo, especialmente en la partida para educación básica, que se desplomó en un 90% entre 2008 y 2015. “No hay datos disgregados sobre lo que España destina a la educación en emergencia, pero, si la Ayuda Oficial al Desarrollo ya de por sí es muy baja, el presupuesto para la enseñanza se estima ínfimo”.

El pasado mes de febrero, España se comprometió a destinar 1,5 millones de dólares (1,2 millones de euros) en el período 2018-2020 a la Alianza Mundial por la Educación, ocho años después de haber interrumpido sus contribuciones debido a los estragos de la crisis económica. Para Emilia Sánchez, directora de Incidencia Política y Comunicación de Plan International, se trata de toda una declaración de intenciones. “España vuelve a ser donante líder del fondo, pero aún falta que esta voluntad se traduzca en una partida clara de los Presupuestos Generales del Estado”.

Fuente:https://www.weforum.org/es/agenda/2018/04/por-que-hay-264-millones-de-ninos-que-no-van-al-colegio