Los escenarios posibles de una economía bajo fuego cruzado

Advertisements

Deportaciones de mexicanos alcanzan su punto más alto desde que Trump es presidente

En el primer semestre de 2018 se registró un total de 109 mil 296 eventos de repatriación de mexicanos por parte de las autoridades migratorias estadounidenses, es un alza de 42%.

Deportaciones de mexicanos alcanzan su punto más alto desde que Trump es presidente

Cuartoscuro Archivo

Por: Manu Ureste

Se acabó la ‘tregua’. Luego de que 2017 fue el año con menos deportaciones de mexicanos procedentes de Estados Unidos desde que se tiene registro, el primer semestre de 2018 ha vuelto a recuperar las cifras ‘top’ de expulsiones que acumuló la administración de Barack Obama, el presidente que más migrantes ha deportado de ese país en los últimos 30 años.

De acuerdo con el reporte más actualizado de la Unidad de Política Migratoria, que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob), en el primer semestre de 2018 se registró un total de 109 mil 296 eventos de repatriación de mexicanos por parte de las autoridades migratorias estadounidenses.

Esta cifra de ‘eventos’, donde no se descarta que una misma persona pudo haber sido deportada en más de una ocasión, supone un alza de 32 mil 397 deportaciones, un 42% más en comparación con el periodo enero-junio 2017. Y es, hasta el momento, el punto más álgido de mexicanos expulsados desde que Donald Trump asumió la presidencia estadounidense en enero de 2017.

A pesar de la llegada de Trump a la Casa Blanca tras una campaña marcada por la propuesta de construir un ‘muro’ en la frontera y por los ataques a los migrantes mexicanos, a los que tachó de “criminales”, “narcotraficantes” y “violadores”, el año 2017 registró un descenso récord en las deportaciones. Por ejemplo, en abril de ese año se registraron 11 mil 871 eventos de repatriación de mexicanos, el dato más bajo del que México tiene registro en su historia.

Sin embargo, la tendencia al alza ha vuelto a recuperarse este 2018. Solo en marzo de esto año se registraron 21 mil 747 casos de mexicanos deportados. Para encontrar una cifra similar hay que remontarse casi dos años atrás, a abril de 2016, aún con Obama al frente de la administración.

Baja California y Tamaulipas son las entidades fronterizas que más repatriados reciben de Estados Unidos: 69 mil 020, el 63% del total.

Y dentro de esos estados, los puntos fronterizos de Tijuana, en Baja California, y de Nuevo Laredo I ‘Miguel Alemán’, en Tamaulipas, son los que mayor cantidad reciben: 17 mil 026 y 18 mil 026, respectivamente.

Sonora es la tercera entidad en recibir deportados, con 19 mil 055, siendo el paso de Nogales el más utilizado (11 mil 654); y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, es el cuarto, con 8 mil 186.

Casi el 95% de los mexicanos repatriados son mayores de 18 años; y solo un 5% son menores de edad.

Cambio de perfil en las deportaciones

Organizaciones de la sociedad civil advirtieron que si bien con la llegada de Trump, al menos en 2017, hubo un descenso en las deportaciones en comparación con Obama, el perfil de las personas expulsadas ha ido cambiando en este último año y medio con el magnate en el poder. Así lo explica en entrevistó Ana Laura López, activista que dirige ‘Deportados Unidos en Lucha’;un colectivo integrado por personas que también fueron deportadas, y que ahora brindan ayuda, asesoría, y acompañamiento a los migrantes retornados para reestablecerse de nuevo en México.

“Trump es un presidente malo para el migrante, aunque es cierto que mucho de esto viene de Obama, que rompió los récords de deportaciones. Sin embargo, también es cierto que muchas de esas deportaciones con Obama, en realidad, eran detenciones en la frontera. Es decir, son migrantes que detenían en la frontera y los regresaban a México casi de inmediato”, expuso.

“Ahora está cambiando ese perfil –subrayó-. Cada vez recibimos a más personas que llevaban muchos años viviendo en Estados Unidos. Se trata de migrantes que ya tienen su familia establecida allá, sus trabajos, estudios, todo. Y por eso las deportaciones de Trump están generando un mayor impacto. Porque si yo voy, intento cruzar, me detienen y me regresan ese día, pues no pierdo mi conexión con México. Pero si estoy 10, 15, o 30 años en Estados Unidos, y un día llegan, me detienen, y me deportan, pues me destrozan la vida”.

Otro cambio en el perfil es que un porcentaje importante de los deportados, no tienen antecedentes penales, y fueron expulsados, aunque no suponían un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos; uno de los argumentos favoritos de Trump para justificar el endurecimiento de la política migratoria estadounidense, como la amenaza a las llamadas ‘ciudades santuario’, como Nueva York o Los Ángeles, de recortarles más de 4 mil millones de dólares de presupuesto federal si su policía no detiene a migrantes indocumentados.

De acuerdo con un reporte de Univisión, en marzo de 2017, tres meses después de la llegada de Trump a la Casa Blanca, el 42.9% de los deportados del país eran migrantes sin antecedentes criminales, frente al 38.6% de lo que registró la administración Obama en el mismo mes de 2016.

Y el porcentaje no se ha reducido. Según con otro reporte del ICE, también publicado por Univisión en febrero pasado, en los últimos tres meses de 2017 fueron deportados 56 mil 710 migrantes, de los cuales casi 5 de cada 10, el 46%, no tenían antecedentes penales.

“Con Trump detienen a mexicanos hasta en el súper”

Salvador, natural del estado de Jalisco, fue deportado luego de 48 años de vivir en Los Ángeles, California. Ahora lleva un par de meses viviendo en el pequeño albergue que el colectivo ‘Deportados Unidos en Lucha’ mantiene abierto en la Ciudad de México gracias a las donaciones.

En entrevista, Don Chava, como ya lo conocen en el colectivo, cuenta que luego de vivir prácticamente toda su vida en Estados Unidos, ya estaba a punto de obtener la ciudadanía, pero perdió su cita por motivos de trabajo.

Poco tiempo después, migración lo detuvo y, aunque tenía la residencia y empleo en el ayuntamiento de Los Ángeles, detectaron que hace 15 años fue denunciado por una “disputa familiar”, y ordenó su deportación inmediata.

“Esto también es algo que está pasando mucho con esta oleada inhumana de deportaciones –advierte la activista Ana Laura López-. Con Trump, mucha gente que tuvo un problema hace 15 años, está siendo detenida por cualquier motivo, y aunque alegue que fue una situación de hace mucho tiempo, les da igual. Te deportan porque te deportan”.

El caso de Salvador, además, se complicó porque lleva años en silla de ruedas, debido a una extraña enfermedad conocida como ‘la fiebre del valle’, que le dañó severamente la columna vertebral. Pero, aun así, y pese a que su falta fue hace más de una década, fue expulsado a México; país del que prácticamente desconoce todo, y donde no tiene familia, salvo el colectivo.

“Con Trump hubo un ‘boom’ anti-inmigrante –expuso Salvador-. Ahora agarran a migrantes mexicanos donde sea: saliendo de casa, caminando tranquilamente por la calle, o hasta en el centro comercial. De hecho, en el centro de detención en el que yo estaba, en Tacoma, en el estado de Washington, llegó una mujer que acababan de detener, con todo y las bolsas de comida, en un supermercado”.

En el aeropuerto de la Ciudad de México, donde el colectivo ‘Deportados Unidos en la Lucha’ asiste todos los martes para apoyar a los connacionales retornados, las historias de mexicanos que dejan esposas, hijos, y trabajos de toda una vida en Estados Unidos, también son las más habituales.

El señor Alejandro, por ejemplo, narró que fue expulsado luego de 23 años de trabajar en el sector de la construcción en Nuevo México. Fue detenido por la policía porque no contaba con licencia de manejar, y puesto a disposición de los agentes de migración, que ordenaron su ingreso en un centro de detención, para su posterior expulsión del país.

“Antes no se veía esto. Si te detenían por una infracción de tráfico, ibas, pagabas la multa y ya. Ahora no, por una falta que no es grave, te entregan a migración para que te deporten. Es algo ilógico, inhumano”, lamenta el migrante natural de Michoacán, quien denuncia, que además de ver cómo su familia se rompió casi de un día para otro por la deportación, el trato recibido por las autoridades del que fue su país por tantos años, es denigrante.

“Yo migré a Estados Unidos para trabajar. Y ahora, me regresan en un avión vigilado por agentes federales, y esposado de pies y manos, como si fuera el gran criminal. No es justo”, dijo Alejandro.

Fuente:https://www.animalpolitico.com/2018/08/deportaciones-mexicanos-trump/

Mapa mundial de leyes que usan tecnología para involucrar a la gente vía The GovLab

El centro de investigación estadounidense The GovLab realizó el primer CrowdLaw Catalogel cual es un compendio de ejemplos de 39 países en seis continentes que demuestran como sus gobiernos usan la tecnología para involucrar a las personas en el proceso de hacer leyes y políticas. Para el caso de México, la organización incluyó a la ley #3de3, entre otras.

Para los creadores del proyecto CrowdLaw es la “simple pero poderosa idea de que parlamentos, ayuntamientos e instituciones públicas trabajan mejor cuando fomentan la participación ciudadana mediante las nuevas tecnologías para aprovechar diversas opiniones, experiencia y datos en cada etapa de la ley y el ciclo de formulación de políticas”.

Es decir, una CrowdLaw incentiva la participación ciudadana en las etapas de identificación de problemas y soluciones, redacción de propuestas, ratificación, implementación y/o evaluación. En ese proceso, la población se convierte en colaboradora y cocreadora en la toma de decisiones públicas.

Este catálogo es un repositorio de 100 casos alrededor del mundo, dentro de los que destaca la ley #3de3 que fue impulsada por el Instituto Mexicano para la Competitividad y Transparencia Mexicana, y que es descrita por la plataforma como “una reforma integral sobre las reglas de gestión de la administración pública y los principios éticos que debe seguir cualquier funcionario del gobierno”.

Además resalta que fue el primer proyecto de ley ciudadana discutido y aprobado por el Congreso mexicano, luego de recibir 634 mil firmas de ciudadanos.

Otros ejemplos que CrowdLaw Catalog incluye para México son Participa, DesafíosSP, Imagina Tu Ciudad, y Tú Evalúas. Puedes consultar todos los proyectos aquí.

De igual forma, en el catálogo se pueden encontrar ejemplos de distintos países alrededor del mundo, los cuales pueden ser filtrados a través de cuatro criterios: Nivel de Gobierno involucrado (nacional, regional o local), Etapa de creación de la ley en donde hubo participación ciudadana, Tarea que realizó la población (ideas, acciones, experiencia, opiniones y/o evidencia), y Tecnología que fue usada para este propósito.

Para los creadores, el objetivo del proyecto es aprender unos de otros y ayudar a quienes desean comenzar nuevos proyectos o mejorar los existentes.

Fuente:https://imco.org.mx/temas/mapa-mundial-leyes-usan-tecnologia-involucrar-la-gente-via-the-govlab/

México: La elusiva búsqueda de la prosperidad

Por: Steven Ambrus

Imaginemos un país que sigue al pie de la letra los preceptos de la economía del desarrollo, es decir, garantiza la estabilidad macroeconómica, mantiene un régimen de comercio abierto e invierte en capital físico y educación. Ahora imaginemos que este país sufre de un crecimiento anémico y que lo ha padecido a lo largo de dos décadas. ¿Qué es lo que ha salido mal?

Esta es la trágica pregunta a la que se enfrenta México y el tema de un análisis pionero publicado por Santiago Levy, ex Viceministro de Hacienda de dicho país y actual Vicepresidente de Sectores y Conocimiento del BID. En su nuevo libro, titulado Esfuerzos mal recompensados: la elusiva búsqueda de la prosperidad en México, Levy analiza las regulaciones laborales, tributarias y relacionadas con la seguridad social. En principio estas se orientan a ayudar a las pequeñas empresas y a ampliar la cobertura de la protección social de los trabajadores, pero en cambio han acabado ahogándola productividad y, en ese proceso, han dejado de servir precisamente a las personas que intentaban ayudar.

Este análisis se puede aplicar en términos amplios a numerosos países de la región que también tienen empresas pequeñas que se ven favorecidas a expensas de firmas más grandes y productivas, a las que se les impone un sinfín de regulaciones laborales y de seguridad social. Estas normas, que se solapan y cuyo diseño es pobre, sumadas a un contexto legal débil, contribuyen a una mala asignación de los recursos y asfixian el crecimiento.

Bajas tasas de crecimiento 

Sin embargo, el estudio de Levy se centra en México. Allí, estas políticas han contribuido a tasas de crecimiento per cápita insignificantes, de solo un 1,2% como promedio entre 1996 y 2015, cifra inferior a la de casi todos los demás países de América Latina, y han creado una situación en la que los trabajadores no consiguen empleos que estén a la altura de su capacitación ni pueden alcanzar mejores niveles de vida.

Estos son los problemas que preocupan a Levy, arquitecto de Progresa-Oportunidades, un programa contra la pobreza que constituye un hito de México y que está focalizado en los sectores más necesitados del país. México ha invertido de manera enérgica en capital humano y en capital físico, dice Levy. ¿Por qué entonces las personas no consiguen automáticamente mejores empleos y viven mejores vidas?

México tiene uno de los mejores censos económicos de América Latina, con datos sobre millones de empresas de todos los tamaños en los rubros de manufactura, servicios y comercio, que pueden ser objeto de un seguimiento a lo largo del tiempo. Esto le permite a Levy demostrar cómo las empresas formales a menudo se ven obligadas a la informalidad para sobrevivir, y cómo las firmas informales persisten, aunque en promedio sean un 50% menos productivas que las formales. Actualmente, más del 90% de las empresas y del 55% de todo el empleo en México tiene lugar en el sector informal, lo cual implica una sangría asombrosa de la productividad nacional.

Las distorsiones de la protección laboral

Pensemos en el ámbito de la protección laboral. Una empresa grande que contrata legalmente a trabajadores asalariados está sujeta a un conjunto de regulaciones que no rigen para una firma que emplea a trabajadores no asalariados. Debido a estas regulaciones, suele ser imposible que las empresas grandes puedan despedir a los trabajadores y reducir su tamaño cuando golpea una recesión o tiene lugar algún otro shock negativo. En cambio, una empresa con trabajadores no asalariados, que a menudo consiste en un puñado de “socios” o miembros de una familia, no está sujeta a ninguna de esas normas. El resultado es que las firmas prefieren seguir siendo pequeñas y utilizar contratos no asalariados e informales para mantener la flexibilidad, en lugar de crecer y cosechar mayores beneficios en economías de escala, economías de alcance e innovación.

La seguridad social es otro ejemplo. Una empresa que contrata legalmente a trabajadores asalariados contribuye por ley al seguro social y a la jubilación de los trabajadores. Sin embargo, esos gastos se deducirán de los salarios. Esto crea un incentivo perverso para que los trabajadores se empleen en firmas con contratos no asalariados o en empresas con contratos asalariados que violan la ley pero siguen siendo pequeñas para poder hacerlo. Por otra parte, los empleados de esas empresas reciben prestaciones médicas y jubilaciones que son pagadas directamente por el erario público. Sin embargo, en el proceso, renuncian a las numerosas oportunidades que las empresas grandes y legales ofrecen en cuanto a capacitación laboral, estabilidad en el empleo, aumentos de salario y promociones profesionales, beneficios todos que las empresas pequeñas, a veces ilegales, prácticamente nunca pueden proporcionar.

Hay muchos otros ejemplos de cómo las políticas acaban penalizando al sector productivo formal mientras subsidian al sector improductivo informal. No obstante, el efecto agregado es el mismo. Todos salen perjudicados. Las empresas más grandes requieren más trabajadores calificados, pero dado que son castigadas por las regulaciones laborales, tributarias y de la seguridad social, su presencia es escasa y la demanda de mano de obra calificada está deprimida. Los trabajadores altamente formados no consiguen los empleos que merecen, y los ingenieros o abogados acaban conduciendo un taxi. Entretanto, dado que los trabajadores pobres tampoco tienen suficientes empleos en las firmas grandes y productivas, sus sueños de una movilidad ascendente se ven frustrados. Puede que tengan una mejor educación y mejor salud que sus padres, en parte gracias a Progresa-Oportunidades, pero no tienen mejores empleos. La frustración es enorme.

Reformas para impulsar la prosperidad

¿Qué se puede hacer? Levy deja claro que no está pidiendo que se limiten las herramientas de protección social. Al contrario, estas deberían ampliarse. El autor se pronuncia sin ambages por la seguridad social universal y hace un llamado a favor de la introducción del seguro de desempleo, de modo que las empresas puedan despedir a los trabajadores sin negarles el acceso a las prestaciones sociales. El quid de la cuestión consiste en reformar las regulaciones de tal manera que las empresas no tengan que practicar estas acrobacias para evitar ser castigadas por los regímenes laboral, tributario y de la seguridad social. También se debe mejorar el régimen jurídico, de modo que los contratos se hagan cumplir en tiempo y forma, facilitando así el acceso de las empresas al crédito. Se trata de crear una sociedad que sea justa y, al mismo tiempo, productiva. En pocas palabras, se trata de crear prosperidad.

Fuente:https://blogs.iadb.org/Ideasquecuentan/2018/07/27/mexico-la-esquiva-busqueda-de-la-prosperidad/?utm_source=email

La rifa del tigre: Los retos que esperan a AMLO en México

Frenar la inseguridad y la violencia, combatir la corrupción, disminuir la pobreza y lidiar con el gobierno de Donald Trump están entre los principales desafíos de quien gobernará de 2018 a 2024.

1. Violencia: El foco rojo

Pendiente  La administración saliente no logró reducir los niveles de violencia.  (Foto: Cuartoscuro)

 

El próximo presidente tendrá que enfrentar problemas de inseguridad pública y violencia con niveles no registrados hasta la fecha. De acuerdo con cifras oficiales, en 2017 se contabilizaron 24,892 homicidios dolosos, en tanto que hasta mayo de este 2018 ya iban 11,437. Esto significa que, si se mantiene el mismo ritmo, 2018 podría terminar con un total aún más alto.

La situación ha provocado que la inseguridad sea uno de los temas que más interesan y preocupan a la ciudadanía, en particular en estados como Guerrero, Tamaulipas y Veracruz.

Desde finales de 2006, el modelo de seguridad federal depende del despliegue del Ejército y la Marina en zonas con alta incidencia delictiva por la presencia del crimen organizado. Sin embargo, dicha estrategia es criticada por especialistas, organizaciones y organismos como la propia ONU, que argumentan que la presencia de militares en las calles da pie a violaciones a los derechos humanos.

En ese contexto, las autoridades han reconocido que no es posible sacar de forma inmediata a soldados y marinos de lugares como Reynosa, Tamaulipas; Tijuana, Baja California, o la región de Tierra Caliente de Michoacán, pues esto implicaría un incremento de la violencia. En la campaña, los cuatro candidatos presidenciales expresaron la misma conclusión, incluido el virtual ganador, López Obrador.

Diferentes expertos coinciden en que, para iniciar el retiro de los militares, el próximo presidente cuando menos debe fortalecer a la Policía Federal, promover la creación de policías estatales y municipales capacitadas, y fortalecer las labores de inteligencia del Estado.

2. Corrupción: La mancha en el país

El rastro de los sobornos  El caso de los sobornos que la empresa brasileña Odebrecht dio a funcionarios mexicanos aún espera resolución.  (Foto: Reuters)

 

México se ubica en el lugar 135 de 180 países en el Índice de Percepción de la Corrupción. Queda más lejos de Dinamarca y Nueva Zelandia —que están en los niveles más altos— y más cerca de Somalia y Sudán del Sur —con las peores calificaciones—. Esto quiere decir también que está entre las naciones donde sus habitantes consideran este problema como uno de los principales, casi al mismo nivel de la inseguridad.

Según Transparencia Internacional —responsable de la medición—, México necesita la correcta implementación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), así como crear una Fiscalía General de la República capaz, autónoma e independiente que asegure que las investigaciones no estén sujetas a intereses políticos o privados.

México, además, es la cuarta nación con más impunidad en el mundo, de acuerdo con el Índice Global en la materia elaborado por la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP), y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha detectado que en solo cinco años, de 2012 a 2017, hubo posibles daños al erario por 6,879 millones de pesos.

Aparte de estos datos, hay expedientes que ilustran la gravedad del problema. En la actual administración se dieron a conocer diversos casos de posibles actos de corrupción, que van desde la Casa Blanca de la primera dama, Angélica Rivera, hasta los conocidos como “La estafa maestra”, “Las empresas fantasma” de Javier Duarte o “Los piratas de Roberto Borge”.

Otro caso es el escándalo de Odebrecht, en el que funcionarios de varios países de América Latina fueron sobornados para beneficiar a la constructora brasileña. En México, según lo han confesado directivos de la compañía, 10.5 millones de dólares se entregaron a funcionarios de Pemex, sin que hasta ahora haya detalles del hecho.

3. Gobernabilidad: ¿Y el Estado de derecho?

Equilibrios legislativos  Uno de los aspectos que influirán en el próximo gobierno será si el presidente cuenta o no con mayorías en las cámaras.  (Foto: Cuartoscuro)

Otro desafío para el próximo presidente es la gobernabilidad, en un contexto en el cual —según distintas mediciones— se percibe un Estado de derecho débil, hay desconfianza en las instituciones y aún está por verse si el futuro mandatario tendrá la fuerza suficiente en el Congreso para sacar adelante sus proyectos.

Un estudio de la consultora GEA-ISA sobre la gobernabilidad en el quinto año del sexenio de Enrique Peña Nieto muestra que el desplome de la confianza institucional derivó de hechos como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y el escándalo de la Casa Blanca, que marcaron un antes y un después en la administración que culminará el 1 de diciembre.

A esta falta de credibilidad se suma el enojo de los ciudadanos por la inseguridad, la pobreza y factores como el deterioro de la relación con EU tras la llegada de Donald Trump a la presidencia, según el mismo estudio. Por ello, el próximo presidente tendrá el desafío de dar resultados rápidos en estos rubros.

En cuanto a la capacidad operativa del Ejecutivo, un estudio de María Amparo Casar señala que la ausencia de mayorías legislativas en el Congreso se ha manifestado como uno de los principales retos desde 1997, pues, aunque hay una mayor pluralidad política, en ocasiones esto representa un freno para sacar adelante cambios.

Para hacerlo, al inicio de su mandato Peña Nieto impulsó el Pacto por México, con el que en sus primeros dos años logró concretar sus principales reformas. Pero tras la ruptura del acuerdo, las relaciones entre presidente y cámaras se complicaron y esto obstaculizó temas como el nombramiento del fiscal general.

Ahora, aún está por verse cuál será la fuerza del bloque Morena-PT-PES, pero se prevé que al menos alcance la mayoría simple en ambas cámaras.

4. Educación: La reforma en el aire

La apuesta  Diversos analistas coinciden en que México necesita elevar la calidad de sus estudiantes si quiere aumentar su potencial de desarrollo.  (Foto: Cuartoscuro)

La continuidad de la reforma educativa, producto del Pacto por México, estará en la mesa del próximo presidente. En la campaña, mientras José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón respaldaron esta medida impulsada por Peña Nieto, Ricardo Anaya la avaló, pero señaló problemas en su implementación, y López Obrador de plano dijo que la echaría atrás.

A la fecha, esa postura ha generado críticas hacia el virtual ganador de la presidencia por parte de expertos y organizaciones civiles.

Esta reforma quita al sindicato magisterial el control de las plazas y tuvo como premisa conseguir una educación de calidad, en un país donde los estudiantes no alcanzan el nivel de sus semejantes. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el puntaje de los alumnos mexicanos en matemáticas es de 392 y de 407 en lectura, cuando el promedio es de 490 y 493, respectivamente.

Para 2016, solo 17% de las personas de entre 25 a 64 años en México había cursado la educación superior, la proporción más baja entre los países de la OCDE, donde el promedio es de 37%. En cuanto a posgrados, solo 1% tiene una maestría o equivalente, mientras que menos de 1% tiene un doctorado.

Además, este año se empezó a implementar un Nuevo Modelo Educativo, con el que se busca mayor una profundidad en aprendizaje, una educación integral, el desarrollo de habilidades socioemocionales, la autonomía curricular y una mejor articulación entre los niveles de educación básica, con la finalidad de preparar a los mexicanos que se requieren para el futuro.

Otro problema que se intensificó en esta administración fue el conflicto con el magisterio disidente que se oponía a la reforma educativa. A la fecha, estos docentes dicen que no se oponen a la evaluación, sino a que no se les ha dado la capacitación que se prometió.

5. Pobreza: Millones con carencias

¿Sin hambre?  Otra promesa de la administración saliente fue la de erradicar la pobreza extrema.  (Foto: Cuartoscuro)

En desarrollo social, el reto del presidente será mejorar la calidad de vida de 53.4 millones de pobres, lo que representa 43.6% de la población. Quienes aún carecen de servicios básicos para llevar una vida digna son 9.4 millones (7.6%), de acuerdo con la última medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).Lo anterior se da a pesar de que en los últimos 14 años —entre 2004 y 2018— aumentó el presupuesto social, que pasó de 72,000 a 895,000 millones de pesos, así como el número de programas enfocados a combatir la marginación, de 89 a 126. Incluso, entre 2012 y 2016 la cifra de pobres subió de 53.3 a 53.4 millones de mexicanos.Algunos de los desafíos concretos que señala el Coneval son:

  • Sacar de la pobreza a 53.4 millones de mexicanos y a otros 9.4 millones que viven en pobreza extrema.
  • Atender a los 12 millones 973,411 adultos mayores del país.
  • Perfeccionar estrategias entre dependencias y órdenes de gobierno para reducir la pobreza multidimensional.
  • Brindar educación básica completa a los adultos que no la tengan.
  • Aumentar la cobertura de agua y drenaje.
  • Aumentar el salario mínimo de manera moderada usando el mecanismo denominado Monto Independiente de Recuperación (MIR), propuesto por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), que ha sido empleado en los últimos dos años.
  • Implementar acciones para abatir la desnutrición crónica, focalizándose especialmente en mujeres en edad fértil y en infantes durante los primeros dos años de vida.
  • Implementar un seguro de invalidez.
  • Implementar políticas públicas dirigidas a los pueblos indígenas, que contribuyan a mejorar sus capacidades para que compitan en el mercado laboral y así, además de impulsar el empleo de calidad, puedan acceder a la seguridad social.

6. Economía: TLCAN, reformas y presupuesto

Expectativa  Las elecciones de este año han sido un factor de incertidumbre en el tipo de cambio.  (Foto: Cuartoscuro)

En cuanto al TLCAN, se prevé que el proceso de renegociación se reanude después de las elecciones, y el acercamiento de la actual Secretaría de Economía con el equipo de transición se dará cuando este esté definido por el presidente electo.

El equipo negociador mexicano ha rechazado propuestas agresivas de EU, como incrementar las reglas de origen en el sector automotriz, la aplicación de aranceles por temporada a frutas y hortalizas mexicanas, terminar con el acuerdo cada cinco años (cláusula sunset) y eliminar los capítulos del TLCAN referentes a métodos de defensa ante disputas comerciales entre los socios.

Pese a los aranceles que ha aplicado EU a México y Canadá en represalia al rechazo de estas propuestas, México no cederá en esos temas polémicos pues afectaría su capacidad exportadora, dijo el 27 de junio el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker.

Otra tarea en materia de comercio exterior para el siguiente gobierno será dar seguimiento a la aprobación y entrada en vigor del Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) y de la nueva versión del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM).

También estará la ampliación de las condiciones comerciales con Argentina y Brasil, además de la posibilidad de iniciar procesos para firmar acuerdos con Corea del Sur y Reino Unido, una vez que salga de la UE en marzo de 2019.

Continuar implementación de reformas

Para brindar certidumbre a los inversionistas, el gobierno deberá dar continuidad a la implementación de las reformas estructurales, especialmente la energética, por la que ya se tienen inversiones comprometidas por 200,000 millones de dólares, según la Secretaría de Energía.

No continuar con las reformas generaría “inconsistencias macroeconómicas”. “No vemos cómo podría aumentar la inversión fija bruta. La inversión pública aumentaría, pero no compensa la menor privada”, señala Sergio Luna, director de Estudios Económicos de Citibanamex.

El Paquete Económico 2019

¿En qué va a gastar y de dónde van a provenir los recursos para hacer realidad sus propuestas? El equipo de transición deberá tener presente, para el diseño del Paquete Económico 2019, las promesas de su candidato en campaña, un cuidadoso ejercicio del gasto y deuda pública, así como impulsar la inversión productiva y aumentar la base de recaudación.

El mayor reto estará en buscar y generar espacios para gasto en obra pública y hacer realidad la promesa de apoyos económicos prometidos, todo sin generar un déficit en las finanzas públicas ni incrementar la deuda pública el siguiente año, considera José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

7. Trump: Cómo lidiar con Washington

El vecino incómodo  Desde que era candidato, Trump se ha caracterizado por sus críticas a México.  (Foto: Reuters)

Además de insistir en tener un TLCAN favorable a EU o de plano cancelar el acuerdo, el estadounidense Donald Trump representará un reto para el próximo presidente por su postura en contra de la migración y su exigencia de que México pague el muro fronterizo que él quiere construir.

En cuanto a la migración, el más reciente episodio de tensión entre México y EU derivó de la política migratoria de “tolerancia cero” anunciada por Trump, con la que más de 2,300 niños, en su mayoría centroamericanos, fueron separados de sus padres al intentar llegar de manera ilegal a EU.

El presidente estadounidense ha dicho que “México no hace nada por nosotros, solo toman nuestro dinero y nos venden drogas. Francamente, alientan a la gente a que vaya por México y hacia Estados Unidos, porque son narcotraficantes, traficantes de personas, coyotes… Nos están llenando de verdaderas joyas”.

Trump también ha señalado que sus socios del TLCAN y China tratan injustamente a su país en materia agrícola, y asegura que las barreras comerciales en contra de los agricultores estadounidenses se acabarán cuando él finalice los acuerdos comerciales.

“A los agricultores no les ha ido bien durante 15 años. México, Canadá, China y otros los han tratado injustamente. Para el momento en que termine las conversaciones comerciales, eso cambiará. Las grandes barreras comerciales contra los agricultores estadounidenses y otros negocios finalmente se romperán. ¡No habrá déficits comerciales masivos”, publicó en Twitter.

El muro fronterizo también es un tema que el próximo presidente tendrá que tratar con Trump. Desde agosto de 2016, cuando el republicano aún era candidato, este asunto ha llegado a provocar confrontaciones entre él y la administración de Peña Nieto.

Fuente:https://adnpolitico.com/presidencia/2018/07/02/la-rifa-del-tigre-los-retos-que-esperan-a-amlo-en-mexico#article-7

De norte a sur, la corrupción que arrebata vidas y niega futuros se sofistica y permanece impune en México

Para representar la forma en la que se presenta la corrupción en cada rincón del país, así como las consecuencias que tiene sobre la vida de las personas, Carolina Rocha y Miguel Pulido elaboraron el “Atlas Ilustrado de la Corrupción”.

De norte a sur, la corrupción que arrebata vidas y niega futuros se sofistica y permanece impune en México

La corrupción se manifiesta de diferentes formas, pero se presenta en todos los estados del país. Atlas Ilustrado de la Corrupción

Por: Eréndira Aquino

Aunque en algunos estados del país los casos de corrupción han sido más escandalosos, en cada rincón de México existe “una forma muy desprolija de asumir el ejercicio público, como una cosa de oportunismo, explica Miguel Pulido, coautor del Atlas Ilustrado de la Corrupción.

Junto con Carolina Rocha, Pulido trabajó en la realización de una representación gráfica que permitiera ubicar, en cada entidad, los casos de corrupción que, en palabras del autor, “arrebata vidas, quita educación y niega futuros” todos los días.

De acuerdo con Carolina, la idea de explicar gráficamente la corrupción a lo largo del país se le ocurrió mientras reflexionaba sobre los recientes escándalos de corrupción en Quintana Roo, Chihuahua y Veracruz, así como en los exgobernadores prófugos por desvío de recursos.

Inicialmente, dijo, tomó la imagen de un mapa de México de internet, y con un editor de imágenes le escribió los nombres de algunos exgobernadores acusados de corrupción, lo que le hizo darse cuenta de la importancia de realizar un ejercicio más amplio y profundo del tema.

Fue entonces cuando acudió con Miguel Pulido, a quien le comentó la idea y aceptó que en conjunto desarrollaran este proyecto, que resume los casos más polémicos sobre corrupción en el país durante los últimos 18 años.

La corrupción no se crea ni se destruye, solo se transforma

Para los autores, la corrupción ha existido desde hace más de un siglo en el país; sin embargo, en los últimos años los mecanismos para el desvío de recursos se han sofisticado.

“Las empresas fantasma, por ejemplo, nos muestran que la forma de saquear actualmente está dotada con una inteligencia financiera y la posibilidad de dispersar recursos a gran velocidad con el uso de instrumentos financieros”, explicaron los autores.

Las empresas fantasma de Javier Duarte en Veracruz.
Las empresas fantasma de Javier Duarte en Veracruz.

 

Sin embargo, destacó Pulido, no en todos los estados existe una estructura política de oposición ni medios de comunicación que visibilicen los actos de corrupción.

“En estados como Colima, Aguascalientes, Yucatán o Campeche, uno tiene la idea de que no hay escándalos de corrupción, que están fuera del foco de discusión, pero te acercas con fuentes locales y lo que se concluye es que en cada rincón, cada región y cada estado hay diferentes formas de llevar a cabo este tipo de actos”, dijo.

El hecho de que haya estados en donde la corrupción es más visible, como Veracruz, Quintana Roo o Chihuahua, de acuerdo con la coautora, se explica porque “en algunos lugares los contrapesos son menores desde la lógica del control político, además de que el trabajo periodístico no fomenta la discusión pública de los casos”.

En el caso de Quintana Roo, los autores abordaron la corrupción desde la construcción de grandes complejos hoteleros que llevaron a la destrucción de la reserva natural, hasta los vínculos con el narcotráfico de algunos funcionarios y el esquema de desvío de recursos por el cual el exgobernador Roberto Borge se encuentra actualmente preso.

Corrupción en Quintana Roo.
Corrupción en Quintana Roo.

 

Otro ejemplo de los más escandalosos es el del estado de Veracruz, en el que documentaron malversación de recursos por parte de los ex-gobernadores Fidel Herrera y Javier Duarte, actualmente preso acusado de desvío de recursos públicos a través de empresas fantasma y desaparición forzada.

Corrupción en Veracruz.
Corrupción en Veracruz.

 

En palabras de Miguel Pulido, “los casos no se alcanzan a comprender en su justa dimensión y la de sus efectos. La gente se queda con la idea de un personaje villano, como si este fuera un corrupto solitario, sin un entendimiento de que es mediante una estructura que se realiza el saqueo”.

“Esa falta de memoria se produce porque siempre hay un escándalo nuevo que tapa al anterior. Entonces vamos nombre tras nombre, villano tras villano, y eso vuelve muy ligera la discusión sobre la corrupción”, abundó.

Ambos autores coincidieron en que para terminar con la corrupción, “lo primero es dejar de normalizarla y de celebrarla, porque de otra forma no se rompe la cadena de impunidad”.

Para Carolina Rocha, la corrupción “no tiene que ver con partidos –porque los corruptos brincan de unos a otros -, sino con las reglas del juego”.

“Si queremos terminar con este fenómeno, tenemos que encontrar la forma de que se cumplan las reglas y que se castiguen las conductas que lastiman a la sociedad en vez de celebrarse. Hasta que algo así no suceda, no podremos hablar verdaderamente de un combate a la corrupción”.

Fuente:https://www.animalpolitico.com/2018/06/atlas-corrupcion-mexico/

Política comercial de México en el siglo XXI

  • El comercio libre hace más eficientes a los países y eleva el bienestar de los consumidores.
  • El empleo formal en México ha duplicado la tasa de crecimiento de la población y de la PEA a partir del TLCAN.
  • Es importante preservar las reglas de la Organización Mundial del Comercio (aunque no sean perfectas), pues una asimetría entre los países en acuerdos bilaterales actuará en contra de los más pequeños, como México.

El comercio libre ha favorecido a México y los principales beneficiarios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han sido los consumidores. Por ejemplo, entre 1994 y 2016, la producción per cápita de carne de ave y de huevo en el país se ha incrementado, gracias a que el tratado nos permitió ser más eficientes.

El comercio hace más eficientes a los países y eleva el bienestar de los consumidores. Además, es un gran diseminador de tecnología, porque crea mercados para la innovación.

El comercio de productos con alto valor agregado es un motor de la prosperidad:

  • Los estados más pobres se especializan en productos de exportación de bajo valor agregado, como frutas, azúcar, minerales, carne, petróleo, entre otros.
  • Los estados más ricos se especializan en productos de exportación complejos que requieren procesos sofisticados de manufactura, como autos, autopartes, aeronaves, computadoras, tractores, conductores de electricidad, aparatos médicos, entre otros.

Entonces, ¿por qué el libre comercio es una idea tan difícil de vender a la sociedad?

Algunos confunden el déficit comercial con pérdidas, lo cual es un error. El déficit comercial es resultado de una insuficiencia en los ahorros domésticos para financiar la inversión. Al importar un producto estamos importando la capacidad productiva de nuestros socios comerciales. Si Estados Unidos quiere reducir su déficit comercial tiene que hacer una reforma fiscal que desincentive el consumo e incentive el ahorro y la inversión.

En México, en la era del TLCAN el empleo ha crecido más rápido que la población y cada vez hay más empleos formales, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El empleo formal en México ha duplicado la tasa de crecimiento de la población y de la PEA a partir del TLCAN.

EFECTOS DE UNA GUERRA COMERCIAL

Previo a Trump, el comercio mundial era más abierto. De hecho, EUA disminuyó sus aranceles, sin embargo, tiene el mayor número de litigios en proceso en su contra ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), como medida proteccionista.

Como respuesta a esto, México ha tomado medidas arancelarias, por ejemplo: la disputa atún-delfín (2008-2016) o la disputa camionera (2001-2018). El TLCAN, en su fase inicial, estableció un período largo de desgravación para el campo, que concluyó en 2008, diseñado para evitar emigración masiva de nuestro país hacia EUA, y ello explica que México tuvo aranceles más elevados que Estados Unidos en los primeros 15 años del tratado.

Aun así, México presenta una mayor apertura económica con los socios del TLCAN que con algún otro país del mundo.

En la actualidad, la academia reconoce que el arancel óptimo es cero o negativo.

IMCO PROPONE

  • Poder suave contra el proteccionismo. La voz de México es influyente en los círculos comerciales. Hay que aprovechar ese poder.
  • No excederse en las medidas de represalia contra otros países. Nuestra respuesta a los agravios no puede convertirse en una nueva forma de proteccionismo.
  • No cerrar la economía mexicana a otros países. Hace sentido abrir la economía incluso con países que producen cosas parecidas a las nuestras. Nuestras cadenas se harán más eficientes.
  • Solamente tomar represalias en productos donde hay alternativas de suministro.
  • Las represalias comerciales no deben afectar las cadenas regionales de valor.
  • Nunca tomar represalias para proteger a un sector doméstico.
  • Solamente tomar represalias como medida de reacción y para revertir la medida proteccionista original.
  • Todas las represalias comerciales tienen que ser temporales.
  • Darle mayor importancia a la estrategia multilateral y bilateral de México. La estrategia comercial de México históricamente ha apostado mucho a acuerdos regionales como el TLCAN, bilaterales como el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM) o el Tratado con Japón, pero realmente poco a la estrategia multilateral.
  • Es importante pensar en nuevos acuerdos bilaterales (como un posible acuerdo con la Gran Bretaña), pero fortalecer la estrategia multilateral.

Aunque la Organización Mundial del Comercio no sea perfecta, es importante preservar sus reglas, de otra forma, la asimetría entre los países en acuerdos bilaterales actuará en contra de los países más pequeños y pobres como México (Newell, 2018).

Las guerras comerciales no benefician a nadie.

Infografía

Fuente:https://imco.org.mx/temas/politica-comercial-mexico-siglo-xxi/