El trabajo del futuro: ¿Qué ocupaciones van a crecer en los próximos años?

El Observatorio para el Análisis y Desarrollo Económico de Internet (ADEI) ha dado a conocer las conclusiones de su informe “El trabajo del futuro”, en el cual analiza la capacidad de la digitalización para crear nuevos puestos de trabajo, renovar las competencias de los trabajadores o impulsar nuevos modelos de negocio. En este sentido, los datos revelan un aumento del peso que obtendrán en esta era digital los físicos, ingenieros y matemáticos, especialistas en finanzas, así como los profesionales de las tecnologías de la información y comunicación.

El nuevo informe del Observatorio para el Análisis y Desarrollo Económico de Internet (ADEI) -iniciativa impulsada por Google, Analistas Financieros Internacionales (Afi) y el Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante– señala que, pese al balance positivo que han tenido las revoluciones tecnológicas a lo largo de la historia, en la actualidad, los avances tecnológicos -ligados a lo que los expertos describen como la 4ª revolución industrial- no son bien vistos en términos de empleo. En particular, por el grado de autonomía que las máquinas inteligentes pueden alcanzar en algunos entornos productivos y la exigencia de adaptación y complementariedad del factor humano.

“El centro del debate parece estar enfocado en la potencial destrucción de puestos de trabajo, pero a las nuevas oportunidades que este proceso promete generar en el futuro se le ha dedicado una atención comparativamente más modesta”, recoge el informe. De hecho, aseguran que “el progreso tecnológico puede elevar simultáneamente la riqueza y el número de empleos de la economía”. En concreto, en 2 millones de personas más trabajando de aquí al 2030.

Este aumento se descompondría en un incremento de 3,2 millones de empleos adaptados a la digitalización (llamados en el informe como ocupaciones “avanzadas”), un aumento de 0,6 millones de los puestos de trabajo que requieren un alto componente “humano” (denominados como ocupaciones “personalizadas”); y la desaparición de 1,4 millones de empleos en aquellas ocupaciones fácilmente reemplazables por robots (también llamadas“automatizables”)

Pero, ¿qué ocupaciones van a crecer en los próximos años? El informe señala que las ocupaciones “avanzadas”, es decir, aquellas desempeñadas por técnicos y profesionales –tales como físicos, ingenieros y matemáticos, especialistas en finanzas, profesionales de las tecnologías de la información y comunicación: analistas y diseñadores de software, especialistas en bases de datos y redes informáticas, científicos de datos, etc.- serán las que mayores crecimientos registren.

También lo hará, aunque en menor medida, las ocupaciones “personalizadas”, aquellas que requieren un alto componente de trabajo “humano”: trabajadores de los servicios de hostelería y restauración, cuidados personales, servicios de protección y seguridad, así como directores y gerentes.

La diferencia con respecto a las avanzadas es que éstas muestran “un mayor grado de complementariedad con la robotización y un menor riesgo de automatización”, aunque también una modesta representatividad en España: el conjunto de empleados que desempeña este tipo de ocupaciones representaba el 28,5% del total en 2016 y apenas llegaría a alcanzar el 30% en el horizonte previsto para 2025 por Cedefop, organismo dependiente de la Comisión Europea.

Asimismo, el informe destaca la reducción de la población española y, en particular, de aquella que se encuentra en edad de trabajar (16-67 años), como otro de los motivos explican ese mayor protagonismo de este tipo de ocupaciones avanzadas en la era digital. Según el INE, entre 2016 y 2030, la primera decrecerá un 1,1%, mientras que la segunda lo hará un 4,0%.

Por el contrario, las que podrían sufrir en este proceso de transformación, serían las ocupaciones descritas como “automatizables” y potencialmente sustituibles por robots -contables y administrativos, trabajadores agrarios e industriales, operadores y montadores, así como ocupaciones elementales: personal de limpieza, peones, etc.-, a las que se les presumiría una destrucción de 1,4 millones de empleos.

Fuente:http://www.equiposytalento.com/talentstreet/noticias/2017/09/15/el-trabajo-del-futuro-que-ocupaciones-van-a-crecer-en-los-proximos-anyos/1774/

Advertisements

¿Es el aprendizaje automático el futuro de la educación?

“La rápida digitalización de la industria de la educación y la aparición de sistemas cognitivos ya está ocurriendo en paralelo”.

A lo largo de las últimas cuatro décadas, la inteligencia artificial (IA) ha sido uno de los temas más perseguido y debatido por la comunidad científica mundial. Ha inspirado miles de obras de ciencia ficción, captado inversiones billonarias por parte de las grandes empresas tecnológicas y suscitado dudas de orden ético y avisos alarmados de figuras tan relevantes como Stephen Hawking o Elon Musk.

Sin embargo, mientras el desarrollo de la IA avanza a gran velocidad en todas frentes de la sociedad moderna, su introducción en entornos educativos ha sido más lento y prudente. Pero en los últimos tres años, la tendencia se ha invertido y cada día son más las soluciones de Aprendizaje Automático (una subdivisión de la IA) están llegando a los colegios y cambiando aprendizajes y gestiones administrativas. En este artículo analizamos laspotenciales ventajas y amenazas de esta nueva tecnología y lo que puede suponer para el futuro de la educación.

Sucintamente definido, el aprendizaje automático es la ciencia de hacer con que un sistema informático actúe sin comandos insertados por un técnico. Mediante el análisis de patrones en grandes conjuntos de datos, los algoritmos programados pueden hacer predicciones y tomar medidas por si solos basadas en ese análisis. El uso continuado de estos sistemas informáticos por parte de los usuarios los dotará de más información y esta hará evolucionar los algoritmos.

“La rápida digitalización de la industria de la educación y la aparición de sistemas cognitivos ya están ocurriendo en paralelo”

Ghalapathy Neti 

Un aula que aprende

Después de varios años desarrollando soluciones para impulsar la implementación de proyectos digitales en el aula, las grandes empresas tecnológicas con divisiones dedicadas al sector educativo están ahora girando su atención hacia el Aprendizaje Automático.

IBM, por ejemplo, ha lanzado recientemente un megaproyecto en este ámbito basado en la enorme cantidad de datos que ya se pudieron recopilar en centros educativos de todo el mundo y vía la enseñanza online con la proliferación creciente de los Cursos Abiertos Online Masivos (MOOC, por sus siglas en inglés).

“La rápida digitalización de la industria de la educación y la aparición de sistemas cognitivos ya están ocurriendo en paralelo”, afirma Chalapathy Neti, director del Departamento de Transformación Educativa de Centro de Investigación Thomas J. Watson en Nueva York que se unió al proyecto de IBM.

“Durante los próximos cinco años, los dos conceptos se unirán, y las aulas personalizadas motivarán y comprometerán a los estudiantes en todos los niveles: desde un alumno de Primaria que estudia el alfabeto hasta un doctorado en física que estudia los puntos más finos de la teoría de cuerdas”

Chalapathy Neti

De acuerdo con Neti, otro de los elementos claves de este esfuerzo son los dispositivos móviles que permiten aprender en cualquier momento y en cualquier lugar.

“Toda esta educación digital crea una tremenda cantidad de datos sobre todos los aspectos de la enseñanza y el aprendizaje. Y no sólo las calificaciones de los exámenes, sino también información sobre el comportamiento de los estudiantes en plataformas de aprendizaje digital, asistencia y más”

Las empresas que más están invirtiendo en Aprendizaje Automático prevén que los centros educativos adopten sistemas cognitivos basados en la nube para recopilar y analizar todos estos datos durante un largo período de tiempo, creando registros de estudiantes cada día más completos que proporcionan a los profesores la información necesaria para ofrecer experiencias de aprendizaje más personalizadas y adaptadas a sus necesidades educativas específicas.

Estos sistemas ayudarían los docentes a identificar a los alumnos que presentan más debilidades, así como a comprender mejor qué medidas adoptar para superar esas dificultades.

El lógico próximo paso para el sector educativo

Un reciente artículo publicado por la revista Forbes confirma el cambio de tendencia de inversión de los proveedores de tecnología aplicada a la educación y adelanta que el camino que deberá seguir el sector será cogiendo cada vez más los ejemplos de las empresas de servicios.


“[Las empresas de tecnología aplicada a la educación] están tratando de alejarse de los modelos tradicionales, de talla única para todos los métodos de aprendizaje que realmente ya no refleja una realidad más compleja. Porque, no sólo los alumnos aprenden a diferentes ritmos, sino que normalmente llegan desde diferentes puntos de partida y con diferentes orígenes.”.

“Los algoritmos de aprendizaje automático crean rutas de aprendizaje predictivo para los alumnos mientras están estudiando. A medida que ellos pasan por un curso con software de aprendizaje adaptativo, estos algoritmos pueden ofrecer contenido adicional si lo determina necesario para cumplir los objetivos académicos, o permitir que el estudiante avance si el tema ya ha sido dominado.”.


Al final, estos son procesos que ya se encuentran presentes hace mucho tiempo en otras industrias como herramienta para agilizar métodos de producción o impulsar ventas. En última instancia, el objetivo es común: producir mejores resultados ajustando la oferta (los contenidos que imparte un profesor en el ejemplo educativo) a la demanda (las necesidades pedagógicas específicas de los alumnos), mientras se eliminan desperdicios (frustraciones de educadores y estudiantes).

Necesidad de salvaguardar la privacidad

Como siempre ha ocurrido en varios otros ejemplos anteriores de implementación tecnológica, están surgiendo comprensibles preocupaciones por la automatización excesiva y el temor a posibles violaciones de protección de datos, sobre todo por parte de los padres.

En este punto en particular, todas las partes involucradas parecen estar de acuerdo: cumple a los responsables políticos del sector educativo velar por y poner en práctica legislación y reglamentos que garanticen que la seguridad y privacidad de los alumnos estarán siempre salvaguardadas. Que los datos recopilados así como los modelos algorítmicos que los procesarán no tendrán otra utilización que no sea el superior interés académico del alumno.

Pero, correctamente utilizado y debidamente monitorizado por personal técnico y docente competente, el Aprendizaje Automático podrá ayudar de forma significativa el trabajo en el aula de profesores y alumnos e impactar definitivamente el futuro de la educación.

aprendizaje_automatico_infografia

El lógico próximo paso para el sector educativo

Un reciente artículo publicado por la revista Forbes confirma el cambio de tendencia de inversión de los proveedores de tecnología aplicada a la educación y adelanta que el camino que deberá seguir el sector será cogiendo cada vez más los ejemplos de las empresas de servicios.


“[Las empresas de tecnología aplicada a la educación] están tratando de alejarse de los modelos tradicionales, de talla única para todos los métodos de aprendizaje que realmente ya no refleja una realidad más compleja. Porque, no sólo los alumnos aprenden a diferentes ritmos, sino que normalmente llegan desde diferentes puntos de partida y con diferentes orígenes.”.

“Los algoritmos de aprendizaje automático crean rutas de aprendizaje predictivo para los alumnos mientras están estudiando. A medida que ellos pasan por un curso con software de aprendizaje adaptativo, estos algoritmos pueden ofrecer contenido adicional si lo determina necesario para cumplir los objetivos académicos, o permitir que el estudiante avance si el tema ya ha sido dominado.”.


Al final, estos son procesos que ya se encuentran presentes hace mucho tiempo en otras industrias como herramienta para agilizar métodos de producción o impulsar ventas. En última instancia, el objetivo es común: producir mejores resultados ajustando la oferta (los contenidos que imparte un profesor en el ejemplo educativo) a la demanda (las necesidades pedagógicas específicas de los alumnos), mientras se eliminan desperdicios (frustraciones de educadores y estudiantes).

Necesidad de salvaguardar la privacidad

Como siempre ha ocurrido en varios otros ejemplos anteriores de implementación tecnológica, están surgiendo comprensibles preocupaciones por la automatización excesiva y el temor a posibles violaciones de protección de datos, sobre todo por parte de los padres.

En este punto en particular, todas las partes involucradas parecen estar de acuerdo: cumple a los responsables políticos del sector educativo velar por y poner en práctica legislación y reglamentos que garanticen que la seguridad y privacidad de los alumnos estarán siempre salvaguardadas. Que los datos recopilados así como los modelos algorítmicos que los procesarán no tendrán otra utilización que no sea el superior interés académico del alumno.

Pero, correctamente utilizado y debidamente monitorizado por personal técnico y docente competente, el Aprendizaje Automático podrá ayudar de forma significativa el trabajo en el aula de profesores y alumnos e impactar definitivamente el futuro de la educación.


Referencias

Fuente:http://www.realinfluencers.es/2017/02/27/es-el-aprendizaje-automatico-el-futuro-de-la-educacion/

Recogiendo los frutos de la migración

POR: MARIANGELA MENDOZADULCE BAPTISTA

Usiel cultiva chile, morrón y jitomate. De su terreno (de 1,5 hectáreas) salen cada día productos para abastecer a grandes clientes en México como Walmart, Italianis o Starbucks, así como a algunas cadenas hoteleras de Cancún. La suya es una historia de éxito y sacrificio. Hace 16 años, su vida era muy diferente: su salario, igual que el de sus padres y 11 hermanos, apenas le alcanzaba para cubrir las necesidades básicas de su familia.

La vida de Usiel cambió el día en que ingresó en el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales México-Canadá (PTAT). Esta iniciativa, a la que Usiel accedió desde el Servicio Nacional de Empleo (SNE), permite desde 1974 a trabajadores agrícolas mexicanos hacerse con permisos laborales temporales para trabajar en Canadá. A través del SNE, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social de México se encarga de reclutar y seleccionar a los trabajadores que cubrirán las vacantes ofrecidas por los empleadores canadienses, bajo una perspectiva de promoción del empleo y desarrollo del capital humano, que acompaña al trabajador y a la empresa antes, durante y después del proceso migratorio.

El Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales México-Canadá (PTAT) permite desde 1974 a trabajadores agrícolas mexicanos hacerse con permisos laborales temporales para trabajar en Canadá.

Una trayectoria ascendente

Usiel comenzó su trayecto con el PTAT en Ontario, donde trabajó en dos granjas cultivando chile morrón, tomate, zanahoria, cebolla, chícharo y alfalfa. Durante siete temporadas, desarrolló su carrera como trabajador agrícola. Primero como recolector, obteniendo un puesto recurrente, siguiendo después como supervisor y, finalmente, como encargado de producción general, donde tuvo bajo su responsabilidad a 20 trabajadores.

Durante siete temporadas, Usiel desarrolló su carrera como trabajador agrícola. Primero como recolector, después como supervisor y, finalmente, como encargado de producción general.

Gracias a su participación en el PTAT, Usiel no solamente pudo ayudar a su familia. También desarrolló nuevas habilidades más allá del área agrícola, que le permitieron construir su propio invernadero, a su vez generando trabajos para su comunidad. Así, pasó de empleado a empleador. En la actualidad, Usiel cuenta con cuatro trabajadores permanentes durante todo el año. En una sola temporada de jitomate, genera entre seis y diez empleos temporales adicionales por un periodo de hasta siete meses. Sus trabajadores reciben un sueldo de $150.00 pesos por día, más dos comidas.

Una triple victoria

Los servicios públicos de empleo son principalmente conocidos por sus programas de asistencia a quienes buscan empleo. Sin embargo, como nos muestra la historia de Usiel, también pueden ayudar tanto a quienes deben buscar empleo fuera de su país como a aquellas empresas que necesitan buscar mano de obra fuera de las fronteras de su país.

En México, como en otros países avanzados, la labor de intermediación internacional que hacen los servicios de empleo por medio de programas como el PTAT es fundamental para maximizar los beneficios de la movilidad laboral para los países de destino y de origen, así como para los propios migrantes. La evidencia es clara: la inmigración favorece a la economía.

La labor de intermediación internacional que hacen los servicios de empleo es fundamental para maximizar los beneficios de la movilidad laboral para los países de destino y de origen, así como para los propios migrantes.

El ejemplo de Usiel nos demuestra que las gestiones del SNE son clave para que la experiencia de la movilidad laboral internacional resulte en una triple victoria. Con trabajadores como él, gana Canadá, que cuenta con trabajadores migrantes con las habilidades y competencias que no existen en su mercado laboral, lo que permite mantener la productividad y competitividad de su sector productivo. También gana México, que se beneficia de las remesas financieras que envían los migrantes mientras están fuera, y de mayores niveles de capital humano, actividad empresarial y cohesión social cuando los migrantes regresan. Y, por supuesto, ganan los propios migrantes, quienes, como Usiel, tienen la oportunidad de desarrollar su capital humano (habilidades, competencias, actitudes y comportamientos) gracias a la experiencia adquirida en el exterior, y así construyen trayectorias laborales positivas.

Copyright foto: nikkiphoto / 123RF Stock Photo

Fuente:https://blogs.iadb.org/trabajo/2017/09/19/recogiendo-los-frutos-de-la-migracion/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=413b0f3534-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-413b0f3534-189478437

Índice Mundial de Innovación 2017 vía OMPI

Suiza, Suecia, Países Bajos, Estados Unidos y Reino Unido son los países más innovadores del mundo. México se coloca en la posición 58, según el Índice Global de Innovación 2017, publicado en conjunto por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Universidad Cornell, la escuela de negocios INSEAD y socios especializados.

En su décima edición, el índice evalúa a 130 países tomando en cuenta siete pilares básicos: instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, desarrollo de los mercados, desarrollo empresarial, producción de conocimientos y tecnología y producción creativa.

Algunos de los datos más relevantes del estudio son:

  • Suiza encabeza el listado por séptimo año consecutivo, seguido de Suecia y Países Bajos.
  • México escaló tres posiciones en un año, con lo que se coloca en la posición 58 para esta publicación.
  • A nivel regional, nuestro país es el tercero con mayor nivel de innovación. Lo superan Chile y Costa Rica, que ocupan las posiciones 46 y 53, respectivamente.
  • Las principales economías de Latinoamérica (Brasil, Argentina, Chile y México) presentan resultados positivos en cuestiones sobre capital humano e investigación y también en tecnologías de la información y comunicaciones.

  • China es la única economía de ingresos medianos que ocupa un lugar (22) dentro de los primeros 25 puestos con mayor nivel de innovación.
  • Dentro de los primeros 25 lugares se encuentran 15 países europeos, 6 asiáticos, 2 americanos y 2 de Oceanía.
  • En contraste, los tres países con menor índice de innovación se encuentran en África: Togo, Guinea y Yemen.

  • Además, el índice resalta que la mitad de los inventores a nivel global se concentran en solo 30 lugares alrededor del mundo.

El reporte apunta que el desfase en la capacidad innovadora entre países desarrollados y países en desarrollo sigue siendo constante y califican como “mediocre” el progreso en actividades de investigación y desarrollo, tanto a nivel nacional como de las empresas.

Fuente:http://imco.org.mx/articulo_es/indice-global-innovacion-2017-via-ompi/

México cae al lugar 69 en el ranking de capital humano del WEF

El Foro Económico Mundial señala que un reto que debe enfrentar México es disminuir la brecha de empleo entre hombres y mujeres.

Las generaciones más jóvenes  El WEF señala que México debe tener como prioridad invertir en el desarrollo de las habilidades para el futuro.  (Foto: Shutterstock)

 

México ocupa la posición 69 de 130 en el ranking de Capital Humano 2017 que elabora el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), y que fue dado a conocer este miércoles

El país está cuatro escalones abajo de la medición previa tras alcanzar un puntaje de 61.25.

Los 3 primeros lugares están encabezados por Noruega, Finlandia y Suiza, posteriormente les siguen Estados Unidos, Dinamarca y Alemania.

Para realizar el informe, el WEF toma en cuenta cuatro áreas clave referentes al desarrollo del capital humano y toma en cuenta cinco grupos o generaciones diferentes: 0-14 años; 15-24 años; 25-54 años; 55-64 años; y 65 años y más.

1. Capacidad: Se determina mediante la inversión en la educación
2. Despliegue: Analiza la aplicación y acumulación de habilidades a través del trabajo
3. Desarrollo: Se refiere a la educación formal de la próxima generación lista para trabajar y el continuo perfeccionamiento y reestructuración de los trabajadores existentes
4. Know-how: Mide la amplitud y profundidad de las habilidades especializadas en el trabajo

En su reporte, el WEF señaló que México enfrenta un desafío en la amplia brecha generacional de empleo entre hombres y mujeres y la baja participación de la población económicamente activa en el rango de edades de los 25 a 54 años, ya que esto impide el despliegue efectivo de las habilidades dentro de la fuerza laboral mexicana al no utilizarse productivamente.

 

Detalla que estos cinco factores detienen este avance:

1. El despliegue ineficaz de las competencias en toda la fuerza laboral.
2. La falta de desarrollo de competencias futuras.
3. La inadecuada promoción del aprendizaje permanente para los quienes ya están trabajando.
4. Falta de oportunidades de trabajo de mayor calidad durante la vida laboral.
5. Desigualdad de ingresos que bloquean las vías de inclusión social, educación y trabajo.

El WEF señala que las nuevas generaciones tienen una mayor inversión inicial en su educación, sin embargo, sus habilidades no son aprovechadas debido a que los empleadores prefieren buscar talento ya experimentado.

“La cuarta revolución industrial no solo afecta al empleo, sino que crea un déficit de las nuevas habilidades requeridas. Por lo tanto, estamos ante una crisis global de talento. Necesitamos una mentalidad nueva y una verdadera revolución para adaptar nuestros sistemas educativos a la educación necesaria para la futura fuerza de trabajo “, dijo Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, en el documento.

Fuente:http://expansion.mx/carrera/2017/09/12/mexico-va-al-lugar-69-en-ranking-de-capital-humano?utm_source=Carrera&utm_campaign=5dba098289-EMAIL_CAMPAIGN_2017_09_13&utm_medium=email&utm_term=0_ffae5af968-5dba098289-112349149

¿Qué nuevas habilidades requerirán las nuevas profesiones?

Por: Ruth Mata Ferrusquía

La tecnología transforma las actividades económicas, a tal grado que profesiones que hoy no existen, mañana pueden ser las más demandadas.

Foto: Hero Images/Getty images.

Industria  4.0 es un concepto que se utiliza para hacer referencia a la Cuarta Revolución Industrial. Ésta explica una fase evolutiva relacionada con la conexión entre sistemas integrados y la producción inteligente para generar una convergencia digital entre industria, empresas y procesos, de acuerdo con la consultora Gartner. La Industria 4.0 es también la que dictará (en parte ya lo hace) las tendencias del empleo.

“Las empresas dejarán muy rápido la estrategia que se basaba en tener materias primas en una bodega, luego montarlas en un camión, llevarlas a una sala de producción, ponerlas en una autopista y llevarlas a un centro de distribución y, luego, a tiendas… Esto cambiará muy rápido y será sustituido. Los consumidores ya no comprarán el producto, sino que comprarán un código para imprimirlo. Entonces esto hará que la empresa cambie la estructura que se tenía de logística, de planeación, etcétera; sufrirán una sacudida total”, dice Germán Escorcia, director general adjunto para la Cooperación Internacional del ILCE (Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa).

Los nuevos colaboradores de las empresas deberán pensar en cómo convertir su trabajo en un algoritmo. Por ejemplo, ya no se observa tan lejana la existencia de un servicio de taxis autónomos o de trenes que utilicen rieles virtuales (o tubos presurizados, como en el caso del Hyperloop), señala Escorcia.

Otros sectores que están experimentando importantes transformaciones son el del hotelería, la moda, la medicina, las finanzas (en éste, por ejemplo, ya existen las monedas virtuales).

La industria 4.0 dictará el futuro de las nuevas tendencias laborales. Foto: Chip Somodevilla/Getty Images.

“Lo que más preocupa es que se necesita actuar con suma urgencia en dos niveles: primero, las empresas deben prepararse para estos cambios porque, si no, serán arrasadas por competidores que no

imaginan. Segundo: los sistemas educativos no están respondiendo a la velocidad requerida y, si las empresas no mejoran la manera de capacitar a sus recursos humanos, dejarán de ser eficaces”, advierte el directivo del ILCE.

Agrega que serán necesarias por lo menos cinco habilidades: 1) Pensamiento algorítmico-codificación conectada, 2) Pensamiento crítico, 3) Pensamiento heurístico-aproximación / imaginación (relacionado con la resolución de problemas a partir de escasa información, con escenarios no muy claros), 4) Pensamiento de diseño-disrupción / hackeo, 5) Pensamiento creativo e innovador-prospectiva.

PUBLICIDAD

“No queremos ser pesimistas y decir que las máquinas van a venir a tomar nuestro lugar; no, por lo menos, en el futuro próximo, y dudo que en una o dos generaciones esto vaya a suceder, pero la automatización y la digitalización están tomando muchos lugares”, dice Gerardo Kanahuati, director general de Hays Group en México.

“[En] todo lo que tenga que ver con áreas de comercio electrónico es donde estaremos viendo mayor demanda, pero una demanda desorganizada; no se tienen bien definidos cuáles son los distintos perfiles que necesitarán las organizaciones. Pero, sin duda, gran parte del comercio va a migrar a las plataformas digitales”, agrega el especialista.

Así que todo el conocimiento relacionado con el desarrollo de plataformas para comercio electrónico será muy demandado. Al respecto, explica, se requerirán equipos de ingenieros que adapten las ideas que produzcan los colaboradores de las áreas operativas.

 

También sufrirán profundas transformaciones las áreas relacionadas con el análisis financiero. La razón es simple: esta tarea será absorbida, en gran parte, por algoritmos. Si bien se necesitará personal que interprete los resultados, no será mucho. Profesionales relacionados con Internet de las Cosas, cloud computing (computación en la nube), comunicación móvil y robótica serán también muy necesarios en los próximos años.

“Sobre el Internet de las Cosas, no hemos visto ni una fracción de lo que será. Ya estamos observando cómo podemos usar la infraestructura de internet para el día a día y la interconexión que puede existir entre el celular, nuestros autos, etcétera. La verdad es que no tengo un concepto definido, porque es algo que todas las empresas están batallando por encontrar. [La respuesta está en] toda esta gente creativa que busca otras aplicaciones de las cosas, [a quienes] podemos llamar innovadores”, dice Kanahuati.

¿Estamos a tiempo?

“Fue muy sorprendente ver que, en la Cumbre de Ministros de Economía Digital de los países de la OCDE, hubo muchos temas relacionados con la conectividad y la soberanía. Se habló de los nuevos empleos y de las nuevas habilidades, y los países de la Unión Europea dijeron ‘no estamos listos, porque la velocidad de las transformaciones en las empresas y en los procesos de producción está siendo tal, que nosotros mismos tampoco sentimos que tengamos la velocidad de respuesta necesaria para este tipo de problemas’”, relata Escorcia.

Sin embargo, agrega el directivo, esto también representa una oportunidad para países como México, porque muchos de ellos se encuentran en la misma línea de partida.

 

 

Los efectos de esta brecha ya se dejan sentir. De acuerdo con la “Encuesta de escasez de talento 2016-2017” de ManpowerGroup, realizada en México entre 4,800 empresas, 40% de los empleadores están enfrentando dificultad para cubrir posiciones. Algunas de las razones son la falta de experiencia (24%) y porque los candidatos tienen mayores expectativas salariales (20%).

¿Qué están haciendo las empresas al respecto? El 60% de ellas está capacitando y desarrollando a los empleados existentes para cubrir sus vacantes.

“En México es un tema de experiencia, y la expectativa de sueldo es mucho más alta que lo que la empresa puede pagar… Yo creo que, también en el caso del país existe una necesidad de varias capacidades en un técnico, que también tenga una visión de servicio al cliente, dice Jim McCoy, vicepresidente de Soluciones para ManpowerGroup.

Y es que, hoy, los empleos para profesiones específicas, agrega Jim, requieren de mayor educación, lo mismo que las áreas técnicas. No es gratuito que las habilidades más difíciles de encontrar se relacionen con la operación de maquinaria/producción y representación de ventas.

Entre los trabajos más difíciles de cubrir están también el personal de apoyo en oficina y los técnicos.

Además, existe una carencia de obreros: “Y esto es sorprendente, porque se piensa en un perfil básico, pero la tecnología y las herramientas necesitan más pensamiento creativo, más conocimiento de matemáticas. Por eso vemos escasez de gente que no tiene exactamente la capacidad de trabajar en un ambiente que es un poco más tecnológico que antes”, dice.

“La empleabilidad depende menos de lo que ya sabes y más de tu facilidad para aprender, aplicar y adaptar”, dice Mara Swan, EVP Global Strategy and Talent de ManpowerGroup, al final del estudio.

 

 

STEM en números

En 2015, casi 8.6 millones de puestos de trabajo (6.2% del total) estuvieron relacionados con áreas STEM (Estados Unidos); 45% de los puestos STEM fueron ocupaciones computacionales. Para el año 2024, habrá 1 millón de puestos de trabajo para estos profesionales.

En Estados Unidos, la gerencia en Computación y Sistemas de Información se encuentra entre las 15 ocupaciones mejor pagadas, con un monto anual de 135,800 dólares, algo así como 2.4 mdp o 204,830 pesos mensuales.

En México, número de personas ocupadas en el periodo 2012-17 que estudiaron una carrera relacionada con áreas STEM: 1.8 millones.

Fuente: Bureau of Labor Statistics.

Trabajos del futuro

  • Ingeniería en Big Data
  • Diseño de ciber-seguridad
  • Cloud Computing
  • Diseño de simuladores
  • Construcción de aplicaciones IoT (internet de las Cosas)
  • Consejería de robots
  • Redensificador selvático
  • Gestión de basuras
  • Navegante en complejidad
  • Controlador de drones
  • Curaduría digital de contenidos
  • Crowdfunding
  • Asesoría virtual vía Skype
  • Terapia de desintoxicación digital
  • Conducción de drones

 

¿Cómo seguirle el paso al mercado laboral?

POR: LAURA RIPANIMARIANGELA MENDOZA

Nuestra capacidad de aprender y nuestras aptitudes para aprender deben seguirle el paso a los rápidos avances de la tecnología que están transformando el mercado laboral. ¿Cómo pueden prepararse los jóvenes para competir con éxito en el futuro mercado del trabajo? ¿Cómo disminuir la brecha que existe entre las habilidades de los jóvenes y las demandas del mercado laboral? Preguntas como estas guiaron la conversación en Facebook Live sobre la nueva publicación insignia del BID, Aprender Mejor: políticas públicas para el desarrollo de habilidades.

Competencias necesarias

Aquellas habilidades que sean complementarias a la automatización, es decir, las habilidades que difícilmente una computadora puede realizar (como ser creativo o tener la capacidad de resolver problemas abstractos) son las necesarias para afrontar los cambios del mercado laboral. Es indispensable estar preparados para manejar y complementar el uso de la tecnología. Por otro lado, las habilidades de relación interpersonal, estas habilidades mejor conocidas como socioemocionales, tienen una gran demanda en el mercado laboral del futuro.

Las habilidades que difícilmente una computadora puede realizar son las necesarias para afrontar los cambios del mercado laboral.

Asimismo, el acercamiento entre el sector privado y el sector educativo se considera decisivo para cerrar la brecha de habilidades que existe entre lo enseñado en la educación en sus distintos niveles y lo demandado por el mercado laboral.

Los sistemas educativos han presentado dificultades para seguirle el paso a la rápida velocidad con la que cambian las necesidades del mercado laboral. Dada la velocidad en que evoluciona el mercado laboral, aliarse con las empresas para entrenar en aquello que demanda el empresario es clave. En ese sentido, existen experiencias interesantes como los sistemas de formación dual, donde el sector privado está involucrado con el sector público, más allá del financiamiento, diseñando y ejecutando el contenido de los programas. En la región, los sistemas de aprendices pueden ayudar a resolver el desempleo de muchas personas, especialmente los jóvenes, y promover mayor productividad en las empresas.

Los sistemas educativos han presentado dificultades para seguirle el paso a la rápida velocidad con la que cambian las necesidades del mercado laboral.

¿Miedo a la tecnología?

La tecnología no elimina completamente un empleo: elimina las tareas más rutinarias, permitiendo que las personas se desarrollen en otras actividades más creativas y, muchas veces, más divertidas. En este sentido, no todas son malas noticias cuando se habla de automatización. El impacto de la tecnología implica un cambio en la naturaleza en el empleo, lo cual puede tener efectos positivos en el desarrollo laboral de las personas.

No todas son malas noticias cuando se habla de automatización. El impacto de la tecnología implica un cambio en la naturaleza en el empleo, lo cual puede tener efectos positivos en el desarrollo laboral de las personas.

Además, la tecnología nos permite recolectar datos para tomar decisiones informadas y basadas en evidencia. Es el caso de un nuevo proyecto llamado Skills Bank, un sitio web que categoriza, estandariza y presenta evidencia sobre las políticas que buscan solucionar desafíos clave del desarrollo de habilidades.

El sitio compila evidencia rigurosa y la pone al alcance de los responsables de las políticas públicas. Esta plataforma además de recolectar y presentar datos agregados, proporciona detalles acerca del contexto y de la implementación de evaluaciones específicas que los responsables de las políticas públicas pueden analizar para adaptar los programas a sus propios países.

¿Te interesa saber más sobre cómo aprender mejor para seguirle el paso a las transformaciones del mercado laboral? Si quieres saber más sobre estas reflexiones, puedes ver el Facebook Live y también descargar la nueva publicación del BID Aprender Mejor: políticas públicas para el desarrollo de habilidades.

Foto copyright: lightwise / 123RF Stock Photo

Fuente:https://blogs.iadb.org/trabajo/2017/09/13/como-seguirle-el-paso-al-mercado-laboral/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=0a90f40719-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-0a90f40719-189478437