Qué estudian los mexicanos. El menosprecio del humanismo

Escrito por: José Rangel

 

México es el país más oprimido por los mitos.
No hay nada más sólido que una creencia.
Enrique Krauze

Introducción

Desde hace más de 20 años investigo sobre la cuestión educativa. En particular, sobre aspectos relacionados con la educación superior. Ya entonces era un verdad incuestionable la existencia de carreras “saturadas”. Los centros de orientación vocacional tenían como fin, no encausar hacia la vocación descubierta de los profesionales en potencia, sino desestimular la supuesta sobre-demanda por carreras a las que ya no debían dirigirse los preparatorianos.

bachilleratoExiste una especie de creencia axiomática detrás de quienes trabajan en estas tareas: Los estudiantes de bachillerato no saben lo que es el mercado profesional. Tampoco saben de qué son capaces (desconocen su propio potencial). Igualmente, desconocen un sinnúmero de estudios profesionales que eventualmente han sido convertidos en carreras por las instituciones de educación superior, por las cuales es posible, y deseable, optar. Las nuevas disciplinas profesionales requieren ser atendidas y, de paso, liberar de sobre demanda a las carreras convencionales. No existen estudios que justifiquen estas tesis. No parecen ser necesarios. Son una creencia ampliamente compartida.

Es difícil precisar con exactitud qué determina la composición disciplinaria de la demanda por estudios de nivel superior. Lo que es cierto, sin necesidad de pruebas, es que ésta muestra enorme resiliencia.

Hemos demostrado (Rangel, José, La dinámica de los mercados laborales, libro en elaboración) que la distribución estructural de la demanda por estudios de nivel superior es similar a la estructura de los mercados laborales. ¿Por qué es muy grande la demanda por ingreso a cierta carrera, digamos Administración? Fácil, porque el mercado laboral es asaz grande. Los mercados laborales grandes absorben muchos profesionales. Los pequeños, pocos. Las dimensiones relativas se mantienen. Las velocidades de crecimiento son similares. Resultado, la estructura permanece constante.

Si los mercados de profesionales muy grandes, los grandes, medianos y pequeños experimentan tasas de crecimiento similares nos hay razón para aseverar que existen carreras saturadas. O bien, que la demanda a determinadas carreras es “demasiado” elevada y se requiere recanalizar hacia otras (en general técnico científicas y/o de nueva creación). La sola existencia de una estructura de carreras como se maneja en el mundo de la educación superior en México es ya un absurdo, y se siguen creando, tratar de forzar su participación en el mercado laboral es un absurdo no menor. Sobre todo, cuando el mercado dice lo contrario.

México frente al mundo

En esta ocasión nos preguntamos, si en México existen carreras o disciplinas “saturadas”, qué ocurre en el resto del mundo. Cómo se comportan las disciplinas y los mercados laborales en otros países, si, como aquí muchos piensan, están distorsionados. grafico1

Seleccionamos a un conjunto representativo de países, con los cuales puede compararse México. Todos ellos miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), más Colombia. La muestra incluye países con mayor y menor desarrollo que México.

El gráfico 1 expone la participación relativa de las economías y de los egresados del nivel superior en el conjunto. Sin recurrir a una descripción in extenso del gráfico comparativo es  por demás interesante notar que se aprecia una relativa similitud entre ambas estructuras, la económica y la de egresados. No hay distorsiones notables, a primera vista.

Sin embargo, es muy relevante encontrar que las economías más desarrolladas requieren menos egresados para operarlas que las menos desarrolladas. Puede decirse que profesionalmente, las economías desarrolladas son más productivas profesionalmente. Requieren menos insumo profesional.

clase_universidadEn promedio, México, junto con las economías de nivel de desarrollo similar tiene más profesionales que los que requeriría su economía. O bien, tiene una economía de menor tamaño a la que corresponde según su número de profesionales graduados. De cualquier forma que se le mire, estas economías hacen un uso menos productivo de sus profesionales.

¿Cuál es la norma? Podemos establecerla de manera estadística. Lo que la historia ha generado hasta el momento. El promedio de un conjunto como éste es razonable. Lo relevante es observar quiénes están por encima y quiénes por debajo, como se mencionó anteriormente.

Los casos extremos son EE. UU. y Brasil. El primero tiene 6 puntos menos de profesionales frente a los que requeriría su economía. En tanto, Brasil, por el contrario, tiene 6 puntos más.

Por otro lado, es razonable pensar que en países como los seleccionados exista una correlación similar entre el tamaño de sus economías y el número de egresados de nivel superior universitario. Cuando menos en los albores del siglo XXI. Especificar cuál y qué elementos y en qué proporción determinan esta correlación está fuera de los alcances de este trabajo. Interesa apoyarse exclusivamente en la regularidad estadística que se observa.

Conclusión preliminar, México tiene un número de graduados de educación superior que corresponde con el tamaño de su economía. Ligeramente ineficiente, en tanto otros países producen más con menos profesionales. Frente a los países industrializados, México es más ineficiente. Sin embargo, frente a otros países emergentes se comporta mejor. Del conjunto seleccionado, Brasil y Colombia tienen peor comportamiento, en tanto Chile es mejor. No así Corea, cuya economía es menor a la mexicana y, como en el caso mexicano, requiere 2 puntos porcentuales más de profesionales para operarla. No está en discusión en este contexto la calidad de los profesionales involucrados, ni el volumen de su cobertura, situasen  cobertura su posición es muy endeble. Es muy probable que si ambas tuvieran un mejor registro en el caso mexicano la correlación entre tamaño de la economía y número de egresados de educación superior le sería mucho más favorable.

La estructura disciplinaria de los egresados

El siguiente gráfico 2 nos muestra de qué manera se estructuran disciplinariamente los egresados del conjunto de países seleccionados.

grafico2

El pastel derecho de ambos gráfico es el mismo: la distribución de graduados por países. Solo que ahora podemos observar la forma en que se distribuyen disciplinariamente, al observar el pastel izquierdo.

grafico3

Con el fin de evitar distorsiones por el peso relativo de los EE.UU. se elaboró el gráfico 3.

Eliminar a los EE.UU. produce resultados sorprendentes, pero no desbalances significativos sobre la estructura disciplinaria de los egresados del nivel superior. En el resto mundo (llamemos así al conjunto de países menos EE.UU.) se estudia más educación, más Leyes y más Ingeniería.

Incorporar a EE.UU. hace que crezca la aportación en el número de graduados en Ciencias Sociales, Humanidades y en Ciencias de la Vida. Por lo demás, el porcentaje de graduados de este país se conforma a la norma.

La estructura disciplinaria del mundo es lo suficientemente estable para servir de comparativo y conocer si en México hay carreras “saturadas”, que se comporten fuera de la norma.

Similitudes y diferencias

Frente al colectivo de países seleccionados, México muestra diferencias poco significativas excepto en los siguientes casos: Humanidades y Artes (HyA), Administración y Negocios (AyN), Leyes, Ingenierías, Ciencias Duras y Ciencias de la Vida. Ver gráfico 4.
grafico4

Los esfuerzos por reorientar la demanda hacia carreras técnicas y lejos de las Humanidades ha tenido consecuencias cuyos resultados son difíciles de medir.

En relación con el mundo, México es un país inundado de ingenieros. Relativamente tiene muchos más profesionales egresado de esta disciplina que lo que parecería razonable esperar. México produce más de 3 veces la proporción de ingenieros que EE.UU, 1.3 veces los egresados en Alemania. México está ligeramente por debajo de Corea. Sin embargo, frente a otros países del área latinoamericana muy por encima (Véanse los gráficos 5 a 9 del apéndice gráfico).

¿Requiere una economía como la mexicana una proporción tanto mayor de ingenieros comparado con naciones industrializadas como EE.UU. y Alemania? ¿Tiene efectos positivos sobre la economía disponer de esta elevada proporción de ingenieros? ¿Están los ingenieros mexicanos altamente capacitados para impulsar cambios  a partir de su elevada proporción profesional en la economía?

A los ingenieros habrá que añadirles que México dispone de un arsenal de especialista en cómputo similar al del mundo desarrollado y superior al de cualquiera de sus pres latinoamericanos.

En México hay tantos administradores como en EE.UU. Entre Leyes, AyN, Ciencias Sociales y HyA, tanto en México como en los países industrializados, incluyendo Corea, los egresados de estas áreas representan alrededor del 50% del total. Sin embargo, la enorme diferencia está en la composición interna. En México el porcentaje de egresados en HyA es exiguo, cuando menos.

Steve-Jobs-Stanford-UniversityEs extraordinariamente interesante observar el enorme privilegio que reciben las Humanidades y las Artes en los países desarrollados, en particular en EE.UU. Y no es una característica reciente. En la presentación que hizo John Hennessy, como presidente de Stanford University, de Steve Jobs principal orador durante la Ceremonia de Graduación 114 en 2005, recordó las palabras del fundador de la misma, Leland Stanford, quien aseguraba que para el éxito en la vida lo más importante era el cultivo y el desarrollo de la imaginación, la técnica era sólo un punto de apoyo inicial.

Siempre han defendido y priorizado la importancia de la formación inicial en lo que llaman “Liberal Arts”. La estructura de su egreso lo confirma. Véase su relevancia en el siguiente trabajo del Decano de la universidad canadiense de Cariboo: Why Study the Liberal Arts?. Lo que ahora se propone aquí como los fundamentos de los estudios universitarios del futuro han sido la tradición de las llamadas Liberal Arts. A ellos los alcanzó el futuro hace mucho. Lo inventaron.

Incluso Corea, que sobredimensiona la relevancia de las carreras técnicas (Ingenierías y Cómputo), no lo hace a costa de la Humanidades. Tienen 4 veces más egresados en HyA que México, al igual que Alemania.

El exiguo egreso de profesionales en las Humanidades y las Artes en México se compensa con una fuerte dosis de abogados, la segunda mayor del conjunto, después de Brasil. Curiosamente, el país conocido por que todo se hace por medio de demandas, EE.UU., cuenta solamente con 2% de profesionales egresados en el campo de la abogacía.

Frente al promedio de países seleccionados en la muestra podría plantearse la posibilidad de una sobresaturación de mercados profesionales en las Ingenierías, tanto como en Leyes. Una ligera saturación en Administración y Negocios. Pero, definitivamente, una sensible escasez de profesionales en Humanidades y Artes.

México está operando una economía con más ingenieros, abogados y administradores que el resto del mundo. Por el otro lado, es una sociedad con una muy magra formación de profesionales en el terreno de las Humanidades y las Artes.

Sin duda, es una resultante, entre cuyas determinantes se encuentran todos los esfuerzos enfocados a alterar esta composición estructural, por parte de los responsables de administrar el sistema educativo.

Se ha fallado en que, a pesar de los denodados esfuerzos, tanto Administración y Negocios como Leyes parecen inmunes a ellos. Cuando se observa la dinámica de los mercados laborales correspondientes, la conclusión es más fuerte aún. No están saturados, ni hay sobredemanda. Su crecimiento es vigoroso, como los que más (J. Rangel, Los mercados laborales profesionales, …..aspectos de su dinámica).

Los esfuerzos de recanalización, por otro lado, sí parecen haber surtido efecto en sobre estimular la demanda por estudios ingenieriles (cuyos resultados en la economía no se ven) y, también, minimizar la demanda por estudios humanísticos y de artes.

En Stanford, como solo un ejemplo, establecen al derecho la prelación de prioridades, contraria a la política educativa en México: En la misma presentación de Jobs dice el Decano que la Macintosh resultó tan grandiosa porque quienes trabajaban en ella eran músicos, artistas, poetas, historiadores y, además, computólogos (Ver referencia 4).

universidadMéxico está embarcado en una historia de tan larga data desdeñando la valía de los estudios artísticos y humanísticos que, para lograr un nuevo consenso sobre su valía y la necesidad de impulsarlos al máximo, tendrán que pasar varias generaciones. En tanto se seguirá buscando con ahínco que una creciente proporción de profesionistas técnicos carguen con la tarea acelerar el desarrollo del país (Leland Stanford, fundador de Stanford University: “I attach great importance to general literature for the enlargement of the mind and for giving business capacity. I think I have noticed that technically educated boys do not make the most successful businessmen. The imagination needs to be cultivated and developed to assure success in life. A man will never construct anything he cannot conceive”). Es como seguir instalando fábricas de ladrillos para ver si algún día se hace una casa bonita.

Conclusión

A la luz de las estructuras disciplinarias de los egresados de educación superior en México y un conjunto seleccionado de países, como patrón de comparación, en general, es difícil aseverar que en México se observan áreas disciplinarias en condiciones de saturación. Sorprende no tanto la posible saturación, cuanto la aparente carencia de profesionales en áreas clave.

Hay distorsiones que aquí se asevera resultan del esfuerzo de la política de reorientación de la demanda. En algunos casos funciona, en otros no tanto.

Las mayores diferencias frente al conjunto de países se observan en la sobre dimensión de egresados en el área de las ingenierías (casi el doble que el promedio), un importante número mayor de abogados, igual que el caso anterior y un poco más de administradores y profesionales de la gestión de negocios.

Por el otro lado, el de las insuficiencias, la mayor, sin duda, está en el campo de las Humanidades y las Artes. México produce menos de la mitad de profesionales en estas disciplinas, en comparación con el resto del mundo. Si alguna preocupación hubiera por parte de los responsables de balancear la demanda hacia promedios razonables (como el resto del mundo), éste es el sitio donde tendrían que encenderse luces rojas.

Definitivamente, puede aseverarse que difícilmente se sostiene la tesis de mercados saturados cuando, además, se la ve a la luz de la dinámica de los mercados laborales profesionales.

El cuadro 1 es un resumen del crecimiento de los mercados laborales de los que se tiene registro en México. Leyes, Administración, Negocios, Contaduría, Psicología, Ingeniería Industrial, Comunicación y otras, que definen lo que se conoce como las carreras saturadas, pertenecen a los dos mercados más grandes. Después de su tamaño, la siguiente característica que los define es su gran dinámica. Son los que más crecen. Ergo, los que más profesionales absorben, ergo por los que mayor demanda muestra el mercado, ergo los que mayores señales muestran de vitalidad. Ergo, donde no hay forma de sostener que están saturados.

cuadro1

Quienes defienden y abogan por el control del ingreso a supuestas disciplinas saturadas, o algunas de sus carreras, tendrán que dejar de asumir que lo están y encontrar argumentos muy sólidos para mantenerse en esa posición. El manejo de la educación se sustenta en muchos mitos, y éste es uno de ellos.

Apéndice Gráfico

anexo-grafico1

anexo-grafico2

 

 

Investigador Instituto de  Investigaciones Económicas, UNAM, en Políticas Públicas y desarrollo. Ha sido asesor en temas de educación superior de diversos secretarios y subsecretarios de Estado del ramo, de rectores, de la ANUIES y evaluador nacional de Pronabes.

Los 10 nuevos empleos que pueden ofrecerte un gran salario

Te presentamos 10 empleos que puedes considerar si estás en búsqueda de una gran remuneración. La nueva tecnología y la sustentabilidad son tendencias clave. 

 

En México, encontrar empleo a través de carreras como medicina, derecho o contabilidad es una odisea por su saturación; no obstante, hay trabajos que hace 10 años nadie imaginaba y que pueden ayudarte a sortear este entorno. Pero, primero, un recorrido por la tradición profesional.

Por ejemplo, la oferta para estudiar medicina en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es de 289 lugares contra una demanda de 15,842, según datos de la institución en 2014.

Otro botón de muestra: derecho tiene una oferta de 525 lugares versus 9,622 espacios en la principal casa de estudios del país.

Y aunque la tasa de desempleo es menor a 5%, el entorno tampoco favorece a los universitarios: 40% de los jóvenes menores de 30 años con una carrera universitaria carece de empleos estables, según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Además, en México no se invierte lo suficiente en educación superior, pues ocupa uno de los últimos lugares de gasto por cada estudiante universitario —8,115 dólares— de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo detrás de Chile y Turquía, mientras que el promedio en el organismo que aglomera a más de 30 países como Estados Unidos, Alemania y Japón es de 10,000 dólares.

Respira: pese a este entorno, te presentamos 10 empleos que puedes considerar si lo que buscas es un trabajo bien remunerado que no existía hace 10 años pero ya repunta, según el portal de empleo digital OCC Mundial.

  1. Científico de datos

¿Qué hacen? Son especialistas en análisis de bases de datos capaces de procesar y analizar grandes cantidades de información. También son responsables de crear modelos de bases de datos que permitan a las empresas obtener información clave para la toma de decisiones.

¿Cuánto ganan? Existen vacantes que van de los 20,000 a 50,000 pesos mensuales.

¿Qué debes estudiar? Ingeniería en informática, sistemas computacionales y tecnologías de la información. También cuenta el manejo de bases de datos como Oracle y SQL.

2. Desarrollador de apps

¿Qué hacen? Son quienes diseñan y programan aplicaciones que utilizas a diario en tus dispositivos móviles, desde juegos y redes sociales hasta aplicaciones bancarias o de compras en línea. Los desarrolladores de ‘apps’ encabezan la lista de profesiones nuevas más demandadas.

¿Cuánto ganan? En octubre, según OCC Mundial, se publicaron más de 500 vacantes para desarrollo de aplicaciones con salarios entre 15,000 y 65,000 pesos mensuales.

¿Qué debes estudiar? Ingeniería en sistemas con especialidad en lenguajes de programación como C++, PHP, Java y HTML5, entre otros.

3. Especialista en marketing digital

¿Qué hacen? No sólo deberás ser capaz de diseñar y ejecutar estrategias mercadotécnicas, sino también de medir los resultados en plataformas digitales e innovar constantemente.

¿Cuánto ganan? De acuerdo con el Estudio de Sueldos y Salarios en Mercadotecnia 2014, realizado por el sitio Merca 2.0, el salario promedio de un director del área digital ronda 67,000 pesos mensuales.

¿Qué debes estudiar? Carreras como mercadotecnia, comunicación digital, publicidad o afín. Son relevantes para incrementar el salario certificaciones en herramientas como Google Analytics, SEO, SEM y Adwords, entre otros.

4. Analista de seguridad informática

¿Qué hacen? Ante la ola de información de personas, instituciones y empresas que circula en la red, surgió la necesidad de protegerla. Si decides ser especialistas en seguridad informática tienen la misión de supervisar y mantener la seguridad de redes, dispositivos, bases de datos, etc.

¿Cuánto ganan? El último mes se han publicado más de 400 vacantes relacionadas con seguridad informática, y más de la mitad superan los 30,000 pesos mensuales de sueldo.

¿Qué debes estudiar? Licenciatura o ingeniería en sistemas. Certificaciones en normas como ISO 27001 son muy valoradas.

5. Gerente de e-commerce

¿Qué hacen? Más empresas están apostando a comercializar sus productos y servicios a través de plataformas digitales. Si decides ser especialista en e-commerce serás responsable de hacerlo posible.

¿Cuánto ganan? De acuerdo con Mercer, consultora de recursos humanos, un gerente de marketing y ventas puede alcanzar un salario de entre 63 y 97,000 pesos mensuales.

¿Qué debes estudiar? Licenciatura en mercadotecnia, comercio, marketing digital. Especialización en dirección comercial, marketing interactivo, e-commerce, entre otros.

6. Especialista en servicios de la nube

¿Qué hacen? Hoy es posible guardar información en  los centros de datos virtuales. Los especialistas en cloud services o servicios en la nube, administran y dan mantenimiento a la mube.

¿Cuánto ganan? En el último mes se han publicado en OCCMundial más de 100 vacantes relacionadas, y una persona con 5 años de experiencia puede aspirar a salarios de hasta 80,000 pesos mensuales.

Desventaja: La experiencia.

¿Qué debes estudiar? Ingeniería en informática o ciencias computacionales.

7. Ingeniero de energías renovables

¿Qué hacen? Cada vez más industrias se interesan en el desarrollo y utilización de energías renovables como la solar y la eólica para optimizar procesos y ahorrar costos. Los ingenieros ambientales desarrollan proyectos de aprovechamiento de estas fuentes energéticas.

¿Cuánto ganan? Mercer, consultora de recursos humanos, estima que los salarios para ingenieros ambientales suelen rondar los 28,000 pesos mensuales.

¿Qué debes estudiar? Ingeniería industrial, ambiental, energía.

8. Especialista en impresión en 3D

¿Qué hacen? Con impresoras 3D se pueden fabricar prototipos, componentes, juguetes y hasta órganos humanos. Es un nicho pequeño, pero que está creciendo y puede cambiar la industria manufacturera.

¿Cuánto ganan? Hay más de 1,800 vacantes para ingenieros industriales, según OCC Mundial, con salarios promedio arriba de 20,000 pesos.

¿Qué debes estudiar? Diseño industrial e ingeniería industrial.

9. Experto en marketing de contenidos

¿Qué hacen? Hace un par de años surgieron profesionales enfocados en la comunicación de marcas y clientes a través de redes sociales: community managers y social media managers. Pero la necesidad de las empresas de crear contenidos atractivos va en aumento. Un experto en content marketing desarrolla e implementa estrategias de comunicación que incluyen todos los canales de comunicación de una organización.

¿Cuánto ganan? De acuerdo con la consultora Mercer, el rango salarial para un gerente de marketing y publicidad oscila entre los 48,000 y 78,000 pesos mensuales.

¿Qué debes estudiar? Mercadotecnia, publicidad, comunicación digital, especialista en marketing digital y social media.

10. Arquitecto de espacios sustentables

¿Qué hacen? Son encargados de diseñar proyectos arquitectónicos que optimicen los recursos naturales y causen el menor impacto posible en el medio ambiente. Se especializan en la moderación del uso de materiales de construcción, así como la reducción del consumo de energía.

¿Cuánto ganan? Un reporte del sitio de índices salariales PayScale estima que estos profesionales perciben remuneraciones de alrededor de 60,000 dólares anuales.

¿Qué debes estudiar? Arquitectura, ingeniería civil, diseño arquitectónico.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/los-10-nuevos-empleos-que-pueden-ofrecerte-un-gran-salario/

 

Tendencias del empleo profesional

Datos al segundo trimestre del 2015 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), muestran que el número de profesionistas ocupados en el país es de 7.6 millones de personas, cifra que representa tan sólo el 15.1 % de la población ocupada.

Así mismo estos datos nos muestran que las áreas con el mayor número de ocupados se encuentran representadas por las Económico Administrativas, las Ingenierías y la de Educación, estas tres áreas alcanzan casi los 5 millones de profesionistas ocupados.

Carreras con mayor número de ocupados Ocupados De los cuales se ocupan en lo que estudiaron (%)
Administración y gestión de empresas
771,785
68.6
Contabilidad y fiscalización
704,346
79.9
Derecho
669,780
81.6

Los ocupados de estas tres carreras, representan el 28.2 % del total de los profesionistas ocupados.

Las áreas que muestran el menor número de ocupados son Ciencias Físico-Matemáticas, Humanidades y Ciencias Biológicas, con apenas 320 mil 511 profesionistas ocupados entre estas tres áreas.

Carreras con menor número de ocupados Ocupados De los cuales se ocupan en lo que estudiaron (%)
Diagnóstico médico y tecnología del tratamiento
5,506
85.9
Deportes
5,399
92.6
Silvicultura
4,716
80

Por area de conocimiento

Estos son los países que sobrevivirán al cambio climático

El índice de adaptación global determina cuáles son los países mejor y peor preparados para enfrentar el cambio climático

 

Cada año la Universidad de Notre Dame realiza el índice de adaptación global (GAIN, por sus siglas en inglés) para determinar cuáles son los países mejor preparados para enfrentar el cambio climático y, también, cuáles serán los más afectados.

El índice mide diferentes factores en más de 175 países en función de su vulnerabilidad al cambio climático y su disposición a adaptarse a las sequías, tormentas y otros desastres naturales que el cambio climático puede causar.

Los resultados no son sorprendentes, pues las naciones mejor preparadas son aquellas con mayores recursos económicos, tecnológicos y, por supuesto, recursos naturales.

En tanto, los menos preparados son los países pobres donde el rendimiento de los cultivos caerá, el acceso al agua disminuirá y no donde no hay suficiente tecnología, economía política o recursos para amortiguar los inminentes cambios.

Si lo vemos desde otra perspectiva “si bien el cambio climático es causado primordialmente por países ricos y tecnológicamente avanzados, van a ser los países pobres quieren recibirán el golpe”, comentó Jon Whitling, creador de los mapas que verás a continuación y empleado de ​Eco Experts en el Reino Unido.

Los 10 países más preparados para el cambio climático y su puntuación

  • Noruega 82.7
  • Nueva Zelanda 82.2
  • Suecia 81.6
  • Finlandia 81.5
  • Dinamarca 81.4
  • Australia 80.1
  • Reino Unido 80.0
  • Estados Unidos 78.9
  • Alemania 78.8
  • Islandia 78.8

Los 10 países menos preparados para el cambio climático y su puntuación

  • Guinea- Bisáu 37.3
  • Afganistán 35.6
  • Haití 35.6
  • Nigeria 35.6
  • Sudán 35.5
  • República Centroafricana 34.0
  • República Democrática del Congo 34.0
  • Burundi 33.8
  • Eritrea 33.8
  • Chad 31.6

¿Y México?

México se encuentra en la posición 74 de 175 países analizados y su puntuación de. De acuerdo con el índice está en una situación media alta para sobrevivir al cambio climático.

Fuente:http://www.dineroenimagen.com/2015-06-05/56632

Unicef propone reinventar la educación en América Latina y el Caribe

Unicef propone “reinventar” la educación poniendo el acento en “aprender” más que en “enseñar”

Unicef vía Shutterstock

 

Los sistemas escolares en América Latina y el Caribe no se adaptan a los cambios y no ayudan a la inclusión, según un informe de Unicef en el que propone “reinventar” la educación poniendo el acento en “aprender” más que en “enseñar”.

“El Aprendizaje Bajo la Lupa: Nuevas perspectivas para América Latina y el Caribe”, difundido hoy, concluye que los niños y adolescentes de la región no disfrutan del derecho a “una educación inclusiva, equitativa y de calidad” que promueva “oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

Esa meta, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es difícil de alcanzar con “un sistema escolar que no se ajusta a los modelos actuales de aprendizaje, profundiza las grandes brechas y no contribuye a una educación equitativa y de calidad para todos los niños, las niñas y los adolescentes”, dice Unicef.

Aunque en enseñanza primaria se ha logrado una cobertura casi universal en la región, y en preescolar y la secundaria básica se ha llegado a niveles de más del 60 % y de un 70 %, respectivamente, el acceso al nivel secundario superior es significativamente menor (50 %) y el último ciclo de educación possecundaria es accesible a una cantidad muy reducida de jóvenes, según datos de la Cepal.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calculó en 2011 que el rezago educativo le cuesta a la región más de 9.000 millones de dólares, señala el informe.

“La educación en América Latina tiene que dar el salto hacia el siglo XXI y emprender nuevas estrategias de las que dependen el crecimiento económico, la cohesión social y la integración cultural”, afirma Unicef.

El documento elaborado por la oficina regional de Unicef asegura que las últimas décadas han demostrado que la “asistencia a la escuela no equivale a aprendizaje y que la escolarización no es garantía de una preparación suficiente y adecuada para enfrentar competentemente los desafíos que conlleva la sociedad del conocimiento”.

Además de no garantizar un adecuado aprendizaje, los sistemas educativos de la región “enfrentan un reto importante en relación al acceso ya que, pese al aumento en la tasa de escolaridad en la región, más de 21 millones de niños y adolescentes están fuera del sistema escolar o en riesgo de dejarlo”.

Por eso, para Unicef, la escuela debe “rediseñarse y debe transformar sus sistemas de aprendizaje hacia un sistema que busque un aprendizaje a lo largo de toda la vida, con un enfoque centrado en el estudiante y los aprendizajes”.

Esta transformación implica la creación de ambientes de aprendizaje que sean realmente eficaces, lo que implica que estén “centrados en el estudiante, estructurados y bien concebidos, profundamente personalizados y muy sensibles a las diferencias individuales y de grupo, en particular de los estudiantes más vulnerables, ya sea porque están en situación de pobreza o pertenecen a una minoría étnica”.

Unicef destaca la necesidad de diseñar “una nueva alternativa tomando en cuenta las características propias de la región en la que los recursos económicos son restringidos y la base cultural de la población es heterogénea”.

“Es necesaria una mutación, un cambio de paradigma permanente en la educación, que permita superar la exclusión educativa”, agrega.

En el informe Unicef identifica cuatro casos “inspiradores para la búsqueda de mejores oportunidades de aprendizaje para todos los niños, niñas y jóvenes de América Latina y el Caribe”.

Se trata de las Comunidades de Aprendizaje basadas en Relación Tutora, en México; Escuela Nueva, en Colombia; el Aprendizaje en Servicio, que opera en varios países de la región, y los cursos masivos y abiertos en línea de Uruguay, MOOC, por su sigla en inglés.

“La reinvención de la educación es una tarea larga y compleja que requiere aportes desde todos los sectores”, concluye el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia.

Publicado en: sinembargo.mx

Fuente:http://www.expoknews.com/unicef-propone-reinventar-la-educacion-en-america-latina-y-el-caribe/

La inequidad en gasto educativo genera desigualdad, y México no aprende, muestran cifras

Organizaciones internacionales y nacionales, además de especialistas, destacan que la inequidad educativa es el factor principal de la desigualdad económica, pues trae consigo consecuencias negativas en el mercado laboral. Sin embargo, México es el país que menos recursos destina a este rubro. 

MIERCOLES25DENOVIEMBRE_h

A pesar que “la falta de educación de calidad es la forma más poderosa de exclusión social”, en palabras del Secretario General de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, México es el país del organismo que menos gasta por cada estudiante.

De acuerdo con el reporte Panorama de la Educación 2015, “México gasta un porcentaje de su PIB [Producto Interno Bruto] en educación similar al de otros países de la OCDE, pero el gasto por estudiante es aún bajo en términos absolutos”.

El gasto de México en educación primaria a terciaria como porcentaje del PIB se elevó de 4.4 por ciento en 2000 a 5.2 por ciento en 2012; sin embargo,  si éste último “se distribuye por el número de estudiantes, da como resultado que México tiene el gasto más bajo”, afirmó la directora del gabinete de la OCDE, Gabriela Ramos.

“En 2012, México gastó 3.9 por ciento de su PIB en instituciones de educación primaria y secundaria (un poco por encima del promedio de la OCDE de 3.7 por ciento que incluye también las instituciones de educación postsecundaria no terciaria) y 1.3 por ciento del PIB en instituciones de educación terciaria (un poco por encima del promedio de la OCDE de 1.5 por ciento)”, planteó el informe.

En ese contexto, el estudio Evaluación de Condiciones Básicas para la Enseñanza y Aprendizaje (ECEA) afirmó que “no hay igualdad ni equidad en la oferta educativa [en el país]. Las escuelas en contextos más pobres son las que tienen, en mayor proporción, condiciones más precarias, ofreciendo menores condiciones de bienestar y oportunidades de aprendizaje”.

Todo ello, refleja el estudio, tiene una enorme influencia en el mercado laboral, porque los adultos con un nivel educativo más alto “tienen más probabilidades de estar empleados que los adultos con menos educación”.

De hecho, las tasas de empleo son de 5 a 9 puntos porcentuales más altas para los adultos con educación terciaria que para los adultos con sólo educación media superior.

De acuerdo con un nuevo informe de la OCDE, los gobiernos deben incrementar sus esfuerzos para combatir la persistente desigualdad en la educación y mejorar la eficiencia de sus sistemas educativos para garantizar que todo niño, cualquiera que sea su entorno, tenga la posibilidad de alcanzar plenamente su potencial y beneficiarse de una buena educación.

INEQUIDAD DE RECURSOS

El gasto público en el sector educativo ha tenido un aumento de 7 mil 585 millones de pesos del presupuesto del 2005-2016, de acuerdo con diputados. Sin embargo, se tienen problemas en la calidad de la enseñanza porque el 97.98 por ciento de los recursos se destinan al gasto corriente y tan sólo 2.2 por ciento se consigna a su desarrollo.

En educación básica,  explicaron legisladores durante “Evaluación del Gasto Educativo en México”, se le asignan cerca de 434 millones de pesos, y en educación superior 118 millones de pesos, lo que evidencia que el gasto público es regresivo.

John Scott Andretta, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), destacó que la desigualdad educativa es el principal determinante de la desigualdad económica, por lo que es necesario que la calidad en el ejercicio del gasto educativo esté orientado a lograr la igualdad de oportunidades en el acceso a la enseñanza.

El especialista aseguró que para abatir el rezago educativo, es necesario aumentar el gasto educativo y que sea asignado a quien más lo necesita.

Para el próximo año, el Presupuesto de Egresos recortó para el Ramo educativo un monto de 2 mil 70 millones 587 mil 863 pesos, pese a que los legisladores consiguieron aumentar los recursos por 5 mil 126 millones 788 mil 249 pesos del Proyecto que había presentado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con la Medición de la Pobreza 2014 del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), los estados con mayor número de personas con rezago educativo fueron el Estado de México, Veracruz y Chiapas; es decir, entidades con índices de pobreza más altos.

En términos porcentuales, las entidades con mayor atraso educativo son Chiapas con 30 por ciento; Veracruz, 27.8, y Michoacán con 27.6 por ciento.

Al respecto, el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) coincidió que el Estado tiene el desafío de asegurar que en todas las escuelas se desarrolle la enseñanza y el aprendizaje en condiciones de respeto a la dignidad y a los derechos fundamentales de las personas.

LA EDUCACIÓN EN MÉXICO

Gabriela Ramos destacó que el país ha seguido avanzando en la implementación de la Reforma Educativa, pero otros países, entre ellos algunos latinoamericanos, están avanzando a mayor velocidad en el objetivo de incrementar el nivel educativo de la población.

“Debemos seguir impulsando estos esfuerzos y hacer de la educación la gran prioridad nacional, no sólo del gobierno sino de la sociedad en general”, dijo.

En México, las tasas de matriculación en educación media superior y el porcentaje de población que ha alcanzado dicho nivel educativo han aumentado, pero los niveles aún son bajos comparados con otros países de la OCDE y países asociados.

De 2005 a 2012 la población de 25 a 34 años en México que había alcanzado la educación media superior aumentó en 8 puntos porcentuales, de 38 a 46 por ciento. No obstante, este porcentaje es mucho menor que el promedio de la OCDE de 83 por ciento. Sólo uno de tres adultos de 25 a 64 años de edad alcanzó ese nivel de educación.

Los adultos con niveles educativos más altos en México tienen más probabilidades de estar empleados que los adultos con menos educación. Además, los ingresos relativos de los graduados aumentan con el nivel educativo, aún más en México que en la mayoría de los países de la OCDE.

En materia de igualdad, las mujeres mexicanas están equitativamente representadas en todos los niveles de educación terciaria, incluido el nivel doctoral, donde en 2013 casi la mitad de nuevos graduados fueron mujeres. Sin embargo, el porcentaje de mujeres jóvenes NI-NI (ni en empleo ni en educación) aún es considerablemente mayor que el de los hombres.

Fuente:http://www.sinembargo.mx/25-11-2015/1561832

Crear es comprender

paulo-freire_umespontagrossa

 

“Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”, escribió Paulo Freire en 1996 en su libro Pedagogía de la Autonomía.
Muchos años antes, John Dewey había dicho que preparar a los alumnos para la vida futura consistía sobre todo en proporcionarles el dominio sobre sí mismos y que “el pensamiento se origina y desarrolla en las necesidades y en las demandas de la vida práctica”. Desarrollar la autonomía del alumno y vincular el aprendizaje a la vida son dos de las claves de la pedagogía de Dewey quien siempre defendió que la mejor manera de aprender es haciendo, que aprendemos haciendo, o mejor, que aprendemos haciendo y reflexionando sobre lo que hemos hecho.

A finales de los años 60, antes de que existieran los ordenadores personales, el informático estadounidense Alan Kay empezó a trabajar en la idea de construir uno que sirviera como instrumento pedagógico. En 1972 publicó el artículo A personal computer for children of all ages, en el que describía el antecedente más claro de nuestras actuales tabletas, el Dynabook, y cuestionaba la tendencia a tratar de solucionar todos los problemas de la sociedad recurriendo a la tecnología. En ese artículo, Kay aprovechaba para criticar también la pasividad pedagógica que fomentaban tecnologías educativas como las máquinas de aprendizaje, entonces, como ahora, muy a la moda. Una y otra advertencia resultan hoy absolutamente vigentes como bien nos han demostrado Evgeny Morozov y Audrey Watters, respectivamente.

En ese mismo artículo, Kay sostenía que para él los niños son más como verbos, predispuestos a la acción, que sustantivos. Y que la clave del aprendizaje estaba en pensar en ellos más como actores que como sujetos pasivos de su propio aprendizaje. Para Kay, el atributo principal que debía tener un nuevo dispositivo como los ordenadores personales era permitirnos “volcar” nuestros pensamientos. Lo importante de la tecnología por venir eran las posibilidades que nos abría para crear, construir y programar. Era el hecho de poder convertirnos no solo en consumidores sino en productores de información y conocimiento. Lo interesante del porvenir era que podíamos construirlo.

Kay es conocido por ser uno de los ingenieros que trabajaron en el mítico laboratorio de investigación de Xerox en Palo Alto en la década de los 70 y 80 (Xerox PARC)y por ser uno de los padres de la programación orientada a objetos y el desarrollo de la interfaz gráfica de usuarios de la luego saldría, entre otras cosas, la misma compañía Apple. A Kay también se le atribuye la poderosa frase de que “la mejor manera de predecir el futuro es crearlo” que es, en realidad, una versión del aforismo del poeta italiano Cesare Pavese que el mismo Alan Kay utilizó en su artículo de 1972 sobre los Dynabook: “Para conocer el mundo, uno debe construirlo”.

El Alan Kay que más nos interesa aquí es el que coincidió con Seymour Papert a finales de esa década de los 60. Kay y Papert estaban entonces muy interesados por explorar cómo los ordenadores podían transformar nuestra formas de pensar y aprender y cómo podíamos utilizarlos para mejorar el aprendizaje de los niños, concretamente el aprendizaje de las ciencias y las matemáticas.

Su pensamiento pedagógico estaba muy influido por el psicólogo Jean Piaget con quien Papert trabajó en Ginebra entre 1959 y 1963. Piaget sostenía que el conocimiento es producto de la actividad constructiva del sujeto, tanto física como intelectual. Que somos constructores activos de nuestras estructuras de conocimiento, oponiéndose de esta manera a las concepciones más conductistas o innatistas vigentes hasta ese momento. De Piaget también es famosa su sentencia de que “la meta principal de la educación es crear hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas, no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho; hombres que sean creativos, inventores y descubridores.”

Este interés por la actividad, por la creación, por el descubrimiento y la invención se alineaba y reforzaba bien las propuestas de las pedagogías activas que habían surgido a principios del siglo XX con representantes como María Montessori o el mismo John Dewey.

Para Piaget, “cada vez que se le enseña prematuramente a un niño algo que habría podido descubrir solo, se le impide a ese niño inventarlo y, en consecuencia, entenderlo completamente.” Lo cual no supone que el profesor no tenga que intervenir en el diseño de los entornos de aprendizaje sino que los niños aumentan su autonomía cuando se potencia su pensamiento independiente y creativo. Potenciar la autonomía es, si recordamos, lo que nos reclamaba Paulo Freire en la cita que abría este texto y era también unos de los pilares principales de la pedagogía de John Dewey.

Seymour Papert pasa por ser uno de los “herederos” de Piaget. A la vuelta de la estancia de Papert en Ginebra junto a Piaget éste se incorporó al Instituto tecnológico de Massachusetts (MIT) donde fundó el Laboratorio de Inteligencia Artificial junto con Marvin Minsky. El principal interés de Papert entonces era preguntarse si los ordenadores podían afectar a nuestras formas de pensar y aprender y cómo podíamos usarlo no solo de una manera instrumental sino para relacionarnos con la ciencia y la tecnología de una manera diferente.

Motivado por estos intereses e influido desde luego por Piaget, Papert desarrolló a finales de los años 60 el primer lenguaje de programación para niños, conocido como LOGO. El primer artículo público sobre LOGO es un informe de 1971 para el MIT titulado “20 cosas que se pueden hacer con ordenadores”, escrito junto con Cynthia Solomon y en el que se describía cómo los niños podían programar ordenadores para controlar robots, componer música, hacer juegos y otros tipos de actividades creativas. Con los años Papert se fue “separando” de la visión más piagetiana. En 1991 escribió junto con Idit Harel el libro en el que recogía su visión pedagógica: construccionismo.

Desde entonces el trabajo y las contribuciones de Papert solo en el ámbito de la educación han sido enormes. Y a pesar de que últimamente crece el reconocimiento hacia su enorme trabajo no son pocos los que hablan de la Paradoja de Papert para referirse a la relación inversamente proporcional entre su enorme legado y su escaso reconocimiento.

Sus libros y artículos no son solo relevantes por sus propuestas sino también porque Papert ha sido un testigo de excepción en el desarrollo de la tecnología educativa de los últimos cuarenta años y en los sucesivos planes de implantación de tecnologías en las aulas. No ha dejado nunca de analizar de manera profunda, certera y crítica la evolución de las tecnologías de la información aplicadas a la educación. Es sobradamente conocido su análisis de por qué la incorporación de los ordenadores en las aulas en los años 80 no solo fue un fracaso desde el punto de vista del cambio educativo sino que en muchas ocasiones sirvieron para perpetuar viejas formas de hacer: “al final de los 80, las computadoras estaban en manos de la burocracia escolar y de las escuelas como instituciones. Todavía existían maestros visionarios, pero estaban siendo neutralizados…cuando la administración toma el control, crea una sala especial, y pone las computadoras en esa sala con un horario con el profesor de informática. En vez de convertirse en algo que socavara estas formas anticuadas de las escuelas, las computadoras fueron asimiladas…las escuelas tornaron lo que pudo haber sido un instrumento revolucionario en uno conservador.”

Ya en Mindstorms (pdf), escrito en 1980, Papert afirmaba que en la mayoría de las escuelas la instrucción basada en ordenadores era sinónimo de ordenadores que enseñan y proponía que en lugar de usar los ordenadores para “programar” a los chicos deberíamos buscar que fueran los chicos los que programases los ordenadores.

Papert es una voz más que se une a los Neil Selwyn, los Larry Cuban y los Michael Fullan que llevan años sosteniendo que la tecnología por sí sola no es la palanca correcta del cambio educativo.

Hace unas semanas la OCDE publicó un informe titulado Alumnos, Ordenadores y Aprendizaje: haciendo las conexiones en el que basándose en los datos de las pruebas PISA 2012 se hacían una serie de preguntas. Entre las conclusiones podemos encontrar frases como que la tecnología puede amplificar las prácticas de enseñanza innovadoras, que las tecnologías digitales se pueden usar para fomentar el aprendizaje experiencial, las pedagogías activas, el aprendizaje cooperativo y las pedagogías interactivas.

Sin embargo, un repaso por los titulares de la prensa internacional nos sorprendería. La BBC titulaba así: “Los ordenadores no mejoran los resultados de los alumnos”, el Wall Street Journal que “las tecnologías en el aula no siempre mejoran los resultados”. Usar mucho el ordenador en clase no ayuda al alumno, según la OCDE, rezaba el titular de El País. Los ordenadores en la escuela no mejoran las notas de los estudiantes, según la OCDE, El Mundo.

El informe OCDE y las reacciones de los medios de comunicación ponen sobre la mesa nuestra curiosa relación con la tecnología y en concreto con la tecnología educativa. Por un lado somos furiosos defensores, por otro, rabiosos opositores.

La tecnología ha sido siempre vista como un aliado perfecto para el cambio educativo. En el último siglo, cada vez que ha surgido una nueva tecnología (Cine, radio, Tv, ordenadores,…) hemos pensado rápidamente en su poder transformador en la educación, hemos depositado grandes esperanzas en ellas y hemos trabajado por “introducirlas” en las aulas. Pero la realidad es que  pocas veces, sin embargo, su incorporación en las aulas ha provocado cambios significativos.

Uno de sus herederos intelectuales es el físico Mitchel Resnick, quien detenta la cátedra Lego-Papert del MIT y es responsable del Lifelong Kindergarten del Media lab también del MIT.

Resnick, como antes Kay y Papert, lleva años explorando cómo las nuevas tecnologías pueden generar entornos de aprendizaje más creativos y motivadores. Es el responsable, junto a su grupo de investigación, del desarrollo de la tecnología de “bloques programables” que ha dado lugar, entre otras cosas, a los kits de robótica LEGO Mindstorm (nombre inspirado a su vez en el recomendable libro de Seymour Papert Mindstorm, Children, Computers & Powerful Ideas). Resnick es también el cofundador del proyecto Computer ClubHouse, una red de centros distribuidos por todo el Mundo que se ocupa de ofrecer accesibilidad a la alfabetización tecnológica para todos, entendiendo la alfabetización tecnológica no solo como saber utilizar tecnologías sino también con la capacidad de construir objetos con esas tecnologías. Uno de los resultados del ClubHouse es el entorno de programación por bloques conocido como Scratch, el lenguaje de programación más extendido hoy en escuelas y entornos de aprendizaje escolar y, en cierta manera, la versión actual del entorno LOGO desarrollado por Papert hace 40 años.

En Rethinking Learning in the Digital Age (2002), Resnick sostiene que aunque las tecnologías pueden provocar el cambio educativo por sí solas no lo garantizan. Es más, crítica que cuando éstas se han utilizado en educación han servido en la mayoría de las ocasiones para reforzar viejas prácticas, que si recordamos es el mismo argumento que sostiene Papert desde los 90.

Para aprovechar las tecnologías al máximo debemos repensar profundamente también nuestras ideas sobre el aprendizaje e ir más allá del paradigma que vincula el aprendizaje con el acceso a la información. Para Resnick ahí radica la causa principal del poco impacto que han tenido hasta ahora  las tecnologías de la información en el cambio educativo. Insistir en igualar aprendizaje con acceso a la información hace que para muchos sea natural la vinculación entre ordenadores que permiten el acceso a esa información y la educación. Pero esta unión es limitadora. Si queremos aprovechar al máximo las nuevas tecnologías, sostiene Resnick, si queremos ayudar a la gente a pensar mejor y ser mejores aprendices, tenemos que ir más allá de este paradigma transmisivo y acumulativo de la educación. Sabemos, que las mejores experiencias de aprendizaje suceden cuando participamos en el diseño y creación de artefactos de aprendizaje.

Para Resnick el conocimiento no es suficiente. Hoy ya no nos basta con saber cosas o poder acceder al conocimiento. En un mundo tan cambiante como el actual lo relevante es ser capaces de encontrar soluciones a los constantes desafíos que enfrentamos. El éxito no está en lo que sabes sino en nuestra capacidad para pensar y actuar de manera creativa. Vivimos en la Sociedad de la creatividad. O en palabras de Daniel Innerarity: “una sociedad del conocimiento y la innovación desplaza los anteriores ideales de formación -ser perfecto, estar bien informados, o ser críticos- hacia una nueva competencia que solemos llamar creatividad., y que podría entenderse como la capacidad de modificar nuestras expectativas cuando la realidad las desmiente, en lugar de insistir en decirle a la realidad lo que ésta debería ser.” Pensábamos que acceder a la información nos hacía automáticamente sabios pero en el mundo actual, caracterizado por la complejidad informativa, el cambio constante y la incertidumbre, esto ya no es suficiente.

Resnick siempre ha defendido la importancia de aprender a programar. “En el proceso de aprender a programar, las personas aprenden muchas otras cosas. No están simplemente aprendiendo a programar, están programando para aprender, pues además de comprender ideas matemáticas y computacionales, tales como variables y condiciones, simultáneamente están aprendiendo estrategias para solucionar problemas, diseñar proyectos y comunicar ideas.”

Muchos de los defensores de la introducción de la programación y la robótica en las aulas lo hacen no solo por que consideran que es importante desarrollar la competencia “computacional” sino también porque combinado con otras “metodologías” como el Aprendizaje Basado en Proyectos o el trabajo colaborativo ayuda a desarrollar competencias básicas en el alumnado de hoy.

Hace una par de semanas tuve la gran suerte de entrevistar en directo para el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF) a David Cuartielles, cofundador de Arduino y profesor de diseño interactivo de la facultad de arte y comunicación de la Universidad de Mälmo en Suecia.

David es zaragozano e ingeniero de telecomunicaciones. No es alumno directo ni de Alan Kay, ni de Seymour Papert pero sí ha hecho en numerosas ocasiones explícito su admiración por Mitchel Resnick y tenerlo delante durante una hora fue una gran oportunidad para profundizar en la relación entre tecnología y educación; preguntarle su opinión sobre los sueños de Kay, Papert y Resnick; saber si la situación hoy es diferente y, si es así, qué diferencia este momento y las tecnologías de hoy de otros momentos y de otras tecnologías. Y por supuesto, preguntarle si creía que la incorporación en la Escuela y en las aulas de la programación, el hardware libre, los lenguajes como scratch o entornos como arduino genuino nos permitirían por fin desarrollar el aprendizaje activo que reclamaba Papert cuando dijo que “la razón del fracaso de la educación progresiva fue la falta de una infraestructura tecnológica para un genuino y profundo aprender haciendo”

Para terminar le pedí que nos describiera su sueño educativo para dentro de diez años y Arduino en tres palabras. David dijo entonces empoderamiento, hardware libre y contextualización, lo cual me recordó inmediatamente a todos aquellos que hablaron de los ordenadores como máquinas de enseñanza y me hizo pensar en John Dewey, Paulo Freire, Jean Piaget, Alan Kay, Seymour Papert y Mitchel Resnick.

Sus palabras me hicieron recordar que aprender hoy es aprender a pensar, hacer y conectar. Que aprender hoy es aprender a editar. Que entender es inventar. Que conocer es construir. Y que crear es comprender.

Consulta la nota en: Co.labora.red

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/educacion/crear-es-comprender?fb_ref=Default