¿Es la educación la cura de los males del mercado laboral de México?

Es la educación la cura de los males del mercado laboral de México

Por: ELISA LAVORE

Es común en México poner las fallas del sistema educativo como la primera causa de los problemas sociales. Sin embargo, el país ha visto avances que han transformado su capital humano desde la década de los noventa. Por un lado, consiguió la universalización de la educación básica (a nivel de primaria, antes inclusive que la mayoría de los países de América Latina). Por otro, en los niveles medio superior y superior, la cobertura ha incrementado considerablemente. A esto se suma que, desde 2001, la educación preescolar es obligatoria, lo que ha mejorado el desarrollo desde la primera infancia. Además, en lo que respecta al Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA), México ha visto un aumento en sus puntajes superior al promedio de la región. Entonces, si no es la educación, ¿cuáles son los factores que están afectando negativamente el desarrollo económico en el país?

Un problema, muchas causas

Si bien persisten retos enormes para la educación en México, los nada desdeñables avances que ha experimentado en las últimas dos décadas tendrían que haberse traducido en alguna mejora económica. Sin embargo, aun cuando los trabajadores mexicanos hoy tienen más habilidades que hace dos décadas, no tienen acceso a mejores empleos. De acuerdo con estimaciones de Levy y Székely, entre 1995 y 2012 la informalidad en México apenas se redujo en dos puntos porcentuales, lo que afecta el nivel de productividad de los trabajadores. De hecho, según datos oficiales de México, la baja productividad es una de las principales causas del pobre crecimiento económico del país (entre 1991 y 2013, la productividad total promedio fue de -0,33%). Una primera posible explicación a este fenómeno es una economía crecientemente distorsionada que, al castigar la rentabilidad de las empresas más productivas que tienden a demandar mano de obra calificada, reduce las oportunidades laborales para los jóvenes que entran al mercado laboral con mayores niveles educativos.

Aun cuando los trabajadores mexicanos hoy tienen más habilidades que hace dos décadas, no tienen acceso a mejores empleos.

La falta de alineación entre la oferta y la demanda de habilidades es otra posible explicación del problema en México. Teniendo en cuenta que desde 1990 los retornos a la educación superior han decrecido, podemos asumir que la oferta de trabajadores de mayor calificación supera a la demanda (como demuestra el estudio Educación y desarrollo en México, de Székely y Flores, publicado en 2017). Pero, ¿por qué no hay mayor demanda por la mano de obra calificada? Parte de esta historia podría explicarse por la pertinencia de las habilidades que el sistema educativo está desarrollando en los egresados. De acuerdo a la empresa Manpower, el 40% de los empleadores mexicanos tiene problemas para cubrir sus vacantes (lo cual, en el 46% de los casos tiene que ver con falta de habilidades o experiencia). México ha emprendido algunas acciones para atender este problema, entre las que se incluyen programas para el desarrollo de habilidades altamente demandadas en el mercado laboral (como son las socioemocionales). Asimismo, el año pasado el país suscribió un conjunto de recomendaciones de la OCDE para generar políticas que faciliten el desarrollo de habilidades a lo largo de la vida.

Una tercera explicación es la limitada participación laboral de las mujeres. Si bien las brechas de género en educación se han cerrado, la participación laboral femenina sigue siendo muy baja y la mayoría de las mujeres que trabajan lo hace en el sector informal. Esto tiene que ver, entre otras cosas, con una organización social y un marco legal que todavía cargan en las mujeres las responsabilidades familiares (como lo ejemplifica la duración de las licencias por maternidad y paternidad, de 84 y 5 días respectivamente).

Si bien las brechas de género en educación se han cerrado, la participación laboral femenina sigue siendo muy baja y la mayoría de las mujeres que trabajan lo hace en el sector informal.

Más allá de la educación

Para solucionar los problemas del mercado laboral mexicano hay que ver más allá de la educación. Como menciona la OIT y demuestra el Índice de Mejores Trabajos, la informalidad y la estructura productiva del país están limitando la generación de empleos de mayor productividad y mejores salarios, afectando de manera negativa a aquellos trabajadores con más escolaridad. No tiene sentido formar a jóvenes profesionales si no hay incentivos para la creación de empleos formales y bien remunerados a los que estos jóvenes puedan aspirar, así como condiciones legales para que las mujeres puedan emplearse equitativamente. Para fomentar el crecimiento económico en México, es necesario replantear el marco legal, la política fiscal, el sistema de seguridad social y las condiciones de acceso al crédito.

Copyright: antoniodiaz / 123RF Stock Photo

Fuente:https://blogs.iadb.org/trabajo/2018/04/26/es-la-educacion-la-cura-de-todos-los-males-del-mercado-laboral-de-mexico/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=9968c5ebd5-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-9968c5ebd5-189478437

Advertisements

¿Por qué hay 264 millones de niños que no van al colegio?

Un estudiante de 15 años en una escuela de Alepo (Siri) en mayo de 2017.
Image: KHUDR AL-ISSA / UNICEF

 

Por: Tiziana Trotta

Siria ha pasado de rozar una tasa del 100% de escolarización antes del conflicto a contar con 2,8 millones de niños fuera de las aulas. En Yemen, ya son dos millones. Sudán del Sur tiene la tasa más alta de abandono escolar en educación primaria con un 72% de la infancia fuera del sistema escolar. Y lo mismo sucede en Chad, Nigeria, Afganistán y muchos otros países asolados por conflictos u otros tipos de emergencia. Los menores de 18 años de todo el mundo sin escolarizar son 264 millones, según datos de Unicef. De ellos, 75 millones viven en 35 países afectados por distintos tipos de crisis. Sin embargo, desde 2010, menos del 2% de los fondos humanitarios se ha destinado a la educación.

La edición de este año de la Semana de Acción Mundial por la Educación, que se celebra del 23 al 29 de abril en 120 países, reivindica la importancia de que los menores acudan a la escuela incluso en las crisis y pide un incremento del presupuesto de ayuda humanitaria destinado a este fin hasta el 4%.

Uno de cada cuatro niños que no van a la escuela vive en un país asolado por conflicto y las niñas sumidas en estos contextos se enfrentan a una probabilidad 2,5 mayor de quedarse fuera del colegio en comparación con los varones. “Hay que prestar mayor atención a la educación desde el primer momento en el que se produce una emergencia”, sostiene Blanca Carazo, responsable de Programas para Unicef. “Cuando un niño deja de asistir a la escuela, se pone a riesgos a corto plazo como ser víctima de trata, explotación laboral, matrimonios precoces, reclutamiento en los combates. A largo plazo, está perdiendo una oportunidad para el futuro”, añade

Volver a las aulas, además, contribuye a crear una rutina que puede ayudar a superar los traumas, agrega Emilia Sánchez, directora de Incidencia Política y Comunicación de Plan International. “El profesorado se convierte en un aliado clave para la protección ya que puede identificar casos más graves y derivarlos, al mismo tiempo que en las escuelas se atienden otras necesidades básicas como la alimentación, el higiene y el saneamiento”.

Uno de cada cuatro niños que no van a la escuela vive en un país asolado por conflicto

“Si la educación ya vive un momento difícil en general, cuando se produce un desastre natural, un conflicto como el de Siria o una crisis de tracto lento el riesgo es aún mayor para la infancia”, explica Alberto Casado, responsable de campañas de Ayuda en Acción. “Y si garantizar el derecho a la educación entre la población desplazada en asentamientos es complicado, hacerlo entre los que se encuentran en movimiento es prácticamente imposible”.

En 2016, los desplazamientos forzosos marcaron un nuevo récord con 65,6 millones de personas —la mitad de los cuales, menores— que abandonaron sus hogares, principalmente a causa de graves conflictos, pero también por otros motivos como el cambio climático, la situación económica de sus países de origen o por persecución política y religiosa.

Tan solo la mitad de la infancia refugiada o en situaciones de desplazamiento interno va a la escuela primaria y apenas un 25% de los menores asiste al primer ciclo de educación secundaria. Este porcentaje baja al 1% en el caso de los estudios universitarios, según datos de Unicef.

Alumnos de una escuela en Sudán del Sur.
Image: Plan International

 

El conflicto en Siria, que ha cumplido recientemente siete años y que en 2017 se cobró la vida de 910 niños y niñas, solo es la cara más visible de este problema. Un 43% de la llamada generación perdida no está escolarizada. Desde el principio de la guerra, más de 300 escuelas han sido blancos de ataques, mientras que se han perdido más de 180.000 docentes, que han muerto o han huido. Los que se han quedado, además de lidiar con la escasez de infraestructuras y la falta de seguridad, no siempre pueden prestar una enseñanza de calidad, al estar hacinados en clases abarrotadas con alumnos de distintas edades.

La situación no mejora entre los niños que llegan a Europa, donde sus necesidades educativas básicas chocan con barreras legales. Por ejemplo, apenas 10 países miembros de la Unión Europea reconocen el derecho de los menores indocumentados a los estudios, mientras que cinco les excluyen de manera explícita. Una vez dentro del sistema escolar del lugar de acogida, obstáculos culturales o de idioma frenan su integración, al mismo tiempo que a menudo tienen que lidiar con xenofobia y estigmatización.

Pese a las dificultades, la educación se mantiene arriba entre las preocupacionesde las familias desplazadas, pero no siempre recibe la atención adecuada en el marco de la ayuda humanitaria y se destinan fondos escasos y de corta duración. De media, menos del 2,7% de los llamamientos humanitarios globales se destina a la educación.

“Tradicionalmente, la educación se encuentra en un limbo entre ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo y no se considera como algo que salva vidas. Esta visión es muy limitada y poco a poco se está superando, porque las crisis son cada vez más complejas”, asegura Valeria Méndez de Vigo, responsable de Estudios e Incidencia de Entreculturas.

España también está llamada a contribuir a solucionar estos problemas. La actual Semana de Acción Mundial por la Educación exige al Gobierno que se respeten los compromisos marcados por la Agenda 2030, en particular por el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4(garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad).

Para Miriam Toran, responsable de Campañas en Educo, es necesario que se introduzcan asignaturas curriculares para que los alumnos españoles aprendan a conocer los obstáculos que impiden el acceso universal a la escuela y que la educación se convierta en herramienta para la construcción de la paz.

“Tenemos que ser conscientes de lo que pasa en otros lugares del mundo y, como lugar de acogida, tenemos que fomentar los valores de la cooperación y la solidaridad entre los estudiantes”, insiste Cristina Álvarez. La coordinadora de la plataforma española de la Campaña Mundial por la Educación lamenta que su país haya incumplido el compromiso para la acogida de personas refugiadas(solo recibió el 11,4% del total fijado en 2015 al cumplirse el plazo el año pasado) y pide que para 2020 se destine el 0,4% de la renta nacional bruta a la ayuda al desarrollo, en particular a educación.

Valeria Méndez de Vigo, responsable de Estudios e Incidencia de Entreculturas, sabe que es difícil que se alcance tal nivel de ayuda en solo dos años. España está lejos todavía de esa cifra tras años de recortes de la ayuda oficial al desarrollo, especialmente en la partida para educación básica, que se desplomó en un 90% entre 2008 y 2015. “No hay datos disgregados sobre lo que España destina a la educación en emergencia, pero, si la Ayuda Oficial al Desarrollo ya de por sí es muy baja, el presupuesto para la enseñanza se estima ínfimo”.

El pasado mes de febrero, España se comprometió a destinar 1,5 millones de dólares (1,2 millones de euros) en el período 2018-2020 a la Alianza Mundial por la Educación, ocho años después de haber interrumpido sus contribuciones debido a los estragos de la crisis económica. Para Emilia Sánchez, directora de Incidencia Política y Comunicación de Plan International, se trata de toda una declaración de intenciones. “España vuelve a ser donante líder del fondo, pero aún falta que esta voluntad se traduzca en una partida clara de los Presupuestos Generales del Estado”.

Fuente:https://www.weforum.org/es/agenda/2018/04/por-que-hay-264-millones-de-ninos-que-no-van-al-colegio

Internet cuántico: conexión a la velocidad de la luz y seguridad inquebrantable

Pupils of Berlin's Hausburg European school use a Microsoft Surface multi-touch computer in a digital classroom at the Microsoft stand during a presentation at the CeBIT exhibition centre in Hanover March 1, 2010. The new Microsoft Surface does not require a keyboard and mouse to operate, providing users with a new way of dealing with digital content. The world's largest IT fair CeBIT opens its doors on March 2 and runs through March 6.       REUTERS/Fabrizio Bensch (GERMANY - Tags: SCI TECH BUSINESS) - BM2E63117TS01

Image: REUTERS/Fabrizio Bensch

Por:Diego de la Torre

La tecnología cuántica ya es una realidad. IBM se puso manos a la obra liderando esta revolución informática al crear el primer ordenador cuántico. Se trata de computadoras mucho más rápidas y eficaces que pueden solucionar problemas en un tiempo récord. Sin embargo, el avance no sería tan espectacular si no lo acompañamos de una conexión nunca ante vista. Aquí aparece el Internet cuántico.

De poco serviría tener ordenadores cuánticos si no contamos con una red de comunicación a la altura. El Internet cuántico presenta una conexión que viajará a la velocidad la luz y con un nivel de seguridad impresionante. Sin embargo, para explicar cómo funciona este súper Internet, hay que hablar de los principios básicos de la tecnología cuántica.

¿Cómo funciona la tecnología cuántica?

Un ordenador tradicional se basa en código binario. Operaciones con bits para almacenar y procesar información con un lenguaje de ceros y unos. Es decir, la informática clásica se basa en la lógica de que un elemento solo puede ser una cosa a la vez, o un 0 o un 1. Sin embargo, la tecnología cuántica trabaja de otra forma.

En la informática cuántica, una cosa puede ser varias a la vez. Aquí aparece el qubit, que en su traducción sería el bit cuántico. Mientras que el bit normal es un 0 o un 1, el qubit puede ser las dos posiciones a la vez. La nueva tecnología es compleja, pero, básicamente, se sustenta en el principio cuántico de que las cosas pueden estar en dos lugares diferentes al mismo tiempo. Esto es un avance increíble dentro de la computación porque hace que miles de cálculos se puedan realizar al mismo tiempo.

¿Qué es el Internet cuántico?

Ordenadores mucho más potentes y veloces que, si queremos comunicar, necesitamos una conexión como el Internet cuántico. Hay dos vías para esta comunicación: existe un grupo de científicos a favor de la utilización de fotones, partículas de luz, y otros que ven más posible hacer una red en la que la luz interactúe con la materia.

Si queremos una red global de Internet cuántico necesitamos satélites y repetidores cuánticos. Aparatos que puedan detener y dar continuidad a la luz, compuesta por esos fotones que transportarán la información. Además, la información en fotones se puede almacenar más y mejor. La clave del Internet cuántico es que tendrán una seguridad nunca vista, gracias a la característica cuántica de los qubit, y una velocidad impresionante. Internet a la velocidad de la luz.

El mundo occidental está envejeciendo

Por:Jeff Desjardins

Desde cuestiones como la disminución de las tasas de fertilidad hasta las complicaciones en curso derivadas de la famosa “política de un niño” de China, existen muchos desafíos demográficos que el mundo debe enfrentar en los próximos años.

Sin embargo, un problema de especial importancia, al menos en lugares como Europa y las Américas, es el rápido envejecimiento de la población. A medida que la población envejece, las posibles consecuencias incluyen mayores índices de dependencia, mayores costos de atención médica y economías y ciudades cambiantes.

Europa: un primer ejemplo

Ya hemos hablado del acantilado demográfico de Alemania, pero no solo Alemania se verá afectada por una población que envejece rápidamente.

La animación del experto en visualización de datos Aron Strandberg muestra la media de edad de los países europeos entre 1960 y 2060.

Se proyecta que algunos países europeos comiencen a alcanzar una edad media de 50 o más en 2060. Esto incluye países como España, Italia, Portugal y Grecia, y luego Alemania, Polonia, Bosnia y Croacia.

El Reino Unido, Francia, Irlanda, Escandinavia y los países ex soviéticos serán más jóvenes, pero solo un poco. Las edades promedio en estos lugares para el año 2060 serán de entre 40 y 45 años de edad.

América del norte y del sur

Las poblaciones de América del norte y del sur también están envejeciendo rápidamente, aunque no a la velocidad de Europa.

Aquí hay un mapa que muestra la media de edad entre 1960 y 2060, según las proyecciones.

Chile y Brasil, en particular, son los más viejos del continente. Mientras tanto, Canadá no se queda atrás con una media de edad esperada de 45 años en 2060. Curiosamente, se prevé que los Estados Unidos alcanzarán una edad media de 42 para 2060, que es más bajo que en casi todos los países occidentales.

Si bien esto hace que Estados Unidos se vea más joven en comparación, el país experimentará el mismo tipo de carga económica de una población que envejece. De hecho, se espera que la población de estadounidenses mayores de 65 años casi se duplique de 48 millones a 88 millones en las próximas tres décadas.

Fuente:https://www.weforum.org/es/agenda/2017/11/el-mundo-occidental-esta-envejeciendo?utm_content=buffer7e7b2&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Éstas son las 4 tendencias globales de contratación según LinkedIn

Linkedin CEO Jeff Weiner speaks during the Reuters Technology Summit in San Francisco, California May 17, 2010. REUTERS/Robert Galbraith  (UNITED STATES - Tags: BUSINESS SCI TECH) - RTR2E0G8

Image: REUTERS/Robert Galbraith

La búsqueda de candidatos para un puesto laboral no debe ser algo tedioso, ineficiente y monótono, ya que con la ayuda de la tecnología, el proceso de reclutamiento puede ser algo más humano y estratégico a la vez.

LinkedIn realizó el análisis Tendencias globales de contratación 2018, que reúne 4 factores que permite a los reclutadores y gerentes de área enfocarse en descubrir talentos de gran potencial.

Las cuatro tendencias son diversidad, nuevas herramientas durante las entrevistas, análisis de datos e inteligencia artificial y fueron el resultado de una encuesta a 9,000 directivos y agentes de contratación de todo el mundo.

1. La diversidad es el nuevo enfoque a nivel global

La diversidad está directamente relacionada con la cultura de la compañía y su desempeño económico. De acuerdo con los encuestados, 78% de las empresas dan prioridad a la diversidad para mejorar su cultura corporativa, mientras que 62% lo hacen para impulsar el crecimiento de la compañía.

Hay dos fuerzas clave que tienen un papel importante en esto: los cambios en la demografía están diversificando nuestras comunidades, al mismo tiempo que se han reducido las reservas de talentos para todas esas empresas que no se adaptan a sus tiempos. Los equipos diversos se vuelven más productivos, más innovadores y más comprometidos.

De acuerdo con el reporte, la principal razón por la que los agentes de contratación no logran encontrar candidatos suficientemente diversos se debe en gran medida a un problema de percepción y a que las compañías no están buscando en los lugares adecuados. Además, otro reto en este aspecto es la retención del talento contratado una vez que forma parte de la empresa.

A pesar de ello, hay compañías que están invirtiendo esfuerzos considerables para lograr buenos resultados. Hay ligeros matices en la manera en la que estas compañías abordan el asunto de las contrataciones, pero comparten algunos aspectos que les permiten tener mucho éxito al momento de fomentar la diversidad, la inclusión y el sentimiento de pertenencia. En parte, lo que hacen es invertir más en su fuerza laboral a través de grupos de recursos para empleados y de brindarles plataformas para expresarse, así como procurar que cuenten con el apoyo de los directivos.

Una vez que las empresas se aseguran de fomentar esas prácticas, pueden concentrarse en propiciar una mayor diversidad, siguiendo una serie de principios muy claros.

2. Reinventar el proceso de entrevistas a través de nuevas herramientas hace más fácil conocer a los candidatos

Los modelos tradicionales de entrevista son formas ineficientes de conocer a los candidatos e incluso pueden reducir el impacto de la información que es verdaderamente útil y propiciar mayores prejuicios.

Por ejemplo, los candidatos más atractivos y carismáticos no son necesariamente los mejor capacitados, pero –inconscientemente– el entrevistador podría suponerse que lo son. En la encuesta, los agentes de reclutamiento señalan que las entrevistas tradicionales dan lugar a prejuicios y limitan sus habilidades para evaluar las competencias interpersonales y las debilidades de cada candidato. Es muy difícil evaluar el temple de un candidato o detectar si es una persona desorganizada mediante una sola conversación.

Hay 5 técnicas que han mejorado el viejo modelo de las entrevistas:

  • La valoración de las competencias sociales en línea analiza aspectos como las aptitudes de trabajo en equipo y la curiosidad, para trazar una imagen más completa de los candidatos durante las primeras etapas del proceso de selección.
  • En las audiciones de trabajo las compañías les pagan a los candidatos para que lleven a cabo algunas labores con miras a observar en acción las habilidades de cada uno.
  • Las entrevistas informales que transcurren fuera de la oficina, por ejemplo, durante una comida, brindan una perspectiva única de la personalidad de los candidatos y permite a cada empresa adaptar este modelo de forma creativa.
  • Las compañías pueden diseñar experiencias inmersivas en realidad virtual 3D que pongan a prueba las habilidades de los candidatos de una manera estandarizada.
  • Las entrevistas en video se pueden filmar o llevarse a cabo en vivo y permiten captar a los candidatos más elegibles dentro de una fuente de talentos más grande.

3. El análisis de datos es el nuevo superpoder corporativo

Buscar talentos siempre ha sido una profesión que recurre mucho a las habilidades sociales de los agentes de contratación. Sin embargo, en la actualidad se trata de una profesión de cifras y números.

La investigación reveló que la mayor parte de los profesionales en el área de gestión de talento utiliza la información computarizada en su trabajo y seguramente la utilizará aún más en los próximos 2 años. En este sentido, el reto hoy en día es el volumen de datos disponible y la velocidad con la que se puede analizar. Recientemente también se ha aplicado esta información para predecir los resultados, no sólo para registrar los procesos. Además, los datos de los que ahora disponen las compañías pueden alimentar diversos programas auxiliares en la toma de decisiones de reclutamiento, es decir, sistemas de inteligencia artificial.

Las compañías más sofisticadas están ensamblando procesos que integran programas de inteligencia artificial para reclutar talentos, a la par que desarrollan estrategias de medios y eventos.

Además de ayudarles a las empresas a tomar decisiones estratégicas al momento de reclutar candidatos, la información digital puede ser un elemento fantástico para subir de nivel el rol de los profesionales en el área de contratación. Mientras la mayoría de las personas se concentra en opinar respecto de quién es el candidato ideal, cómo se deben realizar las contrataciones y en dónde se deben llevar a cabo, las empresas más innovadoras, en este sentido, deciden basarse en los datos duros. No es ninguna sorpresa que 69% de los gerentes de contratación y profesionales en el área de gestión de talento consideran que utilizar estos mecanismos es ideal para impulsar sus carreras.

4. La inteligencia artificial se está convirtiendo en el laboratorio secreto de las empresas

La inteligencia artificial se ha establecido como una herramienta muy poderosa en el campo del reclutamiento y seguramente será una tendencia en ascenso para los aspectos repetitivos y mecánicos de la búsqueda de talentos. Ya existe, por ejemplo, un software (incluyendo el software de reclutamiento de LinkedIn) que permite a los agentes de contratación realizar búsquedas automatizadas entre los candidatos para arrojar prospectos calificados de acuerdo con los criterios específicos de la búsqueda.

Otros recursos digitales permiten inspeccionar a los candidatos antes siquiera de contactarlos. Se pueden programar Chatbots, o robots conversacionales, para que respondan las preguntas de los candidatos sin que los agentes de contratación tengan que invertir su propio tiempo.

Fuente:https://www.weforum.org/es/agenda/2018/02/estas-son-las-4-tendencias-globales-de-contratacion-segun-linkedin?utm_content=buffercba0b&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Expectativas laborales para el futuro

excited schoolgirl in fume after chemical experiment in scool la

La sociedad está cambiando y con ella la estructura del trabajo y las necesidades de las empresas. El ámbito de las nuevas tecnologías, internet y el sector digital concentran gran parte de las nuevas profesiones en las que sí hay empleo.

El mercado demanda a profesionales con altos conocimientos de nuevas tecnologías, redes sociales y con dotes de comunicación.

En el futuro cercano, no importa la profesión que se estudie, serán muy necesarias las siguientes herramientas para conseguir un mejor empleo:

 Dominio de idiomas

Conocimientos de Informática y tecnología

Así como la capacidad de coordinar y gestionar

En la nueva economía predominará el sector del conocimiento: ingenieros, científicos, educadores, técnicos, programadores de computadores, consultores.

Todos los expertos en megatendencias coinciden en que las más prometedoras oportunidades de trabajo en un futuro inmediato tendrán que ver con las siguientes tecnologías: relacionadas con la informática, la telemática, la telefonía celular, la ingeniería genética, la biotecnología, la biónica, la realidad virtual, la información multimedia, los nuevos materiales cerámicos.

También serán prometedoras las profesiones relacionadas con los cuidados a distancia para la tercera edad y la infancia, la teleasistencia sanitaria, los cultivos acuáticos, la robótica, la domótica, los sistemas de seguridad pública y la inteligencia artificial.

Los trabajadores del conocimiento representan ocho de cada diez nuevos empleos, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), por lo que la tendencia internacional predecible apunta hacia las carreras como Ingeniería Molecular, Nanotecnología, Biomedicina, Investigación Espacial, Cibernética, Mecatrónica, Ciencias de la Tierra, entre otras, dejando de lado las carreras relacionadas a las Ciencias Sociales, Humanidades y las Artes.

1- Ingeniería ambiental. La creciente preocupación por la conservación de nuestro planeta hará que aumente la demanda de gente especializada en procesos que ayuden a mejor y preservar el medio ambiente.

2- Biotecnología. Tecnología para la vida. Serán encargados de la generación de nuevas medicinas, de nuevos métodos de regeneración de tejidos, de nuevas técnicas de generación de alimentos para una creciente población mundial.

3- Robótica o mecatrónica. Desde la revolución industrial hasta nuestros días, las máquinas han ido desplazando al hombre en el desempeño de ciertas funciones. Actualmente, con los avances tecnológicos, los robots con inteligencia artificial son una realidad. Estas máquinas estarán ya no sólo desplazando a los humanos en ciertas actividades, sino que incluso harán actividades que el hombre es incapaz de hacer. Serán tan habituales los robots que se necesitará gente capaz de diseñarlos, repararlos, programarlos, darles mantenimiento, etc.

4- Médico Cirujano. Pero especializado en cirugía de trasplantes. La robótica y la biotecnología serán capaces de crear nuevos órganos para el hombre. Se requerirán a las personas profesionales encargadas de efectuar estos trasplantes.

5- Psicólogos. Estos profesionales actualmente están cada vez más solicitados por las empresas de cualquier ámbito. Según los pronósticos, esta profesión se verá reforzada en el futuro, ya que cada vez más empresas tienden a reservar un puesto de trabajo a estos profesionales. Analizar el psique de los aspirantes y de los empleados activos es de alta importancia. Los proyectos bajo presión aumentan y es importante controlar el estrés, los miedos al cambio, etc.

6- Informática. Siendo una nueva era de información y conocimiento, no es de extrañar que actualmente no se logren llenar todas las vacantes mundiales en el área de informática, desde analistas, programadores, ingenieros, etc. Toda la nueva tecnología utiliza software: Celulares, Automóviles, GPS, Lavadoras, etc.

7- Comerciante Electrónico. El Internet acerca a millones de gentes cada día. Actualmente miles de gentes venden por internet, cualquier cosa y a cualquier hora.

8- Experto en Turismo. En los países industrializados quedará mucho más tiempo para el ocio. Además, los avances tecnológicos en medios de transporte ayudarán a visitar cualquier rincón del planeta. Se requiere gente experta en turismo para que programe excelentes vacaciones, que pueden ser incluso al espacio exterior.

9- Educadores. En un mercado laboral altamente especializado y competitivo, resultará imprescindible seguir capacitándose permanentemente.

10-Traductor. La globalización actual, que se acentuará con los nuevos avances en transporte y comunicaciones, obliga a comunicarnos con gente de todo el mundo acerca de cualquier tema. Los traductores e intérpretes juegan un papel fundamental.

Los listados de ofertas de empleo cualificado, no obstante, siguen encabezados por dos carreras: Ingeniería Industrial y Administración de Empresas como las titulaciones más demandadas por los empleadores No obstante, en medio de todas ellas surgen otras como la Ingeniería Biomédica y todas aquellas que tengan que ver con el mundo digital: Comunicación Digital, Matemáticas (con especialización en analítica web) o Marketing orientado a la Red.

Uno de los puestos de trabajo más buscados y con mayores posibilidades de retribución es el de director de marketing «online», encargado de conseguir contratos de publicidad para la web y de crear campañas de promoción de productos. Para acceder a este puesto se requiere formación en Marketing, investigación de mercados, Estadística o Sociología.

Los expertos en analítica web también están de moda. Este perfil suelen desempeñarlo ingenieros, matemáticos o estadistas. Son expertos en desentrañar qué funciona y no en un portal de internet.

Los tradicionales abogados también tienen la opción de reciclarse y reorientar su profesión, también, hacia el mundo digital. Un jurista especialista en nuevas tecnologías trata materias como la contratación «online», comercio electrónico, firma digital, protección de datos, propiedad intelectual y gestión de contenidos, condiciones generales de contratación web y problemática jurídica de los nombres de los dominios, entre otras cuestiones.

Es muy importante que explores nuevos campos y áreas de profesión que podrían traerte múltiples beneficios, ya que al ser nuevos, la demanda, probablemente se reduciría. Hoy en día, las empresas buscan que su personal sea competitivo, creativo, innovador y que tengan las habilidades para lograr un buen posicionamiento de la compañía.

Fuente: http://www.observatoriolaboral.gob.mx/static/preparate-empleo/Expectativas_laborales.html

4 tendencias para atraer el talento en 2018

Diversos estudios apuntan a que en este 2018, la integración de las dinámicas y aplicaciones tecnológicas en los entornos laborales, tales como el Internet of Things, el Big Data, la Inteligencia Artificial y el almacenamiento en “la nube” tendrán un impacto positivo y definitivo, reconfigurando de forma sustancial el talento y la manera en la que venimos trabajando hasta ahora.

Las empresas productoras y desarrolladoras de tecnología integran soluciones más completas, mismas que van de la implementación de software, la consultoría y el hardware a sus flujos operativos, hasta la integración y síntesis de procesos a través de aplicaciones y automatizaciones, elementos que inciden de forma notable en la fuerza de ventas, preventas y producto final.

Todo esto en mancuerna con un personal cada día más capacitado y especializado en todas y cada una de las áreas y procesos: atención al cliente, desarrollo de producto, eficacia operativa y técnica comercial.

Por ejemplo, un dato que los empleadores y los tomadores de decisiones no deben perder de vista es que el talento Millennial será predominante para el año 2020, ocupando el 50% del total de las posiciones. En este sentido, es fundamental que las empresas sepan identificar, atraer y retener el talento de una generación clave en las dinámicas laborales del presente y del futuro cercano; aspectos como la cercanía a los lugares de trabajo, flexibilidad, sustentabilidad y protección para ellos o sus seres cercanos, así como beneficios complementarios son aspectos de mucha valía para esta generación.

Actualmente en el mercado de servicios, existen aliados para las empresas que se preocupan por generar opciones a la medida; seguros y beneficios de protección para los empleados, sin importar el sector o las actividades a las que se dediquen, representando un factor clave para mantener un mayor nivel de compromiso y motivación.

Así, diversos líderes y protagonistas de la revolución digital en entornos laborales se han pronunciado de forma específica, indicando algunas de las directrices y buenas prácticas que puedan contribuir a una integración tecnológica inteligente y estratégica.

1 Adopción tecnológica

Si bien el futuro es digital, éste será habilitado por el ser humano. El mito de la suplantación radical del personal por entes autómatas o robots se va desvaneciendo, en tanto que las compañías tendrán que aprender a conciliar la tecnología con los seres humanos.

Es imperante que a estos seres humanos que seguirán siendo parte fundamental de las empresas se les ofrezcan buenas prestaciones y se les tenga trabajando en las mejores condiciones o bien protegidos.

2 Habilidades y capacidades necesarias

En consonancia con el punto anterior, pese a que cada vez hay más digitalización en las empresas, los puestos que impliquen habilidades humanas para lidiar con las dinámicas y procesos digitales seguirán siendo necesarios.

3 Seguridad digital

La ciberseguridad nunca había sido tan importante como ahora, terreno que abre un nicho considerable para las firmas de seguridad, ante un entorno en donde las empresas son cada día más vulnerables ante los ataques y el robo de información.

Este año habrá más participantes en la sala de juntas, además de los directivos y los socios. En este sentido, figuras como el especialista en tecnología y ciberseguridad entrarán a formar parte medular igual a la del gerente de seguridad, para así protegerse de ataques a sus bases de datos como sucedió en 2017, como una consecuencia indirecta de la entrada de la Inteligencia Artificial.

4 Satisfacción laboral

Es indispensable encontrar una fusión entre gustos y trabajo, este representa el mayor reto de los Millennials en las organizaciones. Se estima que antes de los 30 años, los jóvenes que integran esta generación cambiarán de empleo en promedio 10 veces, en busca del trabajo que les genere mayor satisfacción y felicidad. Uno de los consejos que pueden seguir los empleadores es ofrecerles a sus trabajadores una mayor seguridad y protección flexible, de acuerdo al momento de su vida en el que se encuentran, con opciones que se traduzcan en mejores beneficios e incentivos para ellos.

Finalmente, la transformación de los lugares de trabajo requerirá de una labor focalizada y estratégica, la cual irá enfocada a satisfacer las necesidades particulares de cada puesto.

Sin embargo, el uso de las nuevas tecnologías de la información, las aplicaciones que integren diversas soluciones y la analítica de datos serán la base a un trabajo más eficiente, rentable y sobre todo que voltee a ver el factor seguridad y protección como una de las inversiones estratégicas en el mundo de los negocios altamente competitivos.

Fuente:https://www.forbes.com.mx/4-tendencias-atraer-talento-2018/