#SemáforoEconómico: Empleo, el único indicador con resultados positivos en 2014

Vacantes-Empleo-1

El empleo formal fue el único factor que arrojó buenas noticias en 2014, mientras que el crecimiento económico y el Estado de derecho reportaron malas noticias, al tiempo que se emitieron señales de alarma para la inflación y la inversión, considera el #SemáforoEconómico del Observatorio económico México ¿Cómo Vamos?, que reporta que, a lo largo del año, 60% de los indicadores se mantuvo en rojo, 34% en amarillo y sólo 6% en verde, al hacer un balance de este año.

De acuerdo con el #SemáforoEconómico, el indicador del empleo sorprendió por su buen comportamiento, ya que se generaron 950 mil empleos formales en este año, cifra que supera en 240 mil puestos de trabajo a los creados en el mismo periodo de 2013.

Si se considera que, en promedio, se pierden 250 mil empleos en diciembre, este año cerrará con una cifra de 700 mil empleos creados, es decir, 58% de los 1.2 millones que se necesitan para emplear a los jóvenes que se incorporaron a la población económicamente activa en 2014.

El #SemáforoEconómico precisa que las noticias son positivas porque en 2013 sólo se creó 38% de los empleos necesarios y porque en septiembre y octubre de este añose rompió el record de generación de empleos, que se impuso en 1997.

Los expertos del Observatorio económico México ¿Cómo vamos? señalan que aún falta tiempo para decir si el incremento histórico del empleo formal se debe a la reforma laboral; sin embargo, indicaron que esa reforma sí contiene elementos que deberían incrementar los incentivos a formalizar la creación de empleos.

El crecimiento económico y el estado de derecho fueron los indicadores que más preocuparon durante este año, señala el Observatorio económico México ¿Cómo vamos?.

El balance indica que el bajo crecimiento económico de 2014 colocó al #SemáforoEconómico  permanentemente en rojo, puesto que, hasta el tercer trimestre de 2014, la economía ha crecido muy poco, a una tasa trimestral de 0.5% y anualizada de 2% (ajustada por estacionalidad).

Los académicos y expertos de México ¿Cómo Vamos? estiman que la economía cerrará el año con una tasa anual de entre 2.1% y 2.2%, cifra mucho más baja que el 3.9% que había estimado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a principios de este año y en el límite inferior de sus más recientes predicciones.

A lo largo de todo el año, los expertos de México ¿Cómo Vamos? fueron bajando una y otra vezsus predicciones de crecimiento, hasta concluir que era prácticamente imposible alcanzar los estimados del gobierno federal.

Los factores que afectaron el crecimiento de la economía nacional fueron el crudo invierno de Estados Unidos, la baja producción petrolera y los efectos de la reforma fiscal en el consumo. A pesar de ello, algunos estados como Aguascalientes, Zacatecas y Guanajuato crecieron a tasas similares a las de países asiáticos.

En tanto, el indicador de estado de derecho también se mantuvo permanentemente en rojo en 2014, debido a que, en promedio, 22% de los especialistas encuestados por el Banco de México (Banxico) consideraron que los problemas de seguridad son uno de los principales inhibidores del crecimiento económico, superando a cualquier otro problema citado en la encuesta.

De acuerdo con el #SemáforoEconómico, este es un enorme contraste con 2013, cuando durante el primer año de la administración actual, llegó un momento, en octubre, en el que sólo 6% de los especialistas consideraban que la seguridad era un problema fundamental para el crecimiento.

Claramente, la identificación de la colusión entre autoridades locales y criminales en Ayotzinapa y la falta de implementación de un Sistema Nacional Anticorrupciónllevaron a que las percepciones de seguridad se desplomaran en 2014, señalaron.

Al hablar de la inflación, los expertos del Observatorio económico México ¿Cómo Vamos?destacaron las señales de alarma emitidas debido a que desde julio se ha mantenido por arriba de la meta máxima fijada por el Banxico, la cual era de 4%.

Destacaron que el aumento en el precio de las carnes, el jitomate y la electricidadfueron los principales detonantes de la inflación, mientras que las ciudades con mayores incrementos fueron Huatabampo, Sonora;  Chetumal, Quintana Roo; Tijuana, Baja California; Durango, Durango; Juárez, Chihuahua; Culiacán, Sinaloa; Fresnillo, Zacatecas, y Guadalajara, Jalisco.

Otro de los indicadores con señal de alarma durante este año fue la inversión, que estuvo en amarillo durante todo el año.

Si bien la inversión total ha aumentado, pasando de ser equivalente a 19% del Producto Interno Bruto (PIB) a principios de 2014 a ser el 21%, los incrementos son aún muy limitados, destacaron los expertos del Observatorio económico México ¿Cómo Vamos?, que identificaron que México no crece en gran parte porque el consumo y la inversión privada crecen poco, y la inversión del gobierno está en la lona.

Según el gobierno federal, la inversión de Enero a Octubre de 2014 fue 19% superior que la de 2013, sin tomar en cuenta a Petróleos  Mexicanos (Pemex); sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que la inversión pública disminuyó -5.9% (Variación Anual, 3T).

Aún hoy queda la duda sobre las razones por las cuales esa inversión pública no se siente en la economía, finalizaron los expertos.

Fuente:http://www.animalpolitico.com/2014/12/semaforoeconomico-empleo-el-unico-indicador-con-resultados-positivos-en-2014/

Advertisements

La infraestructura escolar de México frente al siglo XXI

920_ultimodelafila_22_1

Entre Muros y Sombras

Los datos aportados tanto por la Secretaría de Educación Pública (SEP) (2007) como por diversos estudios sobre la infraestructura y el equipamiento físico de las escuelas públicas en México permiten afirmar que existe un problema severo de deterioro e insuficiencia (Fuentes, 2009). Además, la información subraya fuertes y pronunciadas repercusiones en los contextos de mayor vulnerabilidad y rezago social (INEE, 2007; ace, 2009).

Junto al deterioro flagrante de decenas de miles de escuelas públicas, se suman muchas más que, aun cuando puedan contar con instalaciones físicas formalmente adecuadas, sufren del “síndrome del edificio enfermo”, es decir: son altamente sensibles a problemas de temperatura, iluminación, calidad del aire y otros factores ambientales que la infraestructura física no puede contener (Bishop, Auster y Vogel, 1985).

Infraestructura y modelo educativo, débiles

Al deterioro físico se suma el agotamiento del modelo formativo que fue consustancial al prototipo arquitectónico de la escuela pública mexicana, heredero del “panóptico” que, como ha señalado Foucault (2001), estuvo marcado por la necesidad de construir “disciplinas cerradas” en un escenario de crecimiento demográfico que necesitaba sólidos dispositivos de control social y político.

Este es un tema relevante pensando en el punto de inflexión que la sociedad actual —caracterizada por la articulación entre economía del conocimiento, interculturalidad y globalización— plantea al demandar un nuevo modelo educativo que implica la resignificación de sus actores clave, especialmente del docente: redefinir los espacios físicos, cambiar los papeles sociales en la escuela e innovar los recursos educativos y tecnológicos.

Ante el imperativo de que la escuela construya “disciplinas abiertas” es necesario “deconstruir” la estructura tradicional panóptica en la que fue edificada, para avanzar hacia una nueva estructuración del espacio educativo que no pase sólo por la idea convencional de las “condiciones dignas” de funcionamiento, sino que plantee nuevos escenarios para que la “ergonomía escolar” sea compatible con la horizontalidad de las sociedades de la información, el trabajo colaborativo y la modernización tecnológica de equipos y recursos y, finalmente, logre una educación de buena calidad para todos.

“Doble brecha”: educación e infraestructura

Como sucede con muchos de los temas educativos relevantes en el país, el de la infraestructura escolar tiene que enfrentar una suerte de “doble brecha” que se define en función del tiempo histórico —del pasado y del futuro— del desarrollo social y educativo. Por una parte, la brecha que podemos denominar de la “modernidad trunca e inacabada” y que se expresa en la distancia que separa a los sectores integrados al desarrollo nacional de los excluidos. Esta brecha se traduce en desigualdad de oportunidades educativas en el acceso, permanencia y, especialmente en nuestros días, en el logro educativo. Las zonas de mayor vulnerabilidad y rezago social, así como las insuficiencias en infraestructura educativa y de recursos de apoyo a las escuelas que se correlacionan entre sí, son la mejor expresión de esta brecha.

Por otra parte, existe otra fisura menos visible que puede denominarse como “posmoderna” que se instala en las corrientes de la era digital, del capital humano, de las nuevas tecnologías y de la capacidad para enfrentar los riesgos planetarios de la sustentabilidad. Esta corriente posmoderna plantea la necesidad de una actualización permanente y una búsqueda de opciones inéditas y creativas para insertarse favorablemente en la vanguardia del desarrollo mundial y no como furgón de cola. El reto para nuestras infraestructuras educativas es de primer orden, toda vez que plantea la innovación profunda de espacios físicos y de equipamientos tecnológicos que sean pertinentes a una formación por competencias, especializados en el dominio de realidades abstractas y virtuales, y en el desarrollo de una gestión institucional más colegiada, horizontal y participativa.

Mientras, las economías desarrolladas realizan avances para la construcción de escuelas del mañana (OCDE, 2006) —en las cuales no sólo se discuten las condiciones arquitectónicas de comodidad y sustentabilidad, sino que se avanza en la necesidad de articular lo real y lo virtual en el marco de un modelo de “escuelas inteligentes”, adaptables y flexibles— en México seguimos intentando normalizar el rezago en infraestructura escolar en paredes, techos, sanitarios y aulas.

Rutas posibles

Frente a la situación de nuestro sistema educativo en materia de infraestructura educativa son claros los desafíos que hay que enfrentar. Invertir en su fortalecimiento es, sin lugar a dudas, no sólo un detonador de progreso sino un instrumento fundamental para generar efectos multiplicadores y redistributivos. Al respecto es posible plantear tres líneas de acción posibles y complementarias:

Aprovechar los centros escolares en mejores condiciones de cada localidad y región del país, a efecto de integrar diversos servicios educativos, fortalecer su equipamiento didáctico y tecnológico, avanzar en la reconstrucción del modelo arquitectónico y, por ende, en el cambio del modelo educativo;

1. Generar estrategias de inversión de infraestructura y equipamiento con claros criterios de equidad dirigidas a mejorar las condiciones de las zonas de mayor rezago social;

2. Diseñar e implementar modelos de infraestructura educativa básica para todo el país en congruencia con las exigencias de formación y los nuevos climas de trabajo escolar que exige la sociedad del siglo XXI.

Estas rutas de intervención deben ser objeto de una revisión profunda de los criterios de financiamiento, buscando establecer esquemas de corresponsabilidad del sector privado y social para con el sector público. También será necesario incursionar en esquemas de intervención focalizados que permitan retomar las iniciativas y propuestas de innovación de las propias escuelas y las comunidades educativas.

Bibliografía
ACE (2009). Eje 1. Modernización de los centros escolares. http://alianza.sep.gob.mx/ Bishop, Vl.; Auster y Vogel, Rh. “The Sick Building Syndrome. What it is and How to prevent it. Nat”. Safety Health News, December. 1985.
Foucault, Michael. Vigilar y castigar. El nacimiento de la prisión. Siglo XXI . México.
Fuentes, Mario Luis. “Infraestructura escolar: los riesgos para la Salud”. Excélsior. Lunes, 18 de mayo. 2009.
INEE. Infraestructura física y equipamiento en las primarias y secundarias de México. 2007.
OCDE. Schooling for tomorrow. Think scenarios re- thing education. http://www.oecd.org/dataoecd /54/60/36905464.pdf. 2006.
SEP. Resultados del Diagnóstico de Inmuebles Escola- res de la República Mexicana. 2007.

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/educacion/la-infraestructura-escolar-de-mexico-frente-al-siglo-xxi/

Cinco lecciones de 2014 para 2015

banderaPOR: Viridiana Ríos

Directora en Gobierno por la Universidad de Harvard   vrios@post.harvard.edu

En este espacio hago un recuento de las cinco lecciones que nos dejó 2014 y que serán clave para crear un México más justo, próspero e institucionalmente sólido para 2015:

Lección 1: de la reforma al hecho hay mucho trecho. En 2014 se rompió el récord de generación de empleos desde 1997 en dos ocasiones consecutivas, lo que algunos atribuyeron a la Reforma Laboral implementada en 2012. Si bien todavía no existe plena evidencia de que la reforma sea la causante, lo que sí es notorio es que el impacto se percibió en el mediano plazo y que dependió de su adecuada instrumentación. De hecho, expertos aseguran que el incremento en empleos se debe a la implementación de eficaces mecanismos de monitoreo y sanción a la informalidad, como castigos a terciarizar relaciones laborales en empresas formales.

Lección 2: en materia de corrupción, del tamaño del sapo no se está dando la pedrada. En 2014, los escándalos de Ayotzinapa, Oceanografía y la Casa Blanca nos mostraron que el sapo es enorme. Y vimos también que las soluciones que nos plantea la clase política, como la creación de una fiscalía especializada para la lucha contra la corrupción, son insuficientes porque no articulan ni mejoran las facultades a las muchas instituciones que ya se dedican a evaluar y sancionar servidores públicos. En 2015 necesitamos soluciones contundentes para el problema tan grave de corrupción que nos aqueja.

Lección 3: más vale recaudación en mano que petróleo volando. En 2014 vimos el precio del petróleo (mezcla mexicana) caer de 102 dólares por barril a 49 en sólo seis meses, lo que deja en claro que la Federación no puede seguir dependiendo del petróleo para obtener sus ingresos. Tampoco se podrá endurecer la carga fiscal a los que ya pagamos impuestos porque, como también lo demostró 2014, una Reforma Fiscal que se recarga en los mismos contribuyentes de siempre sólo tiene por consecuencia la depresión del consumo y la afectación al crecimiento económico. Lo que se necesita es expandir la base de contribuyentes, motivar a los estados a obtener ingresos propios, y hacer más eficiente y transparente el uso de los recursos públicos.

Lección 4: no se ve, no se siente, pero (dicen que) la inversión pública está presente. En 2014 nos dimos cuenta de que la SHCP incrementa el gasto en inversión pública sin que se sienta una mejora económica, porque la SHCP sólo contabiliza cuándo se hacen los pagos, no cuándo estos se convierten verdaderamente en construcción u obra pública. Así, según el gobierno federal, la inversión de enero a octubre de 2014 fue 19% superior que la de 2013 (sin Pemex), sin embargo, en la actividad económica medida por el INEGI, la inversión pública disminuyó -5.9% (Variación Anual, 3T). Para evitar que tome tanto tiempo sentir el gasto del gobierno en la economía deben quitarse los candados burocráticos al ejercicio del gasto público, aumentar la capacidad de gasto de las entidades, y hacer que los recursos se usen de manera honesta y eficiente, sin precios inflados y sin moches.

Lección 5: los estimados oficiales de crecimiento le echan mucha crema a sus tacos. En enero de 2014, la SHCP y el Banxico argumentaban que el país podía crecer a 3.9% y 3.5% (promedio). Tanto el Banxico como la SHCP se fueron poniendo realistas llegando en noviembre, respectivamente, a 2.3% y 2.4% (promedio). Mientras sigamos manteniendo poca transparencia en cómo se hacen los estimados de crecimiento, el presupuesto público, la deuda adquirida y muchas otras decisiones públicas de altas consecuencias seguirán siendo equivocadas.

Fuente:http://m.excelsior.com.mx/opinion/viridiana-rios/2014/12/28/999819

              

               

El cambio climático y las desigualdades: ¿Cómo afectarán a las mujeres?

Foto: PNUD Perú.

Entre todos los impactos del cambio climático, del aumento del nivel del mar a los deslizamientos de tierra e inundaciones, hay uno que no recibe la atención necesaria: una exacerbación de las desigualdades, sobre todo para las mujeres. Especialmente en los países en desarrollo, la vida de las mujeres a menudo depende directamente del medio natural. Las mujeres tienen la responsabilidad principal para el suministro de agua y leña para cocinar y calefacción, así como el cultivo de alimentos. La sequía, lluvias y la deforestación hacen estas tareas más lentas y arduas, amenazan los medios de vida de las mujeres y las privan de tiempo para aprender nuevas habilidades, ganar dinero y participar en la vida comunitaria.

Pero los mismos roles sociales que hacen que las mujeres sean más vulnerables a los problemas ambientales también las hacen protagonistas en el camino hacia el desarrollo sostenible. Sus conocimientos y experiencia pueden hacer más exitosa la gestión de los recursos naturales y la adaptación al cambio climático y las estrategias de mitigación en todos los niveles.

Mediante la gestión colectiva de sus tierras, la asociación de mujeres Waorani de Ecuador está trabajando para lograr la deforestación cero, la protección de especies vulnerables de la fauna y la producción de chocolate orgánico certificado, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo  (PNUD) y el Fondo Mundial para el Medio Ambiente-Programa de Pequeñas Donaciones. En ese proceso, las mujeres están construyendo la capacidad de recuperación de su comunidad al invertir los ingresos de la venta del chocolate en proyectos locales de educación, salud e infraestructura y dirigir con éxito la economía local.

También en México las mujeres indígenas están impulsando el desarrollo sostenible. Allí, el PNUD apoya Koolel-Kab / Muuchkambal, una iniciativa por la agricultura y la agrosilvicultura orgánica creada por las mujeres mayas que trabajan en la conservación de los bosques, la promoción de los derechos indígenas sobre la tierra y las estrategias de reducción del riesgo de desastres a nivel comunitario. La asociación, que estableció 5.000 hectáreas de bosques comunitarios, defensores de las políticas públicas que detienen la deforestación y ofrecen alternativas a la agricultura comercial intensiva en insumos. También ha compartido un modelo de apicultura ecológica en más de 20 comunidades, proporcionando una alternativa económica a la tala ilegal.

El empoderamiento de las mujeres es una de las respuestas más efectivas al cambio climático. El éxito de las acciones sobre el cambio climático depende de realzar las voces de las mujeres, asegurándose de que sus experiencias y opiniones sean escuchadas en las mesas de toma de decisiones y en el apoyo a que se conviertan en líderes en la adaptación al clima. Al asegurar que las cuestiones de género y el empoderamiento de las mujeres se tengan en cuenta sistemáticamente dentro de las respuestas del medio ambiente y el cambio climático, los líderes mundiales que están cerrando la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU de 2014 en Lima, Perú, pueden ayudar a reducir, en lugar de exacerbar, las desigualdades y hacer posible el desarrollo sostenible.

Fuente:http://www.revistahumanum.org/blog/el-cambio-climatico-y-las-desigualdades-como-afectaran-a-las-mujeres/

Cambiar la forma en la que envejecemos: reducir la vulnerabilidad y promover la resiliencia en la vejez

Foto: Bob AuBuchon (cc).

Si bien nuestras vidas son todas diferentes, compartimos etapas que son comunes a todos nosotros. Seebohm Rowntree, investigador sociológico británico, fue uno de los primeros en formalizar el concepto de “ciclo de vida de la pobreza” —así como los retos económicos y sociales que plantea— desde la primera infancia, cuando la dependencia económica es inevitable; hasta el momento en el que somos demasiado mayores para trabajar, y, por tanto, susceptibles de caer en la pobreza. Obviamente, la idea de “las etapas de la vida” no es una novedad. Shakespeare describió las etapas de la vida; desde la criatura “hipando y vomitando” hasta la vejez, retratada de una forma más bien gráfica —si no negativa— como una criatura “sin dientes, sin ojos, sin gusto, sin nada” (i). El hinduismo define las etapas de la vida desde la primera infancia, cuando se persigue la vida estudiantil, hasta la edad en la que aparecen los primeros signos de la edad (la etapa de los abuelos).

El quid de la cuestión es que toda vida pasa por la etapa de la infancia, la adolescencia y la mayoría de edad, envejeciendo de forma gradual y adquiriendo experiencia a lo largo del proceso. Sin embargo, aunque la vejez siempre ha estado asociada con la vulnerabilidad, estas vulnerabilidades pueden mitigarse, siempre y cuando las sociedades modernas respondan de forma adecuada. Las personas mayores no se vuelven vulnerables de repente; existen pruebas inequívocas de que la vulnerabilidad está marcada por las experiencias que han tenido a lo largo de la vida. Ello demuestra la necesidad de intervenciones oportunas que, o bien mitiguen los efectos adversos de las experiencias vitales anteriores, o bien amplíen la escala de sus efectos positivos. En este blog se presenta un documento que aporta ideas útiles sobre esta cuestión y en el que se analizan los efectos de las transiciones del ciclo de la vida sobre la vulnerabilidad y la resiliencia durante la vejez.

Respuestas de las políticas sociales al aumento de la longevidad

Durante el siglo XX se ha producido un incremento excepcional de la longevidad y de nuestra comprensión de los desafíos relacionados con el envejecimiento de la población. La sociedad ha sido lenta a la hora de aceptar los aspectos positivos de la longevidad y ver los recursos que pueden aportar las personas mayores. Ciertamente, las personas mayores pueden necesitar ayuda en lo que respecta a pensiones, salud, asistencia social e infraestructura, pero, si se dan las circunstancias adecuadas, amortizan dicha inversión mediante una prolongación de su vida laboral y una vida más autosuficiente e independiente. Sin embargo, lo habitual es encontrar discrepancias entre los avances realizados en lo referente a la longevidad y la evolución de las oportunidades para empoderar a la población de mayor edad (ii). Dar solución a estas discrepancias estructurales es una prioridad urgente para todos los gobiernos. En este documento se ofrecen pruebas irrefutables del desfase estructural existente en muchos países basadas en los datos empíricos obtenidos del informe “Global AgeWatch Index”. En concreto, los países de la región subsahariana, de Oriente Medio y Asia alcanzan menos de un tercio de los valores de referencia deseables previstos en dicho informe en lo que respecta a calidad de vida y bienestar.

Se concluye claramente que los países de todo el mundo deben intensificar los esfuerzos en materia de políticas sociales para mejorar el bienestar de las personas mayores y hacer que las prestaciones sociales sean más sostenibles. Existe una distinción fundamental entre las políticas apropiadas para las actuales generaciones de edad avanzada y las políticas que se requerirán para las futuras generaciones. Actualmente, las personas mayores necesitan protección, ya que disponen de oportunidades limitadas. Las futuras generaciones de edad avanzada precisarán de más oportunidades de empleo a lo largo de su vida laboral, ahorros y mejores mecanismos para planificar la vejez.

Reducir la vulnerabilidad y reforzar la resiliencia en la vejez

El documento de examen destaca las siguientes medidas.

  • A fin de beneficiar a las futuras generaciones de edad avanzada, debemos reducir la exposición a experiencias que puedan perjudicar al desarrollo humano. Y es igualmente importante reforzar las capacidades individuales a lo largo de la vida. Para lograrlo, se precisa de un enfoque (iii) centrado en el desarrollo humano y el empoderamiento de la población, que haga hincapié en la salud, la educación y la capacitación a lo largo de la vida. Un mayor énfasis en el discurso sobre las políticas relativas al envejecimiento activo (iv) permitirá a las personas contribuir a su propio desarrollo y al de su sociedad.
  • Se precisa que los países realicen inversiones de gran alcance en actividades dirigidas a reforzar la resiliencia personal y, a su vez, proporcionen entornos favorables y adaptados a las personas mayores que impulsen la resiliencia de la comunidad. Las sugerencias aportadas para mejorar la infraestructura física, social e institucional son numerosas; sin embargo, hay factores que son fundamentales, como el aprendizaje a lo largo de la vida; el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación; los vínculos sociales, la seguridad física, la libertad cívica y el acceso a servicios públicos fundamentales como el transporte (v).
  • La protección social necesita reforzarse, pero ello debe llevarse a cabo por medio de una de las dos intervenciones mencionadas anteriormente. Recientemente, muchos países han hecho un especial hincapié en las pensiones sociales básicas no contributivas, que han ayudado brindar a las personas mayores unos ingresos seguros (vi).
  • Otro hecho destacado, tanto aquí como en el informe “Global AgeWatch Index 2013”, es que el desarrollo económico nacional no mejora de forma automática las vidas de los ciudadanos de mayor edad. Es más, es preciso establecer prioridades específicas en las políticas públicas a fin de promover la calidad de vida y el bienestar de las personas mayores. Por ejemplo, Noruega y Suecia invirtieron de forma progresiva en educación, atención sanitaria, empleo y capacitación y seguridad social a lo largo de la vida mucho antes de convertirse en “países de ingresos altos”. Del mismo modo, la adopción de buenas prácticas en países de ingresos medios como Mauricio y Sri Lanka también resulta pertinente para los países que se encuentran en una fase de desarrollo económico similar y para las economías emergentes. En Sri Lanka, las inversiones a largo plazo en educación y sanidad han generado ventajas acumulativas a lo largo de la vida para muchas personas mayores, lo que supone una lección para otros países de Asia Meridional como la India y el Pakistán. Otra lección para los países de África en materia de seguridad de ingresos para la vejez se puede extraer de la experiencia de Mauricio, donde casi toda la población mayor de 60 años recibe una pensión no contributiva.

A menudo, el coste de estas propuestas constituye un motivo de preocupación, especialmente para los países más pobres. Sin embargo, la información aportada en el presente documento apunta en otra dirección. Los países no se empobrecen más al adoptar políticas de inversión social que mejoran la vida de sus ciudadanos; al contrario, el proceso mejora su desarrollo y su resiliencia estructural de cara al envejecimiento de la población. Las intervenciones tempranas se traducen en un aumento en los ahorros —al cosechar los beneficios de la prolongación de la vida laboral y reducir los gastos asociados a la sanidad, entre otros motivos—. Estos beneficios compensan los gastos en los que se haya incurrido, por ejemplo, para mejorar la educación, la salud y las oportunidades de empleo, tanto para los jóvenes como para las personas de edad.

 

Este blog está basado en uno de los documentos de trabajo comisionados por la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano 2014 para la redacción del Informe sobre Desarrollo Humano 2014 titulado: Life Cycle Transitions and Vulnerabilities in Old Age: A Review (Examen de las Transiciones y Vulnerabilidades del Ciclo de Vida en la Vejez)

Referencias

HelpAge International. 2013a. “Global AgeWatch Index 2013: Insight Report.” Informe redactado por M. Gorman y A. Zaidi, con B. Azad, S.

Beales, A. Kulcsar, C. Knox-Vydmanov, A. Mihnovits, E. Mikkonen-Jeanneret, P. Ong, J. Scobie y M. Skinner como colaboradores. Londres.
____. 2013b. “Global AgeWatch Index 2013: Purpose, Methodology and Results.” Documento elaborado por A. Zaidi, Centre for Research on Ageing, School of Social Sciences, Universidad de Southampton.

A. Zaidi., K. Gasior, M. M. Hofmarcher, O. Lelkes, B. Marin, R. Rodrigues, A. Schmidt, P. Vanhuysse y E. Zolyomi. 2013. “Active Ageing Index 2012: Concept, Methodology and Final Results”. Informe metodológico presentado a la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea y a la Unidad de Población de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, en el marco del proyecto “Active Ageing Index (AAI)”, donación de la CEPE Núm.: ECE/GC/2012/003. Viena: Centro Europeo de Políticas de Bienestar Social e Investigación.
 

Notas
(i) Como gustéis, Acto II
(ii) Tal y como argumentaron Matilda Riley y sus colaboradores durante las dos últimas décadas.
(iii) Este enfoque se asemeja al enfoque de inversión social de la Comisión Europea y, asimismo, es coherente con la importancia atribuida por Michael Marmot al desarrollo infantil temprano y la reducción de las desigualdades en materia de sanidad y bienestar.
(iv) Hipótesis coherente con la obra de Alan Walker y sus colaboradores.
(v) Estas recomendaciones se ajustan a lo dispuesto en la obra del Centro Kobe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en lo que respecta a medir la adaptación de las ciudades a las personas mayores mediante los indicadores apropiados de los entornos adaptados a dicha población.
(vi) Para un examen más detallado, consulte el próximo informe de 2014 de Global AgeWatch Index.

Fuente:http://www.revistahumanum.org/blog/vejez-vulnerabilidad/

Desigualdad en México

desi

Para México, la desigualdad económica se ha traducido en una pérdida de poco más de 10% de crecimiento del PIB.

La desigualdad ha sido el principal tema económico del año, lo que era un tema importante, pero olvidado, se posicionara como un punto toral en las agendas política y económica.

La crisis financiera global de 2007-2008, los largos periodos de contracción económica en las economías avanzadas, los largos periodos de desempleo para segmentos crecientes de sus poblaciones, así como los movimientos como occupy en Estados Unidos y los indignados en España fueron colocando la desigualdad cada vez más evidente en la mente de las personas.

Con la publicación del libro Capital en el siglo XXI del economista francés Thomas Piketty, la desigualdad dejo de ser una percepción y reclamo popular para transformarse en un tema de la agenda pública, una discusión entre los hacedores de política pública y los practicantes de la ciencia económica.

En el libro, Piketty explica como la desigualdad ha venido en aumento en todo el mundo. Muestra como el fenómeno parece ser una regularidad empírica de muy largo plazo, el estado natural de las economías capitalistas, soló viendo interrumpida esta tendencia en un breve periodo de tiempo a mediados del siglo XX. En ese periodo, después de la segunda posguerra, algunos países seguían políticas fuertemente redistributivas, los Estados regulaban de mejor forma las actividades económicas y se recaudaban más impuestos que alimentaban un Estado social.

En la tesis de Piketty subyace un problema de economía política, la distribución del ingreso y de la riqueza. La excesiva concentración de estas genera parálisis en la sociedad, evita la movilidad social que a su vez le da dinamismo a la economía. Genera inestabilidad económica, política y social que difícilmente favorece al crecimiento económico y no solo eso, también daña la vida democrática.

Esta tesis de la desigualdad como un factor en detrimento del crecimiento económico es en buena medida originaria de la teoría del crecimiento endógeno. (Una revisión de esta literatura y el vínculo entre desigualdad y crecimiento pueden consultarla aquí) En dicha literatura resulta evidente al menos en tres maneras como la desigualdad disminuye la capacidad para el crecimiento:

  • Produce ineficiencias al desaprovechar oportunidades de inversión.
  • Provoca una subinversión en la formación de capital humano. (Vinculado a productividad y empleo)
  • Produce inestabilidad macroeconómica.

Si bien desde la década de 1990 se ha ido recopilando una fuerte evidencia empírica que apunta hacia éste impacto de la desigualdad en el crecimiento, se ha encontrado con la oposición de la interpretación clásica de la desigualdad formulada por Nicholas Kaldor y Simon Kuznets en la primera mitad del siglo XX. En dicha interpretación veían a la desigualdad como un requisito para incentivar la innovación y el crecimiento; a su vez la famosa hipótesis de Kuznets asumía que la desigualdad debería disminuir de forma natural. En esos tiempos el desarrollo económico era visto bajo la influencia de un pensamiento evolutivo y naturalista (Max Weber y Talcott Parsons) y de un pensamiento difusionista (Albert Hirschman y Gunnar Myrdal).

Una vez contextualizado en lo general el debate en torno a la desigualdad y crecimiento económico, vale la pena hacernos dos preguntas, ¿Cuál de las dos posturas tiene razón? Y la segunda que nos debe interesar más como mexicanos, ¿La desigualdad afecta el crecimiento económico de México?

Las dos preguntas las acaba de contestar la OCDE en un artículo de investigación publicado este mes de diciembre, el cual pueden consultar como: Cingano, F. (2014), “Trends in Income Inequality and its Impact on Economic Growth”, OECD Social, Employment and Migration Working Papers, No. 163, OECD Publishing.

La respuesta a las dos preguntas las proporciona el economista Federico Cigano. Sí existe un vínculo negativo entre la desigualdad y crecimiento económico, con la creciente desigualdad en ingresos entre los países de la OCDE todos los que han tenido aumentos en desigualdad han tenido una perdida en crecimiento durante los últimos 25 años.

En ese mismo periodo la desigualdad entre el grupo de ingresos más elevados y los más pobres ha llegado en promedio para toda la OCDE a ser de 9.5 a 1 y el país más donde la brecha se abre más es México siendo de 30 a 1. Para México, esto se ha traducido en una pérdida de poco más de 10% de crecimiento del PIB. Es decir uno de los múltiples costos que la desigualdad en México produce es la de un crecimiento económico más lento.

La pregunta obvia que sigue es, ¿Qué hacer?, ¿Cómo combatir la desigualdad? La respuesta que nos da la literatura del crecimiento endógeno radica en la redistribución del ingreso, en la implementación de mejores programas sociales, de la mejora de la provisión de servicios públicos como la educación y la salud y de bienes públicos como la seguridad. Lo que Cigano y la OCDE recomiendan es justamente lo mismo.

Sin embargo para poder redistribuir bien hacen falta dos cosas. La primera es una mayor recaudación de impuestos de manera progresiva, bajar la carga fiscal de las clases medias y subir la de las clases altas, por otro lado una transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio del gasto público.

Este tema llega a México estos días de la mano de la OCDE y con la visita de Piketty la semana pasada. Contrario a lo que las cámaras empresariales argumentan, que los impuestos tienen la culpa del bajo crecimiento, es justamente lo opuesto, es la debilidad del Estado para recaudar y gastar apropiadamente, para obligar a muchos de estos empresarios a cumplir sus obligaciones fiscales y hacerlo de manera progresiva para posteriormente distribuirlo lo que no permiten crecer.

No existe nada natural sobre la economía, sólo convenciones sociales y regularidades empíricas, si seguimos haciendo economía como hasta ahora con un Estado mínimo y sin atención a las carencias sociales, sin construir un Estado de bienestar ya ni siquiera un Estado social, probablemente veremos nuestra desigualdad crecer y con ella esfumarse nuestro crecimiento y nuestras oportunidades de desarrollo.

Fuente:http://stbdeacero.com/2014/12/22/desigualdad-en-mexico/

2015: Los focos de alerta para la economía mundial

economia_global

1. Rusia

Ningún actor político dominó la escena mundial en 2014 como Vladimir Putin.

Intervino en Ucrania y anexó exitosamente a Crimea, pero ahora parece que Putin ha exagerado su estrategia. Las duras sanciones por parte de Occidente y la caída en los precios del petróleo han dejado a Moscú en medio de una aterradora crisis monetaria.

El temor es que Putin pueda recurrir a una nueva agresión para distraer a los rusos de los problemas económicos.

“Lo peligroso acerca de Rusia es que es un oso herido”, dijo Ed Yardeni, presidente de la firma de asesoría de inversión Yardeni Research.

Putin podría reanudar los tambores de guerra contra los ex estados soviéticos que tienen poblaciones rusas importantes como Estonia y Letonia, los cuales son miembros de la OTAN (a diferencia de Ucrania).

La esperanza es que el caos financiero de Moscú mantendrá al país bajo control.

“Rusia ha sido prácticamente domesticado”, dijo Yardeni. “Ellos no tienen los recursos para llevar a cabo el tipo de políticas imperialistas con las que Putin estaba delirando”.

2. Medio Oriente

Con los precios del petróleo hundiéndose, la batalla por el dominio regional entre Arabia Saudita e Irán podría alcanzar una mayor velocidad en 2015.

En los últimos años han aparecido focos de tensión por la influencia en Bahrein, Irak, Siria y Yemen.

La decisión de la OPEP de mantener la producción de petróleo estable ha creado enormes dolores de cabeza financieros de Irán, provocando un mayor riesgo de que esta rivalidad pueda salirse de las manos. Los iraníes podrían obtener más ayuda de Rusia, que también necesita precios más altos del petróleo.

“Los saudíes han decidido crear una situación muy dolorosa para los iraníes y rusos durante los próximos seis a ocho meses”, dijo Michael Moran, director gerente de la firma de consultoría Control Risks.

3. ISIS/Grupos terroristas

ISIS no estaba en el radar de nadie hace un año, pero el grupo terrorista está extendiendo una nube sobre el panorama mundial.

Aunque la campaña aérea encabezada por Estados Unidos ha detenido la apropiación de tierras por parte de ISIS en Irak, el grupo todavía está muy activo.

“Ellos plantean una enorme amenaza para la estabilidad de los países vecinos como Jordania, Líbano, Arabia Saudita y Turquía”, dijo Moran.

También está el riesgo de que los combatientes que regresan a casa a Europa, América del Norte y otros países occidentales realicen ataques terroristas que paralicen los viajes y el comercio globales. Esos temores fueron subrayados por la situación de rehenes en Sydney esta semana.

4. Rivalidades asiáticas

Asia está llena de grandes poderes económicos que tienen un largo historial de llevarse mal.

Basta con observar las disputas territoriales entre China y Japón, la segunda y tercera economía más grandes del mundo.

La gran amenaza es una escalada accidental entre dos rivales de Asia Oriental que se encuentran en el punto central de las cadenas de suministro globales.

“Las cosas se congelarín muy rápidamente. Habría problemas económicos en todo el planeta”, dijo Moran.

Pero no se trata sólo de China. La retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán podría crear un vacío de poder en ese país clave.

Los acontecimientos en Afganistán son de gran interés para Pakistán e India, los países con energía nuclear que se están moviendo en direcciones cada vez más opuestas.

A pesar de sus problemas de pobreza y corrupción, “India se está convirtiendo en una potencia de primer nivel económico y militar”, dijo Moran. “Pakistán está cayendo más y más hacia el radicalismo”.

5. Los comodines

Los mayores acontecimientos geopolíticos a menudo son aquellos que pocos vieron venir.

Moran dijo que los inversores deben mantenerse vigilantes de las consecuencias de la revolución energética de Estados Unidos a través de África. Países como Nigeria, Argelia y Angola que solían exportar cantidades significativas de petróleo a Estados Unidos, están siendo presionadas por el esquisto. Eso podría conducir a una inestabilidad política.

A diferencia de los saudíes, estos países no tienen fondos soberanos y reservas de divisas masivas para depender en tiempos de agitación. Nigeria también ha estado bajo la presión de Boko Haram, el grupo terrorista que asesinó a más de 30 personas y secuestro a casi 200 más esta semana.

También está Corea del Norte, que cada pocos meses provoca tensiones con Corea del Sur y en occidente. El ataque cibernético contra Sony, que se cree que fue llevado a cabo por Corea del Norte, hizo alarde de las capacidades cibernéticas cada vez más poderosas del país.

“Corea del Norte es el herpes de la geopolítica. Se activa de vez en cuando y luego se vuelve inactivo. Es un fastidio”, dijo Moran.

Fuente:http://www.cnnexpansion.com/economia/2014/12/19/mas-alla-de-rusia-los-focos-de-alerta-en-2015