Cómo cerrar la brecha salarial de género en tres pasos

A foreign journalist raises her hand to ask a question during a news conference with Jiang Weixin, minister and secretary of the CPC Leadership Group of the Ministry of Housing And Urban-Rural Development, during the 18th National Party Congress (NPC) in Beijing November 12, 2012. At the last congress in 2007, top officials took one-on-one interviews, overseas reporters were encouraged to ask questions on whatever subject they wished and government media handlers went out of their way to be helpful, hoping to burnish China's global image ahead of the 2008 Olympic Games. This year, while economic officials and business leaders have generally been willing to talk, provincial leaders and rising political stars have largely shunned international media, and in some cases tried to avoid talking in public at all.       REUTERS/Carlos Barria (CHINA - Tags: POLITICS MEDIA) - GM1E8BD183D01

Imagen: REUTERS/Carlos Barria (CHINA – Tags: POLITICS MEDIA) – GM1E8BD183D01

Por: Steve Kline / Nancy Romanyshyn / Erik Nelson

En la carrera por el talento de alto nivel, una brecha salarial de género puede ser una desventaja. Comprender esta brecha requiere un poco de investigación, y la paga del director ejecutivo nombrado (NEO) es un buen lugar para comenzar.

Recientemente, volvimos a visitar nuestra base de datos de prácticas de remuneración ejecutiva mundial para explorar la igualdad salarial de género de los NEO para el índice S&P 1500. Encontramos que la falta de mujeres en los niveles ejecutivos está creando una brecha salarial y perjudicando los posibles avances en la igualdad salarial de género. Las mujeres representan aproximadamente el 20 % de la composición de las juntas en la mediana del S&P 1500, y su ausencia es aún más pronunciada entre los NEO del S&P 1500.

Las mujeres representan:

5 % de los CEO (directores ejecutivos)

11 % de los CFO (directores de finanzas)

12 % de los “otros” NEO (director ejecutivo nombrado) (NEO que no sea CEO ni CFO)

Si bien las cifras varían por sector, vea el Gráfico 1 a continuación, ninguno muestra que las mujeres superen el 30 %. El sector de servicios públicos tiene la mayor representación femenina en los rangos de NEO, y el sector energético la más baja.

Imagen: Willis Towers Watson

 

Aquí es donde las pistas se vuelven menos claras.

Remuneración de los CEO

En general, las directoras ejecutivas ganan aproximadamente lo mismo o más que sus homólogos masculinos, aunque existen desafíos inherentes al comparar la pequeña muestra de directoras ejecutivas con la más grande de hombres en estos cargos.

Estos hallazgos se basan en la regresión de la remuneración directa total objetivo (target total direct compensation, TTDC), definida como el salario base más el objetivo de incentivo anual, más los valores de los incentivos a largo plazo y el valor de la empresa, la suma de la deuda y la capitalización de mercado.

Las directoras ejecutivas en organizaciones más pequeñas ganan casi lo mismo que sus homólogos masculinos, pero en las empresas más grandes, ellas reciben una prima. Esto difiere del concepto generalizado de que las mujeres ganan menos, pero las causas más probables son el grupo limitado de candidatas a directoras ejecutivas y la alta visibilidad de sus compensaciones. Si bien nuestros hallazgos para el resto de la población de los NEO son sorprendentes, se corresponden más con la narrativa tradicional sobre la disparidad salarial de género.

Remuneración de los CFO

Aunque las directoras de finanzas en las organizaciones más pequeñas tienden a ganar un salario comparable al de sus colegas masculinos, entre las compañías más grandes comienza a surgir una brecha, y esta brecha aumenta con el tamaño de la compañía, como se muestra en el Gráfico 2 (a continuación). Entre las empresas con un valor de más de 50 mil millones de dólares, la brecha promedio es de alrededor del 11 %.

Imagen: Willis Towers Watson

 

Otra compensación de los NEO

El déficit en el salario femenino se hace palpable en organizaciones de todos los tamaños cuando observamos a otros NEO, como se muestra en el Gráfico 3 (a continuación). Si bien las funciones de los NEO pueden variar entre las organizaciones, el concepto de la brecha salarial de género se vuelve más clara y justifica un estudio adicional.

Imagen: Willis Towers Watson

Tres pasos importantes

La falta de directoras ejecutivas nombradas (NEO) contribuye a intensificar las disparidades con sus homólogos masculinos, pero las empresas pueden comenzar a abordar esto llevando a la práctica los siguientes pasos.

Paso 1: Examinar las prácticas de paga en todos los niveles para garantizar la equidad entre los segmentos de empleados.

Prestar especial atención a los cargos altamente poblados, los cargos comerciales clave y los principales cargos ejecutivos. Realizar los ajustes necesarios, y terminar con las políticas y prácticas que perpetúan las diferencias salariales involuntarias (p. ej., límites a los aumentos promocionales, énfasis excesivo en la antigüedad o experiencia como motivo para recibir un salario mayor).

Paso 2: Examinar la distribución de los segmentos de empleados en todos los niveles de la organización.

Analizar el desarrollo profesional de los líderes de medio y alto nivel. Asegurar el respaldo ejecutivo de grupos de talentos inclusivos y diversos en toda la empresa.

Paso 3: Medir y controlar los esfuerzos por lograr una fuerza laboral más inclusiva y diversa.

Establecer metas, realizar análisis de la fuerza laboral y monitorear las métricas clave de la gestión del talento. Participar en las estrategias de escucha de los empleados para comprender qué apoyo necesitan y así aumentar su participación y progreso profesional, así como para identificar obstáculos desconocidos que puedan existir. Comprometerse a realizar conversaciones regulares relacionadas con la inclusión y la diversidad, y la gestión del talento, y el progreso en las reuniones del comité de compensación.

La igualdad salarial de género es una pieza compleja pero integral del concepto más amplio de gestión del talento. Si las organizaciones desean competir eficazmente por el mejor talento, deberán intensificar sus esfuerzos por contratar a más mujeres para cargos ejecutivos. Las organizaciones que puedan hacerlo ayudarán a impulsar el éxito futuro.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2019/04/como-cerrar-la-brecha-salarial-de-genero-en-tres-pasos/

¿Buscas mayor competitividad? La inclusión es esencial

Por: Juan Pablo Salazar

 

¿Por qué a los bancos multilaterales de desarrollo debe interesarles la inclusión de las personas con discapacidad? ¿Por qué es pertinente capacitar al personal en todos los niveles sobre el lenguaje y el enfoque correctos para abordar a este colectivo social? ¿Por qué nos importa? Dejando a un lado los argumentos morales y el sentimentalismo, hay razones económicas y legales para tomarse esta agenda en serio y hacerlo ya.

personas con discapacidad

Imagen tomada de redes sociales. De manera orgánica, las personas con discapacidad reclaman dignidad.

 

Según la Real Academia Española, desarrollo es la “evolución de una economía hacia mejores niveles de vida”. Es lo que hacemos. De ahí en adelante, la matemática es sencilla: la Organización Mundial de la Salud dice que el 15% de la población en el mundo tiene discapacidad. Imposible desarrollar un país con 15% de la fuerza laboral excluida. Ni evoluciona la economía, ni mejora la vida. Por eso, la inclusión se convierte en una simple estrategia de optimización de recursos.

Para activar a ese colectivo social como herramienta de desarrollo, es fundamental invertir en todos los ajustes razonables necesarios para que esta inclusión sea real y no cosmética. Educación inclusiva, infraestructura accesible, futuro del trabajo para todos, deporte adaptado, etc. Es decir, lo que hacemos todos los días, pero haciéndolo verdaderamente posible para todos. La inversión en ajustes razonables retorna exponencialmente al activar esta herramienta.

Entonces, si un banco multilateral de desarrollo está haciendo un esfuerzo consciente por lograr este enfoque diferencial en todas sus operaciones, como lo estamos haciendo en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el primer paso lógico es lograr un entendimiento real de este cambio de paradigma en quienes están al frente de esas operaciones. Más allá de sumarle un par de rampas al diseño o hacer una versión en Braille de las tarjetas de presentación, el objetivo de capacitar a las personas  involucradas en el desarrollo de iniciativas y operaciones en la región es lograr un imaginario de inclusión por defecto en todas las fases de los proyectos. Un cambio cultural que, desde el mismo ADN de la organización, entienda a las personas con discapacidad no como objetos de caridad y asistencialismo sino como sujetos con derechos y con plena capacidad de asumir la responsabilidad que tienen como ciudadanos. Ese cambio pasa por entender plenamente cuál es el lenguaje correcto, qué se dice y qué no, cuáles son los debates, las controversias y los matices, quiénes son los actores y cuáles son sus intereses, en qué momento histórico se encuentra este movimiento de derecho civil y cómo se relaciona con sus equivalentes de género, raza y orientación sexual. Sólo al tener un conocimiento profundo se puede incluir orgánicamente este enfoque en todo lo que hacemos. Así, no será algo periférico que implique una carga adicional al trabajo que ya hay, sino un modo de pensar universal del que dependerá nuestra competitividad en el largo plazo.

   “Si la inclusión es entendida como una carga adicional al trabajo que hacemos, el peso de las operaciones diarias nos llevará a descartarla. Por otro lado, si hace parte de la cultura organizacional, entrará por defecto en cada plan y cada proyecto.”

 Tanto las Naciones Unidas como la Organización de Estados Americanos tienen convenciones sobre los derechos de las personas con discapacidad. En América Latina y el Caribe todos los países del BID han ratificado la convención de las Naciones Unidas y 18 han ratificado la del OEA. Estas convenciones no solo suman millas para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sino que marcan una ruta de acciones específicas que se deben seguir para construir esas realidades para todos. El cambio de  paradigma no se puede dar en los países, en las culturas y en los planes de desarrollo si no se da primero en las personas. En nosotros mismos. Por supuesto que va a incomodar un poco. Pero es hora de pararnos del lado correcto de la historia.

Fuente:https://blogs.iadb.org/igualdad/es/inclusion-y-competitividad/

Tendencias del Empleo Profesional Cuarto trimestre 2018

NÚMERO DE PROFESIONISTAS OCUPADOS

Datos al cuarto trimestre del 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), muestran que el número de profesionistas ocupados en el país es de 8.9 millones de personas.

Así mismo, estos datos nos indican que las áreas con el mayor número de ocupados se encuentran representadas por la Económico Administrativas, las Ingenierías y la de Educación, sólo estas tres áreas alcanzan los 5.6 millones de profesionistas ocupados en México.

Carreras con mayor número de ocupados Miles de personas De los cuales se ocupan en lo que estudiaron (%)
Administración y gestión de empresas 915,559 69.5
Derecho 790,316 79.6
Contabilidad y fiscalización 752,530 79.4

Los ocupados de estas tres carreras, representan el 27.7 % del total de los profesionistas ocupados.


Las áreas que muestran el menor número de ocupados son Ciencias Físico-Matemáticas, Humanidades y Ciencias Biológicas, con apenas 403 mil 302 profesionistas ocupados entre estas tres áreas.

Carreras con menor número de ocupados Miles de personas De los cuales se ocupan en lo que estudiaron (%)
Diagnóstico médico y tecnología del tratamiento 7,689 93.1
Servicios de transporte 6,685 64.8
Silvicultura 6,095 70.4

Profesionistas ocupados por área de conocimiento (miles de ocupados)

DISTRIBUCIÓN DE LOS PROFESIONISTAS OCUPADOS POR SEXO

Al cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el porcentaje de mujeres profesionistas ocupadas en el país alcanza el 45.4 % del total de los profesionistas ocupados.

Las áreas profesionales en donde las mujeres representan a más de la mitad del total de profesionistas ocupados son Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias Biológicas, Humanidades y Artes.

Carreras con mayor porcentaje de mujeres profesionistas ocupadas

%

Formación docente para educación básica, nivel preescolar 97.2
Trabajo y atención social 94.3
Formación docente para otros servicios educativos 86.9

Las mujeres profesionistas tienen menor presencia en la ocupación en las áreas de Ingenierías, Arquitectura, Urbanismo y Diseño y en el área de Ciencias Físico Matemáticas.


Carreras con menor porcentaje de mujeres profesionistas ocupadas

%

Electrónica y automatización 6.0
Electricidad y generación de energía 5.5
Ingeniería de vehículos de motor, barcos y aeronaves 4.2

Profesionistas ocupados por sexo (%)

PROFESIONISTAS OCUPADOS POR GRUPOS DE EDAD (%)

Al cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), tan sólo el 5.4% de los profesionistas ocupados se encuentran dentro del grupo de 20 a 24 años de edad, el cual se concentran mayoritariamente dentro de las áreas de Artes, Ciencias Sociales e Ingenierías.

Carreras que cuentan con el porcentaje más alto de jóvenes ocupados
20-24
25-34
35-44
45 y más
Tecnología y protección del medio ambiente 17.5 58.8 11.6 12.0
Diagnóstico médico y tecnología del tratamiento 17.3 49.6 25.9 7.2
Terapia y rehabilitación 15.1 59.2 13.6 12.1

Mientras que los profesionistas ocupados de 25 a 34 años se concentran en mayor medida en las áreas de Artes y Arquitectura Urbanismo y Diseño.

Por su parte, los profesionistas ocupados de 35 a 44 años tienen una mayor representación en las áreas de Educación y Humanidades.

Para el grupo de profesionistas ocupados mayores de 45 años, la mayor concentración se observa en las áreas Ciencias Físico Matemáticas y Ciencias Biológicas.

Carreras que cuentan con el porcentaje más alto de personas mayores de 45 años
20-24
25-34
35-44
45 y más
Teología 0.0 10.0 15.9 74.0
Formación docente para la enseñanza de asignaturas específicas 1.4 14.9 20.5 63.1
Producción y explotación agrícola y ganadera 3.9 21.0 16.8 58.3

Profesionistas ocupados por grupo de edad (%)

POSICIÓN EN LA OCUPACIÓN

Al cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 80.2 % de los profesionistas ocupados en el país son trabajadores subordinados y remunerados, el 6.7 % son empleadores y tan sólo 13.1 % trabajan por cuenta propia. El área de Educación es la que cuenta con la mayor proporción de profesionistas subordinados y remunerados esto con el 93.4 %.

Carreras que poseen los porcentajes más elevados de profesionistas subordinados y remunerados

%

Farmacia 97.9
Díagnostico médico y tecnología del tratamiento 97.5
Planeación y evaluación educativa 95.8

Por otro lado, Artes es el área con el mayor número de ocupados que laboran por cuenta propia (24.3 %).


Carreras que poseen los porcentajes más elevados de trabajadores por cuenta propia

%

Estomatología y odontología 45.4
Veterinaria 34.1
Terapia y rehabilitación 33.2

Porcentaje por posición en la ocupación

PROMEDIO DE INGRESOS DE LOS PROFESIONISTAS

Al cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el ingreso promedio mensual de los profesionistas ocupados del país es de $11,549 pesos. En seis de las diez áreas de conocimiento el ingreso promedio se encuentra por arriba del promedio a nivel nacional.

Ciencias Biológicas es el área que percibe los ingresos más elevados con $13,812, le sigue el área de Arquitectura, Urbanismo y Diseño con $13,549 y en tercer sitio se encuentra el área de las ingenierías con $12,283 pesos mensuales.

Carreras con el ingreso promedio mensual más alto

$

Ciencias ambientales
$21,623
Química
$19,897
Servicios de transporte
$17,566

Las áreas que presentan los niveles de ingreso mensuales más bajos son Humanidades, Artes y Educación ($10,365, $9,768 y $9,540 respectivamente).

Promedio de ingresos


RELACIÓN ENTRE OCUPACIÓN Y ESTUDIOS REALIZADOS

Al cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el promedio de afinidad de la ocupación de los profesionistas respecto a sus estudios realizados es del 80.2 %, siendo el área de Educación la que cuenta con mayor porcentaje de afinidad (89.4 %).

Carreras con mayor afinidad

%

Salud Pública 99.2
Planeación y evaluación educativa 98.6
Medicina 96.3

En contraste, casi el 26 % de los profesionistas ocupados en el área Económicas Administrativas trabajan en actividades que no son acordes con su formación profesional.

Porcentaje por posición en la ocupación

Fuente:https://www.observatoriolaboral.gob.mx/static/estudios-publicaciones/Tendencias_empleo.html?fbclid=IwAR3AWFf-YsFei6ZM76EMFyvqiVAwMEm3P9Abw7BmNsxmQ_3jvGadnG01cf0

Índice de Paz México 2019 vía el Instituto para la Economía y la Paz

Aunque en algunos estados hayan logrado reducir sus niveles de inseguridad, el nivel de Paz en México se deterioró un 4.9% durante 2018, con lo cual es el tercer año consecutivo con un incremento de violencia y una tasa de homicidios nacional que llegó hasta los 27.2 casos por cada 100 mil habitantes, o más de 34 mil víctimas.

La información anterior se deriva del Índice de Paz México 2019 (IPM), realizado por el Instituto para la Economía y la Paz, el cual ha medido durante los últimos seis años la paz en las 32 entidades federativas del país con base en cinco indicadores: Homicidio, Delitos con violencia, Delitos cometidos con armas de fuego, Cárcel sin sentencia y Crímenes de la delincuencia organizada.

Estos son los datos más relevantes del estudio:

  • La paz en México se deterioró un 4.9% entre 2017 y 2018.
  • La tasa de homicidios nacional aumentó 80.5% entre 2015 y 2018.
  • Yucatán fue identificado como el estado más pacífico de México, seguido de Campeche, Tlaxcala, Chiapas e Hidalgo.
  • Por el contrario, Baja California fue señalado como el estado menos pacífico de México, seguido de Guerrero, Colima, Quintana Roo y Chihuahua.
  • La tasa de homicidios aumentó 14% en 2018 y llegó a 27.2 casos por cada 100 mil habitantes. El 69.4% de los homicidios se cometieron con un arma de fuego.
  • La tasa de impunidad en México es del 97%.

  • Baja California Sur tuvo la mayor mejora en su calificación, su tasa de homicidios se redujo un 76% al pasar de 104.5 a 26 homicidios por cada 100 mil habitantes.
  • Guanajuato registró la calificación general con el mayor deterioro,  su tasa de homicidios se incrementó 127% en 2018.
  • La tasa de crímenes de la delincuencia organizada se elevó 11.6% en 2018. El año pasado tanto la extorsión como los delitos de narcomenudeo aumentaron.
  • Se redujeron las tasas de secuestro y trata de personas.

  • La tasa de delitos con violencia incrementó un 25% de 2015 a 2018.
  • También se ha elevado la violencia con armas de fuego. La tasa pasó de 13.5 delitos por cada 100 mil habitantes en 2015 a 28.6 en 2018.
  • A partir de 2015 ha ido mejorando la calificación nacional del indicador Cárcel sin sentencia y ha llegado a su nivel más bajo desde 2006.

 

  • A pesar de que en los dos últimos años la calificación de Crímenes de la delincuencia organizada se ha deteriorado, sigue siendo mejor en 2018 que en 2015.
  • El indicador de Crímenes de la delincuencia organizada mejoró en los estados fronterizos de Sonora, Tamaulipas y Coahuila, que se contaron entre las cinco entidades federativas con mayor mejora de 2015 a 2018.

 

La segunda parte del índice analiza el valor económico de la paz en el país. Estos son los hallazgos principales:

  • El impacto económico de la violencia en México ascendió a 5.16 billones de pesos (US $268 mil millones) en 2018. Esta cifra equivale al 24% del PIB del país y representa un aumento de 10% en relación con 2017.
  • México gasta solo el 0.81% de su PIB en seguridad interna y en su sistema judicial. Esta cifra equivale a la mitad del promedio de la OCDE y coloca a México en el nivel más bajo de los 33 países miembros de los que se tienen datos.

  • El gasto gubernamental federal en contención de la violencia aumentó 3% en 2018, un aumento mucho menor que el incremento de 12% del gasto presupuestario general.
  • El impacto económico de la violencia fue 10 veces mayor que la inversión pública en salud y ocho veces mayor que la inversión en educación en 2018.
  • En términos per cápita, el impacto económico de la violencia fue de 41 mil 181 pesos, más de cinco veces el salario mensual promedio de un trabajador mexicano.

Consulta todos los detalles del Índice de Paz México 2019 aquí.

Fuente:https://imco.org.mx/uncategorized/indice-paz-mexico-via-instituto-la-economia-la-paz/?fbclid=IwAR38uqLuzs0JI1dRXYXh-7O5CImS8j_uXEqUbCbCAfxwA51KU9p7GG4CP_U

Una reforma laboral ambiciosa para cumplirle a México

Por: Ricardo Corona

FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM

 

El 24 de febrero de 2017 se publicó la reforma constitucional laboral con el objetivo de mejorar las condiciones de justicia laboral en México. Actualmente, se discuten en el Congreso las correspondientes reformas a la legislación secundaria, lo que representa una oportunidad histórica que además se alinea al nuevo tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y al Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el Informe Global de Competitividad del Foro Económico Mundial (2018), la agenda laboral tiene el mismo nivel de importancia que la seguridad. En este estudio, nuestro país se posicionó en el lugar 100 de 140 en el pilar de Mercado Laboral. En este pilar se evalúan temas vinculados al esquema de despidos laborales, cooperación entre trabajador y patrón, derechos de los trabajadores, facilidad para contratar extranjeros, movilidad laboral, participación femenina, entre otros.

En 2017, el Inegi publicó que se registraron poco más de 228 mil conflictos laborales, de los cuales un 93% fue por despido injustificado. Por otra parte, se registraron 636 conflictos colectivos, en los que en el 85% se reclamó la titularidad del contrato.

Como complemento a la estadística que proporciona el Inegi, el IMCO realizó un ejercicio estatal para evaluar el desempeño de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA). Se analizaron 402 expedientes de despido injustificado totalmente concluidos y se entrevistó a un grupo de 102 abogados laboralistas y a otro de 97 servidores públicos que laboraban en la JLCA. El mensaje general que arrojó la evaluación fue que la justicia laboral se utiliza más bien como un mecanismo formal de negociación o, en el peor de los casos, como herramienta de extorsión que se puede manifestar en abogados, despachos, sindicatos blancos, patrones o los mismos servidores públicos.

Urge modernizar la justicia laboral mexicana y con la iniciativa de reforma que actualmente se discute habrá mejoras en las condiciones laborales y en la productividad del país.

Algunas de las características más relevantes de la reforma que actualmente se discute en el Congreso:

● Desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje que hoy dependen de los poderes ejecutivos estatal y federal, para pasar a formar parte de los poderes judiciales federal y estatales, respectivamente.
● Creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para atender lo relativo a contratos colectivos y asociaciones sindicales.
● Democratización sindical fortalecida con los ejes de rendición de cuentas y transparencia.
● Proceso de selección de líderes sujeto a votación personal, libre y secreta.
● Garantías al trabajador desde lo individual para hacer valer sus derechos laborales y decida libremente si quiere o no formar parte de un sindicato sin ser sujeto a represalias.
● Eliminar brechas por género, violencia e inequidad salarial.

Se trata de una reforma ambiciosa que necesita México y que, sin duda, además de mejorar las condiciones laborales y de productividad, cumplirá con los compromisos asumidos en el marco del T-MEC y la OIT.

Sin embargo, no hay que olvidar que no bastará con que la reforma sea aprobada. El siguiente paso será implementarla y evitar a toda costa que no suceda lo que en otras reformas, como la penal, a la que se le invirtieron ocho años para implementarla y hoy, a tres años de vigencia, no se han obtenido los resultados esperados.

Publicado por Expansión

Fuente:https://imco.org.mx/temas/una-reforma-laboral-ambiciosa-cumplirle-mexico/?fbclid=IwAR20X3rqFEoBs2uSryWysBrQFYZPCbhMIEsYH-8QGo4imThnqsljRgqw0H0

Para enfrentar los desafíos externos, impulsemos el crecimiento desde dentro

Por: Eric Parrado Herrera

Los desafíos externos obligan a América Latina y el Caribe a impulsar el crecimiento desde dentro

América Latina y el Caribe se enfrenta a tiempos inciertos. Un crecimiento menor de lo previsto en Estados Unidos, junto con ingresos corporativos más bajos y tasas de interés más altas, podría generar una pérdida acumulada de 2,4% del PIB en nuestra región entre 2019 y 2021. Una reducción de la demanda de China podría desencadenar una caída del PIB a lo largo del mismo período, y el Brexit amenaza potencialmente con empeorar el desempeño en Europa y Estados Unidos y, por lo tanto, también afectaría a la región.

Todos estos factores podrían amenazar unas proyecciones modestas de crecimiento en América Latina y el Caribe de algo más del 1,4% en 2019 y 2,4% en 2020.

En pocas palabras, hay riesgos considerables. Si éstos se materializan, según comentamos en el Informe macroeconómico de 2019 que se acaba de publicar, el volumen de los flujos de capital a América Latina y el Caribe podrían disminuir y sus costos podrían aumentar.

Medidas positivas para el crecimiento

Sin embargo, en este contexto difícil, hay medidas positivas que la región puede adoptar para mitigar el riesgo y generar crecimiento. De manera esencial, puede fortalecer sus fundamentos económicos. También puede encontrar maneras de estimular el crecimiento desde dentro, sobre todo invirtiendo en infraestructura.

La mayoría de los países de América Latina y el Caribe han acumulado reservas internacionales desde la crisis financiera global de 2007-2008, y actualmente poseen mejores amortiguadores. Sin embargo, los déficits fiscales y los déficits de cuenta corriente, así como los niveles de dolarización de las economías de la región son mayores que los niveles registrados en aquel entonces y representan vulnerabilidades reales.

Esto significa que la región tiene que reducir sus déficits fiscales recortando los gastos corrientes. Numerosos países ya han emprendido ajustes fiscales y parecen bastante conscientes de la importancia de proteger la inversión pública, que ha cargado con el grueso de los esfuerzos de ajustes en el pasado. Para ello, también podrían introducir disposiciones flexibles y favorables a la inversión en las reglas fiscales con el fin de acomodar los factores cíclicos y proteger las inversiones de los shocks, ya se trate de desastres naturales o de otros eventos imprevistos.

Algunos países han emprendido reformas fiscales para aumentar los ingresos. Junto con los esfuerzos para gastar menos, estas reformas podrían ayudar a los países a ahorrar más, reducir el déficit de cuenta corriente y disminuir las vulnerabilidades ante los shocks externos.

La importancia de la inversión en infraestructura

La necesidad de invertir en infraestructura no puede dejar de recalcarse. Se trata de un ámbito donde las inversiones han sido bajas en comparación con otras regiones y donde las brechas son enormes. Los responsables de las políticas públicas deberían identificar los sectores de infraestructura en su país donde las inversiones pueden aumentar más drásticamente la productividad. No todos los países se encuentran en el mismo nivel de desarrollo o tienen brechas en los mismos sectores. Puede que algunos estén en mejores condiciones en materia de energía; sin embargo, tienen brechas negativas más grandes en transporte o telecomunicaciones, por ejemplo. Nuestro informe, no obstante, ofrece una guía útil. En una serie de Notas de infraestructura de país, analizamos de forma detallada cuáles son, por país, por sector y dentro de los sectores, las limitaciones y cuellos de botella potencialmente presentes que pueden limitar la actividad del sector privado y, por lo tanto, el crecimiento.

Los gobiernos de América Latina y el Caribe pueden dar nuevo impulso a las economías a través de la inversión en infraestructura

Los responsables de las políticas también deberían tener en cuenta la inversión privada. En el contexto actual, donde los niveles de deuda son altos y los presupuestos fiscales son ajustados, esto es esencial. En la actualidad, numerosos fondos privados del extranjero buscan rendimientos superiores a la tasa de interés internacional todavía baja. Dado el perfil de riesgo y el retorno, puede que encuentren proyectos de infraestructura en la región que les resulten atractivos.

Una manera de conectar la oferta disponible de ese financiamiento global con la demanda local consiste en atraer grandes inversores institucionales, como los fondos de pensión, las aseguradoras y los fondos soberanos. Posteriormente, estos inversores pueden orientarse a proyectos que cumplan con su necesidad de demandas a largo plazo de sus inversiones.

Los países también podrían crear fondos que emitan bonos de infraestructura e inviertan los ingresos en vehículos de propósito especial, donde se podrían analizar y controlar rigurosamente los riesgos asociados con los proyectos, y el financiamiento actuaría como complemento del que proporcionan los promotores de los proyectos y los bancos comerciales.

Infraestructura, productividad y crecimiento

Cualquiera sea la modalidad individual que los países elijan, las medidas no deberían tardar. América Latina y el Caribe tiene que apoyar el crecimiento económico aumentando la productividad. Los beneficios podrían ser enormes. Nuestras estimaciones muestran que si los países pueden aumentar la inversión en infraestructura lo suficiente para cerrar la brecha con los países de la OCDE, la productividad total podría aumentar en un 75% en relación con el promedio histórico.

Nuestra región debe fortalecer la política macroeconómica ante los graves shocks negativos potenciales. Como señala nuestro informe, hay una gama de respuestas posibles en el ámbito monetario, fiscal y de gestión de la deuda. Sin embargo, también hay oportunidades, sobre todo en proyectos de infraestructura mejor focalizados que podrían a la vez apoyar una economía más vibrante y ayudar a los pobres que destinan la mayor parte de sus ingresos a pagar por servicios de infraestructura.

Fuente:https://blogs.iadb.org/ideas-que-cuentan/es/para-enfrentar-los-desafios-externos-impulsemos-el-crecimiento-desde-dentro/?utm_source=email

El futuro de las cadenas de bloques: el empoderamiento a través de los datos personales

Por: Vineet Malhotra

article-img

Músicos, poetas y filósofos han pasado vidas enteras preguntándose “¿quién soy yo?”. En un futuro no tan distante, la respuesta a esa pregunta podrá almacenarse en nuestros perfiles personales de cadenas de bloques, especie de “arcas” que contienen los detalles de cada decisión, acción y compra que hemos hecho desde el día en que nacimos. Dígale adiós a su acta de nacimiento, al historial crediticio, al pasaporte, a su currículum y a su historia clínica, y dígale hola al futuro de las cadenas de bloques: su perfil de cadenas de bloques. Su única respuesta a la pregunta “¿quién es usted?” será un registro cronológico, totalmente detallado e inalterable que dirá con más certeza que nunca “este soy yo”.

La tecnología de cadenas de bloques no vivirá en nuestros pensamientos, emociones, sueños o pesadillas, ni capturará los diálogos íntimos que la gente revela en diarios personales o mientras habla con el espejo del baño por la mañana. Sin embargo, la tecnología de cadenas de bloques nunca olvidará el momento en que se rompió el brazo subiéndose a un barandal cuando tenía cinco años, cómo se disparó su ritmo cardíaco cuando conoció a su cónyuge, volcando su bebida, o que pagó un extra por la entrega urgente de un nuevo par de zapatos negros. Esos, los de la boda de su prima.

Quizás, la tecnología de cadenas de bloques no sea el “usted” que los filósofos griegos tenían en mente, pero sí que será el “usted” que ve el resto del mundo; idealmente, con su permiso.

Conozca sus derechos en un mundo digital

Las empresas quieren tener acceso a sus decisiones. La información acerca de por qué elige ir de vacaciones a Vietnam, comer mejillones en su lugar italiano favorito todos los martes por la noche o solo usar un cepillo de cerdas medianas es valiosa para las empresas que desean venderle boletos de avión, mariscos frescos y pasta de dientes (a usted y a la gente como usted). Cada decisión que toma en línea y cada acción que emprende constituyen datos que revelan parte de su personalidad y de sus procesos de pensamiento.

En los últimos años, tanto empresas como legisladores han debatido sobre cuánto acceso deberían tener las empresas a las decisiones personales de un individuo, especialmente acerca de lo que leen, dónde hacen clic y qué compran en línea. Si bien hay fuerzas poderosas que intentan retener el control sobre los datos que los individuos generan al utilizar servicios en línea, los vientos están cambiando y el impulso normativo está comenzando a favorecer al individuo.

En mayo de 2018, la Unión Europea promulgó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que establece firmemente los derechos legales básicos con respecto a la privacidad, propiedad, control, consentimiento y portabilidad de los datos para todos sus ciudadanos, independientemente de dónde vivan.1 En los Estados Unidos, la Ley HIPAA de prácticas de confidencialidad dictamina las normas nacionales para proteger los historiales médicos de los individuos y otra información personal relacionada con la salud2.

Estas normas se implementaron para proteger a los ciudadanos de organizaciones que puedan tratar de usar datos personales para fines distintos a los de su recopilación o para los que el usuario haya dado explícitamente su consentimiento, y proporcionan instrumentos para imponer sanciones considerables a las entidades que violen esas leyes. En una era de transformación digital, es fundamental que las personas aprecien el valor de sus datos personales y el alcance de su derecho a la privacidad.

En venta: Hábitos de sueño y rutinas de ejercicio

Los datos personales ya forman parte de la dinámica de oferta y demanda que mueve a las empresas capitalistas. Los consumidores no solo poseen poder adquisitivo, sino también acceso a los pensamientos y actividades que preceden a las compras particulares, una información que resulta invaluable para las empresas que se valen de estrategias basadas en datos para venderles sus productos y servicios a consumidores específicos.

Antes de la existencia de la tecnología de cadenas de bloques, no era posible tener un registro completo que hiciera un seguimiento de las compras y comportamientos de un individuo dentro del contexto de todas las otras cosas que suceden en su vida. Ahora, en cambio, sí es posible. En la actualidad, la tecnología de cadenas de bloques hace posible que la gente cuente con un perfil inalterable, con detalles inimaginables, que comienza en el día del nacimiento de la persona y se desarrolla a lo largo de su vida entera, registrando todo: desde el momento de la caída del primer diente hasta los nombres de los nietos, así como cada consulta médica, cada pregunta de las tareas escolares, cada clic de su ratón y cada página visitada.

Obviamente, las empresas van a desarrollar innumerables formas de incentivar a la gente para que permita el acceso a sus datos. Con los derechos individuales establecidos como norma legal, los consumidores mantendrán el poder en esta relación y podrán monetizar sus datos rentando el acceso a varios aspectos de sus perfiles de cadenas de bloques, desde sus hábitos de sueño hasta las rutinas de ejercicio. Al otorgar un acceso más amplio, más fuentes de datos se conectarán y se podrán predecir los comportamientos con mayor precisión, lo que aumentará el valor del perfil de un individuo.

En efecto, los individuos podrán autodefinirse como objetivos de mercadotecnia que voluntariamente ofrecen sus perfiles descriptivos integrales a la venta en un mercado digital emergente de datos personales, un desarrollo que alterará radicalmente el negocio de la publicidad, la investigación de datos y el análisis.

Un mundo de 8.500 millones de registros personales

En 2030, se espera que la población mundial alcance los 8.500 millones de personas. Para entonces, la tecnología de cadenas de bloques quizás pueda organizar de manera consistente, confiable y segura los datos de los individuos que constituyan las distintas comunidades y naciones del mundo. Esto hará que las sociedades centradas en la persona se vuelvan técnicamente posibles. En ellas, las acciones y las conductas de los ciudadanos se registrarán digitalmente en su registro personal: un registro inalterable que servirá como única fuente de la verdad para sus experiencias y sensibilidades.

En principio, la gente creará regularmente datos en tiempo real que se agregarán cronológicamente a su perfil colectivo. Estos datos incluirán registros de salud, antecedentes educativos, credenciales profesionales, registros electorales, licencias de conducir, antecedentes penales, estados financieros y cualquier otro aspecto significativo de lo que implica ser una persona. Así, el registro personal podría llegar a convertirse en el registro universalmente aceptado al que se puede vincular toda la información relacionada con la identidad. El perfil completo de cadenas de bloques de un individuo reemplazaría todos los procesos que alguna vez se necesitaron para validar su identidad. Esta mercantilización de los datos personales tendrá un impacto profundo en la forma en que las personas se relacionan con las empresas y entre sí.

¿El hecho de ser responsables de nuestro registro personal (además de saber que los detalles de nuestras vidas estarán registrados para siempre en nuestro perfil de cadenas de bloques) cambiará nuestra manera de comportarnos? ¿Tratar de incrementar el valor de nuestro registro personal se convertirá en una extensión de nuestros intentos por mejorar nuestras propias vidas? ¿O será a la inversa? El auge del registro personal podría cambiar nuestra comprensión colectiva de la propiedad en modos que la raza humana nunca conoció desde que surgiera el concepto de los derechos de propiedad personal.

Los retos del futuro para un mundo de cadenas de bloques

Los grandes avances tecnológicos siempre producen bajas. Con la proliferación de la tecnología de cadenas de bloques y el incremento en el valor de los datos personales, las sociedades corren el riesgo de polarizarse aún más en términos financieros y de clase. Las personas con mayor poder adquisitivo poseen datos que les son inherentes y que resultan muy valiosos para las empresas que venden productos y servicios o, incluso, para instituciones gubernamentales que podrían beneficiarse de su apoyo o influencia financiera. Quienes no tengan dinero o acceso a tecnologías modernas se verán en seria desventaja, a menos que los gobiernos, especialmente los de las economías en crecimiento, implementen normas que protejan a los ciudadanos vulnerables de quedar rezagados. Si bien las tecnologías basadas en cadenas de bloques se volverán más populares, las economías en crecimiento deberán también encontrar cómo integrar a los intermediarios que luchen por no quedar obsoletos.

Por más que el futuro es difícil de predecir y que el cambio siempre genere desafíos, la historia nos enseña que, cuando se genera valor, la tecnología termina por imponerse. El futuro de las cadenas de bloques nos brinda a los seres humanos la oportunidad de entendernos unos a otros, y a nosotros mismos, en formas sin precedentes. Al compartir nuevos conocimientos sobre los comportamientos humanos, las relaciones y las interacciones comerciales, podemos aprender unos de otros y mejorar las condiciones para todos.

Probablemente, los datos de cadenas de bloques demuestren convincentemente a la humanidad hasta qué punto nos parecemos todos. En el futuro, la pregunta más importante que la gente se formulará no será “¿quién soy como persona?”, sino “¿quiénes somos como sociedad?”. La respuesta a esa pregunta puede crear el tipo de civilización que músicos, poetas y filósofos alguna vez soñaron.

Para obtener más información acerca del impacto de la tecnología, lee Mercer Digital’s Blockchain 101 Overview.

1Palmer, Danny. “What Is GDPR? Everything You Need to Know About the New General Data Protection Regulations.” ZDNethttps://www.zdnet.com/article/gdpr-an-executive-guide-to-what-you-need-to-know/.
2
“The HIPAA Privacy Rule.” Office for Civil Rights, https://www.hhs.gov/hipaa/for-professionals/privacy/index.html.

Fuente:https://voice-on-growth.mercer.com/content/mercervog/es/articles/innovation/the-future-of-blockchain-empowerment-through-personal-data.html?ms=y&mkt_tok=eyJpIjoiWkRBNU5tTTNNbVEwTkRjMyIsInQiOiJqdXduZ1ZqRTRXZ2hldkptQnVLZm5Zb0dcL2crYWNxWnJmSzFiNFYxRHV0R256TFllNGtpdHBRZXNiYXpQUzVQU3FpMUVjanBnaDlEOENxcFBzZWY0SEJVZkNRWGdKT01mWWhpMTJSWmNrdndUWW1sMWRWMTZDZlB0VGNGZHYwSjhadEV6T09VVW1oWTI2am9TdUhmNDZRPT0ifQ%3D%3D

¿Cuánto debes ganar en México para pertenecer a la clase media o alta?

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.

Si bien el tamaño de la clase media de México se ha mantenido relativamente estable, es mucho más pequeña que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En el informe “Bajo presión: la reducción de la clase media”, la OCDE informa que en promedio 61% de la población en el organismo internacional se encuentra en este grupo de ingreso, mientras que en México es 45%.

Señala que en la mayoría de los países de la OCDE, la clase media se ha reducido debido a que, para las generaciones jóvenes, es cada vez más difícil alcanzar la clase media, definida como unos ingresos de entre 75% y 200% del ingreso nacional mediano.

¿Pero cuánto se debe ganar en México para poder pertenecer a la clase media?

La OCDE presentó la calculadora ¿Perteneces a la clase media? en la que se debe de ingresar el país, número de miembros de la familia e ingresos (en moneda nacional).

En México los ingresos medios mensuales de un hogar de dos personas son de 7,128 pesos, por lo que si tiene ingresos entre 5,346 y 14,256 pesos, pertenece a la clase media (según la metodología de la institución).

Tener ingresos iguales o mayores a los 14,257 pesos te ubicaría en la clase con mayores ingresos del país, al que pertenece el 19% de la población.

Aquí puedes realizar el ejercicio.

Millennials, en problemas

En el reporte, la institución señaló que mientras que casi 70% de los nacidos en la generación de la posguerra (los Baby Boomers, 1942-1964) formaban parte la clase media cuando tenían 20 años, en la Generación X (1965-1982) bajó a 64%, y solo 60% de la generación del milenio (los Millennials, 1983-2002) pertenecen a la clase media en la actualidad.

En el caso de México, la OCDE reporta que 48% de los Baby Boomers formaba parte de la clase media cuanto tenían 20 años, 46% en la Generación X y 47% en los Millennials, lo que muestra que este grupo de ingresos se ha mantenido relativamente estable.

El estudio de la OCDE refiere que la clase media mexicana está cada vez más altamente calificada, con casi 20% de los trabajadores con ingresos medios altamente calificados ocupando un puesto de trabajo.

Con información de Notimex

Fuente:https://www.forbes.com.mx/cuanto-debes-ganar-en-mexico-para-pertenecer-a-la-clase-media-o-alta/?fbclid=IwAR2JgMCRelpsmRaqwjZgQTxI4DNHJNDtmlf0ScGuaZlT8_e13kee5NLuuYQ

¿En busca de empleo? No te olvides de LinkedIn

Small toy figures are seen between displayed U.S. flag and Linkedin logo in this illustration picture, August 30, 2018. To match Exclusive LINKEDIN-CHINA/ESPIONAGE REUTERS/Dado Ruvic/Illustration - RC1C7ACCBF10

Imagen: REUTERS/Dado Ruvic

Por: Stéphanie Chevalier Naranjo

Además de conectar a profesionales alrededor del mundo, el auge y crecimiento de LinkedIn y redes profesionales similares han marcado un antes y un después tanto en los procesos de reclutamiento como en la búsqueda de empleo.

Con el fin de averiguar qué papel juega LinkedIn a la hora de encontrar trabajo, el servicio de redacción de currículums ResumeGo realizó un estudio en el que envió 24.570 currículums ficticios a ofertas en sitios web de búsqueda de empleo. Este concluyó que los solicitantes de empleo que ofrecían un enlace a un perfil completo de LinkedIn tenían un 71% más de probabilidades de ser contactados para una entrevista que aquellos sin ningún perfil. En el caso de candidatos al inicio de sus carreras, la tasa de invitación llegó a ser de más del doble.

Las ventajas económicas de la inclusión de género: aún mayores de lo que se pensaba

Ivana, 32, a community manager, smiles in her home where she works in Belgrade, Serbia, February 21, 2017. "Mainly you can see these (gender) gaps in state companies, which are relics of socialism. It is that standard belief where women are 'the best' at being secretaries," Ivana said. REUTERS/Marko Djurica SEARCH "WOMEN WORK" FOR THIS STORY. SEARCH "WIDER IMAGE" FOR ALL STORIES. - RC1EE9971A40

Imagen: REUTERS/Marko Djurica

Por: Jonathan D. Ostry

Pese a ciertas mejoras, las brechas de participación en la fuerza laboral entre hombres y mujeres siguen siendo considerables. Solo para mencionar un ejemplo, ninguna economía avanzada o de ingreso mediano ha logrado reducir la brecha de género lo suficiente para situarla por debajo de los 7 puntos porcentuales.

Esta desigualdad de condiciones entre hombres y mujeres implica un importante costo económico porque perjudica la productividad e impone un lastre al crecimiento. Según un estudio reciente del FMI , las barreras que dificultan el ingreso de la mujer en la fuerza laboral —distorsiones tributarias, discriminación y factores sociales y culturales— son más costosas de lo que indicaban estudios previos, y las ventajas de cerrar las brechas de género son incluso mayores de lo que se pensaba. Por eso, las autoridades deberían centrar la atención en eliminar esas barreras sin demora.

La importancia de la diversidad de género

Nuestro análisis surge de la observación —corroborada por abundantes datos microeconómicos— de que las mujeres y los hombres aportan diferentes aptitudes y perspectivas al trabajo, incluidas distintas actitudes con respecto al riesgo y la colaboración. Otros estudios también han demostrado que el desempeño financiero de las empresas mejora cuanto más equilibrio de género hay en sus directorios. Llama la atención que en estudios previos no se hayan analizado las implicaciones macroeconómicas de estos datos observados a nivel microeconómico.

En los análisis convencionales, la fuerza de trabajo es la suma de los hombres y las mujeres que trabajan. En esta suma, reemplazar un hombre con una mujer no incide en la fuerza laboral, y desde ese punto de vista, la diversidad de género no arroja ventajas: se supone que los hombres y las mujeres son perfectamente sustituibles.

Pero nuestros datos —obtenidos a nivel macroeconómico, sectorial y de empresas—muestran que las mujeres y los hombres desempeñan papeles complementarios en el proceso de producción, lo que significa que el aumento del empleo femenino es un aliciente más para el crecimiento. Dicho de otro modo, un incremento del número de mujeres en la fuerza laboral debería aportar mayores ventajas económicas que un incremento equivalente del número de trabajadores hombres (debido al hecho de que, como dirían los economistas, la elasticidad de la sustitución entre mujeres y hombres en la producción es baja).

Principales ventajas de reducir las brechas de género

Este hallazgo tiene importantes implicaciones.

Un mayor estímulo al crecimiento:

Dado que las mujeres aportan nuevas aptitudes al trabajo, las ventajas en materia de productividad y crecimiento derivadas de una mayor participación femenina en la fuerza de trabajo (mediante la reducción de las barreras que frenan la incorporación de la mujer en el trabajo) son mayores de lo que se había pensado. De hecho, en nuestro ejercicio de calibración observamos que, en los países en la mitad inferior en cuanto a desigualdad de género en nuestra muestra, cerrar la brecha de género podría incrementar el PIB un 35% en promedio. Cuatro quintas partes de este aumento serían consecuencia de la incorporación de trabajadores en la fuerza laboral, pero una quinta parte del aumento se debería al efecto que la diversidad de género ejerce sobre la productividad.

Mayor productividad:

Cuando en el pasado los datos se han interpretado en situaciones en que la brecha de género ha estado disminuyendo a lo largo del tiempo, se han exagerado las contribuciones al crecimiento provenientes de las mejoras de eficiencia (es decir, los aumentos de la productividad total de los factores). Una parte de los aumentos atribuidos a la productividad en realidad se deben al incremento de la participación femenina a lo largo del tiempo.

Mayores ingresos para los hombres:

Los resultados obtenidos hacen pensar que los salarios de los hombres también aumentarán como consecuencia de una mayor inclusión de la mujer en la fuerza laboral, gracias a la mejora de la productividad. Esto es importante, ya que estos mayores salarios deberían ser un argumento a favor de la eliminación de las barreras que impiden que las mujeres accedan a buenos trabajos.

Reducir las barreras de género produce mayores ventajas en el ámbito del desarrollo:

El auge del sector de los servicios impulsado por el desarrollo económico ayuda a incorporar más mujeres en la fuerza de trabajo. Pero nuestra investigación muestra que las barreras al empleo femenino frenan este proceso. Estas barreras varían según la región y el país, y son enormes en algunas partes del mundo: pueden llegar a equivaler a una tasa de impuesto sobre el empleo de la mujer de hasta 50%. Y las correspondientes pérdidas de bienestar (que consideran consumo y ocio) son importantes, incluso si se tiene en cuenta el hecho de que la “producción doméstica” disminuye cuando la mujer entra en la fuerza laboral. Por ejemplo, observamos que los costos de bienestar superan el 20% en la región de Oriente Medio y Norte de África y en Asia meridional.

Aprovechar las ventajas

Lamentablemente no hay una varita mágica, pero sí hay varias políticas que pueden ayudar a reducir las brechas de género, como promulgar leyes que garanticen la igualdad de la mujer en cuanto a derechos de propiedad y acceso al crédito. Las reformas tributarias (por ejemplo, reemplazar la tributación conjunta con tributación individual y proporcionar créditos tributarios) pueden incentivar la participación en la fuerza laboral entre los trabajadores de bajo ingreso. Abordar la desigualdad de género en cuestiones de educación y salud —lo que incluye el financiamiento público de las licencias por maternidad y paternidad y la ampliación de los servicios de cuidado de niños y ancianos— puede incrementar la participación de la mujer en el mercado de trabajo. Y lo mismo sucedería al mejorar el acceso a las infraestructuras de transporte, electricidad y agua.

Visión de conjunto

No todas estas inquietudes son nuevas, pero lo que sí es nuevo es el sentido de urgencia. Desde hace años el FMI ha estado a la vanguardia de los análisis sobre políticas que destacan los costos económicos de la desigualdad y los posibles remedios . Sabemos que la desigualdad de condiciones entre mujeres y hombres acarrea importantes costos económicos y puede ser perjudicial para la salud económica de los países. Lo que ahora estamos descubriendo es que esos costos son incluso mayores de lo que habíamos pensado. Ante este panorama más completo, los argumentos a favor de una mayor igualdad de género adquieren aun más contundencia.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2018/12/las-ventajas-economicas-de-la-inclusion-de-genero-aun-mayores-de-lo-que-se-pensaba?fbclid=IwAR2pZQccI8LxJryJPLQDOq3zJqZtY8o_4i1g2m3Rzz0BZFyaNXkS3tBt1jY