México avanza cuatro lugares en competitividad vía WEF

En la edición 2015-2016 del Índice Global de Competitividad (IGC) del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), México avanzó cuatro posiciones al pasar del lugar 61 al 57. Esto se debió principalmente a mejoras en la eficiencia de los mercados financieros, la sofisticación de los negocios y el impulso de la innovación. Los resultados muestran que las recientes reformas estructurales han dado frutos, sin embargo los desafíos persisten. El mercado laboral sigue siendo poco flexible, las instituciones públicas y privadas se encuentran debilitadas y deterioradas, lo cual refleja la percepción de los altos niveles de corrupción y el obstáculo que esto representa para la realización de negocios.

Este índice analiza a los 140 países que engloban el 98.3% del PIB mundial y las políticas que han implementado estos gobiernos para impulsar el desarrollo competitivo de sus economías.

Este año, el lanzamiento del reporte se produce en un momento crucial para la economía global. Por un lado están los altos índices de desempleo, el bajo crecimiento de la productividad y el crecimiento económico retraído. Por el otro lado está la llamada cuarta Revolución Industrial y las nuevas formas de consumir que podrían llevar a una ola de innovación y crecimiento.

A continuación se presentan los resultados de México por pilar de competitividad:

Resultados México - Índice Global de Competitividad 2015

México

Resultados 2015 para México según datos del WEF.

México y el mundo WEF 2015

El reporte destaca que la región de América Latina y el Caribe debe desarrollar una mayor resiliencia contra las crisis económicas externas y desarrollar la infraestructura, competencias e innovaciones (ámbitos en los que registra resultados relativamente negativos), los cuales son elementos fundamentales y que es necesario fortalecer.

Chile (en el puesto 35) sigue siendo el país más competitivo de la región. México (57) y Colombia (61) han subido cuatro y cinco puestos, respectivamente.

LATAM wef 2015

WEF2015_GCR_Rankings

En términos generales, Suiza ocupa el primer puesto por séptimo año consecutivo al obtener excelentes resultados en los 12 pilares del índice. Singapur conserva el segundo lugar y Estados Unidos el tercero. Alemania sube un puesto y ocupa el cuarto lugar y los Países Bajos vuelven al quinto puesto.

Japón (6º) y Hong Kong (7º) mantienen su posición. Finlandia cae al 8º puesto seguido de Suecia (9º). El Reino Unido completa la lista de las diez economías más competitivas del mundo.

En la región de Europa, España, Italia, Portugal y Francia hicieron avances significativos en la mejora de la competitividad.

Entre los mercados emergentes destaca India, quien puso fin a cinco años de declive y avanzó 16 lugares para ocupar el puesto 55º, mientras que Sudáfrica vuelve a figurar entre los 50 primeros lugares, tras avanzar siete espacios y situarse en el puesto 49º.

¿Cuáles son los principales hallazgos de esta edición?

  • La necesidad de impulsar más reformas estructurales a largo plazo para estimular la productividad y liberar el talento emprendedor afecta la capacidad de la economía mundial para elevar los niveles de vida, resolver la persistencia del alto desempleo y generar una resiliencia adecuada contra futuras recesiones económicas.
  • Existe una correlación entre los países altamente competitivos y aquellos que han resistido la crisis económica mundial o se han recuperado rápidamente de ella.
  • La falta de mejora de la competitividad desde la crisis de 2008, en particular en los mercados emergentes, señala que potenciales complejidades de la economía mundial a futuro podrían tener consecuencias profundas y prolongadas.
  • También existe un estrecho vínculo entre la competitividad y la capacidad de una economía para generar, atraer, aprovechar y apoyar el talento. Los países que ocupan los primeros lugares del índice obtienen buenos resultados en este aspecto, pero en muchos países son muy pocos los que tienen acceso a una educación y capacitación de alta calidad, y los mercados laborales tienen una flexibilidad insuficiente.

En este vídeo el WEF presenta algunos de los principales hallazgos del reporte 2015-2016:

Para más información sobre los resultados da clic aquí.

Fuente:http://imco.org.mx/competitividad/mexico-avanza-cuatro-lugares-en-competitividad-via-wef/

Advertisements

Las tres fases de la sustentabilidad en la empresa

banner-politicas

El camino que recorre toda empresa que quiere ser en verdad sustentable.

Llegar a ser una empresa conocida por su compromiso con la sustentabilidad no es algo que se logre de la noche a la mañana, se trata de un camino con muchos obstáculos e incluso algunos pasos atrás por cada paso adelante.

Conocer las etapas por las que tiene que pasar una compañía para considerarse sustentable es una gran forma de planear y prever algunos de estos obstáculos. Aquí las tres fases que identifica la experta Darcy Hitchcock, publicados en Triple Pundit.

Fase 1: ecoeficiencia y reducción de residuos

Esta primera etapa se trata de manejar crisis, “limpiar desastres” o simplemente de ahorrar dinero. Se caracteriza por acciones como lidiar con problemas de relaciones públicas, evaluar riesgos, ahorrar energía y agua y reducir la generación de residuos. Los temas sociales tienden a tomar un lugar secundario, ya que los ambientales tienen resultados más tangibles.

Al hacer estos esfuerzos, las empresas con frecuencia ganan también en reputación, pero deben tener cuidado y comenzar a comunicar hasta que tengan mayores logros. Lo que sí es buena idea es que se acerquen a sus proveedores para conocer sus políticas y si tienen opciones más verdes para sus productos.

Un buen ejemplo de una empresa que comenzó a interesarse por la sustentabilidad gracias a una crisis es Nike, que hace un tiempo se vio envuelta en polémica por las políticas laborales en sus fábricas y a partir de esto comenzó a analizar otros riesgos y abordar más temas.

Fase 2: ventaja competitiva

En esta fase, la sustentabilidad se convierte en una ventaja competitiva y en una forma de lograr otros objetivos, como mejorar la imagen corporativa, impulsar la innovación y generar valor para los inversores.

Una actividad que la caracteriza es el enfoque en el diseño de producto y las oportunidades de mercado, preguntándose a qué sectores podría llegar si la empresa desarrollara productos y servicios más verdes. También empiezan a filtrarse los temas sociales y se introduce la etiqueta “sustentable”, aun cuando todavía no se logre esta meta por completo.

Las compañías que están en esta fase deben crear un plan para llegar a la verdadera sustentabilidad y cambiar su marketing para que, en lugar de usar etiquetas incorrectas, refleje con honestidad sus logros y metas.

Fase 3: reinvención y regeneración

Llegar a este nivel implica retar el modelo de negocio y tomar la responsabilidad de ayudar a resolver los problemas más serios del ambiente y la comunidad. Las empresas que ya están en esta etapa amplían su enfoque para ya no ocuparse solamente de sus clientes sino también de retos económicos, sociales y ambientales en una comunidad más grande.

Las actividades que distinguen la fase tres son la identificación de los problemas que la empresa podría ayudar a resolver según su core business y habilidades, reimaginar el negocio a largo plazo y desarrollar una estrategia de transición para lograrlo.

Publicado en: Expok

Fuente:http://stbdeacero.com/2015/09/30/las-3-fases-de-la-sustentabilidad-en-las-empresas/

El tema es el ingreso

A partir del 1º de octubre, el salario mínimo para todo el país será de 70.1 pesos al día. A pesar de este valor, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos indica que, a precios constantes del 2010, el valor real del salario en 2015 ha caído alrededor del 26% respecto del año 1994; en el mismo sentido, el CONEVAL muestra que en la última década, el valor real de los ingresos laborales ha perdido alrededor del 24%. Estos datos permiten sostener que no podremos reducir la pobreza, ni la desigualdad, sin una verdadera reconstrucción del mundo del trabajo. 

 Twitter logo blue@mexicosocialorg

Desde hace ya varios años se ha insistido en la necesidad de dar cumplimiento al mandato del Artículo 123, en materia del salario mínimo vigente en el país. En el párrafo Segundo del citado Artículo se establece que: “Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas”.

Es evidente que la redacción constitucional, la cual proviene de una reforma llevada a cabo el 23 de diciembre de 1986, no se encuentra armonizada con el nuevo paradigma constitucional en materia de derechos humanos, por lo que en primer término, debería darse el paso a una nueva reforma para establecer que el Salario Mínimo debe ser suficiente para garantizar el acceso al máximo grado de cumplimiento posible de los derechos humanos de las personas.

El día de ayer, el Gobierno de la República anunció que a partir del 1º de octubre de este año se suprimirán las diferencias entre las Zonas Económicas “A” y “B”, para tener un monto uniforme en todo el país, equivalente a 70.1 pesos al día. Es importante decir en ese sentido que en la “Zona económica B” el salario mínimo era equivalente a 68.28 pesos diarios, mientras que en la “A”, era el monto ya señalado.

CS29092015-1

Lo esperable es que esta medida permita ampliar el debate sobre la urgencia de incrementar el monto de los salarios mínimos, los cuales han perdido un importante porcentaje de su valor en los últimos años; fenómeno al que debe añadirse el relativo a la pérdida en el promedio de los ingresos laborales totales que tienen las personas ocupadas en el país.

Los beneficiados

Es de destacarse que la medida anunciada por el Gobierno Federal tiene un amplio impacto en lo que se refiere a las unidades geográficas en donde se elevará el monto –aun exiguo- de los salarios mínimos, pues la inmensa mayoría de los municipios del país estaban incluidos en la Zona Económica “B”.

De acuerdo con la información de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, de los 2,456 municipios que existen en el país, había 2,351 que formaban parte de la “Zona B”. En contrate, 105 municipios altamente urbanizados o fronterizos, formaban parte de la “Zona económica A”, entre los que destacan las 16 Delegaciones políticas del D.F. y los municipios ubicados en la Frontera con los Estados Unidos de América.

CS29092015-2

La caída constante

La medida anunciada permitirá tener un ligero impacto en la recuperación del nivel nominal y real de las percepciones de las personas; aunque no debe olvidarse de la tendencia prolongada a lo largo de casi 30 años. En efecto, si se construye un intervalo de confianza respecto de los valores de los salarios mínimos reales (deflactados al IPC, con pesos a la segunda quincena de 2010), lo que se encuentra es que no hay variaciones significativas entre 1996 y 2014.

Por lo anterior, lo que puede decirse es que el valor de los salarios mínimos no ha logrado recuperarse en términos reales desde hace 20 años; y que por el contrario, su poder adquisitivo sí ha tenido pérdidas considerables, respecto de hace 25 años.

Así, en 1994, antes de la crisis de diciembre de ese año, el valor real de los salarios era equivalente a 78.8 pesos; mientras que en el año 2014, el valor real de los salarios se ubicó en 57.9 pesos; es decir, hemos perdido en términos reales, 26.6% del valor real del salario mínimo vigente hace dos décadas.

CS29092015-3Los bajos ingresos

Al tener un valor del salario mínimo tan bajo, la clase trabajadora obtiene, en promedio, ingresos laborales que han ido a la baja también en los últimos 20 años; así lo documenta el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza que elabora trimestralmente el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social.

De acuerdo con ese indicador, entre los años 2005 y 2015, el valor de los ingresos laborales per capitatrimestrales ha decrecido en 24.6%; al haber pasado de un promedio trimestral de 1,994.4 pesos en el primer trimestre del 2005, a una cantidad de 1,509.8 pesos en el segundo trimestre del año 2015.

De igual forma persisten enormes brechas entre los ámbitos rural y urbano, pues de acuerdo con los datos del CONEVAL, el ingreso laboral per capita en las localidades con más de 2,500 habitantes, se ubica en 1,729.3 pesos; mientras que en las zonas rurales el ingreso promedio es de 845.8 pesos.

Debe destacarse que el valor real de estos ingresos, deflactado a la canasta básica, ha registrado una pérdida de 26.5% en el ámbito urbano, para el periodo que va de 2005 al 2015; mientras que en las zonas urbanas, el deterioro se ubica en el orden de 3%; indicador que explica en buena medida el mayor crecimiento relativo de la pobreza urbana, frente a la rural.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 29- Septiembre- 2015, p.21

Fuente:http://www.mexicosocial.org/index.php/mexico-social-en-excelsior/item/871-el-tema-es-el-ingreso

La internacionalización de la educación superior: ¿cómo hay que hacerla?

especial_u_mex_03Los días 23 y 24 de este mes, en San Miguel de Allende, Guanajuato, México, se celebró, bajos los auspicios del IESALC (UNESCO) y del Gobierno de ese estado mexicano, el 7o. Encuentro de Redes Universitarias y Consejos de Rectores de América Latina y el Caribe. El tema de la reunión fue el de la internacionalización de la educación superior en la región.

El tema de la internacionalización no es nuevo y casi en cada foro, seminario o congreso universitario que se organiza, el tema está presente en los discursos y paneles contemplados en los programas de los eventos.

Cuando se trata el tema, que todos consideran y concuerdan como esencial, por lo general se cometen, por lo menos, dos errores. El primero consiste en insistir que lo más importante de la internacionalización es la movilidad de estudiantes y profesores. Y de hecho, las pocas acciones que hay respecto de la internacionalización se centran en programas que ofrecen becas para facilitar la movilidad, principalmente estudiantil. Por todos es sabido que en América Latina, vergonzosamente para los gobiernos, es un banco, Santander por medio de su organización Universia, la principal financiadora de la movilidad. Es claro que quedarse en el tema de la movilidad resulta insuficiente si lo que se pretende es insertar a las instituciones de educación superior (IES) en la era del conocimiento globalizado.

El segundo error que se comete tiene que ver con concebir a ese proceso de internacionalización como una suerte de libro de texto que hay que seguir a pie juntillas para, entonces, concebirse como una institución internacionalizada.

Sin duda el tema de la internacionalización está presente y no retrocederá. Por el contrario, seremos testigos de procesos cada vez más intensos y profundos, auspiciados, particularmente, por los avances tecnológicos digitales. Por ejemplo, hay quienes piensan que en breve las instalaciones universitarias serán cada vez menos importantes porque desde cualquier lugar en donde exista conectividad se podrán cursar las materias de la carrera que uno haya elegido y lo podrá hacer con profesores ubicados en cualquier parte del planeta. Y si lo anterior es cierto, que muy probablemente lo será, las IES tienen que estar preparadas para enfrentarla y, sobre todo, usarla en su beneficio y, eventualmente de sus estudiantes, profesores y de la sociedad en la que están inmersos.

Ambos enfoques, a mi juicio, requieren de un escrutinio intenso y de una amplia discusión, para hacer de este proceso internacionalizador uno que ayude al quehacer universitario concebido como uno al servicio de la sociedad y de sus necesidades y no que lo deforme, siguiendo modelos ajenos.

Un primer punto que habría que establecer es que la internacionalización no es neutra y simplemente académica. Esta, en mucho, organizada y dirigida por las grandes universidades, públicas y privadas, de los países desarrollados. Y ese es uno de los asuntos principales que hay que considerar. Los contenidos de las curricula son establecidos por esas universidades que tienen una cierta orientación epistemológica e ideológica. El peligro más grande que se corre es pensar que la internacionalización debe significar la estandarización del conocimiento. Y la estandarización de un conocimiento que, en muchas ocasiones, poco o nada tiene que ver con los contextos de todo tipo en donde están ubicadas las universidades que adoptan esos estándares. La internacionalización así concebida es tremendamente dañina. Pero hay otros asuntos a considerar también. Las universidades son muy heterogéneas, en muchos aspectos. Si aceptamos esa aseveración, ¿todas las universidades necesitan y pueden pagar modelos predefinidos de internacionalización? La internacionalización no es barata.

Lo peor es que muchas universidades que no se parecen en nada o muy poco a las universidades que han implantado modelos de internacionalización, creen que imitando el modelo seguido por las grandes universidades lograrán resultados similares.

La internacionalización debe, mejor, ser concebida como una caja de herramientas de la cual hay que usar las que se considere útiles para conseguir los objetivos que la institución universitaria persigue. Y si hoy, como creo que es necesario hacer, la tarea principal de las universidades es servir a la sociedad, que en América Latina y el Caribe está compuesta mayoritariamente por pobres, la internacionalización hay que usarla estratégicamente. No como un simple modelo a imitar. Imitar lo que nos es ajeno es un gran equívoco y muy costoso. Hay que aceptar que si las universidades adoptan estrategias de internacionalización equivocadas, malos resultados le ofrecerán a su comunidad y a la que sirven.

Catedrático de la Facultad de Economía – UNAM.

Fuente:http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/la-internacionalizacion-de-la-educacion-superior-como-hay-que-hacerla.html

12 datos económicos de América Latina que probablemente no conocías

Por: Ana Karen Mora

Estamos acostumbrados a leer información sobre las diferentes problemáticas de América Latina: su pobreza, la gran desigualdad, la violencia, inseguridad, la pérdida de recursos materiales, entre muchas otras dificultades. Sin embargo, se lee mucho menos sobre los logros económicos que se han ido desarrollando en el continente. Algo que no deja de tener su mérito, sobretodo a nivel de volumen de negocios, disminución de la pobreza, equidad de género, medio ambiente, relaciones internacionales e infraestructura. Éxitos que no se difunden tanto, y que se suelen alcanzar con plena consciencia de que existe un largo camino por recorrer y mejorar.

Debido a que la delimitación precisa de América Latina (AL) es muy variable, el presente artículo toma la perspectiva de la revista National Geographic Society, que hace alusión en este sentido a todas aquellas regiones que recorren desde México hasta la Patagonia: desde América Central, pasando por las Islas del Caribe y todo el territorio de América del Sur.

Negocios

1. De acuerdo al Banco Mundial de la Organizacion de las Naciones Unidas, los 5 países con mayor capacidad para emprender negocios en AL son: Colombia, Perú, México, Chile y Panamá, situándose a nivel mundial entre los puestos 34 y 52 del ranking. Los primeros 4 países coinciden con los miembros de la Alianza del Pacífico, la cual precisamente busca promover el Comercio Internacional y reducir los obstáculos arancelarios, políticos y diplomáticos.

Pobreza

2. En 2010 se logró que por primera vez, la cantidad de personas de clase media en AL fuese mayor al número de personas en pobreza, pero cabe mencionar que 1/5 de los latinoamericanos nunca abandonó su situación por debajo del umbral de la pobreza: son los denominados “pobres crónicos”.

3. Uruguay, Argentina y Chile son los 3 países con menor índice de pobreza. Mientras que Nicaragua, Honduras y Guatemala representan el extremo opuesto. América Latina y el Caribe han hecho tremendo progreso en la reducción de la pobreza, con 51 millones de personas accediendo a la clase media en la ultima década, según datos del PNUD. A pesar de esto, 10 de los 15 países con los mayores niveles de desigualdad se encuentran en la región.

Fuente: PNUD por R. Carrera. Información al 27/08/2014.

Mujeres y Empleo

4. De acuerdo a un informe por la Directora Regional para AL de la Organización Internacional del Trabajo, Elizabeth Tinoco, más de 100 millones de Mujeres trabajan en AL. Lo que representa casi el 50% de la fuerza laboral en la región. Sin embargo aproximadamente 17 millones son empleadas domésticas, lo cual mantiene al género femenino en su mayoría en puestos de dependencia y de bajos ingresos.

5. En AL, 7 de cada 10 mujeres trabajadoras se encuentran empleadas en el sector de servicios.

6. A pesar de los avances, la desigualdad de género sigue siendo patente en los cargos de responsabilidad: las mujeres poseen menos del 25% de los puestos de poder en el Gobierno.

Medio Ambiente y Recursos Naturales

7. Los derechos constituciones en AL por lo general reconocen al Estado como dueño de los recursos del subsuelo.

8. AL cuenta con la 5ª parte de los bosques a nivel global, el 49% de la plata disponible y el 44% del cobre.

9. Como consecuencia del proceso de industrialización, la mayoría de los países Latinoamericanos han aumentado sus emisiones de CO2, con excepción de Belice, Guatemala, Jamaica y República Dominicana, quienes de acuerdo a la CEPAL han reportado disminuciones. El 34% de las emisiones en AL provienen del cambio de uso de suelo, mientras que la segunda fuente de emisiones son simultáneamente la producción de electricidad y las actividades agropecuarias; en tercer lugar se sitúan los servicios de transporte, de acuerdo a un reporte de la CEPAL realizado en diciembre de 2014.

Bloques y Alianzas Comerciales

10. MERCOSUR: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, según datos de 2012, conjuntan275 millones de habitantes y el 71% del territorio de América del Sur, con un PIB conjunto de 4,6 billones de dólares y un PIB per cápita de 16.000 dólares.

11. Alianza del Pacífico: Chile, Colombia, Perú y México, de acuerdo a los datos de 2010 conjuntan el 36.5% de la población de AL, con 215 millones de personas. Suponen el 40% del PIB latinoamericano con 2 billones de dólares y exportan el 47.7 % de la región sumando 480.5 billones de dólares. El PIB per cápita de estos países promedia 10.000 dólares. Las Bolsas de Valores de los 4 países miembro se han integrado completamente creando el Mercado Bursátil más grande de América Latina.

Infraestructura

12. De acuerdo a la CEPAL, los países latinoamericanos deberían invertir 6.2% de su Producto Interno Bruto (PIB) para poder cubrir las necesidades generales de su población en términos de transporte, energía, telecomunicaciones, agua y saneamiento. La brecha existente entre la oferta y demanda de infraestructura sólo se puede cerrar invirtiendo 320.000 millones de dólares hasta el año 2020.

inv

Como unidad, América Latina creció de manera sólida en la primera década de los 2000, redujo sus niveles de pobreza, minimizó la desigualdad en los ingresos e incremento la clase media, todos indicadores positivos de crecimiento.

Sin embargo, es importante resaltar que existen problemas sociales importantes aún en el tintero. Los países de la región deben trabajar todavía más, no sólo en generar riqueza, sino en distribuirla equitativamente. Pero, aunque todos en diferente grado han trabajado para ello, los resultados no parecen acompañar. A principios de los años 2000, la proporción de la gente en situación de pobreza era 2.5 veces más que la gente en clase media. Hoy en día la proporción es igual en casi todos los países.

Aun manteniéndose la proporción, el crecimiento económico de la última década en América Latina ha incrementado su clase media, por lo que se comienzan a crear mayores demandas en servicios de educación, infraestructuras, salud, etc. Responder a dichas demandas es uno de los grandes retos de América Latina para los próximos 20 años y está en las manos de los jóvenes de hoy resolverlo de una forma que beneficie a las futuras generaciones y permita un verdadero desarrollo no sólo económico sino político y social. América Latina tiene, sin duda, grandes retos por delante, pero también hemos de reconocer que sobre las dificultades políticas, sociales y culturales, esta región comienza a comprender el valor la cooperación para resolverlas.

Bonus: Lo más destacado por país

Fuente:http://www.unitedexplanations.org/2015/09/28/12-datos-que-no-sabias-de-america-latina/

Conoce la apuesta por hacer ciudades más sostenibles

Muchos de nosotros tenemos la creencia de que una megaciudad es sinónimo de caos, contaminación, alta demanda de servicios, gran generación de residuos y causante del degradamiento ambiental y la desigualdad social, entre otras situaciones; sin embargo hay una iniciativa que propone no solo detener este imaginario social, sino transformarlo por completo.

La ciudad de México es la ciudad más poblada de América Latina y una de las 28megaciudades del mundo; posee más de 20 millones de habitantes y según aproximaciones de Naciones Unidas, para el año 2030 sumará otros 4 millones. Además de implicar un gran desafío en materia urbana, representa muchas oportunidades de transformación.

#OperaciónCiudad es una iniciativa de Greenpeace que pretende transformar las ciudades en distintos aspectos y convertirlas en urbes más habitables, sustentables y disfrutables “que nos inviten a vivirlas de principio a fin”.

La campaña consiste en crear conciencia en los habitantes no solo de la Ciudad de México, sino de todas las ciudades de la República, acerca de la necesidad de exigir y participar en el desarrollo de localidades que impulsen la movilidad con transporte público de calidad, den prioridad al peatón, tengan agua de calidad, usen energías alternas en las construcciones y tengan más y mejores áreas verdes.

El objetivo principal es modificar el modelo de crecimiento de las ciudades hacia un plan de desarrollo sostenible para frenar el cambio climático y garantizar una mayor calidad de vida a los habitantes.

operación iudad

Greenpeace hace un llamado a la sociedad para romper el esquema de las grandes ciudades y descubrir el gran potencial que se tiene para una transformación de fondo, y revertir un futuro literalmente gris por los altos niveles de contaminación que se pueden alcanzar.

De acuerdo a Greenpeace, la organización no está en contra del desarrollo de las ciudades, únicamente busca que ese desarrollo se encamine a la sostenibilidad.

“Las ciudades son tan complejas que para solucionar sus problemas se requieren acciones desde todos los frentes: gobierno, sector privado, academia y sociedad civil, por eso estamos aquí. Desde el ámbito de los ciudadanos debemos empoderarnos”.

Operación Ciudad es una oportunidad para los habitantes de intervenir y participar en la construcción y desarrollo de su propia ciudad actuando bajo dos ejes principales. El primero es cuestionar los proyectos arquitectónicos que atenten contra la sustentabilidad y el segundo es hacer ciertas intervenciones en la ciudad para mejorarla.

operación ciudad

Hasta ahora se realizó una jornada de limpieza del Canal Nacional y se formuló un nuevo modelo de gestión para el mismo, ya que actualmente el mal manejo del agua en esta zona es uno de los mayores problemas de la megaciudad. Además, se pintaron cebras peatonales para cruces más seguros en la colonia Guerrero.

Las personas que estén interesadas en la iniciativa, quieran formar parte de la misma y busquen estar actualizadas de los avances y actividades que se realicen pueden registrarse dando click aquí.

Publicado en:ecoosfera

Fuente:http://www.expoknews.com/conoce-la-apuesta-por-hacer-ciudades-mas-sostenibles/

Millennials: la fuerza laboral que algunas empresas ven como problema

boardEn vez de estigmatizar a los millennials –que se caracterizan por ser emprendedores y detonadores de los cambios más importantes de los próximos años–, lo mejor es capitalizar los esquemas de contratación para aprovechar lo mejor de ellos.

Por Fernando González Arriaga

Bien podrían ser lo menos recomendable para los head hunters… ¡y hasta para los tail hunters!: son percibidos como malcriados, incapaces de desconectarse de sus aparatos, intolerantes a aquello de estar tanto tiempo en el mismo lugar de trabajo, “se la pasan en el Facebook” y además son exigentes, con poco compromiso hacia lo que no les interesa de manera personal. Y, sin embargo, los millennials (generación Y) representan hoy día, según la consultora Deloitte, 35% de la población laboral de América Latina y para 2025 serán 75% de la fuerza laboral del mundo.

Cuando nuestros clientes nos buscan para asesorarlos respecto a los aspectos laborales de sus negocios, en especial con relación a sus esquemas de contratación, nos encontramos continuamente con la presencia de este contingente de profesionistas que hablan un lenguaje muy distinto del que se acostumbra en las empresas y que tienen una actitud distinta, que en ocasiones se convierte en un problema cuando no coincide con los esquemas más tradicionales de dirección y administración.

No hay pretextos para eludir obligaciones laborales

Hay compañías que prefieren no contratarlos. Sin embargo, adoptar esta mecánica “como mantra” es imposible cuando se trata de toda una generación. Otras estilan el común (pero estrictamente ilegal y poco eficaz) esquema de contratación “por honorarios” o como “prestadores de servicios profesionales independientes”, cuando en realidad son trabajadores, con la esperanza de no comprometerse mucho con la generación de millennials. Otras empresas optan por el régimen de subcontratación (outsourcing). Sea cual sea el caso, la realidad es que la legislación laboral y de seguridad social actual (en especial la Ley Federal del Trabajo, Ley del Seguro Social y Ley del Infonavit) contiene regulaciones específicas con relación al esquema de subcontratación y establece requisitos y obligaciones a cargo de las empresas que lo utilizan, contemplando protecciones concretas para los trabajadores en caso de incumplimientos. Por ello es fundamental para todas las empresas que utilizan el esquema de subcontratación, así como para aquellas que planean hacerlo, verificar que sus respectivas estructuras cumplan con los requisitos que establece dicha legislación, especialmente ante la reciente resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que, entre otras cosas, confirma la constitucionalidad de dicho esquema. Así, reconociendo los rasgos positivos de la generación Y, es posible aprovechar las bondades de estos esquemas de contratación para convertirla en una fuerza laboral renovadora.

Si existen estas bondades que presenta la ley, el enfoque debe ser distinto. En vez de estigmatizar a los millenials, lo mejor es capitalizar los esquemas de contratación para aprovechar lo mejor de ellos.

El problema surge cuando las empresas buscan estos esquemas alternativos para evadir o disminuir el cumplimiento de sus obligaciones laborales, en lugar de visualizarlos y aplicarlos como vehículos estratégicos para desarrollar talento y optimizar su capital de conocimiento, particularmente, con una generación que se caracteriza por ser emprendedora y detonadora de los cambios más importantes de los próximos años.

 

Nacieron en plena prosperidad; enfrentarán la crisis

Las empresas deben aprender a conocer y comprender a las nuevas generaciones para capitalizar lo mejor de su talento. Los millenials quieren cambiar el mundo y ya lo están haciendo. Las empresas deben promover ese cambio de piel para transformarse junto con ellos, que han demostrado un potencial importante en nuevos esquemas de consumo y de decisión. El mejor ejemplo está en que los millenials, silenciosamente, sólo con su voto, están cambiando la estructura partidista dominante del país.

No hay que olvidar que la generación Y es la futura mayoría de consumidores y usuarios de servicios. Constituyen un mercado enorme y creciente, con nuevas características, necesidades y demandas que exigen transformaciones a las empresas. Mejor tenerlos como aliados. Ya existen numerosos estudios de esta generación como una realidad política y económica contundente. No tardan en aparecer los estudios que los describan como una realidad laboral en nuestro país.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/millennials-la-fuerza-laboral-que-algunas-empresas-ven-como-problema/