Una sociedad socialmente responsable

responsabilidad social

Es evidente que el tema de Responsabilidad Social se ha enfocado primordialmente a las empresas, siendo de alguna manera comprensible en cuanto al importante papel que desempeñan en la sociedad.

Sin embargo, hay tener claro que la empresa es un instrumento o mecanismo económico que sirve para la producción de un bien y servicio, y que por estar integrada por seres humanos es una entidad social; en donde el aspecto económico no está divorciado o separado de lo social, ambos aspectos se complementan y por lo tanto uno requiere del otro.

Pero esta empresa integrada por seres humanos si queremos que sea socialmente responsable, requiere entonces que estos seres humanos tengan una conciencia de esta responsabilidad.

Y ante esto la pregunta podría ser: ¿Y dónde se adquiere esta responsabilidad social? Alguien puede contestar que en la escuela, pero creo que va más allá, esto es, el lugar en el cual se toma conciencia de todo lo referente al aspecto social es en la familia.

La familia, como a muchos se nos enseñó en las clases de civismo, es el núcleo básico de cualquier sociedad, y es en ella donde de manera tal vez inconsciente en algunos aspectos, se adquieren los principios básicos de convivencia, y es en base a esta, donde de alguna manera va involucrada la responsabilidad social.

Ejemplos de ello pueden ser cuando nos dicen nuestros padres que debemos cuidar ya sea la casa y los enseres domésticos, ya que estos son de todos los miembros de la familia; en otras palabras, se nos enseña la responsabilidad de cuidar los objetos de todos.

Y esto dicho va más lejos todavía, cuando se nos inculca que debemos procurar el bienestar de los miembros de la familia. Siendo esto considero, la más clara muestra de la Responsabilidad Social. El procurar por el bien común de todos los integrantes familiares.

Desafortunadamente si lo anterior se realiza, en muchas ocasiones no sale de dicho núcleo, se llega a la escuela y el vínculo de atención a los otros llega solamente a los amigos cercanos, el resto aunque también son integrantes de la misma escuela son vistos como ajenos.

Así llegamos a la empresa donde los clientes son catalogados como el mercado, concepto abstracto que no considera a las personas, y entonces la Responsabilidad Social se diluye ante la importancia que se le otorga al aspecto económico, subordinando todo al aspecto monetario.

Si todo lo anterior de alguna forma se presenta, es claro entonces el por qué las empresas son entidades frías que dentro de ella su única cohesión es el renglón monetario, y su relación con la sociedad en general es únicamente verla como cliente, sin tomar en cuenta que son al final de cuentas también personas.

Por lo tanto, si queremos empresas, gobiernos o cualquier tipo de organización que sea socialmente responsable, se necesita primero formar una sociedad que tenga conciencia y aplique dicha responsabilidad en todas sus actividades sociales.

Lo anterior no es una utopía, las sociedades danesas, suizas y noruegas, que si bien no son perfectas, son una clara muestra representativa de que es posible. Una atención y procuración de toda la sociedad que es responsable por toda la sociedad.

El objetivo es llegar a ello, no es fácil, pero tampoco es imposible.

Fuente:http://www.expoknews.com/una-sociedad-socialmente-responsable/

20 claves educativas para el 2020, un reporte de Fundación Telefónica

28-3-2014-12.3.39-24

Tras una investigación de 18 meses, iniciada en el 2012, la Fundación Telefónica, división de la multinacional de telecomunicaciones que se encarga de canalizar la acción social y cultural de la compañía, creó un informe que expone algunos de los cambios que deben realizarse en la educación para adaptarse a las necesidades sociales, económicas y tecnológicas del siglo XXI.

Dentro de la investigación, se definieron 20 claves, que de acuerdo con los insights obtenidos, determinarán el futuro de la educación en la próxima década. A continuación presentamos un resumen de los aspectos más importantes de cada uno de estos veinte puntos.

1. La educación de las nuevas generaciones debe estar enfocada en formar a los ciudadanos del siglo XXI, los cuales tienen que ser creativos, emprendedores, críticos; estar familiarizados con el entorno digital, contar con habilidades interpersonales y adaptarse fácilmente a distintos ámbitos laborales.

2. Es importante que dentro del sistema educativo se incluyan políticas públicas regionales que promuevan la inclusión social y den paso al desarrollo sostenible.

3. Es fundamental que las instituciones educativas integren la cultura digital en su pedagogía y en el currículo base, para que se conviertan en líderes que promueven el uso de las TICs en los procesos de aprendizaje.

4. Promover una inteligencia colectiva, basada en la colaboración y las posibilidades que ofrece la sociedad digital.

5. Es importante combinar tres claves para integrar de manera adecuada las TICs a la educación, que son: conocimiento profundo de los contenidos académicos; dominio de las competencias pedagógicas; y manejo y aplicación de las herramientas digitales. Esto con el objetivo de afirmar que la tecnología amplía las posibilidades de la enseñanza.

6. La llegada de las TICs al aula de clase transforma la metodología de evaluación de los docentes, pues no debe centrarse únicamente en calificar la adquisición de contenidos sino en el dominio de las habilidades del siglo XXI, dentro de las cuales se encuentra el pensamiento crítico, la colaboración, la comunicación interpersonal, entre otras.

7. Es importante tener en cuenta que no todos los estudiantes son nativos digitales, y educar a aquellos que no están cien por ciento familiarizados con las tecnologías de la información y la comunicación.

8. Es importante que se generen condiciones que ayuden a desarrollar la creatividad de los alumnos, que se pase de un sistema educativo basado en el control a uno donde lo primordial sea el empoderamiento de los estudiantes.

9 La educación social y emocional debe ocupar un lugar privilegiado en los sistemas pedagógicos, con el objetivo de que los alumnos alcancen un bienestar óptimo en todos los ámbitos de su vida.

10. Se plantea a la educación como una colaboración necesaria entre la familia, la escuela y la comunidad.

11. El liderazgo de las instituciones educativas debe enfocarse en la mejora de los docentes, enfocándose en la pedagogía, más allá de la simple burocracia, y teniendo como objetivo principal lograr las metas colectivas.

12. Es importante replantear el currículo académico apoyado por las herramientas digitales, que tenga como objetivo desarrollar competencias como la autonomía, la adaptación, el manejo de la información, entre otras.

13. La educación deberá enfocarse en los intereses personales de cada estudiante, partiendo de los conocimientos que ya sabe y teniendo en cuenta los errores que ha cometido para guiar el proceso de aprendizaje.

14. El rol del maestro o docente se transforma, dando paso a una figura que oriente y apoye al alumno, generando condiciones aptas para que el estudiante construya sus conocimientos de manera activa y autónoma.

15. Se entiende nuevamente a la educación en su sentido amplio, es decir, todo lo que involucra, más allá de su consideración como escolarización.

16. El reto de la educación futura es considerar los beneficios de todos los ámbitos educativos, bien sean formales e informales en zonas rurales o urbanas.

17. El aprendizaje del siglo XXI debe enfocarse no solamente en los contenidos, sino en la interacción con dicho material, donde se agreguen, se remezclen y se pongan en práctica los conocimientos a través de la red.

18. Los currículos académicos deberán hacerse de manera colaborativa entre la sociedad y las instituciones educativas, con el objetivo de que puedan ser adaptados a las demandas y los requerimientos del momento.

19. El sistema educativo del siglo XXI debe enfocarse en formar no sólo profesionales, sino también ciudadanos que sean capaces de desenvolverse en distintos ámbitos sociales.

20. La sociedad tendrá que diseñar cómo quiere que sea la educación del siglo XXI y cuál es la tecnología que va a complementar los procesos de aprendizaje, que debe ser escogida en el momento de la implementación de una nueva metodología, debido a los avances tecnológicos acelerados.

La amplia investigación realizada por la Fundación Telefónica es muestra de cómo el futuro de la educación se está convirtiendo en un estudio obligado para diferentes multinacionales de distintos sectores, que buscan con sus propuestas aportar a la construcción de un aprendizaje basado en la colaboración, el apoyo de las herramientas digitales y la educación social y emocional, con la finalidad de crear profesionales y ciudadanos que serán los agentes de cambio que el día de mañana transformarán el ámbito laboral y social.

Fuente:http://educacionyculturaaz.com/educacion/20-claves-educativas-para-el-2020-un-reporte-de-fundacion-telefonica/

Baja productividad, la ‘bestia negra’ de Latam: Gurría

Baja productividad, la 'bestia negra' de Latam: Gurría

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el mexicano José Angel Gurría, consideró que la baja productividad es la “bestia negra” de todas las economías de América Latina.

En una intervención al inicio del sexto Foro Económico Internacional América Latina y el Caribe que comenzó este lunes en París bajo el título: “¿Más allá de la década de oro?, Gurría consideró que “todos” los países de América Latina tienen que aumentar su productividad.

“A todos los países de la región les urge mejorar la productividad, que es la bestia negra de la región” declaró Gurría, en español, en el evento, que se celebra en la sede del ministerio francés de Economía y Finanzas.

De acuerdo a Gurría, en estos últimos años de bonanza para la economía de la región, “la evolución de la productividad en América Latina ha sido decepcionante, no sólo respecto al entorno de la OCDE sino respecto a otros países emergentes”.

El ex secretario de Hacienda de México apuntó que, mientras que recientemente la productividad creció 1.6 por ciento en promedio en la región, en otros países emergentes como CoreaTurquía y Polonia, creció más de tres por ciento durante años “y siguen en eso”.

En opinión de Gurría la región “ha tenido enormes avances” en los últimos años en los que la economía progresó a un ritmo sostenido de crecimiento de cinco por ciento.

“América Latina mostró avances muy importantes en la reducción de la pobreza y la desigualdad pero, con el crecimiento más moderado, los progresos en estos dos temas claramente están sujetos a una mayor dificultad” advirtió Gurría.

“De entrada vemos que los vientos están cambiando para la región después de una de las fases de expansión económica más importantes de su historia”, alertó.

Ahora, con unas perspectivas de crecimiento inferiores, la economía de América Latina “pasa por un momento decisivo”, estimó Gurría.

“Tiene que llevar a cabo reformas profundas que le permitan seguir creciendo ahora que el boom de los precios de los productos básicos ha terminado o se ha estabilizado” subrayó Angel Gurría.

“Estamos en un momento en que hay que aprovechar la desaceleración para llevar a cabo unas reformas de gran calado” reiteró.

En el foro, que se enmarca en la semana anual del Desarrollo de la OCDE, que comenzó hoy aquí, Gurría también resaltó el problema de la informalidad laboral en la región que afecta a 55 por ciento de los trabajadores del subcontinente.

Según los datos de Gurría, el problema afecta a 130 millones de trabajadores en Latinoamérica que no están inscritos en los programas de seguridad social o de capacitación y “son vulnerables ante la pérdida de empleo o la enfermedad”

“Trabajar así es sinónimo de vulnerabilidad y de pobreza (…) Hay que terminar con la informalidad o reducirla significativamente y la desigualdad. Estos son los grandes temas, los grandes desafíos” subrayó Gurría.

Para impulsar el crecimiento, Gurría insistió en la necesidad de los países latinoamericanos en seguir haciendo más reformas estructurales.

También en consolidar la seguridad social, fomentar más competencia, ayudar a las pequeñas empresas y fomentar políticas educativas que respondan mejor a los mercados laborales, entre otras, agregó.

Fuente:http://www.altonivel.com.mx/43530-baja-productividad-la-bestia-negra-de-latam-gurria.html

Mexicanos eligen su carrera universitaria por razones equivocadas

Un alto porcentaje de profesionales mexicanos no ejercen su carrera por causa de que no se sienten felices con lo estudiado

 

 

La elección de una carrera universitaria significa para muchos jóvenes la primera decisión importante en su vida. Pero no sólo para ellos es una elección de gran magnitud, sino también para sus padres dado que la formación académica implica desde un gran sacrificio económico, hasta en muchos casos un cambio de ciudad.

Lee también
» Consejos: ¿qué carrera universitaria estudiar?
» Descubre las carreras preferidas por los estudiantes mexicanos
» Descubre carreras poco conocidas pero con mucho potencial

Pese a ello, todavía son muchos los estudiantes mexicanos que no toman real magnitud de lo que implica en sus vidas esta decisión, por lo que terminan por hacer una elección sin un análisis previo o con poca información. ¿El resultado? Un alto porcentaje de profesionales mexicanos no ejercen su carrera, a causa de que no se sienten felices con lo estudiado.

Asimismo, una mala elección priva a los jóvenes universitarios de realizarse profesionalmente e incluso obtener mejores ingresos, así como también los obliga a invertir más dinero para capacitarse en una nueva industria o para cursar un posgrado que les permita aproximarse un poco más a sus intereses profesionales.

“Ahí estudian mis amigos”, “queda cerca de mi casa”, “está padre”, “la carrera me latió”, “es en la que me aceptaron”, “es la que puedo pagar”, “es donde conseguí una beca”, “obtienes una buena preparación”, “porque sí” o “no tiene matemáticas”, son las razones más comunes que ofrecen los jóvenes mexicanos para justificar la elección de su carrera universitaria. 

Los profesionales de la educación aseguran que éstas no deberían ser las razones que guíen la elección universitaria. Por el contrario, consideran que para tomar esta decisión los jóvenes deben comparar diversos aspectos de las carreras, entre ellos: beneficios, desventajas, interés,  salarios, oportunidades de empleo, posibilidad de crecimiento profesional, entre otros.

 


Fuente: Animal Político

Economía mexicana repuntará en 2015: Cepal

dinero

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, se mostró convencida de que México repuntará su crecimiento económico a partir de 2015.

En entrevista con Notimex en el marco del sexto Foro Económico Internacional América Latina y el Caribe que comenzó este lunes en París, Bárcena estimó que en México la economía “va a tener un mejor desempeño ya el año que viene, en 2015”.

La funcionaria de nacionalidad mexicana justificó sus previsiones en tres argumentos: el aumento del gasto público, la inversión extranjera directa y las reformas estructurales acometidas por el gobierno.

De acuerdo con Bárcena, en México “ya se está logrando un mayor gasto público respecto al año pasado, profundo y ordenado, que es un gran detonador de crecimiento”.

“La inversión extranjera directa también sigue llegando a México con mucho potencial”, destacó la máxima responsable de la Cepal, organismo dependiente de Naciones Unidas que promueve el desarrollo económico y social de Latinoamérica.

En tercer lugar, Bárcena mencionó que las reformas estructurales serán el tercer componente del repunte del Producto Interno Bruto (PIB) de México el año próximo, aunque es una “parte compleja”.

“El jugarse a reformas tan profundas en la primera parte del gobierno es muy importante porque es cuando se tienen que hacer sí o sí”, subrayó Bárcena en la entrevista celebrada en el foro, que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“La reforma fiscal es una buena reforma, que va en el sentido correcto y que a mediano plazo va a ser muy positivo. La reforma de telecomunicaciones también trae buenas noticias en tanto que se va a abrir el campo de juego”, refirió.

Respecto a la reforma energética, Bárcena, quien intervino hoy en el sexto foro sobre América Latina de la OCDE bajo el título: “¿Más allá de la década de oro?”, indicó que “tiene más complejidades” que las demás.

En su opinión, “lo que hay que ver con mucho interés es cómo se va a dar la distribución de las ganancias de la productividad (del sector petrolero) que se alcancen, que sea justa y ayude a otros sectores de la economía”.

De acuerdo con Bárcena, ”hacia mediados del sexenio se notará el efecto de las reformas, y a partir del año próximo, con fuerza”, en el crecimiento del PIB.

Bárcena señaló como otros factores que impulsarán la economía mexicana a la “nueva ola de la industria automotriz que ha sido una de las industrias que más ha potenciado la manufactura en México y la llegada de tecnología”.

“México está buscando la diversificación hacia otras economías, se está abriendo hacia Europa, Latinoamérica y el Caribe y sobre todo hacia el Pacífico”, agregó como otros factores que contribuirán al mejoramiento del desempeño del PIB.

Respecto al moderado nivel de crecimiento económico este año en América Latina y en las dos principales economías de la región, Brasil y México, dijo que en el caso mexicano influyó “que el repunte de Estados Unidos no ha sido tan favorable como se esperaba”.

Fuente:http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2014/06/30/economia-mexicana-repuntara-2015-cepal

5 Aspectos fundamentales en la estrategia de una marca responsable

diarioresponsable.com

La semana pasada hablaba sobre la posible contribución de las marcas al desarrollo social, concluyendo que no se trata sólo de una posibilidad, sino de una obligación o un deber, de una necesidad y por supuesto, de una oportunidad para las propias marcas a la hora de construir un activo social.

Pues bien, el aprovechamiento de esta oportunidad dependerá de la correcta definición del qué y el cómo hacerlo.

Existen múltiples formas de ser responsables: revisar la forma de hacer y/o llevar a cabo el negocio, actividad y operaciones; desarrollar acciones complementarias que incidan en la realidad de los grupos de interés (tanto internos como externos); contribuir a solventar necesidades urgentes no tan vinculadas con la actividad de la marca pero sí relevantes socialmente, etc.

Lo importante es que todas y cada una de estas posibilidades se caractericen por la adopción de un compromiso serio, formal y sostenible en el tiempo. Un compromiso que debe nacer del pleno convencimiento interno de la marca, que se extiende en todo su universo e involucrar a otros departamentos de la compañía.

Así pues, a la hora de definir el propósito (entendiendo por propósito la razón de ser de la marca desde una perspectiva social, el por qué de su existencia más allá de su posicionamiento) debemos dar respuesta a 5 preguntas clave:

1.- ¿Hacia qué cuestión social quiero dirigir mi contribución social? (Dónde).

2.- ¿Cuál será el papel que jugará mi marca a la hora de abordar dicha cuestión social? (El Rol).

3.- ¿Qué acciones tangibles voy a realizar para ello?

4.- ¿Con quién? ¿Quiénes serán mis Partners?

5.- ¿Cómo voy a comunicarlo?

¿Hacia que cuestión social quiero dirigir mi contribución social? (Dónde)

Obtendremos la respuesta en la unión o conjunción de 3 factores clave:

Coherencia con la marca:

El área o áreas estratégicas de intervención deberán ser coherentes con la marca, y para ello debemos analizar a la marca desde una visión holística, es decir, en su totalidad, yendo más allá de los aspectos más “marketinianos” y “comunicacionales” de la marca. (Recordemos que todo lo que sucede en la cadena de suministro de una marca impacta en su imagen, implicando entonces al responsable de marca). Sólo entendiendo la marca desde esta perspectiva holística podremos analizar los diferentes impactos generados y definir las posibles áreas de intervención.

Significación para el consumidor:

El área o áreas estratégicas de intervención para la marca serán aquellas que, a  parte de ser coherentes con la marca, son relevantes para el consumidor o que se pueden traducir en un beneficio o valor para éste.

Para ello es básico analizar a nuestro consumidor desde la doble dimensión del “ciudadano-consumidor”. La personal como ciudadano: visión del mundo que le rodea, cuáles son sus preocupaciones, necesidades, expectativas…. Y la específica como consumidor: principales drivers de consumo en la categoría, percepción de marca y competidores, comportamiento, actitudes.

 Relevancia para la sociedad y entorno:

El área o áreas estratégicas de intervención serán aquellas que, a  parte de ser coherentes con la marca y relevantes para el consumidor, respondan a una necesidad social latente. Para ello, deberemos analizar y considerar los diferentes problemas sociales: cuál es la realidad social que estamos viviendo, principales necesidades, qué situaciones necesitan de una intervención.

A través de la conjunción de estas 3 dimensiones encontraremos aquel o aquellos campos de actuación que serán a la vez coherentes con la marca, significativos para nuestro ciudadano-consumidor y relevantes a nivel social.

¿Cuál será el papel de mi marca a la hora de abordar dicha cuestión social?

Una vez establecido el campo de actuación, es hora de definir cuál va a ser nuestro compromiso, nuestro propósito o intención en este campo.

Qué rol queremos jugar ya que éste puede ser muy diverso: desde una contribución al margen del día a día del problema (lo que sería la dimensión más filantrópica) hasta llevar a cabo una inmersión de lleno en el problema, en su día a día, colaborando activamente desde dentro, impulsando y/o favoreciendo soluciones, aportando recursos.

Para definir cuál será nuestro rol es básico y fundamental tener previamente bien claro y definido nuestro grado de compromiso deseado, que deberá responder a la realidad y estrategia de marca y ser coherente con nuestros recursos, capacidades y posibilidades.

Otro aspecto básico y fundamental será el análisis en profundidad de la problemática social a abordar, y para ello es primordial contar con la participación e implicación de los grupos y colectivos vinculados a esta realidad. Es prácticamente imposible solventar un problema de espaldas o sin contar con la participación de los grupos vinculados con éste.

Hasta aquí los 2 primeros factores claves a la hora de construir marcas responsables, comprometidas o GoodBrands, como nos gusta llamarlas. La definición del área donde contribuir así como del rol o papel que deberá jugar nuestra marca para crear valor social y obtener resultados positivos.

Fuente:http://www.diarioresponsable.com/index.php?option=com_content&view=article&id=17903&Itemid=77

En el 2050, la temperatura podría aumentar en dos grados por cambio climático: experta

climate change
En el 2050, la temperatura aumentaría 2 grados centígrados, a consecuencia del cambio climático y esto preocupa porque “ya tenemos el problema encima y ahora que se buscan llevar a cabo políticas para contrarrestarlo, no sé si vaya a dar tiempo de lograrlo en los 36 años que faltan”, señaló  la doctora Blanca Emma Mendoza Ortega, investigadora del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Al participar en el Seminario Las Ciencias y las Tecnologías en México en el Siglo XXI, auspiciado por el Conacyt y el Cibnor, la especialista señaló que otro cambio que ya se registra es el aumento en el nivel del mar en 19 centímetros desde principios del siglo XX y en 2100 podría llegar hasta un metro promedio de altura.
Estos efectos, precisó, son consecuencia del derretimiento permanente de los hielos del Ártico y del Antártico. Una causa de lo anterior, dijo, es el uso de energías fósiles, “aunque aún estamos en el mejor momento para dar el salto y emplear fuentes alternas de energía y nuevas tecnologías para disminuir los daños”.
Por su parte, la doctora Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), recordó que la temperatura aumentó hasta .75 grados centígrados desde inicios de la revolución industrial.
Estos cambios van más allá de la variabilidad natural o climática observada a lo largo de los siglos, sobre todo en los últimos 400 mil años. “La actividad humana es responsable de generar cada vez más rápido y a gran escala la concentración de calor”.