La depresión laboral vista con perspectiva de género

El auge de la globalización y de la economía 24/7 está demandando que la gente trabaje largas jornadas y fines de semana. Un estudio observacional llevado a cabo por universidades londinenses ha encontrado que estas condiciones laborales contribuyen a empeorar la salud mental en general, pero sobre todo la de las mujeres.

Según los datos que manejan los autores, esta tendencia de trabajo que denominan ‘antisocial’ se está expandiendo en todo el mundo. “En los países de Asia oriental ha aumentado el riesgo de muerte por exceso de trabajo. En Reino Unido, el estrés laboral se traduce en días de trabajo perdidos cada año. Y en el ámbito de la UE, casi una cuarta parte de la gente trabaja la mayoría de los sábados y una tercera parte, al menos un domingo al mes.

Estudios previos habían encontrado una relación entre estas fórmulas laborales y la depresión, pero la mayoría se habían centrado en hombres y en ciertos tipos de trabajo. La investigación actual, cuyos resultados se han publicado en la revista Journal of Epidemiology& Community Healthtiene por objetivo indagar cómo afectan este tipo de jornadas tanto a hombres como a mujeres.

Estudios previos habían encontrado una relación entre las largas jornadas y la depresión, pero la mayoría se habían centrado en los hombres | Animación de Ana Gónzalez

 

Para averiguarlo, el equipo se basó en datos de un estudio longitudinal llamado Understanding Society  (UKHLS), que ha estado haciendo un seguimiento de la salud y el bienestar de una muestra representativa de 40.000 hogares en todo Reino Unido desde 2009.

Mayor riesgo en fin de semana

Los investigadores se centraron en los datos de 11.215 hombres y 12.188 mujeres de la segunda ola del UKHLS, entre 2010 y 2012, que incluía información sobre el empleo. Tuvieron en cuenta la edad, los ingresos, la salud y las características del trabajo.

Las diferencias por género son evidentes: las mujeres que trabajan unas 55 horas semanales tienen un 7,3 % más síntomas de depresión que las que tienen una semana laboral estándar de 35 a 40 horas. Sin embargo, entre los hombres no hubo diferencias en el número de síntomas depresivos en función de las horas semanales trabajadas.

El estudio ha constatado diferencias de género en cuanto a los patrones laborales. Por ejemplo, los hombres trabajan más horas en empleos remunerados que las mujeres. Casi la mitad de los hombres, frente a menos de una de cada cuatro mujeres, sobrepasa el horario estándar.

 

 

__________

Además, el estudio subraya que trabajar en fin de semana se relaciona con un mayor riesgo de depresión en ambos sexos, aunque es mayor en las mujeres.

“Este es un estudio observacional, por lo que, aunque no podemos establecer las causas exactas, sí sabemos que muchas mujeres se enfrentan a una doble carga porque asumen una mayor proporción de tareas domésticas que los hombres, lo que conduce a un total de horas extensivo, presiones de tiempo adicionales y responsabilidades abrumadoras”, destaca Gill Weston, investigadora del Instituto de Epidemiología y Atención de la Salud de la University College London y autora principal del trabajo.

“Si se tienen en cuenta estas tareas domésticas no remuneradas y el cuidado de otras personas, las mujeres trabajan más tiempo que los hombres, en promedio, lo que se ha relacionado en investigaciones anteriores con una salud física más deficiente”, agrega.

  • Las mujeres que trabajan muchas horas están en minoría  –solo el 4 % en la muestra trabajaban 55 horas o más a la semana–. Esto puede ponerlas bajo presión adicional.
  • Las que trabajan más horas tienden a estar empleadas en ocupaciones dominadas por hombres, y esto también puede contribuir al estrés.
  • Los fines de semana de trabajo de las mujeres tienden a concentrarse en trabajos del sector de servicios mal pagados, que se han relacionado con niveles más altos de depresión.
  • Muchas mujeres se enfrentan a la carga adicional de realizar una mayor proporción de trabajo doméstico que los hombres.

Vida laboral y maternidad

También se pone en evidencia que tener hijos afecta a la vida laboral de hombres y mujeres de diferente maneras. Los padres con hijos trabajan más horas que los que no los tienen. En cambio, casi la mitad de las madres del estudio trabajan a tiempo parcial, en comparación con solo uno de cada siete (15 %) hombres.

“También encontramos que los trabajadores con más síntomas de depresión son los de más edad, con ingresos más bajos, fumadores y con actividades físicamente exigentes –dice Weston–. Y esto se puede aplicar tanto a hombres como a mujeres”.

“Esperamos que nuestros hallazgos animen a los empleadores y a los responsables políticos a pensar en cómo reducir las cargas y aumentar el apoyo a las mujeres que trabajan muchas horas o de forma irregular, sin restringir su capacidad de trabajar cuando lo deseen”.

En su opinión, “unas prácticas de trabajo más justas podrían beneficiar tanto a los trabajadores como a los empleadores de ambos sexos”.

Con información de Science Daily y Agencia SINC | Artículo original publicado en Journal of Epidemiology & Community Health | Imágenes y links adicionales de Malvestida

Fuente:http://terceravia.mx/2019/02/la-depresion-laboral-vista-con-perspectiva-de-genero/?fbclid=IwAR2eZ6vZ7idp8XqDGp_jkgS921VuzVA4QOjqELAzmqxPDif4sXyybpxCf1k

Índice de Pobreza Multidimensional 2019 vía PNUD

En 101 países, mil 300 millones de personas son pobres en múltiples dimensiones, así lo señala el Índice de Pobreza Multidimensional 2019 (IPM) elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La organización señala que dividir a la población en ricos y pobres representa una simplificación drástica. De acuerdo con el PNUD, para combatir la pobreza se requiere profundizar en la experiencia de cada individuo en tres dimensiones: salud, educación y calidad general de vida.

Esta edición del IPM construye un mapa detallado de la pobreza en 101 países y mil 119 regiones a nivel subnacional, lo cual abarca al 76 por ciento de la población mundial, y va más allá de una simple medición basada en ingresos con el fin de conocer cómo es que las personas viven la pobreza en su día a día.

Estos son algunos de los resultados más relevantes del estudio:

  • Más de dos tercios de las personas en situación de pobreza multidimensional —unos 886 millones— viven en países de renta media.
  • Existen desigualdades incluso bajo un mismo techo. En Asia meridional (o Asia del Sur), por ejemplo, cerca de una cuarta parte de los niños y niñas menores de cinco años viven en hogares en los que hay al menos un menor desnutrido y otro que no lo está.
  • Los niños y niñas sufren la pobreza más intensamente que los adultos y tienen más probabilidades de sufrir carencias en servicios esenciales como agua limpia, saneamiento, nutrición adecuada o educación primaria.
  • Casi la mitad de las personas en situación de pobreza multidimensional —663 millones— son niños y niñas.
  • Los promedios pueden ocultar una enorme desigualdad en los patrones de pobreza de un país o región.
    • Por ejemplo, en Uganda el 55 por ciento de la población experimenta pobreza multidimensional, similar al promedio de los países del África subsahariana. Sin embargo, su capital, Kampala, tiene un IPM del
      seis por ciento, mientras que en la región de Karamoja el índice se dispara hasta el 96 por ciento.
    • Mientras que el 10.7 por ciento de las niñas del sur de Asia no van a la escuela y viven en un hogar multidimensionalmente pobre, países como Afganistán, en donde la cantidad asciende hasta 44.0 por ciento, pasan desapercibidos dentro del promedio general. 
  • Hay poca o ninguna asociación entre la desigualdad económica (medida con el coeficiente de Gini) y el valor de MPI.

Buenas noticias

Por fortuna, la nueva información del reporte no solo muestra datos negativos, sino también revela una tendencia positiva que apunta a que los más rezagados son los que más rápido están progresando:

  • En un grupo de diez países de renta media y baja (Perú, Bangladesh, Camboya, India, Nigeria, Pakistán, Vietnam, República Democrática del Congo, Etiopía, Haití), se encontró que el 40 por ciento más pobre de la población ha avanzado más rápido que el resto.
  • En los últimos años, el total de personas que ha salido de la pobreza multidimensional en estos 10 países es de 318 millones.
  • India y Camboya han sido los países más veloces en reducir sus niveles del IPM.

¿Qué pasa en México?

  • El 6.3% de la población del país se encuentra en pobreza multidimensional, es decir, más de 8 millones de personas.
  • Además, la proporción de la población vulnerable a caer en este tipo de pobreza es del 4.7%.
  • La pobreza en salud es la más extendida entre las personas que enfrentan pobreza multidimensional, seguida por las carencias en educación y calidad de vida.
  • De acuerdo con el estudio, el 43.6% de los mexicanos viven por debajo de la línea de pobreza, y el 2.5% de la población vive con menos de 1.90 dólares al día.

Consulta el índice completo aquí.

Fuente:https://imco.org.mx/imco-recomienda/indice-pobreza-multidimensional-2019-via-pnud/?fbclid=IwAR071QSYEV8aph6n6PoQ2JdiQFiTEonfsY6LiwdIdCZx6heugDbQSySyKAI

Creación de empleo cae en primer semestre a los peores niveles desde 2009

En el primer semestre de este año se han creado 289,301 empleos formales, 186 mil 819 menos que los creados en el primer semestre de 2018.

Cuartoscuro Archivo

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que en el primer semestre de este año, con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se crearon 289,301 empleos formales, 186 mil 819 menos que en el primer semestre de 2018 (476,120), una baja de 39%.

En el primer semestre de 2017 -con el gobierno de Enrique Peña Nieto-, el IMSS registró la creación de 517,434 puestos, y en ese entonces el Instituto presumió que era la cifra más alta para ese periodo de los últimos 30 años; comparado con ese año, la creación de empleos de 2019 es44% menor.

De acuerdo con México, ¿cómo vamos?, la cifra de generación de empleos en enero-junio de este año es la más baja para ese periodo desde 2009, cuando se resentían los efectos de una crisis económica mundial.

En su comunicado, el Instituto detalló que al 30 de junio de 2019 se tenían registrados 20 millones 368,666 puestos de trabajo, 86% permanentes y 14% eventuales.

De mayo a junio se perdieron 14,244 empleos, cifra más alta que la de 2018, cuando se perdieron 13,497 puestos. El IMSS explicó el año pasado que en los meses de junio hay una baja que se explica principalmente por efectos estacionales en el sector agropecuario.

México, ¿cómo vamos?

@MexicoComoVamos

1/ Durante junio, se eliminaron 14 mil 244 empleos formales. En el acumulado enero-junio se generaron 289 mil 301 plazas. El está en rojo: https://mexicocomovamos.mx/?s=seccion&id=98 

Ver imagen en Twitter

México, ¿cómo vamos?

@MexicoComoVamos

2/ Se trata del junio con la menor generación de empleos formales desde 2002: https://mexicocomovamos.mx/?s=seccion&id=98 

Ver imagen en Twitter

Sin embargo, en años previos otros sectores ayudaron a compensar esa baja, del sector agrícola. En junio de 2017, por ejemplo, se tuvo una cifra general al alza de 86,233 empleos.

En su reporte más reciente, el INEGI informó que en el periodo de enero a mayo, en su comparación anual, la industria de la minería tuvo un retroceso de 8.1%, y la de construcción 3.2 %. Mayo, en específico, mostró una tendencia más negativa, con un retroceso de 8.9% en minería y 9.8% en la construcción.

El IMSS detalló en su mensaje que, al 30 de junio de 2019, el salario base de cotización de trabajadores asegurados al Instituto alcanzó un monto de 376.6 pesos, equivalente a un crecimiento anual nominal de 6.6%.

“Este crecimiento anual es el más alto registrado para un mes de junio de los últimos 10 años, y por sexto mes consecutivo el salario base de cotización registra crecimientos anuales nominales superiores al 6%”, apuntó el IMSS.

Además, el reporte destacó que en el país hay 743,321 personas registradas en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, de los cuales 597,936 ya cuentan con servicios médicos del IMSS.

El sábado 13 de julio el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo “que la economía está creciendo a pesar de que dicen lo contrario”.

El mandatario federal destacó que hay menos inflación que antes, que el peso es la moneda que más se ha fortalecido respecto al dólar, y que por primera vez en 36 años aumentó el salario mínimo, en un 16%.

La minuta de la última Junta de Gobierno del Banco de México señaló que el análisis de las tasas de crecimiento de los últimos trimestres sugiere “la posibilidad de una ligera recesión” económica en el país.

López Obrador se mostró en desacuerdo, negó que esté en puerta una recesión y criticó a los medios por destacar este tipo de reportes negativos, sobre la economía nacional.

“No tengo la menor duda de que puede existir esa disminución en la tasa de crecimiento, pero está aumentando el nivel de desarrollo, porque hay una mejor distribución del ingreso”, dijo.

Fuente:https://www.animalpolitico.com/2019/07/creacion-de-empleo-cayo-39-en-primer-semestre-los-peores-niveles-desde-2009/?fbclid=IwAR3IhhkhScjcCinvg3-KAhJKG6DYYcqQ52HK-_X_OkPXXhv1bCWcuJAiq3s

Bootcamps de programación: ¿Cuáles son sus resultados y qué futuro tienen en la región?

Por: Juan Carlos Navarro

Los bootcamps de programación han surgido como alternativa eficaz para abordar la escasez de talento digital, creando una industria que en 2018 generó ingresos por US$ 240 millones. ¿Qué son y cuáles son las claves de su éxito? ¿Cuáles son sus resultados y cómo aseguramos su calidad? ¿Los impulsamos desde las políticas públicas? Una nueva publicación del BID explora este fenómeno con una mirada en el contexto latinoamericano. En este blog analizamos los puntos principales.

La economía está en una transición hacia un modo muy diferente de producir y de innovar, fuertemente influenciado por la difusión de tecnologías digitales. De aquí en adelante, todo lo que pueda volverse digital, se volverá.

Las habilidades digitales avanzadas son cada vez más requeridas y ya no están reservadas a las empresas de tecnología. Con la proliferación de plataformas digitales que se encuentran en el corazón del funcionamiento de industrias como el entretenimiento, la banca, el transporte, la construcción e ingeniería e incluso los servicios gubernamentales, los programadores de software/código se han convertido en profesionales altamente demandados. En las economías avanzadas, más de la mitad de estos programadores ya no trabajan en firmas especializadas en tecnología, sino que en las demás industrias.

Estos cambios rápidos se han vuelto en una preocupación generalizada entre los líderes empresariales, quienes indican una escasez de capital humano con las habilidades digitales necesarias para apoyar la transformación digital de las empresas. La difusión acelerada de tecnologías como la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas, el blockchain y los datos masivos agregan más elementos de presión. Esta preocupación ha sido documentada en numerosas encuestas en todo el mundo y América Latina y el Caribe no son una excepción.

bootcamps de programación

Escasez de Talento como Restricción para la Innovación. Datos del Global Innovation Barometer 2018 indican que la gran mayoría de los gerentes de innovación y tecnología de las más grandes corporaciones alrededor del mundo piensan que el talento es la más seria restricción para innovar en cada una de las industrias a las que pertenecen.

 

Bootcamps de programación, aceleradores de habilidades

¿Qué haría usted si pudiese inscribirse en una capacitación intensiva de unas 15 semanas para aprender habilidades digitales avanzadas (lenguajes de programación, nuevas tecnologías), en la que le aseguran que al final del curso va a recibir múltiples ofertas de trabajo con un salario aproximado de 70.000 US$ al año (al menos en el contexto Estados Unidos)? ¿Lo haría? ¿Le recomendaría a sus hijos que lo hagan?

Cada vez más gente está siguiendo ese camino, matriculándose en lo que hoy se conoce como bootcamps, un tipo de capacitación tecnológica que ha surgido con fuerza en la última décadaGeneral AssemblyFlatiron SchoolUdacity o Laboratoria, son solo algunos nombres de proveedores de estas capacitaciones que tal vez le suenen conocidos. Básicamente son programas de entrenamiento intensivo en tecnologías digitales con una duración aproximada de 3 a 6 meses, que están siendo ofrecidos por startups innovadoras del ámbito educativo, ya sea para la actualización y reentrenamiento de trabajadores, o como alternativa o complemento para jóvenes que buscan cursos técnicos y universitarios.

bootcamps de programación

La floreciente industria de los bootcamps ha crecido de unos pocos proveedores en el año 2011 a más de 300 alrededor del mundo en 2018 con ingresos estimados de US$ 240 millones.

 

Fortalezas y desafíos de los bootcamps

No faltan dudas acerca de la calidad de la educación que ofrecen los bootcamps. Se trata de un fenómeno lo suficientemente reciente como para que exista una evaluación en profundidad de su impacto. Pero hay evidencia de resultados que es muy prometedora: sus graduados son muy bien recibidos por los empleadores.

En Estados Unidos, más del 70% de las empresas que los han contratado están satisfechas con el desempeño de los graduados de bootcamps, y están de acuerdo con que su desempeño está a la par de un egresado universitario en ciencias de la computación. El 12% de esas empresas indica que los graduados de bootcamps tienen desempeños superiores inclusive. Y el 99% por ciento afirma que planea seguirlos contratando.

Otro elemento significativo es que, en ausencia de regulación pública, la propria industria ha generado espontáneamente mecanismos de aseguramiento de la calidad: buena parte de los bootcamps se someten a un régimen de rendición de cuentas que se nutre de verificación voluntaria por parte de terceros, y de la membresía en el Consejo de Integridad en los Reportes de Resultados, que desde 2016 publica periódicamente datos de tasas de graduación de los bootcamps, así como de inserción laboral y salarios posteriores.

¿Cuáles son los componentes claves del éxito de los bootcamps?

  • Su agilidad para evolucionar y adaptar los planes de estudio al ritmo y la velocidad con las que las tecnologías digitales están cambiando las necesidades de la industria.
  • La existencia de programas de apoyo para la colocación con empleadores y de becas para promover la participación y graduación de minorías y mujeres.
  • Lejos de ser escuelas en el sentido tradicional, son empresas con un paquete de servicios que incluye, por ejemplo, recursos remediales y de nivelación para los postulantes.
  • La existencia de un riguroso proceso de admisión y la disponibilidad de recursos (usualmente gratuitos) para que los aspirantes puedan nivelarse hace posible que los bootcamps carezcan de prerrequisitos académicos al ingreso.
  • En consecuencia, si bien muchos de los que se inscriben en bootcamps son ingenieros en busca de actualización profesional, una buena proporción de los inscriptos no tienen de antecedentes en programación o en educación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas).

El éxito de la metodología de los bootcamps puede resultar un recurso útil para el sistema de educación formal, incluidas las universidades. Sin embargo, hay una pregunta abierta sobre si su existencia y proliferación pueden ser el presagio de una disrupción mayor de las escuelas técnicas y vocacionales, así como de al menos algunos programas universitarios. Los bootcamps parecen ofrecer lo que los sistemas educativos tradicionales han tenido serias dificultades para hacer: capacitación técnica de alta calidad, actualizada, relevante para el mercado y rentable, respondiendo claramente a las necesidades de la industria y de los individuos.

Además, los bootcamps están reescribiendo las reglas habituales que hicieron de las habilidades y trabajos de alta tecnología un monopolio para ingenieros o matemáticos altamente capacitados, abriendo la posibilidad de una carrera en tecnología a individuos con pocos o ningún antecedente de educación tecnológica.

¿Cómo estamos en la región?

Hasta ahora, los bootcamps tienen una presencia limitada en América Latina y el Caribe (ALC), aunque algunos proveedores están ofreciendo sus cursos en línea en la región. Solo dos bootcamps del Ranking Top 50 elaborado por Switch Up están en la región, con cursos presenciales en Argentina, Brasil, Colombia y México. Al mismo tiempo, existen signos de un creciente interés en promover bootcamps en la región: Un reciente concurso del BID Lab, para apoyar bootcamps en América Latina y el Caribe recibió más de 50 propuestas provenientes de la mayoría de los países de la región.

bootcamps de programación

Bootcamps en América Latina y el Caribe (ALC). La publicación del BID incluye un resumen de proveedores de bootcamps de programación en ALC.  Le Wagon y Ironhack están clasificados como los dos mejores bootcamps internacionales y se encuentran en Argentina, Brasil, Colombia y México.

 

En nuestra reciente publicación sobre este tema, se sugiere que los esfuerzos para transferir la tecnología de capacitación de los bootcamps a firmas e instituciones de países de ALC puede requerir una política pública deliberada que combine financiamiento público y regulaciones, en conjunto con la incorporación del know how de los bootcamps internacionales en alianza con organizaciones locales. Sin dudas, desde el BID es un tema importante en nuestra agenda operativa y de diálogo con los países para impulsar el talento para la innovación y la transformación digital.

bootcamps de programaciónSi queremos que nuestras empresas y economías en general sean protagonistas de la actual revolución digital, pareciera que debemos encontrar formas de corregir la relativa escasez de bootcamps de alta calidad en nuestra región.

Descarga la publicación: La disrupción del talento: Los bootcamps de programación y el futuro de las habilidades digitales

 

 

Fuente:https://blogs.iadb.org/innovacion/es/bootcamps-de-programacion-america-latina-y-el-caribe/

¿El contagio de la próxima crisis financiera provendrá de los mercados emergentes?

Por: Jackson Kam

article-img

¿La próxima crisis financiera mundial está a la vuelta de la esquina? Si es así, ¿será muy distinta de la última crisis? ¿Y existe la posibilidad de que el contagio venga de los mercados emergentes de hoy, como China, Turquía o la Argentina?

Si bien el futuro es incierto e incontrolable, como líder empresarial, usted puede dar algunos pasos bien calculados para prepararse ahora para lo que pueda venir más adelante.

Las economías de mercados emergentes están en aumento

En 2018, la fortaleza de las economías de los mercados emergentes fue una de las principales preocupaciones para los líderes en el estudio Mercer Global Talent Trends y sigue siéndolo hoy en día. Si bien Asia, América Latina y África reemplazan constantemente como motores de crecimiento del mundo a las economías centradas en el Atlántico Norte, la economía mundial está experimentando impactos cada vez mayores debido a su creciente fortaleza.

Ardavan Mobasheri, director gerente y director de inversiones de ACIMA Private Wealth, cree que el cetro del liderazgo mundial estará, para 2030, totalmente en manos de las economías de más rápido crecimiento. Afirma: “Para fines de la tercera década del siglo, la transición probablemente se complete con los anclajes del crecimiento económico global en el Pacífico y el hemisferio sur”.

Pero a medida que el mundo se adapta a la creciente fuerza de las economías de mercados emergentes, también debe adaptarse a los inevitables cambios de velocidad de esas economías.

“Topes de velocidad” mundiales comienzan a aparecer

Los activos de los mercados emergentes retroceden ahora ante el aumento de factores desfavorables en sus regiones, como la desaceleración de la producción, el aumento de la deuda, el aumento de las tasas de inflación y los deslizamientos en las monedas.1

“El contagio en los mercados emergentes ocurre a través de diferentes canales, y tiende a ser mayor en los períodos de ajuste monetario en los mercados desarrollados”, dijo a CNBC Pablo Goldberg, estratega sénior de ingresos fijos de BlackRock.2 Y agrega: “La liquidez es un problema. Los inversores venderán lo que puedan vender”.

Desmond Lachman, miembro residente del American Enterprise Institute y ex director adjunto del Departamento de Desarrollo y Revisión de Políticas del Fondo Monetario Internacional, escribe que los economistas y responsables políticos de los Estados Unidos están ignorando por su propia cuenta y riesgo los peligros que plantean las economías emergentes.

“No logran ver que los años de expansión masiva del balance de la Reserva Federal y las tasas de interés cero crearon condiciones de endeudamiento más fáciles para los mercados emergentes”, escribe Lachman. “Al hacerlo, eliminaron la disciplina de la política económica de esas economías y permitieron que en ellas se desarrollaran grandes desequilibrios, especialmente en sus finanzas públicas”, concluye.

Ahora que está regresando más capital a los activos de los Estados Unidos, considerados más seguros que los activos de los mercados emergentes, se están revelando las graves vulnerabilidades económicas acumuladas en las economías de los mercados emergentes durante los años del dinero “fácil”. De no controlarse, es probable que estas vulnerabilidades continúen creciendo y extendiéndose a nivel mundial y extendiendo aún más sus implicaciones durante los próximos años.

Así podrán adaptarse los líderes empresariales

Para prepararse mejor para un futuro financiero incierto y evitar esas vastas repercusiones, primero deberá tener en cuenta las consecuencias de la última crisis financiera. Con esto podrá aprender algunas importantes lecciones sobre cómo funcionan la economía mundial y el sistema financiero.

Por ejemplo, según el informe Mercer “10 años después de la crisis financiera mundial: 10 lecciones para aprender,” una de las lecciones más importantes de 2009 muestra que las políticas de los legisladores estadounidenses registran que las bajas tasas de interés de las políticas, la enorme liquidez inyectada en el sistema bancario y la flexibilización cuantitativa produjeron resultados inesperados en todo el mundo. Si bien las políticas monetarias no han sido inflacionarias en términos de precios al consumidor, han sido inflacionarias en términos de precios de activos.

Las tasas de interés están aumentando en algunas economías, pero aún hoy se desconocen las consecuencias de las secuelas de la última crisis en todas las economías del mundo. Teniendo esto en cuenta, usted, como líder empresarial, puede dar los tres pasos siguientes a fin de prepararse para la próxima crisis:

  1. 1.  No deje de lado la diversificación, ampliamente conocida como “la única salida disponible” para los inversores.
  2. 2.  Sea dinámico y prepárese para alejarse de los activos que actualmente se encuentran en niveles máximos cercanos a los récord, si llegaran a volverse desfavorables cuando los inversores se den cuenta de que sus valores pueden no estar basados en fundamentos sólidos, como el crecimiento subyacente de las ganancias.
  3. 3.  No abandone la gestión activa, ya que es inevitable que las condiciones cambien.

Dar estos tres simples pasos le permitirá mantenerse lo suficientemente ágil y flexible para adaptarse a cualquier situación, incluso una crisis financiera. Con mercados que soportan varias metamorfosis, recuerde estas lecciones y tenga en cuenta estos consejos para preparar su organización para cualquier crisis futura.

Fuentes:

1. Teso, Yumi y Oyamada, Aline, “Emerging Markets Retreat Amid Global Growth Concerns: EM Review” (“Los mercados emergentes retroceden en medio de las preocupaciones de crecimiento global: análisis de ME”), Bloomberg, 15 de febrero de 2019, https://www.bloomberg.com/news/articles/2019-02-15/emerging-market-rally-abate-as-trade-concern-returns-em-review./ 
2. Osterland, Andrew, “Emerging markets, despite strengths, still get no respect” (“Los mercados emergentes, a pesar de las fortalezas, aún no inspiran respeto”) CNBC, 1 de octubre de 2018, https://www.cnbc.com/2018/10/01/emerging-markets-despite-strengths-still-get-no-respect.html. 
3. Lachman, Desmond, “We ignore risks posed by emerging economies at our own peril”, (“Ignoramos los peligros que plantean las economías emergentes bajo nuestro propio riesgo”) American Enterprise Institute, 17 de septiembre de 2018, http://www.aei.org/publication/we-ignore-risks-posed-by-emerging-economies-at-our-own-peril/.

Fuente:https://voice-on-growth.mercer.com/content/mercervog/es/articles/innovation/will-the-contagion-for-the-next-financial-crisis-come-from-emerging-markets.html?ms=y&mkt_tok=eyJpIjoiT0dOaU16a3dZbVJpT1RNeSIsInQiOiJMU1NGWGQ5UHVsRUdSU1dSREVVd3doWUlGaCtteGp0ZTlmY0ZTSkFIdmhpaUE1ckJJVWlrQU5EQTc3SzB4WnJISTZqSUVhUW5DWEg1MmQ3NGtkQVJQOElcL1poS0pDRUVtazgxZ0o2OG9IbGE0eVRTV3l3Uk1sUDBTUllSUWdpV2Y3bitwTVdWTzEwbDQxQXdUc05rdWdnPT0ifQ%3D%3D

La experiencia del empleado en la era de la perturbación

Por: Lewis Garrad & Katerina Psychopadia

article-img

Estamos viviendo en una época de cambio transformador. En estos días, es difícil hablar sobre cualquier aspecto del negocio sin abracar lo que significa el “futuro del trabajo” y cuáles son sus implicaciones para las personas, las empresas y las sociedades. El motivo de esto es, en parte, que todos estamos cada vez más conscientes de los avances tecnológicos, los cambios en las políticas gubernamentales y las cambiantes expectativas de los empleados que están dando una nueva forma a lo que conocemos como trabajo.

Con la llegada de la inteligencia artificial (IA) y de la automatización a nuestra vida cotidiana, las oportunidades de reinventar la manera de trabajar y de vivir de las personas son cada vez mayores. ¿Qué significa esto para la experiencia del empleado en esta era de la perturbación? ¿Cómo construye una organización un programa de experiencia para empleados que sea relevante para este mundo moderno?

El papel de los RR. HH.: la conectividad en la era humana

Según el informe 2019 Global Talent Trends de Mercer, el 73 % de los ejecutivos pronostican una perturbación significativa en sus industrias en los próximos tres años, frente al 26 % en 2018. Junto con el cambio constante que trae consigo la perturbación, está el surgimiento de varios riesgos de capital humano, como la disminución de la confianza de los empleados y el aumento de su desgaste. Las organizaciones se están dando cuenta de que la transformación centrada en las personas es la clave para convertir las ondas de choque de la perturbación en chispas de brillantez. Esto se traduce en la necesidad de que los RR. HH. lleven la delantera a la hora de generar ideas, pero, en la actualidad, solo dos de cada cinco líderes de RR. HH. participan en la etapa de generación de ideas de los principales proyectos de cambio.

Para garantizar que la Agenda Humana permanezca en el centro del cambio, RR. HH. necesita un lugar permanente en el proceso de diseño en lugar de ser como un invitado que llega tarde a la fiesta. Recursos Humanos hará una contribución que será crucial: ayudará a diseñar y ofrecerá experiencias excepcionales para los empleados.

Entender la experiencia del empleado

¿Cómo plasmar los momentos que importan en el ciclo de vida de un empleado? Desde la incorporación hasta tener un nuevo gerente o ser promovido, las experiencias cruciales son las que ayudan a configurar la conexión de un empleado con la organización. Cada empleado es diferente, con diversas necesidades y talentos, y en el transcurso de una carrera, las personas se exponen a diferentes eventos y experiencias. Algunas experiencias mejoran su adaptación a la organización, mientras que otras no. Y otras directamente la socavan. Esto se refleja en los diversos niveles de desempeño de los empleados y de la empresa.

Un equipo de recursos humanos más digital, combinado con los datos y análisis que aportan las nuevas herramientas, puede ayudar a los líderes a entender estas experiencias a un nivel más profundo. Si bien todavía es común que las organizaciones realicen una vez al año encuestas sobre la actitud de los empleados, muchas intentan ahora mejorar su estrategia para escucharlos, con encuestas de pulso más fluidas que brinden una perspectiva más profunda.

Mediante el uso de una plataforma de experiencia de los empleados, los equipos de recursos humanos ahora pueden realizar encuestas cuando sea necesario, y los empleados pueden proporcionar comentarios cuando sea más relevante, con acciones alineadas con las necesidades y los tiempos específicos. Las plataformas, como Allegro Pulsing Tech de Mercer, permiten a los equipos de recursos humanos adoptar un enfoque de escucha activa para comprender las experiencias a lo largo del tiempo. Así, esto genera una mejor comprensión de los múltiples puntos de contacto, lo que brinda a RR. HH. la oportunidad de diseñar experiencias más atractivas a lo largo del ciclo de vida de los empleados. Esto pone en marcha una cultura en la que los empleados sienten que se les escucha, reciben apoyo y se les alienta a que, todos los días, hagan su mejor trabajo.

Las organizaciones reconocen, cada vez más, que la experiencia del empleado es tan importante como la experiencia del cliente. La investigación ha demostrado que las empresas líderes en la experiencia del cliente suelen valerse de culturas excepcionales y personas comprometidas. La importancia de invertir en la experiencia del empleado no puede eludirse.

Construir un programa de experiencia para empleados del siglo XXI

Permitir que los empleados prosperen requiere un rediseño intencional de las experiencias que son cruciales para ellos, utilizando la nueva tecnología y la inteligencia artificial para lograr que el trabajo sea más inclusivo, personalizado y centrado. Con este fin, las organizaciones necesitan un programa de escucha de los empleados que utilice múltiples metodologías para generar información más profunda para los diversos interesados, incluyendo a los propios empleados. Este nuevo tipo de investigación organizacional adopta un enfoque evolutivo en la medición y utiliza nuevas tecnologías para respaldar análisis más integrados y más experimentación dentro de la organización para, de este modo, generar aprendizaje real. El objetivo es que todos lleguen de manera óptima a la más amplia y profunda comprensión, a fin de generar una experiencia más convincente para los empleados, equipos más efectivos y una organización de mayor rendimiento.

Al acelerarse el ritmo del cambio en esta era de la perturbación, las personas necesitan apoyo para encontrar nuevas formas de adaptarse y contribuir. Sin ayuda, los individuos, las organizaciones y las sociedades no prosperarán. Con una mayor automatización de tareas, RR. HH., como guardián de la experiencia de los empleados, es quien se encuentra mejor posicionado para liderar esta reinvención.

Fuente:https://voice-on-growth.mercer.com/content/mercervog/es/articles/career/employee-experience-in-the-age-of-disruption.html?ms=y&mkt_tok=eyJpIjoiT0dOaU16a3dZbVJpT1RNeSIsInQiOiJMU1NGWGQ5UHVsRUdSU1dSREVVd3doWUlGaCtteGp0ZTlmY0ZTSkFIdmhpaUE1ckJJVWlrQU5EQTc3SzB4WnJISTZqSUVhUW5DWEg1MmQ3NGtkQVJQOElcL1poS0pDRUVtazgxZ0o2OG9IbGE0eVRTV3l3Uk1sUDBTUllSUWdpV2Y3bitwTVdWTzEwbDQxQXdUc05rdWdnPT0ifQ%3D%3D

La revolución invisible que busca transformar las vidas de ocho millones de niños mexicanos

Por: Elías Camhaji / El País

La educación inicial, reconocida por primera vez en México como un derecho universal, debe superar la falta de interés, recursos e infraestructura para convertirse en una realidad.

Mucha política y poca educación. Ese es el saldo que dejó la negociación de la nueva reforma educativa en México, promulgada el pasado 15 de mayo. El país ha reconocido por primera vez la educación para niños y niñas menores de tres años como una obligación del Estado. La educación inicial llega con la promesa de trasformar las vidas de ocho millones de niños en el terreno afectivo, intelectual y nutricional, pero se enfrenta a la falta crónica de interés, recursos e infraestructura para ser una realidad.

Se calcula que alrededor de 850.000 niños menores de tres años, solo el 10% de la población objetivo, reciben alguna estimulación temprana. En realidad, no existe un dato oficial porque aún no es reconocido a la par que los otros niveles educativos y porque los servicios se ofrecen en una red desperdigada para hijos de trabajadores del sector público y privado, así como para una ínfima minoría que puede pagar estancias privadas que rondan los 2.000 pesos de inscripción, más de 10 salarios mínimos. “En México, los niños de 0 a 3 años son invisibles”, señala Guadalupe Elizondo, que dirigió el área especializada de la Secretaría de Educación Pública entre 1976 y 1993. “Tenemos un archipiélago de instituciones incomunicadas y no existe una cabeza que coordine, evalúe el impacto y lleve el control de niños atendidos”, agrega la especialista.

En un país azotado por la violencia y la desigualdad; en el que 21 millones de personas menores de 18 años son pobres; en el que uno de cada cinco niños padece desnutrición, y en el que casi un millón de jóvenes entre 5 y 17 años no puede asistir a la escuela porque se dedica exclusivamente a tareas domésticas, según Naciones Unidas, una revolución invisible promete un cambio radical. Poner en el centro a los que apenas aprenden a hablar, garantizar los derechos de quienes no pueden manifestarse, dar un punto de partida parejo a los más vulnerables. La teoría está lista, pero no ha habido un salto a la práctica. “Hay un trabajo enorme por hacer, pero es una oportunidad única”, sentencia Elizondo.

El país destina menos del 2% del presupuesto para Educación en atención a la primera infancia. Este año se han invertido 4.553 millones de pesos (230 millones de dólares), con una adenda de 800 millones (40 millones de dólares) para expandir la cobertura. La cifra aumenta sustancialmente si se consideran los más de 13.000 millones de pesos (650 millones de euros) que el Gobierno destina a las guarderías, pero esto da cuenta de otro problema. “La educación inicial siempre ha sido concebida como una prestación para las madres trabajadoras, no como un derecho de los niños”, apunta Elisa Bonilla, encargada de la estrategia nacional del Gobierno anterior. “Siempre se ha hablado de guarderías, pero los niños no son bultos para andarlos guardando”, ironiza Elizondo.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, causó polémica a inicios de año tras anunciar el cierre de estancias infantiles financiadas, una red de centros subvencionados por la Secretaría de Bienestar para ciudadanos sin seguridad social, que atendían a casi 310.000 niños. La educación inicial tampoco estaba contemplada originalmente en la reforma que había propuesto López Obrador, en la que destacaba el acceso universal a la educación superior y la creación de 100 universidades. México ya invierte hasta cuatro veces más por cada universitario que por cada alumno de preescolar. “Los dos grandes cuellos de botella son el paso a primaria y la educación media superior”, advierte Marco Fernández, profesor del Tecnológico de Monterrey.

El propio Gobierno calcula que más de más de un millón de estudiantes dejan cada año las aulas y solo un 17% de los jóvenes mexicanos llega a la universidad, según la OCDE. “El énfasis está en los universitarios porque votan”, lamenta Fernández.

La nueva Ley de Educación establece que el Congreso mexicano tiene hasta noviembre próximo para impulsar la Estrategia Nacional para la Primera Infancia que garantice recursos suficientes para brindar la atención, capacitar a más personal especializado y coordinar una inmensa red de servicios públicos. No habrá planes concretos hasta que se trace esa hoja de ruta. Los especialistas advierten, sin embargo, que lo más importante es entender que no se trata de construir más guarderías o delinear planes de estudio rígidos. “La idea no es meter a un montón de niños en un aula de un día para otro, se trata de trabajar con las familias e impulsar un verdadero cambio de paradigma en el Gobierno, las organizaciones civiles y, sobre todo, los padres”, afirma Bonilla.

Ser queridos, comer bien, recibir atención médica adecuada y abrirse paso al mundo de forma lúdica y creativa durante los 1.000 primeros días de vida marca un antes y un después en la vida de los niños. “Tiene una repercusión profunda sobre el desarrollo del cerebro e influye sobre el aprendizaje, la salud, el comportamiento y, a la larga, las relaciones sociales del adulto y sus ingresos”, expone la Organización Mundial de la Salud. “Es la mejor manera de romper los ciclos intergeneracionales de desigualdad y de pobreza que afectan a México”, señala UNICEF. Se podría citar a decenas de organismos internacionales, especialistas de las mejores universidades del mundo y las experiencias exitosas en otros países. “Nunca sobran los diagnósticos, pero es momento de pasar a la acción”, opina Bonilla. Sin planes de gran alcance ni interés ni recursos, ocho millones de niños mexicanos seguirán en las sombras.

Fuente: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=221265&relacion=&tipo=Principal&categoria=576