Control efectivo de la corrupción: 11 temas para avanzar hacia un México íntegro

Como resultado de la exigencia y propuestas de la academia y la sociedad civil organizada, México ha dado pasos en la dirección correcta. Los siguientes seis años son críticos para la consolidación de instituciones y cambios legales que atiendan la debilidad del Estado frente a la crisis de impunidad.

Nuestra prioridad es la transformación de las instituciones de México para que actúen de manera legal, legítima, eficaz, con integridad, apertura, visión de derechos humanos y rendición de cuentas.

El camino aún es largo y las tareas pendientes son muchas. Aquí 11 propuestas concretas para una agenda mínima que permita seguir avanzando en el control efectivo de la corrupción:

  • Reformar el Artículo 102 constitucional para crear una Fiscalía General autónoma, eficaz e independiente.
  • Completar y fortalecer el Sistema Nacional Anticorrupción, incluyendo la Plataforma Digital Nacional, para que se convierta en el centro de inteligencia contra la corrupción y que integre el procesamiento de las declaraciones patrimoniales y de intereses de los servidores públicos.
  • Utilizar evidencia y análisis automatizado para enfocar los esfuerzos estratégicos de auditoría y control, y con esto crear mejores análisis de riesgos de corrupción, desde la prevención, detección, investigación y hasta la sanción.
  • Promover designaciones con mecanismos abiertos, competidos, transparentes y basados en perfiles técnicos que dignifiquen el servicio público en todos sus niveles y reduzcan el control político de los partidos sobre los procesos. Impulsar una Ley General en materia de adquisiciones y obra pública que establezcan parámetros, principios, procesos, criterios y funciones homogéneas y comparables para todo el país.
  • Desarrollar una plataforma digital nacional de contrataciones públicas que sea de uso obligatorio, tanto para la federación como para los estados, desde la planeación, licitación, ejecución y auditoría. La plataforma debe ser completamente transaccional y transparente.
  • Diseñar políticas anticorrupción basadas en evidencia y el análisis automatizado de datos que permitan enfocar los esfuerzos de auditoría y control de manera estratégica. Interconectar a las Fiscalías Anticorrupción a las bases de datos de la nueva Plataforma de Contrataciones Públicas, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
  • Consolidar una nueva cultura de integridad corporativa que tenga como objetivo central hacer negocios de manera limpia y responsable.
  • Generar una Cédula Nacional de Identidad con datos biométricos que garantice la eficiencia de los programas sociales.
  • Eliminar el uso de efectivo en transacciones gubernamentales. El efectivo no deja registro electrónico y por ende es poco fiscalizable.
  • Desarrollar un modelo de publicidad oficial​ que asegure una prensa libre y crítica.
  • Asegurar la participación efectiva de ciudadanos y comunidades en el control de los recursos públicos, tanto en el ámbito del Ejecutivo como en el trabajo del Congreso. México necesita Gobiernos y parlamentos abiertos.

El desafío que representa el control efectivo de la corrupción e impunidad requiere de propuestas claras y detalladas. Frente a esto, esperamos que los candidatos presidenciales se pronuncien, en el debate del próximo 22 de abril, con planteamientos contundentes sobre los puntos presentados.

Descarga el boletín en PDF aquí.

Fuente:https://imco.org.mx/temas/control-efectivo-la-corrupcion-11-temas-avanzar-hacia-mexico-integro/

Advertisements

Se buscan personas desobedientes; razón, el MIT

People raise their fists into the air while participating in the second annual Women's March in Los Angeles, California, U.S. January 20, 2018.

Image: REUTERS/Patrick T. Fallon

Por:Marcos Martínez

Aunque al pensar en inventos nos imaginamos complicados cachivaches con mecanismos y engranajes o modernas aplicaciones digitales, si hay una creación humana por excelencia es el orden social, entendido este como las salvaguardias de los derechos fundamentales, así como la atribución de responsabilidades. Y allí donde hay un sistema similar, hay desobedientes.

Para darles voz, el MIT (Massachusetts Institute of Technology) creó en 2016 un premio a la desobediencia responsable o, dicho de otro modo, el cuestionamiento del statu quo, el planteamiento de otros sistemas sociales y la desobediencia civil, siempre que fuese dentro de un marco razonable y con objetivos constructivos y éticos. No vale con desobedecer a “los de arriba” sin más, ya que si nuestra idea no mejora la sociedad queda descartada. Bienvenidos a los Disobedience Awards.

EL MIT PREMIA LA DESOBEDIENCIA CON 250.000$

Joi Ito, director del MIT Media Lab, una rama de la Escuela de Arquitectura y Planificación dentro del MIT, comenta en la apertura del vídeo que insertamos más abajo que «cuestionar a la autoridad y pensar por nosotros mismos es un componente esencial de la ciencia, de los derechos sociales y la sociedad», afirmación de la que podemos incluir varios ejemplos relativamente modernos. Aquí van:

Eldesafío copernicano del libro Sobre las revoluciones de las esferas celestes(1543), en el que Nicolás Copérnico afirmaba, con esa ciencia crítica que tanto necesitamos hoy día, que girábamos alrededor del Sol.El sufragio femenino(1931 en España), conseguido después de que la presión social demandase a los gobernantes el voto universal para mayores de edad y personas en facultad de razonar.El matrimonio homosexual(2005), un tema todavía conflictivo en según qué ámbitos, que a su vez ha dado pie a abrirnos a otro tipo de estructuras familiares.

Para todos estos cambios, hizo falta una notable y constante desobediencia civil responsable a lo largo de años e incluso décadas. Con el esfuerzo de mucha gente fue posible echar abajo algunos dogmas establecidos que no eran cuestionados, que se tomaban como axiomas y que hoy hemos demostrado falsos. Para muestra, un botón:

  • La Tierra es el centro del universo.
  • Las mujeres no tienen inteligencia para votar sabiamente.
  • Solo hay un tipo de matrimonio posible y este es sagrado.

Si hemos conseguido superar estas y otras grandes brechas, frenos, desigualdades o injusticias sociales (el sustantivo depende de la literatura consultada), ha sido gracias a que alguien, en algún momento, se levantó y dijo en voz alta que pensaba que el sistema, o parte de él, no estaba bien construido. Alguien desobedeció.

UNITED STATES OF DISOBEDIENCE

El premio del MIT, financiado por Reid Hoffman, uno de los fundadores de LinkedIn y a su vez creador de Do Something (organización para que los jóvenes pasen a la acción), tiene un elevado componente constitucionalista en los Estados Unidos.

El cierre del preámbulo de la Declaración unánime de los trece Estados unidos de América de 1776 (que hoy conocemos como Declaración de Independencia) hace una clara alusión a la movilización ciudadana en contra de los «tiranos» del estado, por lo que la desobediencia civil forma parte del ADN político estadounidense desde las mismas bases de su fundación:

«Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, evidencia el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y proveer de nuevas salvaguardas para su futura seguridad y su felicidad»

Traducido: si no estás conforme con el sistema y piensas que es injusto con algún colectivo o forma de vida, tienes derecho a proponer y ejecutar alternativas para corregirlo, modificarlo e incluso ponerlo patas arriba y formar otro nuevo.

Por tanto, no es extraño que sea en el MIT Media Lab, dentro de una universidad estadounidense, donde surja este curioso premio. Tampoco fue raro encontrar hace unos años un ejemplo de desobediencia en el seno del funcionario estadounidense:

En enero de 2017, Trump prohibió a la NASA, la USDA (Departamento de Agricultura estadounidense) y la EPA (Agencia de Protección estatal de Estados Unidos) hablar con la prensa o emitir comunicados externos con el objetivo de enterrar la existencia y las evidencias del acelerado cambio climático, materia que preocupa a muchas mentes actuales, como Kaku.

Un día después, las tres agencias tenían perfiles alternativos en redes sociales, de la que destacamos @RogueNASA, la «cuenta “de resistencia” no oficial de la NASA», con una relación directa con Rogue One, la película de Star Wars que se había publicado con éxito un mes antes, y su lucha contra el malvado Imperio Galáctico, encarnado por Trump.

DECIR «NO» Y ALZAR LA VOZ NO ES TAN FÁCIL

Si hay una palabra que defina la desobediencia es «No», que hemos visto en los cuatro casos anteriores y que puede observarse en cualquier amago de revolución y, antes de esta, en el pensamiento crítico de la época. De hecho, en la página oficial del Disobedience Award puede observarse a decenas de monigotes con los brazos cruzados y actitud de clara negativa.

A veces, cruzar los brazos y decir no supone saltarse la ley. Sin embargo, saltarse la ley para ser desobediente no tiene por qué estar reñido con ser incívico o poco responsable. No hablamos de psicópatas, sino de ciudadanos preocupados por sus derechos o deberes. Podemos pensar, por ejemplo, cómo los jóvenes homosexuales se arriesgan en Rusia a “promocionar la homosexualidad” (en palabras de la federación rusa) mostrando muestras de cariño. Es ilegal, pero a su vez es parte de una lucha desobediente ante la autoridad.

Van Jones, activista político muy conocido en EE.UU., comenta en el vídeo de arriba que «no es solo ser desobediente de una forma salvaje/agresiva, sino ser desobediente ante una autoridad ilegítima, y por tanto obediente a las demandas de la consciencia». Palabras que nos recuerdan a Martin Luther King en la búsqueda de derechos iguales para todas las personas hacia mediados del siglo pasado.

En marzo de 2017, cuando el MIT había propuesto la primera edición del concurso, el New York Times publicó un artículo titulado Cómo romper/saltarse las reglas reglas/leyes podría hacerte ganar 250.000 $. El periódico jugaba con break y rules. Es muy curioso cómo funciona el mecanismo de la desobediencia civil:

  • En un primer momento, la mayor parte de la sociedad se mantiene junto a la autoridad, otorgándole el poder, y cualquier muestra de apoyo al desobediente es considerada tabú e incluso inmoral.
  • A medida que la voz de la desobediencia se vuelve racional, unos pocos empiezan a manifestar su apoyo, aunque son rápidamente apartados fuera de la sociedad recta junto a los primeros disidentes.
  • Llegado este punto hay dos opciones: bien el movimiento de desobediencia pierde fuelle y se va “vaciando” lentamente de defensores hasta desaparecer en el olvido, o incluso acabar con tornas invertidas (la Primavera Árabe), bien consigue rebasar la barrera de masa crítica.
  • Si se alcanza esta masa crítica, el grueso de la sociedad modifica rápidamente su opinión y pasa a engrosar las listas de los desobedientes, aquellos que “antes estaban equivocados pero que ahora son un ejemplo de rectitud”.

Es entonces cuando ya no hay vuelta atrás: la autoridad se ve obligada a escuchar,y las cosas empiezan a cambiar.

LOS GANADORES DEL PRIMER PREMIO A LA DESOBEDIENCIA

Hace unos años, la doctora Mona Hanna-Attisha y el profesor Marc Edwards empezaron a denunciar que la localidad de Flint (Michigan) tenía un problema de contaminación plúmbea. El plomo es un elemento pesado poco frecuente en la corteza terrestre que puede causar todo tipo de enfermedades, muchas de ellas realmente graves.

Como ‘premio’ por advertir del problema a la comunidad, el gobierno municipal y estatal y a los vecinos, fueron acosados, llamados mentirosos, sus respectivas formaciones técnicas fueron puestas en entredicho y pagaron a título personal el haber descubierto algo de tanta relevancia. A pesar de todo, siguieron luchando por lo que consideraban justo: que la gente de Flint consiguiese agua potable.

Finalmente, en 2016 se destapó el pastel en forma de escándalo político que daría para una serie de televisión; y tanto Mona como Marc fueron reconocidos como los primeros que dieron la voz de aviso, dijeron no a la autoridad y la desobedecieron, por ejemplo, recogiendo muestras locales y publicando estudios científicos en revistas especializadas, algo que se les prohibió explícitamente.

En julio de 2017 recibieron el Premio a la Desobediencia otorgado por el MIT Media Lab, y los 250.000 dólares que Reid Hoffman había puesto sobre la mesa para la ocasión. Hoffman ha vuelto a poner otro cuarto de millón de cara a 2018 y seguirá repitiendo la operación en el futuro con «la esperanza de que el premio nos ayude a entender el modo en que hacemos progresos, incitando a la humanidad a reconocer a los héroes correctos, aquellos que se ponen en riesgo a sí mismo en forma de desobediencia para ayudarnos a evolucionar como humanidad».

Fuente: https://www.weforum.org/es/agenda/2018/03/se-buscan-personas-desobedientes-razon-el-mit?utm_content=buffercb3d2&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Tecnología y psicología para mejorar el futuro de las pensiones

Tecnología y psicología para mejorar el futuro de las pensiones

Por: MARÍA TERESA SILVA-PORTO

¿Puede un mensaje de texto o anuncio en una red social animarte a ahorrar para tu jubilación? ¿Y si cada vez que fueras de compras ahorraras automáticamente? ¿Ahorrarías para tu retiro si tuvieras esa opción a golpe de clic o siguiendo unos pasos muy sencillos a través de una aplicación del celular? Las nuevas tecnologías y las averiguaciones de la economía del comportamiento (la disciplina que estudia los factores psicológicos que inciden en que las personas no siempre tomemos las mejores decisiones económicas para nosotros mismos) abren un horizonte desconocido a la hora de enfrentar uno de los desafíos de la región en materia de pensiones: el escaso ahorro previsional.

Las nuevas tecnologías y las averiguaciones de la economía del comportamiento abren un horizonte desconocido a la hora de enfrentar uno de los desafíos de la región en materia de pensiones: el escaso ahorro previsional.

Estudiar qué funciona (y qué no) para promover un mayor ahorro para la vejez en América Latina y el Caribe es el principal objetivo del Laboratorio de Ahorro para el Retiro, un nuevo proyecto con el que desde el BID queremos impulsar un asunto clave en el contexto presente y futuro de las pensiones en la región. La radiografía actual es inquietante: pocas personas cuentan con una pensión en la vejez y, además, los pocos afortunados que pueden llamarse a sí mismos pensionistas reciben habitualmente montos insuficientes para llevar una vida digna. Mirando hacia adelante, el panorama es todavía más preocupante: en ausencia de reformas, el rápido envejecimiento de la población agravará esta situación en las décadas venideras.

Aunque quieren ahorrar, pocos lo hacen

Millones de trabajadores en la región no ahorran para su retiro. A esta realidad contribuyen el mal funcionamiento del mercado de trabajoel diseño de los sistemas de pensiones y también las barreras psicológicas propias de la naturaleza humana. Esta es la razón que explica que, aunque las encuestas de opinión demuestran que los trabajadores de la región quieren ahorrar, pocos logran hacerlo.

El escaso ahorro previsional y la situación general de los sistemas de pensiones de la región, que también se ven amenazados por el futuro del mercado laboral, obliga hoy más que nunca a la búsqueda de soluciones imaginativas. Por esta razón, el Laboratorio de Ahorro para el Retiro nace como un espacio de ensayo para saber de qué forma se puede aprovechar la tecnología y la psicología para generar un mayor ahorro previsional en América Latina y el Caribe. Con más de 15 intervenciones previstas (algunas de ellas ya en marcha), el proyecto buscará  incrementar el ahorro para el retiro de los trabajadores de la región y generar evidencia rigurosa que ayude en el futuro a mejorar los sistemas de pensiones.

El escaso ahorro previsional y la situación general de los sistemas de pensiones de la región, que también se ven amenazados por el futuro del mercado laboral, obliga hoy más que nunca a la búsqueda de soluciones imaginativas.

No parece posible pasar del modelo tradicional del Estado del Bienestar a uno adaptado al siglo XXI sin apropiarse y aprovechar al máximo las oportunidades que nos brinda la tecnología y la economía del comportamiento. Con el Laboratorio de Ahorro para el Retiro buscamos iluminar el camino.

Fuente:https://blogs.iadb.org/trabajo/2018/04/19/tecnologia-y-psicologia-para-mejorar-el-futuro-de-las-pensiones/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=1714f578ec-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-1714f578ec-189478437

Índice de Paz México 2018 vía Instituto para la Economía y la Paz

En México, 2017 fue el año más violento del que se tiene registro, con más de 29 mil víctimas por homicidio, es decir, 24 muertes por cada 100 mil habitantes. Se trata de niveles máximos históricos, incluso superiores a los de 2011, año considerado como el más crudo de la guerra contra el narcotráfico. Aunado a esto, 25 de los 32 estados del país sufrieron un deterioro del nivel de paz.

Los datos anteriores se desprenden del más reciente Índice de Paz México (IPM), realizado por el Instituto para la Economía y la Paz, que mide la paz en las 32 entidades federativas con base en cinco indicadores que se ponderan del 1 al 5: Homicidio, Delitos con violencia, Delitos cometidos con armas de fuego, Cárcel sin sentencia, y Crímenes de la delincuencia organizada. Solo un indicador mejoró de 2016 a 2017.

Esta quinta edición del IPM se basa en la metodología del Índice de Paz Global, la más reconocida medición de la paz en el mundo, publicada anualmente desde 2007.

Estos son los datos más relevantes del estudio:

  • 2017 fue el año más violento del que se tiene registro. El nivel de paz de México experimentó un deterioro del 10.7% en comparación con el año anterior.
  • Según el reporte, en 2017 hubo más de 29 mil asesinatos, lo que elevó la tasa de homicidios a cerca de 24 por cada 100 mil personas, es decir, un aumento de 25% anual.
  • En 2017, el 87% de las víctimas de homicidio fueron hombres, de los cuales el 71% eran hombres adultos.

  • El año pasado, los delitos cometidos con armas de fuego aumentaron un 36%, además crecieron en 28 estados.
  • En comparación con 2016, la tasa de delitos con violencia subió 15.2%.
  • Los delitos relacionados con grupos de delincuencia organizada aumentaron un 0.9%.
  • Entre enero de 2015 y enero de 2017, la violencia intrafamiliar aumentó 32%.
  • Durante 2017 fueron asesinados 69 periodistas en México.

Fuente: Instituto para la Economía y la Paz

 

  • Solo 7 estados mejoraron su nivel de paz durante 2017, en los 25 restantes se deterioró.
  • Yucatán es la entidad más pacífica del país, seguida por Tlaxcala, Campeche, Coahuila y Chiapas. Todos estos, con excepción de Coahuila, mejoraron sus niveles de paz durante el año pasado.
  • Por primera vez en la historia del índice, Baja California Sur se ubicó como el estado menos pacífico. Le siguen Guerrero, Baja California, Colima y Zacatecas. Todas estas entidades presentaron un incremento en sus tasas de homicidio.

Fuente: Instituto para la Economía y la Paz

  • De acuerdo con el índice, solo el 18% de los mexicanos tienen un alto nivel de confianza en las instituciones de seguridad pública. Esto representa el nivel más bajo desde 2012. Por otro lado, el 64% de los mexicanos percibe a las instituciones de seguridad pública como corruptas y 70% piensa lo mismo de los jueces.

  • El impacto económico de la violencia en México es 4. 72 billones de pesos, lo que equivale al 21% del PIB nacional. Esta cifra es siete veces mayor que el presupuesto de educación en 2017 y ocho veces mayor que la inversión pública en salud.
  • En términos per cápita, el impacto económico de la violencia fue de 33 mil 118 pesos, más de cuatro veces el salario mensual de un trabajador mexicano promedio.
  • México gasta 1% de su PIB en cuestiones relacionadas con la seguridad interna y el sistema judicial, cifra que equivale a solo 60% del promedio en países de la OCDE.
  • De acuerdo con el reporte, el indicador que más contribuyó al impacto económico de la violencia en 2017 fue el de homicidios, que representó 46% del impacto total. Esta cifra equivale a 2.18 billones de pesos o 10% del PIB de México.
  • Alrededor de mil nuevas empresas de seguridad privada entraron al mercado mexicano entre 2010 y 2016, lo que representa un incremento del 32%.

  • En cuanto a la paz positiva, el estudio menciona que México se ubica en el sitio 59 de 163 países en el Índice de Paz Positiva (IPP) 2017, con una calificación general mejor que la del promedio mundial.
  • Para el IPP se toman en cuenta ocho pilares de paz positiva y México presentó un desempeño deficiente en tres de ellos: buen funcionamiento del gobierno, bajos niveles de corrupción y libre flujo de información. Esto representa una debilidad institucional que permite el incremento de la delincuencia organizada.
  • En contraste, en los últimos cinco años México ha mejorado en cinco de los ocho Pilares: entorno empresarial sólido, altos niveles de capital humano, buenas relaciones con los vecinos, distribución equitativa de los recursos y aceptación de los derechos de los demás.

El IPM menciona que la guerra contra las drogas no es una política pública viable para lograr la paz y menciona la necesidad de una estrategia más amplia, que atienda causas y síntomas de la ilegalidad.

Consulta todos los detalles del Índice de Paz México 2018 aquí.

Fuente:https://imco.org.mx/temas/indice-paz-mexico-2018-via-instituto-la-economia-la-paz/

Mucho de lo que ha cambiado en México fue primero exigencia y propuesta de la sociedad civil

México ha cambiado mucho durante las últimas décadas. Esta profunda transformación no podría explicarse sin el trabajo e incidencia de una red de organizaciones ciudadanas con una agenda tan diversa como los propios problemas nacionales.

Desconfiar de la sociedad civil equivale a despreciar la voluntad e iniciativa de mujeres y hombres que no se quedan pasivos ante la injusticia, la opacidad, el mal gobierno o la desigualdad.

Suponer que sólo la autoridad del presidente o del gobierno, sin la participación de los ciudadanos, puede encarar problemas como la inseguridad y la corrupción es una peligrosa ingenuidad que sólo agravará la crisis actual.

Más que suspicacia y recelo, el trabajo de la sociedad civil debería ser considerado como una aportación para diagnosticar y resolver los problemas colectivos. Sólo los regímenes autocráticos o los defensores del status quopueden percibir la participación cívica como una amenaza al orden y la estabilidad.

Mientras exista en México un régimen de libertades democráticas habrá espacio para la sociedad civil, para sus exigencias y propuestas.

10 cambios, entre muchos, que primero fueron propuestas y exigencias ciudadanas

  1. La creación del Instituto Federal Electoral y las políticas de paridad en el sistema electoral
  2. La autonomía de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y del Banco de México
  3. La reforma política de la Ciudad de México, sin la cual los habitantes de la Ciudad de México no podrían elegir a sus autoridades
  4. La evaluación educativa y el servicio profesional docente basado en el mérito
  5. La evaluación independiente de la política socia y la creación del CONEVAL
  6. La creación del INAI y la agenda de transparencia y rendición de cuentas
  7. La reforma en Derechos Humanos y denuncias de violaciones graves a los mismos (Ayotzinapa, Tlatlaya o Tanhuato)
  8. La Ley 3de3, la creación del Sistema Nacional Anticorrupción y la denuncia de grandes casos de desvío de recursos como los de Chihuahua, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Veracruz o la Estafa Maestra
  9. El amparo que condujo a la obligación de legislar en materia de publicidad gubernamental
  10. La iniciativa de reforma legal para contar con una Fiscalía verdaderamente independiente

México crece de la mano con sus ciudadanos

Fuente:https://imco.org.mx/temas/mucho-lo-ha-cambiado-mexico-fue-primero-exigencia-propuesta-la-sociedad-civil/

Se desploma confianza en instituciones de México, alerta la OCDE

La confianza en el sistema judicial y los tribunales del país se situó en 32% en 2016. Foto: Benjamín Flores

POR 

México sufre una crisis de confianza en sus instituciones públicas, la cual ha escalado en la última década, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En su reporte, elaborado de forma conjunta con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) y el Banco de Desarrollo de América Latina, en colaboración con la Comisión Europea, y titulado Perspectivas económicas 2018: Repensando las instituciones para el desarrollo, el organismo señala que, mientras en 2006 la proporción de población que expresa confianza en el gobierno nacional fue de 43%, para 2016 dicho porcentaje cayó al 28%.

Eso no es todo. La confianza en el sistema judicial y los tribunales del país se situó en 32% en 2016, mientras que hace 10 años el porcentaje ascendió a 35%. Lo peor es que el porcentaje de mexicanos que considera que la corrupción se encuentra extendida a lo largo y ancho del país se elevó de 75 a 85% en el periodo referido.

Para ponerlo en perspectiva, esa proporción supera al promedio de los países de América Latina y el Caribe, así como a los miembros de la OCDE. Mientras que la confianza en las instituciones es de las más bajas comparadas con las economías latinoamericanas y las avanzadas adscritas al organismo encabezado por José Ángel Gurría.

Es la misma situación en cuanto a la participación y rendición de cuentas, así como en la estabilidad política.

De acuerdo con los organismos, tres de cada cuatro ciudadanos de América Latina tienen poca o ninguna confianza en sus gobiernos.

Mientras que “alrededor de 80% cree que la corrupción está extendida en las instituciones públicas. Estas cifras se han deteriorado desde niveles de 55 y 67% en 2010, respectivamente. La desconfianza ciudadana crece y está llevando a una desconexión entre sociedad e instituciones públicas, poniendo así en riesgo la cohesión social y debilitando el contrato social”.

Las tres organizaciones señalan el papel fundamental que desempeñan las instituciones para superar la trampa del ingreso medio –es decir, la desaceleración del crecimiento que tiene lugar después de alcanzar niveles de renta media– en la que se encuentran actualmente la mayoría de las economías de América Latina y el Caribe.

“Los países de otras regiones que lograron superar con éxito esta trampa invirtieron en instituciones sólidas, profundizaron su integración con la economía mundial y, en algunos casos, se beneficiaron de un financiamiento externo significativo para respaldar la inversión pública”, se explica en el informe.

En México no es la situación. Durante la última década, una cuarta parte de la población se mantuvo en la clase media, es decir, con ingresos diarios per cápita de 10 a 50 dólares.

Para la OCDE, “esto significa que México se ha mantenido relativamente estancado en cuanto a mejoras de las condiciones materiales del bienestar (o de ingresos) y a la movilidad social de la población”.

En educación y hospitales, cae satisfacción

Dentro de los aspectos positivos, México avanzó en cuanto a la satisfacción de los ciudadanos respecto de los servicios públicos entre 2010 y 2015.

La mala noticia es que, en 2015, cerca de 58% de la población dijo estar satisfecha o muy satisfecha con la educación pública, y 46% expresó lo mismo respecto de los hospitales públicos, lo que significa una reducción respecto de 2010.

“La influencia de la clase media en la agenda política, impulsada por aspiraciones más altas, expectativas crecientes y demandas cambiantes, puede ser incluso mayor de lo que sugieren las estadísticas y explicar la creciente insatisfacción con la calidad de los servicios públicos”, acotó el informe.

La OCDE propuso repensar las instituciones en América Latina y reconstruir un nuevo nexo “Estado-ciudadanos-mercado” basado en tres ejes.

En primer lugar, consideró que se requieren instituciones más sólidas para superar la trampa del ingreso medio y aumentar la productividad a través de inversión en infraestructura, habilidades, tecnología e investigación y desarrollo para estimular la innovación, la competencia y mejores empleos.

Para ello, sugirió diversificar su estructura de producción e incrementar su valor agregado.

“Una mayor integración regional y mundial es clave, especialmente aprovechando el prometedor diálogo entre iniciativas de integración regional, como la Alianza del Pacífico y Mercosur, y entre la región y otros bloques comerciales”, planteó.

En segundo lugar, aseguró que renovar el contrato social en América Latina exige reforzar la credibilidad y la capacidad de los Estados para luchar contra la corrupción, prestar mejores servicios y responder a las demandas de los ciudadanos.

Finalmente, señaló que el uso de nuevas tecnologías para fomentar la innovación en el sector público puede ayudar a reconectar el Estado con los ciudadanos y a prepararse a los desafíos futuros. Esto implica, por ejemplo, involucrarse más con la sociedad civil a través de nuevas plataformas tecnológicas, promover las políticas de gobierno abierto y utilizar de manera más extensa los análisis de big data en el diseño de políticas públicas.

Fuente:https://www.proceso.com.mx/529160/se-desploma-confianza-en-instituciones-de-mexico-alerta-la-ocde

Evaluación de la política de desarrollo social 2018 vía Coneval

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) realizó el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, el cual analiza el desempeño de la política de desarrollo social en México con el objetivo de que las administraciones de los tres niveles cuenten con información para elaborar, monitorear y evaluar sus planes y programas en esta materia.

Para este estudio, el Coneval indica que utilizó evidencia acumulada a lo largo de 10 años sobre mediciones de pobreza y evaluaciones de desarrollo social, además del análisis de cumplimiento de derechos sociales y de las condiciones de grupos discriminados.

Los principales hallazgos de este estudio son:

  • Entre 2008 y 2016, la pobreza aumentó en 3.9 millones de personas. En el mismo periodo 2.9 millones de personas dejaron de estar en situación de pobreza extrema.

  • Las carencias que más se redujeron entre 2008 y 2016 son: carencia por acceso a los servicios de salud (24 millones de personas menos con esa carencia), carencia de calidad y espacios de la vivienda (5 millones de personas menos).
  • En 2016, 68.4 millones de personas tenían carencia por acceso a la seguridad social. A pesar de que los gobiernos federales y estatales han creado diversos programas no contributivos, la proliferación de de instrumentos dispersos e inconexos no soluciona el problema de fondo.
  • La carencia de acceso a la alimentación se mantuvo prácticamente igual entre 2008 y 2016. Según el Coneval, En 2016 había 24.6 millones de personas con esta carencia.

  • En 24 años (1992-2016) el ingreso promedio no ha permitido mejoras permanentes en el bienestar de los hogares. En ese periodo, el crecimiento promedio anual solo ha aumentado 1.3% a nivel per cápita.
  • Según el Coneval, el poder adquisitivo del ingreso laboral se incrementó 8.6% entre 2014 y 2016, sin embargo, este se redujo 10.6% entre 2005 y 2017. Además, el alza inflacionaria de 6.77% en 2017 provocó que el poder de compra en los hogares disminuyera 2.5% ese año.

  • De 2009 a 2017, la informalidad laboral solo disminuyó de 60% a 57%, por lo que este tipo de empleo es el que prevalece en el país.
  • En 2017, del total de personas jóvenes ocupadas, 59.9% se encontraban en empleos informales.

  • De acuerdo con el informe, en el ciclo 2016-2017 la tasa neta de escolarización llegó a 98.4% en primaria y 86.2% en secundaria. Sin embargo, la permanencia de los estudiantes de educación media y superior es afectada por la falta de recursos económicos en los hogares.
  • La población indígena enfrenta brechas en todos los casos en que se compara con población no indígena, y la situación se agrava cuando además de ser indígena son mujeres. En 2016, 85.1 por ciento de las mujeres indígenas residentes en zonas rurales eran pobres.

Las principales recomendaciones son:

  • En su informe, el Coneval recomienda que la política pública, especialmente la de desarrollo social, tenga como hilo conductor el acceso efectivo a los derechos como mecanismo principal, con lo cual se permitiría cerrar las brechas económicas y sociales entre diferentes grupos.
  • Continuar en el corto plazo con estrategias coordinadas entre dependencias y órdenes de gobierno dedicadas a reducir la pobreza multidimensional.
  • También sugiere la implementación un esquema de protección social universal que propicie reducir las brechas más urgentes y promueva una mayor igualdad a los accesos básicos para toda la población.

Consulta el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 y las recomendaciones específicas aquí.

Fuente:https://imco.org.mx/temas/evaluacion-la-politica-desarrollo-social-2018-via-coneval/