‘Se busca Covid officer’: estos empleos van al alza debido al coronavirus

17 formas en que la tecnología podría cambiar el mundo para 2025

Eliminar el CO2 del aire podría ayudar a revertir el cambio climático
Eliminar el CO2 del aire podría ayudar a revertir el cambio climático
Imagen: REUTERS/Arnd Wiegmann

Por:

  • Pedimos a nuestro grupo de Pioneros de la Tecnología de 2020 su opinión sobre cómo la tecnología cambiará el mundo en los próximos cinco años.
  • Desde las computadoras cuánticas y los 5G en acción hasta el manejo del cáncer crónico, aquí están sus predicciones para nuestro futuro a corto plazo.
Imagen: Getty Images/iStock photo

1. Manufactura optimizada con IA

El seguimiento con papel y lápiz, la suerte, los viajes mundiales importantes y las cadenas de suministro opacas forman parte del statu quo actual, lo que da lugar a grandes cantidades de energía, materiales y tiempo desperdiciados. Aceleradas en parte por el cierre a largo plazo de los viajes internacionales y regionales por parte de COVID-19, las empresas que diseñan y construyen productos adoptarán rápidamente tecnologías basadas en la nube para agregar, transformar inteligentemente y presentar contextualmente datos de productos y procesos de las líneas de fabricación a lo largo de sus cadenas de suministro. Para 2025, esta corriente ubicua de datos y los algoritmos inteligentes que la procesan permitirán que las líneas de fabricación se optimicen continuamente hacia niveles más altos de producción y calidad de los productos, reduciendo el desperdicio total en la fabricación hasta en un 50%. Como resultado, disfrutaremos de productos de mayor calidad, producidos más rápidamente, a un menor costo para nuestros bolsillos y el medio ambiente.

Anna-Katrina Shedletsky, CEO y fundadora de Instrumental

Imagen: Getty Images/iStockphoto

2. Una transformación energética de gran alcance

En 2025, las huellas de carbono se considerarán socialmente inaceptables, como lo es hoy en día la conducción bajo los efectos del alcohol. La pandemia de COVID-19 habrá centrado la atención del público en la necesidad de tomar medidas para hacer frente a las amenazas a nuestro modo de vida, nuestra salud y nuestro futuro. La atención pública impulsará la política gubernamental y los cambios de comportamiento, y las huellas de carbono se convertirán en objeto de escrutinio en todo el mundo. Los particulares, las empresas y los países buscarán las formas más rápidas y asequibles de lograr el objetivo de “net-zero”, es decir, la eliminación de su huella de carbono. La creación de un futuro sostenible, “net-zero”, se construirá mediante una transformación energética de gran alcance que reduzca significativamente las emisiones de carbono del mundo, y mediante el surgimiento de una industria masiva de gestión del carbono que capture, utilice y elimine el dióxido de carbono. Veremos una diversidad de nuevas tecnologías destinadas tanto a reducir como a eliminar las emisiones del mundo, desencadenando una ola de innovación que se puede comparar con las revoluciones industriales y digitales del pasado.

Steve Oldham, CEO de Carbon Engineering

Imagen: Getty Images/iStockphoto

3. Una nueva era de la informática

Para 2025, la computación cuántica habrá superado su infancia, y una primera generación de dispositivos comerciales podrá abordar problemas significativos del mundo real. Una de las principales aplicaciones de este nuevo tipo de computadora será la simulación de reacciones químicas complejas, una poderosa herramienta que abre nuevas vías en el desarrollo de drogas. Los cálculos de la química cuántica también ayudarán al diseño de nuevos materiales con las propiedades deseadas, por ejemplo, mejores catalizadores para la industria automovilística que reduzcan las emisiones y ayuden a combatir el cambio climático. En este momento, el desarrollo de productos farmacéuticos y materiales de rendimiento depende en gran medida del ensayo y error, lo que significa que es un proceso iterativo, lento y terriblemente caro. Los ordenadores cuánticos pronto podrán cambiar esto. Acortarán significativamente los ciclos de desarrollo de los productos y reducirán los costes de I+D.

Thomas Monz, Co-Fundador y CEO de Alpine Quantum Technologies

Imagen: Getty Images/iStockphoto

4. Cambio de paradigma en la atención sanitaria hacia la prevención a través de la dieta

Para el año 2025, los sistemas de atención de la salud adoptarán enfoques de salud más preventivos basados en la ciencia en desarrollo que respalda los beneficios para la salud de las dietas ricas en plantas y densas en nutrientes. Esta tendencia será posible gracias a la tecnología basada en la biología de sistemas y en la inteligencia artificial, que aumenta exponencialmente nuestro conocimiento del papel de los fitonutrientes de una dieta específica en la salud humana y en los resultados funcionales. Después de la pandemia de 2020, los consumidores serán más conscientes de la importancia de su salud subyacente y exigirán cada vez más alimentos más sanos para ayudar a apoyar sus defensas naturales. Armada con una comprensión mucho más profunda de la nutrición, la industria alimentaria mundial puede responder ofreciendo una gama más amplia de opciones de productos para apoyar resultados óptimos de salud. La industria de la salud puede responder promoviendo la inteligencia de las plantas de la Tierra para que tengan una vida más resistente e incentivar a las personas a cuidarse a sí mismas en un esfuerzo por reducir los costos insostenibles.

Jim Flatt, Cofundador y CEO de Brightseed

Imagen: Getty Images/iStockphoto

5. 5G mejorará la economía mundial y salvará vidas

Hemos experimentado un fuerte incremento en los servicios de entrega con la necesidad de bienes “del día” de proveedores como Amazon e Instacart – pero ha sido limitado. Con las redes 5G en su lugar, atadas directamente a los robots autónomos, los bienes se entregarían de forma segura en horas.

El Wifi no puede escalar para satisfacer demandas de mayor capacidad. El alojamiento en el lugar ha llevado a las empresas y a las aulas a la videoconferencia, lo que pone de relieve la mala calidad de las redes. Las redes 5G de baja latencia resolverían esta falta de fiabilidad de la red e incluso permitirían la prestación de servicios de mayor capacidad como la telesalud, la tele-cirugía y los servicios de urgencias. Las empresas pueden compensar el alto costo de la movilidad con actividades que impulsen la economía, como las fábricas inteligentes, la vigilancia en tiempo real y los servicios de computación de borde en tiempo real con gran contenido. Las redes privadas 5G hacen esto posible y cambian la economía de los servicios móviles.

El despliegue de 5G crea mercados que sólo imaginamos -como los bots autoconductores, junto con una economía de la movilidad como servicio- y otros que no podemos imaginar, permitiendo a las próximas generaciones inventar mercados florecientes y causas prósperas.

Maha Achour, Fundadora y Directora General de Metawave

Imagen: Getty Images/iStockphoto

6. Una nueva normalidad en el manejo del cáncer

La tecnología impulsa los datos, los datos catalizan el conocimiento y el conocimiento permite el empoderamiento. En el mundo de mañana, el cáncer será manejado como cualquier otra condición de salud crónica – podremos identificar con precisión lo que podemos estar enfrentando y ser empoderados para superarlo.

En otras palabras, surgirá una nueva normalidad en la forma en que podemos manejar el cáncer. Veremos más detección temprana y proactiva con una innovación de diagnóstico mejorada, como en una mejor tecnología de secuenciación del genoma o en la biopsia líquida, que promete una mayor facilidad de pruebas, mayor precisión e idealmente a un costo asequible. La detección e intervención tempranas en tipos de cáncer comunes no sólo salvará vidas, sino que reducirá la carga financiera y emocional de los descubrimientos tardíos.

También veremos una revolución en el tratamiento impulsada por la tecnología. La edición de genes y la inmunoterapia, que traen menos efectos secundarios, habrán hecho mayores progresos. Con los avances en la detección temprana y el tratamiento yendo de la mano, el cáncer ya no será la maldita palabra con “C” que inspira tanto miedo entre la gente.

Sizhen Wang, CEO de Genetron Health

Imagen: Getty Images/iStockphoto

7. Venta robótica

Históricamente, la robótica ha dado un giro a muchas industrias, mientras que unos pocos sectores selectos – como la venta al por menor de comestibles – han permanecido en gran medida intactos. Con el uso de una nueva aplicación robótica llamada “microfiltración”, la venta al por menor de comestibles ya no se verá igual. El uso de la robótica en un nivel “hiperlocal” (a diferencia de la aplicación tradicional en la cadena de suministro) perturbará esta industria de 100 años de antigüedad, de 5 billones de dólares, y todas sus partes interesadas experimentarán un cambio significativo. Los minoristas operarán en un orden de magnitud superior en cuanto a la productividad, lo que a su vez dará lugar a beneficios positivos y atractivos en el negocio de los comestibles en línea (algo inédito por el momento). Esta tecnología también permite un acceso más amplio a los alimentos y una mejor propuesta al consumidor en general: rapidez, disponibilidad de los productos y costo. Los centros de microfiltración están ubicados en inmuebles existentes (y típicamente menos productivos) al nivel de la tienda y pueden operar 5-10% más barato que una tienda de ladrillos y mortero. Predecimos que el valor será igualmente capturado por los minoristas y los consumidores como en línea.

José Aguerrevere, Co-Fundador, Presidente y CEO de Takeoff Technologies

Imagen: Getty Images/iStockphoto

8. Una difuminación de los espacios físicos y virtuales

Una cosa que la actual pandemia nos ha mostrado es lo importante que es la tecnología para mantener y facilitar la comunicación, no sólo por motivos de trabajo, sino para construir conexiones emocionales reales. En los próximos años podemos esperar ver este progreso acelerado, con la tecnología de la IA construida para conectar a las personas a nivel humano y acercarlas unas a otras, incluso cuando están separadas físicamente. La línea entre el espacio físico y el virtual quedará borrosa para siempre. Empezaremos a ver las capacidades de los eventos globales – desde SXSW hasta el Festival de Glastonbury – para proporcionar alternativas totalmente digitalizadas, más allá de la simple transmisión en vivo en experiencias completas. Sin embargo, no es tan simple como proporcionar estos servicios – la privacidad de los datos tendrá que ser priorizada para crear confianza entre los consumidores. Al comienzo de la pandemia de COVID-19 vimos mucho en las noticias sobre las preocupaciones por la seguridad de las empresas de videoconferencia. Estas preocupaciones no van a ninguna parte y, a medida que aumenta la conectividad digital, las marcas simplemente no pueden permitirse dar a los usuarios nada menos que una total transparencia y control sobre sus datos.

Tugce Bulut, CEO de Streetbees

Imagen: Getty Images/iStockphoto

9. Poner a los individuos – no a las instituciones – en el corazón de la asistencia sanitaria

Para 2025, las líneas que separan la cultura, la tecnología de la información y la salud serán borrosas. La ingeniería biológica, el aprendizaje de las máquinas y la economía compartida establecerán un marco para descentralizar el continuo de la salud, trasladándolo de las instituciones al individuo. Impulsan este avance los avances en la inteligencia artificial y los nuevos mecanismos de entrega de la cadena de suministro, que requieren los datos biológicos en tiempo real que la biología de ingeniería entregará como pruebas de diagnóstico simples y de bajo costo a los individuos en todos los rincones del mundo. Como resultado, la morbilidad, la mortalidad y los costos disminuirán en las afecciones agudas, como las enfermedades infecciosas, porque sólo los casos más graves necesitarán atención adicional. Menos personas infectadas abandonarán sus hogares, lo que alterará drásticamente la epidemiología de las enfermedades y reducirá la carga de los sistemas de atención de la salud. Se producirá una disminución correspondiente de los costos y un aumento de la calidad de la atención, ya que los diagnósticos baratos trasladan los gastos y el poder al individuo, aumentando simultáneamente la rentabilidad de la atención. Los vínculos inextricables entre la salud, la situación socioeconómica y la calidad de vida comenzarán a aflojarse, y las tensiones que existen al equiparar la salud con el acceso a las instituciones de atención de la salud se disiparán. Desde los cuidados diarios hasta las pandemias, estas tecnologías convergentes alterarán los factores económicos y sociales para aliviar muchas presiones sobre la condición humana global.

Rahul Dhanda, Cofundador y CEO de Sherlock Biosciences

Imagen: Getty Images/iStockphoto

10. El futuro de la construcción ya ha comenzado

La construcción se convertirá en una secuencia sincronizada de procesos de fabricación, proporcionando control, cambio y producción a escala. Será una forma más segura, rápida y rentable de construir las casas, oficinas, fábricas y otras estructuras que necesitamos para prosperar en las ciudades y más allá. A medida que se crean ricos conjuntos de datos en la industria de la construcción a través de la Internet de las cosas, la IA y la captura de imágenes, por nombrar algunos, esta visión ya está cobrando vida. El uso de los datos para comprender profundamente los procesos de la industria está mejorando profundamente la capacidad de los profesionales de campo para confiar en sus instintos en la toma de decisiones en tiempo real, lo que permite el aprendizaje y el progreso mientras se gana la confianza y la adopción.

Los datos procesables arrojan luz donde antes no podíamos ver, permitiendo a los líderes gestionar los proyectos de forma proactiva en lugar de reactiva. La precisión en la planificación y la ejecución permite a los profesionales de la construcción controlar el entorno, en lugar de que éste los controle a ellos, y crea procesos repetibles que son más fáciles de controlar, automatizar y enseñar.

Ese es el futuro de la construcción. Y ya ha comenzado.

Meirav Oren, CEO y cofundador de Versatile

Imagen: Getty Images/iStockphoto

11. La eliminación de CO2 a escala de gigatón ayudará a revertir el cambio climático

Una ampliación de las tecnologías de emisión negativa, como la eliminación de dióxido de carbono, eliminará del aire cantidades de CO2 relevantes para el clima. Esto será necesario para limitar el calentamiento global a 1,5°C. Mientras que la humanidad hará todo lo posible para dejar de emitir más carbono a la atmósfera, también hará todo lo posible para eliminar el CO2 histórico del aire permanentemente. Al hacerse ampliamente accesible, la demanda de eliminación de CO2 aumentará y los costos disminuirán. La remoción de CO2 será escalada hasta el nivel de gigatón, y se convertirá en la opción responsable para remover las emisiones inevitables del aire. Esto permitirá a los individuos tener un impacto directo y positivo en el clima sobre el nivel de CO2 en la atmósfera. En última instancia, ayudará a evitar que el calentamiento global alcance niveles peligrosos y dará a la humanidad el potencial para revertir el cambio climático.

Jan Wurzbacher, Co-Fundador y co-Director General de Climeworks

Imagen: Getty Images/iStockphoto

12. Una nueva era en la medicina

La medicina siempre ha buscado reunir más conocimientos y comprensión de la biología humana para tomar mejores decisiones clínicas. La IA es esa nueva herramienta que nos permitirá extraer más conocimientos a un nivel sin precedentes de todos los “grandes datos” médicos que nunca se han aprovechado plenamente en el pasado. Cambiará el mundo de la medicina y cómo se practica.

Brandon Suh, CEO de Lunit

Imagen: Getty Images/iStockphoto

13. Cerrar la brecha de la riqueza

Las mejoras en la IA finalmente pondrán el acceso a la creación de riqueza al alcance de las masas. Los asesores financieros, que son trabajadores del conocimiento, han sido el pilar de la gestión de la riqueza: el uso de estrategias personalizadas para convertir un pequeño nido en uno más grande. Dado que los trabajadores del conocimiento son caros, el acceso a la gestión de la riqueza a menudo ha significado que ya necesitas ser rico para preservar y hacer crecer tu riqueza. Como resultado, históricamente, la administración de la riqueza ha estado fuera del alcance de aquellos que más la necesitaban. La inteligencia artificial está mejorando a tal velocidad que las estrategias empleadas por estos asesores financieros serán accesibles a través de la tecnología y, por lo tanto, asequibles para las masas. Así como no se necesita saber cómo funciona la comunicación de campo cercano para usar ApplePay, decenas de millones de personas no tendrán que conocer la teoría moderna de carteras para que su dinero trabaje para ellos.

Atish Davda, Co-Fundador y CEO de Equityzen

Imagen: Getty Images/iStockphoto

14. Una revolución de energía limpia apoyada por los gemelos digitales

En los próximos cinco años, la transición de energía alcanzará un punto de inflexión. El costo de la energía renovable de nueva construcción será menor que el costo marginal de los combustibles fósiles. Un ecosistema de innovación mundial habrá proporcionado un entorno en el que los problemas podrán abordarse colectivamente, y permitirá que el despliegue de la innovación se amplíe rápidamente. Como resultado, habremos visto un asombroso aumento de la capacidad eólica marina. Lo habremos logrado gracias a un compromiso inquebrantable con la digitalización, que habrá cobrado un ritmo que se alineará con la ley de Moore para reflejar la curva de innovación de la energía solar. El rápido desarrollo de los gemelos digitales – réplicas virtuales de dispositivos físicos – apoyará una transformación a nivel de sistemas del sector energético. El aprendizaje de la máquina científica que combina modelos basados en la física con grandes datos conducirá a diseños más eficientes, menores costos de operación y, en última instancia, a una energía limpia y asequible para todos. La capacidad de vigilar la salud estructural en tiempo real y de arreglar las cosas antes de que se rompan dará lugar a una infraestructura más segura y resistente, y todo, desde los parques eólicos hasta los puentes y los vehículos aéreos no tripulados, estará protegido por un gemelo digital en tiempo real.

Thomas Laurent, CEO de Akselos

Imagen: Getty Images/iStockphoto

15. Comprender los secretos microscópicos ocultos en las superficies

Todas las superficies de la Tierra contienen información oculta que resultará esencial para evitar crisis relacionadas con pandemias, tanto ahora como en el futuro. El entorno construido, donde los humanos pasan el 90% de sus vidas, está cargado de microbiomas naturales compuestos por ecosistemas bacterianos, fúngicos y virales. La tecnología que acelera nuestra capacidad de tomar muestras, digitalizar e interpretar rápidamente los datos de los microbiomas transformará nuestra comprensión de cómo se propagan los patógenos. La exposición de esta capa invisible de datos sobre los microbiomas identificará las firmas genéticas que pueden predecir cuándo y dónde las personas y los grupos están eliminando los patógenos, qué superficies y entornos presentan el mayor riesgo de transmisión, y cómo estos riesgos se ven afectados por nuestras acciones y cambian con el tiempo. Estamos apenas arañando la superficie de lo que ofrecen los datos microbianos y veremos que esto se acelera en los próximos cinco años. Estos conocimientos no sólo nos ayudarán a evitar y responder a las pandemias, sino que influirán en la forma en que diseñamos, operamos y limpiamos entornos como edificios, coches, metros y aviones, además de cómo apoyamos la actividad económica sin sacrificar la salud pública.

Jessica Green, Cofundadora y CEO de Phylagen

Imagen: Getty Images/iStockphoto

16. El aprendizaje automático y la IA aceleran la descarbonización en las industrias con alto contenido de carbono

En los próximos cinco años, las industrias con alto contenido de carbono utilizarán la enseñanza mecánica y la tecnología de la inteligencia artificial para reducir drásticamente su huella de carbono. Tradicionalmente, industrias como la manufacturera y la del petróleo y el gas han sido lentas en la implementación de los esfuerzos de descarbonización mientras luchan por mantener la productividad y la rentabilidad al mismo tiempo. Sin embargo, el cambio climático, así como la presión regulatoria y la volatilidad del mercado, están empujando a estas industrias a ajustarse. Por ejemplo, el petróleo y el gas y las organizaciones de fabricación industrial están sintiendo la presión de los reguladores, que quieren que reduzcan significativamente las emisiones de CO2 en los próximos años. Las iniciativas tecnológicas fueron vitales para impulsar los esfuerzos de descarbonización en sectores como el transporte y la construcción, y las industrias pesadas seguirán un enfoque similar. De hecho, como resultado de la creciente transformación digital, los sectores con alto contenido de carbono podrán utilizar tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, utilizando datos de alta fidelidad en tiempo real procedentes de miles de millones de dispositivos conectados para reducir de manera eficiente y proactiva las emisiones nocivas y disminuir las huellas de carbono.

David King, Director General de FogHorn Systems

Imagen: Getty Images/iStockphoto

17. La privacidad es omnipresente – y priorizada

A pesar del acelerado entorno regulador que hemos visto emerger en los últimos años, ahora sólo vemos la punta del iceberg de la privacidad, tanto desde el punto de vista regulador como del consumidor. Dentro de cinco años, la privacidad y la seguridad centrada en los datos habrán alcanzado la categoría de productos básicos, y la capacidad de los consumidores de proteger y controlar los activos de datos sensibles se considerará la regla y no la excepción. A medida que aumenten la conciencia y la comprensión, también lo hará la prevalencia de las capacidades de preservación y mejora de la privacidad, a saber, las tecnologías de mejora de la privacidad (PET). Para 2025, la PET como categoría tecnológica se convertirá en la corriente principal. Serán un elemento fundamental de las estrategias de privacidad y seguridad de las empresas, en lugar de un componente adicional integrado que sólo cumple un umbral mínimo de cumplimiento. Si bien el mundo seguirá careciendo de una norma mundial de privacidad, las organizaciones adoptarán un enfoque de la seguridad centrado en los datos que proporcione la flexibilidad necesaria para adaptarse a las reglamentaciones regionales y las expectativas de los consumidores. Esos esfuerzos estarán dirigidos por equipos multifuncionales que representarán los intereses de los datos, la privacidad y la seguridad dentro de una organización.

Ellison Anne Williams, Fundadora y Directora General de Enveil

Imagen: Getty Images/iStockphoto

¿Cómo cambiará la tecnología el mundo en los próximos cinco años?

Es muy emocionante ver el ritmo y el potencial transformador de las tecnologías innovadoras actuales que se aplican para resolver los problemas más acuciantes del mundo, como alimentar a una población mundial en aumento; mejorar el acceso a la atención sanitaria y la calidad de ésta; y reducir significativamente las emisiones de carbono para detener los efectos negativos del cambio climático. En los próximos cinco años se observarán profundas mejoras en la solución de estos problemas a medida que los empresarios, la comunidad de inversores y las organizaciones de investigación y desarrollo de las empresas más grandes del mundo se centren en el desarrollo y el despliegue de soluciones que den resultados tangibles.

Si bien la pandemia de COVID-19 ha proporcionado una difícil lección sobre cuán susceptible es hoy nuestro mundo a las perturbaciones humanas y económicas, también ha exigido -quizás por primera vez en la historia- la colaboración mundial, la transparencia de los datos y la rapidez en los niveles más altos de gobierno para reducir al mínimo una amenaza inmediata para la vida humana. La historia será nuestro juez, pero a pesar de la heroica resolución y resistencia de cada país, como mundo hemos tenido un bajo rendimiento. Como comunidad mundial y a través de plataformas como el Foro Económico Mundial, debemos seguir dando visibilidad a estas cuestiones, al tiempo que reconocemos y apoyamos las oportunidades de la tecnología y la innovación que mejor y más rápidamente pueden abordarlas.

COVID-19: Aquí es cuando la vida volverá a la normalidad, según los expertos

Las peluquerías podrían ser uno de los primeros servicios en reabrir después del cierre.
Las peluquerías podrían ser uno de los primeros servicios en reabrir después del cierre.
Imagen: REUTERS/Johanna Geron

Por: Iman Ghosh

  • COVID-19 ha cambiado la vida normal, poniendo fin a la mayoría de nuestras actividades cotidianas.
  • Los datos de más de 500 epidemiólogos y especialistas en enfermedades infecciosas en los EE.UU. y Canadá muestran cuándo podríamos empezar a ver un retorno a la normalidad.

Desde las batallas en el frente de batalla hasta el distanciamiento social de los amigos y la familia, COVID-19 ha causado una enorme sacudida en nuestra vida cotidiana.

Después de cuestionar todo, desde abrazar a nuestros seres queridos hasta retrasar el viaje, hay una gran pregunta en la que todos están pensando: ¿volveremos alguna vez al status quo? La respuesta puede no ser muy clara.

El gráfico de hoy utiliza datos de las entrevistas del New York Times a 511 epidemiólogos y especialistas en enfermedades infecciosas de los EE.UU. y Canadá, y visualiza sus opiniones sobre cuándo podrían esperar reanudar una serie de actividades típicas.

¿Cuándo volverá la vida a la normalidad?
¿Cuándo volverá la vida a la normalidad?
Imagen: Visual Capitalist

La vida en el futuro próximo, según los expertos

Específicamente, se preguntó a este grupo de epidemiólogos cuándo podrían volver a participar personalmente en 20 actividades diarias comunes.

Las respuestas, basadas en los últimos datos disponibles públicamente y respaldados científicamente, variaban en función de las hipótesis sobre los planes locales de respuesta a la pandemia. Los expertos también señalaron que sus respuestas cambiarían en función de los posibles tratamientos y las tasas de análisis en sus zonas locales.

Estas son las actividades que la mayoría de los profesionales ven que se inician tan pronto como este verano, o dentro de un año:

Las actividades que la mayoría de los profesionales ven iniciadas tan pronto como este verano, o dentro de un año.
Las actividades que la mayoría de los profesionales ven iniciadas tan pronto como este verano, o dentro de un año.
Imagen: Visual Capitalist

 

La necesidad de estar al aire libre es bastante clara, con el 56% de los encuestados esperando hacer un viaje por carretera antes de que termine el verano. Mientras tanto, el 31% sentía que podría ir de excursión o hacer un picnic con sus amigos este verano, citando la necesidad de “aire fresco, sol, socialización y una actividad saludable” para ayudar a mantener su salud física y mental durante este tiempo.

El transporte público y los viajes de cualquier tipo son un aspecto que se ha puesto en suspenso, ya sea en avión, tren o automóvil. Muchos de los epidemiólogos encuestados también lamentaron la tensión que la pandemia ha tenido en las relaciones, como lo demuestran las situaciones sociales que esperan que se reanuden más pronto que tarde.

La peor consecuencia de la epidemia es la pérdida de contacto humano.

—Eduardo Franco, Universidad McGill

Por otro lado, hay ciertas actividades que consideraban demasiado arriesgadas para realizarlas por el momento. Una gran parte está posponiendo la asistencia a celebraciones como bodas o conciertos por lo menos un año o más, por la responsabilidad social percibida.

Menos personas asisten a celebraciones como las bodas, por lo menos durante un año o más, por responsabilidad social percibida.
Menos personas asisten a celebraciones como las bodas, por lo menos durante un año o más, por responsabilidad social percibida.
Imagen: Visual Capitalist

 

Quizás el hallazgo más sorprendente es que el 6% de los epidemiólogos no esperan nunca abrazar o dar la mano como saludo post-pandémico. Además de esto, más de la mitad considera que las máscaras son necesarias por lo menos durante el próximo año.

El virus establece la línea de tiempo

Por supuesto, estas estimaciones no pretenden representar todas las situaciones. Los expertos también consideraron prácticamente si ciertas actividades eran evitables o no -como la propia ocupación-, lo que afecta a los niveles de riesgo individuales.

Las respuestas [sobre la reanudación de estas actividades] no tienen nada que ver con el tiempo de calendario.

—Kristi McClamroch, Universidad de Albany

Mientras que muchos lugares están saliendo del cierre y volviendo a abrir para apoyar la economía, algunos funcionarios siguen advirtiendo contra el levantamiento prematuro de las restricciones antes de que podamos controlar completamente el virus y su propagación.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/06/covid-19-aqui-es-cuando-la-vida-volvera-a-la-normalidad-segun-los-expertos/?fbclid=IwAR1oArkvadmAIeBjjbcYD6G4dd2_avk94IoT0yxzANAgxlJAT8OVxBtrd94

Estos son los trabajos más importantes que se necesitarán después del Covid-19: reporte

Estos son los trabajos más importantes que se necesitarán después del Covid-19: reporte

Algunos expertos afirman que esta emergencia traerá nuevos empleos mixtos, en donde los trabajadores tendrán que trabajar de forma presencial o distante.

El Covid-19 ha llegado para revolucionar nuestro estilo de vida, nos ha sacado de nuestra zona de confort, limitándonos para crear nuevas ideas y así lograr sobrevivir tanto en el ámbito de salud como en el económico y empresarial.

Muchos negocios han caído a causa de esta emergencia sanitaria, sin embargo, ha sido una gran oportunidad para que empresas de comercio electrónico, entretenimiento y farmacéuticas logren posicionarse ya que brindan los servicios necesarios para sus clientes durante esta crisis.

Algunos expertos afirman que esta emergencia traerá nuevos empleos mixtos, en donde los trabajadores tendrán que trabajar de forma presencial o distante. Por ejemplo, según la agencia ManPower en su Encuesta de Expectativas de Empleo en Méxicoalgunos de estos nuevos trabajos serán:

  • Servicios de salud a distancia y consultas en línea certificadas.
  • Plataformas de mensajería.
  • Plataformas de análisis Big Data-Metadatos
  • Ciberseguridad de empresas
  • Servicios digitales en empresas alimenticias.
  • Capacitaciones en línea
  • Manejo de operaciones y desarrolladores web
  • Desarrollo de inteligencias artificiales.

Las empresas también deberán de adaptarse para las medidas de salubridad para que sus empleados presenciales puedan trabajar de forma segura.

  • Mantener una distancia entre los empleados de al menos 1.5 metros o separarlos con barreras de acrílico para evitar contagios.
  • Poner filtros de entrada para medir la temperatura y crear políticas para que aquellos que muestren signos de enfermedad puedan quedarse en casa.
  • Mantener los espacios de trabajo sanitizados, brindando gel antibacterial, cubrebocas y caretas, y realizando limpiezas frecuentes.
  • Brindar capacitaciones a los trabajadores para que puedan acatar las medidas de sanitarias.

Fuente:https://www.entrepreneur.com/article/351903?fbclid=IwAR3YLM3c0TVHz5jWTSfsVPVbk8emtZOzT-tH7MKD9S5SMdJE2nHI22yZ2uk

6 gráficos que muestran lo que los empleadores y empleados realmente piensan sobre el trabajo a distancia

El trabajo a distancia ha hecho que mucha gente no tenga que desplazarse por la mañana.

El trabajo a distancia ha hecho que mucha gente no tenga que desplazarse por la mañana. Imagen: REUTERS/Russell Boyce

Por: Nick Routley

  • COVID-19 ha llevado a que más empleados trabajen desde casa.
  • El 98% de los encuestados dijeron que les gustaría tener la opción de trabajar a distancia durante el resto de sus carreras.
  • Pero no todo es positivo, ya que los trabajadores encuentran que el mayor desafío es “desconectarse” del trabajo.

Según la Oficina del Censo de EE.UU., casi un tercio de la fuerza laboral de EE.UU., y la mitad de todos los “trabajadores de la información”, son capaces de trabajar desde casa. Aunque el número de personas que trabajan parcial o totalmente a distancia ha ido en aumento desde hace años, la pandemia de COVID-19 puede haber presionado el botón de avance rápido en esta tendencia.

Con millones de personas que participan en este experimento de trabajo desde casa, vale la pena preguntarse: ¿cómo se sienten realmente las personas y las empresas acerca de trabajar desde casa?

La vida flexible

No es un secreto que la gente valora la libertad de elección. Al 98% de la gente le gustaría tener la opción de trabajar a distancia por el resto de sus carreras.

Aparte de trabajar en pantalones de chándal, ¿qué es lo que le gusta a la gente de trabajar desde casa?

Los mayores beneficios de trabajar desde casa.
Los mayores beneficios de trabajar desde casa.
Imagen: Visual Capitalist

 

Un horario flexible, la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar, y no más viajes al trabajo fueron los principales beneficios reportados.

Por supuesto, no todo es positivo acerca de trabajar desde casa. Estos son algunos de los desafíos que la gente enfrenta al trabajar a distancia.

¿En qué áreas los empleados luchan para trabajar desde casa?
¿En qué áreas los empleados luchan para trabajar desde casa?
Imagen: Visual Capitalist

El principal problema al que se enfrentaban los trabajadores a distancia era el de “desconectarse” del trabajo. Sin un cambio claro de ubicación y un horario de oficina definido, a muchas personas les resultaba más difícil dividir claramente su tiempo personal y profesional.

Además, la falta de comunicación de persona a persona puede ser un desafío para algunas personas. De hecho, a un tercio de las personas les preocupaba que no se apreciara todo el alcance de sus esfuerzos profesionales debido a la falta de contacto en la oficina.

Las principales preocupaciones de los empleados.
Las principales preocupaciones de los empleados.
Imagen: Visual Capitalist

Para la mayoría de la gente, tener conversaciones difíciles por teléfono o por teleconferencia fue visto como un desarrollo positivo.

Las barreras para implementar una política de trabajo a distancia

A pesar de la popularidad del trabajo a distancia y flexible, no todas las empresas han adoptado el concepto. Aquí están algunas de las razones por las que.

¿Qué obstáculos se interponen a la aplicación de los planes de trabajo a distancia?
¿Qué obstáculos se interponen a la aplicación de los planes de trabajo a distancia?
Imagen: Visual Capitalist

 

Si bien puede haber razones técnicas o relacionadas con la seguridad detrás de la resistencia al trabajo a distancia, una barrera importante es la simple resistencia al cambio. Más del 50% de las empresas que no tenían una política de trabajo flexible o a distancia citaron la “política de empresa de larga duración” como la razón. En otras palabras, así es como las cosas han funcionado siempre.

Aquí están las reservas que tienen los gerentes con el trabajo a distancia:

¿Cuáles son las preocupaciones de los gerentes?
¿Cuáles son las preocupaciones de los gerentes?
Imagen: Visual Capitalist

 

A los directivos les preocupa que la productividad y la concentración disminuyan si la gente trabaja en lugares más informales, como un hogar o un café. Además, si las personas no están trabajando en el mismo lugar físico, los gerentes sienten que la cohesión del equipo y la cultura de la empresa podrían sufrir.

Por otro lado, el ahorro de costes asociado al trabajo a distancia puede convencer a muchas empresas. Las investigaciones han descubierto que un empleador típico puede ahorrar unos 11.000 dólares al año por cada persona que trabaja a distancia la mitad del tiempo. Además, el cambio a las reuniones virtuales en algunos casos también puede suponer un ahorro de costes significativo.

Flexibilidad: ¿La última ventaja?

La flexibilidad de ubicación no es sólo una forma de mantener a los empleados actuales contentos. Las empresas que no adoptan el trabajo flexible pueden encontrarse en desventaja a la hora de reclutar nuevos talentos. Casi dos tercios de los candidatos dicen que la elección del lugar de trabajo es una consideración clave en la elección de un empleador.

El trabajo a distancia puede ser positivo para las empresas que atraen talentos.
El trabajo a distancia puede ser positivo para las empresas que atraen talentos.
Imagen: Visual Capitalist

 

Las medidas de bloqueo han resaltado el valor de la flexibilidad en el lugar de trabajo, especialmente para las personas con niños. Un total de 86% de los padres ahora quieren trabajar de forma flexible, comparado con el 46% de los pre-coronavirus.

A medida que la economía comienza a reabrirse lentamente, hay que ver si COVID-19 aceleró o no las inevitables tendencias de la cultura del lugar de trabajo. Si es así, tomar llamadas de Zoom en pantalones de chándal puede convertirse en la nueva normalidad para millones de trabajadores.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/06/6-graficos-que-muestran-lo-que-los-empleadores-y-empleados-realmente-piensan-sobre-el-trabajo-a-distancia/?fbclid=IwAR3Cbddr19fcowRe86ViGaCFY4nbfPJDDixVbRorzejJcVVoItKyA0JhD-E

Qué es la “generación confinada” que sufrirá los efectos económicos del coronavirus por al menos una década

Uno de cada seis jóvenes en el mundo ha perdido su empleo.

Uno de cada seis jóvenes en el mundo ha perdido su empleo. Imagen: REUTERS/Yara Nardi – RC2ZMG9AJ23Q

 

Los jóvenes entre 15 y 24 años serán más golpeados que el resto de la población por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus. Ya se habla de la “generación confinada”.

Y es que las dificultades que enfrentan actualmente en el mercado laboral y las que les esperan en el futuro pospandemia, según un análisis de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Uno de cada seis jóvenes en el mundo ha perdido su empleo desde el comienzo de la epidemia y los que siguen ocupados vieron reducir sus horas de trabajo en un 23%, señala el organismo.

“Es una generación que quedará marcada por el virus”, le dice a BBC Mundo Susana Puerto, especialista en empleo juvenil de la OIT, al tiempo que agrega que los efectos de esta crisis se extenderán por al menos una década, como ocurrió con la crisis económica de 2008.

“Esta vez es mucho peor y por eso pensamos que los efectos serán duraderos”, explica Puerto.

La experta explica que la pandemia no hizo sino agudizar las vulnerabilidades que los jóvenes ya tenían en el mercado laboral.

Y advierte que la situación podría ser mucho más dura de lo que muestran las cifras hasta ahora, ya que las estimaciones fueron hechas con un sondeo por internet y muchos de los empleados jóvenes más vulnerables no tienen acceso al servicio.

El triple efecto de la pandemia

Desde otras perspectiva, como una gran parte de los centros educacionales tuvieron que cerrar su puertas en los momentos más difíciles de la pandemia, existe el riesgo de que algunos jóvenes se retrasen o no regresen al sistema.

En ese sentido, señala la OIT, la pandemia tiene un triple impacto sobre los jóvenes: destruye sus empleos, su educación y pone obstáculos para los que quieren incorporarse al mundo laboral.

Antes de la pandemia la tasa de desempleo juvenil en el mundo era de 13,6% (comparada con un 4,9% de toda la población activa) y en Latinoamérica de 17,9% (comparada con un 8,1%), lo cual refleja la vulnerabilidad de este grupo.

Además, aquellos jóvenes con trabajo tenían ocupaciones mal remuneradas o pertenecían a la economía informal.

Así las cosas, el panorama no es muy alentador. La experta anticipa un aumento en el número de jóvenes que no estudia ni trabaja a nivel global, con un efecto más pronunciado en el caso de las mujeres jóvenes.

Miedo o desconfianza en el futuro

“La mitad de los jóvenes encuestados siente miedo o desconfianza en el futuro”, explica Puerto, agregando que eso puede llegar a ser peligroso.

“Los jóvenes pueden caer en estados de depresión o ansiedad y eso es devastador”, apunta.

Tres de cada cuatro jóvenes activos en el mercado laboral trabaja en el sector informal, lo que no le proporcionan acceso directo a la protección social ni a las ayudas de emergencia que está entregando el Estado en medio de la crisis.

Frente a esta situación, la OIT propone la aplicación de algunas políticas que se implementaron tras la Gran Recesión de 2008, que requieren un aumento del gasto público para apoyar la creación de empleo.

El organismo plantea que ante las actuales circunstancias, los gobiernos deben tomar medidas urgentes y a gran escala con el foco puesto en este sector más vulnerable de la población.

Eso requiere, señala la OIT, estimular la economía, apoyar a las empresas, los empleos y los ingresos, además de proteger a los empleados en el lugar de trabajo.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/06/que-es-la-generacion-confinada-que-sufrira-los-efectos-economicos-del-coronavirus-por-al-menos-una-decada/?fbclid=IwAR2AGDTzr1Dqja56Ipz97ZCtAO8lVVWNT-3TdWj9IkwDV4R4kopHOelOzKA

Teletrabajar en tiempos de COVID-19: ¿están nuestros hogares preparados?

Diego Araujo Schulz, inversor, trabaja en su casa durante la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Sao Caetano do Sul, estado de Sao Paulo, Brasil, el 9 de mayo de 2020.

Diego Araujo Schulz, inversor, trabaja en su casa durante la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Sao Caetano do Sul, estado de Sao Paulo, Brasil, el 9 de mayo de 2020. Imagen: REUTERS/Rahel Patrasso – RC2RRG97C95E

Por:

Durante la crisis sanitaria de COVID-19, gran parte de la población española se ha visto en la necesidad de teletrabajar desde casa. El teletrabajo bien planteado incrementa la productividad y la satisfacción general. Sus efectos sobre la salud parecen ser generalmente más positivos que negativos.

Esta modalidad ya era tendencia en España, esporádicamente o como alternativa de conciliación. La situación de confinamiento ha irrumpido en esta conquista paulatina del teletrabajo, instaurándolo como norma general en la medida de lo posible. Pero… ¿están las viviendas preparadas? ¿Cómo están respondiendo los hogares españoles al hecho de trabajar desde casa?

Desde el Instituto de ciencias de la Construcción Eduardo Torroja lanzamos un estudio mixto participativo sobre confinamiento, vivienda y habitabilidad (en el que usted puede participar a través de este enlace). Hemos obtenido datos y resultados preliminares relacionados con el teletrabajo en nuestro país.

Un 67 % de los hogares declara tener como mínimo una persona teletrabajando o teleestudiando. ¿Dónde realizan estas actividades los españoles en casa? ¿Están las viviendas equipadas con todo lo necesario? ¿Cómo les está resultando la experiencia?

Espacios de teletrabajo

Un 57,6 % de los hogares destina un espacio fijo para trabajar, bien exclusivo (38,6 %), bien multiusos (19 %). Sin embargo, un 34,45 % ocupa un espacio circunstancialmente. Un 8 % no tiene sitio fijo.

El espacio de teletrabajo se considera, en general, adecuado. Los aspectos más satisfactorios de estos espacios son: la entrada de luz natural (79,4 %), el tamaño de la habitación (73,9 %) o su temperatura (69,6 %). Le siguen el mobiliario, el acabado de las superficies y las vistas (sobre un 50 %).

En general, los encuestados aprovechan la luz natural, aumentan la frecuencia de ventilación y consideran buena la calidad del aire interior.

Sin embargo, las viviendas suspenden en aislamiento al ruido. Su valor promedio se sitúa entre “poco aisladas” y “adecuadamente aisladas”. Muchos encuestados declaran percibir más ruido durante el confinamiento. Esto dificulta el desempeño del trabajo al impedir la concentración.

Aspectos adecuados del espacio de teletrabajo en casa.
Aspectos adecuados del espacio de teletrabajo en casa.
Imagen: Author provided

Confort térmico

El confinamiento ha transcurrido casi totalmente en primavera, con temperaturas moderadas. Esto ha contenido el consumo energético para asegurar confort térmico. Pero ¿y si se hubiera dado en pleno invierno? ¿y si se prolongan las medidas durante el caluroso verano?

La mayoría de los hogares encuestados cuentan con calefacción individual (73,6 %). De estas, un 41 % son eléctricas, bien con bombas de calor o de efecto Joule. Un 44 % de las viviendas no dispone de aire acondicionado (refrigeración). Otras utilizan las bombas de calor (24 %) o equipos de refrigeración (14 %).

Equipamiento digital e internet

Entre los equipos domésticos que más han incrementado su uso durante el confinamiento, destacan los ordenadores (89,6 %) y los dispositivos móviles (84,6 %). Según el estudio, los medios digitales de teletrabajo en casa se consideran suficientes o buenos.

En cuanto a la conexión, un 96 % de los hogares tiene contratado internet en la vivienda. De estos, un 10,5 % usa indistintamente la conexión doméstica o móvil. Un 3 % usa exclusivamente la conexión móvil.

Calidad de los medios digitales en casa.
Calidad de los medios digitales en casa.

Ergonomía y teletrabajo

Gran parte de los hogares españoles presenta, sin embargo, ambientes inadecuados para teletrabajar. Mesas y sillas típicas de comedor, improvisadas mesas auxiliares con alturas inadecuadas o el uso mayoritario de equipos portátiles son elementos bastante habituales.

Además, se dan otras circunstancias que tampoco parecen idóneas. Por ejemplo, la ubicación en espacios compartidos con miembros del hogar o la necesidad de aislarse de ellos. Aun teniendo despachos en casa, algunas personas usan espacios como el salón para conectarse directamente a internet o por vigilar a los niños.

Conciliación familiar

El teletrabajo favorece el equilibrio laboral y familiar. Pero durante el confinamiento muchos medios han expuesto la brecha de género existente en el teletrabajo y la conciliación familiar.

En el periodo actual, la dedicación temporal al teletrabajo percibida es superior al resto de tareas diarias, como tareas domésticas o el descanso. El tiempo empleado en cuidado de hijos o personas dependientes no ha sido especialmente destacado, pese a ser una realidad en muchos hogares.

Dedicación a las principales tareas durante el confinamiento en casa (del 1 al 5)
Dedicación a las principales tareas durante el confinamiento en casa (del 1 al 5)

El dilema de la deslocalización

El teletrabajo posibilitaría huir de la ciudad para buscar viviendas más confortables, exteriores, sin contaminación ni ruido y más baratas. Podría, incluso, cambiar la situación en la España vaciada.

Sin embargo, no está claro que el impacto medioambiental resultase positivo. Desaparecerían los desplazamientos laborales, pero podría generar mayor dependencia del coche para cubrir necesidades básicas o por un aumento del tiempo libre.

Si seguimos teletrabajando, hacen falta cambios

El teletrabajo ha supuesto un auténtico desafío para los hogares españoles durante el confinamiento. La situación actual refleja su implementación en circunstancias extremas. Ha servido de experimento, pero las conclusiones deben tomarse con cautela.

La aparente satisfacción con las condiciones de teletrabajo que declaran los encuestados no concuerda en muchos casos con las características reales de los hogares. Por ejemplo, no todos disponen de mobiliario adecuado, o de las mejores condiciones para alcanzar confort térmico. Por eso, cabe preguntarse si esta percepción es real o se debe a que vemos la situación como obligatoria y temporal, adaptándonos a las circunstancias sin demasiadas exigencias.

Si somos capaces de trabajar así, posiblemente podamos hacerlo también en circunstancias normales. Pero ¿asumiríamos este reto a largo plazo?

Aunque habría que profundizar en los pormenores de cada puesto y su grado de adaptación a distintos entornos, incluir el trabajo como una tarea más a desarrollar en las viviendas podría requerir las siguientes medidas:

  • Revisar el ámbito normativo, tanto para obra nueva como rehabilitación.
  • Asegurar espacios, equipamiento y suministros adecuados.
  • Negociar con la entidad empleadora quién asume determinados gastos.

A nivel agregado, políticas sociales sobre teletrabajo y mejoras en la organización y dotación urbanas y rurales facilitarían la deslocalización laboral en la vivienda. Esto impulsaría una mejor distribución poblacional en la ciudad y el territorio, favoreciendo las ciudades de los 15 minutos y la reconquista de la España vaciada.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/06/teletrabajar-en-tiempos-de-covid-19-estan-nuestros-hogares-preparados/

RH, actor estelar en el retorno laboral

Por: Elizabeth López

Este es momento de posicionar al área y hacer crecer la marca empleadora de las empresas.

El 1 de junio es la fecha pactada por el gobierno federal para reanudar actividades esenciales y con el paso de las semanas, los otros sectores, siempre que se tomen las medidas de cuidados, por lo que las empresas deben crear su plan de retorno, ¿cómo comenzar?

Para Xóchitl Rosas, talent & transformation business manager en everis, lo principal es entender que el proceso de reincorporación debe ser orquestado por Recursos Humanos (RH), ya que identifican los momentos críticos en la organización e implementar medidas dependiendo las necesidades de los colaboradores.

“Así podrán activar para la compañía, acciones a partir del ámbito legal, tecnológico, de contabilidad o financiero”, indicó durante la charla Experiencia de empleado Covid-19.

Lo primero que RH debe hacer es identificar los grupos de la organización para conocer las necesidades de cada uno. Por ejemplo, están los que no dejaron de ir a trabajar, quienes viven con personas vulnerables, los de alto riesgo de contagio, quienes atraviesan crisis económicas por la pérdida de empleo de sus parejas, quienes ya están presentando problemas emocionales, los que enfermaron del virus o tienen familiares enfermos.

También, añadió, está el grupo que no tiene problemas de salud o no se encuentra en situaciones vulnerables, pero la idea de volver genera miedo, estrés e incertidumbre. Muchos de este grupo se trasladan en transporte público, que aumenta la ansiedad. “Las empresas deben estar preparadas para responder a cada grupo”.

Los tres pasos

Hay tres momentos que se deben seguir para volver. El primero es pensar qué necesitan habilitar para el día de vuelta. Se necesita dar certidumbre de volver al centro de trabajo que tenían antes, pero con medidas de precaución.

En segundo ámbito está el día de vuelta, cuando paulatinamente los colaboradores se vayan reincorporando. Muchos se sentirán extraños por el ambiente o porque no estarán todos los compañeros, además que sus modos de trabajo y entorno se modificarán.

Cosas tan sencillas como no tener acceso alimentos como antes “como los chilaquiles de los viernes”, no salir a comprar tan fácil, cambiar las juntas a remoto o no poder tener artículos como antes, pueden afectar a los colaboradores, algo que la empresa debe anticipar y definir los nuevos métodos, siempre cuidando la experiencia del empleado.

El primer día hay que recordar la importancia de seguir las medidas de seguridad, presentar la nueva forma de trabajo, tener la primera reunión de equipo respetando distancias y enlazando a los que sigan en casa, aplicar nuevas medidas de limpieza al espacio de trabajo y fomentar el hábito de usar gel antibacterial por lo menos tres veces al día.

El tercer pilar es cómo habilitar las nuevas formas de trabajo, especialmente definir qué grupos seguirán trabajando en remoto y cómo gestionar la dinámica con los que nunca se fueron o tuvieron que volver. Lo importante aquí es ser transparente y sustentar cada decisión, para que los que sí acudan a las oficinas no se sientan discriminados o tengan cuestionamientos de por qué ellos sí y otros no.

“La comunicación, sensibilización e información, son los ejes para habilitar las estrategias que requiere la compañía”.

Oficina de experiencia

Santiago Hernández, talent & transformation manager en everis, indicó que esta situación representa una oportunidad para las empresas de posicionarse como marca empleadora, que se preocupa por sus colaboradores, conoce sus necesidades y las da una adecuada experiencia.

Ante esto, es recomendable crear una oficina de experiencia del empleado, que se enfoca en mejorar la experiencia laboral, ayuda a reducir el impacto financiero, posiciona a RH como área estratégica y empuja el engagement de los empleados a la organización.

“En el futuro, los empleados recordarán cómo las empresas actuaron ahora. Este es momento de hacer que nuestros empleados quieran quedarse con nosotros”, finalizó.

Fuente:http://elempresario.mx/management-mrkt/rh-actor-estelar-retorno-laboral?fbclid=IwAR2hOJm_h4ilcIADxWY-ltSS1f_o_HiFQBGRlQwZXfKzgQb97NcqoxNddgA

El sur contrasta en indicadores laborales

Por: Rodrigo A. Rosales Contreras

El sur contrasta en indicadores laborales

Al cierre del primer trimestre del 2020, Chiapas fue la entidad que presentó la disminución anual más pronunciada del país en informalidad laboral, mientras Veracruz registró el mayor crecimiento en subocupación.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el periodo enero-marzo del presente año, antes de iniciar la emergencia sanitaria por el Covid-19, 23 estados lograron reducir su tasa de informalidad laboral 1 (TIL1), en comparación anual, explicando por qué México llegó a mínimos históricos (56.08% de la población ocupada).

De este grupo de territorios, destacó el chiapaneco, al pasar de 78.20% de los ocupados en informalidad en los primeros tres meses del 2019 a 73.11% en igual lapso de este año, es decir, una reducción de 5.1 puntos porcentuales.

Los estados que le siguieron a Chiapas en mayores bajas de la TIL 1 fueron Nayarit (de 65.00 a 61.88%, -3.1 puntos), Ciudad de México (de 50.11 a 47.17%, -2.9 puntos), Oaxaca (de 81.58 a 78.98%, -2.6 puntos) y Michoacán (de 70.10 a 67.87%, -2.2 puntos).

Al otro extremo, los aumentos anuales de la informalidad más elevados se dieron en estados de la frontera norte: Baja California, Coahuila, Tamaulipas y Sonora, incrementos entre 0.7 y 2.1 puntos porcentuales, aunque ninguna de estas entidades el umbral de 47 por ciento. Las mayores tasas de informalidad laboral se observaron en Oaxaca (78.98% de sus ocupados) y Guerrero (77.63%), mientras los menores, en Coahuila (34.65%), Chihuahua (36.23%) y Nuevo León (36.51 por ciento).

En cuanto a la tasa de subocupación, que es la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le permite, 27 estados exhibieron incrementos anuales al cierre del primer trimestre, que explica el indicador de 8.47% nacional, el mayor desde el 2015. El podio de las variaciones más altas se compuso por Veracruz (de 5.30 a 10.76% de los ocupados en subocupación en el periodo de análisis, +5.5 puntos porcentuales), Oaxaca (de 10.70 a 15.83%, +5.1 puntos) y Campeche (de 5.47 a 10.42%, +4.9 puntos).

 

Fuente:https://www.eleconomista.com.mx/estados/El-sur-contrasta-en-indicadores-laborales-20200520-0007.html

¿Podría el bloqueo del coronavirus ayudar a cerrar la brecha digital de América Latina?

América Latina está invirtiendo en formas de reducir su brecha digital en medio de COVID-19.

América Latina está invirtiendo en formas de reducir su brecha digital en medio de COVID-19. Imagen: Unsplash/Sergio Souza
  • En América Latina, alrededor de dos tercios de las personas tienen acceso a Internet.
  • Los expertos esperan que la pandemia de COVID-19 impulse a los gobiernos a abordar la brecha digital en los barrios pobres de las ciudades.
Mientras Colombia entra en su octava semana de bloqueo por coronavirus, el vendedor ambulante Luis Duarte se preocupa de que su hija adolescente no termine el año escolar ahora que sus clases se han trasladado a Internet.

“No tenemos una computadora en casa”, dijo Duarte, quien vende máscaras faciales caseras en las afueras de un supermercado en la capital, Bogotá, para ganarse la vida.

“La única conexión a Internet que tenemos es en mi smartphone, y eso es sólo cuando tengo datos en él. Mi hija está perdiendo meses de escuela”, dijo a la Fundación Thomson Reuters.

Es un problema compartido en toda América Latina y el Caribe, donde los cierres para detener el brote de coronavirus han dejado a más de 154 millones de niños – cerca del 95% de los inscritos – sin educación, muchos de los cuales no tienen forma de ir a la red para aprender, según UNICEF.

“Habrá para todos los niños pérdidas significativas de aprendizaje, pero para aquellos que son vulnerables – para aquellos que ya están en riesgo – puede que nunca vuelvan a la escuela”, dijo Margarete Sachs-Israel, asesora regional de educación de la agencia de la ONU para la infancia.

La “brecha digital” -la brecha entre quienes tienen acceso a las computadoras e Internet y quienes tienen acceso limitado o nulo- está bien documentada entre las zonas rurales y urbanas.

Pero las medidas de cuarentena en toda América Latina también han puesto de manifiesto una marcada brecha digital dentro de las grandes ciudades de la región, entre las personas de los barrios ricos y las que viven en barrios marginales.

El 71,8% de los hogares de América tiene acceso a Internet en su casa.
El 71,8% de los hogares de América tiene acceso a Internet en su casa.
Imagen: International Telecommunication Union

 

“Hay una parte de la población que no tiene acceso a Internet, en primer lugar, porque viven en asentamientos informales donde no hay una infraestructura (digital) adecuada”, dijo el arquitecto y consultor urbanístico Ignacio Alcalde, que tiene su sede en Madrid.

“Y, en segundo lugar, porque se trata de una población vulnerable que depende de la economía informal, que no permite que la gente pague por el acceso”, añadió Alcalde, experto asociado principal de ONU-Hábitat, la agencia para la vivienda y el desarrollo urbano.

Los expertos urbanos esperan que los cierres estimulen la acción de las autoridades para que consideren una conexión a Internet asequible como un derecho y un servicio básico, como los sistemas de agua y alcantarillado, que se espera que proporcionen las ciudades.

“La conectividad digital… es parte de nuestras vidas. No puede ser que en las zonas de la ciudad no haya una conexión digital adecuada”, dijo.

La brecha de desarrollo

En El Salvador, las fotos de un estudiante universitario subiéndose a un árbol para conseguir una conexión a Internet para poder seguir las clases en línea se hicieron virales en los medios sociales en abril, lo que hizo que el Presidente Nayib Bukele se dirigiera a Twitter para ofrecerle Internet gratis.

La novedosa pandemia de coronavirus también ha exacerbado la desigualdad digital entre los habitantes de las ciudades, que va más allá de la educación.

El hecho de no tener acceso a Internet dificulta el acceso de las familias pobres a la ayuda financiera que muchos gobiernos ofrecen para ayudar a las personas a sobrevivir a la cuarentena, ya que para solicitarla a menudo es necesario registrarse en línea, según los expertos urbanos.

Los cierres han demostrado lo vital que es para todos estar conectados, ya sea para comprar alimentos, consultar con los médicos, asistir a la escuela o mantenerse en contacto con los demás, dijo Shamika Sirimanne, jefa de tecnología del organismo de comercio y desarrollo de las Naciones Unidas (UNCTAD).

“Pensamos que llevaría tiempo convertir una brecha digital en una brecha de desarrollo. Pero COVID-19 nos ha demostrado lo rápido que esto se está convirtiendo en una realidad”, dijo en una entrevista telefónica desde Ginebra.

En América Latina, alrededor de dos tercios de las personas tienen acceso a Internet, según Sirimanne.

Pero esa cifra oculta un enorme desequilibrio entre los países y dentro de ellos, que va desde Nicaragua, donde el 25% de las personas tienen acceso a Internet, hasta el 80% en Chile, señaló.

La mayoría de los gobiernos de América Latina ya cuentan con planes de desarrollo para ampliar la infraestructura digital y lograr que más personas se conecten.

En los últimos decenios, la lucha contra la brecha digital se ha centrado en gran medida en llevar la Internet a las zonas rurales y las tabletas Wi-Fi a las escuelas, junto con la Internet gratuita en los espacios públicos.

Los expertos urbanos esperan ahora que la pandemia impulse a los gobiernos a abordar la brecha digital en los barrios pobres de las ciudades.

Dicen que un desafío clave que enfrentan los funcionarios de la ciudad para lograr que más personas se conecten a Internet es reducir el costo del acceso a la Internet para los pobres, especialmente en el Caribe.

“En muchos países se ve que cuanto más pobre eres, más cara es la Internet en proporción a tus ingresos mensuales”, dijo Sirimanne.

Un derecho básico?

La mitad del mundo sigue sin estar conectada y sólo dos de cada diez personas en los países menos adelantados están en línea, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la agencia de Internet y telecomunicaciones de las Naciones Unidas.

El Banco Mundial ha dicho que la actual pandemia ha demostrado que la conectividad es un “bien público“.

El brote también ha impulsado a las autoridades locales de algunos países a poner a más personas en línea.

A principios de este mes, el alcalde de Bogotá dio a conocer un nuevo plan de desarrollo de la ciudad que incluye la conexión a Internet de 100.000 hogares con niños para el año 2024.

En la ciudad brasileña de Recife, el alcalde se ha comprometido a comprar 2.500 teléfonos inteligentes para los niños para que puedan seguir estudiando durante la cuarentena.

Y Sachs-Israel en UNICEF dijo que en Perú, el gobierno está gastando 165 millones de dólares en 850.000 tabletas Wi-Fi para permitir que los niños continúen aprendiendo durante la cuarentena.

Muchos países de la región, entre ellos Brasil, Colombia y Argentina, han ampliado las plataformas de aprendizaje en línea y las bibliotecas digitales para los niños afectados por el cierre de escuelas.

Las empresas de telecomunicaciones también están desempeñando un papel en el aumento de la velocidad y la capacidad de Internet sin cobrar a los clientes.

En Perú, por ejemplo, el regulador de las telecomunicaciones tiene previsto promulgar un decreto que prohíba la suspensión de los servicios por falta de pago, según el Banco Mundial.

Sin embargo, en muchos países, el acceso a Internet sigue siendo considerado como una “infraestructura de lujo”, dijo Sirimanne.

“Para nosotros (la UNCTAD), la conectividad es igualmente una prioridad y ahora vemos por qué. Esperamos que los gobiernos despierten a esta realidad después de COVID-19”.

‘Una oportunidad para repensar’

Dado que el impacto de la pandemia hace que muchas ciudades se replanteen su infraestructura para promover más estilos de vida locales que podrían ayudar a limitar la propagación de cualquier brote futuro, esto brinda la oportunidad de hacer que la Internet sea accesible para todos, dijo Alcalde.

En las grandes ciudades de América Latina, plagadas de atascos y altos niveles de contaminación, es probable que la planificación urbana que promueve “una ciudad de vecindarios descentralizados” gane terreno a medida que continúe el distanciamiento social, señaló el arquitecto.

Esto podría incluir la construcción de bibliotecas comunitarias con computadoras y acceso a Internet en los barrios pobres, permitiendo a los residentes obtener fácilmente en línea de forma gratuita.

La segunda ciudad de Colombia, Medellín, ya ha adoptado este enfoque y en los últimos decenios ha gastado cientos de millones de dólares para llevar servicios de salud y educación a los barrios de tugurios, incluidas bibliotecas con acceso gratuito a la Internet.

“Imaginemos que las grandes ciudades se forman como una serie de núcleos, barrios que tienen todo… El coronavirus es una oportunidad para repensar”, dijo Alcalde.

Fuente:https://es.weforum.org/agenda/2020/05/podria-el-bloqueo-del-coronavirus-ayudar-a-cerrar-la-brecha-digital-de-america-latina/