No más desperdicio de comida

Un total de 1,300 millones de toneladas de alimento se desperdician cada año en el mundo, casi 4 millones diario, de acuerdo con la FAO. Cada uno de nosotros tiramos 223 kilos de comida al año. Hasta dan escalofríos.

En los supermercados, restaurantes y en los hogares cada día se desecha una enorme cantidad de comida porque no está en perfecto estado. Si bien no se trata de comprar o consumir productos que ya estén echados a perder, sí se trata de buscar mejores maneras de almacenar la comida para que dure más.

En el caso de los supermercados y restaurantes existen iniciativas como bancos de alimentos, vender o donar los productos que sobran a instituciones de beneficencia, o a empresas que transforman los desechos en energía.

El problema se complica porque además de no aprovechar esa comida para alimentar a la población más necesitada, tirarla también afecta al medio ambiente, como explica la FAO en su informe Huellas del despilfarro de alimentos: “Los alimentos descartados que son vertidos en un terraplenado (tierra con que se rellena un terreno para levantar su nivel) y se descomponen de forma anaeróbica (es decir, sin oxígeno) liberan metano”.

Los alimentos se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción agrícola inicial hasta el consumo final en los hogares. En América Latina, los consumidores desperdiciamos el 28 % de los alimentos. La FAO calcula que con estos insumos se podría alimentar a 300 millones de personas. Toca a productores, a la industria alimentaria y al gobierno optimizar sus procesos para que las pérdidas se reduzcan.

En México se desperdicia 37 % de los alimentos que se producen, lo que se traduce en poco más de 10 millones de toneladas de comida al año, que servirían para evitar el hambre de 7 millones de mexicanos, según datos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Las cifras son alarmantes y parece ilógico que mientras unos tiran la comida a la basura, otros mueran literalmente de hambre. Tenemos que empezar desde la casa, hacer conciencia y crearla en los más pequeños, para dar a los alimentos el valor que merecen; dejar de comprar de más, consumir lo que tenemos y aprender a almacenar de una mejor manera.

Fuente:http://hablemosdelcampo.com/sustentabilidad/no-mas-desperdicio-de-comida/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s