Creatividad en las escuelas: lo que los países hacen (o podrían hacer)

creatividad en las escuelas

  • En las escuelas de Corea y Singapur se pone especial énfasis en el desarrollo de habilidades de creatividad, pensamiento creativo e innovación.
  • Este artículo fue escrito en inglés por Stéphan Vincent-Lancrin, Analista Senior y Líder de Proyecto en la Dirección de Educación de la OCDE.

 

¿Las escuelas deberían nutrir la creatividad, el pensamiento crítico y otras habilidades de innovación? Un número creciente de países considera que enseñar dichas habilidades constituye el siguiente reto educativo. Las tradicionales ‘buenas notas’ pueden no ser suficientes para equipar a la fuerza laboral con las habilidades necesarias para contribuir a una economía basada en la innovación.

La OCDE organizó recientemente un taller internacional, en el que 30 diseñadores de políticas educativas, de 12 países, aprendieron de las iniciativas asiáticas que buscan fomentar la creatividad, el pensamiento crítico y la formación de carácter en sus alumnos. Singapur y Corea son dos buenos ejemplos de países que enfatizan lo anterior en su currículo.

Desde 2009, Corea pretende que las escuelas fomenten la creatividad entre sus estudiantes como parte de un programa de aprendizaje basado en proyectos. Además dedican casi el 10% del tiempo escolar a otras actividades transversales que fomentan la creatividad.

En Singapur, los planes de educación incluyen el pensamiento crítico e inventivo, así como las competencias sociales y emocionales. Al final de la escuela secundaria, se espera que los estudiantes sean “resilientes ante la adversidad”, “innovadores y emprendedores”, así como “capaces de pensar críticamente y comunicarse de forma persuasiva”.

Una visita a la escuela de niñas Haig, en Singapur, demostró que lo anterior es una realidad. La creatividad y la innovación son el centro del proyecto de esta escuela primaria. Se ha desarrollado un criterio para monitorear el progreso de los estudiantes en aspectos como el “pensamiento crítico” y el “pensamiento creativo e innovador”.

Los estudiantes se evalúan a sí mismos y a sus pares al responder preguntas como “¿Soy capaz de dar múltiples ideas para alcanzar una solución? (pensamiento crítico). O “¿Soy capaz de conectar ideas de maneras interesantes y creativas para alcanzar una idea única?” (pensamiento creativo).

Entre sus múltiples proyectos, esta escuela de niñas pide a sus alumnos que realicen actividades de innovación genuina. Proyectos que sirvan para la vida real, como construir el prototipo de una manera innovadora de cerrar un paragüas con una sola mano. Este es un invento útil en un país donde llueve casi todos los días.

Incluir la creatividad y otras habilidades de innovación en el currículo nacional es un buen punto de inicio para que los alumnos se sientan tomados en cuenta en la escuela. El siguiente paso es evaluar formalmente estas habilidades. Singapur y Corea han modificado sus exámenes nacionales para incentivar a los maestros y alumnos a prestarles la debida atención a dichas habilidades en la enseñanza y el aprendizaje.

Un estudio reciente de la OCDE revela cómo la evaluación ayuda a clarificar lo que la creatividad en verdad significa. Una herramienta prototipo para evaluar la creatividad de los alumnos mapea la disposición de los hábitos mentales de creatividad en cinco dimensiones: ser inquisitivo, persistente, imaginativo, colaborativo y disciplinado.

Los hallazgos de dos trabajos de campo hechos en escuelas británicas muestran que la herramienta de evaluación lleva a los maestros a tener más precisión y confianza a la hora de desarrollar la creatividad de sus alumnos. Y los aprendices son más capaces de entender lo que implica la creatividad y a llevar un registro de su progreso. Dichas herramientas son un paso importante para elevar la atención diaria de las habilidades de pensamiento y creatividad, y verlas materializarse en el aprendizaje escolar.

El camino que tenemos que recorrer aún es largo. Sin embargo, es esperanzador ver otros países que ya han puesto en marcha acciones y han comenzado a compartir con otros estas herramientas y lecciones.

Fuente: Education & Skills Today, OCDE

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s