Creatividad en las escuelas: lo que los países hacen (o podrían hacer)

creatividad en las escuelas

  • En las escuelas de Corea y Singapur se pone especial énfasis en el desarrollo de habilidades de creatividad, pensamiento creativo e innovación.
  • Este artículo fue escrito en inglés por Stéphan Vincent-Lancrin, Analista Senior y Líder de Proyecto en la Dirección de Educación de la OCDE.

 

¿Las escuelas deberían nutrir la creatividad, el pensamiento crítico y otras habilidades de innovación? Un número creciente de países considera que enseñar dichas habilidades constituye el siguiente reto educativo. Las tradicionales ‘buenas notas’ pueden no ser suficientes para equipar a la fuerza laboral con las habilidades necesarias para contribuir a una economía basada en la innovación.

La OCDE organizó recientemente un taller internacional, en el que 30 diseñadores de políticas educativas, de 12 países, aprendieron de las iniciativas asiáticas que buscan fomentar la creatividad, el pensamiento crítico y la formación de carácter en sus alumnos. Singapur y Corea son dos buenos ejemplos de países que enfatizan lo anterior en su currículo.

Desde 2009, Corea pretende que las escuelas fomenten la creatividad entre sus estudiantes como parte de un programa de aprendizaje basado en proyectos. Además dedican casi el 10% del tiempo escolar a otras actividades transversales que fomentan la creatividad.

En Singapur, los planes de educación incluyen el pensamiento crítico e inventivo, así como las competencias sociales y emocionales. Al final de la escuela secundaria, se espera que los estudiantes sean “resilientes ante la adversidad”, “innovadores y emprendedores”, así como “capaces de pensar críticamente y comunicarse de forma persuasiva”.

Una visita a la escuela de niñas Haig, en Singapur, demostró que lo anterior es una realidad. La creatividad y la innovación son el centro del proyecto de esta escuela primaria. Se ha desarrollado un criterio para monitorear el progreso de los estudiantes en aspectos como el “pensamiento crítico” y el “pensamiento creativo e innovador”.

Los estudiantes se evalúan a sí mismos y a sus pares al responder preguntas como “¿Soy capaz de dar múltiples ideas para alcanzar una solución? (pensamiento crítico). O “¿Soy capaz de conectar ideas de maneras interesantes y creativas para alcanzar una idea única?” (pensamiento creativo).

Entre sus múltiples proyectos, esta escuela de niñas pide a sus alumnos que realicen actividades de innovación genuina. Proyectos que sirvan para la vida real, como construir el prototipo de una manera innovadora de cerrar un paragüas con una sola mano. Este es un invento útil en un país donde llueve casi todos los días.

Incluir la creatividad y otras habilidades de innovación en el currículo nacional es un buen punto de inicio para que los alumnos se sientan tomados en cuenta en la escuela. El siguiente paso es evaluar formalmente estas habilidades. Singapur y Corea han modificado sus exámenes nacionales para incentivar a los maestros y alumnos a prestarles la debida atención a dichas habilidades en la enseñanza y el aprendizaje.

Un estudio reciente de la OCDE revela cómo la evaluación ayuda a clarificar lo que la creatividad en verdad significa. Una herramienta prototipo para evaluar la creatividad de los alumnos mapea la disposición de los hábitos mentales de creatividad en cinco dimensiones: ser inquisitivo, persistente, imaginativo, colaborativo y disciplinado.

Los hallazgos de dos trabajos de campo hechos en escuelas británicas muestran que la herramienta de evaluación lleva a los maestros a tener más precisión y confianza a la hora de desarrollar la creatividad de sus alumnos. Y los aprendices son más capaces de entender lo que implica la creatividad y a llevar un registro de su progreso. Dichas herramientas son un paso importante para elevar la atención diaria de las habilidades de pensamiento y creatividad, y verlas materializarse en el aprendizaje escolar.

El camino que tenemos que recorrer aún es largo. Sin embargo, es esperanzador ver otros países que ya han puesto en marcha acciones y han comenzado a compartir con otros estas herramientas y lecciones.

Fuente: Education & Skills Today, OCDE

Chihuahua y Quintana Roo, los estados más endeudados

Chihuahua y Quintana Roo son los estados más endeudados, le siguen Chiapas, Coahuila y Veracruz. Tlaxcala, Campeche son los estados menos endeudados. El crecimiento económico en México en el tercer el tercer trimestre de 2016 fue de 2.2%.

Por: 

La disparidad regional representa un obstáculo para impulsar el desarrollo del país, y una de las razones principales es la deuda pública.

Chihuahua (9.6%) y Quintana Roo (6.9%) son los estados más endeudados en porcentaje del PIB nacional, seguidos de Chiapas (6.3%), Coahuila (5.9) y Veracruz (4.9), destacó el informe Muchos Méxicos en uno.

“El principal problema de la deuda es la falta de claridad en el destino de la misma, y el hecho de que los recursos públicos adicionales no se están traduciendo en crecimiento económico”, comentó Valeria Moy, directora general de la organización México, ¿Cómo vamos?

César Duarte, exgobernador de Chihuahua, dejó una deuda de 55,000 millones de pesos (mdp) durante su administración, informó Arturo Fuentes Vélez, secretario de Hacienda de la entidad. En 2015, Veracruz, tras a salida del priista Javier Duarte tenía un endeudamiento de 45,879 mdp, Quintana Roo contaba con compromisos financieros por 22,442 mdp, según datos de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Tlaxcala (0.0%), Campeche (0.1%), Querétaro (0.3%), Tabasco (0.7%) y Guerrero (4.9%) son los estados menos endeudados, destacan datos del estudio de México, ¿cómo vamos?

“Los Estados tiene condiciones económicas y sociales muy dispares y todo eso influye de manera importante en la economía”, platicó Manuel Molano, director general Adjunto del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

“Tendríamos que hacer transparentes montos, tasas, plazos y estructuras de la deuda de los estados”, enfatizó Molano.

Crecimientos disparejos

El crecimiento económico en México en 2016 fue de 2.4%, pero al interior del país, la disparidad sale a flote.

“Está país es un crisol de economías, hay estados que tiene un crecimiento como las economías asiáticas y otros parece que se encuentran en el siglo 17”, destacó Moy.

Baja California Sur (6.5%), Quintana Roo (5.7%), Baja California (5.1%), Aguascalientes (5.0%) e Hidalgo (5.0%), son los estados con mayor crecimiento, según el estudio Muchos Méxicos en uno.

En el extremo opuesto está Campeche (-6.9%), Tabasco (-2.0%), Veracruz (-1.3), Zacatecas (-0.8%) y Chiapas que sólo creció 0.5%.

“Los primeros cuatro estados, no sólo no crecieron, sino que decrecieron, es decir cada vez hay menos producción. Y Chiapas que logro crecer muy poco comparado a las necesidades que tiene el estado”, platico Valeria Moy.

¿Y la creación de empleo?

Los estados de la región generaron 90% de los empleos formales necesarios para darle espacio a la población que se incorpora al mercado laboral durante 2016.

En términos de creación de empleo Querétaro (200%), Quintana Roo (187%), Aguascalientes (150%), Baja California Sur (146%) y la Ciudad de México (127%) ocupan los primeros lugares en empleo del estudio de México, ¿cómo vamos?

“Podemos ver que estos cinco estados está creando más del empleo que necesitan. En realidad, lo que están haciendo es formalizando empleo que en otro momento era informal”, destacó Valeria Moy, directora general de México, ¿Cómo vamos?

Los cinco peores estados en creación de empleo son Campeche (-218%), Tabasco (-64%), Veracruz (-22%), Chiapas creció sólo 6% y Oaxaca creció 9%.

Para presentar la disparidad regional, México, ¿Cómo Vamos? dividió al país en cuatro principales zonas: norte, centronorte y occidente, centrosur y oriente, y sur. Se evaluó el desempeño económico de cada estado en la región con base en 6 indicadores principales: crecimiento económico, generación de empleo formal, informalidad laboral, productividad laboral, pobreza laboral y deuda pública.

 

México por zonas

1. Zona Norte. Ambos expertos coincidieron en que la deuda pública es uno de los principales focos rojos de la zona, ya que seis de nueve estados tienen una deuda como proporción del PIB estatal superior a la de todos los estados respecto al PIB nacional, que es de 2.8%.

2. Zona Centronorte y Occidente. Mientras la informalidad laboral en los estados que sí alcanzaron la meta de generación de empleo formal está por debajo del promedio nacional, Michoacán, Nayarit y Guanajuato rebasan el umbral nacional de 52.4% y tienen su semáforo en rojo.

3. Zona Centrosur y Oriente. La zona centrosur y oriente, compuesta por la capital del país, el Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Veracruz, tiene cierta homogeneidad entre sus miembros, a excepción de la Ciudad de México. Al comentar las problemáticas del mercado laboral en la región, los especialistas de México, ¿Cómo Vamos? indicaron que la CDMX fue el único estado que alcanzó – y rebasó – la meta estatal de generación de empleo durante 2016, además de tener una proporción de la población ocupada traba

4. Zona Sur. Cuando se habló de la región sur del país, los especialistas de México, ¿Cómo Vamos? Precisaron que en la zona hay dos estados atípicos y opuestos: Campeche y Quintana Roo. La economía de Campeche, donde casi el 80% de la actividad económica depende de la minería – principalmente la minería petrolera – ha sufrido una grave caída en sus indicadores económicos en los últimos años. Por el contrario, la economía de Quintana Roo, basada en actividades terciarias – principalmente por el turismo – tiene casi todo su semáforo económico con cifras mejores a las nacionales.

Fuente:https://www.forbes.com.mx/chihuahua-quintana-roo-los-estados-mas-endeudados/#gs.3bZxntw

No más desperdicio de comida

Un total de 1,300 millones de toneladas de alimento se desperdician cada año en el mundo, casi 4 millones diario, de acuerdo con la FAO. Cada uno de nosotros tiramos 223 kilos de comida al año. Hasta dan escalofríos.

En los supermercados, restaurantes y en los hogares cada día se desecha una enorme cantidad de comida porque no está en perfecto estado. Si bien no se trata de comprar o consumir productos que ya estén echados a perder, sí se trata de buscar mejores maneras de almacenar la comida para que dure más.

En el caso de los supermercados y restaurantes existen iniciativas como bancos de alimentos, vender o donar los productos que sobran a instituciones de beneficencia, o a empresas que transforman los desechos en energía.

El problema se complica porque además de no aprovechar esa comida para alimentar a la población más necesitada, tirarla también afecta al medio ambiente, como explica la FAO en su informe Huellas del despilfarro de alimentos: “Los alimentos descartados que son vertidos en un terraplenado (tierra con que se rellena un terreno para levantar su nivel) y se descomponen de forma anaeróbica (es decir, sin oxígeno) liberan metano”.

Los alimentos se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción agrícola inicial hasta el consumo final en los hogares. En América Latina, los consumidores desperdiciamos el 28 % de los alimentos. La FAO calcula que con estos insumos se podría alimentar a 300 millones de personas. Toca a productores, a la industria alimentaria y al gobierno optimizar sus procesos para que las pérdidas se reduzcan.

En México se desperdicia 37 % de los alimentos que se producen, lo que se traduce en poco más de 10 millones de toneladas de comida al año, que servirían para evitar el hambre de 7 millones de mexicanos, según datos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Las cifras son alarmantes y parece ilógico que mientras unos tiran la comida a la basura, otros mueran literalmente de hambre. Tenemos que empezar desde la casa, hacer conciencia y crearla en los más pequeños, para dar a los alimentos el valor que merecen; dejar de comprar de más, consumir lo que tenemos y aprender a almacenar de una mejor manera.

Fuente:http://hablemosdelcampo.com/sustentabilidad/no-mas-desperdicio-de-comida/

México estrena red para el internet de las cosas

Por: 

Ludovic Lemoan es un empresario francés con un plan ambicioso: crear una red global que habilite el internet de las cosas IoT. Esa idea podría sonar descabellada, pero, contra toda previsión, lo está consiguiendo.

Lemoan es cofundador y CEO de Sigfox, una compañía que, desde su creación en 2009, se ha dedicado a desarrollar la tecnología que permita el despliegue de una red de bajo consumo de energía y alta eficiencia para los objetos conectados.

¿Qué objetos? “Todos. Por ahora hay muy pocas cosas conectadas, pero en el futuro todo estará conectado a internet”, dice Lemoan en entrevista con Forbes México luego de la presentación de Sigfox en la Casa de Francia de la Ciudad de México.

“Sigfox es un éxito a la francesa que forma parte de una nueva genera de compañías de alta tecnología que desarrollan soluciones para el IoT”, dijo la anfitriona del evento, Maryse Bossière, embajadora gala en nuestro país, al recordar que Francia es el tercer socio científico de México.

El principio detrás de la tecnología de Sigfox es simple: se trata de una red inalámbrica que se especializa en la comunicación con millones de dispositivos de baja potencia que no requieren de grandes flujos de datos ni de grandes cantidades de energía para funcionar, de hecho, permanecen “dormidos” durante 90% del tiempo.

Esa idea ha resonado en el mundo: La firma ha levantado 309 millones de dólares (mdd) en 5 rondas de inversión que incluyen a Telefónica Ventures e Intel Capital y ya cubre en su totalidad a Francia y España, se extiende con velocidad por Europa y desde el año pasado también da cobertura al 100% de la ciudad de San Francisco, California.

Estados Unidos fue el primero de los 5 países de América Latina donde ya despliega su tecnología, le siguió Brasil y, de manera simultánea, trabaja en México, Argentina y Colombia. No obstante, Lemoan y compañía trabajan rápido, y ya están en conversaciones con Perú, Chile, Uruguay, Ecuador, Costa Rica, Panamá y El Salvador. “Al final de este año esperamos tener 12 países y dentro de los próximos dos años cubrir el 90% del territorio y al 90% la población de América Latina”, explica Bertrand Rame, VP de Sigfox para la región.

Un socio mexicano

“Creemos que las soluciones a los problemas de Latinoamérica saldrán de este mismo continente”, dijo Daniel Guevara, director general de IoTNet, la empresa mexicana que ya se encarga de desplegar la red de Sigfox.

“Estamos iniciando una nueva era, que habilitará la creación de nuevos servicios. Hay una gran oportunidad en México para desarrollar servicios que podrían ser exportados a cualquier parte del mundo.

Hoy, el potencial de esta tecnología se encuentra en todos los ámbitos de la actividad económica, advierte Guevara:

  • Agricultura y medio ambiente – gestión de ganado
  • Industria – seguridad
  • Servicios públicos – Medición del consumo de agua y electricidad, gestión de desperdicio
  • Retail – gestión de activos
  • Automotriz – rastreo de flota y diagnóstico en tiempo real
  • Hogar – provisionamiento automático
  • Salud – seguridad

Quizá una de las áreas más importantes, señala el directivo, es la agricultura, que se había visto marginada de los avances tecnológicos en materia digital hasta ahora. Otro de los aspectos prometedores es el monitoreo de la calidad del aire a nivel micro (piensa en mediciones a nivel de calles o parques o escuelas).

La mayor parte de la inversión será realizada por IoTNet, que comprará el equipo e instalará la red, encargándose de los gastos que podrían rondar “una magnitud de docenas de millones de dólares entre los siguientes 3 y 5 años”, de acuerdo con Rame.

“La idea de Sigfox es cubrir el mundo, crear una red global y necesitamos que los dispositivos recopilen datos y los transmitan en tiempo real para que podamos tomar decisiones de forma más rápida”, dijo Ludovic y añadió que el IoT es una de las tecnologías más democratizadoras del acceso a internet, permite a una serie de compañías pequeñas y emprendedores desarrollar nuevas soluciones y servicios de bajo costo. Lo mejor de todo es que estas aplicaciones pueden exportarse a cualquier parte del mundo.

Fuente:https://www.forbes.com.mx/mexico-estrena-red-para-el-internet-de-las-cosas/#gs.XHGAWvM