¿Necesita datos o mapas de recursos de energía solar? Tenemos una aplicación para eso

POR OLIVER KNIGHT

El Banco Mundial dio a conocer el mes pasado un nuevo Atlas mundial de recursos de energía solar. (i) Se trata de una herramienta en línea gratuita que permite observar con gran detalle lugares en todo el mundo (la resolución es de 1 kilómetro), y ofrece mapas descargables de todos los países en desarrollo. Esta nueva herramienta interactiva es una buena noticia para todos aquellos, incluidos los responsables de formular políticas o los desarrolladores comerciales, que alguna vez han buscado datos o mapas de recursos de energía solar entre la enorme y, a veces, confusa variedad de recursos que se encuentran a disposición del público en general.

Para que este nuevo atlas tenga un mayor impacto, debe suceder lo siguiente:

En primer lugar, necesitamos reducir la duplicación y, a menudo, el desperdicio de recursos relacionados con los proyectos cartográficos nacionales. Por ejemplo, antes del lanzamiento del Atlas mundial de recursos de energía solar, el costo de la creación de un mapa de este tipo de un país de tamaño mediano era de entre USD 100 000 y USD 150 000, y el trabajo demoraba alrededor de seis meses. Pero con el atlas, hemos realizado esta tarea para todos los países en desarrollo por una fracción del costo, permitiendo así que el financiamiento se use en actividades de mayor valor, como la planificación geoespacial destinada a identificar zonas de energía renovable, o campañas de medición en terreno para ayudar a mejorar los modelos de recursos solares en los que se basan los resultados. Esta nueva herramienta podría ser un activo que no tiene precio para los Gobiernos, organismos de desarrollo y fundaciones que no necesitarán encargar más la elaboración de mapas de los países que, en muchos casos, son costosos y pueden terminar duplicando la información que ya ofrece el atlas.

En segundo lugar, tenemos que mejorar constantemente los datos del atlas recopilados en los primeros dos años y que son de dominio público, y además otros modelos de recursos solares disponibles en el mercado. Esto se puede hacer mediante la inversión en estaciones terrestres de medición de la radiación solar. Sin embargo, es más fácil decir esto que hacerlo. Existen deficiencias importantes en la actual red de medición de datos, especialmente en los países en desarrollo, lo cual se suma a la incertidumbre sobre la fiabilidad de los datos de energía solar proporcionados. A su vez, eso aumenta el riesgo para los desarrolladores y, en última instancia, los costos. Desafortunadamente, es muy fácil encargar una campaña de medición de mala calidad, o excluir algunos datos que son necesarios para un eventual análisis. De manera que es vital la adopción de una serie de normas universales.

En tercer lugar, las instituciones públicas de investigación que han realizado previamente evaluaciones de los recursos de energía solar necesitan revisar con cuidado qué valor agregan en esta área. Durante los últimos cinco años, ha surgido una serie de proveedores comerciales que mantienen modelos permanentes de datos sobre recursos de energía solar, y trabajan continuamente para mejorar y actualizar sus datos en este campo. Este es un ejemplo excelente de cómo la investigación y la incubación en instituciones públicas se traduce en nuevas empresas exitosas, y debería celebrarse. Pero ahora los creadores tienen que avanzar hacia nuevas fronteras de investigación para no desplazar a los proveedores comerciales, y ayudar a generar la próxima generación de metodologías y herramientas.

Finalmente, se necesita un esfuerzo por parte de los principales proveedores internacionales y nacionales de datos de recursos de energía solar para consolidar el atlas y otras herramientas gratuitas de datos de alta calidad y bases de datos históricas que ahora están siendo reemplazadas. Las iniciativas anteriores en materia de registro de los recursos de energía solar en los países y las regiones (como SWERA) tuvieron un importante papel educativo, pero en muchos casos las metodologías y los datos que se utilizaron se encuentran desactualizados, y los mapas resultantes son menos exactos que los que ofrecen el Atlas y otras herramientas. Para el usuario mal informado esto es confuso y podría conducir a una toma de decisiones subóptima.

Como resultado de la rápida reducción de los costos, y de los excelentes recursos de energía solar en la mayoría de los países en desarrollo, el Banco Mundial ha observado un gran aumento de la demanda de energía solar en nuestros países clientes. Ahora disponemos de datos para tomar decisiones normativas y comerciales informadas, de modo que usémoslos.

Oliver Knight es un especialista superior en energía del Banco Mundial. El Atlas mundial de recursos de energía solar fue financiado por el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía (ESMAP), (i) y se encuentra disponible en: http://globalsolaratlas.info. (i)

Fuente:http://blogs.worldbank.org/voices/es/aplicacion-datos-mapas-de-recursos-de-energia-solar?cid=ECR_FB_WorldBank_ES_EXT_P

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s