¿Necesita datos o mapas de recursos de energía solar? Tenemos una aplicación para eso

POR OLIVER KNIGHT

El Banco Mundial dio a conocer el mes pasado un nuevo Atlas mundial de recursos de energía solar. (i) Se trata de una herramienta en línea gratuita que permite observar con gran detalle lugares en todo el mundo (la resolución es de 1 kilómetro), y ofrece mapas descargables de todos los países en desarrollo. Esta nueva herramienta interactiva es una buena noticia para todos aquellos, incluidos los responsables de formular políticas o los desarrolladores comerciales, que alguna vez han buscado datos o mapas de recursos de energía solar entre la enorme y, a veces, confusa variedad de recursos que se encuentran a disposición del público en general.

Para que este nuevo atlas tenga un mayor impacto, debe suceder lo siguiente:

En primer lugar, necesitamos reducir la duplicación y, a menudo, el desperdicio de recursos relacionados con los proyectos cartográficos nacionales. Por ejemplo, antes del lanzamiento del Atlas mundial de recursos de energía solar, el costo de la creación de un mapa de este tipo de un país de tamaño mediano era de entre USD 100 000 y USD 150 000, y el trabajo demoraba alrededor de seis meses. Pero con el atlas, hemos realizado esta tarea para todos los países en desarrollo por una fracción del costo, permitiendo así que el financiamiento se use en actividades de mayor valor, como la planificación geoespacial destinada a identificar zonas de energía renovable, o campañas de medición en terreno para ayudar a mejorar los modelos de recursos solares en los que se basan los resultados. Esta nueva herramienta podría ser un activo que no tiene precio para los Gobiernos, organismos de desarrollo y fundaciones que no necesitarán encargar más la elaboración de mapas de los países que, en muchos casos, son costosos y pueden terminar duplicando la información que ya ofrece el atlas.

En segundo lugar, tenemos que mejorar constantemente los datos del atlas recopilados en los primeros dos años y que son de dominio público, y además otros modelos de recursos solares disponibles en el mercado. Esto se puede hacer mediante la inversión en estaciones terrestres de medición de la radiación solar. Sin embargo, es más fácil decir esto que hacerlo. Existen deficiencias importantes en la actual red de medición de datos, especialmente en los países en desarrollo, lo cual se suma a la incertidumbre sobre la fiabilidad de los datos de energía solar proporcionados. A su vez, eso aumenta el riesgo para los desarrolladores y, en última instancia, los costos. Desafortunadamente, es muy fácil encargar una campaña de medición de mala calidad, o excluir algunos datos que son necesarios para un eventual análisis. De manera que es vital la adopción de una serie de normas universales.

En tercer lugar, las instituciones públicas de investigación que han realizado previamente evaluaciones de los recursos de energía solar necesitan revisar con cuidado qué valor agregan en esta área. Durante los últimos cinco años, ha surgido una serie de proveedores comerciales que mantienen modelos permanentes de datos sobre recursos de energía solar, y trabajan continuamente para mejorar y actualizar sus datos en este campo. Este es un ejemplo excelente de cómo la investigación y la incubación en instituciones públicas se traduce en nuevas empresas exitosas, y debería celebrarse. Pero ahora los creadores tienen que avanzar hacia nuevas fronteras de investigación para no desplazar a los proveedores comerciales, y ayudar a generar la próxima generación de metodologías y herramientas.

Finalmente, se necesita un esfuerzo por parte de los principales proveedores internacionales y nacionales de datos de recursos de energía solar para consolidar el atlas y otras herramientas gratuitas de datos de alta calidad y bases de datos históricas que ahora están siendo reemplazadas. Las iniciativas anteriores en materia de registro de los recursos de energía solar en los países y las regiones (como SWERA) tuvieron un importante papel educativo, pero en muchos casos las metodologías y los datos que se utilizaron se encuentran desactualizados, y los mapas resultantes son menos exactos que los que ofrecen el Atlas y otras herramientas. Para el usuario mal informado esto es confuso y podría conducir a una toma de decisiones subóptima.

Como resultado de la rápida reducción de los costos, y de los excelentes recursos de energía solar en la mayoría de los países en desarrollo, el Banco Mundial ha observado un gran aumento de la demanda de energía solar en nuestros países clientes. Ahora disponemos de datos para tomar decisiones normativas y comerciales informadas, de modo que usémoslos.

Oliver Knight es un especialista superior en energía del Banco Mundial. El Atlas mundial de recursos de energía solar fue financiado por el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía (ESMAP), (i) y se encuentra disponible en: http://globalsolaratlas.info. (i)

Fuente:http://blogs.worldbank.org/voices/es/aplicacion-datos-mapas-de-recursos-de-energia-solar?cid=ECR_FB_WorldBank_ES_EXT_P

Advertisements

¿Y si más estudiantes quisieran ser docentes?

¿Y si más estudiantes quisieran ser docentes?

Por:Javier Luque

Los sistemas educativos reconocen que los docentes son el elemento más importante para el éxito de todo el proceso. Por ello, formulan políticas efectivas para reclutar a los mejores candidatos, desarrollar profesores de excelencia y motivarlos para que mejoren su desempeño. Sin embargo, la evidencia muestra consistentemente que la carrera docente, si bien cuenta con una convocatoria y matrícula alta en gran parte de América Latina y el Caribe, todavía enfrenta el reto de atraer a los mejores candidatos. ¿Qué nos falta en la región para que los mejores estudiantes quieran ser docentes?

Una de las fuentes de información más importantes sobre este tema son los resultados de las pruebas PISA. Aparte de evaluar lo que los jóvenes de 15 años saben y pueden hacer en ciencias, matemáticas y lectura, PISA también provee datos acerca de la autopercepción de estos jóvenes sobre la ocupación que tendrán a los 30 años. De acuerdo con los resultados de 2015, el 8 por ciento de los jóvenes mexicanos y el 7 por ciento de los uruguayos se pueden visualizar en la carrera docente. Ese porcentaje es de 5 por ciento para Chile y 4 por ciento para Colombia y Brasil. En todos los países de la región, los porcentajes de 2015 mostraron una reducción del número reportado en la edición 2006.

En un claro contraste, en Corea del Sur, cerca del 14 por ciento se “ven” siendo docentes, una proporción superior incluso a la observada en otros países de alto rendimiento como Finlandia (6 por ciento) y Estados Unidos (4 por ciento). Al igual que en América Latina, estos países registraron una disminución con relación al 2006. Sin embargo, esta tendencia tiene mayores repercusiones en nuestra región dada la urgente necesidad de mejorar la calidad de los aprendizajes y la mayor demanda de derivada de las tendencias demográficas.

Además del bajo interés en ingresar a la carrera docente, PISA también revela que aquellos estudiantes que sí están interesados en la carrera docente muestran bajo desempeño. Tanto en el 2006 como en 2015, para todos los países en América Latina que participaron en PISA, el puntaje promedio de los jóvenes que se ven como maestros a los 30 años fue inferior al promedio de su país. Esta situación es completamente inversa en los sistemas educativos de Corea del Sur y Finlandia, por ejemplo. Las buenas noticias es que los puntajes de los que se ven como docentes en el futuro se ha ido acercando al promedio nacional. El trabajo debe continuar para poder cerrar las brechas importantes que existen en comparación a los niveles de calidad de países de alto desempeño.

grafico-jovenes-profesores-esp-2

Los datos que obtenemos de PISA son un llamado para que los países de la región continúen trabajando e invirtiendo en el proceso de revalorización de la carrera docente. Esto implica profundizar los diversos programas que ya están siendo implementados para atraer a los jóvenes hacia la docencia como “Ser Pilo Paga Docente” (Colombia), “Beca Vocación de Profesor” (Chile), “Becas Vocación Maestro” (Perú) o “Becas para Formación Docente” (Argentina).  Si bien estos programas son relativamente nuevos, existe evidencia de su impacto positivo en los logros académicos de los que aspiran a ser docentes.

Del mismo modo, un elemento clave para mejorar es continuar conociendo y compartiendo las experiencias de otros países, tanto de América Latina y el Caribe, como de otras regiones para entender mejor el impacto y efectividad de diversas opciones de política docente.

Fuente:https://blogs.iadb.org/educacion/2017/03/28/mas-estudiantes-mejores-candidatos-docentes/

La violencia costó a México más de 3 billones de pesos

El Índice de Paz México reveló que durante el año pasado, el nivel de paz en el país registró un deterioro del 4.3%.

mexico-billete-economia

El Instituto para la Economía y la Paz (IEP) señaló que durante el año pasado el nivel de paz de México registró un deterioro del 4.3%, mismo que pudo ser peor, de no ser por la baja de un 9% que tuvieron los delitos con violencia, además la correcta implementación que se hizo de la reforma al sistema de justicia.

De acuerdo con el Índice de Paz México (Mexico Peace Index 2017), esta situación de violencia tuvo un impacto equivalente al 18% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, costando finalmente poco más tres billones de pesos, equivalentes a 25,130 pesos por persona -lo que equivale a más de un mes de salario para el trabajador medio mexicano-. Esto representó un aumento en 2016 del impacto económico de la violencia en un 3%, o 79,000 mdp, respecto al año previo.

El impacto económico de la violencia aumentó 3%, aproximadamente 79 mil millones de pesos, en comparación con 2015

Esta cantidad promedio se atribuye a los costos directos e indirectos que provocaron a la sociedad las medidas de contención de los actos delincuenciales que se iban presentando en su día a día.

La industria privada, en particular, identificó en el Índice a la inseguridad y delincuencia como su principal preocupación, aún por arriba de otros temas álgidos para las empresas, como son la corrupción y los puntos fiscales.

De acuerdo con la evaluación realizada por el IEP, el estado más seguro de México durante el año pasado fue Yucatán, seguido por Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo y Coahuila, mientras que los más peligrosos fueron, por cuarto año consecutivo, Guerrero, Colima, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.

Es importante señalar que el estudio precisó que a pesar del deterioro que tuvo la paz el año pasado, en 21 de los 32 estados del país se registraron avances, además de que la tasa de delitos con violencia está hoy en su menor nivel en los últimos 14 años.

A nivel global, México se encuentra en el sitio 140 de los 163 países que son medidos por el Instituto, estando únicamente por arriba de naciones como India, Egipto y Venezuela.

El país fue, junto a Siria, Irak y Afganistán, uno de los que más aumentaron en número de muertes el año pasado, en el rubro de conflictos internos.

Aquí puedes consultar el mapa interactivo de este índice.

Fuente:https://www.forbes.com.mx/violencia-costo-mexico-3-billones-pesos/#gs.zJql0uM