Lo que no sabemos del trabajo informal

Por: David Kaplan

Las estadísticas oficiales de informalidad laboral, 57.2 % en el segundo trimestre de 2016, reciben mucha atención. Sin embargo, existe mucho desconocimiento sobre la definición oficial de informalidad en México[1], especialmente para trabajadores independientes. En esta entrada explicaré cómo se define la informalidad. Debido a la confusión mayor sobre la definición de informalidad para trabajadores independientes, haré un énfasis especial en la informalidad de este grupo.

Empecemos con los empleados “típicos” que trabajan para sus patrones a cambio de salarios u otras remuneraciones. En la nomenclatura del INEGI estos trabajadores son subordinados y remunerados. Para estos trabajadores, ser informal es equivalente a no tener acceso a una institución de salud a través del empleo. Por esta razón las cifras del empleo registrado con IMSS, la institución de salud con más trabajadores afiliados, suelen interpretarse como cifras de empleo formal. En el segundo trimestre de 2016, la tasa de informalidad de trabajadores subordinados y remunerados fue 46.0 %.

Sin embargo, no todos los trabajadores son subordinados y remunerados. Algunos son independientes que trabajan para sí mismos.[2] Para un trabajador independiente, la definición de informalidad depende de las características del negocio. Un trabajador independiente se clasifica como informal si su negocio no lleva ningún registro contable o si solo se utiliza un cuaderno de apuntes personales para llevar las cuentas. La definición de informalidad para trabajadores independientes no tiene nada que ver con la seguridad social.

Para evitar confusiones, es pertinente definir con precisión el concepto de un trabajador independiente. Un trabajador independiente es aquel que declara en la ENOE no tener jefe o superior, independientemente del régimen bajo el cual pague impuestos. Un trabajador sin IMSS que cobra por honorarios, que también declara tener jefe, se clasificaría como trabajador subordinado informal. Este grupo de trabajadores subordinados, informales a pesar de pagar impuestos, podría ser parte de la explicación por la alta tasa de informalidad de trabajadores subordinados en México.

En el segundo trimestre de 2016, la tasa de informalidad de trabajadores independientes fue 78.0 %. Pero el porcentaje de trabajadores independientes que carecía de acceso a una institución de salud a través del empleo fue 99.84 %, a pesar de un pequeño avance reciente en la inscripción voluntaria de trabajadores independientes al IMSS. Vale la pena mencionar que los trabajadores independientes no tienen la obligación legal de cotizar al IMSS.

La formalización de trabajadores independientes ha sido un objetivo del gobierno. El Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), por ejemplo, ofrece descuentos del pago del impuesto sobre la renta (ISR). El descuento en el primer año es 100 % y se reduce gradualmente hasta eliminarse después de 10 años. Adicionalmente, el RIF exige exactamente la contabilidad necesaria para que el negocio se clasifique como formal. La siguiente gráfica muestra que la tasa de informalidad de trabajadores independientes ha disminuido con la introducción del RIF. Datos del SAT también muestran evidencia de una formalización a través del RIF. Sin embargo, la formalización de este colectivo, 2.9 puntos porcentuales desde el segundo trimestre de 2013, ha tenido poco impacto en el acceso a la seguridad social.

Fuente: Indicadores de informalidad laboral del INEGI (http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/regulares/enoe/)

Fuente: Indicadores de informalidad laboral del INEGI (http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/regulares/enoe/)

 

En resumen, la confusión sobre la definición de informalidad en México genera conclusiones erróneas. En particular, hay trabajadores formales sin seguridad social y hay trabajadores informales que sí pagan ISR. Una interpretación correcta de las cifras es importante para el diseño de políticas públicas para mejorarlas.

* David S. Kaplan es Especialista Sénior en la División de Mercados Laborales y Seguridad Social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). También forma parte del grupo de expertos de @MexicoComoVamos. Antes de unirse al BID en 2010, David había sido Economista de Investigación en la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, Profesor de Economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y Especialista en el Desarrollo del Sector Privado en el Banco Mundial. David recibió un Doctorado en Economía de la Universidad Cornell en 1998.

[1] Esta definición es consistente con los lineamientos de la Organización Internacional del Trabajo.

[2] Un tercer grupo de trabajadores son los no remunerados. Todos los trabajadores no remunerados son informales.

Fuente:http://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-mexico-como-vamos/2016/11/01/lo-que-no-sabemos-del-trabajo-informal/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s