Educación, agua e internet, las claves para erradicar la pobreza infantil en AL

En América Latina, uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años de edad ni estudian ni trabajan, y la mayoría son mujeres. La región sigue siendo una de las más desiguales del mundo. EL Banco Mundial señala tres factores para sacar a los niños de la pobreza.

Acceso a educación, agua limpia y conexión a internet, son las tres claves para acabar con la pobreza infantil en América Latina, según el Banco Mundial (BM).

Durante el Día Internacional de la Erradicación de la pobreza, el BM dijo que la región latinoamericana sigue siendo una de las más desiguales del mundo. Una donde el nivel de educación e ingreso de los padres determina si sus hijos tendrán las mismas oportunidades de obtener una buena educación.

“Más de un cuarto de la población de la región tiene menos de 14 años de edad. Aun así, muchos de estos jóvenes se quedan en el camino, sin esperanzas de un futuro promisorio y productivo. Uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años de edad en la región se les considera “ni-nis”, es decir que ni estudian ni trabajan, y la mayoría son mujeres”, dice la institución financiera.

Estos son los tres factores que los expertos en pobreza del Banco Mundial para América Latina y el Caribe ven como una oportunidad más para que los jóvenes salgan de la pobreza.

Calidad educativa

Todas las semanas, los alumnos de las escuelas públicas de América Latina y el Caribe se ven privados del equivalente a un día completo de clases debido al ausentismo docente, baja cualificación y nivel salarial, y escaso liderazgo escolar. Una educación de calidad es una de las oportunidades clave para el éxito.

El joven jamaiquino de 21 años Chevano Baker es uno de los afortunados a quienes la participación de su familia en un programa de transferencias condicionadas en efectivo le permitió obtener una buena educación. Chevano está empezando su maestría en economía financiera en la prestigiosa Universidad de Birmingham en el Reino Unido, ejemplifica la institución que preside el coreano Jim Yong Kim.

En México 30 millones de mexicanos viven rezagados educativamente: 4.7 millones son analfabetas, 9.4 millones no terminaron la primaria y 16.1 millones no concluyeron la secundaria. Esto es 35% de la población mexicana, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Elemento vital

Las evidencias muestran que los jóvenes incrementan su estatura y aprenden mejor en aquellas comunidades cuyos residentes tienen acceso a saneamiento mejorado y no defecan al aire libre.

En Nicaragua, varios Comités de Agua Potable y Saneamiento encabezados por mujeres mejoraron el acceso al agua y saneamiento a más de un millón de personas. “Las familias están felices porque tienen lavabos, duchas e inodoros”, explica Angela Durand, una vecina que coordina el Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) local.

En nuestro país, debido al crecimiento de la población, la disponibilidad de agua ha disminuido de manera considerable. En 1910 era de 31,000 metros cúbicos (m3) por habitante al año. Para 1950 había disminuido hasta un poco más de 18,000 m3; en 1970 se ubicó por debajo de los 10,000 m3, en 2005 era de 4,573 m3 y para 2010 disminuyó a 4,230 m3 anuales por cada mexicano, según datos del INEGI.

Adiós a la brecha digital

Menos de una de cada diez familias pobres tienen Internet en la región. Pero paradójicamente, hay más hogares en países en desarrollo con teléfonos móviles que con acceso a electricidad o agua potable.

Invertir en la economía digital puede fomentar no solo la innovación, sino también la inclusión y la eficiencia.

En el Perú rural, el progreso de la conectividad móvil permitió un mayor acceso a la información, ayudó a impulsar la generación de puestos de trabajo y a reducir la pobreza en 8%, de acuerdo al Informe sobre Desarrollo Mundial 2016.

Un informe del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) revela que 55% de la población mexicana tiene acceso a la red, es decir, que  están conectados aproximadamente 63 millones de personas. Existe una tasa de penetración de telefonía móvil que se acerca a 90% de la población, lo que implica que sólo uno de cada 10 habitantes del país no cuenta con un teléfono móvil.

Países como Brasil o Chile tienen promedios de 120% de penetración de líneas móviles. Lo que garantiza una conectividad total de la población.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/educacion-agua-e-internet-las-claves-para-erradicar-la-pobreza-infantil-en-al/#gs.bujaxKE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s