En 2020 habrá 50 billones de objetos conectados

50 millones de objetos hiperconectados cambiarán el mundo, se concluyó en el gathering sobre internet de las cosas, que tuvo como expositores a los especialistas Juan José Cisneros, María Alejandra Ovalle, Frédéric Emam-Zadé y Mite Nishio.

Por Felipe Vallejos

Así de simple, los microchips —instalados en absolutamente todas las cosas que nos rodean y que nos ponemos— transmitirán millones de datos traducidos a informaciones que permitirán tomar mejores decisiones y apelar a la eficiencia y rentabilidad de negocios de todo tipo.

De eso se trató precisamente la exposición magistral de Juan José Cisneros, especialista internacional de TI, quien explicó que entre los objetos más vendidos a nivel mundial y que involucran la transmisión constante de datos están los relojes digitales, como los que vende Apple. Pero se trata sólo del comienzo, pues estima que para el año 2020 habrá 50 billones de objetos conectados; en otras palabras, seis o siete objetos en promedio por cada persona del mundo.

Lee también: 5 claves para que IoT sea el ‘internet de las cosas seguras’

Cisneros reveló que internet de las cosas, concepto acuñado en 1999, tendrá un uso múltiple, como en edificios inteligentes, al facilitar el ahorro de energía de aires acondicionados y la gestión del agua, así como en ciudades enteras, en automóviles, en el ámbito de la salud y en la agricultura, pues busca optimizar cosechas y siembras.

El experto mexicano planteó los grandes desafíos de internet de las cosas, como la mejora constante de la profesión de análisis de datos, la estructura de los estándares para crear sensores y venderlos, así como una amplia educación a la ciudadanía, a empresarios y funcionarios del gobierno en el uso efectivo y favorable de la interconexión de objetos cotidianos.

Al terminar la conferencia se presentaron los panelistas María Alejandra Ovalle, Frédéric Emam-Zadé y Mite Nishio, quienes hablaron de las aplicaciones de internet de las cosas para América Latina y el Caribe, especialmente en República Dominicana, mercado donde existe un campo importante de crecimiento en la próxima década, auguraron.

Mite Nishio, director de desarrollo de aplicaciones móviles de Orange Dominicana, dio a conocer datos recientes del uso de la red en el país: 10 millones de líneas telefónicas, 8.8 millones de celulares y 4.5 millones de teléfonos inteligentes. Mientras que en redes sociales, 5.5 millones de dominicanos son usuarios; 1.4 millones usan Instagram; 600,000 LinkedIn; 1 millón Twitter y 1.4 millones Snapchat. En definitiva, 51.7% de la población está conectada, por lo que, a su juicio, el uso comercial de internet crecerá exponencialmente.

Más tarde fue el turno de Emam-Zadé, especialista en singularidad tecnológica, quien habló de la cantidad de datos que internet de las cosas daría, un insumo para agrandar la importancia del uso efectivo y profesional del big data, concepto que se refiere al almacenamiento de grandes cantidades de información, precisamente lo que arrojarán los microchips instalados en todos los objetos.

El también columnista de Forbes República Dominicana sostuvo que a través del big data se obtendrá una visión multidimensional, gracias al amplio uso de internet y su aplicación en teléfonos inteligentes, que pronosticó estará en el 80% de las manos de la población dominicana.

Finalmente, María Alejandra Ovalle, cannel manager para América Central y el Caribe de Zebra, con sede en Colombia, planteó como primera idea que internet de las cosas no estaba lejos ni próximo, sino presente y en constante crecimiento, incluso en países con una brecha digital, como República Dominicana.

En cuanto a los clientes que Zebra posee en el país, Ovalle sostuvo que se está trabajando con productos de colmados o supermercados para que el proveedor y distribuidor sepan si su producto se colocó en la vitrina, cuánto tiempo estuvo ahí y cómo es el ritmo de venta.

En el caso de otros países, los productos de Zebra se adaptan al ámbito deportivo, como el futbol americano. La channel manager sostuvo que se arma una estrategia de juego deportivo profesional gracias a chips que tiene cada jugador. A nivel empresarial: en Argentina y Brasil hay casos de éxito con empresas de bebida, en las que se administran sus neveras, su temperatura, posibles fallas y si está debidamente llena con los productos supuestos. En adición, explicó Ovalle, internet de las cosas permitirá preveer problemas futuros y solucionar conflictos actuales.

Al cierre, el editor en jefe de Forbes Centroamérica y el Caribe, Uriel Naum Ávila, pronosticó que internet de las cosas seguirá dando de que hablar en el país y la región, como un instrumento más al servicio de la búsqueda de valor agregado como mercado y la inserción en lo que Oppenheimer, en el mismo libro del Internet de las Cosas, define como la “economía del conocimiento”.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/2020-habra-50-billones-objetos-conectados/#gs.znZ4M04

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s