Ingenieros mexicanos, ¿funcionales?

En México existe una matrícula de 800,000 alumnos de ingeniería, según datos de la Academia de Ingeniería, que constituye cerca de 26% de la matrícula total a nivel licenciatura.

La Ingeniería Industrial es la segunda con mayor población estudiantil, con cerca de 150,000 escolares; sin embargo, existe un déficit de ingenieros con capacidades suficientes para incorporarse al sector productivo.

El fondo de la escasez de talentos apunta a un modelo educativo fallido, que forma profesionistas con una especialización insuficiente para transitar hacia una manufactura enfocada en diseño e innovación, y no una de ensambles simples y bajo valor, como sucede en la mayoría de empresas industriales, en este razonamiento coinciden ejecutivos de empresas y autoridades consultadas.

El subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Salvador Jara, admite las fallas del sistema educativo y, además, apunta hacia otros focos rojos que han detectado: liderazgo y trabajo grupal.

“La empresa nos dice que tenemos mucho éxito en cuanto a competencias cognitivas, que tiene que ver con matemáticas, mecatrónica. Pero nos están faltando dos tercios, que son las competencias de saber hacer en la práctica, lo psicosocial, adaptarse a los grupos de trabajo y tener actitud colaborativa”, añade.

Foto: Notimex

Mejor prepararse en la planta

En las tres competencias mencionadas, las universidades privadas llevan ventaja, de acuerdo con Patricia Helbig, socia de Korn Ferry Hay Group, especializada en estrategias de personal.

“La mayorías de las empresas piden 80% de inglés y en universidades como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o el Instituto Politécnico Nacional (IPN) no egresan con ese nivel. No lo entiendo, francamente, porque se ha hablado mucho del tema, necesitan ponerse más las pilas con esto”, señala.

En México existen al menos 120,000 egresados de Ingeniería al año, pero también hay un déficit de 800,000 ingenieros en diversas áreas, según datos citados por el coordinador de Universidades Tecnológicas y de Politécnicas del país, Héctor Arreola Soria.

Ante la falta de competencias de algunos ingenieros, existen empresas que cuentan con sus propias estrategias de formación.

La alemana Siemens, por ejemplo, tiene un programa de formación dual, el cual consiste en que los estudiantes van unos días a la escuela y otros a aprender con la práctica en sus plantas.

En la industria automotriz hay varios ejemplos, como Nissan, que desde 2001 puso en marcha una escuela en Aguascalientes que ofrece a los estudiantes de nivel técnico y profesional una formación especializada, en colaboración con el gobierno de Aguascalientes.

La formación dual se perfila como una de las estrategias de México para resolver su necesidad de formación de talentos especializados en materias tan complejas como la mecatrónica. La SEP ya trabaja con la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en una estrategia nacional para impulsar la formación dual en todo el país, cuyos primeros resultados ya están a la vista.

Fuente:http://www.manufactura.mx/industria/2016/07/01/ingenieros-mexicanos-funcionales

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s