Las 100 mujeres más poderosas de México 2016

Son las mujeres que promueven proyectos, construyen posibilidades para los demás y las que creen que el poder es para compartirse. Son 100 pero sabemos que hay más. Queremos que haya muchas, muchas más.

 

Ellas impulsan el cambio. Ellas ayudan. Ellas han evolucionado. Son las que promueven proyectos a pesar de los obstáculos, las que construyen posibilidades para los que no imaginaban un futuro distinto. Son las que creen que el poder es para compartirse. Son las 100 mujeres más poderosas de México.

El poder no significa lo mismo para todos. Por ello, Forbes México dedica su edición de junio 2016 a ese poder que construye, que sirve para inspirar y transformar. No al que se concibe como un activo para concentrarlo en beneficio de unos cuantos, sino al que sirve como un instrumento para convertir positivamente nuestra realidad.

Se trata de una edición atípica, que va a contracorriente de la definición que buena parte de la sociedad mexicana tiene del poder. Que sólo pretende consignar que hay otro poder que pretende compartirse para generar bienestar y que, en la mayor parte de las ocasiones, es predicado por quien ha sido víctima de abusos y falta de oportunidades: las mujeres.

“Las 100 mujeres más poderosas de México, edición 2016” integra a empresarias y ejecutivas que han logrado inspirar a su staff, masculino y femenino, para generar mejores resultados financieros; a funcionarias públicas que intentan romper con las dificultades que las mujeres tienen para asumir posiciones de control y de influencia; a activistas que luchan todos los días lanzando un ya basta a los abusos contra las mujeres; a deportistas y artistas que han salido de las cuatro paredes de México para hacer sentir su talento en otras tierras.

“Se incluye a 100, pero sabemos que hay muchas más que bien podrían ser parte de este ejercicio editorial. Algo más: no es un ranking, ninguna tiene un número, ya que el desempeño de todas es igual de importante y merece ser tratado de la misma forma”, destaca Jonathán Torres, director editorial de Forbes México.

Estas mujeres se encuentran en cinco categorías, considerando el uso que para ellas tiene el poder:

Poder Inspirar

En esta categoría se encuentran mujeres como Mayra Gónzalez, quien a partir de julio se convertirá en la primera mujer en conducir a Nissan Mexicana; Olga Medrano Martín del Campo, la joven que conquistó las redes sociales como #LadyMatemáticas tras ganar la Olimpiada Europea de Matemáticas; Martha Debayle, la conductora y empresaria de medios que cree que aún existe un gran mercado de lectura en papel; y Samantha Ricciardi, la directora ejecutiva de BlackRock México que ha logrado crecimientos de dos dígitos.

También forman parte de esta categoría Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Relaciones Exteriores; Melanie Devlyn, presidenta del Consejo de Administración de Ópticas Devlyn; María Guadalupe Morales, vicepresidenta de Operaciones de Walmart Supercenter; y otras más.

Poder Trascender

Son las mujeres cuya trayectoria ha dejado huella en su ámbito, y entre ellas se puede observar a la filántropa Amparo Espinosa Rugarcía, las empresarias Blanca Treviño y Ana María Olabuenaga, la periodista Carmen Aristegui y la escritora Elena Poniatowska.

También la bailarina Elisa Carrillo Cabrera, la raquetbolista Paola Longoria, la actriz Ana Claudia Talancón, la cantante Susana Harp, la emprendedora Juana Ramírez, y otras tantas con éxitos y trayectorias reconocidas en su esfera de acción.

Poder Impulsar

Las que rompen paradigmas y han demostrado que los sueños son más poderosos que las barreras que se erigen ante ellos. La promotora de derechos Eufrosina Cruz Mendoza, la ministra Margarita Luna Ramos, la directora de orquesta Alondra de la Parra, las directivas Martha Herrera, Luz Adriana Ramírez Chávez y Cristina Ruiz de Velasco, así como la empresaria Gina Diez Barroso.

Poder Evolucionar

Ana Victoria García, fundadora y CEO de Victoria147; María Asunción Aramburuzabala, presidente y directora general de Tresalia Capital; Zélika García, directora de Zona Maco; la arquitecta Tatiana Bilbao, la politóloga Denise Dresser, la boxeadora Mariana ‘La Barbie’ Juárez, la actriz Karla Souza, la escultora Ángela Gurría Davó, y otras más, integran esta categoría en las que el avance y el desarrollo son las constantes en sus carreras.

Poder Ayudar

Son las mujeres que incrementan las oportunidades de desarrollo para otros y construyen posibilidades para aquellos sectores cuyas condiciones les habían impedido imaginar un futuro distinto, como la activista Norma Romero, la combatiente de la trata Rosi Orozco, la promotora de los derechos indígenas Martha Sánchez Néstor y la filántropa Soumaya Slim.

Así como la CEO de Save The Children México, María Josefina Menéndez; la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez; la fundadora y directora de la asociación civil Reinserta, Saskia Niño de Rivera; y la representante de ONU Mujeres en el país, Ana Güezmez García, entre otras.

Son 100 pero sabemos que hay más. También, queremos que haya muchas, muchas más. Pero sobre todo deseamos, y nosotros nos ponemos a ese servicio, que en algún momento de la historia de México el talento sea reconocido por sus competencias y no por el género al que pertenezca.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/las-100-mujeres-mas-poderosas-de-mexico-2016/

Comunicaciones y transportes, mejor sector para el empleo en 3T: Manpower

Las empresas mantienen las perspectivas de empleo.

Por: LEONARDO DOMÍNGUEZ R.

Los empleadores de empresas mexicanas prevén incrementar 16% sus plantillas laborales durante el tercer trimestre del año, según la Encuesta de Expectativas de Empleo de Manpower. El sector con mayor crecimiento será, según los resultados, el de comunicaciones y transportes.

“Es el más fuerte para este tercer trimestre, probablemente se debe a la inversión privada en telecomunicaciones, que ha provocado mayor competencia en este sector y a su vez, precios más bajos en sus precios”, señaló Héctor Márquez Pitol, director comercial de la firma de recursos humanos.

La encuesta, que se realiza a 4,800 empleadores de micro, medianas y grandes empresas, de diversos sectores y regiones del país, había arrojado para el anterior periodo, de abril a junio, que 13% de las firmas tenían planes contratación, por lo que las expectativas pueden considerarse ligeramente más optimistas.

“A pesar de encontrarnos en un adverso entorno internacional, con una de las mayores caídas en los precios del petróleo, la confianza entre los empleadores de México se mantiene estable y apunta a un crecimiento moderado, pero sostenido”, expresó Héctor Márquez Pitol, director comercial de la firma de recursos humanos.

De acuerdo a estas expectativas, se espera que las contrataciones laborales aumenten en los cuatro tamaños de empresa. Las grandes pronostican un incremento de 20%, mientras que en las medianas sería de 12%, en las pequeñas de 8% y en las microempresas de 2%.

Frente al 16% que incrementará sus plantillas, 77% permanecerá sin cambios, 4% ha anticipado disminuir su nomina y 3% aún no ha determinado sus planes de crecimiento de personal.

Por regiones, el mayor incremento se verá en el norte del país, donde 15% de las empresas prevén aumentar su plantilla, un crecimiento desde el 9% previsto en los primeros meses del año. La zona centro del país se mantiene estable respecto a trimestres anteriores con 12%. La región que especula menor actividad para este tercer trimestre es el Sureste, donde 7% de las empresas prevén nuevas contrataciones.

También el sector comercio aumentó sus previsiones, según Márquez, debido a la Alianza del Pacífico, tratado comercial entre México, Colombia, Chile y Perú, añadió.

Fuente:http://expansion.mx/carrera/2016/06/14/comunicaciones-y-transportes-mejor-sector-para-el-empleo-en-3t-manpower?utm_source=Carrera&utm_campaign=a059184a48-test_car_1506166_15_2016&utm_medium=email&utm_term=0_ffae5af968-a059184a48-112349149

¿Cómo financiar la educación superior?

especial_u_mex_03

Por:Agustín Barroilhet y Ricardo Espinoza

La educación superior ha cambiado significativamente en los últimos cuarenta años. Lo que antes era un privilegio exclusivo de países ricos o de las élites de países pobres, hoy es parte integral de la competencia internacional por capital humano y de las estrategias de desarrollo. De acuerdo a The Economist, “en promedio las tasas de matrícula en instituciones de educación superior en el mundo […] subieron de 14% a 32% durante las últimas dos décadas […]; en ese tiempo, el número de países con una tasa de matrícula superior al 50% incrementó de 5 a 54.” (Mayo, 2015, en inglés).

Los países han respondido al reto de financiar la educación superior a gran escala de diversas formas. Un factor constante en estos procesos ha sido la aversión a hacer cambios en el status quo que puedan causar reacciones adversas de grupos de interés. Mientras que algunos países europeos con sectores privados pequeños y con tradición de selectividad (ej. Alemania) recientemente regresaron a un modelo de matrícula gratuita, los aumentos en los costos de educación han forzado a la mayoría del resto de los países del mundo a diversificar las fuentes de financiamiento. El cobro de aranceles se ha vuelto común en países que por mucho tiempo se resistieron  a cobrar por la educación superior, como Australia e Inglaterra. Asimismo, países que por años han dependido mayoritariamente del financiamiento privado, como los Estados Unidos y Chile, cada vez utilizan más fondos públicos para evitar el sobre endeudamiento de sus estudiantes.

Esta tendencia a combinar diferentes fuentes de financiamiento está detrás de dos mecanismos actualmente en competencia que permiten financiar la educación superior de manera ‘gratuita al momento de la entrega’ evitando un gasto fiscal excesivo. Estos mecanismos son el Impuesto a los Graduados (“Graduate Tax” o “GT”, por sus siglas en inglés) y el Crédito Contingente al Ingreso (“Income Contingent Loans” o “ICL”, por sus siglas en inglés). El GT es un impuesto específico a la renta de los graduados, destinado exclusivamente a financiar la educación superior, mientras que el ICL es un sistema de créditos en el cual los estudiantes pagan los costos de su educación con un porcentaje de sus ingresos mensuales. Aunque ningún país ha adoptado el esquema del GT, el ICL ha ganado popularidad en países como Estados Unidos, Australia y Chile, entre otros. Por ejemplo, en Chile el número de estudiantes financiando sus estudios con créditos que se podrán pagar contingentes al ingreso ha aumentado anualmente 21% en promedio desde el 2006, llegando a alrededor del 40% de los estudiantes universitarios en el 2015. De manera similar, de acuerdo al Departamento de Educación de Estados Unidos el número de alumnos estudiando con un ICL se ha triplicado en los últimos tres años.

Tanto el GT como el ICL son opciones políticamente atractivas porque tienen el potencial de beneficiar a los estudiantes a un costo fiscal acotado. Sin embargo, ambos mecanismos tienen bases ideológicamente diferentes que pueden ser fácilmente asignadas a lados opuestos dentro del espectro político. El GT promueve, por un lado, la idea de que aquellos que ganen más contribuyan más, y está asociado con la retórica de que la educación superior es primordialmente un bien público. El ICL por su parte es consistente con la lógica de que cada estudiante debe de pagar lo que él o ella reciba, lo que calza con la retórica de que los retornos de la educación superior son substancialmente privados. En la práctica, la principal diferencia entre el GT y el ICL es que el GT genera un fondo común basado en contribuciones progresivas que paga la educación de todos de acuerdo a criterios que se establezcan políticamente, mientras que en un sistema financiado con ICL cada estudiante paga el costo de la educación que recibió, según lo determine el mercado, pero limitado a un porcentaje de sus ingresos.

Aunque el GT y el ICL pueden ser comparados en varias dimensiones, como la eficiencia, los requerimientos regulatorios, el impacto sobre la autonomía o los incentivos al desarrollo de instituciones, la distribución de los riesgos financieros o los costos fiscales, por dar algunos ejemplos, nuestro objetivo aquí es compararlos en términos de equidad. Hemos elegido esta dimensión puesto que el GT ha sido defendido como una política progresiva capaz de proveer educación superior como un ‘derecho social’ que eventualmente beneficiaría a los más desaventajados. En estas líneas analizamos si realmente esto ocurre cuando lo contrastamos con un sistema ICL. ¿Es un impuesto a los graduados (GT) realmente progresivo? Si es así, ¿qué tipo de solidaridad es la que ofrece?

En un estudio preliminar (Barroilhet, Espinoza, Urzúa, 2016), simulamos y comparamos ambos mecanismos en el contexto chileno, utilizando datos oficiales del Ministerio de Educación sobre matrícula estudiantil, aranceles y salario esperado para un rango amplio de programas. Nuestros resultados muestran que el GT se vuelve extremadamente problemático cuando los programas académicos financiados tienen distinta duración y cuando los títulos que otorgan son premiados de forma diferente por el mercado laboral. En este contexto, el GT no es progresivo pues este perjudica en promedio a los estudiantes más pobres. Esto se explica parcialmente por el hecho de que, aun cuando en el GT no hay costos efectivos de matrícula, los estudiantes más pobres tienden a matricularse en programas más cortos, que son generalmente más baratos de proveer, y que les permiten acceder al mercado laboral más rápidamente. Por ejemplo, en Chile, los estudiantes de estatus socioeconómico bajo se matriculan programas que en promedio son 1.5 años más cortos y cuyo arancel anual es 40% más bajo que aquellos de estudiantes de nivel socioeconómico alto. El acceso temprano al mercado laboral – con sueldos inmediatos pero limitados – pone a los pobres en una situación en la que terminan pagando el GT por un mayor periodo tiempo y por una educación que fue relativamente barata de proveer.

En contraste a los estudiantes pobres, los estudiantes más privilegiados tienen una menor presión de entrar al mercado laboral tempranamente y pueden elegir carreras más largas y costosas, con la esperanza de mayores salarios futuros. Así, los estudiantes ricos comienzan a pagar el GT más tarde y por una educación que es más cara de proveer. Nuestros datos muestran que los estudiantes de estatus socioeconómico más alto se matriculan en programas donde el costo total es 250% más alto que el de aquellos estudiantes de nivel socioeconómico bajo.

Contraintuitivamente, nuestra investigación muestra que la distribución del fondo común basado en contribuciones proporcionales del GT termina perjudicando más a los pobres. Puesto de otra manera, como el GT provee beneficios que no se relacionan con los costos de la educación y además existen importantes variaciones en los salarios a los que se puede acceder con los distintos títulos, los grupos que pueden ingresar a los programas más caros y largos y posteriormente mejor remunerados terminan beneficiándose en promedio mucho más que los demás. Nuestro estudio muestra que bajo las actuales condiciones de costos, empleabilidad y salarios, cuando se compara con un ICL, un GT beneficiaria al 45% de los estudiantes provenientes de establecimientos secundarios privados (nivel socioeconómico alto), mientras que solo beneficiaría a un 15% de aquellos provenientes de establecimientos secundarios públicos (nivel socioeconómico bajo).

Si una política progresiva es una que aumenta la equidad económica entre individuos o grupos que contribuyen y/o se benefician de dicha política, entonces el GT no calza con la definición. El GT solo tiene el potencial de ser progresivo cuando existe poca dispersión de sueldos entre los estudiantes graduados, y cuando los beneficios de la política cubren todos los costos asociados que llevan a los estudiantes pobres a elegir programas más cortos y baratos. Sin embargo, lo primero es improbable en economías de mercado, y lo segundo, tan costoso que desplazaría el financiamiento de otras políticas sociales. La ausencia de estos dos elementos permite construir un buen caso en contra de la implementación del GT como un mecanismo para financiar la educación superior a gran escala. El GT es una política riesgosa y potencialmente injusta cuando se compara a alternativas como el ICL, que también facilita el acceso a la educación y que favorece en promedio substancialmente más a los pobres, como demuestra nuestra investigación.

Pistas útiles del ‘código’ open data

Por: Alfredo Taborga

 

Si todos los que me leen son más o menos contemporáneos deben de recordar la aclamada novela El Código Da Vinci. Recuerdo cómo la devoré. No podía parar de leer. Incluso recuerdo amigos que la tomaban como fiel testimonio de la realidad en que la iglesia se esfuerza por ocultar los grandes misterios del mundo. No es su culpa, son sólo víctimas de la educación positivista impartida en este país.

Sin embargo, la aclamada, muy bien vendida y filmada novela de Brown podría tener un desenlace y un cambio radical en la trama si estuviese siendo escrita ahora:

Un asesinato en el Louvre y algunas pistas en pinturas de Da Vinci llevan a descubrir un misterio protegido por una sociedad secreta por más de 2,000 años. Este descubrimiento, se sospecha, podría cimbrar los pilares del cristianismo. Robert Langdon propone introducirse a la Biblioteca Vaticana para acceder a manuscritos milenarios que sustenten esta teoría… Sophie Neveu (que probablemente sería una millennial) ríe, saca su smartphone y teclea Biblioteca Vaticana en Google. (“Digitalize to Disclose” se lee en la primera línea.) Dos páginas salen en los dos primeros lugares (la gente del Vaticano hace un buen trabajo de search engine marketing).

Esto, lectores, es open data….El concepto no es nuevo, pero su definición formal lo es. Aunque tengo amigos que me criticarían por usar Wikipedia como fuente, me tomaré la libertad, pues, especialmente en esta entrada de mi blog, el acceso a la información abierta y sin restricciones es protagónica.

Wikipedia define open data como “cualquier pieza de información que es libre para ser utilizada, reusada y redistribuida sujeta sólo al requisito de dar crédito al autor”.

Open data puede referirse a mapas, información sobre el genoma, ciencia o biodiversidad; esto hace que se enfrente a restricciones de patentes, copyrights, licencias, etc., pero sus principales defensores afirman que estas restricciones atentan contra el bien común.

Alejándonos de esta discusión, que puede rayar en lo bizantino, la realidad es que open data no podría estar mejor representado que por estas palabras de Luciano Ammenti, CIO de la Biblioteca Vaticana, en una entrevista que le hizo mi amigo Leandro Africano para la Revista Pulso en Argentina: ”Los documentos dentro de la biblioteca no son del Vaticano, sino de la gente.”

Y se refiere tanto a textos del cristianismo como a incunables obras de Homero, Sófocles, Dante y la primera edición de la Biblia, entre otros. Más de 80,000 manuscritos y 8,900 documentos que ahora podrán ser consultados por cualquiera más allá de la sala barroca, cuyo cupo es de 200 personas. Consulten @vaticanlibrary para más información, porque, por cierto, el Vaticano es totalmente “social media savvy”.

También quiero compartir un proyecto que es otro GRAN ejemplo de open data: se llama ScienceOpen.com, que es el hijo de un gran amigo que cree que todos podemos hacer un poquito para que este mundo sea un lugar mejor.

Science Open es un gran repositorio de datos que da acceso abierto a publicaciones de investigación científica. Ofrece casi 13 millones de artículos de más de 9 millones de autores, clasificados y consultables por relevancia y contexto de forma global.

Esto, en un mundo de amenazas globales como las últimas pandemias, no es menor. Science Open se convierte en una opción para compartir soluciones globales a estos problemas.

La misma Organización Mundial de la Salud está utilizando Science Open para compartir la investigación sobre el virus del zika. Y se preguntarán: ¿quiénes comparten su información? Pues hay de todo: institutos, científicos, ganadores de Premios Nobel, es más, mientras escribo esto están siendo compartidas colecciones gigantescas como la de SciELO, un gran ejemplo de open data científica en Latinoamérica.

“La información es poder” es una frase muy trillada, pero definitivamente creo que si el acceso a la información puede cambiar la trama de una novela de manera tan radical, esa accesibilidad puede cambiar la forma en que se hace investigación, acortar los tiempos en que se descubren curas a enfermedades, y así fomentar la convivencia en un mundo con menos fronteras, menos muros, menos prejuicios y más libertad.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/pistas-utiles-del-codigo-open-data/

 

Flipped Classroom, ¿por dónde empiezo?

Por : Olga Martín

Puede que ya hayas oído e investigado sobre la metodología Flipped Classroom, y estás decidido a comenzar el curso que viene poco a poco, probando con algún tema en concreto, pero ¿por dónde empiezo?.

Existen multitud de recursos para paso a paso ir probando la metodología y las herramientas que funcionan con tus alumnos, para ello hemos reunido unas cuantas ¿te animas?

1ª parte:  crear recursos propios para presentar el tema a los alumnos.

Podemos elegir entre varios tipos, según nuestro tiempo y creatividad:

– Murales.- un atractivo mural servirá como esquema base de contenidos de un tema, con herramientas como Glogster o Padlet nos facilitarán la presentación.

– Presentaciones.- simplemente creando una presentación con los puntos más importantes del tema, a modo resumen, para ello podemos elegir entre SlideShare, Photopeach o Prezi.

– Vídeos.- los videotutoriales son un recurso muy amplio ya que podemos dar la lección como si fuera en el aula, pero con la ventaja que el alumno puede ver nuestra explicación tantas veces necesite, podemos usar Movenote, EdPuzzle o Educanon.

2ª parte: analizar cómo han entendido el tema.

Ir poniendo cuestionarios sencillos o actividades para realizar nos dará pistas sobre lo que el alumno ha comprendido y lo que no.

– Cuestionarios.- para crear cuestionarios podemos usar Google Drive, Goconqr o Socrative.

– Actividades.- podemos diseñar sencillas actividades con EducaPlay como sopas de letras, completa la frase, ordena las palabras y ver cómo resuelven los alumnos.

3ª parte: colaboración, evaluación y divulgación.

– Colaboración.- el trabajo colaborativo en equipo fomentará trabajo y valores en los alumnos y para conseguirlo nos podemos apoyar con herramientas diseñadas para poder trabajar varios alumnos a la vez en un mismo documento, como las ofrecidas por Office 365, Google Drive o Google Apps para educación.

– Evaluación.- con una metodología distinta, proponemos evaluar de una forma distinta, las rúbricas de evaluación permitirán a los alumnos desde el principio saber qué y cómo se les va a valorar la adquisición de contenidos del tema.  Para ello podemos usar las herramientas Rubistar y Rubrics4teacher.

– Divulgación.- es importante compartir nuestro trabajo en la red para aportar contenidos de la misma forma que aprendemos con los contenidos de otros compañeros.  Un blog de aula nos ayudará para este fin (así como para comunicarnos con nuestros alumnos) y las redes sociales llegarán a más docentes.

flipped classroom

Fuente:http://www.innovaschool.es/flipped-classroom-en-infografia-por-donde-empiezo/

Políticas laborales ante una nueva crisis económica

El Universal

 

Por: David Kaplan

 

Una colaboración de México, ¿cómo vamos?

Un informe reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) nos advierte sobre una crisis para los mercados laborales en la región en 2016. Ante un panorama preocupante como este, es imprescindible pensar en las políticas públicas para enfrentar problemas laborales.

El buen diseño de políticas dependerá del entendimiento de cómo el mercado laboral reacciona ante estos problemas. En este escenario, el mercado laboral de México, que sufrió un choque negativo particularmente severo durante la crisis financiera de 2009 debido a su estrecha integración con la economía estadounidense, ofrece un estudio de caso interesante. Aunque existen varios indicadores que muestran los problemas del mercado laboral, el enfoque de este artículo será la tasa de desempleo. Como muestra la gráfica 1, la tasa de desempleo aumentó de manera importante en 2009. Desde entonces, la tasa de desempleo ha presentado una sostenida tendencia a la baja, apenas acercándose, ahora, a los niveles anteriores a la crisis.

Gráfica 1

Como se señala la iniciativa Empleos para Crecer, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la rotación laboral, incluyendo el desempleo, no es necesariamente perjudicial. A medida de que uno renuncie a su trabajo debido a la percepción de que hay mejores oportunidades en otras empresas, un paso breve por el desempleo puede terminar en una mejora salarial y de productividad. Desafortunadamente, la evidencia de la región sugiere que la mayoría de transiciones laborales suponen una pérdida de salarios o de beneficios .

El aumento súbito del desempleo en México resulta de sumo interés para la investigación. En particular, podemos ver en qué medida el alza de la tasa de desempleo fue producto de decisiones voluntarias de los trabajadores en busca de mejores oportunidades, y en qué medida los trabajadores han sido despedidos y obligados a buscar nuevos empleos.

La gráfica 2 presenta este tipo de análisis con resultados dramáticos. En vez de mostrar la tasa total, la gráfica descompone la tasa de desempleo en cinco componentes, expresados como porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA): 1) desempleados por causa de pérdida o término del trabajo anterior; 2) desempleados que renunciaron o dejaron su trabajo anterior; 3) desempleados que dejaron o cerraron negocios propios; 4) desempleados sin experiencia laboral previa, y 5) desempleados por otras causas.

Los resultados de la gráfica 2 son claros. El único componente que aumentó sustancialmente con la crisis fue el de los desempleados por causa de pérdida o término del trabajo anterior. Es decir, el aumento en la tasa de desempleo fue casi 100% atribuible a personas que perdieron sus trabajos anteriores.

Gráfica 2

En este sentido, el aumento en la tasa de desempleo con la crisis escondió otro problema. Además de que había más personas desempleadas, el desempleo mismo empeoró con la crisis. Antes de la crisis el número de desempleados por razones voluntarias era similar al número de personas que perdieron sus trabajos anteriores, pero la crisis cambió esta situación. Después de la crisis un porcentaje mucho mayor de los desempleados cayeron en el desempleo por desgracia, es decir, perdieron sus trabajos anteriores.

Otro elemento importante a considerar es la duración. Además de ser difícil financiar un periodo largo de desempleo, es probable que sea aún más difícil encontrar un buen empleo después de un tiempo prolongado de desempleo. En este contexto, el aumento en la duración del desempleo con la crisis es preocupante. Antes de la crisis alrededor del 45% de los desempleados llevaban más de un mes buscando trabajo. Después de la crisis, este porcentaje subió al 55%.

En resumen, el impacto de la crisis económica no fue solo aumentar la tasa de desempleo, sino empeorar el desempleo mismo. Había más desempleados, entraban al desempleo en peores condiciones, y tardaban más en encontrar nuevos empleos. ¿Pero qué se puede hacer al respecto? Empleos para Crecer nos ofrece muchas sugerencias, pero me limitaré a unas pocas.

Los resultados de este artículo enfatizan la importancia de mecanismos para apoyar el ingreso de los desempleados. En particular, es importante tener una política contracíclica de rápida implementación. La tasa de desempleo no subió de manera gradual, sino inmediatamente. En este sentido, dado el panorama negativo para la región, sería recomendable que los países empezaran desde ahora a pensar en las políticas públicas para apoyar a los desempleados.

Sin embargo, no es suficiente apoyar el ingreso de los desempleados. Si el desempleado consigue un empleo informal e improductivo, es probable que en poco tiempo caiga otra vez en el desempleo,reforzando un círculo vicioso de los empleos precarios. En este círculo vicioso, los trabajadores rotan entre empleos malos e inestables, sin acumulación de capital humano, sin mejoras salariales y sin mejoras en la productividad. Además de no convenirle al trabajador mismo, tampoco ayuda a que el país crezca.

Por esta razón, es importante que un apoyo al ingreso se combine con políticas que promuevan los empleos formales, asegurando que el buscador de empleo no solo consiga un empleo cualquiera, sino que consiga un empleo productivo donde tiene posibilidades para crecer. En este contexto, sería recomendable fortalecer los servicios de empleo, presupuestaria e institucionalmente, para enfrentar el gran reto de otra posible crisis laboral.

Fuente:http://revistafal.com/politicas-laborales-ante-una-nueva-crisis-economica/

La importancia de lo que no se ve

214

 

Por: Lorena Sánchez Pineda

Todas las empresas, como parte de la sociedad en la que se desarrollan, y ya consideradas como ciudadanos corporativos, conviven con factores externos. El reconocerlos y anticipar las oportunidades y amenazas es lo que muchas veces diferencia la sostenibilidad de una sobre otra a lo largo del tiempo. Son estos recursos intangibles los que actualmente están creando valor para las empresas. Hace no más de 40 años se definía el valor de mercado de los activos tangibles como el 80% sobre el 20% de los intangibles, pero ahora estos valores se han intercambiado.

La responsabilidad social corporativa, por su carácter transversal (dentro y fuera de la empresa) dentro de su gestión trata con numerosos elementos intangibles: la transparencia, la reputación, la ética, la inversión social, etc., los cuales son clave para la sostenibilidad de las empresas.

De acuerdo con el Informe de Tendencias en Gestión de Intangibles (2016), realizado por el Corporate Excellente Centre for Reputation Leadership, estos son los principales focos de cambio a nivel mundial que las empresas deberán tener en cuenta a la hora de generar estrategias, ya que aportan conocimiento importante sobre el entorno en el que se desenvuelven.

Tendencias globales

a) Las personas exigen que las empresas generen confianza entre ellas y la sociedad. La comunicación corporativa ha perdido credibilidad, así que se abren nuevos canales de comunicación, siendo la opinión de los empleados la que genera más confianza hacia el exterior. Las empresas deberán tomar en cuenta las oportunidades que les generan sus empleados, y cómo se han convertido en “embajadores” de reputación.

b) El tema del cambio climático se coloca como asunto primordial empresarial, y se unen esfuerzos para ser líderes en ésta lucha.

Tendencias en Sostenibilidad

a) La colaboración entre empresas, organizaciones y colectivos se ha convertido en necesidad fundamental para lograr objetivos de sostenibilidad. Las empresas son cada vez más conscientes de que para llegar más lejos, y enfrentarse a los retos que son cada vez mayores, se necesitan unir esfuerzos.

b) Las tendencias también indican que los consumidores seguirán exigiendo empresas cada vez más sostenibles, así que es importante crear un vínculo activo con este consumidor aspiracional. El nuevo perfil de consumidor es quién defenderá públicamente a las marcas con las que se identifica, se convertirá en su aliado y se considerará un activo, ya que son actualmente el mayor segmento de consumidores a nivel global. Para este segmento del mercado, la confianza, honestidad y transparencia son los valores más importantes que debe tener una marca, y la exigencia de un comportamiento ético va en aumento.

c) La inversión sostenible ya es considerada una opción rentable. Actualmente existen carteras con paquetes ESG (por sus siglas en inglés Enviromental, Social, Governnence) que permiten a los inversionistas pueden conocer y medir el impacto medioambiental y social de sus inversiones. Los ojos de los inversionistas están sobre este tipo de inversión también porque se han dado cuenta de que códigos de buen gobierno exigen que las compañías tengan un control más exhaustivo de sus cuentas y planteamientos estratégicos a largo plazo, generando beneficios mutuos.

d) Existe ya una nueva forma de hacer negocios, una nueva gestión dentro de las empresas en donde la innovación responsable está ganando terreno, se crean esquemas más colaborativos, se economizan recursos y se considera el medio ambiente. Al mismo tiempo la creación de valor se ha percibido como fundamental: crear valor para la sociedad y valor para el negocio, gestionando buenas relaciones con los stakeholders.

En un segundo artículo se abordarán las tendencias en reputación y gobierno corporativo, claves para el desarrollo en la gestión de intangibles en las empresas.

Como segunda parte del artículo sobre tendencias de intangibles a las que se enfrentan las empresas, también es importante mencionar las relacionadas a la reputación y gobierno corporativo, temas que tienen cada vez más peso en la gestión empresarial.

Aquí los focos más importantes a tomar en cuenta, de acuerdo al Informe de Tendencias en Gestión de Intangibles (2016), realizado por el Corporate Excellente Centre for Reputation Leadership:

Tendencias en reputación

a) Se considera a los clientes como el grupo de relación más importante para gestionar el riesgo reputacional, así que la gestión de sus expectativas y percepciones se vuelve en parte esencial. Las empresas ya valoran el riesgo y hacen análisis de riesgos reputacionales, siendo los principales drivers: la ética/integridad, los productos/servicios, la seguridad, y las finanzas.

b) Las tendencias en gestión de la reputación se dirigen a tener una personalidad auténtica y apegarse a ella, y el Chief Communications Officer (CCO) liderará la gestión de la reputación en 2020. La gestión de esta incrementará el valor del negocio, los grupos de relación se incrementarán en número e influencia, el poder de las redes sociales incrementará el poder de los grupos de relación, los mensajes personalizados serán norma (ya no de forma masiva), y la reputación del sector afectará a las organizaciones de manera individual.

c) Los nuevos directivos también se encuentran ante grandes retos, deberán ser sensibles éstos y a las oportunidades que brindan los intangibles, tener una mayor especialización de la función directiva sobre éstos y la comunicación empresarial. Deberán centrarse en la creación de valor y la protección de riesgos, tener un carácter integrador y mayor capacidad de engagement, capaz de lograr un mayor compromiso, deberán también atraer y ser capaces de retener el talento, ganar apoyos y contratos, y generar metas a largo plazo.

d) Las iniciativas de reputación ya están ligadas a la cuenta de resultados, la tendencia se dirige hacia el diseño de modelos de medición flexibles que permitan establecer comparaciones relevantes y puedan ser utilizados con distintos grupos de relación. Las claves para medir la reputación están en vincular las iniciativas reputacionales con su impacto comercial y en el desarrollo de programas de reputación con ROI visible.

e) Surge un segmento que se convierte en líder de opinión, estos son los llamados influencers , y tienen la capacidad para que una opinión cale y se amplifique, generan visibilidad de una marca o un producto, generan confianza, son percibidos como “expertos”, tienen mucha credibilidad, pero sometida al escrutinio de sus seguidores, por lo que deben defender un tono personal y creíble, no permitir que ninguna empresa controle sus acciones y opiniones. Actualmente tienen el mismo peso de influencia online los influencers y Social Media Managers que los periodistas económicos.

Tendencias en Gobierno Corporativo

a) La tendencia indica que la promoción de una política adecuada de RSC ya es facultad del Consejo de Administración, el cuál debe identificar y responder a los asuntos relevantes a la compañía desde el punto de vista de la RSC, identificando expectativas y percepción de los grupos de relación, y estableciendo canales de comunicación y diálogo con los mismos. Deberá formular promesas y liderar compromisos, promoviendo una política de RSC.

También deberá conciliar el propio interés social con los intereses legítimos de sus empleados, proveedores, clientes y con el resto de los grupos de relación, así como el impacto de las actividades de la empresa en la sociedad y el medio ambiente dejando claro que la ética y transparencia están totalmente inmersas en la gestión y en las prácticas de RSC.

Las conclusiones que aporta éste reporte son que el liderazgo ha tenido un cambio importante, ya no es competitivo, ahora se habla de un liderazgo colaborativo, los líderes y futuros líderes serán líderes con propósito, transformadores, que inspiren y hagan realidad el cambio. Las empresas son fundamentales en la sociedad, por lo que tendrán que seguir con el reto de integrar la cultura de la sostenibilidad hasta lo más profundo.

“La grandeza del liderazgo no está en la grandeza de los resultados o los objetivos alcanzados, sino en la de las personas que los logran, en su identidad, carácter y autenticidad, así como en su autoconocimiento y sabiduría; el liderazgo es una cuestión, además de inteligencia lógico-formal y práctico-ejecutivo, de inteligencia socio-existencial”.

Fuente:https://stbdeacero.com/2016/06/15/la-importancia-de-lo-que-no-se-ve/