Los 10 países más verdes del planeta

La prestigiosa Universidad de Yale acaba de presentar el Índice 2016 sobre Desempeño Ambiental (más conocido como la EPI por sus siglas en inglés), que clasifica a 180 países sobre la protección del medio ambiente y la salud humana.

Los 10 países más verdes del planeta 2016

Gráfica que muestra las métricas utilizadas para elaborar la EPI 2016

 

Desde siglos hemos pensado que la Naturaleza era fuente infinita de recursos y un sumidero igualmente inagotable para nuestros residuos. El desarrollo industrial, basado en los combustibles fósiles ha proporcionado en muchos países un nivel de consumo sin precedentes, hasta tal punto que se está cuestionando la relación entre consumo y bienestar. El modo de vida, como lo conocemos actualmente, ha modificado los ecosistemas de la Tierra de modo irreversible. La deforestación, la contaminación de la atmósfera y el agotamiento de los recursos naturales, ha puesta en jaque el poder regenerador de nuestro planeta, tal es así que según la Global Footprint Network (GFN), actualmente se calcula que necesitamos el equivalente a 1,6 planetas para alcanzar lo recursos que utilizamos cada año, y para 2030 vamos a necesitar el equivalente a dos Tierras, lo que podría conducir a un daño significativo en la supervivencia de la raza humana sobre este Planeta.

Por este motivo, los investigadores de la Universidad de Yale y Columbia, junto con el Foro Económico Mundial han elaborado el Índice de Desempeño Ambiental (EPI) cada dos años desde hace 15. El informe ofrece un ranking mundial de desempeño ambiental para 180 países y las medidas que se adoptan para proteger la salud humana y los ecosistemas. El objetivo es proporcionar una herramienta práctica para los responsables políticos a la hora de mejorar las medidas realizadas por los países en relación con el cuidado del medio ambiente.

Los 10 países más verdes del planeta 2016

Resultados del EPI 2016, la puntuación oscila entre 31,2 a 91,1 siendo 100 (en colores acres) la mejor puntuación y 0 (azul) la peor.

 

NOVEDADES EPI 2016

El índice 2016 añade por primera vez indicadores de riesgo sobre la salud humana para todas las edades y no solo la mortalidad infantil. El EPI 2016 introduce medidas de sostenibilidad en desarrollo agrícola. Además incluye nuevos indicadores sobre la protección de los ecosistemas, que añaden luz sobre la conservación de la biodiversidad. Por otra parte se ha mejorado las métricas en la calidad del aire añadiendo el indicador de NO2, que es uno de los gases más tóxicos generados sobre todo por la combustión de los motores diesel.

TOP10 DE LOS PAÍSES MÁS SOSTENIBLES DEL PLANETA

Finlandia encabeza el primer puesto seguido por Islandia, Suecia, Dinamarca y Eslovenia. El éxito de Finlandia con 90,68 es debido sobre todo las espectacular puntación en metricas sobre la Salud, Agua y Saneamiento, y Biodiversidad y Hábitat.  Si quieres más detalles puedes hacer clic a esta página para ver detalles sobre la puntuación y el desempeño ambiental de cada país. A continuación os muestro los 10 mejores países según la EPI:

TABLA DE PUNTUACIÓN DE LOS 10 PAÍSES MÁS VERDES

1. Finlandia (90,68)
2. Islandia (90,51)
3. Suecia (90,43)
4. Dinamarca (89,21)
5. Eslovenia (88,98)
6. España* (88,91)
7. Portugal (88,63)
8. Estonia (88,59)
9. Malta (88,48)
10. Francia (88,20)

EXTRAÑO PUESTO DE ESPAÑA, PORTUGAL…

Según el informe, la “anomalía” de las posiciones entre los 10 primeros de España, Portugal, Estonia y Malta, es debida a que las emisiones de carbono están vinculadas a muchos factores, entre ellos al crecimiento o en este caso la crisis económica, por este motivo, y para corregir la “anomalía”, según la EPI sólo ha utilizado el rango de emisiones de carbono de 2002 a 2008 en el caso concreto de España para medir su tendencia en la intensidad de carbono.

Personalmente, me parece más acertado el listado realizado por la Universidad de Notre Dame.

Fuente:http://www.concienciaeco.com/2016/01/27/los-10-paises-mas-verdes-del-planeta-2016/

El entorno puede ser mortal

Por:MARY STOKES

El río Matanza-Riachuelo, en las afueras de Buenos Aires.

El río Matanza-Riachuelo, en las afueras de Buenos Aires. BANCO MUNDIAL

 

Cada día al levantarnos, tenemos una idea aproximada de cómo va a ser la jornada. A veces lo anotamos en una agenda o nuestro celular nos da la alarma de lo que está pendiente por hacer. Lo que no está agendado o planificado son los riesgos del entorno a los que nos enfrentamos en nuestra vida cotidiana.

Desde calles y rutas en mal estado, hasta la contaminación del aire o del agua, más de medio millón de latinoamericanos mueren al año por causa del ambiente en el que se mueven, según la OMS.

La expectativa de vida en América Latina nunca haya sido mayor – el promedio regional ya supera los 74 años. Y en los últimos 10 años la región ha logrado avances significativos en el acceso a la salud, al saneamiento y en el bienestar del hogar. Sin embargo, estamos viviendo en condiciones cada vez menos saludables.

La década pasada también fuimos testigos de un periodo de fuerte crecimiento económico en la mayor parte de Latinoamérica.

Este aumento de ingresos, sumado a una acelerada urbanización – más de cuatro de cada cinco latinoamericanos ya viven en ciudades – ha tenido un gran impacto en la cantidad, tipo de alimentos y calorías que consumimos, así como en el tiempo que destinamos a la actividad física.

El resultado: siete de cada 100 niños en América Latina tienen sobrepeso. Y ya no es problema de las clases de más ingresos. Según la FAO, los más pobres son los más afectados por la obesidad.

Algunos países están trabajando ya en las soluciones. En Argentina, por ejemplo, un proyecto apoyado por el Banco Mundial busca proteger las poblaciones vulnerables contra las enfermedades no transmisibles. A través de la detección temprana se logra controlar la obesidad y las enfermedades vinculadas como la hipertensión y la diabetes.

Mientras en la República Dominicana, hogares vulnerables reciben transferencias monetarias condicionadas para mejorar su salud, nutrición, educación y productividad.

Una amenaza sobre ruedas

Además de cambiarnos el estilo de vida, habitar en las ciudades nos enfrenta a otros factores que pueden tener efectos dañinos en nuestras vidas si no sabemos cómo manejarlos. Uno de los más evidentes es el tránsito.

El crecimiento de la clase media en Latinoamérica vino acompañado por un aumento sin precedentes de la motorización. Hay 89 millones de autos para uso personal en Latinoamérica, según datos de OICA.

A nivel mundial, el transporte genera un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono. Ese aire contaminado tiene el potencial de provocar enfermedades crónicas para quienes lo respiran.

Más del 80% de habitantes urbanas está expuesto a niveles de calidad de aire que excede a los límites considerados seguros por la OMS. Esta contaminación provoca la muerte de 3,7 millones personas al año en todo el mundo.

Mientras la contaminación es un riesgo silencioso, el número creciente de autos en las calles y rutas de Latinoamérica ha dado luz a una amenaza que ya no se puede desconocer.

La inseguridad vial se reconoce cómo una de los principales causas de muerte entre las personas de 5 a 44 años de edad. En 2013 murió un latinoamericano cada cuatro minutos en accidentes de tránsito.

Un problema sobre el que ya se están poniendo en práctica algunas ideas, comoesta iniciativa en Argentina para promover el uso de cinturones de seguridad y el cumplimiento con los límites de velocidad, que ya está dando resultados.

Desde el comienzo del proyecto en 2010, se ha visto un aumento de 67% en el uso de cinturones de seguridad en ciertas rutas y se cumple con los límites de velocidad en un 94% de casos. Además mayor observación en estos mismos corredores por la parte de autoridades viales ha ayudado a reducir en un 70% la tasa de mortalidad en las rutas.

La contaminación del agua

Otra de las amenazas que enfrentamos viene del agua. Según estudios del Banco Mundial, un 70% de las aguas residuales de Latinoamérica vuelven a los ríos y otros cuerpos de agua sin ser tratadas, lo que los coloca entre los más contaminados del mundo.

Por eso, en los últimos años se están realizando enormes esfuerzos a lo largo de la región para restaurar las cuencas fluviales.

En Paraguay, aguas residuales tradicionalmente han sido lanzadas sin tratamiento directo al río Paraguay. Y en épocas de lluvia comunidades como la de Cerrito Cara Cara en Gran Asunción luchaban contra desbordes que hacían que estas aguas contaminadas del río entrasen en la comunidad.

Ahora se trabaja en la construcción de la primera planta de tratamiento de aguas residuales del país, que ha mejorado la calidad del agua y -al mismo tiempo- la calidad de vida de las comunidades aledañas al río.

En Argentina, la cuenca del Matanza-Riachuelo que aborda la zona fronteriza entre Capital Federal y la provincia de Buenos Aires también tiene una triste historia de contaminación por industria, falta de tratamiento de aguas residuales y los residuos sólidos. Actualmente se está realizando una gran obra para reducir las fuentes de contaminación y restaurar el río a su antiguo esplendor.

Fuente:http://internacional.elpais.com/internacional/2016/06/05/actualidad/1465139421_982224.html

Para comer bien, un mexicano debe trabajar 23 horas al día; un puro bistec le sale en 14 horas

Por Dulce Olvera

inflacion1

Para comprar un bistec, un mexicano necesita trabajar más de 14 horas, 396 por ciento más tiempo que en 1987. Otras alternativas para comer, además de tener que trabajar más horas, es buscar dos o más empleos por persona, incorporar a otros miembros de la familia a trabajar independientemente de su edad o condición de salud, emigrar o aceptar un empleo pese a la distancia, expuso el estudio “México: más miseria y precarización del trabajo” del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) publicado este miércoles. Sin embargo, si eso no es posible y tampoco se reciben transferencias del Gobierno, se está destinado a caer en una situación de pobreza, aseguró Miguel Reyes Hernández, miembro del Campo Estratégico de Acción en Pobreza y Exclusión.

 

Del 16 de diciembre de 1987 al 25 de abril del 2016, los mexicanos se han visto orillados a cuadriplicar las horas de trabajo para poder seguir comiendo ya que la pérdida acumulada del poder adquisitivo del salario mínimo durante ese periodo es de 79.11 por ciento y, por el contrario, el precio de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) subió de 3.95 a 213.46 pesos diarios, de acuerdo con el reporte “México: más miseria y precarización del trabajo” realizado por el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta situación, afirma el informe, se expresa en el deterioro de los niveles de vida de las familias mexicanas: los trabajadores tienen que laborar más tiempo para intentar nivelar su consumo, lo que los priva de descansar, convivir, educarse o ejercer actividades recreativas. Además, el aumento del precio de la canasta se refleja en la contracción del consumo de productos básicos como leche, tortillas, pan, huevo y frijol.

“Para el 16 de diciembre de 1987 un trabajador debía trabajar 4 horas y 53 minutos para adquirir todos los productos que componen la CAR en tanto que, para el 25 de abril de 2016, el mismo trabajador necesitó trabajar 23 horas y 22 minutos para comprar la CAR, es decir, en un intervalo de 29 años se cuadruplicó el tiempo que se requería para comprar una CAR, registrándose un incremento del 412 por ciento”, expone el CAM.

En el último mes de 1987 –cuando el país registraba una inflación de 159 por ciento, una devaluación del peso del 33 por ciento y la caída del precio internacional del petróleo a 11 dólares por barril– el Tiempo de Trabajo Necesario (TTN) para adquirir un kilo de tortilla era de 24 minutos. El 25 de abril de este año, cuando el salario mínimo es de 73.04 pesos, para poder comprar lo mismo se tuvo que trabajar 1 hora con 31 minutos, un aumento de 446 por ciento.

En el caso de un kilo de carne de bistec de res, el 16 de diciembre de 1987 el TTN requerido para adquirirlo era de 5 horas con 25 minutos de una jornada laboral de 8 horas. Sin embargo, para el 25 de abril de 2016 se necesitó laborar 14 horas y 46 minutos por el mismo producto, es decir, un incremento de 396 por ciento.

De esta manera, añade el documento, el consumo de la carne de res dejó de ser considerada como una posibilidad de consumo ordinario para las familias trabajadoras y ahora pasó a ser considerada como un alimento de lujo.

“La gente que no alcanza a trabajar ese número de horas y que otro miembro de la familia no puede trabajar para un ingreso adicional, entonces está recibiendo transferencias [de programas sociales] y de esa manera compensa de cierta forma la pérdida de la caída del ingreso. Como los salarios han caído de una manera significativa, de 1997 a la actualidad la cobertura de transferencias ha pasado de 5 millones a 25 millones, pero la pobreza no ha bajado de una manera importante. Si tampoco recibe transferencias, entonces cae en situación de pobreza y es lo que está ocurriendo”, afirmó Miguel Reyes Hernández, miembro del Campo Estratégico de Acción en Pobreza y Exclusión de la Universidad Iberoamericana.

De 1987 al año 2016, dice el estudio, la política salarial ha registrado durante seis sexenios “una tendencia negativa del poder adquisitivo del salario” y “no ha logrado una recuperación”.

El Presidente Enrique Peña Nieto declaró en el marco del Día del Trabajo que de diciembre del 2012 a diciembre del 2015, el salario mínimo general promedio acumuló una recuperación en su poder adquisitivo de 5 por ciento. Pero “es totalmente falso”, acusa el CAM. Del 1 de enero del 2013 al 13 de octubre del 2015 registra una pérdida del poder adquisitivo del salario de 9.65 por ciento.

El coordinador del Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL), David Foust Rodríguez, dijo en entrevista a SinEmbargo que “hay una política de congelamiento de los salarios y México es el único país de Latinoamérica que ha permanecido en una situación así, y eso evidentemente ha deteriorado la situación especialmente en la gente que recibe entre uno y dos salarios mínimos”.

“Hay una decisión por parte de las élites que gobiernan este país de mantener los salarios artificialmente deprimidos. Las personas no trabajarían por esos salarios si quitaran el tope salarial. Pero la Conasami [Comisión Nacional de los Salarios Mínimos] continúa esa política reiterada por órganos como el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, el Consejo Coordinador Empresarial y la Coparmex [Confederación Patronal de la República Mexicana]”, aseguró.

La caída del poder adquisitivo, sigue el estudio del CAM, “precariza brutalmente las condiciones laborales de los trabajadores, es decir, aunado a la caída del salario real se encuentra hoy el aniquilamiento de todas aquellas prestaciones laborales que le representen un costo al empresario, como lo son entre otras, el reparto de utilidades, el aguinaldo y el pago de horas extras”, dice el reporte.

Otras alternativas para comer, además de trabajar más horas, es buscar dos o más empleos por trabajador; incorporar a otros miembros de la familia a trabajar independientemente de su edad o condición de salud; emigrar o aceptar un empleo pese a la distancia.

Pero aunque la tasa de desocupación ronda el 4 o 5 por ciento, añadió Foust Rodríguez, “en el primer trimestre de este año, la Tasa de Ocupación en Condiciones Críticas creció del 12 al 14 por ciento […] La gente está insatisfecha por estar en un país donde no se puede vivir bien”.

CONTRACCIÓN “DRAMÁTICA” DE CONSUMO 

Antes un salario mínimo alcanzaba para más. Pero las políticas salariales han provocado que la contracción del consumo de las familias mexicanas sea “dramática”, afirma el estudio.

Actualmente, determinó el CAM, 32 millones de trabajadores en México sobreviven en diferentes niveles de miseria porque su ingreso es insuficiente para adquirir la Canasta Básica.

Durante 1987-2016, por cada peso que aumentó el salario, el precio de la canasta alimentaria recomendable aumentó cinco pesos. Para adquirir la canasta los trabajadores mexicanos requieren de un ingreso mensual promedio de 6 mil 403.80 pesos, el equivalente a casi 3 salarios mínimos diarios, calculó el Centro.

Si hubiera una distribución equitativa de acuerdo a lo que se produce, declaró Reyes Hernández, los mexicanos no tendrían por qué estar trabajando más horas y podrían aspirar a un nivel de vida adecuado y digno.

“Es un problema distributivo al interior de las empresas […] somos el país de la OCDE más inequitativo en cuanto a distribución del ingreso”, sostuvo.

Con un salario mínimo, en 1982 se podían comprar 18 litros de leche y ahora, en abril de 2016, solo cuatro. De los 51 kilos de tortilla que hace 34 años se podían adquirir, ahora, con el mismo dinero, solo se obtienen 6 kilos.

En 1982 podían tenerse 280 piezas de pan y en abril de 2016 solo 44. Por la misma cantidad, antes se podían comprar 8 kilos y medio de huevo y en 2016, 2 kilos del mismo producto. Y, de acuerdo con el informe, hace 34 años, con un salario mínimo, podían comprarse 12 kilos de frijol y actualmente solo 3 kilos.

Un factor que impide una distribución equitativa , añadió el académico de la Universidad Iberoamericana, es que las grandes corporaciones no pagan los impuestos que dan las pequeñas y medianas empresas, que es una tasa del 20 por ciento sobre sus ingresos netos. De esa manera no solo habría ingresos para programas sociales asistencialistas, también recursos para seguridad social universal y ampliación de cobertura educativa.

“Pero no hay voluntad política para sentarse a negociar con empresarios y representantes de trabajadores”, concluyó.

Fuente:http://www.sinembargo.mx/08-06-2016/3051865

Diseñan examen para evaluar a egresados

1c2af-james2bbreiner2bteaching2bin2bxi2527an

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) trabaja en la versión definitiva para diseñar un examen que pueda medir el aprendizaje adquirido entre los estudiantes egresados de las universidades, además de realizar un comparativo a nivel internacional.

El proyecto Estudio de Factibilidad, Evaluación de Resultados de Aprendizaje en Educación Superior sería coordinado por la OCDE, al igual que ocurre con el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) que se aplica cada tres años, desde el 2000, a jóvenes de 15 años de edad, al concluir la educación básica.

En el nuevo proyecto participan 14 universidades de México y alrededor de 230 universidades de 17 países.

La propuesta fue presentada en el Coloquio Internacional sobre Evaluación de Resultados de Aprendizaje en Educación Superior, realizado en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

En el evento académico también se discutió la viabilidad de este proyecto, ya que se debe de considerar su costo, pertinencia y propósitos para el mejoramiento de las instituciones educativas, además de la participación de las universidades en el entorno internacional con la discusión de los procesos de acreditación, evaluación, movilidad y cooperación académica.

Una de las conclusiones a las que se llegó en el coloquio es que científicamente es posible la coordinación internacional entre instituciones con el objetivo de realizar evaluaciones sobre temas en común, dio a conocer a través de un comunicado la UASLP.

Durante ese encuentro se dieron a conocer los avances del diseño de lo que sería la nueva evaluación internacional. “Se hicieron tres pruebas, una sobre capacidades genéricas, otra sobre capacidades en ingeniería y en economía. El propósito fue verificar la factibilidad de hacer un estudio internacional, y como conclusión se definió que es científicamente posible y prácticamente viable coordinar instituciones en el ámbito internacional para hacer evaluaciones sobre puntos en común y de convergencia académica para que las universidades logren mantener la diversidad de los sistemas educativos nacionales e internacionales”, dijo Luz María Nieto Caraveo, secretaria académica de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, al concluir la reunión.

La académica subrayó que el principal desafió ante este proyecto de evaluación de educación superior es la diversidad lingüística, académica y cultural entre todos los países, por lo que es “importante desarrollar instrumentos que nos permitan ver cuáles de esos puntos de los que estamos de acuerdo podemos hacer para comparaciones y para apoyarnos unos a otros”, señaló.

Patricia Rosas, coordinadora de innovación educativa y pregrado de la Universidad de Guadalajara (UdeG), mencionó que las evaluaciones no deben ser convocadas con ánimos de ranking institucional o de clasificación de instituciones.

Mostró su preocupación por ese tipo de evaluaciones en un país con una diversidad cultural tan importante como la de México.

Para realizarlas, comentó, falta un gran tramo de discusión y análisis de los instrumentos para llevar a cabo esta tarea de evaluación sistemática.

Entre las instituciones mexicanas participantes se encuentran las universidades autónomas de San Luis Potosí, Guadalajara, Veracruzana, Colima, Yucatán, Coahuila, Chihuahua y Zacatecas; además del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, la Tecnológica de la Mixteca y el Tecnológico de Monterrey.

Publicado en: El Universal

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/sin-categoria/disenan-examen-para-evaluar-a-egresados

Recursos de big data sobre pensiones de América Latina y el Caribe

Por

Foto: Mariano Mantel

Foto: Mariano Mantel

 

América Latina tiene aún un importante camino por recorrer para garantizar que millones de trabajadores reciban una pensión digna cuando se jubilen. La cobertura previsional es muy baja y posiblemente esto no cambie si los países no toman medidas concretas, puesto que la mayoría de trabajadores son informales, es decir, no están contribuyendo a la seguridad social. De acuerdo a los datos de 2014, sólo un 46,5% de los trabajadores ocupados entre 15 y 64 años cotizan a la seguridad social y muchos de ellos lo hacen de manera irregular. Por otro lado, apenas un 39% de  nuestros abuelos reciben una pensión contributiva bajo distintos diseños institucionales. Todo esto sin nombrar las diferencias que encontramos entre los países de la región (ver infografía).

Infografía: Cobertura Previsional el América Latina y el Caribe

Contar con buena información es imprescindible para que los países puedan afrontar con éxito este reto y diseñar sistemas de pensiones más equilibrados, equitativos y sostenibles. Pero ¿con qué fuentes de información estadística cuenta la región?

El SIMS

El Sistema de Indicadores de Mercado Laboral y Seguridad Social del BID es la fuente más exhaustiva de información estadística sobre mercados laborales de América Latina y el Caribe. Contiene, entre otras cosas, estadísticas comparables sobre los mercados de trabajo y seguridad social en los países miembro del Banco. Esta plataforma, que está pensada como una herramienta para investigadores y hacedores de política laboral, quiere contribuir al diseño de políticas basadas en la evidencia que puedan fortalecer iniciativas de desarrollo en la región. Próximamente, el SIMS estará en línea como una herramienta de libre acceso. Y, como adelanto de esta plataforma, hemos elegido una serie de indicadores que dan cuenta de la cobertura de los sistemas previsionales de la región y que ya están disponibles en el Portal de Datos Abiertos del BID, Números para el Desarrollo.

Es así que ponemos a disposición del público datos comparables y recientemente actualizados de los dos principales indicadores de seguridad social en la región: 1) la cobertura previsional entre trabajadores ocupados y 2) la cobertura previsional contributiva de los adultos mayores.

El Observatorio Regional de Seguridad Social

El BID junto con por la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) ha lanzado recientemente el Observatorio Regional de Seguridad Social  donde se puede encontrar la Encuesta Longitudinal de Protección Social (ELPS), que actualmente están desarrollando seis países de la región en distintas fases de implementación.

Recursos externos al BID

Muchas instituciones publican datos de mercado laboral y seguridad social, datos comparables o complementarios de este tipo los puedes encontrar en los siguientes links:

Fuente:http://blogs.iadb.org/trabajo/2016/06/14/recursos-de-big-data-sobre-pensiones-de-america-latina-y-el-caribe/?utm_source=newsletter&utm_medium=rssfeed&utm_content=title&utm_source=Factor+Trabajo%3A+Bolet%C3%ADn+de+Mercados+Laborales+y+Seguridad+Social+del+BID&utm_campaign=e08c1ac31c-Mailchimp+RSS&utm_medium=email&utm_term=0_c30748bc43-e08c1ac31c-189478437