El ecommerce está condenado a… triunfar

El emprendimiento online y el ecommerce no solo están impactando la economía, también renuevan la concepción del comercio tal y como lo conocemos hasta hoy.

 

Por Francisco León de Vivero

Antes de empezar, conviene señalar que, al hablar de comercio electrónico, podemos diferenciar dos grandes formas de ecommerce. Por un lado, podemos encontrar las empresas consolidadas que ofrecen servicios de comercio electrónico con el objetivo de otorgar un mejor servicio, reducir costes y aumentar beneficios.

Sin embargo, junto a este grupo, conviene colocar a otro que, aunque contempla tasas de ganancia inferiores, por su volumen, es muy importante que se tenga en cuenta. Hablamos de esas pequeñas empresas o individuos que trabajan de forma independiente y que operan a través de internet de forma exclusiva.

Las ventajas básicas para ambos casos son la posibilidad de brindar un mejor servicio y productos a sus clientes, el aumento de los beneficios, la reducción de inventarios, y la posibilidad de expansión de su mercado.

Pero, cuando hablamos de las ventajas del comercio electrónico, no podemos centrarnos únicamente en las ventajas de cara al emprendedor que abre una tienda online o el empresario que consigue reducir costes y aumentar beneficios.

También hay que mencionar a los compradores. Y, para los compradores, existe una gran cantidad de ventajas, tales como el abaratamiento de los precios, la posibilidad de acceder a una mayor cantidad de bienes y servicios, la comodidad de poder recibirlos en el propio hogar y, en la mayoría de casos, un mejor servicio de atención al cliente.

                 

Es el momento del ecommerce

La primera forma de aproximarse a este tema es tratar de comprender qué es lo que está sucediendo en los diferentes mercados con el comercio electrónico. Es decir, entender cuál ha sido su crecimiento o falta del mismo, y por qué.

En este sentido, se pueden considerar algunos ejemplos que son bastante característicos. En 2013, el crecimiento del ecommerce fue del 51% en China (y conviene no perder de vista el hecho de que China cuenta con una población de mil millones de personas).

Otro dato característico es que, en EEUU, el comercio electrónico crece cuatro veces más rápido que el comercio minorista físico. Teniendo en cuenta que el ecommerce no es algo nuevo en ese país, como sí lo es en el caso de China, este dato es muy revelador.

Estos son algunos simples datos que dan buena cuenta de cómo el ecommerce está en una situación inmejorable, así como del hecho de que, si eres un emprendedor y tienes en mente comenzar un negocio, una de las mejores opciones es hacerlo a través del comercio electrónico.

Dos factores a considerar: El caso chino y la edad

En el año 2014, por ejemplo, el mercado del ecommerce en China creció nada más y nada menos que un 31%. Sin duda, parte de ese crecimiento fue debido a Alibaba, el gigante asiático del ecommerce.

Pero no nos olvidemos que Alibaba no tiene un funcionamiento como el de Amazon. Alibaba no vende sus propios productos, sino que actúa de intermediario entre los productores y comerciantes chinos y los compradores tanto nacionales como extranjeros.

Otro factor importante a la hora de considerar y pensar en el crecimiento de la implantación del ecommerce en todo el mundo, es el de la edad.

A nadie se le escapa que las personas mayores son más reacias a comenzar a utilizar determinadas tecnologías. Sin embargo, por la propia naturaleza de la vida humana, esas personas irán siendo cada vez menos, y los jóvenes, acostumbrados al ecommerce, cada vez más.

Un mensaje a los emprendedores

Por lo anterior, es probable que se vea de forma evidente que, en el caso de querer montar un negocio al día de hoy, el mejor sector en el que puede hacerse es en el del ecommerce. 

Y lo cierto es que, quien saque esta conclusión, no está equivocado. Un mercado en constante crecimiento y para el que se espera una década con tasas de crecimiento anuales por encima del diez por ciento, es un mercado muy atractivo.

Sin embargo, conviene señalar dos cosas muy importantes:

  • La primera, querido emprendedor, hay muchas otras personas que están pensando exactamente lo mismo que tú.

¿Qué significa esto? Que la competencia será mucho más dura en un sector como el comercio electrónico, que en un sector más tradicional. Además, no hay que perder de vista que, pese a la novedad, ya existen varios gigantes con los que tendrás que combatir.

Con esto no quiero desanimar a nadie, quiero dejar claro que, desde mi perspectiva y la de numerosos expertos, el emprendimiento en el comercio electrónico es una oportunidad increíble. Pero hay que ser honestos: la lucha será feroz, y debes estar preparado.

  • El segundo aspecto a tener en cuenta es que, pese a que el crecimiento se mantiene en todos los países, en unos crece a tasas mucho más altas que en otros. Por ejemplo, no podemos ignorar la diferencia de cuarenta puntos entre la tasa de crecimiento del ecommerce en China y la de algunos países europeos.

En este sentido, conviene que el emprendedor que quiera iniciar un proyecto de comercio electrónico entienda a la perfección estos elementos, baraje las diferentes oportunidades que tiene a su disposición dados sus diferentes características, habilidades y capacidades, y elija correctamente en qué mercado empezará a operar.

Al fin y al cabo, jamás será lo mismo emprender un negocio en un entorno en el que se prevé un crecimiento del 50%, que en un entorno en el que se prevé un crecimiento del 10%.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/ecommerce-esta-condenado-triunfar/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s