¿Qué nos falta para un auténtico Día del Trabajador?

Por

 

El programa PAE de Bolivia ha promovido la inserción laboral de grupos con riesgo de exclusión

 

La mayoría de países de América Latina y el Caribe celebran el Día del Trabajador el 1 de mayo, siguiendo el acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional (París, 1889) como homenaje a los Mártires de Chicago y como jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores (OIT, 2012). En otros países, como Bahamas, Jamaica y Trinidad y Tobago, se celebra en otras fechas, pero con el mismo objetivo. Desde 1889 hasta ahora se ha recorrido mucho camino. Sin embargo, aún queda un buen trecho por recorrer. ¿Qué más deberíamos lograr para poder celebrar, de verdad, el Día del Trabajador?

Entre los logros, podemos destacar la jornada laboral de 8 horas (que era el principal reclamo de las manifestaciones de Chicago en 1886). Según las encuestas de hogares más recientes para cada país, en la región en promedio se trabaja 42,4 horas semanales (BID, 2015). Otros logros son las vacaciones pagadas, licencias por enfermedad y maternidad pagadas, y todos los beneficios deseguridad social (protección frente a riesgos de enfermedad, discapacidad, vejez, y en menor medida, desempleo). Pero los avances logrados no nos deben impedir ver algunos hechos preocupantes que recientemente reveló el libro Empleos para crecer:

Informalidad

De los 244 millones de trabajadores de la región, más de la mitad (el 55%) no cotiza en la seguridad social y, por tanto, se encuentrandesprotegidos ante los riesgos de enfermedad, pobreza en la vejez o desempleo. Además, un trabajador informal tiene de 2 a 6 veces más probabilidades de perder su empleo que uno formal.

Rotación laboral

Muchos trabajos son inestables. Uno de cada tres trabajadores habrá cambiado de empleo en el plazo de un año. Y esos cambios no suelen ser para mejor. La mayoría de transiciones laborales en Brasil, Argentina y Méxicosuponen una pérdida en términos de salario o beneficios.

Baja capacitación

Muy pocos reciben capacitación laboral para ampliar sus habilidades, mejorar su productividad y crecer profesionalmente. Menos del 8% de los trabajadores de países como en Chile, Colombia y Guatemala han recibido capacitación en los últimos años. Un porcentaje ínfimo si tenemos en cuenta que en la OCDE más de la mitad de los trabajadores han recibido formación.

Nuevas políticas para fomentar mejores trabajos

Partiendo de esta realidad ¿qué podemos hacer por mejorar la situación laboral de millones de trabajadores de la región y así honrarlos en esta celebración? Como argumentamos en Empleos para crecer, en una región marcada por grandes desigualdades continúa siendo imprescindible avanzar en una mayor protección del trabajador. Pero, para ello, consideramos que también es fundamental mejorar la productividad de los trabajadores. ¿Por qué?

· En primer lugar, porque la evidencia apunta a que los bajos índices de productividad de la región y las malas condiciones de empleo que antes señalábamos están generando un “círculo vicioso”: ambos factores se estarían retroalimentando mutuamente en una espiral causa-efecto que atrapa a millones de trabajadores en empleos precarios.

· En segundo lugar, porque una mayor productividad redundará, sin dudas, enmayor bienestar para los trabajadores y sus familias. Posibilitará que los trabajadores vayan mejorando su situación y su capacidad de generar valor para sí mismos, sus familias y sus países, a lo largo de su vida y de sus variadas transiciones (entre empleos, luego de pasar por el desempleo o la inactividad).

Entonces, ¿cómo puede la política pública revertir esta situación y generar mejores condiciones laborales en la región? En Empleos para crecer argumentamos que un cambio de paradigma en las políticas laborales puede ser un buen catalizador para generar esta transformación de fondo. Para ello se necesita un enfoque integral, que articule políticas en favor de la productividad, de acuerdo a las necesidades de los trabajadores y que faciliten el desarrollo de una carrera laboral exitosa. Esto implica aumentar e igualar las oportunidades de acceso a empleos formales, promover la formación continua, e impulsar esquemas de protección al empleo que aseguren el crecimiento de las personas y los países.

Fuente:http://blogs.iadb.org/trabajo/2016/04/29/que-nos-falta-para-un-autentico-dia-del-trabajador/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s