La metamorfosis de los MOOC

 

El trayecto de los MOOC ha sido furioso: apenas llevan cinco años de vida y parecen estar pasando una gran metamorfosis luego de su estallido inicial. En 2015 se calcula que 35 millones de personas en todo el mundo cursaron al menos un MOOC, duplicando la cifra de 2014. Estos pioneros serán considerados, quizás, el eslabón experimental del mayor laboratorio de educación digital del mundo. ¿Qué han visto? ¿Qué aprendieron? Más importante aún: ¿qué aprendieron de estos 35 millones de alumnos las grandes universidades y empresas que hacen MOOC?

Los MOOC son Cursos Online Masivos Abiertos (en español, COMA). Nacieron en 2011 cuando más de 160 mil personas se matricularon en un curso de Inteligencia artificial ofrecido por Sebastian Thrun y Peter Norvig en la Universidad de Stanford. Las grandes universidades comenzaron a ofrecer cursos gratuitos que tienen clases, ejercicios, trabajos grupales y certificados: todo online. ¡De pronto fue posible tener a los mejores profesores del mundo gratis!

Su primera etapa de fulgor ya terminó como centro del negocio. Fue la etapa gratuita. Fue la invitación: un gran acto de publicidad que ahora busca sustentabilidad. Distintos estudios mostraron que los MOOC gratuitos eran masivos en su inicio, pero pocos los terminaban y muy pocos obtenían un certificado. Pronto se vio que la M de masivo se correspondía con el nivel de abandono que tenían.

La nueva etapa apenas ha comenzado. Es una mesa de cuatro patas: Educación, Habilidades, Credenciales y Trabajo. Ha llegado el momento de monetizar los MOOC y crear ganancias. Lo gratuito de los cursos persiste, pero sólo para “consumir”, no para acreditar saberes. La diferencia es decisiva.

Cuatro historias de los grandes dueños del mercado de los MOOC muestran la metamorfosis.

1-Coursera: el ganador se lleva todo.

El mayor jugador de los MOOC es, por lejos, Coursera. En 2015 capturó el 35% de la oferta de cursos con 15 millones de alumnos. EdX, su mayor competidor, quedó lejos con un 18%. La capacidad de nuclear grandes universidades de Coursera se combina con tres mecanismos recientes de monetarización:

  • la calificación de los ejercicios en los cursos gratuitos.
  • la creación de su gran novedad: las especializaciones, que funcionan como secuencias de cursos con un proyecto final integrador (cuestan entre 300 y 600 dólares).
  • los certificados de aprobación de los cursos (tarifa plana de 49 dólares por curso).

2-Udacity: el unicornio de los nanocertificados.

Udacity se convirtió en 2015 en el primer unicornio de la educación. Los unicornios, en el mundo de los negocios, son startups con un valor superior a mil millones de dólares. El secreto del éxito fue un gran giro: pese a ser uno de los creadores de los MOOC, su fundador, Sebastian Thrun, vio que el negocio se estaba muriendo. Pocos terminaban un MOOC. Era una idea vieja (el saber por saber, sin fin práctico) envuelta en un paquete nuevo.

El giro fue abandonar la lógica académica y volcarse a las habilidades necesarias para conseguir trabajo. Entonces Udacity creó los nanocertificados, que se ofrecen luego de realizar un curso basado en el saber hacer, con apoyo online de expertos y con salida laboral directa. Thrun dice que los MOOC los completaban el 2% de los que se anotaban y con los nanocertificados la tasa se disparó al 90%.

3-Lynda y Linkedin: la fusión de dos mundos.

En 2015 una fusión nuclear mostró el cambió de rumbo de la educación: Linkedin, la mayor red social profesional del mundo, compró Lynda, una empresa de educación on line, por 1.500 millones de dólares. El secreto de la fusión es juntar a los que buscan trabajo con las habilidades para conseguirlo. La promesa funciona así: si lo que falta en tu CV para trabajar en lo que buscas es la habilidad de programar, aquí se te presenta el curso que necesitas para sortear esa brecha y conseguir empleo donde quieres.

4-FutureLearn, MiriadaX, Université Numérique, Tutor Group: los mercados emergentes.

La tendencia viaja por todo el mundo. Futurelearn, de Inglaterra, dio el mayor salto en el mundo de los MOOC, cuadriplicando en un año la cantidad de alumnos y superando en 2015 a Udacity. MiriadaX y Université Numérique son los pesos pesados en el mercado en español y francés, que vienen creciendo.

Un párrafo aparte merece China, que juega en otra liga, como ya hemos contado aquí. Algunos analistas cuentan la revolución educación de China bajo el siguiente lema: “todo aquí es MOOC”. El mismo concepto pierde sentido y se transforma en una diversidad de modelos donde la palabra “masivo” está por todas partes. Basta conocer Tutor Group para entender que ya nada será lineal en el mundo educativo, sólo se podrán entender las fusiones: se trata de la mayor plataforma online de aprendizaje de inglés del mundo, una habilidad esencial para el mundo del trabajo.

Todo está cambiando…

Un paso histórico en este camino empezó en Malasia, el primer país del mundo en crear una política nacional de reconocimiento de los créditos de los MOOC. El Estado puede ser un gran acelerador de este movimiento o ignorarlo y dejar que funcione al estilo Lynda-Linkedin, como un mercado directo entre habilidades y empleadores.

¿Qué mundo nuevo nos muestra la metamorfosis de los MOOC?

El divorcio de la educación y el trabajo, separados desde los orígenes religiosos de los sistemas educativos modernos (más preocupados por la formación moral, científica, ciudadana o religiosa de las personas que por su empleabilidad), puede estar llegando a su fin en la era digital.

Los MOOC parecen ser el desvío histórico de las universidades enciclopédicas hacia la formación pragmática para un mercado de trabajo basado en el conocimiento. El Big Data va a acelerar este proceso con plataformas adaptativas y correctores de pruebas basados en la inteligencia artificial.

¿Morirán las universidades, ajenas  a la inmediatez de esas habilidades, lejanas físicamente para la gran mayoría de la población y muy caras para una promesa abstracta de conocimiento? ¿O renacerán como instituciones profundas que integran saberes e interpretan una época de cambios con un nuevo arsenal académico de disposiciones epistemológicas?

Nadie lo sabe aún. Los 35 millones de pioneros parecen estar cruzando una frontera. No se sabe dónde van. ¿Será hora de seguirlos para ver con los propios ojos el posible futuro de la educación? Basta entrar en los links de este sitio para hacer la prueba y entrar en el mayor laboratorio educativo del nuevo siglo.

Fuente:http://futuroeducativo.com/la-metamorfosis-de-los-mooc/?platform=hootsuite

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s