Plazas eventuales reinan en creación de empleo en enero

86.3% de las plazas laborales creadas en el mes de enero del 2016 son temporales, el mayor porcentaje en los últimos seis años.

El empleo formal creció 15.7% en el mes de enero al generarse un total de 69,170 puestos de trabajo, lo que significó el mejor enero en la generación de plazas laborales de la presente administración, donde el empleo que se crea es fundamentalmente eventual, acorde con la tendencia de la última década.

Así, 86.3% son empleos temporales que representa el mayor porcentaje de los últimos 6 años, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El Instituto detalló que la variación anual de puestos de trabajo al 31 de enero, representó un crecimiento de 3.8%; con un registro de plazas laborales de 653,832, donde “el 85.7% son plazas permanentes y 14.3% plazas eventuales. En los últimos cuatro años estos porcentajes se han mantenido relativamente constantes”, indicó el organismo.

Cabe señalar que el secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, aseguró que esperan tener en el mes de abril el registro de más de dos millones de altas en el IMSS para el primer trienio de esta administración.

Explico que hasta ahora “no se ha registrado un riesgo inmediato por efectos de la paridad del peso con el dólar… El peso nuestro ha mostrado consistencia con nuestra economía al tener un sistema de libre flotación que les permite a los empresarios sustituir importaciones o descontar inventarios, y no ha afectado a la planta de empleos”.

El registro del IMSS hasta el mes de enero de 2016 es de 17 millones 953,203 puestos de trabajo. Cabe señalar que en el pasado mes de diciembre se perdieron 303,714 puestos, lo que representó la peor pérdida de empleo para un mes de diciembre desde el 2008.

El campo y manufactura 
los impulsores

De acuerdo con el IMSS, los sectores que reportaron mayor crecimiento porcentual fueron el agropecuario con 7.8% y transporte y comunicaciones con 6.6%; asimismo, el aumento anual tuvo un impulso por la industria de la transformación con un crecimiento ponderado de 1.2% y servicios para empresas con 0.9 por ciento”.

Los estados de mayor incremento anual fueron Quintana Roo, Querétaro, Chihuahua, Aguascalientes, Sinaloa y Baja California Sur, con un aumento superior a 6 por ciento.

En tanto, los estados que mantienen un peor comportamiento son Tabasco, Campeche, Veracruz, Guerrero y Colima, pues registran pérdidas en el número de registros de empleo; así como la industria extractiva que reportó menos 4.4% en el número de empleos.

Fuente:http://eleconomista.com.mx/industrias/2016/02/11/plazas-eventuales-reinan-creacion-empleo-enero

Advertisements

La inequidad y el mundo laboral

Cintillo-05

 

En México se incumple la garantía relativa a que a trabajos iguales, corresponden salarios iguales. El caso más notorio es el relativo a los directivos de todos los sectores, entre quienes el promedio salarial por hora trabajada alcanza los 95.2 pesos, frente a 81.2 pesos para las mujeres. Paradójicamente, hoy las mujeres que forman parte de la PEA tienen mayor escolaridad que los hombres: 10 grados frente a 9.4 grados de escolaridad. INEGI revela también que hemos llegado a 32.27 millones de hogares de los cuales, 8.53 millones tienen como jefa a una mujer, de los cuales también 1.31 millones labora en la informalidad.

 

 

El mundo del trabajo requiere de una urgente reestructuración; se trata de lograr que los empleos sean no sólo dignos, en el sentido de que garanticen un salario y prestaciones que permitan el acceso al bienestar, como lo establece la Constitución, sino de que su estructura interna permita acceso igualitario entre hombres y mujeres.

La cuestión es de una complejidad mayor, pues la organización global y nacional del trabajo mantiene una dinámica que permite la reproducción de procesos de desigualdad e inequidad entre mujeres y hombres, no sólo en los niveles salariales, sino también de acceso a las actividades productivas y profesionales que otorgan mayor prestigio social, en el sentido que le daría a ese término un autor como Max Weber.

5-1

 

Cómo se comporta el mundo del trabajo en materia de desigualdad entre los géneros es un tema respecto del cual apenas comenzamos a generar información de manera reciente; en efecto, aun cuando la serie histórica de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) desagregaba información para mujeres y hombres, no ha sido sino hasta el primer trimestre de 2015 cuando se ha presentado, de manera valiosa hay que decirlo, la primera versión de los indicadores de género de esta Encuesta.

A partir de estos datos, los cuales sirven como base a las mediciones del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza, que también con una periodicidad trimestral presenta el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (CONEVAL), lo deseable sería que tal indicador también pudiera construirse con los mismos criterios que ha generado el INEGI, es decir, que el indicador relativo a la pobreza laboral también pudiera construirse, en los trimestres por venir, con datos desagregados por sexo.

Un drástico cambio

Uno de los datos que en mayor medida merece destacarse es el relativo al nivel de escolaridad que tiene la Población Económicamente Activa (PEA). Sobre este tópico es importante decir que a partir de hace ya algunos meses, INEGI ha medido a la población de 15 a 65 años, en congruencia con el mandato Constitucional del Artículo 1º; esta decisión resulta de completa pertinencia frente a la ratificación que llevó a cabo la semana pasada del Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo, relativo a la edad mínima de acceso en el trabajo.

El dato revela que las mujeres que forman parte de la PEA tienen un grado promedio de escolaridad de 10.05 grados frente a 9.36 grados que presentan en promedio los hombres. Esta diferencia todavía no se refleja por completo en la paridad salarial entre mujeres y hombres, pero de suyo es indicativo de una profunda transformación, a todas luces aún insuficiente, en las brechas que separaban con anterioridad a mujeres y hombres.

Es interesante observar también que esta condición no se mantiene cuando las mujeres son jefas de hogar, pues en este caso, su promedio de escolaridad es de 7.63 grados, frente a 8.66 grados que presentan en promedio los hombres.

Relegadas de los mejores empleos

A pesar de que en general las mujeres tienen una mayor escolaridad que los hombres, todavía el acceso a los cargos  de mayor nivel, así como a las profesiones y actividades de mayor prestigio social y remuneración sigue siendo ocupadas mayoritariamente por los hombres.

5-2

 

Por ejemplo, en la categoría de empleos de “profesionistas, técnicos y trabajadores del arte”, para los hombres el ingreso promedio por hora trabajada es de 64.07 pesos; mientras que para las mujeres es de 58.05; para los trabajadores de la educación el ingreso es de 78.38 pesos por hora laborada, mientras que para las mujeres es de 69.69 pesos la hora.

Para los funcionarios y directivos del sector público, privado y social, el ingreso promedio es de 95.24 pesos; en contraste, para las mujeres es de 81.18 pesos por hora laborada. De hecho, los datos del INEGI muestran que el único sector en que las mujeres perciben mayores ingresos es el de los servicios de protección, vigilancia y fuerzas armadas, en donde las mujeres perciben 36.52 pesos por hora, mientras que los hombres ganan en promedio 31.9 pesos la hora.

El panorama visto desde los hogares

De acuerdo con el INEGI, al primer trimestre del 2015 habría en el país 32.27 millones de hogares; de ellos, 23.74 millones tienen como jefe a un hombre, mientras que 8.53 millones tienen como jefa a una mujer. Un dato interesante e el relativo a los 607 hogares que INEGI contabilizó con jefatura de una persona menor de 15 años, los cuales en su totalidad tienen como jefa a una adolescente.

Asimismo, de los 32.27 millones de hogares del país, 6.49 millones están jefaturados por personas que laboran en el sector informal; de ellos, 5.17 millones tienen como jefe a un hombre y 1.31 millones tienen como jefa a una mujer.

Fuente:http://www.mexicosocial.org/index.php/secciones/especial/item/937-la-inequidad-y-el-mundo-laboral

7 lecciones de RSE para principiantes

La RSE es un tema plagado de confusión ¿de dónde partir para entenderlo mejor?

Desde hace algunos años múltiples empresas se han sumado a la tendencia de integrar la responsabilidad social a sus operaciones, buscando reducir sus impactos ambientales y apoyar el desarrollo de las comunidades en las que operan; los medios de comunicación han comenzado a informar sobre estas iniciativas y diversas organizaciones han comenzado a crear propuestas para reconocer estas prácticas. Sin embargo, se trata de un tema que aún se encuentra nublado por el desconocimiento.

Con el paso del tiempo, numerosos mitos han surgido en torno a la responsabilidad corporativa y la han rodeado de confusión llegando a convertirla en un erróneo sinónimo de términos como filantropía, ecología o marketing social, mismos que, si bien están íntimamente ligados a ella,mantienen innumerables diferencias.

Así pues, para quienes emprenden un nuevo negocio y buscan adoptar la RSE como parte de su organización, o para quienes desean sumergirse en este interesante tema por simple curiosidad, hemos reunido algunas lecciones que serán de gran ayuda para comprender por qué se trata de un tópico de negocios.

1. ¿Qué es eso de RSE?

postales rse para emprendendores-03

Cuando nace una empresa, ésta cuenta desde el inicio con una declaración de misión que define el rumbo de sus acciones y constituye el marco a partir del cual se edificará su negocio; la RSE no se encuentra por ningún motivo alejada de este espacio.

Algunas empresas, como TOMS, han hecho de la responsabilidad social el eje central de su estrategia de negocio, mientras que otras la han adoptado como un valor que, si bien rige sus actividades diarias y se encuentra alineada con sus productos o servicios, no constituye el elemento principal de su modelo de negocio.

2. ¿Por qué integrarla a mi organización?

postales rse para emprendendores-02

Las empresas responsables saben que sus actividades tienen un impacto directo sobre el medio ambiente y sobre las comunidades en las que operan y reconocen que ellas mismas forman parte del entorno, por lo que dejarían de existir sin las aportaciones tanto de las personas como de los recursos naturales.

Es por ello que aprovechar al máximo la energía eléctrica, el agua y otros recursos se ha convertido en un tema prioritario; mientras que al mismo tiempo, han comprendido que promover el desarrollo de la comunidad cuidando de sus colaboradores, inversionistas y clientes es fundamental para impulsar su propio crecimiento.

3. ¿Qué son los grupos de interés?

postales rse para emprendendores-01

Así pues, el crecimiento de una organización depende en gran medida de la supervivencia y el desarrollo de su entorno. Las compañías responsables se han dado cuenta de ello y para impulsarlo se han dado a la tarea de identificar los elementos que la conectan con el mundo y que son también llamados stakeholders; es decir, sus colaboradores, proveedores, inversionistas, clientes y la comunidad en general.

Conocer estos grupos a profundidad y escuchar sus inquietudes es fundamental para crear estrategias responsables que logren dar respuesta a sus necesidades de manera puntual.

4. ¿Y si sólo dono a una causa?

postales rse para emprendendores-04

Uno de los grandes mitos que rodea a la responsabilidad social es la creencia de que las empresas responsables son aquellas que donan a diferentes causas y apoyan a organizaciones de la sociedad civil; sin embargo, la tarea no es tan sencilla como firmar un cheque.

Las empresas responsables identifican a sus grupos de interés y analizan a profundidad la forma en que sus actividades diarias se relacionan con estos grupos y con el medio ambiente, para reducir el impacto negativo y maximizar los beneficios.

Si deciden apoyar alguna causa, se aseguran de hacerlo de manera estratégica, alineándola con sus valores e involucrando a sus stakeholders.

5. ¿Qué pasa si tengo que iniciar de cero?

postales rse para emprendendores-05

Existen expertos que pueden ayudarte en este proceso; no siempre es necesario comenzar desde cero. Si los valores de tu empresa coinciden con los objetivos de otra organización no dudes en acercarte a ella y sumarte a su misión, integrar tus esfuerzos a un programa ya establecido puede ser de gran utilidad para comenzar.

6. ¿Y si se cree que estoy haciendo algo mal?

postales rse para emprendendores-07

Para comenzar una estrategia de responsabilidad social es fundamental que analices tus actividades a profundidad y de forma honesta, pero también que escuches las inquietudes de tus stakeholders, ya que con frecuencia ellos pueden observar detalles que tu no habías tomado en cuenta.

Escuchando a tus grupos de interés puedes identificar su hay cambios por hacer en tus actividades o puedes dar respuesta a sus inquietudes a partir de una mejor comunicación sobre las buenas prácticas que has integrado previamente a tu modelo de negocio.

7. ¿Entonces debo comunicar todo lo que hago?

postales rse para emprendendores-06

Ten mucho cuidado de no abusar al momento de comunicar tus esfuerzos de responsabilidad social, es necesario que siempre evalúes el alcance de tus acciones y el impacto real que éstas tienen sobre tu entorno antes de llenar a tus grupos de interés con mensajes que resultan irrelevantes.

Fuente:http://www.expoknews.com/7-lecciones-de-rse-para-principiantes/