Una educación digital para una sociedad desigual en Latinoamérica

Encuentro_presencial_de_la_Especialización_Docente_de_Nivel_Superior_en_Educación_y_TIC_-_5

 

Miembros de los organismos internacionales más importantes de América Latina debaten sobre el futuro de la educación en la región.Miembros de la comunidad universitaria junto con representantes de las organizaciones internacionales más importantes en Latinoamérica han debatido este miércoles sobre la necesidad de dar un paso más en la educación: se necesita una transformación a lo digital, han asegurado. El foro, organizado por la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y la Agencia Efe, puso de manifiesto los retos que enfrenta una sociedad con graves problemas de desigualdad y analfabetismo de cara a una educación global.

Las medidas innovadoras que muchos de los ponentes plantearon chocaban de frente con la idea que la representante de la Secretaría General Iberoamericana, Leonor Calderón, puso de manifiesto: “Aunque se haya duplicado el número de universitarios en la región, pasando de un 20% en 2000 a un 40% en 2010, no ha sido igual para todos. Sólo uno de cada 10 jóvenes más pobres va a la universidad, mientras que esta cifra asciende al 50% entre las familias más acomodadas”. Y remató: “Vemos que todavía hay clases sociales en la educación”.

La coordinadora de Estrategia Digital Nacional, Alejandra Lagunes, habló del cambio de paradigma con la revolución tecnológica, en la que cada dos días se crea “la misma cantidad de información” que la generada desde el “inicio de la humanidad hasta 2003”. Y recordó que todavía hay unos 4.000 millones de personas desconectadas a Internet. “¿Qué nivel de innovación y disrupción vamos a experimentar cuando tengamos a toda la población conectada?”, se preguntó.

Pero no hace falta irse tan lejos. En México menos de la mitad de la población tiene acceso a Internet, un 44,4% según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística mexicano. En un país con la mayor proporción de jóvenes (menores de 24 años) de toda Lationamérica, un 48%, la implementación de la tecnología en la educación supone todo un reto, según asegura Lagunes. Pero todavía sigue llegando a poca gente.

Hablar de una era digital en un contexto así supone algunas contradicciones. En México la primera causa de deserción en la educación es el embarazo adolescente, según la OCDE. “En Latinoamérica hemos entendido el desarrollo educativo desde el cemento, esto es, se ha valorado el número de escuelas construidas y no la calidad”, critica Leonor Calderón, de la Secretaría General Iberoamericana. Y añade: “Los presupuestos nacionales a veces constituyen un vehículo de exclusión social, ya que destinan más dinero a los lugares más desarrollados”.

Pese a que la cantidad de latinoamericanos que estudian en el extranjero no llega a un 1% de los universitarios, el embajador de España en México, Luis Fernández-Cid, destacó que es todo un logro que 7.000 mexicanos fueran a estudiar a España en 2015.

El debate se centró en la inclusión transversal de las tecnologías de la información y el uso de sistemas virtuales de enseñanza. El director general de Educación Superior Universitaria fue más allá: “Tienen que cambiar las universidades o Internet podría acabar con ellas”. El exalcalde de Madrid y exministro de Justicia español, Alberto Ruiz-Gallardón, señaló como presidente del Consejo Social de la UNIR que una de las prioridades de Latinoamérica debía ser transformar la educación: “Se deben utilizar los instrumentos de la era digital para lograr que las nuevas generaciones adquieran los conocimientos necesarios para ser plenamente competitivos en un mundo globalizado”, afirmó.

La directora y representante en México de la Unesco, Nuria Sanz, hizo hincapié en que globalización no significa dejar a un lado la diversidad cultural de cada país. “Hay un problema grave de analfabetización en la región. Hay millones de personas que no saben leer ni escribir en su lengua materna en toda América Latina. El bilingüismo no debe asociarse siempre al español y al ingles, podría ser también el español y el náhuatl”, señaló.

El foro ha coincidido con el día mundial por las víctimas del Holocausto y Ruíz-Gallardón quiso apuntar a que la educación no sólo es conocimiento: “La juventud alemana de entonces era una de las mejor preparadas del mundo y contribuyó a uno de los episodios más vergonzosos de nuestra historia. Educar no sólo es transmitir datos, sino valores”, concluyó. La sentencia de Leonor Calderón ponía fin al coloquio: “El ser humano para aprender necesita comer. Necesita estar sano”.

Consulta la nota en: El País

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/noticias/una-educacion-digital-para-una-sociedad-desigual-en-latinoamerica

Advertisements

Innovación frugal: ¿es posible innovar sin recursos?

Autor:

 

23

Pobreza Vs. Innovación

Cuando se crece en un ambiente donde los recursos son escasos, la creatividad se convierte no solo en una habilidad a explorar, sino en una herramienta imperante de supervivencia.

Albert Einstein decía que “la creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Este pensamiento de este genio se vuelve tangible en los cientos de emprendedores sociales que le han dado respuesta a muchas de las necesidades de sus comunidades a través de su lucha y la escasez, el motor de sus grandes ideas.

Es así como podíamos decir, que la innovación no es un asunto de ricos o que incluso requiera un título universitario. Ellos y ellas crecieron haciéndole frente a los desafíos, obstáculos de vida, situaciones extremas, que de una u otra forma los obligaron a ver más allá, a repensar cómo con lo que tenían a su alcance podían hacer más. A esto Navi Radjou, asesor de liderazgo e innovación, llama:

Innovación frugal: la habilidad para crear un valor económico y/o social usando recursos limitados.

Este tipo de innovación es diferente a la que se genera en países desarrollados. Según Radjou, las grandes empresas en el norte crean productos que no satisfacen realmente las necesidades básicas de su población, pero aún así, utilizan más recursos, sobre todo naturales, en comparación con la innovación frugal.

¿Qué diferencia la innovación frugal de la innovación ‘del norte’?

  • Los innovadores ven la adversidad como una oportunidad
  • Usan la capacidad mental, humana, de idear soluciones a sus problemáticas con recursos limitados o inexistentes
  • Hacen más con menos
  • Se utilizan recursos a su máximo potencial
  • No se centran en crear cosas nuevas sino hacer cosas/procesos mejores
  • Se toman los recursos más abundantes para suplir necesidades, por ejemplo uso de envases plásticos para suplir la necesidad de electricidad.
  • Se crean soluciones accesibles a quienes las necesitan

Entonces, valdría la pena replantearnos si es mucho más lo que está perdiendo la sociedad en países desarrollados al generar ‘desarrollo económico’ a costa de los recursos naturales que van en decadencia. Puede ser que los países ricos tengan mucho que aprender de aquellos países en donde con poco o casi nada, generan mucho, y en donde se aprecian servicios que muchos consideramos ‘normales’, como la electricidad y el agua.

Por ahora, lo que podemos ver es que la innovación no es propia de los países ricos. Todos podemos innovar, con o sin recursos, lo pregunta sería qué clase de innovación queremos crear.

Fuente:http://blog.es.idealist.org/innovacion-frugal-es-posible-innovar-sin-recursos/

Los “vulnerables” de Latinoamérica, más cerca de la clase media que de la pobreza

Image

Personas tomando el autobús en una calle de Brasilia

Mariana Kaipper Ceratti/Banco Mundial

 

Hasta hace poco, el mundo se dividía básicamente entre ricos, pobres y clase media. Pero con el progreso social, sobre todo en América Latina durante la primera década del milenio, surgió una nueva clase, la de los vulnerables, para identificar a aquellas personas que habían logrado salir de la pobreza pero no lo suficiente para ser considerados clase media.

En términos monetarios, son personas que ganan entre $4 a $10 por día, comparados con los ingresos entre $10 y $50 de la clase media (definido en dólares del 2005). También conforman hoy en día el grupo socioeconómico más grande de la región: para 2013 representaban el 38 por ciento de los latinoamericanos, mientras que los pobres representaban un 24 por ciento y la clase media un 35 por ciento.

El grupo intriga a los expertos, no solo por su tamaño, sino porque permite explorar, con su evolución, el comportamiento de un importante sector de la población durante la década del auge económico latinoamericano. Y dicha exploración está revelando hallazgos importantes. “El ingreso de las personas vulnerables está ahora mucho más cerca de la clase media…Es un desarrollo importante, pero que a menudo se pasa por alto”, dijo el economista Oscar Calvo-González, del Banco Mundial.

Calvo encabeza el Laboratorio Latinoamericano de Equidad (LAC Equity Lab), una plataforma pública para compartir micro-datos, indicadores y análisis sobre pobreza, desigualdad y prosperidad.

Más clase media que nunca

En retrospectiva, hasta hace poco más de 10 años los vulnerables estaban apenas por encima de la línea de pobreza. Transcurrida una década, sin embargo, la distribución de ingresos mejoró, mientras América Latina se benefició de los buenos precios de las materias primas y de una serie de políticas sociales.

Para hacernos una idea, el porcentaje de pobres se recortó a la mitad, los vulnerables crecieron un poco y la clase media creció en más de la mitad. De hecho, nunca habíamos tenido tantos latinoamericanos en la clase media como existen hoy.

Pero ahora que América Latina se está desacelerando -la economía cayó un 0,7 por ciento en 2015 y se espera que apenas crezca en 2016- surgen las preguntas: ¿cómo puede esta desaceleración afectar las tasas de pobreza? Y sobre todo, ¿volverán los vulnerables a ser pobres?

Para Calvo-González, es posible que este fenómeno afecte los ingresos de muchos hogares vulnerables. “Pero el estar alejados de la línea de pobreza les otorga un margen para amortiguar este efecto. Esto sugiere que las tasas de pobreza podrían crecer menos que en anteriores contracciones económicas”. Y de ser así, América Latina habrá alcanzado un avance social sin precedentes.

Fuente:http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2016/01/29/vulnerables-latinoamerica-mas-cerca-clase-media-pobreza

La escuela global II

globe-308800_960_720

 

Cómo utilizar el conocimiento existente es algo tan sencillo como navegar en Internet.

Ejemplo de ello se puede apreciar en el canal Rt en Español (2016 enero 16). ‘El robot del pueblo’: construye un brazo biónico a partir de chatarra y que en los últimos días se ha vuelto viral.

Con ayuda de Internet, el soldador de Bali, Wayan Suardana, de 31 años de edad, construyó un exobrazo con la chatarra que existe en su taller. Hace seis meses había sufrido un derrame cerebral que dejó su brazo izquierdo paralizado. El artefacto activa por neurorreceptores el panel de circuitos de su espalda, y así puede continuar con su humilde trabajo.

Wayan Suardana aun rodeado de chatarra útil, es decir, teniendo los elementos a su alcance, sin el conocimiento de muchas personas, jamás hubiera podido imaginar en soledad como es construir un artefacto que le ayude a mantener la movilidad completa del brazo.

Uno de los requisitos de cualquier profesionista exitoso es estar al día en lo que ocurre con su ámbito de acción, pendiente de las noticias se dan a conocer entorno al ramo de sus actividades, qué está pasando con sus clientes y cuáles son las necesidades que ellos buscan satisfacer.

El maestro chileno José María Bulnes solía decir que el desempeño profesional era como manejar un carro, donde te guiabas tanto por lo que estaba delante de ti (el futuro), como por lo que podías ver hacia atrás, como si lo observaras desde el espejo retrovisor (el pasado), para estar cierto de cómo vas encaminando tus pasos en el presente.

Por eso el profesionista tiene que saber, asimismo, cuáles son los antecedentes de su profesión, cómo podría ser en el futuro, qué tecnologías han surgido para facilitar el trabajo y eso cómo puede contribuir, conocer con exactitud las leyes que regulan las actividades que realiza y, en el tema de los impuestos, sabemos ¿cuánto se paga? O ¿si hay deducibles de las actividades que realizamos?

Peor aún si desconocemos qué están haciendo nuestros colegas, cómo lo abordan en naciones distintas a la nuestra, si no sabemos cuál es la confrontación de ideas, el debate, que existe entre pares sobre el quehacer que nos es común, y ya ni qué decir si no hemos tratado de imaginar mundos nuevos, como los que hacen posible el tratar de unir dos cosas totalmente dispares y ser testigos de un nuevo resultado, sí, así como han surgido los grandes inventos en el mundo…
No conocer esos temas nos hace analfabetas disfuncionales del éxito.

Pero me preguntarás: ¿cómo poder aprender tantas cosas?

Amigo mío, hoy el Internet lo es casi todo.

Navega, sin miedo, por los mares procelosos del conocimiento global, conquista esos mundos, hazlos tuyos, aderézalos con tus propias observaciones, intereses o hallazgos, y transforma el mundo, que el hombre -en el sentido de género humano- está para transformar el mundo y hacerlo trascender, con lo mejor que puede haber, y para hacerlo durar muchos años.

 

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/educacion/la-escuela-global-ii

Una nueva mirada a la pobreza latinoamericana

Escrito por  Bernardo Kliksberg

 

América Latina produce alimentos para tres veces su población; tiene un tercio de las aguas limpias del planeta; una quinta parte de las reservas mundiales de petróleo; 50% de los bosques. Sin embargo, la pobreza creció en los años ochenta y noventa, y llegó al 41% en el año 2000; de 2003 a 2012 retrocedió, pero de 2013 a 2014 se estancó en un 28%. Hay 167 millones de latinoamericanos pobres, y entre ellos 74 millones son pobres extremos. Vienen tiempos difíciles en un contexto económico mundial turbulento

¿QUÉ LECCIONES PUEDEN SACARSE DE LAS ÚLTIMAS TRES DÉCADAS?

1. La pobreza es derrotable

Más de 60 millones de latinoamericanos emergieron de la pobreza entre 2002 y 2012. En varios países se derrotaron las tesis fatalistas sobre la pobreza que planteaban que era irremisible por el subdesarrollo patológico.

2. La culpa de la pobreza no es de los pobres

Se alega que son déficits de personalidad de los pobres los que causan su situación. Cómo compaginar esa tesis con los 35 millones de personas que salieron de la pobreza en Brasil, entre 2003 y 2009, y que hoy, integrados a la pequeña clase media, reclaman por mejores servicios públicos, transporte y salud. ¿Cambiaron tan rápidamente su “estructura de personalidad” o fueron las condiciones estructurales las que se modificaron a su favor abriéndoles oportunidades? Así, programas como Hambre Cero redujeron la desnutrición crónica entre menores de cinco, de 14% en 1994 a 7% en 2008.

p.32

 

3. La mayor inversión social produjo cambios

Se suele descalificar las políticas sociales activas. “Son paternalistas”, “impulsan el ocio”, “los aportes entregados a los pobres se malutilizan”.

Los informes de la ONU y el Banco Mundial dicen otra cosa. El aumento de la inversión social significó más aulas, mejor nutrición, más vacunas, más atención primaria de salud y más hospitales, que ampliaron derechos. Es la primera región que cumplió la meta del milenio en hambre. Bajó de 15.3% (1990-1992) a 6.1% (2015).

4. Los programas de transferencias condicionadas funcionan

Los programas compensatorios llegan a 129 millones de personas en 18 países del área. Bolsa Familia cubre a 52 millones de brasileños pobres; Oportunidades a 27 millones de mexicanos; Asignación Universal para hijos de trabajadores informales a 3.6 millones de niños pobres argentinos. Tienen condicionalidades, los padres deben mostrar que los niños van a la escuela, se aplican las vacunas y hacen los chequeos médicos.

Las evaluaciones desmienten los mitos. El Banco Mundial dice que hay “clara evidencia de éxito en cuanto a aumentar la tasa de inscripción escolar, mejorar la atención de salud preventiva y elevar el consumo en el hogar”. El subsidio no induce al no trabajo. Es el 20% de los ingresos totales de los que lo reciben. Trabajaban, pero como no tenían nada, vendían su trabajo a precios misérrimos. Al recibir un ingreso fijo mensual buscan conseguir mejores trabajos y aprovechan las capacitaciones que se les ofrezcan.

p.33

 

La tesis del “despilfarro” es falaz. Los recursos se están entregando cada vez más a las madres pobres. Son administradoras de excelencia. Los aplicaron masivamente a lo que era mejor para sus hijos, mejoraron la calidad de los alimentos, y se elevaron compras imprescindibles. Si no existieran los programas de transferencias condicionadas la pobreza sería un 13% mayor en lugar de un 28%.

5. Un largo camino por recorrer

A pesar de los avances la región está entrando en un contexto económico internacional incierto, con una fuerte “deuda social”. La pobreza no siguió declinando en 2013-2014, y la extrema subió de 11.3% a 12%. El PNUD estima que junto a los 167 millones de pobres, hay 200 millones de “vulnerables” que pueden caer de nuevo en la pobreza ante “cimbronazos económicos”. Las desigualdades con progresos siguen entre las peores. El 20% más rico tiene el 46.7% del ingreso total, el 20% más pobre el 5.6%. El Gini regional es 52.7, en Europa del Este y Asia Central 34.7.

6. ¿Es financiable la política social?

¿Cómo mantener los equilibrios macroeconómicos y al mismo tiempo incluir? Países como Noruega, Suecia, Dinamarca, Canadá y otros lo lograron. La equidad es clave. Los nórdicos, los líderes mundiales en ella, encabezan todos los rankings (Foro de Davos, Desarrollo Humano del PNUD, Transparency International).

América Latina tiene fuentes de recursos posibles no inflacionarios. Entre ellos erradicar la corrupción y encarar la reforma fiscal pendiente, bajando por lo pronto las altas tasas de evasión. Entre las paradojas, mientras hay preocupación de dónde saldrán los recursos para mantener las políticas sociales, se gastan por año en la región 50,000 millones de dólares en productos suntuarios. Como la desigualdad sigue siendo tan alta, la industria del lujo estima que la cifra se puede elevar a 90,000 millones en 2019.

p.34

 

7. Cuidado, los daños de la pobreza pueden ser irreversibles

La experiencia ha demostrado que los impactos de las malas políticas económicas pueden ser corregidos por políticas apropiadas, pero los daños sociales que generan son muy difíciles de remediar. Si se retiran o no se amplían los programas sociales que la región ha demostrado que puede gerenciar con eficiencia (como lo destacó The Economist resaltando a las transferencias condicionadas como referencia para Europa), los impactos pueden ser muy severos. Muchos de los estragos de la pobreza son irreversibles. La desnutrición en los 1,000 primeros días de vida o la implosión de familias por pobreza no se pueden corregir después.

Por otra parte, cuanto mayor sea el crecimiento mucho mejor, pero aun con crecimiento bajo y recursos escasos, siempre hay un tema de prioridades.

La ciudadanía instaló en América Latina como prioridad a la gente. Reclama por políticas que “blinden” los progresos sociales y los profundicen.

Es el mensaje que continuamente subraya el Papa Francisco cuando denuncia las disparidades y exige que “por los pobres se puede y se debe hacer más”.

Fuente:http://www.mexicosocial.org/index.php/colaboradores/colaboraciones-especiales/item/894-una-nueva-mirada-a-la-pobreza-latinoamericana