La innovación en México: La importancia de las grandes ambiciones

globa

Importa pensar en grande. No necesariamente porque la siguiente gran idea en el mundo, o la “cura del cáncer”, pueda venir de México; sino porque es importante alinear las inversiones del sector privado más moderno en el país, con los recursos y las acciones de centros de investigación, universidades y otros organismos públicos, para promover grandes cambios en lo que México le puede ofrecer al mundo. Concentrar recursos enfocados en metas claras, en industrias en las que México tiene ventajas competitivas, como la automotriz y aeroespacial, sólo por mencionar dos que están creciendo de manera importante, y pensando en grande, puede ayudar a tener más resultados y ser más eficientes.

 

Por: José Luis Chicoma – José Carlos Sierra

¿Qué se puede esperar del último discurso del Estado de la Nación del Presidente de EE.UU.? No mucho. Las fuertes batallas, exitosas como el Obamacare, o fallidas como los controles a las armas, ya fueron presentadas hace unos años. Ya no alcanza el tiempo para reformas legislativas ambiciosas en un congreso de salida que está más concentrado en las elecciones.
Por eso la estrategia, como hizo Barack Obama la semana pasada, puede ser resaltar algunos logros, pero principalmente concentrarse en una visión de largo plazo para asegurar su legado, e inyectar esperanza y optimismo sobre la capacidad de sus ciudadanos de entenderse más y del liderazgo de su país en el mundo.
Particularmente, Obama enfatizó el papel de la innovación como el motor de los grandes cambios que permitirían mejorar las condiciones de vida actuales. Se refirió a los grandes retos del cambio climático y los logros de su país en una transición a un sistema de producción energético limpio y eficiente, y también del rol protagónico en el bienestar de los EE.UU. que tienen las empresas y de los startups que, mediante grandes innovaciones, dirigen el rumbo de la economía.
Como ejemplo histórico, mencionó que cuando los rusos llegaron primero al espacio, la reacción inmediata fue construir un programa especial casi de la noche a la mañana para que en 12 años, los astronautas de EE.UU. fueran los primeros en llegar a la Luna. Gran ejemplo de retórica política patriótica. Esta vez, además de resaltar algunas acciones más sencillas para promover la innovación, como la simplificación administrativa para abrir negocios en línea, protección de la internet abierta, mayor acceso a la internet de estudiantes y personas de bajos recursos, sí resaltó un proyecto ambicioso: que EE.UU. acabe con el cáncer.
Otra vez, hay un fuerte contenido de mensaje político, en contraposición a lo que realmente se puede lograr. Como algunos expertos señalan, el cáncer es en realidad muchas enfermedades en lugar de una única enfermedad, lo cual dificulta bastante el fijar una fecha ligada a la meta como en el caso de la llegada a la luna. Por eso, va a ser importante cómo en los siguientes meses la administración de Obama va a asignar presupuesto y recursos adicionales para articular e implementar una estrategia más agresiva y cómo va a afinar las metas. 
No obstante, es importante pensar en grande en términos de innovación. Desde el punto de vista de políticas públicas, alinea los recursos presupuestales y articula las actividades de diferentes actores con enfoque en resultados. Es cierto que EE.UU. puede plantear metas de estas magnitudes en gran parte por la calidad de las universidades, centros públicos de investigación y los departamentos de desarrollo tecnológico de empresas privadas, entre otros actores importantes de su sistema de innovación.
¿Qué podría hacer México para plantearse estas grandes ambiciones? La situación no es buena. Recién se está implementando, y con muchas dificultades, una reforma educativa que atiende los temas estructurales del sistema, como es la evaluación de los maestros. Todavía se tiene que promover un sistema de educación pública que se base en el desarrollo de la creatividad y el pensamiento independiente, necesarios para innovar en una economía global. También, a pesar de avances en los mercados de telecomunicaciones y energético, promover más competencia en mercados concentrados, justamente la base del desarrollo de ventajas competitivas a nivel mundial.
Y el sistema de innovación tiene grandes retos. Históricamente, se ha tenido mucha desvinculación entre las instituciones de investigación y el sector privado. Comparado con otros países, México no invierte lo suficiente en ciencia, tecnología e innovación, llegando sólo al 0.56%, en comparación con otros como Corea del Sur, Finlandia e Israel, que invierten más del 3%. Además, esta escasa inversión está principalmente concentrada en el sector público, cuando el sector privado debería estar invirtiendo una mayor proporción. Y, la crisis de las finanzas públicas relacionada con la caída del precio del petróleo, afecta esta inversión, reflejada en la reciente reducción real del 2.1% del presupuesto de CONACyT.
A pesar de todo esto, México tiene un gran potencial, reflejado en el puesto 22 del Índice de Complejidad Económica de Harvard, que indica que tiene más capacidad de crecer basado en su conocimiento productivo, que otras economías latinoamericanas, como Brasil o Argentina, y otros países BRIC como Rusia e India.
Por esto importa pensar en grande. No necesariamente porque la siguiente gran idea en el mundo, o la “cura del cáncer”, pueda venir de México; sino porque es importante alinear las inversiones del sector privado más moderno en el país, con los recursos y las acciones de centros de investigación, universidades y otros organismos públicos, para promover grandes cambios en lo que México le puede ofrecer al mundo. Concentrar recursos enfocados en metas claras, en industrias en las que México tiene ventajas competitivas, como la automotriz y aeroespacial, sólo por mencionar dos que están creciendo de manera importante, y pensando en grande, puede ayudar a tener más resultados y ser más eficientes.   

Fuente:http://www.arenapublica.com/blogs/ethos-laboratorio/2016/01/19/4609

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s