“Sin una economía basada en el conocimiento, las repercusiones durarán generaciones”: Jaime Urrutia

Por: Issac Torres Cruz

 

1c2af-james2bbreiner2bteaching2bin2bxi2527an

México no puede rezagarse en el impulso de su economía a través del conocimiento y la tecnología, de lo contrario más de una generación de mexicanos pagará las consecuencias, refiere Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

De acuerdo con el también investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM y miembro de El Colegio Nacional, el desarrollo de nuevos proyectos y programas de investigación del país debe enmarcarse dentro del contexto global, que es el de las sociedades del conocimiento. “Si en nuestro país nos quedemos al margen de esta tendencia sería, claramente, un retroceso donde no sólo pagarán las consecuencias esta generación, sino las que siguen”, manifestó en entrevista.

Después de la presentación de la colección de libros Hacia dónde va la ciencia, en la sede de Conacyt, Urrutia enfatizó que el desarrollo de una sociedad del conocimiento debe enmarcarse dentro de un programa de largo plazo mucho más amplio del que se ha intentado mantener hasta ahora en el país. Será el único camino para lograr una economía que no dependa de los hidrocarburos o el precio del petróleo, sino del conocimiento, acotó.

En el marco del programa nacional “Hacia dónde va la ciencia”, coordinado por el Conacyt, la AMC y el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República (CCC), Jaime Urrutia puntualizó que para el 2016 la Academia tendrá como temas prioritarios analizar áreas ya seleccionadas, relacionadas con problemas nacionales. “Tales son energía y fuentes renovables, optimización de recursos y su uso sustentable, así como el petróleo, que juega un papel muy importante en la economía del país. Por otra parte, si bien engloba muchos temas a nivel general, otra área por destacar es el sector salud”. Otros proyectos importantes que se analizarán serán en el área de ingenierías, así como la vinculación de las diversas investigaciones en las demás ramas del conocimiento con el sector productivo.

“Cada uno de los temas seleccionados es muy amplio, pero está dentro de lo que consideramos que la comunidad científica debería abordar casi por obligación”.

HOJA DE RUTA. El programa “Hacia dónde va la ciencia” inició en 2013 con una serie de mesas redondas en todas las áreas del conocimiento que se investigan en el país. En las casi 100 mesas participaron cerca de 500 científicos, considerados los recursos humanos más capacitados en su especialidad.

Como resultado de esas mesas se han publicado más de una docena de libros que recogen las ideas más importantes debatidas y planteadas en esos ejercicios académicos. En una tercera etapa en los temas eje, los científicos se reunieron nuevamente en encuentros y seminarios para apuntalar ideas y propuestas sobre los temas y áreas donde se debe encaminar la ciencia e investigación mexicana.

Durante la presentación de la colección bibliográfica, Enrique Cabrero, director de Conacyt mencionó que si bien ya existen programas con este tipo de propósitos, “Hacia dónde va la ciencia” fungirá como una “hoja de ruta” para lograr dichos objetivos.

Por su parte, Jaime Urrutia enfatizó que si bien las experiencias del programa han sido muy útiles —entre las mesas redondas, reuniones nacionales y libros—, además “nos ha permitido ver una efectiva forma de trabajo conjunto, reuniendo esfuerzos, sinergias e incorporando a la comunidad científica. El trabajo de diferentes actores es uno de los logros más importantes”.

Añadió además que los resultados son una pequeña parte de las grandes problemáticas que se abordaron en las mesas redondas, que también permitieron generar nuevas discusiones, análisis, propuestas, ideas e iniciativas.
Recordó que la AMC tiene la tarea de completar la edición de los libros pendientes, digitalizarlos y ponerlos en la web para que se distribuya entre la comunidad científica, así como mantener ligas activas, donde se puedan verter comentarios, críticas y  opiniones.

El presidente de la Academia dijo que entre las tareas pendientes se encuentra coadyuvar en el “aterrizaje” de propuestas por parte de los coordinadores de área, así como incorporar a las sociedades científicas, academias e instituciones faltantes en el proyecto inicial. “Además en el programa se coordinaron sectores académicos, tecnológicos y sectoriales, lo que falta ahora es vincular estas tres áreas”, finalizó.

Fuente:http://laisumedu.org/showNota.php?idNota=254856&cates=Ciencia%2C+tecnolog%EDa+e+innovaci%F3n&idSubCat=&subcates=4.-+Consejos%2C+academias+y+pol%EDticas+de+ciencia&ssc=&m=mail1&p=mail1

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s