7 aplicaciones prácticas de IoT que ya son una realidad

La casa inteligente de Los Supersónicos es todavía un concepto, pero cada día nos acercamos más a convertirlo en realidad. Indicios de esto son las aplicaciones prácticas de IoT (el internet de las cosas).

 

Por Alex Infanzon

El pragmatismo es un concepto en el que sólo es verdadero aquello que funciona, enfocándose, así, en el mundo real. El internet de las cosas (IoT, en inglés) queda ilustrado por su nombre, es decir, aparatos y cosas que se conectan al internet. Un enfoque pragmático para la implementación del internet de las cosas debe ser la creación de soluciones que son posibles con los recursos tecnológicos (hardware, software, red y paradigmas) disponibles.

Soluciones conceptuales versus reales

La visión de la casa inteligente de Ericsson (proveedor de tecnología y servicios de comunicaciones) es elegante y genial: The Social Web of Things. En el video se muestra a una persona que tiene una invitada a cenar. Antes de salir del trabajo, él envía un mensaje a su casa inteligente que está conectada al internet. El mensaje indica que estima llegar en 45 minutos y que tiene una invitada a cenar a las ocho de la noche. Todos los aparatos (por ejemplo, el televisor, la aspiradora, el microondas, la estufa, etcétera) y las cosas (como el sofá, el paraguas, etcétera) dentro de la casa están conectados a la red local. La casa inteligente inicia un diálogo en tiempo real entre el usuario, la casa, los aparatos y las cosas para coordinar una serie de tareas, como autorizar acceso al edificio, activar el horno y la estufa para que estén listos en 45 minutos. El microondas se desactiva, ya que es una cena formal. La aspiradora valida que ya pasaron 115 horas desde la última vez que aspiró e inicia su operación de limpieza. La lavadora de ropa se enciende (no entiendo por qué, pero bueno). Todos los dispositivos reportan su avance mientras él maneja de regreso a casa.

Desafortunadamente, la invitada cancela de último momento. La noticia es comunicada a la casa inteligente, y ésta, a su vez, sugiere ordenar comida china y avisa a los aparatos y las cosas en la casa que la cena se canceló. La estufa y el horno se apagan y el microondas se reactiva para calentar la comida que se ordenó. La casa también se prepara para recibir al dueño y enciende el radio, prende fuego en la chimenea (de gas, obviamente) y ordena un juego de futbol por cable. Un concepto interesante, ¿o no?

El internet de las cosas no es un concepto nuevo. Para algunos, es la cuarta generación del internet. La primera generación fue en las décadas de los setenta y ochenta con Arpanet; la segunda, en la década de los noventa con el correo electrónico y el navegador web (web browser), y la tercera se caracteriza por las redes sociales. Como resultado de esa evolución, hoy existen aplicaciones pragmáticas que toman ventaja del internet de las cosas; por ejemplo:

  1. Seguimiento de activos e inventario
    Los propietarios de valiosas piezas de equipo, tales como excavadoras, cargadores frontales, motoniveladoras y tractores, pueden estar al tanto de su ubicación y su condición.
  2. En transportación
    Compañías de camiones comerciales han implementado soluciones desde hace varios años para realizar un seguimiento de los camiones, su carga y manutención.
  3. Servicio de máquinas expendedoras
    Los propietarios de máquinas expendedoras pueden determinar la condición de la máquina y si algún producto en la misma está agotado o por agotarse. Eso facilita la planeación para resurtirla y optimizar las visitas de mantenimiento preventivo innecesario, lo que resulta en un activo optimizado.
  4. La red eléctrica (smart grid)
    Utiliza computadoras y las redes de comunicación para dar un mejor seguimiento y control de la red eléctrica.
  5. Automatización industrial
    Esto también ya se está dando en las fábricas para el control de procesos. Actualmente, los procesos de fabricación se supervisan y controlan internamente. Con la capacidad de conexión a internet se suma el potencial para el reporte y control en forma remota.
  6. Agricultura/ganadería
    Con sistemas de optimización de riego, que incluyen sensores para detectar la humedad del suelo, la temperatura ambiente y el pronóstico del tiempo. En cuanto a la ganadería, el uso de la identificación por radiofrecuencia (RFID) del ganado, lo que facilita el conteo y, en algunos casos, la ubicación de los animales.
  7. Medicina y deportes
    La monitorización de pacientes fuera del hospital o en cualquier lugar donde un enlace de comunicaciones pueda ser establecido. Los médicos pueden monitorizar las condiciones de un paciente y diagnosticar problemas o recibir alertas de eventos potencialmente letales. En los deportes, el uso de sensores para la recopilación de datos de salud y rendimiento de los atletas.

Volviendo a la historia de la casa inteligente. En el mercado existen empresas (como Nest, OOMI, Nucli, Eve, Almond+, IGIA, Phillips, etcétera) que ofrecen productos similares a los mencionados en el video, en el cual se omite revelar el costo, la complejidad y las modificaciones necesarias para la instalación e interoperabilidad de la infraestructura, así como el software para coordinar las actividades descritas. En una palabra, la “arquitectura” de la solución. Aspectos importantes que deben ser considerados para su implementación.

Para crear este tipo de soluciones, las áreas de tecnología de la información tendrán que ir más allá de las arquitecturas de sistemas tradicionales. Se requiere una arquitectura diferente, en que algunos procesos de cómputo deben ser ejecutados localmente donde los aparatos y las cosas se encuentran. Asimismo se deben crear modelos adecuados de análisis predictivo, prescriptivo y “scoring”. Éstos, a su vez, deben aprovechar paradigmas como el procesamiento en memoria (in-memory), procesos embebidos en ambientes masivamente paralelos (in-database), procesamiento de flujo de eventos (Event Stream Processing) y computación en red (grid computing).

El concepto de la casa inteligente presentada por Ericsson tampoco es algo nuevo. La serie animada The Jetsons (Los Supersónicos, en México), creada por William Hanna y Joseph Barbera en 1962, muestra a una familia que vive en una casa inteligente. Cada día nos acercamos más para convertir este concepto en una realidad.


Alex Infanzon es Arquitecto de la Práctica de High Performance Analytics en SAS.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/7-aplicaciones-practicas-de-iot-que-ya-son-una-realidad/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s