México le da la espalda a las energías renovables

46953dc123ae302472d74bb18974d35c_M

Energía solar iluminará 25% del mundo en 2025

El periodo de sesiones concluyó el 30 de abril y el Senado no aprobó la Ley de Transición Energética, que contiene la hoja de ruta para impulsar las energías renovables, y sin esta legislación lista no podrá cumplir sus metas en reducción de gases contaminantes.

En conferencia telefónica con periodistas el pasado 16 de abril, representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del sector privado destacaban a México por sus “importantes avances en materia ambiental, principalmente con las últimas reformas aprobadas en el país”, específicamente en la energética.

Estos supuestos logros del país eran remarcados previo a la Cumbre de Negocios y Cambio Climático, que se celebrará el 20 y 21 de mayo en París, Francia.

Pero lo que es cierto es que hasta el 30 de abril, al cierre del periodo de sesiones en el Senado, la Ley de Transición Energética no fue aprobada y no se prevé que se discuta en el corto plazo.

La Ley de Transición Energética es la única del paquete de leyes secundarias de la reforma energética que tiene una hoja de ruta para establecer los institutos y mecanismos que incentiven la producción de electricidad a través de energías renovables.

Sin esto, el gobierno no podría cumplir con sus metas de reducción de energías fósiles al 65% para 2024 ni en la disminución de gases de efecto invernadero.

En un panorama con precios bajos de hidrocarburos, el fomento a las energías renovables no parece ser prioritario para el gobierno de Enrique Peña Nieto. Pese a que no hay una legislación que la impulse, sí ha llegado a México inversión en este rubro. Sólo en 2014 se invirtieron 2,100 millones de dólares en proyectos de energías renovables, de acuerdo con la ONU.

Lo que dice la ley

En el dictamen de la Ley se contempla formar el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias y el Consejo Consultivo para la Transición Energética. Además, se conforman tres fondos: para la Transición Energética, el de Sustentabilidad Energética y el Fondo para las Energías Renovables para captar y canalizar recursos financieros públicos y privados.

La ley también tiene en cuenta la meta que se puso el Estado para que en 2024 sólo 65% de la electricidad consumida provenga de combustibles fósiles.

Se cuentan como energías renovables la solar fotovoltaica, eólica, geotérmica, biomasa e hidráulica renovable.

Si se generaran 10,000 gigavatios por hora (GWh) al año con estas energías, el incremento anual del PIB sería de 346,000 millones de pesos (mdp), se crearían hasta 150,000 empleos (los mismos trabajadores activos y jubilados de la Comisión Federal de Electricidad) y generaría una recaudación fiscal de 23,000 mdp por año, según el estudio Plan integral para el desarrollo de las energías renovables en México 2013-2018, elaborado por PwC.

El centro de análisis e investigación Fundar señaló el pasado 28 de abril que si se cumplieran las metas que establece la Ley de Transición Energética para 2018, 2021 y 2024, el sector eléctrico podría reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) entre 30 y 50 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2e) por año al 2024.

No sólo los beneficios se encontrarían en la reducción de gases contaminantes. Fundar indica que si se establecen hasta 20 GW de energía renovable, permitiría la eliminación paulatina de los subsidios a las tarifas de luz hasta por 45,000 mdp, y los usuarios verían reducirse las tarifas eléctricas.

La propuesta de ley también establece los Certificados de Energías Limpias como el mecanismo para cumplir con las obligaciones en este rubro, además de que se contemplan sanciones.

En diciembre pasado, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Transición Energética y la turnó al Senado, pero hasta el cierre del periodo de sesiones, el 30 de abril, la Cámara alta no la discutió.

La última vez que sesionó la Comisión de Energía del Senado fue el 28 de abril, pero no se trató el dictamen de la Ley de Transición Energética.

Se solicitó su opinión al presidente de la Comisión de Energía en el Senado, David Penchyna, pero al cierre de este trabajo no se encontró disponible para hacer comentarios.

Incertidumbre para la inversión

El próximo periodo de sesiones en el Congreso comenzará el 1 de septiembre y terminará el 15 de diciembre, y no se prevé que se abra un periodo extraordinario.

Sin la Ley de Transición Energética aprobada se manda una señal de incertidumbre al mercado y a los inversionistas dispuestos  a aprovechar el potencial de las energías renovables, afirma Miriam Grunstein, profesora investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) e investigadora asociada del Centro de Energía del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

“Es un complemento muy importante para los incentivos de financiamiento que se mencionan de manera muy sucinta en la Ley de Industria Eléctrica. Sin esta pieza, la renovación de la industria eléctrica queda fincada en lo que son las energías convencionales, y las energías renovables quedan en suspenso”, agrega la especialista.

Hasta ahora, la inversión que se hace en México en energías renovables, aun sin una ley que la fomente, no es para nada desdeñable. En 2014, México atrajo 2,100 millones de dólares (mdd) en inversión en energías renovables, 40% más que en 2013, de acuerdo con el informe Tendencias globales de inversión en energías renovables 2015, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Esto sitúa a México por arriba de otras economías emergentes como Indonesia (1,800 mdd), Turquía (1,800 mdd), Chile (1,400 mdd) y Kenia (1,300 mdd).

En 2012 la inversión en energías renovables en México fue de 1,900 mdd.

El organismo de las Naciones Unidas resaltó que México superó en 2014 sus propios registros en capacidad de producción de energía en el rubro eólico y fotovoltaico. Como ejemplo destacó el desarrollo del parque eólico en Sierra Juárez, Baja California, con capacidad de 155 MW, en el que IEnova e InterGen International invirtieron 318 millones de dólares.

También destaca la inversión en energía solar fotovoltaica de hasta 234 mdd el año pasado. Algunos proyectos en desarrollo son una planta en La Paz, Baja California, de 25 MW, con un costo de 80 millones de dólares, financiados por Grupotec, y 105 mdd en otros proyectos de menor escala.

Desinterés histórico

La postergación en la aprobación de la Ley de Transición Energética sólo es otra señal del desinterés de gobiernos y legisladores en los últimos años por el fomento de las energías renovables.

Durante su gobierno, Felipe Calderón tuvo en su agenda política el cambio climático y el impulso a energías renovables. En 2008 expidió la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, pero al concluir su mandato dejó pendiente redactar los reglamentos para ciertos artículos.

“En los foros internacionales, Calderón era el ´presidente verde’, pero en sus políticas públicas sus acciones eran bastante mínimas. Como el programa de cambio de electrodomésticos llamado ‘Cambia tu viejo por uno nuevo’, y un programa de cambio de focos ahorradores, que eran cuestiones bastantes triviales”, cuestiona Miriam Grunstein.

La reforma energética de Enrique Peña Nieto priorizó los hidrocarburos y relegó a una sola ley las energías renovables, y, al parecer, a la actual administración no le preocupa impulsar energías alternativas, porque tampoco hay consecuencias si no cumple las metas que se impuso. Así lo ve Grunstein:

“Las metas que se fija el gobierno en materia energética han sido incumplidas reiteradamente en muchísimos rubros. En este punto deberíamos estar produciendo 3.5 millones de barriles diarios, y tenemos una tasa de declinación cada vez más pronunciada. Y ¿quién le está diciendo algo? Nadie. Si en materia de petróleo no nos lo tomamos con más seriedad, quiero ver en un tema que parece menor, aunque no lo es.”

Fuente:http://www.forbes.com.mx/mexico-le-da-la-espalda-a-las-energias-renovables/

¿El mundo está cerca o lejos de alcanzar los objetivos de energía sostenible?

Según un informe publicado hoy, el mundo está avanzando en la dirección correcta para que la energía sostenible sea una realidad en todo el mundo a más tardar en 2030, pero eso solo puede ocurrir si los países aceleran considerablemente sus esfuerzos y tienen acceso a las últimas tecnologías y a inversiones adicionales.

El documento “El progreso hacia la energía sostenible: Marco de seguimiento mundial 2015” ofrece un panorama de cuánto ha avanzado el mundo para lograr el acceso universal a la energía moderna, duplicar la tasa mundial de aumento de la eficiencia energética y duplicar la proporción de energías renovables en el conjunto de fuentes de energía mundial, y muestra además cuánto trabajo queda por hacer para alcanzar estos objetivos.

Entonces, ¿qué pasó con el acceso a la electricidad en el mundo entre 2010 y 2012?

Ha habido avances notables en la electrificación —impulsados principalmente por India— pero el progreso en África sigue siendo demasiado lento.

  • El crecimiento anual del acceso a la electricidad fue de 0,6 %, acercándose al objetivo de la tasa de crecimiento de 0,7 % requerida para alcanzar el acceso universal a más tardar en 2030.
  • Unos 222 millones de personas obtuvieron acceso a la luz eléctrica. Como resultado, la tasa mundial de electrificación aumentó del 83 % al 85 % en dicho periodo, y la cantidad de personas que carecen de acceso a la electricidad disminuyó de 1200 millones a 1100 millones.
  • Unos 125 millones de personas obtuvieron acceso a combustibles no contaminantes para cocinar. Pero 2900 millones de personas aún utilizan biomasa como leña y estiércol. La mayor parte de esta población se ubica en zonas rurales de África al sur del Sahara, Asia meridional y Asia oriental.

La eficiencia energética en el mundo entre 2010 y 2012:

El progreso en la reducción de la intensidad del uso de la energía primaria en el mundo fue considerable, aunque solo llega a dos tercios del ritmo necesario para alcanzar el objetivo de la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4All).

  • La tasa anual de mejora de la eficiencia, medida por la intensidad energética primaria, fue igual a 1,7 % durante el periodo de seguimiento y considerablemente mayor que en el periodo de referencia de 1990 a 2010. Aún así, la tasa de mejora es mucho más baja que el objetivo de SE4All de una mejora promedio de 2,6 % anual entre 2010 y 2030.
  • Se evitó el uso de 20 exajulios de energía en 2012: más de lo que Japón empleó ese año.
  • Las pérdidas de transmisión y distribución de electricidad están disminuyendo, y muchos países utilizan centrales de gas más eficientes.

Consumo mundial de energías renovables entre 2010 y 2012:

El aumento del consumo final de energías renovables continuó acelerándose, pero el ritmo del avance deberá aumentar más del 50 % para conseguir el objetivo de SE4All.

  • La proporción de energías renovables en el conjunto de fuentes de energía mundial aumentó de 17,8 % en 2010 a 18,1 %, pero aún está lejos del aumento de 0,89 puntos porcentuales que se necesita para lograr el objetivo.
  • El aumento anual del consumo de energías renovables modernas (que excluye los biocombustibles sólidos utilizados para fines tradicionales) llegó a 4 %. Sin embargo, esa tasa de crecimiento debe ser de 7,5 % para alcanzar el objetivo en esta área.
  • El volumen anual de consumo de energías renovables aumentó a 2,9 exajulios, lo cual equivale al consumo de energía de Pakistán o de Tailandia en 2012.
  • Las tecnologías de energías renovables representaron la mitad de todos los aumentos en la capacidad. También sirvieron de ayuda los menores costos de la tecnología, especialmente el caso de las células solares fotovoltaicas.

Existen brechas importantes, pero la buena noticia es que se pueden superar si se toman las medidas adecuadas:

  • La inversión mundial anual en energía deberá triplicarse hasta alcanzar los US$1,25 billones. De este monto, se necesitan entre US$40 000 millones y US$100 000 millones anuales para lograr el acceso universal a la energía eléctrica. El acceso universal a los combustibles modernos para cocinar, en cambio, exige solo US$4300 millones al año.
  • Los países con menor capacidad necesitarán acceder a las tecnologías de energía limpia de vanguardia y a los conocimientos relacionados.

Es fundamental una mejor comprensión del vínculo entre la energía y otros sectores vitales, como los del agua, la agricultura, el género y la salud para conseguir los objetivos de energía sostenible.

Fuente:http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2015/05/18/where-does-the-world-stand-in-reaching-sustainable-energy-objectives?cid=EXT_FBWBES_D_EXT

Ampliar los programas de investigación, reto de la educación en México

Ampliar los programas de investigación, reto de la educación en México
La educación sigue siendo una de las pocas herramientas que puede transformar y construir una sociedad mejor, por lo que resulta invaluable lo que se puede hacer desde la investigación educativa, acompañado de disciplinas como Antropología, Historia, Pedagogía, Psicología y Sociología, las cuales le han aportado para la construcción de un conocimiento más sólido.
Mario Rueda Beltrán, investigador del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló lo anterior al ofrecer la conferencia La Investigación Cualitativa en Educación: limitaciones y posibilidades, como parte de los trabajos del VIII Foro del Campo Estratégico de Acción, Modelos y Políticas Educativas (CEAMOPE) que organiza cada verano la Universidad Iberoamericana Puebla.
El investigador de la UNAM subrayó que las discusiones por reconocer si la investigación cuantitativa ofrece mayores beneficios que la cualitativa ha sido en vano, puesto que éstas son procesos con metodologías y resultados diferentes, pero afirmó que hoy estas estructuras son complementarias y permiten generar procesos de investigación más sólidos.
“Todo ello ha generado que la investigación en México haya crecido, pero ésta sigue siendo insuficiente para el volumen de jóvenes universitarios con los que contamos en el país”.
Aseveró que los retos que hoy enfrenta la investigación en nuestro país consisten en mejorar la calidad de los proyectos, fortalecer y ampliar los programas de investigación, mejorar la difusión, vincular las investigaciones universitarias con los temas prioritarios de la sociedad, entro otros más. “Sólo de esta manera podremos acercarnos a generar soluciones a los problemas sociales que enfrentamos y a formar estudiantes que atiendan dichas problemáticas”, concluyó.
Durante el acto inaugural de VIII Foro del Campo Estratégico de Acción, Modelos y Políticas Educativas (CEAMOPE), Gonzalo Inguanzo Arteaga, director General Académico señaló que este espacio de reflexión representa para los académicos la posibilidad de indagar, analizar y sacar conclusiones sobre los procesos de investigación en materia educativa y con ello generar nuevos modelos de conocimiento.
Asimismo, el director general Académico aseveró que es evidente la necesidad que existe para que los esfuerzos en investigación contribuyan con trabajos que promuevan la llamada proyección social a la que invita una universidad de la Compañía de Jesús. Citando al Padre Peter Hans Kolvenbach, apuntó lo siguiente:
“Todo centro jesuita de educación superior está llamado a vivir dentro de una realidad social e iluminarla con la inteligencia universitaria, esto significa emplear todo su peso para transforma a la sociedad en la que habita”.
En su intervención estuvo acompañado de la Mtra. Ana Lidya Flores Marín, directora del Departamento de Humanidades y de Laura Angélica Bárcenas Pozos, coordinadora del Doctorado Interinstitucional en Educación.
Al término de este evento se llevó a cabo el panel: Análisis de datos en investigación cualitativa, en donde las investigadoras Carlota Guzmán del CRIM-UNAM, Antonia Candela del CIVESTAV-IPN y Mercedes Ruíz de la IBERO Ciudad de México examinaron la situación de la investigación cualitativa con base a tres preguntas: ¿Cómo se construyen categorías de análisis desde su experiencia?, ¿Cómo articular el análisis de datos con la perspectiva teórica? y ¿Cuáles son las carencias que encuentran en los estudiantes al dirigir tesis en investigación cualitativa?
Al respecto, las investigadoras coincidieron en que los estudiantes piensan que la investigación cualitativa es más fácil, sin embargo han dejado de contemplar que se requiere de un análisis crítico y profundo, el cual implica mayor dificultad y este escenario se complica ante la falta de objetivos analíticos.
“Es un hecho que hoy los jóvenes no saben cómo utilizar las herramientas que ofrece la investigación cualitativa”.

En México sólo 53% de los jóvenes entre 15 y 19 años concluyen sus estudios

En nuestro país sólo 5 de cada 10 jóvenes, entre 15 y 19 años, concluyen sus estudios y sólo 7% de ellos concluirá una licenciatura. Foto: Thinkstock

En nuestro país sólo 5 de cada 10 jóvenes, entre 15 y 19 años, concluyen sus estudios y sólo 7% de ellos concluirá una licenciatura. Foto: Thinkstock

Desde siempre las oportunidades educativas han sido la piedra angular del progreso de un país y del bienestar de su gente; sin embargo,no todos los individuos cuentan con la posibilidad de ingresar al sistema educativo, y un porcentaje mucho menor aún puede finalizar sus estudios.

A pesar de que en los últimos años la cobertura en educación superior se ha incrementado; en México sólo 53% de los jóvenes entre 15 y 19 años concluyen sus estudios, lo que significa que sólo la mitad de ellos contarán con la oportunidad de ingresar a la educación superior, de los cuales solamente 7% concluirá una licenciatura, de acuerdo a las estadísticas.

La educación es un motor que ayuda a impulsar la movilidad social, por lo que resulta preponderante poner especial interés en la cobertura educativa en este país, sobre todo en casos de nivel medio superior y superior, que son las etapas en las que una persona puede ampliar sus perspectivas y prosperar.”, comentó el rector de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), Manuel Campuzano.

De acuerdo con el Informe de Movilidad Social en México: Imagina tu futuro,  la educación es un pilar para la movilidad social, toda vez que a mayor grado de estudios, existen mayores posibilidades de ascenso social, no obstante, para ello es primordial que las oportunidades de acceso a los niveles de educación superior sean similares para toda la población.

Un mayor nivel educativo se traduce en mejores oportunidades de obtener empleo, en más posibilidades de incrementar nuestros ingresos, además de un crecimiento en la satisfacción personas.

A este ascenso o cambio en el estrato social se le conoce como movilidad social; aunque hay una serie de elementos que resultan importantes para que ésta pueda darse, la educación es un pilar indispensable, pues otorga una serie de herramientas y conocimientos que ayudarán a desarrollar nuestras capacidades de mejor forma al enfrentar el mundo laboral.

Para Julio Serrano Espinosa, patrono de la Fundación ESRU, “datos como los que se presentan en la exposición Imagina tu futuro, deberían ser del conocimiento de todos los jóvenes mexicanos; de esta manera podríamos concientizarlos de que la educación es el motor que puede mejorar sus perspectivas de desarrollo, tanto a nivel personal como profesional, en términos de ingresos”.

En la actualidad, se estima que 7 de cada 10 personas que nacen en condiciones de pobreza se quedan en ese estrato social, por ello resulta importante impulsar las oportunidades de acceso a la educación.

Con todo, para ampliar las opciones de movilidad social es necesario asegurar la igualdad de oportunidades, cuestión que solamente podrá lograrse al ampliar el espectro de oportunidades educativas de calidad y accesibles a todas las personas.

Fuente:http://www.dineroenimagen.com/2015-05-22/55936