Nuestra educación superior

especial_u_mex_03
Por: Ignacio Sánchez

Hoy se ha conocido el resultado de una nueva versión del ranking realizado por Universitas 21, red internacional de universidades que reúne a 25 instituciones del mundo que se destacan por su investigación y docencia innovadora. En la UC, una de las dos universidades de Latinoamérica, se acaba de desarrollar la reunión anual de esta red. El objetivo de esta medición es evaluar la calidad de los sistemas de educación superior (ES) de cincuenta países.

El estudio publicado desde el 2012 incluye a cuatro países latinoamericanos: Argentina, Brasil, México y Chile. La medición incluye cuatro áreas: recursos (inversión en ES, investigación y desarrollo); entorno (diversidad de las instituciones, transparencia, calidad de los datos, participación de la mujer, entre otros); conectividad (estudiantes internacionales, información en la web, opinión de los empleadores), cada una con un 20% de ponderación; y el área de resultados (número y calidad de artículos científicos, junto a matrícula de ES) con un 40% de ponderación. Para elaborar el ranking se utiliza la información oficial de la OCDE, Unesco, de los ministerios de Educación y de Scimago para evaluar las publicaciones científicas.

Este año los resultados reiteraron el liderazgo de Estados Unidos, seguido por Suiza, Dinamarca, Finlandia y Suecia. España y Portugal ocuparon los lugares 24 y 25 respectivamente. Entre los países latinoamericanos, Chile está en el lugar 31, arriba de Argentina (38), Brasil (40) y México (44). En las mediciones por área, nuestro resultado inferior es en la medición de investigación (37) debido a la menor inversión y a la escasa cantidad de proyectos y publicaciones. Esto lamentablemente es una realidad, a pesar del destacado impacto y calidad de nuestras publicaciones al comparar con los países latinoamericanos que nos superan en inversión.

Al considerar la evolución del ranking global desde el 2012, destaca que nuestro país ha ascendido seis puestos (37 al 31), siendo evidente el avance en las áreas de recursos y entorno. Sin embargo, es preocupante constatar que en conectividad y resultados de investigación estamos en una situación de estancamiento, y en algunas áreas, de deterioro.

Los desafíos que tenemos como país incluyen una mayor apertura e internacionalización, junto a mayor conexión al sector productivo, que permita un estímulo a la transferencia tecnológica y creación de valor. De manera especial es necesario potenciar la investigación a través del apoyo a grupos de investigadores de diferentes instituciones, estimular el trabajo colaborativo, asegurando condiciones y equipamiento científico de clase mundial, con un incremento significativo de la inversión de recursos en investigación.

Un estímulo decidido al desarrollo de las Ciencias, Humanidades, Artes, investigación en Educación, transferencia tecnológica y creación de nuevo conocimiento en todas las áreas del saber es lo que nos conducirá a tener el sistema de educación superior que nuestro país anhela. La calidad de la educación debe ser el principal norte y guía de la reforma educacional.

Fuente:http://www.latercera.com/noticia/opinion/ideas-y-debates/2015/05/895-630616-9-nuestra-educacion-superior.shtml

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s