Energía sostenible, cambio climático y desastres

image

Las cocinas de bajo consumo energético requieren menos leña o carbón y por lo tanto reducen la deforestación y la degradación de la tierra. Foto: PNUD Burundi

En 2007, la escasez de lluvias dio lugar a bajos niveles de agua en los ríos y lagos de Albania, lo que obstaculizó gravemente la generación de energía hidroeléctrica y produjo frecuentes cortes de energía en todo el país. Ese año, los apagones llegaron a durar 3,7 horas al día, y el Ministerio de Finanzas de Albania estimó que el costo para el país fue de hasta un 1% de su crecimiento.

Ejemplos como éste demuestran la relación entre energía y desarrollo, y ponen de relieve cómo un acceso insuficiente e intermitente a la energía obstaculiza los avances del desarrollo, a la vez que un desarrollo insuficiente o propenso al riesgo puede exponer los sistemas energéticos a los peligros naturales e impactos del cambio climático.

A continuación una serie de lecciones:

1) Es crucial que los países diversifiquen sus fuentes energéticas y establezcan una combinación de sistemas grandes y pequeños, centralizados y descentralizados. Los sistemas energéticos descentralizados pueden contribuir a limitar los riesgos que enfrenta el sector energético, en particular los relacionados con los desastres. Como hemos visto recientemente en Nepal y Vanuatu, un gran desastre puede tener un enorme impacto en los sistemas socioeconómicos y de infraestructura. Un sistema energético centralizado sería un sistema más proclive a las fallas, lo que podría traducirse en semanas o meses sin energía, paralizando las actividades de socorro y retrasando la recuperación.

2) La eficiencia energética en la cocina es igualmente importante para el desarrollo. Mediante la adopción de tecnologías como cocinas y sistemas de calefacción de bajo consumo, podemos contribuir a los esfuerzos de mitigación del cambio climático, aumentar la resiliencia local a los peligros naturales y ahorrar tiempo que nos permita participar en oportunidades económicas y educativas. Las cocinas de bajo consumo energético, por ejemplo, requieren menos leña o carbón (lo que significa menos horas de trabajo en las comunidades, especialmente para las mujeres) y por lo tanto reducen la deforestación y la degradación de la tierra, ayudando a evitar deslizamientos de tierras e inundaciones.

3) La conexión entre la energía limpia y sostenible y la mitigación del cambio climático y la adaptación no puede dejar de subrayarse. Mediante el empleo de tecnologías de energía verde y el cambio a fuentes sostenibles podemos contribuir a los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático y cumplir con el objetivo de evitar un aumento de más de dos grados centígrados.

4) Es preciso que los sistemas y servicios de energía resilientes al clima sean asequibles y, en este sentido, debería producirse una participación y propiedad comunitaria de los sistemas energéticos. Las comunidades conocen mejor que nadie qué zonas o regiones son más propensas al riesgo; del mismo modo, tienen conocimiento contextual e histórico de los recursos disponibles, como las zonas generadoras de viento o los ríos con potencial hidroeléctrico. Pasar por alto los conocimientos locales no solo limita la propiedad local, sino que además expone un proyecto energético a riesgos excesivos y costos evitables.

Crear sistemas energéticos eficientes, sostenibles y diversificados contribuye de manera significativa al desarrollo socioeconómico sin sacrificar la seguridad y la prosperidad futuras en pos de ganancias a corto plazo. Éste debe ser el enfoque adoptado en todos los nuevos desarrollos energéticos.

Por fortuna se presta cada vez más atención al escenario mundial, y los programas de desarrollo nacionales y locales ven en la energía sostenible una opción fiable y práctica de desarrollo sostenible resilientes al clima. El Foro de Energía Sostenible para Todos (SE4ALL), que se celebra esta semana en Nueva York, es el evento más grande al respecto. Los participantes, que superan el millar de responsables políticos y expertos, están decididos a preconizar la inclusión de la energía sostenible en los Objetivos de Desarrollo Sostenible en septiembre de este año.

Fuente:http://www.undp.org/content/undp/es/home/blog/2015/5/18/Sustainable-energy-climate-change-and-disasters/

La educación superior en las Metas de Desarrollo

ae_nota3

Escrito por: Yolanda Gayol

El 9 de octubre de 1998 la UNESCO emitió en París, la Declaración Mundial de la Educación Superior para el siglo XXI. Ahí también se definió en marco de acción. En dicha Declaración se destacan como fines: la equidad de acceso basado en el mérito y no en las condiciones socioeconómicas; la equidad de la educación para la mujer y la educación permanente. Un poco más tarde, en 2001, se agregó el tema de los recursos educativos abiertos (REAs).

En 2004, La Organización de las Naciones Unidas promulgó la década de la educación para el desarrollo sostenido. Tres décadas después de la Declaración de París, los países miembros están rindiendo cuentas. Entre el 19 y el 22 de mayo se realizará el Foro Educativo Mundial 2015. Aquí se revisarán algunos de los avances habidos, que han salido a la luz a través de otras organizaciones internacionales.

La Declaración de 1998 hace un recuento de la expansión de la educación superior desde 1960, la cual creció seis veces en 35 años. De 13 millones de alumnos inscritos en 1960, la cifra se elevó a 82 millones en 1995. Ahí también se reconoce que la brecha entre los países ricos y los de menor desarrollo se había ampliado. ¿Que tanto se ha avanzado desde entonces?

Algunas respuestas fueron ofrecidas por los ministros de Educación de 90 países, quienes se reunieron en el Reino Unido del 19 al 22 enero de 2015. El panorama presentado es poco grato: 57 millones de niños se encuentran aún fuera de la primaria; 69 millones carecen de acceso a la educación secundaria, 780 millones de adultos aún son iletrados y el 70 por ciento de los jóvenes en edad de estar estudiando en la universidad no tiene acceso a sus aulas.

En un reporte de la OCDE, que analiza la situación de los países desarrollados, se informa que la expectativa para la educación superior es que el 39 por ciento de los jóvenes complete sus estudios universitarios. De acuerdo con la OCDE (2014) las tasas de graduación se han elevado 22 puntos en estos países

Traduciendo estas preocupantes cifras ofrecidas por los ministros de Educación al conjunto de vidas humanas afectadas, significa que los ciclos de la pobreza y la marginación continuarán reproduciéndose, a pesar del empeño colectivo de los gobiernos y las organizaciones internacionales. La UNESCO ha caracterizado la educación como un derecho humano que contribuye al logro de otros derechos, pues es la base para la satisfacción humana, la paz, el desarrollo sostenible, y el crecimiento económico. Es también el recurso para obtener un trabajo decente, para alcanzar la equidad de género y formar una ciudadanía global responsable.

Igualmente, la OCDE ha explicado que en la economía del conocimiento, el bien que produce mayor plusvalía es el saber. Y los datos de la movilidad social en sus países miembros lo evidencian. En este informe se reporta que una variable que afecta el logro en las competencias en literacidad y numericidad es el nivel educativo de los padres.

Mientras mayor educación tengan los padres, mayor habilidad tendrán los hijos cuando se les pide que demuestren tales habilidades en esas competencias.

Asimismo, la educación superior también tiene ventajas sobre el empleo. Y aquellos que tienen mejores competencias de literacidad y numeracidad son quienes capturan más fácilmente los empleos.

En los países miembros de la OCDE el 80 por ciento de los graduados universitarios tiene empleo, pero sólo un 70 por ciento lo tiene cuando sólo cuentan con educación preparatoria, y un 60 por ciento entre quienes simplemente han concluido la primaria. También existe una brecha de género. Mientras el 80 por ciento de los universitarios de los países desarrollados cuenta con empleo, solamente el 65 por ciento de las mujeres lo ha conseguido (OECD, 2014).

En fin, si las cifras arriba expuestas muestran que los esfuerzos internacionales han sido insuficientes pues apenas uno de cada tres jóvenes en el rango etario 15-24 tiene acceso a alguna forma de educación superior. Esta desigualdad se incrementa según los niveles de ingreso.

Según el Banco Mundial, en 2010, la Comunidad Europea contaba con un 55.6 por ciento de sus jóvenes en educación superior mientras que 33 países pobres tenían menos del 10 por ciento de su población juvenil inscrita en el nivel terciario. Sin embargo, un país que está de moda en la comunidad internacional ha demostrado que ese logro si es factible. Cuba resultó el campeón mundial en la matriculación en educación superior. De acuerdo con este organismo multilateral, (Banco Mundial, 2012), la nación cubana tuvo un avance de 272 por ciento en 15 años. En 1999-2001, sólo uno de cada cuatro jóvenes se matriculaba en la educación superior (25.4 por ciento). En 2009-2011, la tasa bruta de matriculación se elevó a 95.2 por ciento. Ello significa un 70 por ciento de avance respecto a la cifra inicial.

En esa misma fuente se reportó la correlación entre ingresos y desigualdad de participación en la educación superior. Los países con un ingreso per cápita menor a los mil dólares, tienen menos del 11 por ciento de sus jóvenes en el sistema de educación superior y las naciones que tienen más de 20 mil dólares de ingreso per cápita, gozan de una tasa bruta de matriculación por encima del 50 por ciento.

En cuanto a género, en América Latina, hay 1.25 más mujeres que hombres matriculados en este nivel.

Conclusión

Los desafíos post-2015 no deberían limitarse al establecimiento de nuevas metas, con la expectativa de que en los siguientes 15 años haya nuevos avances. No parece una solución ética dejar que las vidas de los afectados actuales continúen diluyéndose en la pobreza y la marginación. Ya se demostró que el acceso a la educación superior no depende primordialmente del establecimiento de servicios y la motivación hacia el aprendizaje. Deben atenderse las causas estructurales que, según los primeros resultados son: la pobreza, la inequidad de género y la educación de los padres. La atención a la brecha entre haves y have nots debe abordarse para minimizar la inequidad mundial, más allá de las metas educativas y la política de dádivas y caridades. La reducción de la desigualdad es una necesidad inminente. Las olas de migrantes que pierden sus vidas tratando de encontrar un futuro más esperanzador lo están evidenciando. Y de ello depende que la credibilidad en las organizaciones internacionales y sus países miembros se mantenga.

Referencias:

OCDE (2014). Education at a Glance 2014. Paris: OCDE.
The World Bank (2012). EdStats. The state of education. A global report.

UNESCO (2015). Position paper.
UNESCO (1998). World Declaration of higher education for the XXI Century: Vision and action.

* Yolanda Gayol es Graduate Faculty Fellow en Fielding Graduate University.

Fuente:http://laisumedu.org/showNota.php?idNota=248754&cates=Sistema+Universitario+Mexicano&idSubCat=&subcates=5.-+Asociaciones+de+universidades+y+pol%EDticas+universitarias&ssc=&m=mail1&p=mail1

Aguascalientes, Querétaro y Zacatecas, líderes en crecimiento económico: #SemáforoEconómico

Aguascalientes se ha convertido en un centro de manufactura automotriz de calidad mundial. // Foto: Cuartoscuro.

Aguascalientes se ha convertido en un centro de manufactura automotriz de calidad mundial.

En el último año, cinco estados de la república hubieran podido alcanzar la meta de crecimiento económico del #SemáforoEconómico de México ¿Cómo Vamos?. Sin embargo, dos de ellos, Michoacán y Guerrero, no por méritos propios sino por flujos de recursos federales o rescates.

A nivel nacional, México creció en el último año a sólo el 2.1%, muy por debajo de la meta fijada por el #SemáforoEconómico de México ¿Cómo Vamos? de crecer al 6%. Sin embargo, los datos más recientes de crecimiento económico del INEGI muestran que, en el mismo periodo en el que el país crecía a sólo 2.1%, estados como Aguascalientes, Querétaro, Zacatecas, Michoacán y Guerrero crecían por arriba del 6% (Datos: Tasa de todo el año, ITAEE, 2014, ajustado por estacionalidad).

No obstante, las razones por la cuales Guerrero y Michoacán crecen no tiene nada en común con las razones por las cuales Aguascalientes, Querétaro y Zacatecas crecen. Destacan dos diferencias fundamentales.

Primero, el crecimiento de Michoacán y Guerrero se explica principalmente por la llegada de flujos de recursos federales a Michoacán, y por el rescate y reconstrucción de Guerrero luego del huracán, lo que significa que ninguno de los dos estados crece por sí mismo, sino sólo a partir de recibir recursos externos.

Por el contrario, Aguascalientes, Querétaro y Zacatecas crecen por la llegada de industrias productivas a sus territorios y por la mejora de la productividad minera. Querétaro se ha convertido en un notorio centro de industria aeroespacial, y Aguascalientes en un centro de manufactura automotriz de calidad mundial.

Segundo, el crecimiento de Michoacán y Guerrero es temporal, mientras que el de Aguascalientes, Querétaro y Zacatecas ha sido sostenido. De 2005 a la fecha, el crecimiento anual promedio de Guerrero y Michoacán ha sido del 2.2% y 2.5%, respectivamente. En cambio, Aguascalientes ha crecido al 4.9%, Querétaro al 5.1% y Zacatecas al 4.3%, es decir, los estados de el Bajío han crecido casi al doble de lo que lo han hecho Michoacán y Guerrero (Datos: Tasa Anual ITAEE, promedio 2005-2014, ajustado por estacionalidad).

Académicos y expertos de México ¿Cómo Vamos? concuerdan en que hacer crecer a la economía no es suficiente, a menos de que este crecimiento sea, como en Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro, sostenido y redistributivo. Actualmente, el número de personas que no puede comprar la canasta alimentaria con su ingreso laboral en Guerrero y Michoacán es de 61% y 44%, respectivamente. Mientras no se genere crecimiento económico sostenido y redistributivo en estos estados, esta cruda realidad no podrá cambiar.

Debido a que nos encontramos muy lejos de cumplir meta de crecimiento económico para la gran mayoría de los estados de México, y a que entre los que lo logran, algunos sólo lo hacen de manera temporal, el #SemáforoEconómico en su variable de crecimiento está en rojo.

Fuente:http://www.animalpolitico.com/2015/05/aguascalientes-queretaro-y-zacatecas-lideres-en-crecimiento-economico-semaforoeconomico/

Así será el trabajo en el futuro

Estas son las principales tendencias que cambiarán el modo en el que trabajamos en los próximos 10 a 15 años. Foto: Thinkstock

Un grupo de expertos de diferentes especialidades relacionadas con el lugar de trabajo han revelado las principales tendencias que, en su opinión, cambiarán el modo en el que trabajamos en los próximos 10 a 15 años.

Todo esto, presente en un nuevo informe de The Economist Intelligence Unit patrocinado por Ricoh, en el que académicos y directivos predijeron los factores que afectarán y darán forma a los entornos de trabajo del futuro.

En conjunto, las tres principales tendencias identificadas apuntan a un futuro más móvil y automatizado, donde los empleados estarán liderados por un nuevo tipo de directivo. Una encuesta en línea realizada a más de 500 personas encargadas de la toma de decisiones empresariales reveló que las tendencias que tendrán un mayor impacto en el trabajo del futuro serán estas:

– Everywhere ergonomics (ergonomía integral). A medida que aumenta el nivel de digitalización, cualquier lugar, desde los hogares de los empleados hasta los espacios públicos, es un posible entorno de trabajo.

– Automatización. El proceso de automatización podría hacer que algunos trabajos queden obsoletos, y se mantengan aquellos basados en la creatividad y la inteligencia interpersonal.

– Cambios en los patrones de trabajo. Los directivos deberán ser más eficaces a la hora de fomentar el talento para asegurar el éxito a largo plazo de la organización.

Ricoh Mexicana asegura que como parte de su visión a largo plazo, las compañías deben preparase para la integración de las tecnologías del futuroy asegurarse de que cuentan con la capacidad y los recursos necesarios para optimizar los procesos básicos relevantes antes de su adopción. De este modo, se establecerán las bases para las nuevas formas de trabajar y la creación de auténticos entornos de colaboración, lo que ayudará a atraer y retener el talento.

La clave para lograrlo es la actitud y las cualidades de los directivos. Su función a la hora de dar autonomía y cuidar a los empleados será cada vez más importante para el éxito del futuro del negocio.

Además de las tendencias clave que tendrán impacto en todos los sectores, el informe también imagina como serán los bancos, las administraciones públicas, los hospitales y las universidades del futuro. Para comprender como podrían evolucionar estos pilares de muchas ciudades hay que considerar los siguientes aspectos:

– Automatización avanzada de los procesos bancarios. Lo que forzará un enfoque diferente, centrado en sacar el máximo partido a las cualidades humanas.

– Colaboración digital entre funcionarios públicos ubicados en diferentes localizaciones, conforme avance el ritmo del cambio en las prácticas laborales.

– Los hospitales basarán su trabajo en personal experto y versátil, a medida que aumenta la presión presupuestaria y el número de pacientes con enfermedades complejas.

– Las universidades adoptarán formas más flexibles de ofrecer un nivel de educación superior con el objetivo de acercarse a la realidad empresarial.

En resumen, según Ricoh, mientras se espera qué tendencias acaban convirtiéndose en mayoritarias, las organizaciones deben tener claro que durante los próximos 10 a 15 años, el lugar de trabajo se convertirá en un lugar más fluido, conectado y proclive a la colaboración, gracias a las exigencias que supondrá trabajar en la era digital.

Fuente:http://www.dineroenimagen.com/2015-05-16/55644

El 54% de los mexicanos no tiene acceso a la web

La penetración de internet en México se ubicó en 46 por ciento de la población el año pasado, lo que indica que las autoridades deben incrementar y en algunos casos concretar sus esfuerzos para llevar conectividad a todos los mexicanos, cerrar la brecha digital y aprovechar este recurso para impulsar el crecimiento económico.

Carlos Macías, gerente para México de Citrix, indicó que la adopción de teléfonos inteligentes es uno de los factores que está ayudando a que la población acceda a internet y la penetración de la red crezca considerablemente cada año.

Empresas como Alcatel-Lucent estiman que las personas gracias a la movilidad ven en promedio 150 veces al día su smartphone y 73 por ciento de las personas en el mundo entra en pánico si pierde su celular.

Macías precisó, en entrevista con Excélsior, que existen áreas de oportunidad para mejorar la situación más rápidamente como es la reducción en los precios de los dispositivos y servicios, llevar la red tanto fija como móvil a zonas rurales y que los servicios sean de calidad.

“Yo he visto un progreso en ese sentido, aunque todavía hay áreas de oportunidad para aprovechar el acceso a internet que hace a las personas libres y pensantes”, afirmó.

Los desconectados

Esto se refleja en los datos de The Competitive Intelligence Unit (The CIU) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, ya que el país alcanzó los 120.4 millones de habitantes al cierre de 2014 y de esos sólo 55.3 millones son usuarios regulares de internet.

Lo anterior significa que el resto de la población, 54 por ciento, padece de un déficit de conectividad que, a su vez, está ligada a temas como el nivel socioeconómico o el lugar donde se vive.

Muestra de ello es que tanto en el Distrito Federal como en entidades como Baja California Sur, Sonora y Nuevo León, más de 45 por ciento de los hogares se encuentran conectados, en contraste con Chiapas y Oaxaca donde la cifra es inferior a 15 por ciento.

“Aunque el número de accesos a internet ha mantenido un aumento sostenido, no se trata de un contexto homogéneo”, declaró el director general de The CIU, Ernesto Piedras.

Lo que sigue

México celebra hoy el Día de Internet y, tanto la industria como las autoridades, se reunirán para mostrar los avances en proyectos como la Estrategia Digital Nacional y México Conectado.

Piedras indicó que falta garantizar efectivamente la democratización de internet, como se estableció en la Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Para Eulogio Díaz, director general de G DATA México, también es necesario implementar una parte dedicada a la educación una vez que las personas logren conectarse, ya que es necesario concientizar a los usuarios sobre temas tan delicados como el de la seguridad en la red para que eviten ser víctimas de los cibercriminales.

Mientras que en materia empresarial, las pequeñas y medianas empresas deben modernizarse y adoptar nuevas tecnologías que las hagan más eficientes, porque de las 4 millones de unidades de negocio de este tipo menos del 20 por ciento tiene acceso a internet.

Las Claves de una Gestión Sustentable 2015

diarioresponsable.com

Para alcanzar el paradigma de la sustentabilidad integral, las empresas tienen una larga lista de tareas por cumplir, que empiezan hoy y es infinita”. Con esta afirmación, Soledad Teixidó, Presidenta Ejecutiva de PROhumana, presentó -en el Reportaje de Revista Qué Pasa, sobre las empresas más sustentables de la 10ª versión del Ranking de Sustentabilidad Empresarial PROhumana 2014– las 11 Claves que una organización debe tener presente y gestionar para lograr ser una empresa Sustentable del siglo XXI, enfrentando así las dos grandes demandas de la Sustentabilidad Integral en el mundo de hoy: El Cambio Climático y la Equidad Social Inclusiva. ¡Te invitamos a conocerlas en la siguiente nota!

“La empresa del siglo XXI debe reconocer que existe una interrelación y dependencia entre las personas que componen las empresas, la Gobernanza, base del marco ético que orienta las decisiones, el entorno económico en el que se desenvuelve, el cual interactúa con el entorno social que a la vez es parte de un ecosistema o entorno ambiental”. Éste es el contexto en donde el Modelo de Estrategia de Negocio Sustentable PROhumana se enmarca, declarando que en este nuevo escenario, se presenta como alternativa para ser rentable, competitiva y mantenerse en el largo plazo, la gestión sustentable enraizada en la estrategia de negocio de la empresa y su aplicación en las operaciones cotidianas de todos quienes conforman la compañía.

Pero, ¿cómo lograr contar con una Gestión Sustentable de largo plazo? Algunas de las claves que toda organización debe considerar para lograrla son:

  • El crecimiento verde. Esta clave plantea la transición que debe hacer la industria para satisfacer las necesidades básicas de los 9.000 millones de personas que habitarán el planeta al 2050. Hoy se requieren nuevos modelos de crecimiento sistémico e inclusivo. Este cambio en el modo de pensar y actuar permitirá equilibrar las ganancias del corto plazo con la sostenibilidad del planeta y la economía mundial a futuro.
  • El valor de una transparencia radical del más alto nivel, que se alinee con la misión, visión y ética de la empresa, y exprese una coherencia con el desarrollo humano sustentable.
  • Fortalecimiento y alianzas con la cadena de proveedores, potenciando el comercio justo global.
  • La rentabilidad de cuatro aristas, generando ganancias tanto en lo económico, social, ambiental y humano.
  • Líderes empresariales éticos, reflexivos y con pensamiento sistémico y consciente.
  • Alinearse con un sistema financiero que sostenga el desarrollo sustentable, expresado en una banca e inversión responsables.
  • Un diálogo cooperativo, respetuoso y empoderador con las personas de cada comunidad.
  • Respeto y valoración del consumidor para así construir un ciclo sustentable virtuoso de producción y consumo.
  • La historia y materialidad de la cadena productiva: trazabilidad.
  • El fortalecimiento de las alianzas público-privadas, considerando los intereses y participación de la ciudadanía.
  • Alinear la sustentabilidad con la tecnología y la internet que hoy conecta a las personas, y luego conectará a las cosas.

Fuente:http://diarioresponsable.com/index.php?option=com_content&view=article&id=19615&Itemid=77