Perspectiva hacia el futuro educativo mexicano: Rezago educativo

La cobertura de la educación en México es insuficiente, incluso en los niveles que ya no parecieran ser un problema a atender. Al menos así lo expresan las cifras actuales. En el año 2012, a nivel nacional, 38,5% de la población mayor de 15 años se encontraba en situación de rezago educativo.1 La cifra llama la atención porque de acuerdo con el artículo tercero constitucional, cada uno de los mexicanos tiene derecho a recibir educación y la misma norma establece que desde preescolar hasta la educación media superior son niveles educativos obligatorios.2 Tal parece que avanzamos de forma importante en la norma, pero no en la realidad.

En general, en el ámbito educativo, el concepto de rezago se refiere a la ausencia o interrupción de una trayectoria escolar típica, por lo cual existe un relativo acuerdo para referirse a él como: “La condición de atraso en la que se encuentran las personas que, teniendo 15 años o más de edad, no han alcanzado el nivel educativo que se considera básico, que en México son los estudios de secundaria”.3 Una vez que se cumplan los plazos para la obligatoriedad del nivel medio superior, para el ciclo 2021-2022, el nivel también deberá incorporarse a la noción de rezago.

En una perspectiva histórica puede advertirse una disminución importante de las cifras del rezago, pero los esfuerzos no han sido suficientes para abatirlo. Como puede apreciarse en la gráfica 1, en los últimos 40 años la cifra global del rezago se ha reducido a menos de la mitad, pero todavía en 2010 alcanzaba a 41% de la población mayor de 15 años.

Los datos actuales que muestran la dimensión del rezago educativo nacional siguen siendo inquietantes. En 2012 la población que tenía 15 años y más era de 83 millones 994 mil 523 personas, de este total 32 millones 338 mil 926 se encontraban en situación de rezago educativo; es decir, 38,5% de la población de 15 años y más. Una cifra muy reveladora, pues quiere decir que cuatro de cada 10 personas de esa edad están rezagadas. En 2013 existe 38% de rezago educativo, si se acelerara el ritmo de disminución del rezago, como lo sugieren los cálculos del análisis de la UNAM, el escenario deseable alcanzaría una tasa de 18% en 2023.5

Captura de pantalla 2014-03-31 a la(s) 12.55.15En la siguiente gráfica se muestra el número de personas que se encuentran en los distintos niveles de rezago educativo (analfabetismo, sin primaria y sin secundaria) del año 2012. Aunque la proporción de personas analfabetas y sin primaria concluida no parecen demasiado elevadas, si se advierten las cifras absolutas se notará que se trata de millones de personas y generalmente coincide con la población más vulnerable.

Captura de pantalla 2014-03-31 a la(s) 12.55.42Los datos actuales sobre el rezago demuestran que las 10 entidades con mayor volumen son: 1° Chiapas (56,7%), 2° Oaxaca (54,1), 3° Michoacán (51,9%), 4° Guerrero (51,4%), 5° Veracruz (47,5%), 6°Guanajuato (46,7%), 7° Puebla (46,6%), 8° Zacatecas (43,2%), 9° Yucatán (42%) y 10° San Luis Potosí (40%). No es ninguna coincidencia que algunas de estas entidades también sean las que presentan los mayores índices de pobreza. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), los estados con mayor número de personas en situación de pobreza son: Chiapas (78,5), Guerrero (67,6), Oaxaca (67,4), Puebla (61,2) y Tlaxcala (60,6).6

Captura de pantalla 2014-03-31 a la(s) 12.56.00El organismo encargado de atender el problema del rezago educativo es el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), el cual “acredita y certifica la educación básica para adultos y jóvenes de 15 años y más, que no hayan cursado o concluido dichos estudios”.7 El INEA es un organismo creado por decreto, descentralizado de la Administración Pública Federal, pero en la administración 2001-2006 se le vinculó con el Consejo Nacional para la Educación la Vida y el Trabajo (Conevyt), quedando en la ambigüedad la responsabilidad de la atención al rezago y, sobre todo, la distribución de los escasos recursos financieros para la educación de los adultos.

A pesar de los esfuerzos institucionales para disminuir el rezago y la estrategia de crear institutos estatales para un mayor avance, lo cierto es que las cifras del rezago siguen siendo muy abultadas, se concentran en la población más vulnerable, cada año se incorporan al rezago nuevas personas que abandonan la escuela y la educación de adultos sigue funcionando en la precariedad.

Captura de pantalla 2014-03-31 a la(s) 12.56.11Entonces, las preguntas son: ¿Cuánto tiempo nos llevará abatir de forma definitiva el rezago? y ¿en dónde quedó el derecho a la educación gratuita?Captura de pantalla 2014-03-31 a la(s) 12.56.32 Captura de pantalla 2014-03-31 a la(s) 12.56.28

Fuente:http://www.educacionyculturaaz.com/articulos-az/perspectiva-hacia-el-futuro-educativo-mexicano-rezago-educativo

¿Quién nos alimentará en 2050?

inflacion1

Todo parece indicar que la población mundial rebasará las 9,200 millones de personas en menos de 40 años. ¿Qué agrotendencias se perfilan para satisfacer la demanda de alimentos global?

Nos enfrentamos al enorme reto de alimentar a una población cada vez mayor. Se calcula que en 2050 la población mundial se situará en 9,200 millones de personas. Sólo un desarrollo acelerado de tecnologías y la sustentabilidad de la tierra parecen las respuestas ante la afrenta que viene.

¿Qué tendencias marcarán el futuro del campo a nivel global? ¿Cómo nos alimentaremos?

Gracias a la mejora de semillas y a las prácticas agronómicas, los rendimientos por hectárea se han multiplicado. En 1950, una hectárea daba de comer a dos personas. En 2005 era capaz de hacerlo con más de cuatro y se estima que en 2030 esa misma superficie podrá alimentar a cinco individuos.

Además de impactar lo menos posible el suelo y rentabilizar al máximo la producción, la tecnología agropecuaria debe ser la respuesta. Analicemos.

Datos a ras de suelo

Una tendencia es el uso del big data en el campo: se llevan a cabo estudios sobre el terreno en los que se recogen una serie de datos con los que se elabora un software. Este programa informático se incorpora a todo el sistema, con énfasis en tractores y sembradoras, para llevar a cabo una siembra a la carta: se adaptarán tanto a la densidad del cultivo como a la profundidad del terreno, buscando indicios de humedad y mejores condiciones.

Dentro de este rubro se encuentra el Soil Moisture Active Passive (SMAP) Observatory, un nuevo satélite de la NASA que en los próximos años patrullará el cielo para determinar la humedad de la superficie de la Tierra y, por ende, los lugares más adecuados para sembrar.

Fitosanitarios

Buena parte de los tratamientos fitosanitarios van hoy en día incorporados en la semilla, lo que obliga a llevar a cabo menos tratamientos aéreos, con el consiguiente beneficio medioambiental. Con ello se ha logrado incorporar a las semillas una serie de moléculas existentes en la naturaleza e incorporarlas a modo de herbicida y fungicida. Este sistema ayudará cada vez más a optimizar los resultados.

Según Pioneer Hi-Bred, este sistema aplicado al tratamiento emplea, por ejemplo, 85 gramos de insecticida por hectárea para una siembra de 25 kilos de semillas. Para esta misma superficie, un tratamiento de pulverización emplearía 2.5 kilos si la semilla no estuviera tratada.

Agricultura de precisión

La gran mayoría de los especialistas consideran que la agricultura de precisión es obligatoria para llegar al futuro. Se responde a tres preguntas esenciales: ¿Cuándo y dónde sembrar? ¿Qué sembrar? ¿Con qué elementos anexos y tecnologías hacerlo?

Estos avances tecnológicos han permitido desarrollar una mayor eficiencia en el cultivo mediante la gestión agronómica. Esta técnica combina una administración eficiente con la rentabilidad de las explotaciones.

No sólo emplea el guiado automático, sino que ofrece un amplio abanico de aplicaciones tan variadas como la documentación, capaz de reflejar en un mapa las diferencias de producción de unas zonas a otras, para en años sucesivos aplicar únicamente las cantidades necesarias de fertilizantes.

Pequeños cultivos urbanos

Los cambios acelerados en el comportamiento global y la demanda de alimentación tiene cifras concretas: viene un aumento del consumo en los países en desarrollo, cuya media sigue creciendo de entre las 2,680 calorías al día en 1999, a 2,850 en 2015 y cerca de 3,000 para el 2030.

El acceso a alimentos de manera segura, ecológica y barata es también una tendencia generalizada: el microfarming es otra respuesta. Entre más cerca, más eficiente y más sustentable. Así tenemos a los pequeños cultivos urbanos como la llave a la satisfacción de ciertas demandas poblacionales.

En Nueva York ya se cuentan unos 700 cultivos de este tipo, en ambientes vecinales. Le siguen grandes urbes del mundo, coincidiendo con la explosión de la cultura “ecológica” y el deseo de consumir productos orgánicos.

En conclusión, si queremos llegar al 2050 en óptimas condiciones como planeta, es importante considerar tendencias agrícolas de avanzada y crear las condiciones necesarias para satisfacer nuestra demanda de alimentos, al mismo tiempo que cuidamos el medio ambiente.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/quien-nos-alimentara-en-2050/

La ANUIES enfrenta de manera corresponsable los retos de la educación superior: Jaime Valls Esponda

ae_nota3

La ANUIES trabaja de manera corresponsable en la solución de los problemas y los desafíos que enfrenta la educación superior. Porque se trata de una tarea en la que convergen varios actores y en la que todos y cada uno tienen un peso específico que deben hacer valer.

Así lo plantea Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).
A casi un mes de asumir el cargo como representante de 180 instituciones públicas y privadas del país, señala que la mejor ruta para hacer frente a los retos que entraña la enseñanza superior en el país, es mediante la construcción de acuerdos y la apertura de canales de diálogo incluyentes.

En esa dirección, explica el exrector de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), debe entenderse y aprovecharse el acercamiento que en días recientes tuvieron con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y con otras autoridades federales.
La ANUIES lo ha entendido así y comienza a abrir canales de interlocución, en esta nueva etapa con Valls Esponda al frente del organismo.

Desde gobernadores, hasta el sector productivo y académico. Ése es el camino que ha comenzado a trazar la asociación. Todo, con el objetivo de posicionarse y mantenerse como un referente en torno a las políticas públicas.
La agenda así lo demanda. La cobertura, la pertinencia, la evaluación, el financiamiento, la internacionalización y el saneamiento financiero, son parte de los rubros que exigen la atención en el mediano y largo plazo.
El Secretario General Ejecutivo delinea sobre esos ejes su plan de trabajo para los próximos cuatro años y sabe que la tarea por delante entraña dificultades que deberán sortearse con el buen funcionamiento y el impacto social que la educación superior  debe tener.

Vinculación y diálogo
Para Jaime Valles Esponda, la agenda de la educación superior está delineada desde hace varios años. Porque se trata de asuntos que no han podido resolverse, pero en los que se ha venido trabajando en los últimos años.
En ese sentido, adelanta que ya se comenzaron a diseñar las mesas de diálogo y participación en las cuales se analizarán los temas que conciernen a la educación superior.

Todo, para darle continuidad a los diálogos por la educación superior que se iniciaron en días pasados, y mediante las cuales se busca aprovechar la oportunidad de tener canales abiertos con las autoridades federales.
“Los temas de financiamiento, los temas de cobertura, de calidad, los temas de evaluación, de internacionalización, de movilidad y en eso estamos trabajando con el Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, con el subsecretario de educación superior, Efrén Rojas Dávila.

“Estamos delineando estos temas, vamos a iniciar ya con mesas de trabajo conjuntas entre la Asociación y la Secretaría de Educación Pública para ver estos temas específicos”, señala.
En entrevista con Campus, Valls Esponda comenta que la nueva dinámica de diálogo que se ha instaurado con la Presidencia de la República es fundamental para cumplir con la tarea de interlocución que debe ejerce la asociación.
“Ésta es una misión que tengo encomendada, la interlocución con las organizaciones no gubernamentales, con instancias públicas, con instancias privadas, para generar estos canales de comunicación e ir resolviendo los problemas”, dice.

Y es que los problemas y los diagnósticos sobre éstos son claros. El meollo es cómo hacer viables todos los planteamientos que se generan en torno a ellos. Una labor que la asociación trabajara con denuedo para concretarla.
“La idea, la propuesta de la Secretaría General de la ANUIES es viabilizar estos canales de comunicación para generar resultados concretos.
“Lo dijimos también en la reunión con el presidente, los temas que preocupan a las afiliadas, son temas de financiamiento, hablamos particularmente de los temas que están ya puestos sobre la mesa, en el documento Inclusión con Responsabilidad Social, es la parte de los presupuestos multianauales que den certidumbre a los afiliados.
“La parte de prestaciones, nos vamos a sentar con cada una de las instituciones a revisar estas prestaciones, las plantillas administrativas y docentes, y en lo que se ha hecho un gran esfuerzo, por parte de la SEP para resolver estos problemas, esos serían los ejes”, puntualiza.

Además, comenta, el tema de la evaluación tendrá que ser revisado, ya que el actual modelo está agotado.
“Y así se lo hicimos saber al presidente cuando era candidato y le entregamos el documento Inclusión con Responsabilidad Social, como al resto de los candidatos, y ese documento sirvió de base para el Plan Nacional de Desarrollo, el Programa Sectorial de Educación, y están los temas planteados.
“La intención, los ejes van encaminados, precisamente, en la viabilización de las soluciones a estos problemas fundamentales: financiamiento, cobertura, calidad, internacionalización, vinculación”, apunta.

Enfoque regional
En el caso del desarrollo regional, expresa Valls Esponda, se trata de un asunto fundamental, sobre todo para darle un mayor impacto social a la educación superior.
“Aquí vamos a trabajar con los estados de la República y con las empresas, tenemos una excelente relación con el Consejo Coordinación Empresarial, ya me senté con su presidente, vamos a firmar un convenio para enfocarlo en los temas de vinculación y desarrollo regional, para ir cerrando brechas”, considera.

En sus oficinas en la sede de la ANUIES, Valls Esponda señala que así como ha quedado pendiente el tema de los presupuestos multianuales, siguen pendientes otros retos en los que se enfocará durante su gestión.
“Vamos a trabajar en innovación, en información y en generar canales de comunicación, a través de esta propuestas que hicimos tanto en la Asamblea General como en Los Pinos, mesas de diálogo, mesas que atiendan los temas, plantearlos e ir, mediante una ruta crítica, delimitar fechas y plazos para resolverlos.
“Son temas que datan de hace muchos años, que están sobre la mesa, como los presupuestos plurianuales, pero también hay que reconocer que los subsidios van en aumento, hay un apoyo y una política pública definida por parte del Presidente de la República para apoyar a la educación”, comenta.

El Secretario General Ejecutivo añade que esa política pública se percibe desde el nivel básico, donde la reforma educativa ha generado una serie de cambios e inercias novedosas en beneficio de la educación.
“Son temas que están sobre la mesa, hay avances importantes y lo que tenemos que hacer es sentarnos, y a través del diálogo, construir los acuerdos necesarios”, dice.
En el caso de la evaluación, Valls Esponda, explica que el planteamiento de la ANUIES es enfocar estos procesos hacia la evaluación de resultados, más que en los procesos.
Uno de estos indicadores, agrega el exrector de la UNACH, es el impacto social que están generando en cada uno de los estados y las regiones.
“Eso es fundamental, lo que están haciendo en el ámbito social las instituciones de educación superior, lo que se está planteando en educación básica en estos momentos, es algo que viene funcionando desde hace 20 años en la educación superior.
“El tema de la evaluación, el Sistema Nacional de Investigadores, los perfiles PROMEP para los profesores, son evaluaciones  que ya se están dando, el tema de las acreditaciones de los diferentes planes de estudio.
“Por eso es importante replantear lo que se está haciendo en evaluación, enfocarlo en el tema de los resultados, pero sí hay que decir que la educación superior ha tenido efectos importantes en evaluación y es un ejemplo para lo que se pretende y se está iniciando en educación básica”, comenta.

La evolución del sistema
Al hablar de los cambios que ha registrado la enseñanza superior en los últimos años, Valls Esponda puntualiza que no debe perderse de vista que se trata de un proceso de corresponsabilidad social.
“El tema de incremento en la cobertura se está dando, es una realidad, hay una política en el Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa Sectorial, ahí está la propuesta de llegar a 40 por ciento, hoy las cifras hablan de 34 por ciento.
“Al inicio del sexenio estábamos hablando de 32 por ciento, es decir, hay un incremento, se están generando nuevas instituciones de educación superior, se están ampliando las ya existentes, pero lo que necesitamos es que se incremente con calidad.

“Que nuestros egresados, nuestros alumnos el día de mañana tengan una educación de calidad que demanda el país, así lo está haciendo, lo decíamos también en la reunión con el presidente, en temas de energía”, apunta.
En ese sentido, agrega el Secretario General Ejecutivo de la ANUIES, se estableció u programa en el que participan el Conacyt, la Secretaría de Energía  y la SEP para generar incentivos y haya más profesionistas en estas áreas.
“Que haya más alumnos y más programas de estudio en estas ramas que serán altamente demandadas en un futuro, tenemos que prepararnos para eso y eso es lo que estamos haciendo”, dice.
Aunado a ello, plantea Valls Esponda, el tema de la internacionalización es una realidad a la que se le debe reforzar para alcanzar mayores resultados.

“El Proyecto 100 mil con el que se espera que 100 mil mexicanos en Estados Unidos se encuentren estudiando, ya sea un semestre, como parte de los programas de movilidad, o bien periodos más largos como parte de una maestría o doctorado.
“Por eso son importantes los avances que se han ido generando, hay un rumbo definido, en donde la ANUIES y las instituciones de educación superior estamos trabajando en esta correspondencia, asumimos paralelamente nuestras obligaciones y estamos trabajando de una manera coordinada”, señala.
En suma, argumenta Valls Esponda, la ANUIES trabaja de la mano con las políticas públicas del gobierno en los temas ya señalados y bajo los cuales se conducirá la gestión a su cargo.


¿Quién es Jaime Valls Esponda?
Licenciado en economía, egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); cuenta con una Maestría en Economía Política en la Universidad de Essex en Inglaterra, becado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).
En la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ocupó los cargos de Jefe de Departamento, Subdirector y Director de Área en la Administración General de Recaudación.
También se desempeñó como director general adjunto de Participaciones y Aportaciones Federales en la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas.
Fue Asesor y Coordinador de Asesores del Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública. En la Secretaría de Comunicaciones y Transportes fungió como Director General Adjunto de Evaluación. En esta misma Secretaría ocupó el cargo de Coordinador de Asesores del Subsecretario de Comunicaciones y del Presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones.
En Tuxtla Gutiérrez se desempeñó como Tesorero del Ayuntamiento Municipal y Secretario de Planeación y Desarrollo Sustentable de la actual administración estatal.
Es integrante del Colegio Nacional de Economistas donde se desempeñó como Tesorero y Secretario. Fue Rector de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) y actualmente es Secretario General Ejecutivo de la ANUIES.

Carlos Reyes