Desempleo en México se mantiene en niveles de 5%

En el primer mes del año el desempleo en el país mantiene niveles de 5%, lo que representa que hay 2 millones 660,000 personas sin un puesto de trabajo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de desocupación fue un porcentaje inferior al que se presentó en el mismo mes de 2013, cuando se situó en 5.42 por ciento.

Por sexo, la tasa de desocupación (TD) en los hombres disminuyó de 5.51% a 5.08% entre enero de 2013 y el mismo mes de 2014, y la de las mujeres descendió de 5.25% a 5.01% en el mismo lapso.

En el mes que se reporta, un 23.6% de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron al 76.4%. Las cifras para la situación de subocupación fueron de 43.1% y de 56.9%, respectivamente.

El secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS) Alfonso Navarrete Prida, comentó que el mes de enero tiene un comportamiento similar cada año, y la verdadera recuperación del empleo se dará a partir del mes de febrero.

De la Población Económicamente Activa (PEA), 94.95% estuvo ocupada en el mes de referencia; sin embargo, a su interior se manifiesta un subuniverso de casos que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, razón por la cual a este subconjunto se le denomina subocupados.

En enero pasado, éstos representaron 8.5% de la población ocupada; datos desestacionalizados reportan que la subocupación se incrementó 0.14 puntos porcentuales en enero de este año frente a la de diciembre pasado.

Fuente:http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2014/02/24/desempleo-mexico-desciende-enero

El Colmex lanza un desafío a las instituciones privadas

Javier Garciadiego, presidente del Colegio de México.

Hurgando divertido en el mundo de la mercadotecnia, el presidente del Colegio de México, Javier Garciadiego abandonó toda formalidad y esbozó una frase para la campaña de difusión de la nueva licenciatura en Economía que abrirá el próximo 4 de agosto en esta institución:
—“¿Quiere usted estudiar en México una licenciatura en Economía del máximo nivel pero que no le cueste 60 mil pesos al semestre?”.
La respuesta de los presentes en una reunión con varios de sus colaboradores, fue igualmente festiva. Pero la pregunta de Garciadiego, si se decidiera hacer  para una propaganda efectiva, tendría que llevar la respuesta en los términos más o menos siguientes: “Vaya al Colegio de México o ingrese a su página y busque todos los datos relativos a la convocatoria para la licenciatura en Economía, y cuyos trámites de inscripción concluyen el 28 de marzo, etc., etc., y ahí encontrará la forma de hacerlo”.

El Colegio de México, la vieja Casa de España, que tantas aportaciones científicas ha hecho el país, es una institución a la que le cuesta trabajo crear nuevas carreras de licenciatura. Por décadas se había mantenido con las de Política, Administración Pública y Relaciones Internacionales. Hoy se ha echado a cuestas la responsabilidad de poner en marcha la carrera de Economía.
No es cualquier cosa ni obedece a un motivo cualquiera. Se quiere que sea una institución del más alto nivel para competir por la dirección de la economía del país, o sea, por la elaboración y aplicación de las políticas económicas del  Estado mexicano. Casi nada.
Eso sí, con los mismos requisitos de calidad y rigor académico que las que ya existen, el ITAM, el CIDE, el TEC de Monterrey. Pero también con los criterios de calidad y de ingreso y permanencia que tienen los becarios de una institución pública como el propio Colmex. O sea, haciendo educación con equidad.
Asimismo, uno puede pensar que se quiere una enseñanza de la economía que abra sus ojos a la vida social, que recupere desde una perspectiva pública las visiones críticas de la realidad; que no se subyugue a los fundamentalismos del mercado o a las posturas monetaristas. Por tal razón el doctor José Antonio Romero quiso ser explícito en esa plática con Garciadiego: no educar tecnócratas  sino intelectuales críticos. De los primeros hay muchos, de los segundos son pocos, están maltratados y cansados. Es urgente el relevo generacional.
Bien lo han dicho  Tony Judt, Victor Pérez Diaz y otros, lo mucho que las instituciones educativas se han retrasado en el estudio más profundo de la realidad económica actual, en lo mucho que se ha permitido que el dogma del mercado se haya impuesto por tantos años.
No es, pues,  un asunto menor, esto de la creación de la licenciatura en Economía por parte del Colegio de México: la institución que dirige Javier Garciadiego,  ha dado un paso de enorme trascendencia en la vida académica de México. Si no, al tiempo.


Olvera García: Primer informe
Ya estamos próximos. El rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Uaemex, Jorge Olvera García, deberá rendir cuentas a la comunidad universitaria conforme  lo establece la legislación, concretamente el artículo 24, fracción VIII, y al artículo 38 de la Ley Orgánica de la Uaemex.
Olvera García ofrecerá ante Consejo Universitario el Primer Informe Anual de Actividades de la administración 2013 – 2017. O sea, del primer año de su gestión
Cabe precisar que durante estos primeros meses de gestión universitaria, la Máxima Casa de Estudios del Estado de México ha obtenido importantes logros —que justo es reconocer, no son resultado del trabajo individual de nadie sino de un esfuerzo colectivo.
Aquí lo importante es que el rector es el encargado de coordinar esos esfuerzos de la gente y con sus criterios y orientaciones,   la universidad mantiene su ritmo de desarrollo y la estabilidad interna.
El rector Olvera García, si nos atenemos a los datos cuantitativos, podrá informar al Consejo del incremento de la matrícula que ha llegado a ocupar el sexto lugar entre las más grandes universidades del país, y ha logrado la extensión de la cobertura a diversos municipios de la entidad con un importante número de programas educativos de calidad en los niveles medio superior y superior.
En el ciclo escolar 2013-2014, el sistema dependiente atendió a casi 70 mil alumnos de los cuales más de 17 mil 500 son de bachillerato, poco más de 48 mil 500 son de estudios profesionales y casi 4 mil lo hacen en estudios avanzados. En estas cifras, destaca el incremento de 6.6 por ciento en relación con el ciclo escolar anterior, al observarse aumentos de 3.6 por ciento en bachillerato, 7.5 por ciento en estudios profesionales, y 8.3 por ciento en estudios avanzados.
Pero no adelantemos. El rector Olvera García dará cuenta de estas cifras este 3 de marzo en el Aula Magna del histórico Edificio de Rectoría. Ahí nos vemos.

Fuente: http://campusmilenio.com.mx/index.php/template/opinion/en-los-pasillos/item/1299-en-los-pasillos-548-el-colmex-lanza-un-desafio-a-las-instituciones-privadas

GEM 2013: aumenta la tasa de emprendimiento en México

emprendedores-GEM-emprendimiento-noticias-mexico

El nuevo informe GEM 2013 revela que la tasa de emprendimiento en México ha aumentado, alcanzando el 14.8%.

El más reciente informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el estudio más importante y cuantioso en relación al emprendimiento, revela que la tasa de emprendimiento en México ha aumentado sustancialmente en el año, pasando de 12.6% a 14.8%.

¿En qué consiste el estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM)?

El informe analiza la realidad emprendedora de 70 países, entre ellos México. 2013 es la 15ª edición del informe y es realizado por la Global Entrepreneurship Research Association (GERA), José Ernesto Amorós de la Universidad del Desarrollo en Chile y Niels Bosma de la Universidad de Utrecht en Holanda.

Para la edición 2013 se entrevistó a más de 197.000 individuos y participaron 3.800 expertos en emprendimiento. En esta ocasión, la investigación se centró en el bienestar.

A nivel local, el proyecto lo lleva a cabo un equipo del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) liderado por el director del Campus Guadalajara, el Dr. Mario Adrián Flores Castro.

GEM 2013: el emprendimiento en México

De acuerdo al informe, el emprendimiento mexicano ha comenzado a aumentar, lo que es bueno, explica Flores Castro, pero indica que aún se necesita hacer mucho más. En países vecinos, como Chile, Colombia o Perú, las tasas de emprendimiento ascienden al 24.3%, 23.7% y 23%, respectivamente, por lo que es importante continuar creciendo.

En el marco de la reunión anual del consorcio GEM en Santiago de Chile, los presentadores revelaron que entre el 54% y 59% de los adultos mexicanos reconoce las oportunidades de emprendimiento y cree tener la capacidad para hacer uso de ellas, mientras que en Chile por ejemplo, los porcentajes ascienden a 60% – 68%.

Startups y su realidad económica

La tasa de negocios establecidos, es decir aquellas empresas que operan hace más de 3 años y medio, presenta grandes diferencias entre economías de los países.

El estudio asegura que muchas economías que valoran los factores y la eficiencia limitan la sustentabilidad de las start-ups, y esto es preocupante. Los elementos que más inciden en la quiebra de estas empresas son la falta de rentabilidad, las razones personales, y fundamentalmente los problemas financieros.

Fuente: http://noticias.universia.net.mx/empleo/noticia/2014/02/21/1083875/gem-2013-aumenta-tasa-emprendimiento-mexico.html

Poco factibles, los estimados de Hacienda para el PIB

[La Oferta Pública Inicial de Actinver es de 13.95 pesos por acción. / Tomada de Actinver.com]  

Analistas económicos redujeron su expectativa tras conocer el dato de 2013, por lo que señalan que las cifras de crecimiento para este y el próximo año, no son alcanzables.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las expectativas de crecimiento de la Secretaría de Hacienda tanto para 2014 como para 2015 no son alcanzables, de acuerdo con especialistas, quienes tras conocer el reporte de crecimiento económico de 2013, ajustaron a la baja sus previsiones de este año.

El Producto Interno Bruto (PIB) del país creció el año pasado 1.1 por ciento anual, incumpliendo la proyección de la Secretaría de Hacienda, de 1.3 por ciento.

Después de conocer el dato, Barclays redujo la proyección de crecimiento para este año, de 3.7 a 3 por ciento. Para el economista en jefe de la institución, Marco Oviedo, la confianza de los consumidores mexicanos podría tardar más tiempo en recuperarse.

Por su parte, Actinver recortó su proyección para este año, de 3.8 a 3.2 por ciento.

Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis económico de Casa de Bolsa Vector, no descartó la posibilidad de que haya cierta corrección a la baja en las diversas estimaciones de crecimiento económico de 2014, principalmente la anunciada por Hacienda.

Estimó que la corrección podría ser de medio punto porcentual y mantuvo su expectativa de crecimiento económico para este año de 2.4 por ciento, uno de los pronósticos más pesimistas de entre los participantes del mercado.

“Cerró mal el año, debido en gran medida a la demanda externa. El menor crecimiento del último trimestre estuvo muy focalizado a diciembre”, expuso el economista principal de BBVA Bancomer, Arnoldo López.

NUEVA DESACELERACIÓN

Después de que la economía mexicana había mostrado una mejoría en el tercer trimestre del año pasado, se volvió a desacelerar en el cuarto trimestre, dijo Carlos Capistrán, economista en jefe de BofA, quien espera que la economía inicie este año relativamente débil, en buena medida por los mayores impuestos y el mal clima en Estados Unidos, que ha afectado a las exportaciones mexicanas.

Por su parte, Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, coincidió en que la economía comenzará lenta este año y señaló que los principales riesgos para el crecimiento están en el exterior.

BofA, Deutsche Bank, Scotiabank y HSBC no comparten la expectativa de Hacienda para 2015, de 4.7 por ciento, contemplando el impacto de las reformas estructurales.

“Yo no compartiría tanto el optimismo de Hacienda para 2015”, expresó Sergio Martín, economista en jefe de HSBC México.

Fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/poco-factibles-los-estimados-de-hacienda-en-torno-al-pib.html

¿Quien piensa la smartcity?

Mdiarioresponsable.com | Josep M Canyelles |

¿Quien piensa la ciudad? Cuando nadie piensa la ciudad ésta se va conformando según las necesidades de cada agente que va transformando la ciudad hasta donde topa con los intereses de otros.

Es un crecimiento orgánico, con todo lo que tiene de positivo, pero también negativo tanto por las ineficiencias que puede generar ya que muchas acciones sobre la ciudad no son fácilmente reconvertibles y van dejando huella, al tiempo que también por las injusticias que se pueden derivar de un crecimiento poco democrático fruto de la prevalencia de poderes que no piensan en el interés general.

Frente a la ciudad medieval se encuentra la moderna, concebida desde la racionalidad, pensando en los intereses compartidos, en la utilidad, la salubridad, anticipándose al futuro… Ciutat Vella y Eixample conviven hoy en Barcelona y son el fruto de maneras diferentes de pensar la ordenación urbana.

Pensar hoy la ciudad implica no pensar solamente en cómo articular las necesidades de la ciudadanía y la actividad económica. Implica no solamente pensar en términos urbanísticos y arquitectónicos como hacer una ciudad agradable y preciosa. Implica no solamente en términos de ingeniería como facilitar la circulación de vehículos o cómo distribuir las capacidades de carga turística.

Implica no sólo en términos sociales como crear los espacios de socialización, culturización, cohesión.Implica esto y mucho más, porque las ciudades ya no son únicamente el núcleo central de un territorio que capitalizan sino que son los nodos que articulan un planeta que se nos ha hecho pequeño, limitado y amenazado. Las ciudades forman parte de un tejido global que acoge crecientemente la mayor parte de la población y que no han sido concebidas en términos de impacto en la sostenibilidad global. El impacto de las ciudades en términos energéticos, ambientales, sociales, culturales, económicos… en todas las áreas de la sostenibilidad, es brutal.

Al igual que las empresas y las industrias tienen que repensarse en cuanto a los impactos que genera su actividad, también los territorios deben pensar cuál es su impacto agregado y cómo pueden repensarse para modificar su comportamiento colectivo.Organizaciones por un lado y territorios para otro tienen que hacer un esfuerzo que es similar en cuanto a repensarse en términos de ser más eficientes en su funcionamiento tanto en el sentido interno como respecto a la eficiencia que aportan al sistema al cual pertenecen.Repensar las organizaciones y repensar los territorios, con el foco central en las empresas y las ciudades, dado su mayor impacto.Repensar en un contexto de sostenibilidad implica hacer referencia a impactos positivos y negativos, a buscar el equilibrio de los sistemas, a abordar los retos de la autosuficiencia energética y de la capacidad de crear a la vez valor económico y social, etc.

Las empresas habían sido concebidas como entes jurídicos sin una responsabilidad más allá de la de sus gestores.

Pero cada vez más la empresa ha desarrollado unos valores propios, corporativos, y ha pasado a obtener la categoría de ciudadanía corporativa. En el contexto de la gestión de la responsabilidad hacia la sociedad, las empresas que han hecho esta evolución cultural se han abierto a ser co-pensadas, a considerar que el punto de vista de los diferentes grupos de interés era legítimo, no limitándose al de la propiedad y la dirección. Hoy hay empresas ciudadanas, que se piensan y se co-piensan.

¿Y los territorios? ¿Aunque creemos que sólo son un espacio compartido que alguien gestiona a partir de encajar los intereses confrontados? Los territorios también han ido desarrollando un sentido de marca, una personalidad, unos valores y un comportamiento asimilable a la ciudadanía corporativa. Hablar de Territorios Socialmente Responsables hace referencia a esta capacidad de otorgar ciudadanía a un espacio territorial. En un TSR diferentes agentes, privados, sociales y públicos, gestionan su responsabilidad social, y se impulsa la capacidad de dar respuesta a los retos compartidos. La creación de unos atributos de responsabilidad vinculados a la marca de territorio no es fruto de un proceso de marketing de diseño sino que responde a una lógica bottom-up que permite construir desde unas bases culturales que evolucionan. Si el modelo de gobernanza implica un liderazgo de los poderes públicos que invita a los agentes a implicarse, el modelo TSR complementa la gobernabilidad y la refuerza en la medida que desarrolla el sentido de compromiso de cada operador a la hora de hacerse responsable de sus impactos y corresponsable del espacio compartido.

Los retos de cambios que deben afrontar las ciudades son enormes si quieren contribuir a la sostenibilidad local y global.

Implican repensarse totalmente. No es sencillo entender la magnitud de los cambios y sus implicaciones. Y ahora el reto vuelve a ser quien piensa la ciudad, quien piensa el territorio. ¿Se trata meramente de encontrar soluciones técnicas donde sólo importan los ingenieros? ¿Se trata de una materia política donde el reto es democrático y de gobernabilidad? ¿Se trata de algo más grande? Sinceramente creo que es mucho más grande porque estamos poniendo las bases de la vida colectiva de las próximas generaciones, con implicaciones a todos los niveles, sociales, culturales, ambientales, económicas, gobernanza… A este reto lo llamamos smartcity, un concepto que podemos traducir por ciudad inteligente, y que pretende usar de manera intensiva la tecnología para dar respuesta a los retos de sostenibilidad.

Y ahora cabe preguntarse, ¿quién piensa la ciudad inteligente?

¿Es condición sine qua non ser inteligente para pensar la ciudad inteligente? Se ha dicho que la smartcity debe ser útil para la señora María, pero la señora María o el señor Pepito ¿pueden también ayudar a pensar la ciudad inteligente? Hay un riesgo bien conocido y detectado de que la smartcity acabe siendo una oportunidad de negocio para empresas tecnológicas que la rellenen de sensores para contar todo lo que se mueve aunque no sepamos de qué nos sirve la información. Existe el riesgo de que el territorio sea pensado desde los intereses privados de cada operador y desde el interés también particular de instituciones públicas que piensen más en términos de rédito electoral o de marca de ciudad más que en términos de interés general y de desarrollo a largo plazo.

Hay que aclaramos si smartcity es sólo una dimensión de todo el desarrollo que han de experimentar las ciudades, la más vinculada a la gestión inteligente de la información por medio de la tecnología, o si por smartcity entendemos el todo, que ha integrar tanto el gobierno inteligente como todas las demás dimensiones y que, en consecuencia hay que democratizar. En mi modesta opinión, la definición de esta ciudad del futuro  -sea smartcity bien el descriptor central o bien un atributo relevante-  debe ser co-pensada, co-creada, co-desarrollada por agentes muy diversos, y la gestión de la información y el conocimiento debe basarse en la transparencia.

La construcción de la ciudad, la estructuración del ámbito compartido, es la gran oportunidad y reto donde se dirimirá la capacidad de poner los diferentes agentes al servicio de intereses privativos o al servicio de intereses generales.

En los próximos años, a medida que el contexto de sostenibilidad nos obligue a reconsiderar la ciudad, veremos qué significa o qué limitaciones tiene el sentido de responsabilidad de las empresas y organizaciones para con la sociedad, para con el territorio, para con la colectividad. La respuesta más inteligente es la ciudad que se piensa a sí misma, de manera orgánica, es decir dinámica, dúctil, a partir de los distintos operadores y agentes, pero ya no por medio de ir encontrando los límites del poder de cada uno sino mediante una inteligencia compartida, que el recurso tecnológico permite, y que debe favorecer el desarrollo de una cultura de la responsabilidad compartida de cada agente y un modelo de gobernanza del espacio público que legitime el salto que habrá que dar en los próximos años contando con un factor de empresas comprometidas con el bien común.

Fuente: http://www.diarioresponsable.com/index.php?option=com_content&view=article&id=17177&Itemid=64

Estrategias para prestadores de servicios (Parte 1)

El efecto dominó, la importancia de ver más allá del servicio que ofrecemos, incorporar estrategias sustentables y ganar terreno en el esfuerzo

1460270_565212840213742_83692064_n

En ocasiones no es claro para las organizaciones cuyo enfoque es ofrecer un servicio cómo pueden participar en el movimiento de la sustentabiliad. En definitiva no tienen el mismo impacto medioambiental que tienen las industrias manufacturera, petrolera o minera. Sin embargo, deben prestar atención al impacto que directa e indirectamente tienen sus servicios y la influencia que éstos tienen en los patrones de consumo de sus clientes.

Las organizaciones prestadoras de servicios también tienen productos y se pueden encontrar oportunidades para implementar prácticas sustentables. Por ejemplo, los hoteles y hospitales además de prestar servicios de hospedaje y atención a la salud, también tienen un alto uso de lavandería; las compañías de renta de autos mantienen flotillas de diversos vehículos; los museos y despachos de diseño construyen piezas para exhibiciones; las consultorías generan reportes e informes que se imprimen y envían a diversos actores. Es posible encontrar prácticas “verdes” internas en organizaciones que ofrecen un servicio. Por ejemplo: programas de transporte eficiente para empleados; reciclaje de papel y desechos; eficiencia energética en edificios, etc. Dichas prácticas son excelentes avances. Adicionalmente existen tres elementos que las organizaciones prestadoras de servicios deben considerar al hacer su planeación estratégica para no subestimar el impacto de su servicio a una mayor escala:

1.     Efecto dominó

2.     Estrategias clave: clientes, imágen, razón de ser del negocio

3.     Oportunidades emergentes

Por ahora vamos a enfocarnos sólo en el primer elemento: el efecto dominó y la influencia que éste puede tener en los patrones de conducta y consumo.

1.     Efecto dominó.

Es muy común que el mayor impacto de un prestador de servicios no sea el servicio que presta en sí, sino los hábitos de consumo que crea alrededor de su servicio y las elecciones que el consumidor va haciendo a raíz de dicho servicio. Aquí es donde existe un gran potencial en el rol de los prestadores de servicios para poder fomentar hábitos perniciosos o lograr cambios radicales hacia la sustentabilidad tanto en el consumidor, como en el mercado.

Hablemos de dos ejemplos en los que podemos observar este efecto dominó. Primero consideremos uno muy familiar, el servicio de comida rápida. (Al alimento en sí se le considera un ‘producto’, pero para efectos de esta conversación nos enfocaremos en hablar de la comida rápida como un ‘servicio’ y adelante vemos por qué). Como segundo, consideremos el tema del transporte sustentable.

Itzel C26_1_2

Vivimos en un mundo en el que cada vez queremos hacer más, mejor y más rápido. Servicios como el de la comida rápida favorecen e incluso fomentan dicha cultura de velocidad e inmediatez. El obtener alimentos preparados previamente, algunos muchas veces enlatados, congelados o empaquetados nos resuelve el tema de “comer” algo en un corto tiempo y de forma práctica. Considerando el servicio de comida rápida a una escala mayor y de forma muy resumida, el efecto dominó que crea en consumidores y en la cadena de suministro se traduce como sigue:

a)     Empaques y utencilios –que se convierten en desechos en promedio 20 minutos después de su uso- de plástico, cartón, unicel y en el mejor de los casos de algún material bio, o quasi biodegradable.

b)     Dietas muy pobres en nutrientes y alimentos frescos y ricas en la ingesta de grasa, fructosa, azúcar, etc., lo cual ha desembocado, en México en específico, en el aumento en el índice de obesidad y diabetes adulta e infantil. Lo que es peor, este tipo de dieta se ha convertido en un hábito en la población en general.

c)     La velocidad a la que se requieren los insumos para la elaboración de comida preparada supera la velocidad de los ciclos agrícolas y ganaderos, por lo que se hace uso de fertilizantes y otros compuestos complejos –entre los cuales están las hormonas de crecimiento- para producir los ‘alimentos’ y suplir la demanda de dichos insumos en cantidad y tiempo. Esto provoca una alteración no sólo en los procesos naturales de producción de alimento, sino en la calidad e integridad del ‘alimento’ en sí.

Por otro lado, está el ejemplo de las alternativas en transporte que nos mueven a hábitos más sustentables. En particular quiero hablar del servicio que ofrece al día de hoy EcoBici en la Ciudad de México. Si bien es originalmente un modelo extranjero, se adaptó y adoptó de manera muy exitosa en nuestro país. Con este servicio uno paga actualmente una anualidad de $400.00 pesos mexicanos y el usuario tiene acceso a las bicicletas que cubren en su mayoría las zonas de Condesa, Roma Norte, Cuauhtémoc, Juárez, Centro, Polanco y quizá alguna zona más que se me escapa. Utilizas la bicicleta por hasta 45 minutos y la puedes estacionar en la zona de destino o ir y regresar a la misma cicloestación si es el caso. El efecto dominó que ha provocado este servicio de transporte es como sigue:

Itzel C26_2_2

a)     Incentiva a los usuarios a dejar el automóvil y utilizar la bicicleta como medio de transporte

b)     Con el servicio de EcoBici muchos usuarios han elevado su nivel de actividad física y muchos buscan más oportunidades de ejercitarse, ya sea al transportarse en bici, caminar más, o incluso dedicar tiempo a específicamente ejercitarse y mejorar su salud

c)     Para ciertos trayectos, la EcoBici es una alternativa muy eficiente para evitar el tráfico, embotellamiento e incluso marchas de manifestantes

d)     Al utilizar más bicicletas y menos autos, se reducen las emisiones de dióxido de carbono por la utilización de vehículos

e)     A parte de la EcoBici, o independientemente, la población citadina ha comenzado a sacar y utilizar sus biciletas personales como medio de transporte, lo cual está generando una cultura diferente de moverse y transportarse en la Ciudad.

Como vemos en estos dos ejemplos, el efecto dominó que generan ambos servicios va más allá del servicio en sí. En el caso de la comida rápida tocamos temas incluso de hábitos dietéticos que son perjudiciales y procesos agrícolas todo lo contrario de sanos. En el caso del servicio que presta la EcoBici pudimos repasar rápidamente, en contraste, que no sólo ayuda a reducir las emisiones de dióxido de carbono, causantes del cambio climático, sino que además es una manera eficiente de moverse en la ciudad.

En el siguiente artículo exploraremos el segundo elemento que deben considerar los prestadores de servicio, las Estrategias Clave.

Fuente: http://www.expoknews.com/estrategias-para-prestadores-de-servicios-parte-1/

La nueva transparencia y las universidades; Principales desafíos

Empresa_responsable

La transparencia es, simultáneamente, una cualidad que se desprende de la forma como operan, funcionan y actúan las organizaciones públicas, así como un derecho para que las personas conozcan los aspectos fundamentales de dicho funcionamiento y los resultados alcanzados. En este último carácter, y con un sentido genérico, la transparencia puede entenderse, según la concibiera Jorge Carpizo, como “una garantía fundamental que toda persona posee para atraerse información, informar y ser informada”.

En función de ese enfoque, las dos cualidades principales de la reforma constitucional en materia de transparencia —como se mencionó aquí la semana pasada—son:  la ampliación en el número de sujetos obligados a ser transparentes (partidos políticos y sindicatos, principalmente) así como el perfeccionamiento de la institución encargada y los mecanismos que permitan afianzar dicha característica en los Poderes de la Unión, organismos y entes públicos.

Para el caso de las universidades autónomas, la reforma implica una limitación adicional a su régimen de autonomía, dentro de un proceso que se viene dando desde hace 14 años, así como una nueva normatividad que regulará a los sindicatos pertenecientes a dichas casas de estudios. Las leyes secundarias que se elaborarán en los próximos meses tendrán el desafío de ser muy precisas para no rebasar los límites marcados en la propia reforma y no entrar en colisión con la otra garantía (la autonomía) prescrita en el Artículo Tercero Constitucional.

He dicho “limitación adicional”, toda vez que desde que se expidió la Ley Federal de Transparencia, en 2002, se consideró entre los sujetos obligados a las “universidades y demás instituciones de educación superior a las que la Ley otorgue autonomía”. En la medida en que la reforma constitucional es más incisiva en esa materia (profundiza en la concepción de transparencia y establece nuevos mecanismos que la aseguran) es previsible que las nuevas leyes reflejen en detalle todos esos avances.

Así por ejemplo, el nuevo “IFAI” deberá coordinar sus acciones con —entre otras—entidades como la Auditoría Superior de la Federación, la organización que sea encargada de archivos (pendiente de elaboración de una ley secundaria específica), con el INEGI (por lo que se refiere a captar la información estadística y geográfica). En las tres entidades el contacto con universidades será indispensable y, previsiblemente, dichas leyes secundarias consignarán nuevas obligaciones específicas para las casas de estudios. En otras palabras, su calidad de sujeto obligado se reflejará en tantas materias como el abanico de asuntos comprendidos en la reformas constitucional. Actualmente, sólo por lo que toca a la Ley de Transparencia en vigor, los sujetos obligados deben proporcionar información en 17 rubros distintos. La nueva ley que resulte de las reformas incrementará las obligaciones en esta materia.

Otro ejemplo de los cambios “incisivos” que ha traído la Reforma Constitucional es el relativo a asimilar a los representantes legales de los sujetos obligados llamadas universidades a la condición de servidores públicos, sometidos por tanto a las responsabilidades derivadas de la violación de las reformas que ahora entran en vigor (Artículo 108) o, diferidamente, a las leyes ordinarias que emerjan de la legislación secundaria, misma que, por cierto, deberá estar concluida en el lapso de un año.  Inclusive, tales responsabilidades podrían extenderse hasta un juicio político, tal y como se desprende del nuevo Artículo 110 Constitucional. Por su potencial peligro para los representantes legales (rectores o directores generales), calificar de “incisivas” estas modificaciones podría ser sólo un eufemismo.

Por lo que toca a las universidades, éstas tendrán un doble desafío. Por un lado, adaptarse rápidamente a los cambios producidos por la Reforma Constitucional, mismos que se reflejarán en la legislación secundaria, transformando las estructuras y procedimientos que actualmente tienen implantados (comités de información y unidades de enlace). Por otro, los cambios constitucionales son de tal calado que algunos de los ordenamientos de las instituciones debieran consignarlos, en el nivel correspondiente, en sus propias disposiciones institucionales.

Fuente:http://laisumedu.org/showNota.php?idNota=236281&cates=Normatividad%2C+gobierno+y+gesti%F3n&idSubCat=&subcates=6.-+Transparencia+y+rendici%F3n+de+cuentas&ssc=&m=mail1&p=mail1

Sector de servicios, sostén de la economía en 2013

PIB por sectores

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1.1 por ciento en 2013, por debajo de las expectativas, fue impulsado por el sector terciario, o de servicios, por encima del industrial que es el otro componente de mayor peso.

Dicho sector fue el componente que originó el avance mostrado el año pasado, ya que la producción industrial observó una fuerte contracción y las actividades agropecuarias presentaron un crecimiento prácticamente nulo.

De acuerdo con cifras que dio a conocer esta mañana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las actividades terciarias registraron un crecimiento de 2.1 por ciento en 2013 frente a 2012, cuando avanzaron 4.5 por ciento, lo que representó su menor desempeño desde 2009 y el segundo más bajo desde 2003.

El sector secundario de la economía, el cual comprende la producción industrial, confirmó las cifras dadas a conocer con anterioridad, de una contracción de 0.7 por ciento anual en 2013, el primer descenso desde 2009 y el segundo peor desde 2001.

Por último, las actividades relacionadas a la agricultura, con una participación en la economía de sólo 3 por ciento, registró un magro avance de 0.3 por ciento en todo el año pasado.

Sobre datos ajustados por estacionalidad, el PIB del país presentó un incremento a tasa trimestral de 0.2 por ciento en el cuarto trimestre de 2013, su segunda peor cifra desde el tercer trimestre de 2012.

Para Alejandro Cervantes, analista de Banorte-Ixe, la debilidad de la actividad económica en el último trimestre del año pasado se explicó por tres factores: la persistente debilidad de la demanda interna, la recesión en el sector de construcción y la débil recuperación del sector manufacturero mexicano.

Cervantes explicó que existen ciertos indicadores económicos que sugieren que la debilidad de la economía mexicana se prolongará durante el primer trimestre del año, entre los que subrayó la confianza de los consumidores, la cual suma cinco meses consecutivos en contracción derivado en parte a los efectos adversos de la reforma fiscal sobre el ingreso disponible.

Una tendencia descendente en la confianza del consumidor por un periodo prologando de tiempo normalmente antecede un ciclo de desaceleración en el consumo, indicó.

Eduardo González, economista de Banamex, consideró que las cifras tienen un sesgo negativo, confirmando un débil desempeño económico a lo largo del año.

Coincidió también en que cifras recientes apuntan a que la debilidad económica se extendió en los primeros meses del 2014, lo cual ha sido inducido en parte por el mal clima en Estados Unidos, que ha limitado el avance de las exportaciones mexicanas.

Pese a lo anterior, indicó que éste es un fenómeno de carácter temporal, y que toda vez que el clima mejore en ese país, las exportaciones mexicanas deben mostrar un sólido repunte, lo cual se sumará al impulso que debe estar proporcionando un mayor gasto público, y por lo cual espera una recuperación evidente del PIB a partir del segundo trimestre de este año.

En este contexto, reiteró su expectativa de un crecimiento del PIB de 3.8 por ciento para todo el 2014.

Isaac Velasco, analista de Grupo Financiero Ve por más, estima un avance moderado para el primer trimestre del presente año, pero con una base de comparación fácil, estadísticamente hablando, lo cual conduciría a un crecimiento cercano a 3 por ciento en el periodo mencionado.

Para 2014, la Secretaría de Hacienda pronostica un crecimiento de 3.9 por ciento, mientras que los especialistas encuestados por Banxico esperan 3.4 por ciento.

Mientras que para 2015 y 2016, Hacienda prevé avances de 4.7 y 4.9 por ciento, respectivamente, y los analistas estiman 4 por ciento para ambos años.

Fuente:http://www.elfinanciero.com.mx/economia/sector-de-servicios-sosten-de-la-economia-en-2013.html

México crece 1.1% en 2013, su peor desempeño en cuatro años

Foto: Staff

La expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del país por debajo de la estimación del Gobierno del 1.3%.

 

Reuters

La economía mexicana registró en el 2013 su menor crecimiento en cuatro años, con una desaceleración en el último trimestre por el pobre desempeño del clave sector industrial, según cifras divulgadas el viernes por el instituto de estadística.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se expandió un 1.1% el año pasado, quedando por debajo de la estimación del Gobierno del 1.3% y en línea con la expectativa de los analistas encuestados por Reuters del 1.12%.

La tasa anual de crecimiento, que se compara con un 3.9% en el 2012, es la menor desde el 2009, cuando la economía mexicana resultó severamente golpeada por la gran crisis financiera mundial que estalló en Estados Unidos.

“El 2013 fue un año para olvidar para la economía mexicana (…) el crecimiento se redujo en todos los sectores clave”, dijo Capital Economics en un reporte a clientes.

En el cuarto trimestre del 2013, el PIB de México se expandió un 0.2% a tasa desestacionalizada, mientras que a tasa interanual creció un 0.7%.

La cifra resultó muy por debajo de la expansión del 0.95% que anotó en el tercer trimestre, según cifras revisadas del instituto de estadísticas INEGI, el mayor avance de la economía mexicana a tasa desestacionalizada en más de un año.

Una encuesta de Reuters entre analistas arrojó un estimado del 0.45% para el crecimiento del cuarto trimestre a tasa desestacionalizada, y del 1.08% para la tasa interanual.

Por componentes, las actividades secundarias, que incluyen al vital sector manufacturero orientado a la exportación, se contrajeron un 0.04% entre octubre y diciembre.

En tanto, las actividades primarias crecieron un 0.22%; mientras que las terciarias, que incluyen al vasto sector de servicios, avanzaron un 0.17%.

Para Benito Berber, economista de Nomura Securities en Nueva York, las cifras de la última parte del año pintan un cuadro en el que la recuperación de la segunda economía de América Latina será un proceso más gradual de lo que se esperaba.

Además destacó que la debilidad observada al inicio de este año en el sector manufacturero de Estados Unidos, clave para las exportaciones locales, anticipa una recuperación mucho menos robusta para México.

“Tenemos un estimado del PIB para 2014 del 4.0% y por supuesto toda esta información le pone mucha presión a la baja a nuestro pronóstico”, dijo Berber.

Un sondeo de Reuters entre analistas apuntó a que la economía mexicana experimentaría un repunte del 3.4% en 2014, mientras que el banco central local espera un rango de expansión entre 3 y 4%.

Fuente:http://www.forbes.com.mx/sites/mexico-crece-1-1-en-2013-su-peor-desempeno-en-cuatro-anos/